Trastornos sexuales

Sexualidad. Heterosexualidad. Homosexualidad. Variantes o parafilias. Disfunciones. Promiscuidad. Religiones. Anticonceptivos

  • Enviado por: Aida
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 42 páginas
publicidad
cursos destacados
Análisis de Series
Análisis de Series
En el curso aprenderás como analizar la convergencia o la divergencia de una serie. También...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Ejercicios Resueltos Cálculo Integral
Serie de ejercicios resueltos de Cálculo Integral Este curso va ligado al curso actual de Cálculo...
Ver más información

publicidad

INDICE

1_ Puntos de vista de la sexualidad....................................Pág 3

1.1.Judaísmo

1.2.Cristianismo

1.3.Protestantismo

1.4.Otras religiones

2_ Conductas sexuales normales o adaptadas...................Pág 9

2.1.Heterosexualidad

2.2.Homosexualidad

2.3.Bisexualidad

2.4.Masturbación

2.4.1.Tipos de masturbación

2.4.2.Masturbación femenina

2.4.3.Masturbación masculina

2.4.4.Masturbación mutua

3_ Variantes sexuales o parafilias......................................Pág 18

3.1.Fetichismo

3.2.Fetichismo travestista

3.3.Pedofilia

3.4.Exhibicionismo

3.5.Voyeurismo

3.6.Masoquismo sexual

3.7.Sadismo sexual

3.8.Tratamiento

4_ Ofensas sexuales............................................................Pág 25

5_ Disfunciones sexuales...................................................Pág 27

5.1.Disfunciones sexuales femeninas

5.2.Disfunciones sexuales masculinas

6_ Promiscuidad y medidas anticonceptivas.....................Pág 36

7_ Bibliografía....................................................................Pág 40

Se quiere reflejar en este texto la variación de visión que presentan los distintos individuos de la sociedad con respecto a algo tan cotidiano como el sexo. Lo que para una persona es una conducta totalmente sana sexualmente hablando, para otra puede ser un auténtico trastorno, por todo esto debemos de conocer antes de juzgar.

1 Evolución en la visión de la sexualidad:

Desde siempre y en las más diversas culturas se ha querido controlar todo lo que refiere al sexo, cohartando la sexualidad tratándola como algo totalmente impuro, nocivo o pecaminoso.

y de una manera mucho más exagerada en lo que se refiere al aspecto sexual de la mujer.

Si bien la visión que existe actualmente de la sexualidad es mucho más avanzada y permite que la mayoría de los individuos de la sociedad puedan desarrollarse de un modo sexualmente sano y libre, se puede ver de forma clara que aún hoy existen condenas sobre determinados sectores sociales que pueden realizar prácticas que se salen de lo corriente, como podría ser el caso de la heterosexualidad.

Dentro de los grupos más jóvenes de la sociedad actual existe una gran liberación sexual, no hay tantas trabas morales, sociales y religiosas que puedan imponer una conducta de negación de la sexualidad hasta que se alcance el tan ansiado, en épocas muy cercanas a esta, estatus de pareja estable, el matrimonio. Pero si bien está totalmente aceptada una vida sexual activa entre la gente joven, ni si quiera por la propia juventud se entienden determinadas actitudes

sexuales como pueden ser la homosexualidad, algo que debería de estar totalmente aceptado ya que está claro que existe y que implica a un grupo lo suficientemente numeroso de individuos como para que sea algo a lo que debemos prestar nuestra atención y no producir un rechazo.

Está bien claro que la religión es uno de las causas por la que la sexualidad ha sido desde siempre un tema tabú, algo totalmente ligado a ideas descarriadas, fuera de la humanización, podría relacionarse directamente la sexualidad con los más bajos instintos. algo totalmente primitivo a lo que siempre se ha querido controlar. El principal problema de esto es que la sexualidad es algo totalmente unido al hombre y, por tanto, no separable de él. Se ha visto claramente que como origen de determinados problemas psicológicos que aparecen en el hombre es por tratar de impedir que se de un adecuado desarrollo de la persona en todas sus facetas, incluida la sexual.Sin embargo desde siempre se ha entendido como algo algo negativo, de aquí surgen conductas alteradas como pueden ser exhibicionismo, incestos, violaciones...

Buscando en diversos escritos religiosos se puede hacer una idea de la concepción del sexo que existen en distintos sectores religiosos de la sociedad.

1.1. Judaismo

Enseña que la relación sexual, al margen de sus fines en la reproducción de la especie humana, constituye una actividad placentera buena en sí misma. No obstante, sólo se considera aceptable en el seno del matrimonio, actitud que pone de manifiesto que dichas relaciones sólo serán lícitas ante la bendición de la propia religión.

El Talmud indica con cuánta frecuencia los cónyuges deben tener relaciones sexuales a tenor de la ocupación del marido, por ejemplo, los que realizan trabajos físicos han de realizar el coito un mínimo de dos veces por semana mientras que los que realizan menesteres intelectuales una vez por semana por lo menos, preferentemente la noche del viernes que el la víspera del día de fiesta judío.

Las relaciones sexuales entre hombres y mujeres tienen relativamente pocas limitaciones ya que son permitidas tanto relaciones anales como orales, si bien el hombre está obligado a eyacular solamente en la vagina, no se ponen límites a la frecuancia de la actividad sexual y se da por supuesto que los dos miembros de la pareja gocen de la interacción sexual. El celibato no sólo carece de valor como virtud, sino que se considera que ambos cónyuges tienen la obligación de satisfacer sexualmente a su pareja, se permite el divorcio de una mujer porque su marido sea impotente o que no de muestras de interés por el sexo, al igual que el hombre puede separarse de su mujer porque ella se niegue a tener relaciones con él.

Aunque el judaísmo respalda el goce y placer derivados de la actividad sexual en el marco del matrimonio, no es menos cierto que condena ciertas conductas como el adulterio, el incesto, actos homosexuales masculinos ( la conducta homosexual femenina ni si quiera se menciona en la Biblia)

Con todo esto, por regla general el judaísmo adopta la norma de que la sexualidad es buena y no conoce un concepto equivalente a la idea cristiana del pecado original.

Actualmente hay en los EEUU tres categorías básicas de judaísmo: el ortodoxo, el conservados y el reformista.

Los judíos ortodoxos siguen el Antiguo Testamento casi con una interpretación literal y por lo tanto se oponen rotundamente a ideas como el aborto (salvo en casos de grave peligro para la madre) y se prohíben las relaciones sexuales dentro del matrimonio durante la menstruación y hasta una semana después de que haya cesado el flujo menstrual, ya que se proclama según las leyes que siguen que la menstruación es algo impuro y sucio. Por otro lado prohíbe la masturbación si termina en eyaculación. Además de esto es digno de mencionar la postura totalmente machista que presenta esta tendencia religiosa ya que entre sus diversas costumbres está la de rezar una plegaria todas la mañanas dándole gracias a Dios por no haber nacido mujer.

Los judíos reformistas han dado de lado a muchos de los ritos del Antiguo Testamento y presentan unas posturas mucho más liberales en cuanto a cuestiones tales como el aborto, la masturbación o las relaciones sexuales prematrimoniales.

Los judios conservadores ocupan una franja intermedia entre unos y otros, alteran la tradición ortodoxa, pero de un modo menos drástico que la rama reformista.

1.2. Cristianismo

Las enseñanzas del cristianismo han sido con frecuencia contrarias a la sexualidad o han guardado silencio respecto a ella. Los primeros discípulos de Jesucristo estaban influídos por el ideario griego, que distinguía el amor físico del amor espiritual y por ello se diferencia en este punto de las ideas del judaismo en el que el cuerpo y el alma son partes complementarias de la naturaleza humana y no elementos antagónicos. Siglos después, San Agustín, convencido de que lo sexual estaba totalmente relacionado con el pecado original, acabó considerando pecaminosos todos los actos sexuales, incluido el coito marital.

Actualmente la postura de la iglesia en materia de sexualidad se inspira no sólo en el Antiguo y Nuevo Testamento, sino también en las enseñanzas de los Papas. En tanto que la actividad sexual en el matrimonio se considera buena, siempre que sirva a los fines de la procreación, se consideran condenables las restantes formas de sexualidad. Las concepciones tradicionales del catolicismo en lo tocante a la sexualidad se resume en este pasaje entresacado del catecismo católico: los no casados cometen pecado grave cuando intencionadamente dan o aceptan, aunque sea en un grado mínimo, el palcer sexual. En segundo lugar, cometen asimismo pecado grave los que piensan, dicen u obran de manera que pretenda fomentar aunque sólo sea un atisbo de este placer. actualmente se sigeun manteniendo diferentes posturas como que no es lícito considerar los escritos bíblicos que aluden al sexo como algo trasnochado, por tanto, las enseñanzas de la Iglesia respecto al este tema sigue anclado en el pasado, mientras que las colectividades sociales avanzan la Iglesia queda atrás y, por tanto, con cada vez menor número de adeptos. Mantiene también ideas del tipo de que en el supuesto de que una pareja se una profesando mutuo afecto, la actividad sexual es pecaminosa, puesto que todo acto genital debe realizarse con final de procrear y dentro del ámbito del matrimonio religioso. Se rechazan las ideas de homosexualidad cuando vayan acompañadas de actividad sexual. La masturbación, aun cuando no se condena de modo explícito en la Biblia, se trata de un grave acto contra la moral.

La castidad es un estado de virtud, no sólo porque evita el pecado, sino porque alcanza dones espirituales más altos.

Además de estas opiniones en materia sexual, la Iglesia católica no admite el divorcio, salvo la concurrencia de circunstancias especiales, y prohíbe el empleo de métodos artificiales de control de natalidad. Como defensa a todo esto podría decirse que muchos de los creyentes pertenecientes a esta religión no comparten en su totalidad todoas estas directrices y por esto la iglesia necesitaría un nuevo replanteamiento en materia de sexualidad. Pero así todo los últimos escritos relacionados con estos temas emitidos por la iglesia siguen descalificando tanto las conductas sexuales extramatrimoniales como la homosexualidad o la masturbación , entre otras.

1.3. Prostestantismo

Es una rama diferenciada del cristianismo, fundada en el siglo XVI. Realiza reformas relacionadas, por ejemplo, con la idea de que el celibato no es una vía que conduzca al reino celestial, monjes y monjas pueden contraer matrimonio, el sexo forma parte natural de la vida humana. Aunque en otros aspectos esta Reforma protestante seguía los postulados tradicionales del catolicismo en materia sexual. Se estima que el adulterio, la masturbación y la homosexualidad eran pecaminosos.

Los protestantes moderados aceptan el aborto, son reticentes a condenar sin más la relaciones sexuales antes del matrimonio, consideran que el control de la natalidad beneficia tanto al individuo como a la sociedad, son tolerantes con respecto a la homosexualidad y el divorcio, preferible a una vida conyugal tempestuosa.

En el lado opuesto están los Testigos de Jehová, secta protestante que mantiene un ideario totalmente tradicional que pretende seguir al pie de la letra los textos bíblicos y hallar en ellos los principios inspiradores que rijan los hábitos de conducta sexual.

Muchos individuos que se consideran religiosos se encuentran con que en la vida real adoptan decisiones de orden sexual que transgreden las enseñanzas impartidas. Esta continua pugna entre las enseñanzas tradicionales y las actitudes prevalentes en la sociedad contemporánea afecta al individuo de muy distintas maneras. o apartándolo porque considera que son ideas demasiado retrógradas para seguir o, por otra parte, también existe individuos que cumplen en teoría y en práctica lo que la iglesia puede dictar respecto de este tema.

1.4.Otras religiones

Entre ellas podemos destacar el lado opuesto al as descritas anteriormente, con el hinduísmo, que tiene un criterio muy abierto y tolerante hacia lo sexual, como se observa en el Kamasutra manua erótico escrito por un monje hindú en el siglo VI. El budismo también tiene unas ideas permisivas respecto al sexo, ya que, aunque se considere que el celibato es un estado deseable por conseguir mediante la purificación mental y moral la liberación del sufrimiento mundano, otros adeptos contraen matrimonio y no renuncian por lo general al disfrute del sexo.

2 Conductas sexuales normales o adaptadas.

Este concepto que parece bastante claro podría contener distintas conductas según la época en la que se hiciese esta pregunta o mismamente según a qué individuo se le haga. Lo que es inamovible es que la heterosexualidad es una conducta sexual normal, pero lo que queda por conseguir introducir en la sociedad actual, y que poco a poco se está logrando, es que tendencias sexuales como la homosexualidad, masturbación y bisexualidad también son conductas totalmente normales y, por lo tanto, respetables, aunque se den en un menor porcentaje que la heterosexualidad. La opinión de la sociedad sobre la sexualidad se debe de hacer más tolerante respecto a estas nuevas tendencias que cada vez se hacen más patentes y no tienen porqué esconderse o avergonzarse de poseer unas apetencias sexuales distintas a las de la mayoría.

2.1. Heterosexualidad

Realmente es lo que se puede palpar en la sociedad, en los medios de comunicación... es para lo que se nos educa. La época más conflictiva en lo que respecta a la sexualidad es la adolescencia, etapa en la que se dan los mayores cambios físicos y fisiológicos en el cuerpo humano, aparece una "revolución" hormonal, el sexo opuesto empieza a llamar nuestra atención de un modo especial, es la etapa en la que realmente se comienza a ser consciente de la sexualidad y se explora las distintas sensaciones que ella conlleva.

Según indican los estudios estadísticos de que disponemos, a medida que los chicos y las chicas se van aproximando a los 15 años de edad, pero sobre todo a partir de los 16, empiezan a formarse en la pandilla las primeras parejas, generalmente heterosexuales. Entre los 17 y 19 años alrededor del 60% de los chicos y del 56% de las chicas ya mantienenrelaciones de pareja. Parece que las chicas empiezan a emparejarse un poco antes que ellos, muy frecuentemente con chicos un poco mayores que ellas. También indican que la mayor parte de las chicas desean establecer relaciones estables de pareja desde muy jóvenes, mientras que los chicos buscan relaciones esporádicas, poco duraderas. Esta diferencia va desapareciendo progresivamente con la edad, de modo que a medida que los chicos se van acercando a los 20 años, van siendo menos los que desean unas relaciones esporádicas y más los que desean estables y duraderas.

2.2. Homosexulidad

Cerca del 4 al 5% de la población tiene una orientación preferentemente homosexual durante toda su vida. A partir de 1973 la American Psychiatric Association dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad, aunque hasta entonces fue considerado un trastorno psicosexual. Al igual que la heterosexualidad, la homosexualidad es el resultado de complejos factores, que conducen a una preferencia casi inevitable en la elección de pareja sexual. Para la mayoría de las personas no es un asunto de libre decisión. No obstante, mucha gente, incluidos algunos médicos, consideran la homosexualidad como inmoral y pecaminosa, lo cual tiene su importancia, porque la intensa aversión a la homosexualidad (homofobia) por parte de un médico puede interferir con la adecuada asistencia a las personas homosexuales.

Para todo adolescente el desarrollo es una tarea llena de retos, un aspecto importante consiste en definir su identidad sexual. Este comportamiento sexual puede llevarse a cabo con miembros del mismo sexo o del sexo opuesto. A muchos adolecentes el pensar en o experimentar con personas del mismo sexo puede causarles preocupación y ansiedad con respecto a su orientación sexual. A otros, aun los pensamientos o fantasías pueden causarle ansiedad.

La homosexualidad es la atracción sexual persistente y emocional hacia alguien del mismo sexo. Es una parte de la gama de expresión sexual. Durante la niñez y la adolescencia, por primera vez muchos individuos homosexuales se percatan de su homosexualidad y pasan por la experiencia de tener pensamientos y sentimientos homosexuales. La homosexualidad ha existido a través de la historia y en diferentes culturas. Cambios recientes en la actitud de la sociedad hacia la homosexualidad han ayudado a algunos adolescentes homosexuales a sentirse más cómodos con su orientación sexual. En otros aspectos de su desarrollo estos jóvenes son similares a los jóvenes heterosexuales. Experimentan los mismos tipos de estrés, luchas y tareas durante la adolescencia.

Los padres necesitan entender claramente que la orientación sexual no es un desorden mental; hoy no se entienden claramente las causas de la homosexualidad, sin embargo, la orientación sexual no es un asunto de decisión propia. En otras palabras, los individuos no escogen ser homosexuales o ser heterosexuales. No importa cuál sea su orientación sexual, todos los adolescentes tienen la alternativa de escoger la expresión de su comportamiento sexual y su estilo de vida.

A pesar de que el conocimiento y la información acerca de la homosexualidad ha aumentado, los adolescentes todavía tienen muchas preocupaciones. Estas incluyen:

  • sentirse diferentes a sus amigos o compañeros

  • sentirse culpables acerca de su orientación sexual

  • preocuparse acerca de cómo puedan responder su familia y seres queridos

  • ser objeto de burla y de ridículo

  • preocuparse acerca del SIDA, la infección por VIH y otras enfermedades de transmisión sexual

  • temer al discrimen si tratan de pertenecer a clubes, participar en deportes, ser admitidos en universidades y conseguir empleos

  • ser rechazados por otros.

  • Los adolescentes homosexuales pueden aislarse socialmente, separarse de las amistades y los amigos, tener problemas concentrándose y desarrollar una pobre autoestima. También pueden desarrollar una depresión. Los padres y otras personas necesitan estar alerta a estas señales de angustia, ya que estudios recientes demuestran que los jóvenes homosexuales tienen un alto incidente de muertes por suicidio.

  • Es importante para los padres entender la orientación homosexual de sus adolescentes y proveerles apoyo emocional. Los padres frecuentemente tienen dificultad aceptando la homosexualidad de sus adolescentes por algunas de las mismas razones por las que el joven desea mantenerlo en secreto. A los adolescentes homosexuales se les debería permitir decidir cuándo y a quién revelarle su homosexualidad. Los padres y otros miembros de la familia podrían obtener entendimiento y apoyo de determinadas organizaciones.

  • Los adolescentes que no se sienten cómodos con su orientación sexual o que no saben cómo expresarla, pueden beneficiarse de recibir apoyo psicológico, una oportunidad de clarificar sus emociones. La terapia también puede ayudar al adolescente a hacer el ajuste a los problemas y conflictos que surjan en el ámbito personal, escolar y familiar. La terapia dirigida específicamente a cambiar la orientación homosexual no se recomienda y puede ser dañina a un adolescente reacio, puede crear mayor confusión y ansiedad al reforzar los pensamientos negativos y las emociones con las que el adolescente ya está luchando.

  • Según el individuo va conociendo individuos en su misma situación y va madurando consigue una aceptación de esta situación y comprendiendo que es algo totalmente normal y que no hay nada por lo que avergonzarse o esconderse.

  • El principal problema que tienen los homosexuales es la fuerte carga heterosexual que les rodea y que, desde la infancia, les dice que esa es la tendencia correcta, por ello suelen tener problemas para aceptar esos sentimientos y deseos sexuales que poseen hacia individuos de su mismo género, primero tienen que aceptar y comprender cómo son y luego "luchar" con una sociedad que, en su mayoría, está siempre en contra de lo distinto, de los cambios, de las minorías... por eso está en nuestra mano el poder facilitar esta situación a la gente con tendencias

  • homosexuales.

  • 2.3. Bisexualidad

  • Entendiendo la homosexualidad y la heterosexualidad como dos extremos de un gradiente podría ubicarse la bisexualidad en un camino intermedio. Kinsey realiza un diagrama en el que se puede apreciar este concepto de la bisexualidad (presentado en el video que acompaña a la exposición de este trabajo). Según Kinsey es raro que exista un grado puro de comportamiento sexual, ni completamente homosexual, ni completamente heterosexual. En esta tendencia sexual no se escoge al individuo que sea pareja por su sexo sino por las distintas cualidades, según en qué se fije el individuo, que presente esa persona. El género del individuo que atrae a la persona bisexual no condiciona, como ocurre en los homosexuales o en los heterosexuales.

  • 2.4.Masturbación

  • La masturbación, que en su día se consideró como una perversión causante de trastornos mentales, en la actualidad se contempla como una actividad sexual normal a lo largo de la vida; solamente se considera un síntoma cuando inhibe el comportamiento orientado a la pareja, o bien si se realiza en público o es lo bastante compulsiva como para causar angustia. La incidencia de la masturbación es de cerca del 97% en los hombres y el 80% en las mujeres. En sí misma es una actividad inocua, pero la culpa generada por las actitudes desaprobatorias y punitivas de los demás puede causar considerable angustia y afectar a la vida sexual. Es bastante típico el pensar que cuando la pareja se autoestimula, se masturba, es debido a que no está totalmente satisfecho con las relaciones sexuales que tenga, no tiene porqué ser así, debe de perderse esa imagen negativa que conlleva la masturbación e introducirlo dentro de la vida sexual cotidiana, como un juego erótico más en la que pueden pàrticipar ambos miembros de la pareja.

  • Aspectos positivos de la masturbación: es un acto de redescubrimiento; los niños pequeños obtienen placer activo en la auto-exploración y el contacto, sólo posteriormente sienten culpas o inhibiciones al respecto. Nos permite aprender acerca del propio erotismo: qué nos agrada y qué necesitamos como individuos; hacernos expertos en lo que respecta a nosotros mismos. Aprendemos a valorar nuestros genitales y a disfrutar de nuestra propia excitación u orgasmos. Es positivo para usted. La masturbación mantiene su sistema sexual en buen funcionamiento. A las mujeres les permite mantener lubricada la vagina y mantener un ambiente vaginal saludable. A algunas el orgasmo les ayuda a aliviar la tensión menstrual y la congestión pelviana. En el caso de los hombres, la masturbación mantiene en funcionamiento los reflejos de la erección y la eyaculación. Es un valioso medio para sentirse sexualmente independiente, y una excelente preparación para posteriores relaciones sexuales. Si ambos integrantes de la pareja asumen responsabilidad individual en cuanto a satisfacer sus propias necesidades sexuales ocasionalmente y disfrutan de la masturbación como una opción más, ambos tendrán un repertorio sexual más amplio y aliviarán al otro de la carga de tener que estar siempre en el mismo nivel de deseo o de satisfacer sus necesidades sexuales. Si uno sabe lo que quiere puede enseñárselo al compañero, lo cual evita muchas adivinanzas, frustración e incomodidad. En el caso de las mujeres que no han experimentado el orgasmo, la masturbación puede procurar la intensidad de la estimulación sexual libre de la presión de tener que "actuar" ante un compañero, donde se sostiene la necesidad de llegar al orgasmo. A algunas puede resultarle difícil llegar a este nivel si albergan sentimientos negativos sobre el autoerotismo. La masturbación es ser autocomplaciente, soltarse física, mental y emocionalmente. Ayuda a relajarse y a aliviar tensiones sexuales, fisiológicas y psicológicas. El grado de placer físico derivado de la masturbación, desde la excitación al orgasmo, puede ser tan intenso como el que se experimenta en las demás actividades sexuales, y aún más.

  • 2.4.1.Tipos de masturbación:

  • Existen distintos tipos de masturbación que podrían clasificarse en:

  • Masturbación impulsiva, aquella que se produce sobre la marcha, sin que medie una gran elaboración mental o imaginativa.

  • Masturbación compulsiva, el acto autoerótico se realiza mediante un proceso de duda, de verse uno forzado a hacer eso, pero sin querer, luchando por evitarlo. Es muy frecuente, sobre todo, en personas con unos criterios morales arraigados. Trastornos sexuales

  • Masturbación por compensación de frustraciones, el hombre actual se ve sometido a decepciones que impone la vida moderna y que, en ocasiones, no está preparado para superar. De ahí emerge muchas veces una conducta de masturbación, mediante un mecanismo de indemnización, igualación o compensación que facilita un cierto desahogo momentáneo con el que se corrigen las dificultades por las que se atraviesa.

  • Masturbación en personas superimaginativas, siempre hay en el escenario mental imágenes y fantasías sexuales que, ante pequeños estímulos naturales del exterior, o provocados por ellos mismos, van a desencadenar esta dinámica autosexual. Trastornos sexuales

  • Masturbación liberadora de tensiones, suele darse en personas con ansiedad, estrés, preocupaciones intensas, etcétera. En estos casos, la experiencia se acompaña de un relax que disuelve esa inquietud ansiosa interior. Masturbación en la persona hipersexual, en estos casos puede tratarse de alguien muy centrado en la sexualidad, con pocos objetivos en la vida, sin inquietud cultural, y muy dado a un cierto machismo trasnochado consistente en contar a los amigos aventuras sexuales. Al fallar a estos sujetos la "dosis de sexualidad periódica", recurren a la masturbación.

  • 2.4.2.Masturbación femenina

  • Entre un 70 y un 82 por ciento de las mujeres se masturba hasta el orgasmo alguna vez en su vida. Muchas empiezan pasados los 20 años, o cuando ya han realizado el coito. Es posible que algunas mujeres no se masturben nunca. La frecuencia suele variar dependiendo de las circunstancias, pero la investigación demuestra que las mujeres que mantienen una relación sexual activa, se masturban tanto como las que no la mantienen. La masturbación es un excelente modo de descubrir tus respuestas sexuales, además de satisfacer tus deseos. La masturbación es una experiencia muy personal y privada. Muchas mujeres descubren masturbandose formas mejores de excitarse y de llegar al orgasmo durante el coito, incluso puede contribuir a que algunas experimenten orgasmos múltiples. Se puede recurrir al uso de lubricantes para ayudar a que los dedos se deslicen, intensificando el placer de la masturbación.

  • 2.4.3.Masturbación masculina

  • Cuando un varón llega a la adolescencia empieza a atravesar importantes cambios en sus emociones. La conciencia sexual se acentúa e intenta liberar la tensión erótica mediante la masturbación, esto se acentúa cuando no tiene pareja. Muchos hombres continúan masturbándose durante toda su vida, incluso cuando mantienen relaciones con otra persona. Según diversos estudios, un 94% de hombres se han masturbado alguna vez hasta llegar al orgasmo. Mediante la experiencia personal se aprenden las técnicas y ritmos que dan mejor resultado. De esta forma el hombre conoce sus respuestas y se puede anticipar al orgasmo. El uso de lubricantes reduce la fricción y puede hacer que aumente el placer.

  • 2.4.4.Masturbación mutua

  • Además de la propia estimulación, la masturbación entre los dos

  • miembros de la pareja puede ayudar mucho a tener una vida sexual variada, distinta, ayuda a conocer más el cuerpo de la otra persona y así poder obtener mayor placer en el momento de mantener relaciones.

  • La masturbación mutua es una buena manera de preparar el camino hacia el coito, o continuar cuando el camino hacia el coito completo resulta difícil, por enfermedad, por encontrarse en la última etapa del embarazo o bien por que a uno de los dos no le apetece sexo con penetración. Gracias a las manos se pueden realizar movimientos de una gran precisión, que harán se disfrute de las mejores sensaciones juntos. Mediante caricias puede descubrirse con todo detalle el cuerpo de la pareja. Y mediante estos pequeños juegos expresar de forma libre los deseos, haciendo saber a la pareja las preferencias que puedan tenerse.

  • 3.Variantes sexuales o parafilias

  • Son trastornos caracterizados por la presencia de repetidas e intensas fantasías sexuales de tipo excitatorio, de impulsos o de comportamientos sexuales que engloban: objetos no humanos, sufrimiento o humillación real o imaginario de uno mismo o de la pareja o niños u otras personas que no consienten. El cuadro provoca malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

  • Estas pautas de excitación se consideran desviadas bien porque a menudo son imprescindibles para el funcionamiento sexual (es decir, no hay erección ni orgasmo sin el estímulo en cuestión), bien porque involucran a una pareja inadecuada (p. ej., niños) y causan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. En las personas con parafilia no existe capacidad afectiva, de intimidad emocional y sexual recíproca con una pareja, o existe una alteración, al igual que están dañados otros aspectos de la adaptación emocional e interpersonal.

  • En la mayoría de las culturas, las parafilias son mucho más frecuentes en hombres que en mujeres; quizá haya razones biológicas para esa distribución desigual, pero hasta la fecha no están bien definidas. Muchas de las parafilias descritas son bastante raras; las más corrientes son la pedofilia, el voyeurismo y el exhibicionismo. Los delincuentes sexuales pueden presentar multitud de parafilias.

  • 3.1.Fetichismo

  • Consiste en la utilización de un objeto inanimado (fetiche) como forma predilecta de estímulo sexual. Suele iniciarse en la adolescencia.

  • Los fetiches más corrientes son delantales, zapatos, artículos de cuero o látex y ropa interior de mujer. El fetiche puede sustituir a la actividad sexual con una pareja o formar parte del juego erótico con una persona que consiente en ello como forma de excitación. La conducta fetichista de menor grado, incluida dentro de la actividad sexual consensuada, no se considera un trastorno psiquiátrico ya que no provoca malestar ni deterioro o disfunción clínicas. Por el contrario, cuando el comportamiento fetichista es intenso y supone un requisito obligatorio para lograr la excitación pueden surgir graves problemas de relación. Cuando el fetiche pasa a ser el único objeto de deseo sexual, a menudo la persona evita las relaciones sexuales.

  • En los casos en que un varón siente excitación sexual vistiendo ropa de mujer, generalmente interior, y no acariciándola simplemente, el diagnóstico más preciso es el de fetichismo transvestista.

  • 3.2.Fetichismo transvestista

  • Trastorno observado en hombres heterosexuales, que sienten excitación sexual al vestirse con ropas de mujer. Suele iniciarse en la infancia.

  • El fetichismo transvestista o transvestismo sólo constituye un diagnóstico psiquiátrico cuando las fantasías, los impulsos sexuales o el hecho de vestirse con ropa de mujer provocan malestar clínicamente significativo o disfunción notable en cualquier ámbito. El propio tranvestido refiere como motivaciones para esta conducta las propiedades reguladoras del estado de ánimo (antídoto para la ansiedad o la depresión), aunque en algunos casos puede llegar a ser expresión del deseo de pertenecer al otro sexo.

  • Vestirse con ropas del sexo opuesto no es en sí mismo un trastorno. El perfil de personalidad de los varones que lo practican habitualmente es similar al de sus pares en edad y condición sociocultural. A veces se da complicidad por parte de la pareja y puede que el hombre mantenga relaciones sexuales con ella ataviado total o parcialmente con ropas femeninas. Si la pareja no coopera, el transvestido puede sentir ansiedad, depresión, culpa y vergüenza provocadas por el deseo de vestirse de mujer. Quizá llegue un día en que el individuo, cuyo propio comportamiento le produce conflicto, tire todas las ropas de mujer, los accesorios y los artículos de maquillaje, pero generalmente reanudará su práctica días o meses más tarde.

  • La mayoría de los transvestidos no solicitan tratamiento. Quienes lo hacen suelen ir presionados por una esposa disgustada, o bien son remitidos por un juez, o si acuden por iniciativa propia se debe al miedo de ser detenidos y sufrir las consecuencias negativas desde el punto de vista social y profesional. En ocasiones la demanda de tratamiento es por otro cuadro asociado, como disforia de género, consumo abusivo de sustancias o depresión. A efectos de terapia suelen ser útiles los grupos de apoyo para transvestidos.

  • 3.3.Pedofilia

  • Preferencia por la actividad sexual con niños prepúberes. De forma arbitraria, la edad de la persona que padece este trastorno se ha fijado en 16 años o más y ha de ser por lo menos 5 años mayor que el niño. El niño generalmente tiene 13 o menos años de edad. En casos de adolescentes mayores con pedofilia no se especifica ninguna edad, y el diagnóstico se hace ateniéndose al juicio clínico. Cuando la víctima ha pasado la pubertad, el trastorno a veces se etiqueta como efebofilia (atracción por los jóvenes) más que pedofilia.

  • Los pedófilos prefieren niños del sexo opuesto en lugar de los del propio en proporción de 2:1. Los hombres heterosexuales tienden a preferir niñas de 8 a 10 años. En la mayoría de los casos, el adulto suele ser un conocido de la niña. Las miradas y los tocamientos parecen tener mayor prevalencia que el contacto genital. Los hombres homosexuales prefieren niños de 10 a 13 años; con más frecuencia que en el caso de los adultos heterosexuales, el niño suele ser conocido sólo por casualidad. Por su parte, los adultos pedófilos bisexuales suelen escoger niños menores de 8 años. El pedófilo exclusivo solamente siente atracción por niños (o niñas), mientras que al tipo no exclusivo también le atraen otros adultos.

  • Los individuos pueden limitar sus actividades a sus propios hijos o a los familiares cercanos (incesto) o pueden hacer víctimas a niños de otras familias. Algunas personas con este trastorno usan la fuerza o amenazan a los niños o a sus mascotas para impedir que les descubran. La evolución de la pedofilia es hacia la cronicidad; puede complicarse con consumo abusivo o dependencia de drogas, depresión, conflictos conyugales o trastorno de personalidad antisocial.

  • Los abusos sexuales con niños suponen una considerable proporción de los delitos sexuales denunciados. El índice de recidivas de los pedófilos homosexuales oscila entre el 13 y el 28% de los casos descubiertos (aproximadamente el doble de los que prefieren al otro sexo) y va en segundo lugar después del exhibicionismo.

  • 3.4.Exhibicionismo

  • Exposición de los propios genitales a una persona extraña para conseguir excitarse sexualmente. Algunas veces el exhibicionista (generalmente varón) se masturba durante la exposición (o mientras lo imagina). El individuo puede ser consciente del deseo de sorprender o asustar al observador involuntario. La víctima casi siempre es una mujer adulta o un niño. Generalmente no existe ningún intento de actividad sexual real con la otra persona. La edad de comienzo de este trastorno suele situarse a mitad de la veintena; es raro que el primer acto exhibicionista tenga lugar en la preadolescencia o a mediana edad. Los exhibicionistas representan el 30% de los varones detenidos por conducta sexual delictiva. Los individuos con este trastorno presentan el índice más elevado de recidivas de todos los delincuentes sexuales: aproximadamente del 20 al 50% son detenidos más de una vez. La mayor parte de los exhibicionistas son personas casadas, cuyo matrimonio sufre alteraciones por la mala adaptación social y la frecuente existencia de disfunciones sexuales. Son muy pocas las mujeres con este trastorno, pero la sociedad tolera ciertas tendencias exhibicionistas femeninas a través de los medios de comunicación y ciertos lugares de diversión.

  • 3.5.Voyeurismo

  • Trastorno consistente en observar ocultamente a personas, por lo general desconocidas, cuando están desnudas, desnudándose o en plena actividad sexual. El acto de mirar se efectúa para obtener una excitación sexual. El inicio del comportamiento voyeurístico suele tener lugar en la adolescencia o al comienzo de la vida adulta. El voyeurismo de los adolescentes se contempla con mayor indulgencia y pocos de ellos son detenidos por su conducta. La característica esencial del trastorno es la de gastar un tiempo considerable, de forma reiterada, en buscar oportunidades de mirar. En su presentación más grave toda la actividad sexual de la persona está restringida a la práctica del voyeurismo. El individuo suele alcanzar el orgasmo masturbándose durante o después de la actividad voyeurística y no suele buscar contacto sexual con las personas observadas. Hay que diferenciar este trastorno de la curiosidad sexual normal que puede darse entre personas conocidas.

  • 3.6.Masoquismo sexual

  • Consiste en prestarse voluntariamente, con el fin de lograr excitación sexual, a actividades en que se es humillado, golpeado o atado. Las fantasías masoquistas suelen iniciarse durante la infancia, pero los actos reales con parejas tienen lugar al comienzo de la vida adulta. Tanto las fantasías como el comportamiento sadomasoquista de carácter sexual, con pleno consentimiento, son muy corrientes entre adultos. La actividad masoquista tiende a ritualizarse y a adoptar una evolución crónica. La mayoría de los individuos se limitan a poner en acción sus fantasías, sabiendo los participantes que se trata de un juego, en el que se evita cuidadosamente hacer daño o humillar realmente al otro. Sin embargo, algunas personas masoquistas van aumentando con el paso del tiempo la seriedad de sus prácticas, pudiendo llegar a lesiones graves o incluso a la muerte.

  • La actividad de tipo masoquista puede ser una simple preferencia o bien el único modo de lograr excitación sexual. Hay personas que efectúan sus fantasías masoquistas en solitario (p. ej., se atan, se perforan la piel, se aplican descargas eléctricas o se producen quemaduras a sí mismos), mientras que otras buscan una pareja, que puede ser un sádico sexual. Las prácticas masoquistas con un compañero consisten en ser atado, vendarse los ojos, ser flagelado, dejar que le orinen y defequen encima, ser obligado a vestir ropas del otro sexo o simular que le violan. Una variante especialmente peligrosa es provocarse una asfixia parcial (hipoxifilia) con fines autoeróticos, para lo que la persona utiliza ligaduras, un lazo corredizo o una bolsa de plástico para inducir una hipoxia cerebral relativa hasta el orgasmo. Para aumentar la hipoxia cerebral también puede recurrirse a la inhalación de nitritos volátiles («poppers»). El objetivo de todo ello es potenciar la sensación orgásmica, pero el resultado en ocasiones es la muerte accidental.

  • 3.7.Sadismo sexual

  • La característica esencial del sadismo sexual implica actos en los que el sufrimiento físico o psicológico (incluyendo la humillación y el terror) de la víctima es sexualmente excitante y conduce al orgasmo.

  • Este trastorno suele iniciarse al principio de la vida adulta, aunque ya durante la infancia puede haber fantasías sádicas. Generalmente la persona tiene fantasías insistentes y recurrentes en que se produce excitación sexual haciendo sufrir a la pareja. El diagnóstico está justificado al margen de que el compañero sexual consienta o no. Hay que diferenciar el sadismo de expresiones menores de agresividad dentro de una actividad sexual normalizada. En el extremo del espectro el sadismo sexual puede llegar a la violación brutal o la tortura de la víctima. Aún más extrema sería la conducta del asesino lujurioso, a quien la muerte de su víctima le produce excitación sexual.

  • En ocasiones hay que distinguir el sadismo sexual de la violación, donde, en cualquier caso, se da una compleja amalgama de sexo y poder aplicados a la víctima. Se diagnostica sadismo sexual en menos del 10% de los violadores, aunque para muchos de ellos forzar a una persona a mantener relaciones sexuales aumenta su excitación sexual. No obstante, infligir sufrimiento a la víctima no es la motivación de la mayoría de los violadores, cuya excitación sexual no aumenta con el dolor de aquélla.

  • El sadismo sexual tiende a ser crónico. Cuando la persona lo ejerce sin el consentimiento de las víctimas constituye una obvia actividad criminal, que probablemente continuará hasta la detención del sádico. El sadismo sexual es particularmente peligroso cuando se asocia a un trastorno de personalidad antisocial

  • 3.8.Tratamiento

  • Suele ser necesaria la psicoterapia individual o de grupo por tiempo prolongado, que resulta especialmente útil cuando forma parte de un tratamiento plural que incluya entrenamiento en habilidades sociales, tratamiento de las enfermedades físicas y psiquiátricas (p. ej., trastornos convulsivos, trastorno por déficit de atención, depresión) y terapia hormonal. El tratamiento es menos eficaz cuando se aplica por orden judicial, aunque algunos delincuentes sexuales sí han obtenido beneficios con la psicoterapia y los fármacos antiandrógenos. En Estados Unidos el tratamiento de elección es el acetato de medroxiprogesterona, mientras que en Europa se utiliza el acetato de ciproterona. La pauta típica en un hombre con parafilia moderada a grave consiste en administrar medroxiprogesterona en dosis de 200 mg 2-3 veces/sem durante 2 sem, para seguir luego con 200 mg 1-2 veces/sem durante 4 sem y, finalmente, 200 mg/2-4 sem. Hay que hacer controles de testosterona plasmática para mantener los niveles en el rango femenino normal. El tratamiento suele ser prolongado, ya que el patrón de excitación sexual desviada acostumbra a reaparecer poco después de que los niveles de testosterona plasmática vuelven a los valores habituales. Además de los antiandrógenos, puede ser útil añadir inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina (p. ej., fluoxetina en dosis alta: de 60 a 80 mg/d o fluvoxamina, de 200 a 300 mg/d). En cualquier caso, los fármacos son más eficaces cuando están incluidos en un programa de tratamiento pluridisciplinar.

  • 4 Ofensas sexuales.

  • Todas las conductas anteriormente expuestas pasarán a ser una ofensa sexual siempre y cuando se realicen en contra o en desacuerdo de alguna de las partes implicadas.

  • Obviamente la mayor de las ofensas, incluidas las no sexuales, es la violación. Consiste en la obtención de placer sexual por parte del agresor al forzar a la victima a tener relaciones con él. La mayoría de estas violaciones no son consumadas por las disfunciones que puede presentar el violador que, en su mayoría, son las que conducen a dicho individuo a realizar estos actos.

  • Si bien se sabe que es una conducta debido a múltiples factores entre los que podrían destacarse los traumas infantiles o las disfunciones sexuales del individuo, actualmente se investiga en la línea de los neurotransmisores, se ha visto que estas personas, presentan alteraciones en la secreción de estos y por tanto presenta la posibilidad de una terapia realizada con agentes químicos, con fármacos.

  • Pese a que en las últimas tres décadas ha aumentado el enfoque en la violencia contra las mujeres, la violación y sus víctimas permanecen ocultas bajo las sombras de mitos y tabúes. En realidad es la violenta opresión de hombres contra las mujeres. Aún es muy fuerte la resistencia a discutir este asunto.

  • En la última década, la atención de los medios de comunicación a los casos de violación de elevado perfil ha servido para reforzar viejos mitos en lugar de iluminar el tema.

  • Sin duda alguna, ha habido avances antaño y actualmente, por ejemplo, a diferencia de antes, ya no se dice que las mujeres disfrutan la violación. Y si una víctima de violación se esfuerza lo suficiente, puede encontrar apoyo. Aun así, en este año 2001, la inmensa mayoría de víctimas de violación en los Estados Unidos todavía no reporta el crimen por temor al muy real aislamiento, a la culpabilización de las víctimas y al estigma de la violación que permanecen vigentes.

  • En Estados Unidos la violación es un serio problema, aproximadamente 78.000 casos fueron declarados en el año 1982. Esta cifra es todavía más impresionante si se tiene en cuenta que solamente se denuncian el 40 al 80% de las violaciones. En todo caso, los embarazos son extraordinariamente raros, por varias razones. Por ejemplo, la tasa extremadamente alta de disfunciones sexuales en los violadores. En tres estudios se constató que el 39, el 48 y el 54% respectivamente de las mujeres víctimas del ataque no habían quedado expuestas al esperma durante la violación. En otro estudio se comprobó que el 51% de los violadores experimentaron disfunciones que no les permitieron terminar el acto sexual. Otra causa por la que son extremadamente raros los embarazos por violaciones es la total o temporal infertilidad de la víctima. La víctima puede ser naturalmente estéril; puede ser muy joven o muy vieja, puede estar ya embarazada o puede haber otras razones naturales. El 43% de las víctimas se encontraba en estas categorías. La víctima también puede estar tomando anticonceptivos, puede llevar un DIU o haberse hecho la ligadura de trompas; el 20% se situaba en esta categoría. Así, sólo una minoría de las víctimas tienen una potencial fertilidad.

  • Además de la infertilidad natural, algunas víctimas están protegidas del embarazo por lo que se ha llamado estrés de infertilidad temporal como reacción a un estrés extremo. Es decir, el ciclo menstrual, regulado por hormonas, es fácilmente distorsionado por un estrés emocional y puede actuar demorando la ovulación; o si la mujer ya ha ovulado, adelantando prematuramente la menstruación.

  • Un estudio determinó que se registraron solamente 0,6% de embarazos en 1290 víctimas de violación. Un tema muy relacionado con este y que presenta una gran problemática es el del aborto, aunque sea un bajo tanto por ciento de víctimas las que quedan embarazadas, estas deberan enfrentarse a la decisión de seguir adelante con el embarazo o de interrumpirlo.

  • 5.Disfunciones sexuales

  • Se trata de una alteración de la sexualidad ya sea a nivel personal, en las relaciones de pareja o en ambos casos. Son trastornos del ciclo de la respuesta sexual o dolor relacionado con la excitación sexual o las relaciones sexuales

  • El adecuado funcionamiento sexual en hombres y mujeres depende del ciclo de respuesta sexual, que consta de varios pasos: anticipación mental (el estado de motivación o de deseo sexual), actividad de congestión vascular eficaz (erección en los hombres, tumefacción y lubricación en las mujeres), orgasmo y resolución. En los hombres la sensación de orgasmo incluye la emisión de semen y la eyaculación. La emisión se debe a contracciones de la próstata, las vesículas seminales y la uretra, y produce la sensación de que la eyaculación es inminente. En las mujeres el orgasmo se acompaña de contracciones (no siempre experimentadas subjetivamente como tales) de los músculos del tercio externo de la vagina. En ambos sexos suele haber tensión muscular generalizada, contracciones musculares y movimientos pélvicos involuntarios (cada 0,8 seg). Al orgasmo sigue la fase de resolución, consistente en una sensación generalizada de placer, bienestar y relajación muscular. En los hombres esta fase, de duración variable, es un período refractario a la erección y el orgasmo; las mujeres, en cambio, tienen capacidad de respuesta a nuevos estímulos casi inmediatamente.

  • Los trastornos de la respuesta sexual pueden abarcar a una o más fases del ciclo. Generalmente, se alteran tanto los componentes subjetivos del deseo, la excitación y el placer, como los factores objetivos de ejecución, vasocongestión y orgasmo, aunque cada uno de ellos puede verse afectado de forma independiente.

  • Las disfunciones sexuales pueden darse toda la vida (nunca hay ninguna respuesta eficaz, por lo general debido a conflictos intrapsíquicos) o ser adquiridas (tras un período de función normal), tener carácter generalizado o limitarse a ciertas situaciones o parejas, o bien ser totales o parciales.

  • La mayoría de los pacientes se quejan de ansiedad, culpabilidad, vergüenza y frustración; muchos de ellos desarrollan síntomas físicos. La disfunción suele manifestarse durante la actividad sexual con una pareja, pero es útil preguntar al paciente por el funcionamiento durante la masturbación; si ésta no se encuentra alterada, la causa de la disfunción puede residir en conflictos interpersonales.

  • Los factores psicológicos consisten en rabia hacia la pareja, temor a la intimidad o a los genitales de aquélla o miedo a perder el control, a la dependencia o al embarazo; también puede aparecer sentimiento de culpa después de una experiencia placentera o bien estados de depresión o de ansiedad, debida a disputas conyugales, situaciones vitales de estrés, envejecimiento, tipo de prácticas sexuales, sexo oral... igualmente puede haber creencias erróneas en mitos sexuales como pueden ser los supuestos efectos nocivos de la masturbación o de la menopausia. Todos estos factores dificultan una actividad sexual satisfactoria, de forma que se evita mantener relaciones, la comunicación se deteriora todavía más y así se crea un círculo vicioso.

  • Los factores físicos pueden consistir en una enfermedad o el consumo de drogas, legales o no. Aunque se detecten este tipo de factores, el problema suele complicarse porque los componentes psicogénicos casi siempre están presentes de forma secundaria.

  • Uno de los casos que pueden darse es el trastorno del deseo sexual inhibido o hipoactivo, consistente en la disminución o ausencia persistente o recurrente de fantasías y deseo de actividad sexual, y que, debido a ello producen angustia o dificultades interpersonales como consecuencia. Este trastorno puede ser de toda la vida o adquirido, generalizado o bien situacional, es decir, específico con cierta pareja. Se da en el 20% de las mujeres y el 10% de los hombres.

  • La forma adquirida suele deberse a aburrimiento o infelicidad en una relación de mucho tiempo, depresión y deficiencias hormonales. Este trastorno puede ser secundario a una alteración funcional en las fases de excitación o de orgasmo del ciclo de respuesta sexual.

  • La variedad generalizada de por vida a veces se asocia a acontecimientos traumáticos durante la infancia o la adolescencia, a la supresión de fantasías sexuales, al contexto de una familia determinada o, en ocasiones, a niveles bajos de andrógenos.

  • El paciente lo describiría como falta de interés por el sexo, incluso en situaciones habitualmente eróticas. El trastorno conlleva escasa actividad sexual, lo que a menudo da lugar a graves conflictos de pareja. No obstante, algunos pacientes mantienen relaciones sexuales con una frecuencia satisfactoria para su pareja y pueden no tener problemas en la actividad sexual, aunque siguen encontrándose apáticos en ese terreno. Cuando la causa es el aburrimiento, suele disminuir la frecuencia de relaciones con la pareja habitual, pero el deseo puede conservarse normal o ser incluso intenso hacia otras se trataría entonces de la variante situacional.

  • El tratamiento se orienta a suprimir o aliviar la causa subyacente, por ejemplo, un conflicto de pareja, depresión u otra disfunción sexual. En el caso de deficiencia de andrógenos, puede ser necesario cambiar la medicación y administrar testosterona.

  • 5.1.Disfunciones sexuales femeninas

  • Son las alteraciones que sufre la mujer, que hacen que las relaciones sexuales no sean satisfactorias. Las más importantes son: anorgasmia, vaginismo, dispareunia y anafrodisia

  • Anorgasmia:

  • Es un bloqueo del componente orgásmico, pero no de la excitación. Es una disfunción bastante frecuente.

  • Existen varios tipos: primaria, que se caracteriza por la falta de orgasmo durante toda la vida y secundaria, que incluye a las mujeres que dejan de tener orgasmos tras una etapa de su vida en que lo consiguieron. Absoluta, si no es capaz de alcanzar el orgasmo mediante ningún procedimiento (autoestimulación, heteromasturbación...). Relativa, cuando obtiene el orgasmo de una forma determinada, por ejemplo, anorgasmia coital. Situacional, si puede alcanzar el orgasmo sólo en determinadas circunstancias específicas.

  • Las causas de la anorgasmia son múltiples, entre ellas están:
    Orgánicas: sólo representan un 5% de las causas. Enfermedades endocrinológicas (diabetes, etc), neurológicas, ginecológicas, etc. Psicológicas: son las más frecuentes; las principales razones son: condiciones negativas culturales, experiencias sexuales traumáticas, factores interpersonales, falta de información sexual, monotonía en las relaciones, falta de concentración, angustia, etc.

  • Vaginismo:

  • Es la imposibilidad de realizar el acto sexual, debido a la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina. En algunos casos, las mujeres que padecen vaginismo pueden gozar de los juegos sexuales, e incluso alcanzar el orgasmo siempre que no se produzca el coito.

  • La mayoría de las causas son psicológicas. La falta de información sexual o falta de comunicación, que conducen al miedo o temor; experiencias traumáticas, violación, abusos sexuales, miedo al embarazo, temor a contraer enfermedades de transmisión sexual.

  • Dispareunia:

  • También se denomina coitalgia. Son las molestias que padece la mujer durante el acto sexual, haciéndolo doloroso o dificultoso. Abarcan desde la irritación vaginal postcoital hasta un profundo dolor.

  • Las causas de esta enfermedad pueden ser de origen orgánico: agentes infecciosos, enfermedades genito-urinarias, irritaciones por el material de los anticonceptivos de barrera (preservativos, diafragma, dispositivos intrauterinos -DIU-, espermicidas) y, en la tercera edad, vaginitis senil. De origen psicológico: la pérdida de interés por el compañero, que puede originar una inadecuada lubricación vaginal, o la falta de excitación en el momento de la penetración.

  • Anafrodisia o deseo sexual inhibido:

  • Se trata de una inhibición de la excitación en general. Se presenta por una falta de sentimientos eróticos, siendo para estas mujeres la relación sexual como un castigo. La situación provoca insatisfacción y depresión, formulando constantemente excusas como posibilidad para evitar una relación sexual. Las causas son fundamentalmente de origen psicológico: negación al éxito, al placer y al amor; miedo al rechazo por parte del compañero, dificultades para manifestar sus deseos sexuales, conflictos, etc.

  • Lo principal para poder poner remedio a estos problemas de esta índole es que no se sientan avergonzadas y acudan a la consulta de sexología. La solución es más fácil y rápida cuando el problemas es reciente. La terapia que se lleva a cabo se realiza generalmente a nivel de pareja. Es necesario e imprescindible el seguimiento por parte de un sexoterapeuta para lograr el éxito del tratamiento.

  • Todas las disfunciones sexuales femeninas tienen tratamiento, con una eficacia del 95%.

  • 5.2.Disfunciones sexuales masculinas

  • Son las alteraciones sexuales del varón que aparecen cuando los

  • factores orgánicos y/o psicológicos bloquean la relación sexual satisfactoria. Los principales trastornos que se conocen son:

  • trastorno de erección ( impotencia), trastorno de la eyaculación (eyaculación precoz y eyaculación retardada), trastorno del orgasmo (anorgasmia), trastorno de la sensibilidad (dispaurenia), trastorno de la libido (anafrodisia)

  • Impotencia

  • El término impotencia posee una raíz latina (impotens: no

  • poder). Es la incapacidad del hombre de obtener o mantener una erección suficiente para realizar un coito satisfactorio.

  • Los tipos de impotencia que existen son: Primaria: en aquel varón que la padece a lo largo de toda su vida. Secundaria: aparece después de una actividad sexual normal. Total: no presenta ningún tipo de erección. Parcial: que puede ser intermitente o selectiva.

  • Dentro de las causas de la impotencia se puede encontrar la clasificación siguiente: Orgánicas: son las de origen anatómico, genitourinario, endocrino, infeccioso, neurológico, vascular, por drogas, etc.; constituyen el 15%. Psicológicas: son las más frecuentes y variadas, debidas a factores afectivos, de desarrollo, interpersonales, de conocimientos, ansiedad, miedo al fracaso, inseguridad, eyaculación precoz previa, etc.

  • Eyaculación precoz

  • Es la incapacidad de ejercer un control voluntario sobre el

  • reflejo eyaculador, es decir, la eyaculación sorprende sin poder controlarla y puede aparecer bruscamente o paulatinamente.

  • Las causas de esta disfunción pueden ser orgánicas: las menos frecuentes, donde se dan afecciones de la uretra y próstata y todas aquellas enfermedades en que se alteran los mecanismos reflejos de la eyaculación; o psicológicas: la ansiedad, inseguridad, miedo al fracaso, etc.

  • Eyaculación retardada

  • También denominada ausencia de eyaculación, aneyaculación

  • o incapacidad eyaculatoria. Se trata de un excesivo control involuntario del reflejo eyaculador, y el sujeto afectado no puede eyacular. Las causas orgánicas son debidas al uso de drogas y fármacos, así como a enfermedades que afectan al mecanismo de la eyaculación. Entre las causas psicológicas destacan sentimientos de culpabilidad, temor al embarazo, problemas maritales, descubrimiento de infidelidad, etc.

  • Anorgasmia

  • Es la disfunción en que la respuesta eyaculadora sólo está

  • inhibida parcialmente. La fase de emisión del semen es en forma de "goteo" pero existe una ausencia de sensaciones placenteras.

  • Dispaurenia

  • Es un coito doloroso, que puede darse durante el mismo acto

  • o bien después. Las razones principales pueden ser: por una extrema sensibilidad del glande, por alguna lesión, falta de higiene, fimosis, estrechez uretral, etc., o también, en algunas ocasiones, por componentes psicosomáticos.

  • Anafrodisia
    Es una inhibición persistente o difusa del deseo sexual o la

  • líbido existiendo un bloqueo en la apetencia sexual, con lo que la frecuencia de relaciones disminuye considerablemente, siendo a veces casi nula.

  • En el caso de que se padezca alguna de estas disfunciones, al igual que se ha dicho en el caso de las disfunciones sexuales femeninas, será conveniente acudir al especialista lo antes posible, ya que las disfunciones sexuales tienen solución cuando se tratan precozmente y se lleva a cabo una terapia adecuada, casi siempre a nivel de pareja.

  • Las principales causas psicológicas de las disfunciones sexuales engloban algunos de los siguientes factores predisponentes, precipitantes o de mantenimiento:

  • Factores predisponentes:

  • Educación restringida

  • Malas relaciones familiares

  • Información sexual inadecuada

  • Experiencias sexuales traumáticas

  • Inseguridad temprana en el papel sexual

  • Factores precipitantes:

  • Nacimiento de un hijo

  • Alteración general en la relación

  • Infidelidad

  • Expectativas no razonables

  • Disfunción en el compañero

  • Fracaso fortuito previo

  • Reacción a factores orgánicos

  • Edad

  • Depresión y ansiedad

  • Experiencia sexual traumática

  • Factores de Mantenimiento:

  • Ansiedad por el rendimiento

  • Anticipación del fracaso

  • Culpabilidad

  • Pérdida de la atracción en la pareja

  • Pobre comunicación en la pareja

  • Desavenencias en la relación general

  • Miedo a la intimidad

  • Alteración de la propia imagen

  • Información sexual inadecuada

  • Juego erótico restringido

  • Trastorno psiquiátrico

  • 6.Promiscuidad y medidas anticonceptivas.

  • Con el paso del tiempo la promiscuidad se ve como algo cada vez más normal, ha pasado de ser algo tabú a convertirse en una especie de cultura del sexo, es algo muy vitoreado por unos y muy discutido por otros. Sus principales detractores utilizan como bandera la cada vez mayor existencia de enfermedades de transmisión sexual, los posibles embarazos no deseados, la inestabilidad emocional... mientras que los simpatizantes de la idea de la promiscuidad sexual la defienden como una manera de liberación, de seguir las apetencias sin tener en cuenta las trabas que puedan existir en la sociedad.

  • En contra de esta promiscuidad sexual podemos encontrar mucha más información que a favor entre ello se podría señalar que la actividad sexual frecuente incrementa el riesgo de infección del tracto urinario, y los estudios indican que casi el 80% de dichas infecciones se producen en las 24 horas siguientes a ésta. Existe una serie de diferentes factores responsables de un aumento de incidencia de ITU entre las mujeres sexualmente activas:

    • El comportamiento sexual muy activo puede aumentar el riesgo de infecciones por transmisión sexual como las clamidias, gonorrea, o del virus herpes simple. Estos agentes pueden provocar uretritis (infecciones en la uretra).

    • Las mujeres que mantienen relaciones sexuales por primera vez o que tienen una actividad sexual intensa o frecuente tras un periodo de abstinencia corren el riesgo de sufrir un trastorno llamado cistitis de la luna de miel.

    • Un aumento repentino en la frecuencia de relaciones sexuales supone un riesgo significativo de ITU, especialmente si se emplea un diafragma.

    • La postura sexual puede contribuir al riesgo.

    • Los anticonceptivos pueden contribuir también al riesgo en una serie de formas:

    • El borde del diafragma puede contactar con el cuello de la vejiga, haciéndolo susceptible a las bacterias.

    • Los preservativos no lubricados pueden lesionar el tejido vaginal y hacerlo susceptible a infecciones. (Usar un lubricante estéril, puede ayudar a reducir este riesgo. Deberían evitarse los lubricantes con base de petróleo porque debilitan los condones de látex).

    • Los espermicidas no protegen y, de hecho, aumentan el riesgo de infecciones del aparato urinario.

    • Algunas mujeres sufren una ITU como una reacción alérgica al látex de los preservativos y a anticonceptivos orales.

    Como apoyo a la promiscuidad se pueden ver estos datos obtenidos de diversas fuentes de internet:

    Practicar sexo rejuvenece. David Weeks, neurosicólogo del Royal Edimburgh Hospital ha llegado a la conclusión de que practicar sexo rejuvece. Ha realizado un estudio durante 10 años entrevistando a 3500 personas entre 18 y 102 años en Europa y EEUU. Afirma que "la alegría a través de la práctica del sexo es un factor decisivo para conservar la juventud". Aunque también nos informa de que "la práctica del sexo fuera de una pareja estable es menos rejuvenecedora", y "la calidad de la pareja es un factor importante para tener un aspecto joven". De los factores no genéticos (el 25%) el sexo es el segundo en la lista, por detrás del ejercicio físico y mental.

    El sexo moderado es bueno para el sistema inmunolgico . El sexo moderado es bueno para la salud. Según un estudio de la universidad de California el sistema inmunológico funciona mejor si se hace el amor una o dos veces por semana. Esa es desde este punto de vista, la "ración" más adecuada.

    La práctica de sexo mejora nuestra gota, por lo menos si somos hombres. Una actividad sexual frecuente reduce el nivel de ácido úrico entre los hombres. La reducción del ácido úrico mejora los síntomas de la gota, ya que su causa es un alto nivel de ese desecho orgánico.

    Es cierto que el embarazo, obviamente aumenta proporcionalmente al aumento de la promiscuidad, pero tanto el aumento de la transmisión de las enfermedades sexuales como de abortos debidos a embarazos no deseados se evita con un adecuado conocimiento de las medidas que se deben de tomar tanto para evitar la concepción como para evitar la transmisión de

    enfermedades. Es cierto que estas medidas pueden fallar, en la mayoría de los casos por el mal uso, pero así todo existen métodos a los que recurrir como pueden ser la píldora del día después que evita el embarazo. El que ante un embarazo no esperado se decida o no el realizar el aborto es decisión personal de la chica implicada y lo que decida estará mediado por las presiones familiares, las ideas éticas y religiosas que posea, su relación con la pareja, el nivel económico que posea...

    La oferta actual de métodos anticonceptivos es múltiple, pero de todos los existentes hay algunos que no tienen buenos resultados y de ellos es de donde suelen proceder la mayoría de los embarazos no deseados; entre los métodos fiables podemos destacar los siguientes:

    Diafragma con espermicida: que consiste en un capuchón de goma flexible que se introduce en la vagina de forma que quede cubierto el cuello del útero y que debe utilizarse siempre con espermicida. Se debe de acudir a consulta al centro sanitario donde tomarán medidas para saber la talla que se necesita. Se debe de colocar 10 minutos antes del coito y permanecer colocado ocho horas después. si se tiene varios coitos hay que introducir crema antes de cada uno. Tras su utilización hay que lavarlo con agua y jabón neutro, secarlo y guardarlo impregnado de polvos de talco.

    Preservativo o condón: funda de goma lubricada que se coloca cuando el pene está erecto. La mayoría de los que se encuentran en las farmacias tienen un depósito para que se deposite el semen tras la eyaculación.

    Dispositivo intrauterino o espiral: son pequeños objetos que se introducen en el útero, tienen tres efectos: dificultan el paso de los espermatozoides hacia las trompas; aumenten la movilidad de estas, dificultando la fecundación; impide la anidación del óvulo en el supuesto de que haya sido fecundado. Es bastante seguro, se debe de colocar por el médico y permanece entre dos y cinco años, según la clase de DIU que se utilice. El problema es el de los efectos secundarios, no recomendable para las mujeres que nunca han estado embarazadas. Puede haber rechazo al ser colocado. Al principio lo normal es que se tengan reglas abundantes y algunas molestias más de lo normal.

    La píldora: medicamento formado por dos sustancias, estrógenos y progesterona sintéticos similares a las hormonas femeninas. Estas sustancias se distribuyan por medio de la sangre, impiden que los ovarios produzcan óvulos. Es el método más seguro y no interfiere para nada en las relaciones sexuales. Pero se debe de tener en cuenta que las mujeres con trastornos vasculares no deben tomarla, tampoco si se tienen problemas de vesícula o hígado... Se debe de tomas bajo control médico pero no necesita receta.

    Como métodos definitivos estarán las esterilizaciones: vasectomía y ligadura de trompas.

    Para casos de excepción existe la píldora del día después, compuesto hormonal que tomado o inyectado durante las 48 horas siguientes al coito efectuado sin protección o con protección fallida, impide la anidación del óvulo.

    7 Bibliografía:

    Textos:

    La educación sexual en la adolescencia, de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales (unidades didácticas y temario desarrollado)

    Anticoncepción y anticoncepción de emergencia, editado por Alcalá- Farma (folletos)

    Maternidad, paternidad y el embarazo, Instituto de la mujer, Ministerio de Trabajo y Asusntos Sociales (folletos)

    Guía de anticonceptivos y sexualidad, Instituto de la mujer, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

    Vídeo:

    Comportamientos sexuales no heterosexuales, distribuidora del método EDUTEST, facilitado por la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales.

    Diapositivas:

    Sexualidad humana, Dirección General de Salud Pública. Ministerio de Sanidad y Consumo

    Internet:

    http://www.msd-es.com/publicaciones/mmerck/MM_00_01.htm

    http://www.ciudadfutura.com/creetelo/noticias30.htm

    http://www.drscope.com/pac/urologia/a3/a3_pag7.htm

    http://www.atlas-iap.es/cuasba/disexfem.htm

    http://www.ciudadfutura.com/psico/articulos/disfusex.htm

    http://www.sapena.com.py/arti001.htm

    http://www.abcsexologia.com/trastorno_por_aversion.htm

    http://www.miexamen.com.mx/Trastornos%20psicosexuales.htm

    http://www.vidahumana.org/vidafam/homosex/homosexualidad

    http://www.producto-light.com.ve/actitudes/homosexualidad.html

    http://www.tnrelaciones.com/anexo/sexo/masturbacion.html

    http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/estudios.html

    http://www.justicewomen.com/cj_rapequiz_intro_sp.html

    http://bagad-vahad.hypermart.net/Anorgasmia.html