Transistores

Electrónica. Diodos. Emisor. Montaje. Colector. Tensión. Polarización automática. Acoplamiento

  • Enviado por: Necro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
publicidad

EL TRANSISTOR

- Al igual que el diodo el transistor está formado por la unión de cristales semiconductores de dos

tipos. La diferencia respecto a la constitución básica radica en que el diodo está formado por una so-

la unión de semiconductores N y P, y en cambio el transistor está constituido por dos uniones de se-

miconductores formadas por dos cristales de un mismo tipo (P ó N) separados por otro cristal de

distinto tipo (N ó P). Así tenemos los transistores NPN y PNP (Fig. 1).

En este caso se tendrán dos barreras que superar mediante corrientes y tensiones de polarización.

Con respecto a esta polarización los transistores NPN se polarizarán siguiendo el mismo criterio que

en los PNP, y este criterio es el siguiente:

El emisor y la base se polarizan mediante una tensión del mismo signo que sus respectivos cristales

y al colector deberá aplicársele una polaridad opuesta al cristal que lo constituye (Fig. 2).

Siguiendo este criterio habrán pues 3 configuraciones básicas a seguir para la polarización del tran-

sistor y no todas ellas amplifican todas las señales aunque las tres se usan para según qué fines.

-Montaje EMISOR COMÚN:

En este montaje la señal que se desea amplificar se aplica entre base y emisor obteniéndose la señal

amplificada entre emisor y colector. Entonces el emisor es el electrodo por el que circula tanto la se-

ñal de entrada como la de salida, de ahí el nombre de “emisor común”.

Para el estudio de estos montajes usaremos dos fuentes de polarización, una de mayor tensión para

la polarización de salida (en este caso colector-emisor), y otra de menor tensión para la polariza-

ción de la entrada, es decir de la base con respecto al emisor.

Éste es el montaje que proporciona mayor ganancia de amplificación de corriente, y de hecho es el

más utilizado (Fig. 3).

El generador representa la señal alterna que deseamos amplificar y el funcionamiento del circuito es

el siguiente:

Cuando el generador suministra semiciclos positivos esa tensión se sumará a la VBE (VBE =VRC +

+Ve) por lo que aumentará VBE y con ella la IB y como todo aumento de IB provoca un aumento de

IC ésta aumentará también. Sabiendo que Vcc = VRc + VCE ; si al aumentar Ic aumenta con ello

VRc , VCE tendrá que disminuir. Por tanto en un montaje emisor común todo aumento de VBB supo-

ne una disminución de VCE a lo cual se le llama inversión de fase.

Pasará exactamente lo contrario cuando el generador suministre semiciclos negativos, es decir dis-

minuirá IB (ya que la corriente del generador se restará con la de polarización de base-emisor) e Ic

y como consecuencia VRc disminuirá y aumentará VCE (gráficas Fig3).

En este montaje la impedancia de entrada oscila entre 300 y 1500  y la de salida entre 50 y 200 k

-Montaje BASE COMÚN:

Es el montaje menos usado debido a que no aporta ganancia de corriente (HFE < 1). Sin embargo

sí amplifica tensión debido a que la impedancia de salida es mucho mayor que la de entrada.

En este montaje (Fig. 4) la corriente de entrada es la IE y la de salida la Ic, y como Ic = IE - IB la

corriente de salida será menor que la de entrada.

Cuando Ve proporcione semiciclos positivos VEB aumentará en función de los valores de dichos

Semiciclos y con ello aumentarán VCE y VR ya que:

VCE = Vcc + VEB + Ve - VR

Entonces en este caso no hay inversión de fase (gráficas Fig. 4) ya que en caso de que disminuya

VEB por una disminución de Ve, también disminuirá VCE.

La impedancia de entrada oscila entre 10 y 100  y la de salida es de unos cientos de K incluso

M.

-Montaje COLECTOR COMÚN:

Este montaje (Fig. 5) posee una elevada impedancia de entrada (cientos de K) con respecto a la

de salida (algunos K) por lo que no habrá ganancia de tensión.

Rc está conectada al emisor por lo que será ahí donde se produzca la ganancia de corriente.

Si nos fijamos bien vemos que el transistor está bien polarizado, ya que por tratarse de un transis-

tor de tipo NPN el emisor recibe potencial negativo de la fuente Vcc y el colector potencial posi-

tivo. En lo que respecta a la base parece que recibe potencial negativo de VBB, lo cual no parece

ser correcto ya que en un transitor NPN la base debe recibir potencial positivo con respecto al

emisor. Y es en esto último en lo que hay que fijarse y es que en realidad la base está recibiendo

potencial positivo con respecto al emisor, ya que Vcc es mayor que VBB y por tanto el emisor es

más negativo que la base.

Cuando aumente VBC a causa de los semiciclos positivos de Ve, subirá la corriente de entrada IB

y entonces aumentará la corriente de salida IE.

Si el generador proporciona tensión negativa a la base se restará a la de polarización de base

(Vcc - VBB = tensión de polarización de base) por lo que circulará menos IB que será la causa de

una bajada de IE (gráficas Fig. 5).

En este caso tampoco hay inversión de fase de tensión, ni siquiera hay ganancia de esta señal ya

que cuando aumenta la tensión de entrada el transistor se hace más conductor por lo que en el emi-

sor aparecerá casi toda la tensión positiva de Vcc, es decir el emisor se hace más positivo.

-Hasta ahora hemos visto distintas formas de polarizar un transistor mediante dos fuentes. Pero a

la práctica el uso de las dos fuentes no resulta muy razonable y por ello existen otros métodos de

polarización de transistores siguiendo las tres configuraciones básicas ya vistas. Este sistema se

realiza pues con una única fuente de alimentación que alimenta al colector a través de una Rc y a

su vez alimenta también a la base no sin situar primeramente una resistencia adicional que provo-

que una caída de tensión entre base y emisor del transistor siendo ésta suficiente como para poder

polarizarlo correctamente (Fig. 6).

La IB de polarización viene dada gráficamente por las curvas características de cada transistor. Co-

nociendo pues dicho valor, Vcc y la tensión de polarización de base que se desea obtener, se puede

calcular el valor de la resistencia de polarización de base (RB) por la fórmula:

RB = VRB / IB ; VRB = Vcc - VBE

RB = [Vcc - VBE] / IB

Este sistema de polarización es muy simple pero tiene un grave inconveniente: Al entrar el transis-

tor en conducción aumenta su tempratura interna debido al paso de corriente por el que está some-

tido, con lo cual disminuye la resistencia de las uniones (efecto térmico semejante al de los diodos)

haciéndose el transistor más conductor y aumentando con ello la corriente y como consecuencia la

temperatura. Aquí llegamos a un círculo vicioso en el que el proceso se va repitiendo continuamen-

te hasta que el calor engendrado en las uniones es tan grande que el transistor se destruye.

Por estos motivos en la práctica se utilizan otros sistemas de polarización que contrarrestan estos

aumentos de corriente.

Hay pues 3 métodos de autopolarización de transistores para estabilizar la corriente y la temperatu-

ra en las uniones:

  • ESTABILIZACIÓN POR CONTRARREACCIÓN DE TENSIÓN:

La polarización de este montaje es automática y consiste en polarizar la base conectando la RB al

colector en lugar de hacerlo directamente a la batería (Fig. 8 a).

De este modo al aumentar Ic como consecuencia de un aumento de temperatura, aumenta la caída

de tensión en Rc (ya que según la ley de Ohm: VRC = Ic × Rc ) y por tanto, basándonos en que

VCE = Vcc - Ic × Rc , disminuye con ello la VCE. Debido a dicha caída de tensión, la IB también

disminuye porque la tensión en bornes de RB es menor (VRB = VCE - VBE) ; es decir, la Intensidad

de corriente IB depende de la tensión de colector VCE, y como consecuencia se produce una esta-

bilización continua de la corriente de base. Cuando IB disminuye también lo hace la corriente de

colector Ic, con lo cual se compensa la corriente residual debido al aumento de temperatura.

La denominación polarización por contrarreacción de tensión se debe a que la corriente de pola-

rización de base depende, de forma automática, de la tensión de colector. En el circuito básico sin

estabilización la IB no disminuía porque dependía directamente de la tensión de la fuente de ali-

mentación, la cual es constante.

Este montaje presenta un inconveniente y es que las corrientes que se desean amplificar también se

realimentan del colector a la base junto con las variaciones de señales debidas al aumento de tem-

peratura, por lo que también son estabilizadas y no habrá amplificación. Para solucionar esto se

subdivide la RB en dos y el punto central se desacopla a masa mediante un condensador, así las

lentas variaciones de corriente debidas a los aumentos de temperatura pasan a la base, y las varia-

ciones de corriente rápidas debidas a la forma de onda de la señal que deseamos amplificar, son

cortocircuitadas a masa a través del condensador (Fig. 8b).

En estos montajes lo mejor es utilizar unas fórmulas aproximadas:

El transistor proporciona la máxima potencia cuando Rc es igual a la resistencia interna del tran-

sistor entre colector y emisor (Vcc = VRC + VCE). Cuando se dé esto Vcc se repartirá por igual en-

tre Rc y RCE con lo cual:

VCE = VRC = Vcc / 2

Así pues la Rc se elegirá de un valor tal que provoque una caída de tensión en sus bornes cuyo va-

lor sea la mitad que el de la Vcc.

A continuación se elegirá de acuerdo con las curvas características de salida del transistor, la Ic.

Aquí se debe tener cuidado con el producto VCE × Ic = P no sobrepase el valor máximo que

puede disipar el transistor.

Con los datos de tensión de colector y corriente de colector ya se puede calcular la Rc:

Rc = VCE / Ic

Y RB será igual a:

RB = HFE × Rc

Donde HFE será el valor de ganancia típico dado por el fabricante del transistor.

  • ESTABILIZACIÓN POR CONTRARREACCIÓN DE INTENSIDAD:

Este sistema de estabilización consiste simplemente en intercalar una resistencia en el terminal

emisor a la cual la llamaremos RE (Resistencia de emisor) (Fig. 9 a).

Si, como consecuencia de un aumento de temperatura, aumenta la IE, aumenta la caída de tensión en RE reduciéndose con ello la polarización base-emisor y disminuyendo la corriente emisor-base.

Como consecuencia de esa bajada de corriente de base también bajará la corriente de colector, por

lo que queda compensado el aumento inicial de corriente.

Con el fin de que las variaciones de corriente a través de RE, causadas por la señal alterna a am-

plificar, no influyan sobre la estabilidad del circuito, se conecta en derivación con RE un codensa-

dor para el desacoplo de la señal alterna (Fig. 9b). La Xc a la frecuencia más baja con que trabaja el condensador debe ser al menos igual o inferior a la décima parte de la señal de salida amplifica-

da de forma que las señales alternas que circulen por el transistor encuentren poca oposición y, sin

embargo, debido a la carga del condensador por estas señales, en bornes de la resistencia de emisor

RE permanezca constante.

De acuerdo con lo expuesto, la capacidad del condensador de emisor CE será igual a:

CE = 1 / (2 × fmín × Xc)

Para mayor rendimiento y estabilidad se suele usar la combinación de los dos tipos de estabiliza-

ción estudiados (Fig. 9b).

  • POLARIZACIÓN AUTOMÁTICA MEDIANTE ESTABILIZACIÓN POR DIVISOR

DE TENSIÓN:

Es el método más utilizado en la práctica en el cual la tensión de polarización de la base se estabili- za mediante un divisor de tensión formado por RB1 y RB2 y la de emisor mediante la RE (Fig. 10 a).

Se trata de un montaje en base común en el cual tenemos que al aumentar la Intensidad de corriente

de emisor IE debido a una subida de temperatura, también aumenta la caída de tensión en RE. Al

aumentar VRE disminuye la caída de tensión en bornes de la resistencia interna del transistor entre

base y emisor (VBE) ya que VRE y VBE forman en realidad un divisor de tensión en serie cuya

suma junto con RB1 es igual a Vcc, por tanto para mantenerse esa igualdad, al aumentar un valor

tiene que disminuir otro y viceversa. En resumen, al aumentar IE automáticamente disminuirá VBE,

compensándose así la variación inicial de intensidad de colector Ic.

Este circuito es más eficaz cuanto mayor sea RE y menor el divisor de tensión formado por RB1 y

RB2. Pero en la práctica es preferible que RB1 y RB2 sean de un valor alto ya que así habrá una re-

ducida intensidad de entrada IB y el consumo de energía eléctrica también será pequeño.

La tensión en bornes de RB2 vendrá dada por la expresión:

VB2 = RB2 × Vcc / (RB1 + RB2)

Y la VRE:

VRE = VB2 - VBE

Y sustituyendo VB2:

VRE = RB2 × Vcc / (RB1 + RB2)

Y como IE = VRE / RE ,

IE = RB2 × Vcc / (RE × RB1 + RE × RB2)

Y RE ,

RE = RB1 × RB2 / [(RB1+ RB2) × (RB1 + HFE)]

Normalmente en este tipo de circuitos se debe desacoplar a masa la RE mediante un condensador (Fig. 10 b) ya que sino se producirían variaciones de tensión en bornes de esa resistencia que modi-

ficarían la polarización del transistor al ritmo de la corriente alterna. Conectando ese condensador en bornes de RE, la capacidad del cual ha de ser unas 10 veces inferior al valor óhmico de RE, en

bornes de esa resistencia obtendremos una tensión continua de valor fijo que mantendrá constante

la polarización correcta del transistor.

-ACOPLAMIENTO ENTRE ETAPAS:

Normalmente y debido a que las señales que deben ser amplificadas poseen un valor muy pequeño, un único transistor no es suficiente para obtener un valor muy alto de corriente de salida. Por ello en estos casos se usan los acoplamientos de transistores. Entonces se da que utilizando un segundo

transistor montado en emisor común a cuya base se le aplique la corriente de salida obtenida por la

anterior etapa (en este caso las etapas son las distintas partes en las que se divide un acoplamiento en las que tendremos siempre una corriente de entrada y otra de salida), la ganancia total del circui-to será igual al producto de las ganancias parciales (ganancias de cada etapa).

Para conectar dos o más transistores de forma que uno amplifique la señal de salida del anterior, han de conectarse adecuadamente para que no se aplique la tensión de polarización de uno a otro,

pues si se conecta directamente el colector de un transistor a la base del siguiente, pasará la eleva-

da corriente continua de colector del primer transistor a la base del segundo, modificando su pola-

rización e incluso pudiendo destruirlo, al no poder soportar tan elevada tensión.

Por todos estos motivos se utilizan circuitos interetapas que evitan el paso de las corrientes conti-

nuas de una a otra y, sin embargo, no evitan que pasen perfectamente de uno a otro transistor las

señales alternas que vamos a amplificar.

Según los elementos utilizados en estos circuitos interetapas, los acoplamientos se clasifican en:

-Acoplamiento por transformador.

-Acoplamiento por resistencia-condensador.

-Acoplamiento directo.

-Acoplamiento complementario.

  • ACOPLAMIENTO POR TRANSFORMADOR:

Es el que ofrece mayor ganancia ya que le propio transformador puede elevar aún más el valor de la corriente de la señal alterna que deseemos amplificar.

Sin embargo no es un acoplamiento muy utilizado en la actualidad por dos sencillas causas:

La primera es de índole de calidad: Todo transformador basa su funcionamiento en el fenómeno de

inducción, en un devanado llamado secundario, de la corriente que circula por el primario gracias a

las variaciones de flujo magnético engendradas en el núcleo por la corriente primaria. Sin embargo, y debido a que la permeabilidad del núcleo no es nunca constante, sino que varía en función de la intensidad de campo H, y a que la reactancia inductiva XL de los bobinados varía mucho con la fre-

cuencia de la señal que se desea amplificar, la señal de salida nunca es exactamente igual a la de entrada en cuanto a la forma, es decir, la señal sufre lo que en electrónica se denomina distorsión.

La segunda es de índole económico: Un transformador es mucho más caro que otros componentes

con los que se pueden lograr los mismos fines, como por ejemplo una resistencia y un condensa-

dor.

Consiste en un acoplamiento entre etapas de transistores en cuyo montaje se sitúa una interetapa formada por un transformador cuya función primordial será la de separar la corriente continua de polarización, la cual no inducirá ninguna tensión al secundario, de la corriente alterna que quere-

mos amplificar la cual sí inducirá corriente al devanado secundario y podrá ser recogida por la ba-

se del segundo transistor (Fig. 11).

La misión de R1 y R2 es la de polarizar adecuadamente la base con respecto al emisor.

El condensador C1 deja pasar hacia la base de T1 la corriente alterna que queramos amplificar y a

su vez evita el paso de cualquier corriente continua que pueda haber en un circuito anterior. El va-

lor de dicho condensador depende de la frecuencia más baja que deseemos amplificar.

El condensador C2 está conectado en paralelo con R2 y filtra la tensión alterna que pueda aparecer

en bornes de dicha resistencia cuando se producen las variaciones de corriente en el secundario del

transformador para así evitar cambios en la polarización base-emisor del transistor.

XC2 " R2 / 10

La relación de transformación del transformador (rt) depende de las impedancias de salida del pri-mer transistor T1 y de entrada del segundo transistor T2

rt = "Zs / "Ze

Siendo Zs la impedancia de salida de T1 y Ze la impedancia de entrada de T2

  • ACOPLAMIENTO POR RESISTENCIA-CAPACIDAD:

El acoplamiento mediante resistencia - capacidad está compuesto por un condensador y dos resis-

tencias (Fig. 12). R1 es la resistencia de carga de la primera etapa amplificadora, y la resistencia R2 es al de polarización base-emisor del transistor de la segunda etapa amplificadora. El condensador

C tiene la misión de dejar pasar las señales de corriente alterna que vamos a amplificar de una a otra etapa y evitar, al mismo tiempo, que la alta tensión continua de colector del primer transistor quede aplicada a la base del siguiente.

La capacidad del condensador C depende del valor de las frecuencias que se deseen amplificar, por

lo que cuanto más bajas sean dichas frecuencias mayor deberá ser la capacidad del citado conden- sador (la reactancia capacitiva de un condensador es tanto más elevada cuanto menor sea su capa- cidad).

La ganancia óptima de corriente se obtiene ajustando las resistencias de carga Rc. Si el valor de dicha resistencia es muy elevado, se produce una excesiva caída de tensión que reduce la tensión

de polarización del colector. Si por el contrario, el valor de Rc es muy bajo, la amplificación es insuficiente. El punto de funcionamiento de los transistores se elige mediante las resistencias Rb (R2) de polarización de base, según sea la corriente de colector.

Para estabilizar el circuito ante las variaciones de temperatura, se utilizan los circuitos de autopo-larización mediante realimentación de tensión (Fig. 13) o por divisor de tensión (Fig. 14) en los que se suele añadir una resistencia estabilizadora de emisor desacoplada a masa por un condensa-dor, aunque en muchas ocasiones esa resistencia de emisor se sustituye por un divisor de tensión

formado por dos resistencias en serie de igual valor óhmico total que la resistencia única, y desa-coplando a masa sólo una de ellas.

En los amplificadores de varias etapas (a partir de 3) se sitúa entre la etapa final y la previa un fil-tro RC cuya finalidad es compensar la influencia de la resistencia interna de la fuente de alimenta-ción en el acoplamiento entre etapas (Fig. 15)

  • ACOPLAMIENTO DIRECTO:

Consiste en conectar el colector del transistor directamente a la base del siguiente, de forma que la señal pase directamente de uno a otro transistor (Fig. 16).

Sin embargo, este circuito no es muy utilizado, ya que tal como se ha diseñado el colector de la pri-mera etapa está alimentado a una tensión muy baja, ya que la fuente de alimentación además de polarizar el colector (VCE) de la primera etapa, tiene que polarizar a su vez la base de la siguiente (VBE).

Una solución a este problema consiste en utilizar la primera etapa como montaje colector común, conectando el emisor de su transistor directamente a la base del siguiente (Fig. 17). Este montaje

da buenos resultados debido a que el montaje en colector común posee una impedancia de salida muy baja, adecuada a la baja impedancia de entrada del circuito emisor común de la etapa siguien-te.

En la figura 17 (ya citada anteriormente) se muestra el esquema de un circuito amplificador de dos etapas acopladas directamente, extrayendo la señal de la primera etapa del emisor del primer tran-sistor (etapa montada en colector común). Sólo la segunda etapa tiene desacoplado el emisor, ya que si se conecta un condensador de desacoplamiento entre emisor y masa de la primera etapa, la señal de salida de esta primera etapa quedaría filtrada, es decir cortocircuitada a masa a través de ese condensador, y por lo tanto, no se obtendrían variaciones de tensión en bornes de la resistencia de emisor y con ello no llegaría señal alterna a la base del segundo transistor amplificador.

En el circuito de la figura 18 se observa que ambos transistores se han montado en emisor común, extrayéndose la señal del colector del primer transistor y aplicándose a la base del siguiente a tra-vés de la resistencia R2, que polariza el segundo transistor, es decir la polarización de la base del segundo transistor se obtiene por el divisor de tensión formado por la resistencia R1 y la suma de la resistencia R2 y la resistencia colector-emisor del primer transistor.

  • ACOPLAMIENTO COMPLEMENTARIO:

Consiste en acoplar dos transistores de distinto tipo (uno PNP con otro NPN ó viceversa...) (Fig. 19 y 20).

Las resistencias R1 y R2 forman el divisor de tensión para hacer posible la polarización correcta y necesaria de la base del primer transistor y R3 es la resistencia de autopolarización del mismo. En paralelo con dicha resistencia se dispone el condensador de filtro C2.

La resistencia R4 es la carga del primer transistor y en ella radica la clase de acoplamiento.

Cuando no se aplica señal alterna a la base del primer transistor, la resistencia R4 polariza correcta-mente la base del segundo transistor, según las polaridades indicadas en el esquema del circuito de la figura 19.

En el momento que la base del primer transistor se hace positiva, el transistor se hace más conduc-tor, es decir, baja la resistencia colector - emisor del mismo, por lo que la base del segundo transis-tor se hace más negativa (se acerca más su potencial al potencial negativo de masa). Con ello au-menta la corriente de colector del segundo transistor.

Si, por el contrario, la base del primer transistor se hace menos positiva, por recibirse un semiciclo negativo de la corriente alterna que se desea amplificar (la cual se restaría de la tensión continua positiva de polarización de base del primer transistor), este transistor conduciría menos, pues au-menta su resistencia interna colector - emisor. Con ello la base del segundo transistor se hace menos negativa (al ser mayor la resistencia total del conjunto colector - emisor del primer transis-tor y la resistencia R3, que forman con R4 el divisor de tensión para la polarización de base del se-gundo transistor). Como consecuencia de todo ello disminuye la corriente de colector del segundo transistor.

Obsérvese que aunque los dos transistores de este montaje son de distinta constitución, en ambos casos los transistores están bien polarizados (Fig. 19 y 20) . En el caso del transistor NPN su emi-sor está en comunicación con el negativo de la fuente a través de R3 y masa, mientras que en el caso del transistor PNP, su emisor lo está con el positivo.

CONTROL DE AMPLIFICACIÓN:

Los circuitos de control de amplificación no son otra cosa que circuitos mediante los cuales pode-mos obtener mayor o menor señal alterna a la salida del amplificador, ajustándola a nuestro antojo. Los circuitos de control de amplificación reciben diferentes denominaciones según el tipo de señal que se desea amplificar. Así, son circuitos de control de amplificación los controles de volumen de los amplificadores de sonido, radio y televisión, y los controles de luminancia, brillo y color de los receptores de televisión.

Los controles de amplificación se sitúan en una de las etapas amplificadoras, pues basta con regu-lar una sola de ellas para que todas las demás queden afectadas por dicho control ya que la ganan-cia total del amplificador es igual al producto de las ganancias parciales, por lo que si se modifica una sola de las ganancias ésta afectará al producto, y por tanto, a la ganancia total.

Los controles de amplificación no deben afectar a las corrientes continuas de polarización, es decir que sólo deben afectar a los valores de las señales alternas que se desean amplificar y nunca a las corrientes continuas de polarización de base y colector.

También es importante, en el caso de los controles de volumen de sonido, que no sean causa de ruido en el amplificador, para lo cual se evitará disponer dicho control en la primera etapa amplifi-cadora.

Efectivamente, dado que para el control de volumen de sonido se utilizan potenciómetros, y que como cualquier resistencia, la resistencia de los potenciómetros es afectada por cambios de tempe-ratura, de ello se deduce que se producen cambios de tensión que nada tienen que ver con la señal que se amplifica. Estos cambios indeseables de tensión son muy amplificados si detrás de la etapa amplificadora que posee el control se han dispuesto tres o cuatro etapas más, y por tanto en el alta-voz obtendríamos un desagradable ruido de fondo mezclado con el sonido que deseamos escuchar. Por tanto el control de amplificación de volumen se deberá situar en una etapa intermedia donde sean pocas las etapas amplificadoras posteriores para que el sonido reproducido esté libre de ruidos. En la figura 21 se puede ver un ejemplo de control de amplificación en el que se cumple que no afecta a las corrientes continuas de polarización. Efectivamente, la corriente continua de colector circula a través del potenciómetro y no se deriva a la etapa siguiente ya que el condensa- dor C se opone a su paso. Sea cual sea la posición del cursor del potenciómetro, la corriente conti- nua de colector del transistor siempre tendrá el mismo valor. La señal alterna, sin embargo, si que puede circular a través del condensador C, por lo que la señal que se aplique a la etapa siguiente

dependerá de la posición del cursor del potenciómetro, ya que éste actúa como un divisor de tensión para la corriente alterna.

En este circuito (Fig. 21), al accionar el cursor en uno o en otro sentido aplicamos más o menos ten-sión alterna a la base del transistor siguiente, por lo que también obtendremos más o menos valor de la corriente alterna en colector de dicho transistor, es decir obtendremos más o menos valor de la se-ñal que estamos amplificando.

En la figura 22 se puede ver otra forma de conexión del potenciómetro de control de amplificación. Se trata de un acoplamiento resistencia-condensador, en el que la segunda resistencia se ha sustitu-ido por un potenciómetro de volumen.

En el caso de una polarización por divisor de tensión, el control de amplificación debe disponerse sobre la etapa anterior (Fig. 23).

Para finalizar, los potenciómetros para el control de volumen sonoro deben ser del tipo logarítmico, ya que el oído humano sigue una ley logarítmica.

*NOTA: Los archivos de dibujo se pueden ver con el COREL DRAW 9.