Teoría social del conflicto

Sociología de las relaciones de género. Conflictividad hombres y mujeres. Dominación masculina. Violencia simbólica

  • Enviado por: Martina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 4. LA TEORÍA SOCIAL DEL CONFLICTO.

  1. LOS FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS Y NORMATIVOS DE LA TEORÍA SOCIAL DEL CONFLICTO.

Busca explicar porqué existen conflictos en la sociedad e intenta dar una explicación a estos conflictos sociales que se producen conflictos entre hombres y mujeres.

Los fundamentos de esta teoría son:

  1. Científicos: Porque observando la realidad vemos que hay desigualdades “cuestión de hecho”
  2. Normativo: Tiene que ver con las normas sociales, con la moral. Ponerlas en manos de alguna institución para poder reducir los conflictos. P.e: reducir las muertes de las mujeres a manos de sus parejas (violencia de género) creando un servicio jurídico, casas de acogida… para estas mujeres.

Existen dos visiones del mundo a cerca de los conflictos, dos formas de ver el conflicto:

  1. Forma Kantiana (Kant): El conflicto se pude solucionar mediante el diálogo, mediante la comunicación. Lo aplica al orden internacional. La paz perpetúa. El diálogo pondría fin a los conflictos internacionales creando cauces para el entendimiento podrían resolverse los conflictos.
  2. Forma HObbesiana (Hobbes): Gana quién tiene más fuerza. No cree en el uso del diálogo sino en el de la fuerza.
  1. EL GÉNERO Y LA SEXUALIDAD SEGÚN LA TEORÍA SOCIAL DEL CONFLICTO.

El género implica no sólo diferencias en el comportamiento sino desigualdades de poder. Las ideas convencionales sobre género han beneficiado a los hombres al tiempo que sometían a las mujeres al prejuicio, a la discriminación y a la violencia. Los defensores de esta perspectiva defienden que las ideas convencionales sobre el género no fomentan la cohesión, sino que por el contrario crean tensiones y conflictos en los que los hombres, por un lado tratan de proteger sus privilegios, mientras las mujeres desafían al poder estableciodo.

El paradigma de conflicto bebe principalmente de las ideas de Karl Marx.

Existen conflictos entre hombres y mujeres por la división de tareas claras según seas hombre o mujer. La teoría social del conflicto dice que esa división de funciones genera desigualdad o fruto de esa división se crea la desigualdad, esto genera un colectivo de beneficiarios (los hombres) y otro de perjudicados (las mujeres).

Los hombres van a hacer los posible para conservar esos privilegios y las mujeres van a luchar para cambiar las cosas y poner fin a la desigualdad.

  1. LA FAMILIA EN LA SOCIEDAD CAPITALISTA SEGÚN ENGELS.

Origen de la familia obra de Engels (1884).

Los grupos feministas denuncian que los beneficiarios son los hombres y las perjudicadas las mujeres por eso estos grupos están muy ligados al marxismo.

Examinando el curso de la historia Engels llegó a la conclusión de que en las sociedades cazadoras recolectoras las actividades de hombres y mujeres aunque distintas tenían una importancia compatible. A medida que los avances técnológicos dieron lugar a un excedente productivo, la igualdad social y el sentido comunitario vinieron a ser sustituidos por la propiedad privada, y en última instancia, por la jerarquía de clases. Fue en ese momento cuando el hombre adquirió una posición de poder sobre la mujer. Con un excedente patrimonial que transmitir a su descendencia, los hombres de clase alta tomaron un mayor interés en sus hijos, de forma que el deseo de controlar la propiedad fomentó la aparición del matrimonio monógamo y la familia. Los hombres podían así tener una mayor garantía sobre su paternidad y la ley garantizaba que su patrimonio se transmitía a sus hijos. La misma lógica explica por qué las mujeres se les ensañaba a permanecer vírgenes hasta el matrimonio, a ser fieles a sus maridos, y a construir sus vidas en torno a la reproducción y la educación de los hijos.

De acuerdo con Engels, el capitalismo intensifica los valores patriarcales de la sociedad. En primer lugar, el capitalismo crea aún más riqueza, lo que proporciona a los hombres un poder todavía mayor, bien como sustentadores de su familia, bien como propietarios o herederos. En segundo lugar, una econonomía capitalista en expansión depende de la transformación de la gente en consumidores, y de convencerles de que su realización personal depende de la posesión y el empleo de bienes. En tercer lugar, para que los hombres puedan trabajar, la sociedad asigna a las mujeres las tareas de mantenimiento del hogar. La doble explotación del capitalismo consiste en pagar salarios bajos a la mano de obra masculina y ningún salirio a la femenina.

  1. ANÁLISIS SOCIOLÓGICO DE LA DOMINACIÓN MASCULINA SEGÚN PIERRE BOURDIEU.

A partir de la lectura del libro La dominación masculina de Bourdieu, podemos evidenciar una manifestación de una conducta binaria por así decirlo, insertada en una sociedad androcéntrica a través de una "...visión mítica del mundo arraigada en la relación arbitraria de dominación de los hombres sobre las mujeres, junto con la división del trabajo en la realidad del orden social.." Pierre Bourdieu

El eje principal de su libro es la investigación y análisis de los mecanismos históricos que han permitido estructurar y eternizar las estructurasresponsables de la división sexual como de la naturalización de su lógica jerarquizante. Para realizarlo, el autor utiliza la sociedad da Cabilia bajo el recurso de la etnografía, el objetivo es elaborar estrategias transformadoras del estado actual de las relaciones materiales y simbólicas entre los géneros. Tal situación explica el sociólogo se instaura gracias a la sumisión que el subordinado concede al dominador y asimila como única.

El eje de nuestra monografía presenta la problemática actual de la construcción social y significación inmediata que adquiere en la mayoría de las sociedades, como ha comprobado Bourdieu hasta en las sociedades más aisladas o conservadoras de sus principios, y como encuentra su dispositivo ratificador en las prácticas y discursos sociales. Con las categorías que nos vamos a manejar para llevar a cabo nuestro humilde aporte van a serviolencia simbólica y habytus. De esta manera transitaremos por la relación que ejerce el imaginario social en los individuos, y nos acercaremos a una mejor definición de individuo social. Un individuo social que sin duda deja su huella y cooperación en la división genérica a través de los propios hábitos que supone pertenecer a un grupo social, mejor dicho a un sexo en especial.

Las prácticas y discursos sociales se ejercen bajo el principio de una sociedad androcéntrica. Esta dominación no es posible sin el reconocimiento oconocimiento de esta conducta, la mujer encuentra una única forma de percibirse y juzgarse, tal sumisión garantiza que la mujer sea lo que el orden social atribuye a su rol. Esta primera afirmación que nos planteamos puede explicar uno de los factores que influyen y se insertan en los cuerpos de los individuos.

La violencia simbólica junto con el imaginario social

construyen esta dominación. Una estructura enmarcada que funciona como una lógica práctica, jerarquizando y correspondiendo claros actores bajo la visión androcéntrica de una sociedad. El hecho que una sociedad funcione bajo dicha estructura es sin duda una de las causas que tienen como resultado una funcionalidad binaria y excluyente.

La arbitrariedad a la hora de dividir sexualmente todos los planos sociales, lejos de ser favorable, nos supone una simplificación de la realidad en terminos disociables, por lo que nuestras relaciones en sociedad ya asimilan dicha división genérica.