Terrorismo

Historia universal. Grupos terroristas. OLP (Organización para la Liberación de Palestina). ETA (Euskadi Ta Askatasuna). Terrorismo administrativo. Ejército Rojo. Scotland Yard. Asociación Víctimas del Terrorismo

  • Enviado por: Kingrock
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 26 páginas
publicidad
publicidad

Terrorismo

Uso real o amenaza de recurrir a la violencia con fines políticos que se dirige no sólo contra víctimas individuales sino contra grupos más amplios y cuyo alcance trasciende con frecuencia los límites nacionales. El término implica una acción llevada a cabo por grupos no gubernamentales o por unidades secretas o irregulares, que operan fuera de los parámetros habituales de las guerras y a veces tienen como objetivo fomentar la revolución. El terror de Estado, ejercido por un Estado contra sus propios súbditos o comunidades conquistadas, se considera a veces como una modalidad de terrorismo. Más que la realización de fines militares, el objetivo de los terroristas es la propagación del pánico en la comunidad sobre la que se dirige la violencia. En consecuencia, la comunidad se ve coaccionada a actuar de acuerdo con los deseos de los terroristas. El terrorismo extremo busca a menudo la desestabilización de un Estado causando el mayor caos posible, para posibilitar así una transformación radical del orden existente.

HISTORIA  
El terrorismo ha aparecido una y otra vez a lo largo de la historia. Las sociedades secretas detectadas en algunas culturas tribales mantenían su influencia valiéndose del terror. Ya en el siglo XII, un grupo ismailí de los musulmanes shiíes, los `Asesinos', llevó a cabo campañas terroristas contra musulmanes suníes. En Irlanda, grupos protestantes y católicos se aterrorizaron mutuamente tras la Reforma. En su forma moderna, sin embargo, el terrorismo sistemático recibió un gran impulso a finales de los siglos XVIII y XIX con la propagación de ideologías y nacionalismos seculares tras la Revolución Francesa. Adeptos y detractores de los valores revolucionarios utilizaron el terrorismo tras las Guerras Napoleónicas. El nacionalismo imperialista que en Japón condujo a la restauración Meiji en 1868 estuvo acompañado de frecuentes ataques terroristas al sogunado Tokugawa. En el sur de los Estados Unidos de América, se creó el Ku Klux Klan tras la derrota de la Confederación Sudista en la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) para aterrorizar a los antiguos esclavos y a los representantes de las administraciones de la reconstrucción impuesta por el Gobierno Federal. En toda Europa, a finales del siglo XIX, los partidarios del anarquismo realizaron ataques terroristas contra altos mandatarios o incluso ciudadanos corrientes. Una víctima notable fue la emperatriz Isabel, esposa de Francisco José I, asesinada por un anarquista italiano en 1898. El movimiento revolucionario ruso existente antes de la I Guerra Mundial tuvo un fuerte componente terrorista. En el siglo XX, grupos como la Organización Revolucionaria Interna de Macedonia, la Ustaša croata, y el Ejército Republicano Irlandés (IRA) realizaron a menudo sus actividades terroristas más allá de las fronteras de sus respectivos países. Recibían a veces el apoyo de gobiernos ya establecidos, como fue el caso de Bulgaria o de Italia bajo el líder fascista Benito Mussolini. Este tipo de terrorismo nacionalista apoyado por el Estado provocó el asesinato de Francisco Fernando de Habsburgo en Sarajevo en 1914, lo que dio origen a la I Guerra Mundial. Tanto el comunismo como el fascismo utilizaron el terrorismo como instrumento de su política, contando con defensores entusiastas como Liev Trotski y Georges Sorel (quien representó intermitentemente ambos extremos del espectro político. La inestabilidad política existente durante las décadas de 1920 y 1930 dio pie a frecuentes actividades terroristas. El terrorismo tendió a integrarse dentro del conflicto más amplio de la II Guerra Mundial.

Francia: atentado terrorista en Bretaña

El 19 de abril, se produjo un atentado terrorista en un restaurante de la localidad francesa de Quévert, próxima a Dinan (Bretaña) en el que resultó muerta una mujer de 28 años. El atentado, perpetrado por medio de la colocación de una bomba, no fue reivindicado por ninguna organización, pero la policía lo atribuyó al Ejército Revolucionario Bretón (ARB, brazo armado del Frente de Liberación de Bretaña), un grupo nacionalista radical fundado en Francia en 1971. Fuentes policiales señalaron también que la dinamita empleada en el atentado procedía de la robada en septiembre de 1999, en esta misma región, por la organización terrorista vasca ETA y ARB, lo que confirma la colaboración entre ambas bandas armadas.

Terrorismo

Uno de los peores desastres aéreos de la historia ocurrió el 21 de diciembre de 1988, cuando el vuelo 103 de Pan Am explotó sobre la ciudad de Lockerbie, Escocia, y se estrelló a continuación. El jumbo con destino a Nueva York acababa de despegar del aeropuerto internacional de Heathrow con 224 pasajeros y 15 tripulantes. Los restos en llamas cayeron sobre la pequeña ciudad del suroeste de Escocia y mataron a 11 personas. La investigación dictaminó que la explosión fue provocada por una bomba colocada en el avión por dos personas, al parecer miembros de un grupo terrorista árabe.

TERRORISMO DE LA POSGUERRA  
La manifestación más importante del terrorismo tras la II Guerra Mundial fue la ola de violencia internacional que tuvo lugar a mediados de la década de 1960. Varios elementos confluyeron para facilitar y hacer más evidente el terrorismo internacional: avances tecnológicos, la creación de armas más pequeñas pero con mayor poder de destrucción; los medios para una mayor rapidez de movimientos y de comunicación que disponían los terroristas; las amplias conexiones mundiales de las víctimas elegidas y la publicidad que generaba cualquier ataque terrorista.

Los orígenes de la ola terrorista que se inició en la década de los sesenta pueden remontarse al conflicto que en el Oriente Próximo enfrenta a las naciones árabes contra Israel. A finales de la década de los cuarenta, algunos radicales judíos, como la banda Stern y el Irgún Tzevaí Leumí, utilizaron el terrorismo contra las comunidades árabes y otros grupos en su lucha por la independencia de Israel. Durante y después de la década de los sesenta, sus adversarios árabes decidieron utilizar el terrorismo de forma mucho más sistemática. La expulsión de guerrillas palestinas de Jordania en septiembre de 1970 fue conmemorada con la creación de un brazo terrorista extremista llamado Septiembre Negro. La OLP (Organización para la Liberación de Palestina) ha llevado a cabo operaciones terroristas y de comando tanto en Israel como en diversos países del mundo. El terrorismo internacional con base palestina disminuyó durante la década de los ochenta, en un esfuerzo de la OLP por ganarse el apoyo mundial hacia su causa, pero surgieron nuevas formas relacionadas con la revolución acaecida en Irán y el auge del fundamentalismo islámico. En 1988, una bomba destruyó el vuelo 103 de las líneas aéreas Pan American que volaba sobre Lockerbie, en Escocia, matando a las 259 personas que se encontraban en el avión, además de otras 11 en tierra. En 1991 la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) acusó del crimen a agentes libios. Uno de los episodios terroristas más espectaculares de la historia de los Estados Unidos fue la explosión ocurrida en el World Trade Center de Nueva York en 1993. En la explosión 6 personas perdieron la vida, y se ocasionaron pérdidas económicas inmobiliarias por un valor aproximado de 600 millones de dólares. Este atentado estaba relacionado también con el terrorismo fundamentalista. Asimismo, en 1994 un atentado contra la Asociación Mutual Israelí (AMIA) de la Argentina se cobró centenares de víctimas, entre muertos y heridos. Ya en la década de los noventa, el terrorismo fundamentalista dirigido contra el gobierno socialista de Argelia había desembocado de hecho en una guerra civil, en la que tanto el Gobierno como los islámicos radicales extendían el terror a través de una brutal violencia.


El avance del terrorismo más allá del Oriente Medio en la década de los sesenta fue evidente en las tres naciones industrializadas en las que la transición del autoritarismo a la democracia, tras la II Guerra Mundial, había sido más rápida y traumática: Alemania Occidental (hoy integrada dentro de la República Federal de Alemania), Japón e Italia. En otros Estados occidentales surgieron asimismo grupos radicales de izquierda, financiados a menudo por gobiernos comunistas durante la Guerra fría. Inspirados en vagas teorías revolucionarias y apoyados por simpatizantes izquierdistas de distintos sectores sociales, los terroristas intentaban provocar el derrumbamiento del Estado mediante una reacción violenta y autodestructiva.

En Alemania Occidental, la llamada Fracción del Ejército Rojo, más conocida como la banda Baader-Meinhoff, efectuó numerosos atracos a bancos y asaltó instalaciones militares estadounidenses. Sus acciones más espectaculares tuvieron lugar en 1977 con el secuestro y asesinato de un importante industrial, Hans-Martin Schleyer y el posterior secuestro, realizado por simpatizantes árabes, de un avión de Lufthansa con destino a Mogadiscio, en Somalia. Al igual que lo hiciera el grupo terrorista japonés Ejército Rojo, los miembros de la banda alemana colaboraron a menudo con los terroristas palestinos, siendo de especial relevancia el asesinato de atletas israelíes durante los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. A finales de la década de los setenta, la mayor parte de los activistas de la Fracción del Ejército Rojo se encontraba en prisión o había muerto.


La campaña terrorista llevada a cabo por el IRA tras la II Guerra Mundial surgió a partir del movimiento irlandés a favor de los derechos civiles de los años sesenta, que reclamaba mejores condiciones para los católicos de Irlanda del Norte. El terrorismo cada vez más intenso utilizado tanto por católicos como por protestantes desembocó en la segregación de ambas comunidades en zonas vigiladas por soldados y en la militarización de Irlanda. Motivados por una ideología revolucionaria de izquierda y apoyados por Libia y otros gobiernos simpatizantes de izquierda, el IRA Provisional realizó una serie de explosiones, asesinatos y otros atentados terroristas dentro y fuera de Irlanda destinados tanto contra objetivos militares como civiles. La campaña continuó hasta que el IRA declaró un alto el fuego el 31 de agosto de 1994.

La fuerza de los terroristas italianos, de quienes los más importantes eran las Brigadas Rojas, puede tener su origen en la tradición anarquista del país y en su inestabilidad política. Sus actividades culminaron en 1978 con el secuestro y asesinato del antiguo primer ministro Aldo Moro. El terrorismo de izquierda disminuyó años después, gracias a las medidas policiales, aunque no desapareció en absoluto. No obstante, el terrorismo de izquierda pareció aumentar en Italia, tal y como quedó patente en 1980 con la explosión ocurrida en la estación de ferrocarril de Bolonia. La histórica Galería de los Uffizi de Florencia fue uno de los objetivos de una serie de atentados terroristas que tuvieron lugar en 1993, al parecer ejecutados por la mafia. Muchos de estos atentados están hoy considerados como ejercicios de "propaganda negra" concebidos tanto por la derecha como por otros grupos para propiciar un clima de inestabilidad favorable a un gobierno autoritario.


Los movimientos terroristas de Latinoamérica tuvieron sus orígenes en antiguas tradiciones de conflictos políticos localizados. La principal innovación la constituyó la creación de los llamados movimientos de guerrilla urbana, ya que las actividades terroristas se desplazaron desde el campo hasta las ciudades. Sendero Luminoso, grupo terrorista maoísta del Perú, se convirtió en uno de los ejemplos más sangrientos y famosos por el uso de tácticas muy cruentas destinadas a desestabilizar el Estado y a provocar por parte de éste medidas de represión. En la década de los noventa, dentro de una tendencia existente en Italia, con rasgos específicos por la cual el crimen organizado emula a los terroristas para promover sus intereses, algunos miembros del cártel de la cocaína en Colombia utilizaron tácticas terroristas para dificultar la aplicación de las leyes orientadas a luchar contra el tráfico de drogas. Tanto en naciones del Tercer Mundo como en otros lugares, se da el fenómeno de que antiguos grupos terroristas se legitiman una vez que triunfa su lucha y obtienen el control del Gobierno o espacios concretos donde ejercer el poder. Israel y Argelia son sólo dos ejemplos de Estados cuyos funcionarios y dirigentes fueron en su día clasificados como terroristas. Los regímenes nacidos en este tipo de circunstancias pueden mantener sus vínculos con el terrorismo una vez en el poder. Se sabe que tanto Libia como Irán, ambos con Gobiernos revolucionarios, han promovido actos de terror, con carácter institucional. Durante la guerra de Vietnam, Vietnam del Norte respaldó una campaña comunista de terrorismo y subversión en Vietnam del Sur. Algunos comentaristas han considerado como terroristas acciones realizadas por agentes israelíes del Mossad dirigidos contra la OLP y otros objetivos fuera de Israel. Corea del Norte ha llevado a cabo varios atentados terroristas contra Corea del Sur, como la explosión ocurrida en Rangún en 1983, en la que murieron 4 miembros del Gobierno y 13 surcoreanos más, y el atentado a un avión de pasajeros de las Líneas Aéreas Coreanas en 1987 ocasionado por agentes norcoreanos. Existen algunos casos, no obstante, registrados en el seno de democracias consolidadas, que evidencian la aplicación, a través de métodos terroristas, del trasnochado y cruel concepto de "razón de Estado" sobre la ciudadanía o sobre intereses generales. Uno de los ejemplos más representativos sería el atentado sufrido por el barco estrella de la organización ecologista Greenpeace, el Rainbow Warrior, en el puerto de Auckland en 1985, por obra de los servicios secretos franceses.

Uno de los más trágicos ejemplos del terrorismo actual en Europa lo constituye el protagonizado en España por la banda armada ETA, la cual, con sus constantes atentados, secuestros, asesinatos y coacciones, ha teñido de sangre el pacífico proceso español de consolidación de los valores democráticos.

Tema EPR guerra de baja intensidad en su contra

De acuerdo con integrantes del grupo guerrillero, tras la negociación entre el Gobierno federal y el EZLN, se recrudecerá la guerra de baja intensidad en contra de los grupos más radicales, que se encuentran desgastados y divididos

Terrorismo

CIUDAD DE MÉXICO, México, abr. 24, 2001. - Las negociaciones entre el gobierno y los zapatistas se acercan a la paz; pero la guerrilla más radical, que en la clandestinidad se encuentra desgastada y dividida, no entregará las armas y alerta sobre el recrudecimiento de una guerra de baja intensidad, informó hoy la agencia AP.

"Si negocian con el Ejército Zapatista, militarmente esperamos una embestida fuerte", dijo Filiberto, del Ejército Popular Revolucionario-Tendencia Democrática (EPR-TDR), en entrevista con la agencia informativa.

Según el rebelde, el gobierno de Vicente Fox tiene prisa por firmar la paz con el Ejército Zapatista de Liberación Nación Nacional (EZLN) porque de esa manera "sólo quedarían los guerrilleros malos".

Filiberto aceptó que las divisiones que se registraron en la guerrilla en 1998 los han desgastado como opción armada en el país. Hasta ahora son cuatro escisiones; el EPR-TDR es una de ellas.

El Ejército Popular Revolucionario surgió con 2 mil combatientes en 1996 en la región sudeste del país, dos años después que el EZLN, según el Almanaque Mexicano. Una fuente judicial de alto nivel reconoció que este grupo llegó a ser un riesgo para el gobierno con sus ataques a bases militares, policíacas, y algunos sabotajes.

EL RIESGO DE UNA GUERRA DE BAJA INTENSIDAD

Para Filiberto, el gobierno y el ejército comenzaron a aplicar las tácticas de guerra de baja intensidad (GBI) para debilitar a los grupos rebeldes. "Los grupos armados en realidad son pocos, muchos son de membrete, algunos son 'borregos' (ficticios)", dijo.

El investigador experto en guerrilla, Carlos Montemayor, dijo que esta táctica contrainsurgente ha sido utilizada en Vietnam, África, Asia y América Latina. Explicó que los militares entrenan tropas especiales para hacerse pasar como guerrilleros y realizar actos contra la población, que entonces exige un mayor rigor sobre los auténticos rebeldes.

El diácono Aurelio de la Vega, un ex guerrillero de los años 70 y víctima de la persecución, advirtió que "la GBI en México tiene un desarrollo gradual, cada paso que dan en contra de los focos conflictivos, miden la reacción de la sociedad civil y la comunidad internacional".

Explicó que este tipo de guerra se enfoca contra objetivos precisos y cita como ejemplo las acciones contra el EZLN después de los enfrentamientos armados en los primeros días de 1994, con el gobierno del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000.

"Aprehendieron a los dirigentes y a militantes, desenmascararon y desprestigiaron a (el subcomandante) Marcos y a los otros miembros, los desalojaron de territorios que habían denominado libres e hicieron un cerco de hambre".

La guerrilla reconoce los cambios registrados después de las elecciones del 2 de julio del 2000, pero desconfía de Fox, el primer presidente de oposición, después de 71 años de gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI.

"Fox como individuo ha dado muestra de algún rasgo medio democrático, pero es muy cambiante, brinca mucho. No sé si llamarlo un populista ranchero", dijo Filiberto. "No podemos silenciar las armas, son garante de que estos cambios no se van a revertir... no podemos quedarnos con el 2 de julio solamente", advirtió.

Según el guerrillero, los grupos radicales han disminuido sus acciones para solucionar problemas internos, pero afirmó que seguirán existiendo porque "mientras haya miseria, habrá gente que se unirá a nosotros".


Terrorismo

Reivindica EPR al socialismo como meta de su lucha

El Partido Democrático Popular Revolucionario, agrupación representante del Ejército Popular Revolucionario en Chiapas, se pronuncia por la organización y defensa de los intereses de los pobres en la entidad, de México y del mundo

CHIAPAS, México, feb. 13, 2001. - La estructura del Partido Democrático Popular Revolucionario, brazo político del Ejército Popular Revolucionario (EPR), en Chiapas informó este martes de la realización de su congreso nacional en el que reivindicó el socialismo como la meta de su lucha política.

En un comunicado divulgado aquí la agrupación representante del EPR señala que los resolutivos que derivaron del encuentro son avalados y respetados, además serán defendidos "política-militarmente" y llevados a la práctica.

Tras declararse marxistas leninistas y en favor de la lucha por el socialismo, se pronuncia por la organización y defensa de los intereses de los pobres de Chiapas, de México y del mundo, pues considera falsa la concepción de que hay que tener fe en el cambio y en el nuevo gobierno.

Refiere también que el PDPR-EPR es la continuidad histórica del Partido Revolucionario Obrero y Campesino Unión del Pueblo (Procup), con lo que se rinde homenaje a sus muertos, presos y desaparecidos.

Agrega que como parte de su proceso de "depuración interna" se han hecho modificaciones necesarias para evitar errores y desviaciones que en el periodo pasado inmediato trajeron consecuencias nocivas en la construcción política de su militancia y sus bases.

"Por lo tanto ratificamos el punto del resolutivo, referente a los que trataron de desviar y liquidar al partido", menciona el escrito, sin detallar al respecto.

IRA (Irish Republican Army)

siglas en inglés del Ejército Republicano Irlandés, organización militar irlandesa ilegal fundada en 1919 inicialmente para luchar contra el dominio británico en Irlanda, sustentadora de los objetivos del Sinn Féin (el partido nacionalista irlandés que aboga por la unión de toda Irlanda, lo que significa acabar con la dependencia de Irlanda del Norte respecto del Reino Unido), si bien ambos grupos operan por separado.

La primera vez que el IRA se involucró en la lucha armada fue durante la guerra de la Independencia irlandesa, que tuvo lugar entre 1919 y 1921, como una de las fases de la denominada Revolución irlandesa. Sin embargo, del mismo modo que el Sinn Féin sufrió una escisión tras el Tratado Anglo-irlandés, firmado en Londres en diciembre de 1921, que estableció el Estado Libre de Irlanda, una pequeña facción del IRA aceptó el acuerdo y se integró en el Ejército del nuevo Estado. La parte mayoritaria del IRA, entonces llamada Irregulars, combatió al gobierno del Estado Libre de Irlanda en la Guerra Civil de 1922 y 1923. Aunque el enfrentamiento cesó en ese último año, el IRA siguió reclutando y entrenando miembros, y periódicamente llevó a cabo actos violentos. Fue prohibido en 1931 y, de nuevo, en 1935.

Después de que Irlanda se retirara de la Commonwealth en 1948, tras convertirse en la República de Irlanda, el IRA dirigió su atención hacia la eliminación del dominio británico en Irlanda del Norte, con el objetivo de constituir una República irlandesa unificada. A finales de la década de 1960, los católicos norirlandeses comenzaron una campaña de fuerza para mejorar su situación económica y política. El apoyo al IRA aumentó a medida que éste intensificaba sus ataques a activistas protestantes y al Ejército británico. Las divergencias de 1969 sobre la utilización de tácticas terroristas condujeron a la escisión del IRA en dos grupos: un grupo radical, IRA Provisional, que propugnaba la lucha armada y el terrorismo; y el grupo principal, el IRA Oficial, que optó por la vía política para lograr sus objetivos.

El 31 de agosto de 1994, después de 25 años de lucha, el IRA declaró el alto el fuego incondicional y prometió suspender las operaciones militares en favor de las conversaciones de paz. Esta tregua se rompió el 9 de febrero de 1996, cuando el IRA realizó un atentado con bomba en Londres. El Sinn Féin responsabilizó de la ruptura al gobierno británico. En abril de 1997, con motivo de las inminentes elecciones británicas del mes siguiente, el IRA paralizó la actividad de Londres con multitud de avisos de bomba, pero el 19 de julio de ese mismo año anunció un nuevo alto el fuego que volvía a abrir las negociaciones de paz, tras readmitir el gobierno británico de Tony Blair al Sinn Féin como interlocutor válido.

El 10 de abril de 1998 se firmaron los acuerdos de paz en el castillo de Stormont, cerca de Belfast, que pusieron fin al conflicto norirlandés. El IRA, que apoyó casi de inmediato el denominado Acuerdo de Stormont, aceptó, el 6 de mayo siguiente, la participación de los candidatos del Sinn Féin en la prevista Asamblea de Irlanda del Norte, pero se negó a entregar las armas. El 22 de mayo la mayoría de la población de la República de Irlanda y la de Irlanda del Norte respaldó en un referéndum el pacto firmado el 10 de abril. Tras el Acuerdo de Stormont, el grupo sufrió una escisión, opuesta al pacto y denominada IRA Auténtico, que perpetró el 15 de agosto de 1998 un atentado terrorista, con el resultado de casi treinta muertos, en la ciudad norirlandesa de Omagh. Poco después, ante el frontal rechazo de todas las fuerzas políticas de Irlanda del Norte, incluido el del propio IRA, el nuevo grupúsculo anunció una tregua. En los primeros meses de 1999, la negativa del IRA a entregar las armas retardó la puesta en práctica de lo acordado en Stormont.

Organización para la Liberación de Palestina (OLP)

Organización política que, desde su fundación en 1964, encarna y representa las reivindicaciones del pueblo palestino sobre los territorios ocupados por Israel tras la fundación de este Estado.

Terrorismo

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) estuvo considerada en círculos internacionales como una organización terrorista debido a las acciones de sus guerrillas afiliadas. No obstante, renunció al terrorismo para resolver su disputa política con Israel en 1988. Su líder indiscutible, Yasir Arafat (foto de la derecha) llevó a esta organización a firmar acuerdos de paz con Israel en 1993 para establecer un autogobierno palestino en el territorio ocupado por Israel que se materializó en mayo de 1994. En la actualidad es presidente de la Autoridad Nacional Palestina.

ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN


La OLP fue fundada durante un congreso en el sector jordano de Jerusalén en mayo de 1964. Aunque integrada por los grupos de refugiados y las guerrillas de fedayines (entre otras al Fatah, al Saiqa y el Frente Popular para la Liberación de Palestina), pronto recibió adhesiones a título individual y de asociaciones de profesionales, obreros y estudiantes. Sin embargo, los fedayines siempre han jugado un papel dominante en la organización. La OLP, de acuerdo con sus Carta Nacional fundacional, tenía como fin movilizar al pueblo palestino para “recuperar su hogar usurpado”. Su objetivo era el de sustituir Israel por un Estado laico palestino; con este fin, organizó numerosas acciones terroristas y guerrilleros dentro y fuera del país. Sin embargo, la OLP no se responsabilizó de graves atentados llevados a cabo por los fedayines, como el que ocurrió en los Juegos Olímpicos de Munich, en 1972, y durante el cual murieron varios atletas israelíes.


Tres órganos diferentes llevan a cabo las funciones de la OLP: el Comité Ejecutivo (en donde están representados los principales grupos fedayines), el Comité Central (de carácter asesor) y el Consejo Nacional de Palestina, considerado como un Parlamento del pueblo palestino.

HISTORIA

Desde 1968, la OLP ha estado presidida por Yasir Arafat, líder de al Fatah. Durante una cumbre árabe celebrada en Rabat (Marruecos), en 1974, la OLP fue reconocida por la Liga Árabe como “la única representación legítima del pueblo palestino”. Posteriormente, Arafat pronunció un discurso en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), donde la OLP posee el papel de observador.


En 1970, la OLP participó en una guerra, corta pero muy cruenta, contra las Fuerzas Armadas de Jordania, donde radicaban la mayor parte de los fedayines. Tras abandonar el territorio jordano, la OLP se instaló en el Líbano y se convirtió gradualmente en un Estado dentro de otro Estado, contribuyendo a la desintegración del libanés después de 1975. La invasión del Líbano por parte de Israel en 1982 debilitó gravemente la presencia de la OLP en ese país, intensificó la disgregación de la Organización en facciones y forzó la dispersión de 12.000 de sus miembros hacia Siria y otros países árabes. Los miembros de la OLP leales a Arafat establecieron su cuartel general en Túnez. Un bombardeo israelí en octubre de 1985 dañó seriamente sus principales edificios. En julio de 1988, el rey Husayn I de Jordania cedió a la OLP todos los derechos sobre los territorios de Cisjordania ocupados por Israel. En noviembre de ese mismo año, durante una reunión del Consejo Nacional de Palestina en Argel, Arafat anunció el establecimiento del Estado independiente de Palestina, con Jerusalén como capital. El Consejo también votó y aceptó las resoluciones 242 y 338 de la ONU (de 1967 y 1973, respectivamente. Con esto reconocieron todos los estados de Oriente Próximo y decidieron emplear las resoluciones, junto al derecho de autodeterminación del pueblo palestino, como base para la celebración de una conferencia de paz internacional. En diciembre de 1988 Estados Unidos aceptó establecer un diálogo diplomático directo con la OLP. Las relaciones con Estados Unidos y con los estados árabes prooccidentales se deterioraron en 1991, a causa del apoyo público de Arafat a Irak durante la guerra del Golfo Pérsico. En julio de aquel año, el Ejército libanés, con el apoyo de Siria, obligó a la OLP a abandonar sus posiciones en el sur del Líbano. En enero de 1993, Israel revocó la prohibición de que sus ciudadanos se entrevistasen con miembros de la OLP. El 13 de septiembre de 1993, Arafat y el primer ministro israelí, Isaac Rabin, firmaron en Washington un histórico tratado de paz que permitía la autonomía Palestina en la franja de Gaza y en Jericó.

En mayo de 1994, las tropas israelíes se retiraron de Jericó y de la franja de Gaza, dejando el control de estos territorios en manos de la Autoridad Nacional Palestina, presidida por Yasir Arafat. El control militar israelí de Cisjordania se mantendría hasta que se celebraran elecciones. La limitada autonomía Palestina poseía el control sobre los impuestos, las comunicaciones, la policía y los pasaportes. Sin embargo, las dudas sobre la capacidad de la OLP para mantener su autoridad sobre las áreas autónomas no desaparecieron. Esto se debió a las recurrentes acciones terroristas del grupo radical Hamas y de los continuos choques con las Fuerzas Armadas israelíes que, tras la llegada a la presidencia del gobierno israelí del conservador Benjamín Netanyahu, se sucedieron por la construcción de un túnel en la ciudad vieja de Jerusalén, en 1996, y de nuevas viviendas judías en esa ciudad, un año después.

El 14 de diciembre de 1998 se produjo un hecho histórico: el Consejo Nacional palestino ratificó la decisión adoptada por el Consejo Central de la OLP una semana antes por la cual quedaban suprimidos de la Carta Nacional Palestina los artículos en los que se llamaba a combatir y destruir el Estado de Israel.

ETA (Euskadi Ta Askatasuna)

Organización terrorista independentista vasca (su nombre, en euskera, significa 'Euskadi y Libertad') cuyo objetivo es la obtención de la independencia del País Vasco (Euskadi) respecto del Estado español, nacida en 1959 por la fusión de EKIN, un grupo nacionalista universitario, y ciertos sectores de las juventudes del Partido Nacionalista Vasco. Su surgimiento tuvo lugar durante la dictadura del general Francisco Franco, aunque su actividad se prolongó tras el fallecimiento de éste en 1975 y la consiguiente transición a la democracia bajo el inicio del reinado de Juan Carlos I.

Las Asambleas I (1962), II (1963), III (1964) y IV (1965) la definieron como una organización revolucionaria, nacionalista y anticapitalista, que utiliza la lucha armada para conseguir la independencia de Euskadi. En la V Asamblea (1967) se consagró el carácter marxista y fijó una estrategia en varios frentes: obrero, cultural, político y militar, con atracos a bancos y atentados contra las instituciones policiales que se incrementaron a partir de 1968. Se expulsó a los considerados españolistas, quienes formarían el Movimiento Comunista. Las resoluciones de la VI Asamblea (1970) no fueron aceptadas por la mayoría de los militantes históricos, al ingresar una parte de sus componentes en la Liga Comunista Revolucionaria (trotskista.

En 1970 se juzgó a varios de sus dirigentes en el denominado proceso de Burgos, que provocó una gran repulsa política contra el franquismo. Las tensiones entre el frente obrero y el militar no impidieron la realización del atentado que costó la vida al presidente del gobierno franquista Luis Carrero Blanco en 1973. Posteriormente, una serie de atentados indiscriminados intensificaron los conflictos internos y dividieron a partir de 1974 a la organización entre ETA militar, compuesta principalmente por militantes exiliados en el País Vasco francés y partidarios de la prioridad de la lucha armada, y ETA político-militar, con predominio de afiliados del interior que pretendían combinar la acción de masas con secuestros y atentados. Los llamados “poli-milis” impulsaron en 1976 una organización política de carácter marxista-leninista que debía ser la vanguardia de la lucha nacional a la que se subordinaban las acciones violentas y que acabó concretándose en la coalición Euskadiko Ezquerra. Los “milis”, por su parte, aprobaron un programa mínimo conocido como la alternativa KAS, de la que surgiría en 1978 Herri Batasuna (HB), que debía dar cobertura a ETA, máxima protagonista del movimiento nacionalista revolucionario autodenominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV).

ETA político-militar sufrió en 1977 una escisión de los llamados comandos Bereziak (especiales) que se fusionaron con ETA militar y que acabarían monopolizando la violencia política. ETA político-militar se disolvió prácticamente en 1982, después de que Euskadiko Ezquerra iniciara la negociación con el gobierno presidido por Leopoldo Calvo Sotelo para liberar a determinados militantes que renunciaban a la lucha armada. Múltiples acciones policiales provocaron desde entonces muchas “caídas” (detenciones) de dirigentes y militantes, sobre todo a partir de 1986, cuando el gobierno francés comenzó a intervenir de manera más decidida en la colaboración antiterrorista con el gabinete presidido por Felipe González. ETA provocó 788 víctimas mortales entre 1968 y 1995 , convirtiéndose en el mayor problema político del Estado español.

El 16 de septiembre de 1998, por primera vez desde su nacimiento, la organización terrorista anunció una tregua indefinida y total. El 6 de noviembre siguiente, en un nuevo comunicado, condicionó el definitivo final de su actividad violenta al pleno reconocimiento de la soberanía vasca, y el 21 de diciembre de ese mismo año aceptó el ofrecimiento del gobierno presidido por José María Aznar para iniciar contactos negociadores.

España: pacto de Estado contra el terrorismo

Javier Arenas y José Luis Rodríguez Zapatero, respectivos secretarios generales del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), firmaron el 12 de diciembre de 2000 el llamado “Acuerdo por las libertades y contra el terrorismo”. El pacto fue suscrito igualmente por el presidente del gobierno español, José María Aznar. Es un documento que consta de 10 puntos y en el que ambas formaciones políticas se comprometen a no utilizar el terrorismo como arma electoral.

Los firmantes del acuerdo llamaron al resto de fuerzas políticas democráticas a unirse a ellos. Pero rechazaron la modificación del preámbulo según el cual todo compromiso con Eusko Alkartasuna (EA) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV) es imposible sin que antes estos partidos rompan con el Pacto de Lizarra suscrito, que fuera suscrito por diversas organizaciones políticas, sindicales y sociales, y que pretendía establecer un marco de diálogo con la banda independentista ETA. Tanto PNV y EA, como Convergència i Unió (CiU) e Izquierda Unida (IU) piden la eliminación de este preámbulo para adherirse al pacto.

En días posteriores a la firma del acuerdo por el PP y PSOE, Coalición Canaria, Partido Andalucista, así como los dos sindicatos mayoritarios UGT y CCOO se sumaron al pacto.

LA BANDA TERRORISTA ETA HA ASESINADO A 832 PERSONAS

 La banda terrorista ETA ha matado, al menos, a 832 personas desde el 28 de junio de 1960, fecha en la que quitó la vida a la niña de año y medio Begoña Urroz Ibarrola, en San Sebastián, hasta el 21 de noviembre, fecha en la que ETA asesinó al ex ministro socialista Ernest Lluch de un tiro en la cabeza cuando se encontraba en el garaje de su domicilio en Barcelona.

Del total de víctimas, 28 son menores de edad, de ellos, tres son criaturas no nacidas pues dos mujeres fueron asesinadas estando embarazadas y una resultó herida. El resto, 804, contaban más de 18 años. Por sexos, 61 eran mujeres, y 767 varones, la relación se completa con los tres bebes no nacidos de sexo sin determinar.

Trescientas cincuenta y tres víctimas eran civiles, esto es, no pertenecían a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ni eran militares. De los 478 restantes, 199 eran guardias civiles, 178 policías, y 102 militares.

Por provincias, este macabro "ranking" lo encabeza Guipúzcoa con 302 asesinatos, le sigue otra provincia vasca, Vizcaya con 216 víctimas mortales, mientras que Alava arroja un saldo de 45 asesinatos, lo que suma un total de 563 personas a las que la banda terrorista ETA quitó la vida en el País Vasco.

Madrid y Barcelona se encuentran, asimismo, entre las provincias más castigadas. La capital de España arroja un balance de 121 asesinatos y la Ciudad Condal aparece con 54. Mientras que en Navarra la banda terrorista se cobró la vida de 38 personas.

Trece asesinatos fueron perpetrados en Zaragoza, ocho en Sevilla, seis en Cantabria y otros cinco ocurrieron en suelo francés. Alicante, Valencia, Granada y la Rioja aparecen con tres víctimas mortales, cada una de ellas. Dos en León, y Huesca. Finalmente, Málaga, Cádiz, Castellón, Ceuta, Córdoba, Murcia y Salamanca fueron, respectivamente, escenario de un asesinato.

La escalofriante relación de asesinatos de ETA, se vería engrosada con las 78 víctimas mortales que produjo el incendio del hotel "Corona de Aragón", de Zaragoza, acaecido el 12 de julio de 1979, si finalmente se consigue probar -como pretende la AVT ante la Administración de Justicia- que fue la banda terrorista vasca quien provocó el siniestro.

 

ASESINATOS POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS:

 

PAIS VASCO....................................

565

MADRID............................................

121

CATALUÑA......................................

54

NAVARRA........................................

38

ARAGON..........................................

15

ANDALUCIA...................................

14

CANTABRIA....................................

  6

COMUNIDAD VALENCIANA.......

  7

LA RIOJA..........................................

  3

CASTILLA-LEON.............................

  2

MURCIA............................................

  1

CEUTA...............................................

  1

FRANCIA..........................................

  5

TOTAL...............................................

832

 

 

ASESINATOS POR AÑOS

1960.................

1

1985.................

38

1968.................

2

1986.................

40

1969.................

1

1987.................

53

1970.................

0

1988.................

20

1971.................

0

1989.................

19

1972.................

1

1990.................

24

1973.................

6

1991.................

46

1974.................

18

1992.................

26

1975.................

17

1993.................

15

1976.................

17

1994.................

13

1977.................

13

1995.................

15

1978.................

69

1996.................

5

1979.................

85

1997.................

13

1980.................

100

1998.................

6

1981.................

31

1999.................

0

1982.................

42

2000.................

21

1983.................

42

1984.................

32

 

La escalofriante relación de asesinatos de ETA, se vería engrosada con las 78 víctimas mortales que produjo el incendio del hotel "Corona de Aragón", de Zaragoza, acaecido el 12 de julio de 1979, si finalmente se consigue probar -como pretende la AVT ante la Administración de Justicia- que fue la banda terrorista vasca quien provocó el siniestro.

España: ETA asesina al ex ministro Ernest Lluch

El 21 de noviembre de 2000, la organización terrorista ETA asesinó en Barcelona al ex ministro socialista Ernest Lluch. Tenía 63 años y había sido también rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Actualmente ejercía como catedrático de Historia Económica en la Universidad de Barcelona, colaboraba en la prensa como articulista y participaba habitualmente en debates radiofónicos. Militante del Partido Socialista Obrero Español, Ernest Lluch era, dentro de su partido, uno de los más firmes partidarios del diálogo con las fuerzas nacionalistas democráticas.

ETA asesina a un dirigente socialista y a su escolta

El 22 de febrero, ETA volvió a golpear a la sociedad vasca con un nuevo atentado perpetrado en Vitoria por medio de un coche bomba. En él perdieron la vida el dirigente socialista Fernando Buesa Blanco y su escolta, el ertzaina Jorge Díez Elorza. El asesinato se produjo a tres días del comienzo oficial de la campaña electoral en España.

Tras el atentado, el lehendakari (presidente del gobierno autónomo vasco), Juan José Ibarretxe, declaró “formalmente roto a todos los efectos” el acuerdo de gobierno en el Parlamento vasco suscrito entre el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Euskal Herritarrok (EH), que ya había quedado en suspenso en el anterior atentado de la banda terrorista. No obstante, el resto de partidos reclamó al PNV el abandono del Pacto de Lizarra (Pacto de Estella), suscrito en septiembre de 1998 entre PNV, EH, Eusko Alkartasuna (EA), Izquierda Unida (IU) y otras 19 organizaciones sociales y sindicales vascas, y que pretendía establecer un marco de diálogo con la banda independentista.

Fernando Buesa, de 53 años, había sido vicelehendakari del gobierno autónomo vasco entre 1990 y 1994, y en la actualidad era portavoz del grupo PSE-EE (Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra) en el Parlamento vasco.

España: ETA vuelve a matar

El 21 de enero de 2000, la organización terrorista vasca ETA (Euskadi Ta Askatasuna), que casi dos meses antes había anunciado su ruptura de la tregua, cumplió su amenaza y asesinó al teniente coronel Pedro Antonio Blanco, en un atentado perpetrado por medio de un coche bomba en Madrid. Al día siguiente, más de un millón de personas salió a la calle en esta misma ciudad para protestar contra el terrorismo, en una manifestación encabezada por todos los presidentes de los gobiernos que ha tenido España desde el advenimiento de la democracia y por los responsables de las distintas formaciones políticas al más alto nivel. En otras ciudades españolas se celebraron igualmente manifestaciones contra la violencia terrorista.

España: ETA pone fin a la tregua

El 28 de noviembre, la organización terrorista ETA anunció el fin de la tregua que había iniciado el 16 de septiembre de 1998. Dicha tregua se había basado, según la propia organización, “en la nueva relación de fuerzas derivada del cambio de posición de las formaciones como PNV, EA, o el sindicato ELA” y se había producido tras la firma del Pacto de Lizarra suscrita por el Partido Nacionalista Vasco (PNV), Herri Batasuna (HB), Eusko Alkartasuna (EA), Izquierda Unida (IU) y 19 organizaciones sociales y sindicales vascas, que pretendía establecer un marco de diálogo con la banda independentista.

En un comunicado difundido por el diario Gara y por la agencia de noticias vasca APS, ETA señala que la causa de la ruptura de la tregua se debe al incumplimiento por parte del PNV y de EA de un supuesto acuerdo secreto suscrito con la organización independentista en el verano de 1998. Según ETA, dicho acuerdo establecía que los firmantes adoptarían “el compromiso de dar pasos fructíferos en favor de una institución única y soberana que tendría en su seno a toda Euskal Herria”. En su comunicado, ETA asegura que en una primera etapa “se dio un cambio básico en la situación política. Pero tras cuatro meses las cosas empezaron a cambiar”.

Xabier Arzalluz, presidente del PNV, afirmó que “ETA miente”, negando que su partido o EA firmaran el mencionado acuerdo anterior a la tregua. El presidente del gobierno español, José María Aznar, declaró que “ETA se equivoca de nuevo cuando desoye el clamor unánime de la sociedad en favor de la paz y la convivencia pacífica” y que “el gobierno ha hecho, hace y hará todo cuanto esté en su mano por buscar los caminos de una paz definitiva”, pero “desde el más estricto respeto a las normas del Estado de derecho”. Por su parte, el lehendakari Juan José Ibarretxe afirmó que “ahora más que nunca cobra vigencia el compromiso del gobierno vasco y de los partidos en que se sustenta con la apuesta inequívoca por las vías políticas y democráticas”.

Irán, el país que más apoya el terrorismo

Estados Unidos indica que este país estuvo particularmente activo en las guerrillas del Jezbolá en Líbano.

Terrorismo

WASHINGTON, Estados Unidos, abr. 30, 2001.- Irán permanece en el año 2000 al frente de la lista de los países que apoyan más actividades terroristas, incrementando su colaboración con grupos involucrados en el conflicto en Oriente Medio, según el más reciente informe del Departamento de Estado.

"El Cuerpo de Guardias Revolucionarios y el Ministerio de Inteligencia y Seguridad continuaron involucrados en la planeación y ejecución de actos terroristas y apoyaron a una gran variedad de grupos que utilizan el terrorismo para conseguir sus metas", dice el reporte, divulgado el lunes.

Irán se mantuvo particularmente activo en el apoyo de las guerrillas del Jezbolá en Líbano y de grupos palestinos opuestos al proceso de paz, añade el documento. Dichos grupos se han adjudicado muchos ataques durante los recientes enfrentamientos palestino-israelíes.

Los ataques habrían roto con más de dos años sin una gran operación terrorista en la región. Irán ha sido calificado por Washington como el país que más apoya el terrorismo durante unos 10 años, dijo un funcionario del departamento, bajo condición de anonimato.

El reporte considera que "las respuestas agresivas de los conservadores de línea dura" en Irán obstruyeron a las fuerzas moderadas que triunfaron en las elecciones parlamentarias de febrero del 2000.

"Las declaraciones de líderes de Irán manifestaron una hostilidad inflexible hacia Israel", según el informe. "El líder supremo, Ayatola Alí Jamenei, continuó refiriéndose a Israel como un 'tumor canceroso' que debe ser extirpado".

El informe, de 91 páginas, refirió que 19 estadounidenses murieron en ataques terroristas el año pasado, incluidos los 17 marinos muertos el 12 de octubre, en un ataque a un barco en Yemen. La cifra representó un incremento de 8% respecto de 1999.

La mayor disminución en actos terroristas ocurrió en Europa Oriental, de 85 a 30, con unos cuantos ataques en Alemania, Grecia e Italia, y sin hechos de esta índole en Turquía.

Según el estudio, los extremistas islámicos de todo el mundo continuaron usando a Afganistán como un campo de entrenamiento y una base de operaciones para sus actividades terroristas globales en el 2000.

"El régimen Talibán afgano permitió la operación de instalaciones para entrenamiento y adoctrinamiento, dirigidas a no afganos, y proporcionó apoyo logístico a los miembros de varias organizaciones terroristas y muyahedines, incluidas aquellas que libran guerras santas en el centro de Asia, Chechenia y Cachemira", puntualizó el informe.

“Terrorismo administrativo” en PEMEX: Heberto; auditar sus sistemas de seguridad, petición del PAN

Flavia Irene Rodríguez Las tres explosiones ocurridas en plantas petroquímicas de Petróleos Mexicanos (Pemex) son producto de un “terrorrismo administrativo” que existe en la paraestatal desde hace muchos años. Esto se debe a la ineptitud de sus dirigentes, expresó el senador perredista Heberto Castillo. En tanto, el representante senatorial del PAN, Emilio Goicoechea Luna, se pronunció por realizar una auditoría a los sistemas de seguridad y protección ecológica en todas las instalaciones de Petróleos Mexicanos. Entrevistados por separado, ambos legisladores descartaron que los hechos ocurridos en el complejo petroquímico de Cactus, Chiapas, sean producto de actos terroristas, aunque advirtieron que como consecuencia de la ineficiente administración que tiene Petróleos Mexicanos existe un peligro latente de siniestros. Heberto Castillo Martínez expuso que mientras el gobierno continúe con una política de abandono en la petroquímica, bajo el objetivo de venderla después, habrá problemas graves. Por ejemplo, dijo, la ex refinería de Azcapotzalco, en la ciudad de México, que todavía mantiene algunas actividades de manejo de combustibles, sigue siendo una amenaza para los colonos del lugar. —¿Se descarta que las explosiones sean producto de terroristas?. —El único terrorismo que hay, está en la torre de PEMEX, se encuentra en dos patas con una mala cabeza, producto de la ineptitud que existe desde hace muchos años y que ha mantenido en el abandono a las instalaciones de la paraestatal. Para el panista Goicoechea Luna las explosiones ocurridas en las que murieron seis trabajadores y resultaron lesionados otros nueve, ameritan exigir que se realice una auditoría de seguridad y de ecología, pero por profesionistas independientes y garantizando que no habrá presiones de Pemex. Además, agregó Emilio Goicoechea Luna, se requiere promover un monitoreo periódico en las instalaciones con la participación de sociedades de colonos, a fin de asegurar que el manejo de gases e hidrocarburos, se dará bajo estrictos controles para la seguridad de las poblaciones aledañas.

Fuerzas especiales

En diversos ejércitos del mundo, arma sometida a un entrenamiento intensivo, especializada en la guerra de guerrillas o no convencional. Conocidas en Estados Unidos como boinas verdes a causa de sus características gorras, estas fuerzas especiales se constituyeron en 1952. El crecimiento de estas fuerzas, sobre todo a partir de su papel en el Sureste asiático durante la década de 1960, refleja el incremento de la importancia de la táctica guerrillera en los acontecimientos políticos y revolucionarios en todo el mundo.

El personal de las fuerzas especiales está adiestrado de una forma específica para situaciones de alta seguridad y como tropas paracaidistas y aerotransportadas. Ha sido preparado para infiltrarse en territorio controlado por el enemigo y encargarse de la organización de los disidentes locales para operaciones guerrilleras. Estas fuerzas son famosas por su fuerte esprit de corps y su intensivo adiestramiento general, esto es, su entrenamiento en más de una especialidad, como preparación ante la eventualidad de la pérdida o lesión de algún miembro de una unidad de combate. En ese sentido es muy importante el mantenimiento de una rigurosa condición física, la familiaridad con todo tipo de armas y el combate cuerpo a cuerpo, así como todo lo relativo al adiestramiento sanitario extramilitar. En 1987 el personal de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos no licenciado tras la guerra de Vietnam quedó incorporado al Comando Estadounidense de Operaciones Especiales.

Hasta cierto punto, las fuerzas especiales proceden de unidades del tipo comando, desarrolladas a lo largo de las últimas décadas (véase Comando. El regimiento de fuerzas especiales británico es el Special Air Services (SAS), una fuerza de elite respetada en todo el mundo por su eficacia en la guerra y como unidad antiterrorista. En España, las unidades de elite del Ejército están integradas en el Cuerpo de Operaciones Especiales (COE)) y en la Legión.

Ejército Rojo

Fracción del (en alemán, Rote Armee Fraktion, RAF), grupo anarquista que llevó a cabo acciones terroristas en la República Federal de Alemania desde finales de la década de 1960. También conocido como `grupo Baader-Meinhof', fue liderado por Andreas Baader (1943-1977) y Ulrike Meinhof (1934-1976. Su ideología, de corte anarquista, anticapitalista y antiestadounidense, se basaba en la creencia de que el terror podía desestabilizar al Estado.

En sus comienzos, la Fracción del Ejército Rojo se limitó a provocar incendios a pequeña escala, pero después de un periodo de entrenamiento en un campo de la guerrilla Palestina en Jordania, regresó a Alemania dispuesta a emprender acciones mucho más violentas. En 1972, llevó a cabo una serie de asaltos a bancos y atentados contra instalaciones del Ejército de Estados Unidos y de la policía alemana. Baader y Meinhof fueron arrestados en junio de 1972. Mientras se realizaban los lentas diligencias para la celebración de su juicio, sus seguidores tramaban su plan de rescate. El secuestro de un político alemán, en febrero de 1975, fue utilizado como elemento de presión para conseguir que ambos dirigentes fueran puestos en libertad. Este éxito alentó al grupo a tomar la Embajada de la República Federal de Alemania en Estocolmo (Suecia) en el mes de abril. El canciller alemán Helmut Schmidt se negó a negociar y los terroristas volaron el edificio después de haber asesinado a dos miembros del personal de la Embajada.

Meinhof fue encontrada ahorcada en su celda en mayo de 1976, pero el proceso contra los demás integrantes del grupo prosiguió. Baader y sus compañeros fueron condenados a cadena perpetua en abril de 1977. Los restantes componentes trataron de intimidar a las autoridades para provocar la liberación de sus compañeros. En el otoño de 1977, fue secuestrado un empresario alemán, Hans-Martin Schleyer, al mismo tiempo que otros miembros de la Fracción del Ejército Rojo participaban en el secuestro de un avión de pasajeros de la compañía aérea alemana Lufthansa. Las autoridades germanas mantuvieron una actitud inflexible y su unidad antiterrorista, la GSG 9 (Grenzschutzgruppe 9), tomó por asalto el avión retenido en Mogadiscio (Somalia. Poco después de estos acontecimientos, Baader se suicidó y Schleyer fue asesinado.

Algunos subgrupos de la Fracción del Ejército Rojo sobrevivieron en la década de 1980, pero su apoyo fue menguando, y podría decirse que a comienzos de la década de 1990 (cuando ya había tenido lugar la unificación de la República Federal y la República Democrática de Alemania) dejaron de constituir una amenaza. De hecho, en abril de 1998, la organización anunció su disolución formal mediante un comunicado a la agencia de noticias Reuters.

Scotland Yard

nombre popular que recibe la sede de la policía metropolitana londinense, y en especial su Departamento de Investigación Criminal. El nombre deriva del pequeño lugar en el que estuvo ubicada la sede desde 1829 hasta 1890, que a su vez recibió el nombre de un palacio medieval donde se hospedaban los reyes y reinas de Escocia durante sus visitas a Londres. La costumbre de llamar Scotland Yard tanto a la sede como a sus oficiales empezó poco después de que la policía londinense fuera reorganizada en 1829 por el estadista británico sir Robert Peel. La sede se trasladaría en 1890 a los nuevos edificios construidos junto al Támesis, a los que se acabaría llamando Nuevo Scotland Yard. En 1967 se inauguró la sede actual, que ocupa un moderno edificio de 20 pisos situado cerca de los edificios del Parlamento.

Scotland Yard goza de fama mundial desde hace muchos años. El Departamento de Investigación Criminal es conocido por sus rigurosas actividades a partir de avanzadas técnicas de investigación. A menudo se requieren sus servicios para ayudar a la policía local a resolver casos de asesinato. Su departamento de huellas fue el prototipo de sistemas parecidos utilizados por el FBI estadounidense y muchas otras policías modernas. Scotland Yard mantiene además una oficina de recogida de antecedentes criminales, laboratorios forenses, una escuela para la formación de detectives, un departamento de información criminal, una unidad antiterrorista, así como brigadas de estupefacientes y contra el fraude fiscal. Junto a la labor que realiza en la detección del crimen, Scotland Yard dirige todas las actividades policiales metropolitanas, incluso el control del tráfico. Muchos autores han utilizado Scotland Yard como escenario para ambientar sus historias de misterio. Entre las obras más conocidas de este género están las de sir Arthur Conan Doyle.

ASOCIACION VÍCTIMAS DEL TERRORISMO    

Terrorismo

Historia

 

La Asociación Víctimas del Terrorismo (A.V.T.) quedó legalmente constituida en 1981. Este año se cumple, por tanto, el decimonoveno aniversario de su fundación.

Los impulsores de la idea fueron tres personas que habían padecido el fenómeno terrorista, entre las cuales se encontraba la actual presidenta de la AVT Sonsoles Alvarez de Toledo. Los comienzos fueron terriblemente difíciles y desalentadores. Sin apenas medios y casi siempre con el rechazo de la sociedad y de las instituciones como respuesta al requerimiento de ayuda y colaboración.

En el transcurso de estos años la AVT ha sufrido distintos avatares hasta llegar al momento actual en el que se puede afirmar que cuenta con una organización operativa capaz de resolver los principales problemas de tipo burocrático y legal a los que se enfrentan los afectados por el terrorismo.

Por otra parte, la labor de la AVT goza de un amplio reconocimiento social. El trabajo desarrollado durante los 19 años de su existencia, ha contribuido a despertar una gran sensibilidad entre los ciudadanos hacia quienes sufren la barbarie terrorista. La sociedad española es cada vez más solidaria hacia las víctimas y su grado de rechazo al triste fenómeno terrorista es prácticamente absoluto.

En el momento actual, la AVT atiende a 1.937 familias damnificadas por esta terrible lacra social, en las que, contabilizando todas las clases de ayuda, durante 1999 se emplearon más de 200 millones de pesetas.

Los socios que aglutina la AVT son víctimas directas del terrorismo, entendiéndose como tales los heridos que han sobrevivido a los atentados sufridos; o bien la viuda o viudo en caso de haber resultado asesinado su cónyuge, o el familiar más inmediato en el supuesto de que la víctima fuese soltero: padres, hermanos, etc.

El total de la población atendida por la AVT supera las 6.000 personas.

 

La distribución geográfica de las víctimas que acoge la AVT se reparte en un 30 por ciento en Madrid, un 15 por ciento en Vascongadas y Navarra, y el 55 por ciento restante se encuentra disperso por toda la geografía española.

Fines

La AVT es una organización apolítica de carácter benéfico asistencial cuyo ámbito de acción abarca todo el territorio nacional. Entre sus fines se encuentran: 

  • Aunar a las familias víctimas del terrorismo para, de una forma colectiva, reivindicar derechos y reclamar justicia.

  • Prestar la ayuda necesaria, ya sea moral o material, a todo aquel que lo necesite y haya sido víctima, él o alguno de sus familiares, de la acción terrorista en cualquiera de sus formas o manifestaciones.

  • Colaboración y cooperación con todas las actividades que redunden en beneficio moral o material de las víctimas del terrorismo.

  • Realizar cuantos actos públicos, seminarios, conferencias y demás actividades permitidas por las leyes, que contribuyan a fomentar el espíritu de solidaridad hacia las víctimas del terrorismo y la repulsa de ese infame fenómeno.

  • Promover y asistir en las acciones judiciales necesarias a favor de las víctimas del terrorismo y de la sociedad en general, en los procedimientos judiciales, civiles o administrativos que se sigan con motivo de acciones terroristas.

 

Áreas de trabajo

La actividad de la A.V.T. se divide en cuatro áreas de trabajo:

  •  Asistencial: Contacto directo con los familiares de las víctimas. Asesoramiento y ayuda moral y material. Defensa de los intereses de los asociados ante la Administración.

  • Administrativa:Gestión de ayudas de las instituciones hacia las víctimas del terrorismo. Solicitud de becas para los hijos de los afectados. Indemnizaciones, pensiones, expedientes administrativos, etc.

  • Jurídica: Tiene como objetivo la personación en los sumarios abiertos por delitos terroristas, acusación particular y acusación popular. En estos momentos la A.V.T. está presente en más de 260 sumarios por actos terroristas. Un total de 18 letrados forman el plantel de abogados que llevan a cabo estas acciones y que, asimismo, se ocupan de resolver cualquier problema de tipo legal, derivado de la condición de víctimas del terrorismo, que se les presenten a los asociados.
    Asimismo, este área se ocupa de la defensa jurídica de los expedientes administrativos que origina un atentado terrorista (indemnizaciones, pensiones, condecoraciones, seguros...), con el ánimo de que ninguna víctima del terrorismo se vea menoscabada en sus derechos.

  • Prensa: Se encarga de las relaciones con los Medios de Comunicación y de la denuncia continua de las tremendas secuelas del terrorismo en un intento de mantener sensibilizada a la opinión pública. Este área tiene también la responsabilidad de la realización del boletín informativo "LA RAZÓN" que la A.V.T. publica trimestralmente.

  • Gabinete Psicológico: Desde hace cinco años, la AVT cuenta con un equipo de psicólogos y psiquiatras especializados que ofrecen este tipo de asistencia a las víctimas, en el empeño de ayudar a los afectados a superar las secuelas psíquicas que padecen después de un atentado terrorista.

  • Area de Formación y Empleo: La preocupación por mejorar la calidad de vida de las víctimas del terrorismo ha llevado a la AVT a crear un área de Formación e Inserción Laboral que cumple dos objetivos esenciales: orientar laboralmente a sus socios y fomentar la terapia ocupacional como un elemento más que coadyuve a la inserción laboral de las víctimas.

GRAPO

Los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) nacen como organización el dos de agosto de 1975. Y lo hacen no como tal GRAPO sino como sección técnica del PCE(r. Hicieron su aparición en Madrid en octubre de 1975 con el asesinato de cuatro policías. Si bien, unos meses antes, en agosto, habían asesinado a un guardia civil.

Sus orígenes, sin embargo, se remontan a 1968, con el nacimiento en el exilio (París) de la Organización de Marxistas Leninistas Españoles (OMLE), un partido comunista pro-chino que denunciaba el revisionismo no sólo de los comunistas españoles sino de la propia Unión Soviética. Esta organización fue fundada por siete personas de ideología marxista-leninista escindidos del Partido Comunista (PCE) que lideraba Santiago Carrillo. En junio de 1975, la OMLE decide trasladar su actividad a España. En su primer congreso celebrado en octubre, en la población santanderina de La Cavada, la OMLE cambió su nombre por el de Partido Comunista de España (reconstituido) PCE-r, reconstituido porque estiman que el PCE ha sido el auténtico traidor durante la guerra civil española. Del PCE-r surgieron los GRAPO a modo de "brazo armado", una organización clandestina de extrema izquierda, el comunismo español radicalizado.

Desde su nacimiento, la banda terrorista ha asesinado a más de ochenta personas, y diecinueve de sus activistas han muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Aunque sus atentados han sido, en la mayoría de los casos, acciones directas contra miembros de las fuerzas de seguridad o militares, entre sus crímenes más graves figura la explosión de una bomba en la cafetería California 47, de Madrid, el 26 de mayo de 1979, con un saldo de 9 muertos y 61 heridos.

Los GRAPO han sido a lo largo de su historia una banda terrorista con escasa implantación, aunque sus atentados a finales de los setenta y principios de los ochenta tuvieron una enorme repercusión social. Las sucesivas detenciones de sus dirigentes han hecho en numerosas ocasiones que se haya hablado de su completa desarticulación, a pesar de que siempre ha resurgido de sus cenizas, aunque con una actividad terrorista cada vez más limitada. Durante los últimos años, la misma se ha limitado de forma exclusiva a la colocación de bombas en edificios oficiales y la "requisa" de fondos mediante atracos a entidades bancarias o el secuestro de directivos de sucursales. También se especializaron en el ataque a furgones blindados, a semejanza de las organizaciones mafiosas italianas, aunque la detención de tres de sus activistas en uno de estos atracos en Santander, en diciembre de 1992, y la muerte de otros tres en Zaragoza en abril de 1993 obligaron a la banda a desistir de este método. El secuestro del empresario Publio Cordón fue la alternativa elegida.

Desde el comienzo de la actividad criminal de la banda terrorista GRAPO ha asesinado a 78 personas, de las que seis son mujeres.

Por provincias, el mayor número de asesinatos se han cometido en Madrid, con 40muertos. Le siguen:

Barcelona........................................

14

Galicia.............................................

9

Zaragoza.........................................

4

Sevilla.............................................

3

Valencia..........................................

2

Gijón..............................................

2

Santander.......................................

1

Cádiz..............................................

1

Castellón.........................................

1

Valladolid.......................................

1

 

Por años, el numero de asesinatos es el siguiente.

1975...................

7

1983...................

2

1976...................

2

1984...................

5

1977...................

9

1988...................

2

1978...................

6

1989...................

5

1979...................

21

1990...................

4

1980...................

5

1993...................

1

1981...................

4

2000...................

3

1982...................

2

Por profesiones 17 eran guardias civiles, 24 policías, 9 militares y 28 civiles (en este grupo se incluyen aquellas víctimas de las que no tenemos sus profesiones).

El secuestro fue también una de las armas con las que contaron para ejercer el terror. El 11 de diciembre de 1976, un comando del GRAPO llevó a cabo en Madrid, el secuestro de Antonio María Oriol y Urquijo, presidente del Consejo de Estado y Consejero del Reino. El objetivo del secuestro era conseguir la libertad de 15 miembros de la banda. Sólo un mes después, el 23 de enero de 1977, es secuestrado el teniente general Villaescusa Quilis, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar. La acción combinada de la policía y la Guardia Civil, culminaría el 11 de febrero de 1977 con el rescate de ambos rehenes y la detención de varios grapos. El último secuestro, producido hace ahora más de 1.000 días ha sido el del empresario zaragozano Publio Cordón.

ALUMNO.-

SEMESTRE.- Quinto

ESCUELA.- Angel Trias

TEMA.- El Terrorismo Mundial

FECHA DE REALIZACIÓN.- 11/05/01

INDICE

  • TERRORISMO___________________________1-6

  • EL E.P.R.__________________________________6-9

  • EL I.R.A.___________________________________9-10

  • LA O.L.P.__________________________________10-12

  • LA E.T.A._________________________________12-17

  • IRAN Y EL TERRORISMO_________________18-19

  • EL TERRORISMO ADMINISTRATIVO_____19

  • FUERZAS ESPECIALES_________________20

  • EJERCITO ROJO_________________________20-21

  • SCOTLAND YARD________________________21-22

  • LA A.V.T.___________________________________22-24

  • LA GRAPO_________________________________25-26