UE (Unión Europea)

Historia universal. Tratado de Roma. Instituciones. Moneda común. Políticas comunes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

¿CÓMO SE CREÓ?

Después de la Segunda Guerra Mundial, Europa perdió su hegemonía, pues surgieron dos nuevas potencias: EE.UU. y la Unión Soviética. En consecuencia, los estados europeos intensificaron su diálogo y cooperación: crearon la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. Los principales artífices de esta unión fueron Schumman y Mannet. Los países componentes: Francia, República Federal Alemana, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Sus objetivos: asegurar la paz, unificar la economía creando un mercado interior sin fronteras, conseguir la unidad política y fomentar la cohesión social.

Más tarde se firma el tratado de Roma (1957), que dio lugar a la Comunidad Económica Europea y a la Comunidad Europea de la Energía Atómica. Las finalidades de la primera eran: suprimir las barreras aduaneras entre los estados, adoptar políticas económicas comunes, aceptar ayudas para los sectores agrícola y pesquero y defender el medio ambiente. La Comunidad Económica Europea sufrió tres ampliaciones: una en 1973 a la que se incorporaron Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, otra en 1981 a la que se incorporó Grecia y una última en 1986 a la que se incorporaron España y Portugal.

Después de la última ampliación se firmó el Acta Única, cuyos principales puntos son: fortalecimiento del sistema de cooperación política europea, creación de un mercado único y mejora de las estructuras de decisión de la Comunidad Europea. Después de Acta Única, en 1992, se firma el Tratado de Maastricht, que añade: unión económica y monetaria, establecimiento de una política exterior y de seguridad común y establecimiento de mecanismos de cooperación.

Más tarde, en 1994, se celebran las elecciones del Parlamento Europeo. En 1995 sucede la cuarta ampliación, en la que se incorporan Austria, Finlandia y Suecia creando nuestra Europa: la Europa de los Quince.

INSTITUCIONES

Las instituciones tienen la responsabilidad de desarrollar, dirigir y garantizar la línea política de la Unión Europea. Son:

  • La comisión europea. Tiene su sede en Bruselas y es el órgano ejecutivo de la Unión. Sus componentes son: el presidente (nombrado por los gobiernos de los Estados miembros) y unos comisarios designados por el Consejo de la Unión. Sus funciones son: supervisar el correcto cumplimiento de tratados y leyes, elaborar las leyes, administrar el presupuesto y ser representantes en organizaciones internacionales.

  • El Consejo de la Unión. Tiene su sede en Bruselas, y se compone del ministro de exteriores de cada país. Las funciones son: modificación y aprobación de leyes y tratados y coordinar la acción conjunta entre gobiernos según lo establecido en el Tratado de la Unión.

  • El Consejo Europeo. Es un órgano consultivo sin carácter institucional. Está formado por los jefes de Estado y tratan grandes temas de la Comunidad.

  • Parlamento Europeo. Tiene su sede en Estrasburgo y lo componen 626 eurodiputados elegidos por sufragio universal directo. Es el órgano de liberación y control. Sus funciones son: emitir su opinión sobre las propuestas y supervisar la Comisión Europea.

  • Tribunal de Justicia. Tiene su sede en Luxemburgo. Está formado por 15 jueces designados por los estados miembros. Sus funciones son: el ordenamiento jurídico y controlar la legalidad de las actuaciones que realizan los órganos.

  • Tribunal de Cuentas. Está en Luxemburgo. Se compone de doce miembros nombrados por el Consejo de la Unión. Han de controlar el gasto institucional.

  • Los Comités. Son asambleas de carácter consultivo, cuya función es asesorar a las instituciones. Su sede está en Bruselas, y los más importantes son: el Comité Económico Social y el Comité de las Regiones.

LA ECONOMÍA

Su producto interior bruto es superior al de EE.UU., y también es superior al de Japón; pero su renta per cápita es inferior a la de éstos. Además, en la Unión Europea existen desigualdades: hay unos países que son más pobres que otros.

Las divisiones regionales que la Unión establece son llamados NUTS, y hay de tres niveles: el I que diferencia las características culturales e históricas; el II que diferencia las divisiones regionales; y el III que diferencia subdivisiones regionales. La política regional (a partir de los NUTS de nivel II) tiene los siguientes objetivos: fomentar el desarrollo de las regiones más pobres, luchar contra el desempleo y promover la incorporación de los jóvenes a la vida activa. El instrumento para llevar a cabo esta política son los Fondos Estructurales y los Fondos de Cohesión.

POLÍTICAS COMUNES

Son acciones conjuntas llevadas a cabo por algunos países miembros de la Unión para conseguir mejores resultados en diferentes campos. Son:

  • Política agraria común. Su objetivo es aumentar la productividad agrícola y mejorar el nivel de vida del agricultor. Para financiar esta política se utiliza el Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrícola.

  • Política industrial común. Pretende mejorar las técnicas de producción industrial y ayudar a pequeñas y medianas empresas industriales.

  • Política medioambiental común. Su objetivo es conservar la naturaleza y cuidarla, así como la salud de las personas. Para ello se llevan a cabo programas de acción medioambiental.

  • Política común de protección de los consumidores. El objetivo es proteger y defender al consumidor.

SISITEMA MONETARIO Y UNIÓN MONETARIA

En 1979 se creó el Sistema Monetario Europeo y también una unidad de cuenta monetaria, el ECU, que es una cesta de monedas de los países de la Unión.

Después de una serie de fases, se creó in mercado único con una única moneda: el euro, que se convierte en la moneda corriente en muchos de los países miembros entre 1999 y 2002.

ESPAÑA EN LA UNIÓN

Firmó en 1985 el Tratado de Adhesión para unirse a la Unión Europea.

Para poder tener como moneda única el euro, España tuvo que pasar unos criterios de convergencia (mejorar la competitividad de las industrias; contener la inflación, el déficit público y la deuda pública; estabilizar la moneda; y mantener bajas las tasas de interés).

La entrada den la Unión ha sido positiva en muchos aspectos, y puede beneficiarse de las subvenciones. Los benéficos han sido: mejora de la inversión, vigencia de tipos de interés más bajos, mayor confianza en los mercados y reducción de costes de transacción.

En definitiva, es buena nuestra entrada a la Unión en muchos aspectos, pero para poder disfrutar de sus beneficios tenemos que hacer un pequeño esfuerzo (como es el caso del cambio de unidad monetaria).

3