Torturas

Curiosidades. Aparatos artilugios o instrumentos de tortura. Herejía y castigo. Castigos inquisitorios. Museo de la Santa Inquisición

  • Enviado por: Diablita
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

MUSEO DE LA SANTA INQUISICIÓN

Instrumentos de Tortura y pena Capital

Esta insólita exposición cuenta una historia de horrores que nuestra conciencia ha eliminado y que por el contrario durante muchos siglos fueron parte integrante de la convivencia humana , de cuando la sociedad se fundaba en un cruel equilibrio de delitos y castigos administraba sin miedo a excederse , la muerte y el sufrimiento en formas de consumada espectacularidad. Educada para celebrar los ritos solemnes de la expiación y del arrepentimiento , la humanidad ha condensado en estos aparatos , diferentes y rebuscados , la historia de intentos de control del cuerpo (y del alma) de los sujetos considerados indignos. Y este museo de sus inventos se aventura a desmentir el famoso aforismo de Goya “ El sueño de la razón crea monstruos” : una razón delirante y perversa ha dirigido la construcción de este conjunto de instrumentos.

Solo en base a esta consideración , podemos comprender y colocaren la justa perspectiva la naturaleza y la historia de la tortura. La maldad humana , el placer por el dolor ajeno , el deseo de imponer nuestros criterios a los demás sin respectar la libertad de los otros no es el patrimonio de una época sino que firma parte de la historia de la historia de la humanidad.

Es equivocado imaginarse la tortura como un hecho histórico , como una practica de tiempos pasados y de determinados lugares , como un procedimiento de aquel tiempo superado con la evolución social , política y moral. En realidad , la tortura no conoce épocas , no exige ni ambientes ni medios particulares , y no deriva de la voluntad del poder tanto seglar como religioso. Hacer sufrir a otra persona parece ser una necesidad irreprimible del ser humano.

ABLACIÓN DE LOS PIES CON FUEGO

Si el hereje no se convertía a la verdadera fe, de los tobillos hacia abajo no le quedaban mas que muñones de huesos carbonizados. A continuación se proseguía con las manos. De este modo los frailes dominicos , grandes cazadores de herejes , encontraron su forma de ser útiles.

EL ANILLO AUTOMORTIFICANTE

Este ingenio se utilizaba para impedir la erección del órgano genital masculino mediante las púas dispuestas por el lado interior. A diferencia del cinturón de castidad femenino , que era una forma de humillación impuesta para asegurar la fidelidad conyugal , y mas a menudo , impuesta por el terror a sufrir actos de violencia carnal , el anillo auto mortificante era una forma de sufrimiento que el hombre , generalmente el religioso , se imponía voluntariamente para intentar alcanzar un estado de perfeccionamiento moral o espiritual.

EL APLASTACABEZAS

Los aplasta cabezas , de lo que se tienen noticias ya en la edad media , gozan de la estima de las autoridades de buena parte del mundo actual. La barbilla de la victima se colocaba en la barra inferior y el casquete es empujado hacia abajo por el tornillo. Primero se destrozan los alvéolos dentarios , después las mandíbulas , hasta que el cerebro se escurre por la cavidad de los ojos y entre los fragmentos del cráneo.

EL APLASTAPULGARES

En este aparato veneciano con tres barras horizontales pueden introducirse dos pulgares y cuatro dedos , pero es tosco comparado con el instrumento austriaco que lo acompaña en la vitrina.

“ARAÑAS ESPAÑOLAS”

También llamadas “ arañas de la bruja “, garras con cuatro puntas unidas en forma de tenazas constituían herramientas fundamentales del verdugo. Servían tanto frías como calientes , para alzar las victimas por las nalgas , los senos , el vientre , y la cabeza , a menudo con dos puntas en los ojos y en las orejas.

LA AUREOLA DEL TONTO o LA CORONA DE ESCARNIO CON CAMPANILLA

Se trata de una modalidad de escarnio publico suave , aplicado sobre todo a aquellos que se habían comportado de una manera estúpida , absurda o necia hasta el punto de haber ocasionado molestias a la colectividad. El castigo era encadenado durante horas al palo de la picota , o simplemente en la plaza publica , llevando en la cabeza este ridículo aparato , siendo incluso obligado en ocasiones a llevarlo puesto mientras hacia su vida cotidiana. Hasta aquí todo podría ser soportable... pero la feroz crueldad de la gente le hacia sufrir no solo humillaciones , sino que también era mancillado en publico , y recibía golpes , patadas , petradas ... y otras cosas.

“LA HIJA DEL BASURERO”

Aunque a primera vista parezca únicamente otro método de inmovilización o de contrición , no mas temible que millares de artilugios mas o menos similares , la hija del basurero provoca en la victima , a menudo ya , a los pocos minutos , fuertes calambres : primero de los músculos abdominales y rectales , y luego de los pectorales , cervicales y de las extremidades ; calambres que con el paso de las horas conducen a una única , continua y atroz agonía sobre todo , parece ser , en el abdomen y recto. En tal situación la victima puede ser golpeada , pateada , quemada y mutilada a placer.

EL CILICIO DE PINCHOS

Los instrumentos provistos de pinchos en su interior eran y en determinados ambientes , aun lo son , predilectos de religiosos auto mortificantes. Naturalmente , los mismos instrumentos servían también para la tortura inquisitorial y punitiva.

EL CINTURÓN DE CASTIDAD

Un imperecedero mito popular , aunque recogido en publicaciones academicas , mitifica el uso de este aparato. La opinión tradicional es que el cinturón de castidad se usaba para garantizar la fidelidad de las esposas durante largas ausencias de los maridos , y sobre todo nadie sabe porque ya que no hay evidencias documentales que den soporte a tal idea de las mujeres de los cruzados que partian a Tierra Santa.

“ GARRAS DE GATO “

Grandes casi como cuatro dedos de hombre , estos artefactos , montados encima de un mango , se usaban para reducir a tiras la carne de la victima y extraerla de los huesos , en cualquier parte del cuerpo : cara , abdomen , espalda , extremidades , senos.

Vídeos relacionados