Tristana; Benito Pérez Galdós

Literatura española contemporánea siglo XIX y XX. Narrativa y novela dramática. Naturalismo y Realismo. Amor. Decepción

  • Enviado por: Ana Granados Venegas
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

  • FICHA BIBLIOGRÁFICA

  • Autor: Benito Pérez Galdós.

    Título: Tristana.

    Editorial: Alianza.

    Año y lugar de la edición que usamos: Decimonovena reimpresión, 1997.Madrid.

  • ARGUMENTO

  • La historia comienza cuando Tristana, al morir su madre, se va a vivir con un amigo del padre, don Lope Garrido. Éste, que es un mujeriego, se enamora de ella, haciéndole la vida imposible. Al principio ella cree que don Lope la trata con un amor paternal, pero poco a poco se da cuenta de que él no quiere ser sólo como si fuera su padre sino que la considera una más de sus conquistas.

    Una mañana de domingo, Tristana y Saturna, la criada de don Lope, fueron a ver al hijo de Saturna. Pero Tristana no sólo vio al niño y a sus compañeros de orfanato, también vio a un caballero muy apuesto del que se enamoró. Él también se fijó en ella. A partir de ahí, ni Tristana podía dejar de pensar en Horacio, que así se llamaba el caballero, ni él podía dejar de pensar en ella. Una tarde en la que Tristana salió con Saturna a dar un paseo, Horacio se le acercó para hablarle. No se sabe lo que se dijeron, pero lo que pasó es que empezaron a verse todas las tardes.

    Un día don Lope le llamó la atención a Tristana diciéndole que salía mucho. Ésta dejó de salir durante una temporada. Los enamorados no dejaron de tener noticias el uno del otro, ya que Saturna era la que le daba las cartas a Horacio de parte de Tristana y viceversa. Hasta que un día llegó lo que tenía que llegar, Tristana se hartó de las órdenes de don Lope y decidió salir todas las tardes para ver a su amado en su estudio, Horacio era pintor.

    Al llegar el invierno la tía de Horacio, con la que éste vivía, se puso enferma debido al clima de Madrid. Horacio se vio obligado a irse junto a su tía a la casa que tenían en la costa, ya que allí las temperaturas eran más suaves.

    Tuvieron que empezar a enviarse cartas de nuevo, llegaron a enviarse una diaria. Las cartas empezaron a espaciarse cuando Tristana empezó con los dolores en la pierna. Según ella eran cada día más agudos. El doctor al principio no le veía la menor importancia, hasta que el dolor fue cada vez más fuerte y no había otra solución que amputarle la pierna.

    Después de la operación, Horacio volvió para verla, pero ya no se querían como antes. Ella había idealizado a Horacio de una manera que cuando lo volvió a ver ya no le gustaba tanto la manera de ser que tenía. Lo mismo le pasó a Horacio. Al principio la visitaba diariamente y con el permiso de don Lope, pero finalmente terminó casándose con otra.

    Tristana a raíz de todo lo sucedido perdió su personalidad tan liberal que tenía. Empezó a ir a la iglesia a todas horas. El patrimonio y las rentas de don Lope, como consecuencia de la enfermedad de Tristana y del interés que el anciano caballero ponía en satisfacer todos los gustos y caprichos de la muchacha disminuyeron hasta quedar tan reducidos que tenían auténticas necesidades.

    Unas primas de don Lope, muy religiosas, solteronas y que disfrutaban de una buena posición económica le ofrecieron a éste a través de su sobrino sacarle de la miseria cediéndole unas propiedades a cambio de que se casara con Tristana y regulara de este modo su situación.

    Don Lope accedió y Tristana, aunque siempre había estado en contra del matrimonio, terminó casándose y viviendo con comodidad y con la vida resuelta porque se convertía en la heredera de don Lope.

  • PERSONAJES

  • Protagonista:

    Tristana: huérfana de padres. Al morir estos se fue a vivir con don Lope, amigo de su padre. Joven, guapa, esbelta, blanca de cara, ojos negros, cabello castaño, siempre recogido, labios muy rojos y gruesos.

    Personajes principales:

    Don Lope Garrido: En realidad se llamaba don Juan López Garrido. Siempre tuvo a muchas mujeres detrás de sí. Esbelto, nariz de caballete, despejada frente, ojos vivísimos, bigote entrecano y la perilla corta, tiesa y provocativa. Vestía con mucho esmero, chistera siempre bien planchada, buena capa en invierno, siempre guantes oscuros y elegante bastón en verano.

    Horacio Díaz: Pintor, hijo de padre español y madre austriaca. Nació en un barco frente a la costa italiana. Al morir sus padres se fue a vivir con su abuelo paterno a Alicante, dueño de una droguería. Cuando él murió se fue a Madrid, que es donde tenia su estudio y la casa de su tía en la que dormía.

    Saturna: Era la criada de don Lope. Alta y delgada, de ojos negros, un poco hombruna, vestía de luto riguroso debido a su viudez reciente. Tenía un hijo en el orfanato al que iba a ver todos los domingos.

    Personajes secundarios:

    Doctor Augusto Miquis: es el doctor que operó a Tristana. Es joven y agradable.

    Señoras de Garrido Godoy: primas de don Lope que le cedieron unas propiedades al casarse con Tristana. Procedentes de Jaén.

    Tía de Horacio: mujer muy delicada de salud.

    Don Primitivo Acuña, arcediano de Baeza: sobrino de don Lope, muy preocupado por la salud espiritual de su tío.

  • TIEMPO

  • En el relato transcurren alrededor de once años. Desde que Tristana tenía diecinueve años hasta los treinta y tantos.

    El relato se desarrolla a finales del siglo XIX principios del XX.

    No se trata de una narración lineal, sino que hay saltos temporales.

    Hay partes del libro en las que el desarrollo es lento, mientras que hay otras, como al final, en las que es bastante rápido.

  • ESPACIO

  • El relato se desarrolla mayoritariamente en un bloque de pisos del populoso barrio de Chamberí ( Madrid). Don Lope vivía en el cuarto. Este bloque tenía un estrecho patio interior. El piso constaba de: tres dormitorios, una para Saturna, otro para Tristana y el último para don Lope; la cocina, en la que se encontraban normalmente Saturna y Tristana; un comedor; una salita y el aseo.

    También transcurre en el estudio de Horacio. Un cuarto muy grande con unos ventanales enormes al fondo. Las paredes pintadas de rojo y cubiertas de cuadros. El estudio repleto de caballetes, pinturas, lienzos, pinceles,...

    Finalmente en la nueva casa que gracias a sus primas, don Lope pudo alquilar al casarse con Tristana. Una casa con un gran jardín, un huerto y muchos árboles, además de gallinas y gallos.

    Pueblo costero donde pasaban el invierno Horacio y su tía.

  • LENGUAJE

  • En este caso el narrador escribe en 3º persona, es decir, no participa de la historia.

    Hay un predominio de la acción narrativa. Por tanto domina la narración.

  • LOCALIZACIÓN

  • Nació en Las Palmas (Islas Canarias) el 10 de mayo de 1843, el décimo hijo de un coronel del Ejército. Fue un niño reservado, interesado por la pintura, la música y los libros. La llegada a Las Palmas de una prima le trastornó emocionalmente y sus padres decidieron que fuera a Madrid a estudiar Derecho, en 1862. En esta ciudad entra en contacto con el krausismo por medio de Francisco Giner de los Ríos, el cual le anima a escribir y le presenta en la redacción de algunas revistas.

    En 1868 viaja a París y descubre a los grandes novelistas franceses. A su regreso traduce a Dickens, escribe teatro y, por fin, en 1870 se decide a publicar su primera novela, La Fontana de oro, con el dinero que le da una tía, ya que en esa época las novelas o se publicaban por entregas en publicaciones periódicas, revistas y periódicos, o corrían a costa del autor; la obra era todavía romántica pero en ella ya empezaban a verse sus ideas radicales que aflorarán en el decenio siguiente. En estos años comienza a escribir los Episodios nacionales, en la década de 1880, su época de máxima creación. A pesar de la oposición ultracatólica que no le perdonó haber escrito Doña Perfecta (1876), un panfleto anticlerical, fue elegido miembro de la Real Academia Española. El paso de los años le daban brío y en 1892 se entregó a la reforma del teatro nacional. El estreno de Electra (1901) supuso un acontecimiento nacional. En 1907 volvió al Congreso, como republicano, y en 1909 con Pablo Iglesias, fue jefe titular de la “conjunción republicano-socialista”. Su izquierdismo fue el causante de que no se le otorgara el Premio Nobel. El 4 de enero de 1920 murió ciego y pobre en Madrid, su ciudad de adopción.

    Obras más importantes:

    • La fontana de oro (1870)

    • Trafalgar (1873)

    • La corte de carlos IV (1873)

    • Doña Perfecta (1876)

    • La desheredada (1881)

    • Fortunata y Jacinta (1886-87)

    • Miau (1888)

    • El abuelo (1897)

  • VOCABULARIO

  • Solariega: relativo al solar de antigüedad y nobleza.

    Ociosa: desocupado, exento de obligaciones.

    Gabela: tributo, impuesto.

    Frugal: parco en comer y en beber.

    Redimir: comprar de nuevo una cosa que se había poseído.

    Nimio: minucioso, escrupuloso.

    Énfasis: fuerza de expresión o de entonación con que se quiere realzar la importancia de lo que se dice.

    Magín: imaginación

    Derogación: disminución, deterioración.

    Deplorar: sentir viva y profundamente algo.

    Docilidad: calidad de obediente.

    Dúctil: de blanda condición.

    Meditabunda: que medita o reflexiona en silencio.

    Jovial: alegre, festivo, apacible.

    Bargueño: mueble de madera con muchos cajoncitos y gavetas.

    Panoplia: armadura completa o con todas las piezas.

    Semítico: familia de lenguas del tronco caminosemítico.

    Conceptuar: formar concepto o juicio de una persona o algo.

    Reacuñar: resellar una moneda.

    Deleite: placer del ánimo, de los sentidos.

    Horrendo: que causa horror.

    Añoso: de muchos años.

    Lozanía: vigor, robustez, gallardia en los hombres.

    Austero: que obra o vive con rigidez y severidad.

    Arrullo: canto grave y monótono de las palomas y tórtolas.

    Prosaico: vulgar.

    Idolatría: culto, amor excesivo a una persona o cosa.

    Atenuante: circunstancia.

    Albricias: regalo que se da al primero que trae una buena noticia.

    Luxación: dislocación de un hueso.

    Malegrar: alegrarse de que a alguien le suceda un mal.

    Urgir: instar una cosa a su propia ejecución.

    9. OPINIÓN PERSONAL

    El libro me ha gustado en general. Había algunas partes en que se hacía muy aburrido, como por ejemplo a partir de cuando empiezan Tristana y Horacio a escribirse cartas.

    Tristana, en el libro, tiene una personalidad demasiado liberal para esa época. Pienso que eso de no querer casarse en el siglo XIX, pero sí vivir juntos no podía ser muy bien visto por la gente de la época. Pero ella poco a poco, tras la amputación de la pierna, va perdiendo toda su personalidad y se deja manipular por don Lope, hasta tal punto que se casa con él, cuando no podía aguantarlo. Ahora don Lope fue el que no la abandonó en ningún momento y le dio todo lo que necesitaba. Fue el único que al final debió de quererla de verdad.

    Horacio se casó con otra mujer, que seguramente sabía hacer todas las labores de la casa y por supuesto tenía las dos piernas. Si tanto quiso a Tristana, al menos debía haberle dicho lo que sentía cuando se enteró de que le cortaron la pierna.

    ÍNDICE

  • FICHA BIBLIOGRÁFICA.

  • ARGUMENTO.

  • PERSONAJES.

  • TIEMPO.

  • ESPACIO.

  • LENGUAJE.

  • LOCALIZACIÓN.

  • VOCABULARIO.

  • OPINIÓN PERSONAL.

  • TRISTANA

    DE

    BENITO

    PÉREZ GALDÓS

    ANA GRANADOS VENEGAS

    4º ESO -A-