Todos los puertos se llaman Helena; Joan Barril

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela juvenil catalana. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Kira
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Todos los puertos se llaman Helena

JOAN BARRIL

19 de febrero de 2001

ÍNDICE:

  • Resumen del libro.

  • Descripción del personaje principal y de uno secundario.

  • Vocabulario. 20 palabras desconocidas y oraciones con ellas.

  • Opinión y crítica personal.

    • Resumen del libro.

    Guillem es un chico de 12 años que vive con su madre y con el novio de ésta, llamado Pier. Cuando Guillem acaba el curso y comienza con las vacaciones de verano, como recompensa de su exitoso trabajo, su madre le compra una tarjeta módem para el teléfono móvil, con la que puede conectarse a Internet y hablar con sus amigos en el chat.

    Pier durante el verano tiene que ir repartiendo pianos en su gabarra, y Guillem y su madre le acompañan.

    Al comienzo del viaje, Guillem se aburre y se siente un tanto solo, ya que no puede hacer demasiadas cosas, salvo hablar por las noches con sus amigos gracias al regalo de su madre.

    Un día tienen que entregar uno de los pedidos en Maastricht, jugando Guillem con su madre a un juego que suelen practicar, encuentran a un pequeño perro sin amo, que se convierte en el afable y leal amigo de Guillem, y éste le bautiza con el nombre de Spy.

    Una día, la madre de Guillem se percata de que los yogures de frambuesa y las galletas integrales desaparecen con gran rapidez, sin embargo, no le da demasiada importancia, pero Guillem, descubre qué es lo que sucede; una noche, de madrugada, cuando su madre y Pier estaban durmiendo, él se levanta y va a la cocina, ya que se pueden escuchar unos ruidos extraños, Guillem descubre a una chica de unos quince años, que estaba comiendo uno de los yogures de frambuesa que la madre de Guillem echaba a faltar.

    La chica le dice que se llama Helena y que se encontraba de polizón en la gabarra desde hacía algún tiempo. Élla le pide que no la descubra y le cuenta que iba en busca de sus abuelos, sus padres eran feriantes de un circo llamado “El Gran Circo Gorodis”, pero que murieron y élla fue adoptada, pero que se escapó para encontrarse con sus abuelos y para volver a saber algo del circo perdido.

    Guillem accede a ayudarla en su búsqueda y le da su palabra de que no será delatada.

    Muchas noches, mientras la madre de Guillem y Pier salen a cenar o pasear fuera, Guillem sale con Helena, la cual se convierte en la gran amiga de Guillem, y con la que comparte muchas anécdotas.

    Nadie conoce la existencia de Helena en la gabarra, salvo Guillem y Spy, pero una noche oscura, la madre de Andreu cae al agua, ni Guillem ni Pier son capaces de divisarla, y temen seriamente perderla, pero Helena se descubre y salta al agua en su rescate.

    Ahora que saben de su existencia, todos ayudan a Helena, en Bucarest, encuentran al Sr. Ion, antiguo amigo del circo que le dice que su abuelo había muerto hacía dos años y que él estaba viviendo con su abuela, con la cual, Helena, consigue reencontrarse.

    • Descripción del personaje principal y de uno secundario.

    Guillem: No es posible encontrar en el libro una descripción física mínima de este personaje, y tampoco una descripción psicológica directa, aunque ésta última, es, en parte, deducible.

    Guillem tiene 12 años, es buen estudiante. Tiene varios países como patria, no pertenece a uno solo; es un chico simpático, que tiene su grupo de amigos con los que habla en Internet durante su ausencia; se encuentra en esa difícil etapa de la vida llamada adolescencia, que va superando; es un chico razonable, ya que tiene aceptado que su madre conviva con el que no es su padre, también es abierto y que sabe hacer un favor cuando alguien lo necesita, como es en este caso, Helena. En momentos duros, sabe sacar lo mejor de sí mismo y mostrar al exterior, el valor que tiene en su interior.

    Helena: En el libro tampoco nos la describe claramente, pero la dificultad para encontrar esta información es notablemente menor.

    Helena tiene 15 años, es una chica de origen rumano, huérfana que se ha escapado de casa de sus padres adoptivos para ir en búsqueda de sus padres biológicos.

    Es una chica guapa, con una melena rubia, cabe destacar que es una chica que, para su edad, es lista, sabe de la vida y de vez en cuando le habla a Guillem sobre ella; es una chica lanzada, abierta, atrevida, alocada, a la que le gusta vivir la vida al máximo en cada momento.

    Acaba siendo una gran amiga de Guillem y gracias a él, acaba encontrando a su abuela, en el momento del reencuentro, Helena muestra su lado dulce y sensible que tiene, pero que le cuesta mostrar.

    • Vocabulario.

    • Gabarra (Pg 15, línea 6): Barco pequeño y chato destinado a la carga y descarga en los puertos.

    “Nos montamos en la gabarra y fuimos a repartir los pedidos por diferentes puertos”

    • Sirga (Pg 33, línea 1): Maroma que sirve para tirar las redes, para llevar las embarcaciones desde tierra, principalmente en la navegación fluvial y para otros usos.

    “Me paseé por el camino de sirga como si tal cosa”

    • Híbrido (Pg 35, línea 9): Adjetivo aplicable al animal o vegetal procreado por dos individuos de distinta especie.

    “Es un animal híbrido, tiene características de sus procreadores”

    • Pavana (Pg 37, línea 8): Danza española, grave y seria de movimientos pausados.

    “Nadie toca como tú a manos del clavicémbalo esta conocida pavana”

    • Sentina (Pg 38, línea 7): Cavidad inferior de la nave que está sobre la quilla y en la que se reúnen las aguas que, de diferentes procedencias, se filtran por los costados y cubierta del buque, de donde son expulsadas después por las bombas.

    “Podía oír el ruido de las aguas de la sentina desde mi camarote”

    • Sobremesa (Pg 50, línea 19): Tiempo que se está en la mesa después de haber comido.

    “Me dijo la noticia durante la sobremesa”

    • Comezón (Pg 52, línea 9): Desazón moral, especialmente la que ocasiona el deseo o apetito de alguna cosa mientras no se logra.

    “Dejé la comezón de coger el camino fácil y opté por comenzar de nuevo”

    • Atemperar (Pg 54, línea 17): Moderar, templar.

    “Estuve intentando atemperar la situación”

    • Emparrado (Pg 54, línea 20): Parra o conjunto de parras que, sobre un armazón de madera, hierro u otro material, forman cubierta.

    “No nos mojamos porque Luis preparó un emparrado de manera improvisada que nos guareció de la lluvia”

    • Marrullería (Pg 54, línea 26): Astucia con que, halagando a uno, se pretende alucinarlo.

    “Su marrullería me fascina”

    • Bichero (Pg 55, línea 29): Asta larga que, en uno de los extremos, tiene un hierro de punta y gancho que sirve para embarcaciones menores para atracar y desatracar y para otros diversos usos.

    “Teníamos el bichero bien clavado en la arena”

    • Ángelus (Pg 58, línea 15): Oración en honor al misterio de la Encarnación.

    “Me quiso enseñar a rezar el Ángelus”

    • Auríferas (Pg 58, línea 28): Que llevan o contienen oro.

    “Me regaló la medalla aurífera que te enseñé”

    • Aplacar (Pg 59, línea 10): Amansar, suavizar.

    “Quise calmarla, me pasé toda la tarde aplacándola”

    • Truncar (Pg 59, línea 30): Quitar a alguien ilusiones o esperanzas.

    “Mi esperanza estaba truncada”

    • Pañol (Pg 63, línea 1): Cualquiera de los compartimentos que se hacen en diversos lugares del buque, para guardar víveres, etc.

    “Está escondido en el pañol”

    • Precario (Pg 64, línea 2): De poca estabilidad o duración.

    “No me inspira confianza, lo veo precario”

    • Egregia (Pg 64, línea 4): Insigne, ilustre.

    “La considero una egregia mujer”

    • Emperejilado (Pg 64, línea 16): Adornar a una persona con esmero.

    “En carnaval, estaba muy emperejilado”

    • Irisar (Pg 64, línea 30): Presentar un cuerpo fajas variadas o reflejos de luz, con colores semejantes a los del arco iris.

    “Vimos como se irisaban las olas”

    • Opinión y crítica personal.

    Como libro de lectura juvenil, no es muy desagradable, ya que su lectura no es complicada, y trata temas interesantes, tales como las diferentes y diversas reflexiones del protagonista, de edad similar al lector, aunque no igual, y eso yo lo consideraría como un punto negativo.

    El relato no utiliza demasiados vocablos ininteligibles y no es muy necesario tener a mano el diccionario, ya que por el propio contexto, se puede deducir el significado.

    Una de las cosas que no me ha gustado mucho es que se realicen tantos viajes, porque al aparecer tantos nombres de ciudades y lugares recorridos, el lector puede acabar un poco perdido, pero no se llega hasta este punto.

    El final tampoco me acaba de quedar satisfecha, ya que el escritor no nos explica qué sucede al momento posterior al encuentro de Helena con su abuela.

    Por lo demás, este libro invita a la reflexión del lector y es apropiado para nuestra edad.