Un mundo feliz; Aldous Huxley

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela. Deshumanización. Nihilismo pesimista. Drogas y psicodelia. Felicidad y utopía

  • Enviado por: Chamán
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 19 páginas
publicidad
publicidad

23 de mayo de 2000

  • Título del libro: Un mundo feliz

  • Título original: Brave New World

  • Autor: Aldous Huxley

Índice

1. Describe la “sociedad feliz”


Un mundo feliz

  • Describe la “sociedad feliz”

  • La novela transcurre en el año 632 después de Ford, comenzando la era de esta sociedad en el momento en que se introduce la producción en serie de la compañía automovilística Ford, pues al igual que los automóviles, las personas ahora son producidas en serie. Y para tratar esta producción de personas, el libro comienza en el “Centro de incubación y Condicionamiento de la Central de Londres”, la gran fábrica de seres humanos: los seres humanos ya no son fruto de una relación vivípara, sino que son fecundados en procesos de ingeniería genética, lo que reduce la creación humana a un simple proceso de laboratorio.

    El establecimiento de clases sociales se da por medio de castas, que marcan a las personas como miembros de tal o cual grupo. Las diferentes castas (Alfas, Deltas...) son producidas para ser felices con su predestinación (sobretodo por acción de la hipnopedia) y genéticamente capacitados para desarrollar las tareas que requieren sus respectivos rangos sociales.

    En este mundo se han eliminado todo tipo de fronteras (a excepción de la reserva y las islas, de las que hablaré más adelante) para establecer un solo Estado Mundial que tiene el control total de toda la población, cuyas divisas son “Comunidad, Identidad y Estabilidad”.

    El autor expone que el avance tecnológico es tal que puede servir como instrumento de control político, económico, biológico y social. Nos propone un mundo con ideas comunistas, en las que el individuo no vale absolutamente nada, no hay familia, no hay romanticismo, no hay prohibiciones, no hay enfermedades, no se realizan actos individuales (los cuales carecen de sentido porque “todo el mundo pertenece a todo el mundo”), no hay emociones (pues éstas atentan contra la estabilidad del individuo, la cual es asimismo necesaria para la estabilidad social), no hay dolor...

    Una sociedad en la que todo se reduce a química y números; en la que la religión es la fordiana, la Historia ha sido suprimida; las drogas (soma) son de uso común; UNA SOCIEDAD EN LA QUE TODO EL MUNDO ES FELIZ (necesariamente feliz), pues todos tienen lo que pueden desea. Pero como veremos más adelante, hay varios individuos de esta sociedad (Bernard, Linda...) que no lo son, por lo que “El Mundo feliz”, tiene defectos.

    Todo esto nos lleva a un totalitarismo que proporciona estabilidad en todos los sentidos, pero que al fin y al cabo, se traduce en la pérdida de libertad y creación.

    Analizando un poco la historia que se cuenta en Un Mundo Feliz, hoy día podemos ver que de cierta forma se han dado muchos caminos que nos pueden llevar a este mundo. En la actualidad, estamos muy cerca de la clonación de seres humanos: se han hecho clonaciones animales con excelentes resultados y está en el aire la experimentación con humanos. La forma en que las personas se reproducen uno igual a otro en Un Mundo Feliz es parecida a este procedimiento genético. También la concepción fuera del útero fue lograda hace varios años, y ya han nacido bebés “in vitro”, como los Alfas y Betas de la historia, que se incubaban en envases.

    Por otra parte, el uso del soma por parte de los habitantes de este mundo "feliz" para escaparse de los problemas y evitar las preocupaciones, equivale al uso de las drogas y el alcohol por nuestra sociedad actual (aunque con la diferencia de que nosotros sufrimos consecuencias negativas). Un parecido más, es el tipo de gobierno que encontramos en la novela; es totalitario, al igual que el caso del gobierno cubano actual, que también ejerce este tipo de dominación con los habitantes de la isla, pues pretende darles todo aunque en menor medida, para que ellos estén conformes con la falta de libertad y democracia que sufren, además de que han sido objeto de manipulación para creer que lo padecen es correcto.

    Nadie podía imaginar que todo aquello que nos contaba Aldoux Huxley en su libro y que él situaba como una realidad que podría ser cierta unos seiscientos años después ser escrito, fuera algo que en verdad pudiera ocurrir y en tan poco tiempo. La ficción en algunos casos se ha convertido en realidad.

  • Personajes principales y causas de sus comportamientos

  • Voy a comenzar analizando los motivos que llevan a los protagonistas de la novela a actuar de la manera como lo hacen. Como ya he comentado en la descripción de la sociedad, todos los individuos están condicionados desde que “nacen”, incluso desde antes, por medio de diversos métodos.

    Manipulación genética

    Las personas son manipuladas desde antes de nacer, durante el proceso de “fabricación”. Los embriones son condicionados para estar adaptados al medio en que les tocará vivir en el futuro, de modo que su felicidad dependa de ello. Un ejemplo de la manera de condicionar biológicamente a un individuo viene dado por la siguiente cita:

    “Condicionamiento al calor - explicó Mr.Foster. Túneles calientes se alternaban con túneles fríos. El frío se aliaba a la incomodidad en la forma de intensos rayos X. En el momento de su decantación, los embriones sentían horror por el frío. Estaban predestinados a emigrar a los trópico, a ser mineros, tejedores de seda o metalúrgico. Más adelante enseñarían a sus mentes a apoyar el criterio de su cuerpo.” (p. 31)

    Este párrafo ilustra la manera que empleaban para condicionar biológicamente a los individuos a soportar las altas temperaturas que en un futuro tendrían al desempeñar su trabajo.

    Manipulación mediante el condicionamiento clásico

    Consiste en lo siguiente: un estímulo produce de modo natural una respuesta. Entonces a este estímulo se le asocia otro que de por sí es neutro. Cuando la asociación se consolida, el estímulo neutro adquiere la misma capacidad estimulativa del estímulo natural. Un ejemplo del empleo de esta forma de condicionamiento es el de los niños Delta con las flores y los libros.

    “Libros y ruidos fuertes, flores y descargas eléctricas: en la mente de aquellos niños ambas cosas se hallaban ya fuertemente relacionadas entre sí; y al cabo de doscientas repeticiones de la misma o parecida lección formaría ya una unión indisoluble. Lo que el hombre ha unido la naturaleza no puede separarlo.” (p.37)

    Así, los niños son condicionados para que no les gusten los libros ni la botánica.

    Condicionamiento mediante la hipnopedia

    Cuando los niños crecían un poco más, se comenzaba a introducir en sus vidas otro medio de manipulación psicológica, la hipnopedia. Mientras los críos dormían, les eran inculcadas lecciones básicas de moralidad y otros aspectos. Los mensajes hipnopédicos quedan grabados en las mentes de los individuos, y estos los aceptan como verdades, como explica la siguiente cita:

    “Cien repeticiones tres noches por semana, durante cuatro años- pensó Bernard Marx, que era especialista en hipnopedia- Sesenta y dos mil cuatrocientas repeticiones crean una verdad. ¡Idiotas!”(p.59)

    Este párrafo deja clara la manera en que la hipnopedia manipula a las personas para que piensen de una manera u otra, y acepten como verdades las lecciones recibidas. De esta manera también se les inculca el amor a la vida que les ha tocado vivir, y la aceptación a la suerte de pertenecer a una casta o a otra.

    Este medio de manipulación se realiza mientras los individuos están dormidos, para que así no se den cuenta del control psicológico al que están siendo sometidos. Sus mentes trabajan procesando y almacenando la información recibida por sus órganos auditivos.

    Las personas están controladas también mediante otros métodos como, por ejemplo, el suministro periódico de soma (droga que analizaré más adelante) o mediante la información que reciben (que está perfectamente controlada por los medios de comunicación, a su vez controlados por el estado).

    Pero este condicionamiento puede fallar en ciertas ocasiones, como en algunos personajes en los que haré alusión a las causas que le llevan a tener ese comportamiento. A continuación redacto la descripción de los personajes más importantes señalando sus principales rasgos.

    • El D.I.C: Es el director general del centro de Icubación y Condicionamiento de la central de Londres, un personaje importante en esta sociedad, aunque no lo sea en el transcurso de la historia. Es la ciencia personificada, como lo llaman sus alumnos al comienzo de la obra. Nos encontramos ante una persona alta, más bien delgada, muy erguida y que desempeña un alto cargo, por lo tanto debe de pertenecer a la casta Alfa. Se encuentra perfectamente condicionado, por lo que las causas de su comportamiento son las anteriormente citadas: hipnopedia, manipulación genética...

    • Henry Foster: Aunque ciertamente no sea de los personajes más destacados de la novela, podemos resaltarlo como prototipo Alfa. Viene caracterizado como un joven rubio, coloradote, de ojos azules muy vivos y al que le produce un intenso placer citar cifras. También mantuvo relaciones con Lenina.

    • Fanny Crowne: Al igual que su compañera Lenina pertenece a la casta Beta y trabaja en la Sala de Envasado. El apellido tan solo es una coincidencia, ya que tenían que repartirse 10000 diferentes entre 2000 millones de habitantes. En ciertos momentos de la historia aconseja a su amiga, pero no desarrolla un papel de mucha importancia.

    • Bernard Marx: Lo podemos considerar como el protagonista de la novela. Se trata de un hombre perteneciente a la casta Alfa-más, que trabaja en la Oficina de Psicología (es especialista en hipnopedia). Pero, tiene un físico más parecido a un Delta que a un miembro de su propia clase. Se comenta que alguien cometió un error durante el proceso de envasado; creyó que era un Gamma y puso alcohol en su ración de sucedáneo de la sangre. Como consecuencia el aspecto físico apenas era un poco mejor que el del promedio de Gammas: era ocho centímetros más bajo que el patrón Alfa y proporcionalmente menos corpulento y más feo. Debido a esta circunstancia debía mirar de frente y no de arriba abajo a la cara de los Deltas, y esto le producía humillación, inseguridad de sí mismo y marginación. Posee una mala fama en la sociedad del mundo feliz; tiene la turbadora reputación de hombre solitario, de hombre receloso de participar en los actos sociales... Pero una deficiencia física podía producir un exceso mental y dar lugar a que el individuo pensara “más de la cuenta”, como era su caso. Debido a su marginación y a que se da cuenta de cosas que los demás no percatan, no está del todo de acuerdo con la situación del “mundo feliz”. Entre las discrepancias que tiene con cualquier persona correctamente socializada podemos citar la soledad (le gustaba estar a solas, algo muy mal visto en la sociedad), preferir como entretenimientos charlar y pasear (en vez de los entretenimientos a los que todos estaban condicionados), querer la libertad, preferir ser el mismo con sus propios sentimientos antes que tomar soma...

    • Lenina Crowne: Es el modelo ideal de Beta del mundo feliz. Es enfermera y su trabajo consiste en inmunizar a los fetos de posibles enfermedades futuras. Se trata de una muchacha excepcionalmente hermosa, de ojos púrpuras, cabellos castaños ondulados, y también calificada como neumática. Mantiene diversas relaciones con los hombres, para lo que está condicionada, y entre ellos están Bernard y Henry Foster. Aunque aparece a lo largo de casi toda la novela, tan solo lo hace como el modelo ideal, mediante el cual el autor refleja cual debe de ser el comportamiento de una persona perfectamente condicionada.

    • Helmholtz Watson: Es un ingeniero emocional que escribe prensa. Se trata de un hombre corpulento, de fuerte tórax, espaldas anchas, ágil y flexible. Tenía los cabellos negros y rizados, y los rasgos faciales muy marcados. Su postura era agresiva, imponente; tenía un gran atractivo, y podía ser considerado el prototipo de Alfa-más. Profesor en la Escuela de Ingeniería Emocional (departamento de escritura), en los intervalos de sus actividades académicas ejercía como ingeniero de emociones. Escribía regularmente para el Radio Horario, componía guiones para el Sensorama y, tenía certero instinto para las consignas y las aleluyas hipnopédicas. “Competente” era el veredicto de sus superiores. Un exceso de capacidad mental haía producido en él efectos muy similares a los que en Bernard eran el resultado de un defecto físico. Experimentaba de vez en cuando un sentimiento extraño, el sentimietno de que tenía algo importante que decir y de que estaba capacitado para decirlo; sólo que no sabía qué es.

    • Mustafá Mond: Es una especie de “gobernador”. Desempeña el cargo más alto que podemos encontrar en esta sociedad, el de interventor mundial (tan solo hay diez en todo el Estado, uno por cada región, y Mond lo es de la Europa occcidental). Debido a esta razón, es nombrado como “su fordería” y, por supuesto, lo incluimos en la casta Alfa-más. Es uno de los pocos habitantes del mundo que tiene la posibilidad de leer literatura del mundo antiguo.

    • Linda: Aparece por primera vez en la reserva, pero antes había estado viviendo en la sociedad feliz. Era una Beta, enfermera, perfecta condicionada pero que durante unas vacaciones con el DIC en Malpaís quedó embarazada y sin poder abortar quedó atrapada en ese mundo. Ahora, lejos de poseer el perfecto cuerpo de cualquier civilizado, se ha convertido en una "horrible" anciana, y que además... tiene un hijo, John. Desde el punto de vista de la reserva tiene un comportamiento extraño. Es rubia, muy corpulenta, gorda, sin dos dientes, cara llena de arrugas, mejillas fláccidas con manchas purpúreas, prominencia del estómago y las caderas... Debido a su aspecto es rechazada en su vuelta a la civilización, por lo que decide morir con una sobredosis de soma.

    • John, el salvaje: Es hijo de Linda y del DIC, ambos pertenecientes a la sociedad feliz, pero “nació” en la reserva. Es joven, con cabellos trenzados de color pajizo, ojos azules y piel blanca, aunque bronceada por el sol. A pesar de no ser indio, como el resto de los que vivían en Malpaís, vestía como ellos, pero esto no era suficiente para ocultar su color de piel, causa por la cual nunca había sido aceptado por los habitantes de la reserva. Gozaba de las simpatías de la sociedad, a causa de ser un salvaje que visitaba la sociedad y podía tener ideas extravagantes. Simpatiza mucho con Bernard y con Helmholtz. Su principal afición era la lectura (en especial Shakespeare). Se sintió defraudado por aquel Otro Lugar al que había llegado. Desde su punto de vista no era la civilización el lugar donde todos los deseos se cumplen y donde hay tantas cosas maravillosas y criaturas tan perfectas, por lo que termina por suicidarse.

  • Clases sociales

  • Al analizar la sociedad representada por el libro, nos encontramos con diferentes clases sociales, aunque sería más correcto denominarlas como castas debido a que desde que nacen, incluso desde antes, están predestinados a pertenecer a una determinada y no podrán salir de ella en ningún momento de sus vidas. Las diferencias entre una casta y otra estriban en todos los aspectos. Comenzando por la más alta, los Alfas, y terminando por la más baja, los epsilones, nos encontramos que desciende el nivel de inteligencia, altura, belleza, fuerza, dificultad del trabajo... Pero hay que decir que todos son igual de útiles y se sienten igual de felices, ya que han sido condicionados, mediante los métodos anteriormente citados, tanto a respetar las demás castas como a pensar que la suya es la mejor. En esto consiste la conciencia de clase elemental.

    Antes de ser “desenfrascados” ya han recibido procesos de decantación y predestinación. Según la rapidez con que circula el sucedáneo, los embriones reciben más o menos oxígeno, siendo las castas más bajas las que reciben menos.

    Las diferentes castas que encontramos son Alfa, Beta, Gamma, Delta y épsilon, y en todas ellas puede haber individuos + (ej: Alfa-más) ó - (Delta-menos). A continuación comento algunos aspectos de cada una de las castas.

    • Alfas: Nos encontramos con individuos inteligentes, cuyo papel social consiste en ocupar cargos de dirección en la comunidad y en realizar (la mayoría) las tareas más complejas y que requieren mayor habilidad mental. Ejemplos de individuos Alfas son Bernard Marx (psicólogo), el DIC (director), Helmholtz Watson (ingeniero emocional) y Mustafá Mond (interventor mundial). Todos ellos son Alfa-más. Cada casta tiene un color característico en la ropa y el de los Alfas es el blanco grisáceo.

    • Betas. Es la siguiente casta en el orden social. Estos también cuentan con una inteligencia avanzada, pero menos que la de los Alfas. Su trabajo consiste en hacer tareas complicadas, pero que no requieren tanta agudeza como las de los individuos anteriores. Son Betas Fanny, Lenina y Linda, todas ellas enfermeras. Al igual que los anteriores, son genéticamente variados, debido a que son creados mediante la fecundación in vitro.

    • Gammas. Estos no son muy inteligentes, y su misión es normalmente trabajar en fábricas, hospitales, etc. Son creados mediante el método Bokanovsky (que analizaré más adelante) por lo que no hay mucha variedad genética entre ellos, sino que se dividen en grupos de unos 96 individuos iguales. Su color característico es el verde hoja.

    • Deltas: Se encuentran en cuarto lugar. Son individuos de escasa inteligencia que trabajan en fábricas o como conductores de vehículos y apenas se interesan por ningún asunto. Al pertenecer a una de las castas inferiores no poseen una serie de privilegios como desplazarse en helicóptero (debían hacerlo en trenes monorraíles) Color: caqui.

    • Epsilones: Nos los encontramos en último lugar en la escala social. Humanos estúpidos con inteligencia casi animal y sin capacidad alguna de raciocinio que realizan las tareas más sencillas en la comunidad: servir a las demás castas, subir y bajar ascensores, etc. Una buena cita sobre la condición de los epsilones es la siguiente:

    “El ascensorista era una criatura simiesca, que lucía la túnica negra de un semienano Epsilon-Menos”.

    Los mass-media (medios de comunicación de masas) varía en información, color y nivel de legibilidad según la casta a la que estén destinados. Los tres grandes diarios londinenses eran: El Radio Horario, el periódico de las clases altas (Alfa y Beta), la Gaceta Gamma, verde pálido, y El Espejo Delta, impreso en papel caqui y exclusivamente con palabras de una sola sílaba.

  • ¿Qué se pretende conseguir en esta sociedad? ¿Qué se consigue realmente? Reflexiona sobre esta cuestión.

  • Los objetivos de la sociedad se pueden entresacar fácilmente a lo largo de toda la obra. Pero si esto no basta, en uno de los capítulos finales podemos ver como Mustafá Mond desvela cuales son los cimientos del mundo “feliz”, siendo representativa la siguiente cita:

    “Actualmente el mundo es estable. La gente es feliz; tiene lo que desea y nunca desea lo que no puede obtener. Está a gusto, a salvo; nunca está enferma; no teme la muerte; ignora la pasión y la vejez; no hay padres ni madres que estorben; no hay esposas ni hijos ni amores excesivamente fuertes” (p. 220)

    Aquí vemos de una manera concisa lo que se persigue, que es conseguido en un alto porcentaje (tan solo debemos eliminar los casos como el de Bernard Marx).

    Es muy representativo lo que reza el lema de la sociedad, “Comunidad, Identidad y Estabilidad”, siendo estos los tres valores fundamentales. Pero sobretodo es la estabilidad lo que más buscan, temen por su seguridad. Al ser este el valor más apreciado, todo lo que se hace tiene éste como único fin. Para lograrla más fácilmente, los individuos son creados en serie, en grupos uniformes. El orden social está muy logrado, gracias a que unas castas se someten a otras. Todo el mundo trabaja para todo el mundo, por el bien de la sociedad, como ilustra la siguiente cita:

    “Todo el mundo trabaja para todo el mundo. No podemos prescindir de nadie. Hasta los Epsilones son útiles. No podríamos pasar sin los Epsilones.” (p.69).

    Estas frases hipnopédicas expresan el fin de la división de la sociedad en castas: mantener la estabilidad social. Hay que respetar a las personas “inferiores” porque son “útiles” para la sociedad.

    También se busca la felicidad mundial, pero para ello necesitan pagar un precio que consiste en eliminar cosas de más valor como son la libertad y los sentimientos. Las emociones de esas personas son destruidas y reprimidas. Así se evita el posible sufrimiento al que pueden verse sometidos en caso de que los tuvieran. La vida sin emociones es mucho más fácil y, además, al estado no le conviene que la gente sienta emociones.

    La gente trabaja para la sociedad. La privacidad no existe. Nadie posee nada propio. Todo es de todos, incluso las personas. Es famosa la frase hipnopédica que dice “Todo el mundo pertenece a todo el mundo”.

    Incluso las diversiones son colectivas. Todas las personas tienen los mismos gustos, se divierten de la misma forma, comparten los mismos “hobbies”, etc.

    En una sociedad de masas el individuo no tiene importancia, todos son iguales y no tienen ningún valor como personas. Respecto a este tema cabe citar el siguiente párrafo:

    “El asesino sólo mata al individuo, y, al fin y al cabo, ¿Qué es un individuo? [...] podemos fabricar otro nuevo con la mayor facilidad; tantos como queramos” (p.121).

    Este párrafo ilustra la importancia de la masa frente al individuo, que es tratado como una cosa, como algo perfectamente prescindible, ni mucho menos único e irrepetible.

    En una sociedad de masas, la soledad está poco menos que prohibida, porque un individuo en soledad es capaz de formar pensamientos e ideas propias. De hecho, como hemos podido observar en una cita incluida en el párrafo anterior, las diversiones que implican soledad no existen, porque al estado no le interesa.

    Las relaciones humanas no son íntimas. No se crean lazos afectivos. Las relaciones sexuales son polígamas, ya que todo el mundo pertenece a todo el mundo.

    Pero lo peor es que la sociedad descrita en la novela está cada vez más cerca de la realidad. En cierta manera la nuestra se está convirtiendo en una sociedad de masas. La publicidad nos manipula, las personas famosas y con gran importancia social nos manipulan, los medios de comunicación nos manipulan, la moda nos manipula. La gente tiende a hacer lo que hacen los demás. Por ejemplo, un joven que dedique el fin de semana a leer es considerado como un “bicho raro”. Es más normal salir por ahí de marcha. Esto se puede observar de otra manera: hay locales que se llenan de gente los fines de semana. Cuando algunas personas cambian de preferencias y van a otro lugar, enseguida los primeros acaban quedando vacíos, ya que la gente prefiere ir donde se concentran más personas.

    En nuestra sociedad, las personas que no se ajustan a los estereotipos son rechazadas.

    Volviendo a la sociedad descrita por Huxley, las personas son condicionadas de manera que deben (por obligación) ser felices. Los habitantes del mundo están completamente convencidos de su propia felicidad, pero ese convencimiento no era propio, sino que les había sido impuesto.

    Después de este complejo análisis de la sociedad, podríamos comentar como conclusión que el objetivo que se persigue es conseguir mediante la estabilidad una comunidad perfecta, sin ningún tipo de fallos, y en la que todo el mundo tenga igual importancia. Para ello se necesita controlar todos los aspectos, como ocurre en el libro. Absolutamente todo está controlado con la intención de alcanzar este fin, pero lo único que se consigue es eliminar los sentimientos por lo que nos enfrentamos a una sociedad en la que los individuos, más que personas, son máquinas. Hacen todo porque están condicionado a ello, no porque les guste o no.

  • Política y religión.

  • En esta novela ambos temas son entendidos con un concepto diferente al que tenemos nosotros. No obstante podemos distinguir ambas y caracterizarlas de la siguiente manera:

    En lo referente a la política que se aborda en el libro, podemos comentar que existe un régimen totalitario en el que la opinión del individuo es irrelevante. Es una sociedad en masa en la cual, los hombres no piensan por sí mismos sino que dejan que el estado lo haga por ellos. La cultura es una cultura de masas, transmitida por los medios de comunicación públicos, que manipula a los individuos. Se nos propone un mundo con ideas comunistas, en las que el individuo no tiene ningún valor. A pesar de todo, encontramos ciertas semejanzas, como puede ser que las clases más altas son las que tienen el poder.

    En cuanto a la religión, opinar que no existe tal y como entre nosotros. Los grandes interventores, unas de las pocas personas si condicionar y con capacidad de pensar por sí mismo, explican como para ellos la religión no tiene sentido. Ésta únicamente sirve para compensar las pérdidas, evadirnos de nuestros problemas, consolarnos, dar explicaciones... pero en el mundo feliz todo esto no existe. Si se tiene el menor indicio de malestar se toma un poco de soma y problema resuelto. Las personas no envejecen y por tanto no tienen miedo a la muerte, uno de los principales puntos de acogida de la religión.

    A pesar de todo los Dioses no han sido eliminados sin más, sino que han sido sustituidos por la persona de Ford, a él se lo deben todo en esta sociedad. Ya no dicen “¡Dios mío!” sino “¡Ford mío!” y cosas por el estilo. Se puede decir que tienen una religión denominada fordiana, cuyo símbolo es la T. No se celebran misas pero sí tienen lugar las sesiones de solidaridad, una especie de rituales en la que 12 individuos (el mismo número que los apóstoles) se reúnen y empiezan a invocar a Ford mientras se pasan entre ellos una copa de soma. Se colocan formando una T (imitando la forma de la cruz) y llega el momento en el que, bajo los efectos de esta droga, oyen voces, gritan. El fín de estas sesiones es llegar a la liberación y al momento de máxima unión entre ellos. También destacan máximas religiosas como “Ford, somos 12, haz de nosotros uno solo, como gotas en el rocío social”, “Ven, oh ser más grande, amigo social, a aniquilarnos 12 en 1” o “Deseamos morir, porque cuando morimos nuestra vida más grande apenas ha empezado”. Todas ellas les han sido inculcadas mediante la hipnopedia.

  • Analiza y reflexiona los temas siguientes:

  • Reproducción

    Como ya ha sido comentado anteriormente, en la sociedad descrita por Huxley la reproducción vivípara ha sido erradicada, es más, se extrañan y atemorizan al oír hablar de padre, madre... Los seres son creados y modelados en laboratorio.

    Podemos diferenciar dos modos de reproducción. La primera es la fecundación in vitro, que se aplica únicamente a las castas superiores (Alfa y Beta). De esta manera se obtienen individuos genéticamente variados.

    El segundo modo de reproducción, aplicado al resto de las clases sociales, es mucho más complejo. Consiste en el método bokanovsky. A partir de un óvulo fecundado bokanovskificado (obligado a realizar múltiples divisiones sucesivas) se podían conseguir hasta 96 individuos exactamente iguales. A esos grupos de individuos se les llamaba grupos Bokanovsky.

    Fuera cual fuese el método de “fabricación”, los embriones llegaban a la Sala de Envasado, donde eran embotellados en frascos que emulaban las condiciones de la placenta humana. A continuación pasaban a la Sala de Almacenamiento, lugar en el cuál los embriones ya “creados” se guardaban hasta que se necesitara comenzar a “formarlos”. Una vez comenzaba el proceso de decantación, los embriones eran alimentados mediante un nutritivo sucedáneo de la sangre, más abundante y mejor oxigenado en los miembros de las castas más altas. Los frascos eran colocados en unas estanterías que se desplazaban lentamente a lo largo de un recorrido, durante el cual les suministraban alimentos, vacunas, etc. A lo largo de ese recorrido se les condicionaba, según la casta a la que pertenecieran, a la vida que iban a llevar. Los individuos de las clases inferiores recibían alcohol y otras sustancias que no les permitían desarrollarse con normalidad, para mermar las posibles facultades que pudieran desarrollar los embriones.

    Mediante estos procesos de reproducción, también es controlada la proporción de hombres y mujeres que deben nacer para mantener en equilibrio demográfico,

    Droga

    En esta sociedad nos encontramos ante una droga que podría compararse con las sintéticas que se mueven entre nosotros: el soma. Sirve para conducir químicamente la felicidad. Cuando una persona no se encuentra anímicamente bien, toma soma y enseguida recupera el ánimo perdido. Con esto consiguen hacer desaparecer las sensaciones antes de que aparezcan, y así no tener que reprimirlas. De esta manera vemos como utilizan esta droga como un escape de la realidad por miedo a enfrentarse a ella. Siempre es más fácil huir.

    Están condicionados de manera que si sienten algo, lo más mínimo que les perturbe, toman soma para evitar llegar a tener cualquier tipo de sentimientos. Hay numerosas frases hipnopédicas, que Lenina repite constantemente, acerca del soma:

    “Un gramo a tiempo ahorra nueve”

    “Un solo centímetro cúbico cura diez sentimientos melancólicos”

    “Un gramo es mejor que un terno”

    El efecto que produce esta droga es que te quedas dormido y tienes unas vacaciones mentales, como podemos comprobar en la siguiente cita:

    “Si por desgracia se abriera alguna rendija de tiempo en la sólida sustancia de sus distracciones, siempre queda el soma, medio gramo para una tarde de asueto, un gramo para un fin de semana, dos gramos para un viaje al bello Oriente, tres para una oscura eternidad en la luna.” (p.94)

    El soma parece ser la droga perfecta, ya que aventaja al alcohol o cualquier otra en que no produce resaca ni afecta al cerebro. También tiene ventajas sobre el cristianismo: no es necesario morir para pasar a una vida mejor, no produce remordimientos, no hace falta plantearse cuestiones de tipo moral...

    “El retorno a la civilización fue para Linda el retorno al soma, la posibilidad de dormir en cama y tomarse vacaciones tras vacaciones, sin tener que volver de ellas con jaqueca o vómitos, sin tener que sentirse como se sentía siempre después de tomar peyolt. [...] El soma no gastaba tales jugarretas. Las vacaciones que proporcionaba eran perfectas, y si a la mañana siguiente resultaba desagradable, sólo era por comparación con el gozo de la víspera.” (p.160)

    Esta droga también es utilizada para llegar a la muerte, como es el caso de Linda:

    “La solución era fácil: perpetuar aquellas vacaciones.” [...] - esta dosis acabará con ella en un mes o dos, confió el doctor a Bernard” (p. 160)

    En la reserva para salvajes no existía el soma, pero tenían otras drogas. Se trata de el mescal (líquido de la calabaza) y el peyolt. Podría decirse que son de “menos calidad”, ya que te podían producir mareos, dejarte resaca... consecuencias similares a las drogas actuales.

    Ocio

    Tienen diversas actividades recreativas, como son el golf de obstáculos, viajar, el sensorama (un cine virtual), fiestas, la pelota centrífuga... Pero, una vez más, nos encontramos ante lo mismo; realizan estas actividades no por deseo propio sino por condicionamiento, ni siquiera pueden decidir por ellos mismos su modo de diversión.

    Como podemos ver en la siguiente cita, los juegos que existían en la “antigüedad” estaban muy mal vistos:

    “Resulta curioso considerar que hasta en los tiempos de nuestro Ford la mayoría de los juegos se practicaban sin más aparatos que una o dos pelotas, unos pocos palos y aveces una red. Imaginen la locura que representa permitir que la gente se entregue a juegos sofisticados que en nada aumentan el consumo, pura locura.” (p. 46)

    Para ellos, no existía la diversión. Ninguno de estos juegos eran divertidos, únicamente los realizaban por el mismo motivo que nosotros recogemos nuestra habitación, tiramos la basura o hacemos cualquier otra cosa carente de entretenimiento. Simplemente porque estamos acostumbrados o porque tenemos que hacerlo sin más.

    Sexualidad

    Sobre este tema se tiene un concepto que difiere del nuestro. Opinan que es algo muy normal, es más, desde que los niños tienen poca edad son orientados hacia la promiscuidad. Debían practicar juegos eróticos y si alguien se mostraba reacio a ellos intentaban resocializarlo. Por este motivo, veían como algo anormal la sexualidad llevada acabo hasta antes de los tiempos de Ford.

    Si alguien mantenía una relación durante mucho tiempo con una misma persona, era mirado con malos ojos por el resto de individuos. Además, no existían relaciones sentimentales, únicamente sexuales.

    Libertad

    Es totalmente absurdo poder hablar de este término dentro de la sociedad feliz. La libertad es algo que no conocen los habitantes de nuestro libro, pero tampoco se sienten como esclavos. Como ya se ha dicho en preguntas anteriores, al estar condicionados absolutamente en todos los aspectos de la vida, carecen totalmente de libertad. No tienen posibilidad de elección en nada: no pueden escoger el trabajo en el que van a estar durante su vida

    Aunque mirándolo bien, esto puede parecer un poco exagerado. Sí que podían elegir algunos aspectos, como por ejemplo ir al sensorama o a una fiesta, pero lo que vengo a referir es que tan solo tenían libertad en ciertos casos en los que el Estado no consideraba peligroso que los ciudadanos ejercieran su propia decisión, ya que cualquiera que fuese su elección ésta iba a contribuir para el bien de la comunidad o por lo menos no iba a afectar negativamente.

  • Compara las dos sociedades descritas por Huxley

  • La caracterización de la sociedad feliz pienso que ya está más que hecha. En contraste, hallamos otro mundo, alejado de la civilización, la Reserva para Salvajes, un lugar donde por fantástico que parezca los niños todavía nacen, los individuos viven en familia, enferman, envejecen... Se extiende a lo largo de Nuevo México en quinientos sesenta mil kilómetros cuadrados divididos en cuatro subreservas. Cada una de ellas se encuentra custodiada por una extensa red de cables de alta tensión alimentada con corriente procedente de la central hidroeléctrica del Gran Cañón. Más de cinco mil kilómetros de valla a sesenta mil voltios, cuya misión es impedir la fuga de los nativos del lugar al mundo civilizado. Al contrario que en la sociedad feliz, donde se sabe que viven 2000 millones de habitantes (pues este número está controlado), en Malpaís (así es denominada la reserva) no se sabe cuanta gente vive, tan solo se puede suponer que hay unos sesenta mil indios y mestizos. Vistos desde el mundo feliz, estos individuos son absolutamente salvajes y son contemplados como si se tratara de animales de zoo. Califican como repugnantes los hábitos y costumbres que conservan, tales como el matrimonio, el cristianismo...

    En la siguiente cita podemos observar el concepto que, en boca de un portero Alfa-menos de la reserva, tienen en el mundo feliz sobre ésta:

    “Siguen manteniendo monstruosas supersticiones como el cristianismo, los totemismos y la adoración de los antepasados; lenguas muertas, como el zuñi, el español y el atabascano... pumas, puerco espines y otros animales feroces... enfermedades infecciosas... sacerdotes... lagartos venenosos.” (p. 114)

    Una de los principales puntos de comparación es la manera de reproducción. Aquí en la reserva los niños siguen naciendo a partir de relaciones vivíparas, tienen padres, familias... cosas que en la sociedad feliz han sido reducidas a un simple proceso de laboratorio.

    Otra diferencia que encontramos es la forma de vestir. Mientras en la sociedad feliz todos van con ropa nueva (el consumismo les hacía no remendar ninguna prenda), caracterizada la de cada casta por un color diferente, en la reserva van desnudos desde el cuello hasta el ombligo, con sus cuerpos morenos pintados con líneas blancas y sus cuerpos cubiertos con arebestos escarlata, ocre y negro.

    Las desigualdades son numerosas, como por ejemplo el proceso de envejecimiento, que ha sido eliminado en la sociedad feliz consiguiendo que se mantenga el aspecto de los 30 años, mientras que en la reserva las personas envejecen de forma natural. También difieren en la higiene y la limpieza, en las viviendas (edificios en una y chabolas en otra), tipos de droga (soma - mescal y peyolt), medios de transportes (muy avanzados - no existen)...

    Pero lo principal es que en la reserva siguen conservando los sentimientos, ya que no están condicionados y pueden actuar tal y como son, de manera totalmente libre. El autor intenta reflejar en la reserva una sociedad similar a la nuestra, sin tantos lujos ni comodidades, en la que priman las personas y no su función social o su utilidad. Todo esto teniendo en cuenta que el libro fue escrito a principios de siglo, pero que en la actualidad cada vez estamos tendiendo más a una sociedad como la del mundo feliz, en la que los valores humanos están siendo sustituidos por los valores útiles y prácticos.

    Aunque a primera vista, la reserva pueda parecer un lugar mucho peor que el mundo feliz, esto es totalmente incierto desde mi punto de vista. Es verdad que los hombres “felices” gozan de muchas más comodidades, tenían actividades apetecibles como el sensorama, había mucha más limpieza, a la hora de desplazarse poseían vehículos muy modernos... pero esto no es nada en comparación con lo que realmente vale en esta vida: la libertad (tanto de pensamiento como en cuestiones de elección) y los sentimientos (alegría ante tener hijos o conseguir tu meta en el trabajo, tristeza por que algo vaya mal...).


  • Avances técnicos

  • Primero hay que decir que esta pregunta se puede analizar desde dos perspectivas: desde la situación actual o desde los avances que existían cuando se escribió el libro. Viéndolo hoy día mucho de lo que Huxley escribió prediciendo que se iba a convertir en verdad dentro unos 600 años, ha ocurrido mucho antes. El ejemplo más claro es el de la genética, que como todos sabemos se está acercando cada vez más a la creación de clones humanos, habiéndose realizado con anterioridad fecundaciones in-vitro como las de la novela.

    Refiriéndome a otros aspectos, podemos ver como también están cada vez más cerca de hacerse realidad. Por ejemplo, el sensorama podría identificarse con la realidad virtual que, aunque no percatemos nada por el sentido del tacto y esto sí veo difícil que ocurra, cada vez se va perfeccionando más y no creo que al escribirse la novela existiera el mínimo indicio de esta técnica visual. Respecto a los medios comunicación, aunque no se adapten a diferentes niveles, sí podemos notar como unos dan la información adaptada a la situación y a las tendencias (generalmente políticas) del periódico o canal televisivo: intentan hacernos creer cosas que no son realmente ciertas. Los medios de transporte, aunque todavía no sean tan potentes como los del libro, si son cada vez más perfectos y veloces, por lo que también llegará el autor a acertar en su predicción.

  • ¿Es posible y deseable la realización de esta “utopía”?

  • Al reflexionar detenidamente sobre esta sociedad, también encontramos podemos encontrarnos en dos situaciones diferentes. Si nos ponemos en el caso de una persona correctamente condicionada, como puede ser Henry Foster, este parece ser uno de los mejores mundos deseables. Nunca quieres nada que no tengas, siempre estás ocupado realizando diversas actividades o trabajando, no tienes problemas a la hora de tener relaciones con cualquier mujer, no tienes preocupaciones, no te encuentras solo... y si alguna vez falla cualquier cosa, puedes tomarte un poco de soma, que además de proporcionarte un tiempo agradable no te va a dejar resaca. Se puede decir que ninguno se entera de lo que pasa a su alrededor y, si alguno lo hace, es confinado a una isla para toda su vida. Cada cual se siente como si fuera el mejor, como si su trabajo fuera el mejor y su casta también, pero nadie se para a pensar que ese sentimiento de superioridad les viene dado por la hipnopedia.

    Pero si lo miramos desde fuera, como puede ser el caso del salvaje, la cosa cambia bastante. Los individuos de la sociedad son esclavos de su sistema político. No pueden decidir nada, ya que han sido condicionados para ello, y si se diera el caso no sabrían qué hacer. La ciencia, uno de los pilares fundamentales de la humanidad, tan solo existe para los “peces gordos”. Si tú tuvieras que vivir en este mundo, habiendo antes estado en uno mejor (como, desde mi parecer, puede ser la reserva) te volverías loco: sin libros, ni romanticismo, sin tener ningún tipo de metas en esta vida que te motive y te hagan seguir luchando... No creo que nos sirviera de mucho ser tan avanzados y magníficos en algunos aspectos y tan desdichados y retrasados en otros más importantes. Una felicidad conducida por las drogas es una felicidad imbécil. Una felicidad que no busca valores, sino la satisfacción momentánea, una felicidad que no aumenta las capacidades ni desarrolla a nadie como persona, y creo que esto no le hace gracia ni le gusta a nadie.

    A parte de todo lo que acabo de escribir, pienso que no hay mucho más, que no se me escapa nada que no esté aquí o en preguntas anteriores. Por eso finalizo, porque no puedo extenderme más sin repetir cosas ya dichas.

    Respecto a las consecuencias que tendría si se realizase, creo que éstas serían tremendamente horribles. Primero, resultaría muy difícil conseguirlo sin que hubiera numerosos conflictos, aunque parece que esto, aunque veo difícil que un día llegue a ser realidad, está cada vez más cerca. Y segundo, no me gustaría que me tocase a mí vivir esta deshonra.

    En lo referente a ¿por qué se considera como una anti-utopía?, pienso que es porque Huxley escribió su libro de una manera irónica, que en ningún momento lo hizo pensando en que estos fueran ni el sistema político ni la sociedad ideales. La novela es una anti-utopía porque en ella una autoridad (el gobierno en este caso) tiene el control total, y el consentimiento de los ciudadanos es irrelevante."

  • Describe e inventa tu propia utopía o sociedad feliz

  • No tengo demasiado claro cómo sería mi sociedad feliz, en parte porque nunca me he detenido a pensarlo y en parte porque, por mucho empeño que pusiera, nunca sería posible realizar mi sueño. De todas formas hay algunas cosas que sí se como desearía que no fuesen. En mi propio mundo no existiría algo que en este se está convirtiendo cada vez en algo más común: la hipocresía. No pienso que este sea un buen camino para conseguir nada, por lo que eliminaría a cualquier persona que sea falsa. Tampoco existiría la discriminación, por causas racistas, de físico, nacionalidad o cualquier otro motivo.

    Yo estoy a favor en muchos aspectos de la ciencia y la tecnología, por lo que sí vería conveniente muchos de los avances que ya aparecen en la sociedad feliz. Me refiero a los medios de transporte (los más seguros y veloces imaginables), actividades como el sensorama (que tuvieran la máxima calidad y perceptibilidad posible pero que recuperaran el gran valor del cine, que cada vez está más sustituido por las escenas morbosas que obtienen audiencia, perdiéndose el argumento).

    El sistema político no llegaría a ser comunista pero sí se parecería bastante. Todo el mundo tendría la posibilidad de ejercer sus derechos, siendo la gente más humilde, amable y caritativa. No habría distinciones demasiado bruscas en cuanto a escalas sociales se refiere. En cuestiones de higiene y otros aspectos importantes como las enfermedades, las asistencias en casos de apuros... habría un mayor control.

    Tampoco habría envidia, celos ni cosas por el estilo. En mi sociedad todo el mundo sería feliz, pero no por condicionamiento sino por tener la libertad de ejercer sus pensamientos y realizar cosas sin que por ello seas recriminado por el resto y mirado como un bicho raro.

    Pienso que para no haber reflexionado nunca tan detenidamente sobre estos aspectos ya es bastante, más que nada porque no sé que más desear. Lo que sí tengo seguro es que viviríamos en un “mundo feliz” pero debido a que cada uno estaría contento consigo mismo y con su situación.

    Un mundo feliz Pag. 19