Técinas de investigación social

Tiempo libre. Consumismo. Hipótesis. Marco teórico. Geografía

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 27 páginas
publicidad

Práctica de “Técnicas de Investigación Social”

Hipótesis:

“A mayor tiempo libre, Mayor consumismo juvenil”

MARCO TEÓRICO DE LA HIPÓTESIS A INVESTIGAR

1.1.-JUSTIFICACIÓN DEL PROBLEMA A INVESTIGAR

·Nuestro tema elegido es el consumo, más especialmente el “consumo en los jóvenes”; hoy en día el consumo desempeña un papel cada vez mayor en las vidas de los individuos de todo el mundo, y este consumismo lo hemos relacionado con el tiempo libre.

Esta relación la hemos establecido partiendo de una base técnica. Si retrocediéramos, podríamos observar cómo consumo y tiempo ha estado sumamente relacionados entre sí.

El objetivo último de una economía capitalista, en lo que se refiere al tiempo, consiste en permitir que la gente consuma las veinticuatro horas del día, todos los días del año. Es la imposición de todas las diferencias de tiempo en lo que refiere al consumo.

·Históricamente, ha habido una serie de factores que han impedido alcanzar este objetivo. Antes de la llegada de la luz eléctrica, el anochecer constituía una poderosa barrera de consumo. Los medios de consumo se hallaban con frecuencia, a una gran distancia, y el transporte, era lento. Como resultado, desplazarse al mercado, era actividad poco frecuente. Un gran número de personas carecía de los recursos económicos necesarios para consumir apenas más de lo que recolectaban o producían por sí mismos.

En las últimas décadas, de estas barreras, si no todas, han implosionado o, al menos, se han erosionado, tanto en Estados unidos como en muchos otros países del mundo. La electricidad y otras innovaciones tecnológicas, han hecho que en gran medida, el anochecer haya dejado de ser un importante obstáculo al consumo. Los medios de consumo parecen mucho más cercanos en la medida en que los automóviles, trenes, autobuses e incluso los aviones hacen posible que la gente acuda a ellos con mayor rapidez y cada vez que lo desea. La creciente riqueza de la sociedad ha dotado a cada vez más personas de los recursos necesarios para participar activamente en los centros comerciales y en todas las demás catedrales de consumo de las que hablaremos más adelante. Incluso quien no tiene dinero encima, o no lo tiene en ese momento en el banco, pueden participar en el juego del consumo gracias a las ubicuas tarjetas de crédito.

Aunque este tema provoca aún un cierto debate, el número de horas de trabajo es hoy más limitado, y el propio trabajo resulta menos arduo, permitiendo a la gente disponer de más tiempo y energía para consumir. Hoy los jóvenes tienen un montón de recursos a su disposición. La gente vive más, con el resultado de que un gran número de jubilados se encuentran con muchos años por delante para dedicarse, sobre todo, a consumir.

Como ocurre con muchos factores relacionados con los nuevos medios de consumo, estados unidos es el país innovador y el líder mundial en el uso del tiempo.

Para lograr que la totalidad del tiempo estuviera disponible para el consumo, los medios nuevos hubieron de implosionar en el hogar. Así, los medios nuevos de consumo (teletiendas, cibercentros comerciales, venta por catálogo...) han servido para eliminar literalmente el carácter de barrera al consumo que tenía el tiempo.

La mayoría de los adultos deben trabajar muchas horas a la semana para poder obtener los ingresos necesarios para el consumo, por no hablar de los ahorros, y para obtener la base económica necesaria para disponer de una tarjeta de crédito, así como de otras formas de crédito distintas. Es de suponer que el tiempo que uno emplea en su trabajo, es un tiempo que no se puede dedicar al consumo. Pero hoy en día se están dando cambios que hacen que la gente le resulte más fácil trabajar y consumir al mismo tiempo. Cibercentros y otro tipo de ventas por ordenador hacen que un trabajador le resulte más fácil pasar de las tareas relacionadas con el trabajo a hacer una vista rápida a su cibertienda o cibercasino favoritos, o comprar o vender acciones electrónicamente.

·Después de la relación establecida anteriormente sobre nuestros indicadores más importantes, debemos de tener en cuenta que no sólo todos los momentos del día, de la noche, de la semana o del año se definen cada vez más como “buenos” para consumir, sino que cualquier etapa de la vida es buena para consumir. Por su parte, los niños, se ven atraídos hacia el mundo del consumo a través, por ejemplo, del incremento de las supertiendas dedicadas exclusivamente a ellos. Las supertiendas de juguetes están orientadas a los niños, o, al menos, a quienes se encargan de comprarles los juguetes.

Tampoco los jubilados ni las personas de edad avanzada están ya excluidos del consumo. Entre otras cosas, se espera que consuman las residencias y estilos de vida asociados a la jubilación, y que se conviertan en visitantes diurnos de los centros comerciales, que prueben las ofertas que éstos realizan. Incluso en los moribundos se espera que contraten los servicios de las enfermeras a domicilio y los hospitales, mientras que los muertos (o sus herederos) son también consumidores desde el punto de vista de las empresas de servicios fúnebres y de cementerios.

Dentro de estas diferentes etapas de la vida, nuestra investigación se centra en la etapa de los adolescentes y jóvenes. Éstos se han convertido también en un enorme mercado potencial, y muchos de los nuevos medios de consumo (las supertiendas de música, de vídeo, y de electrónica, por ejemplo) no podrían existir sin este volumen de negocio.

·En cuanto a cómo elegimos el tema a investigar, en un principio tuvimos un poco de dificultad, pero después de estudiarlo bien, decidimos realizarlo sobre el consumo porque, por un lado observamos que es un tema de actualidad. ¿Por qué? Porque si nos detenemos a pensar un momento y retrocedemos en el tiempo, podemos ver cómo durante el último medio siglo se ha producido un cambio revolucionario en los lugares en los que consumimos bienes y servicios. Dicho cambio, ha tenido un profundo efecto no sólo en la naturaleza del consumo, sino también en la vida social.

También lo elegimos porque consideramos que es un tema interesante. Es verdaderamente impresionante observar cómo compiten las diferentes catedrales de consumo (de las cuales hablaremos más adelante) para intentar atraer a los consumidores.

Por otro lado, porque nos sentimos introducidos en dicha investigación por lo que investigamos el consumo de los jóvenes y no de otra edad o etapa de la vida. Por que muchos de nosotros formamos parte entusiasta de la sociedad de consumo, y nos apasiona visitar las catedrales de consumo y conseguir todo lo que tienen que ofrecernos, y porque nuestras experiencias podrían valernos para aportar algunas ideas.

·Y por último destacar que todo ello lo relacionamos con el tiempo libre porque las diferentes catedrales de consumo intentan aprovechar las 24 horas de día para que la gente consuma y debido a las facilidades dadas actualmente: Se trabajan menos horas al día, los jóvenes tienen más recursos... Algunos centros comerciales no cierran los domingos, abiertos en fiestas... Ello hace que el tiempo libre sea mayor y como consecuencia se consuma más. En definitiva, queremos ver cómo los cambios introducidos, hacen que el consumo impregne toda nuestra vida (“el consumo nos consume cada vez más”) y así poder verificar nuestra hipótesis planteada:

A mayor tiempo libre, mayor consumo juvenil

1.2.-FORMULACIÓN DEL PROBLEMA A INVESTIGAR

·Después de exponer el tema en general a tratar en nuestra investigación, debemos de profundizar en el problema a tratar puesto que este es el eslabón de la cadena: problema-investigación-solución.

Los objetivos de nuestra investigación son dos: como objetivo general la obtención de datos sobre el consumismo, y como objetivo más específico la observación de este tipo de comportamiento entre los jóvenes así como las pautas de conducta de estos últimos en su tiempo libre y ocio.

·El problema a tratar es un tema de actualidad, que surge en el sector servicios, y está sumamente relacionado con la sociedad (ya que esta es la protagonista de este consumo existente). En nuestra investigación, en vez de hablar de la sociedad en general, delimitamos este concepto destacando una etapa de la vida como es la juventud.

·Primeramente, para contextualizar el marco teórico de nuestra investigación, debemos de ver cual es el entorno físico geográfico que va a ocupar nuestra investigación.

Para determinar dicho entorno, en un principio deberíamos definir el diseño de la investigación, es decir; donde nuestro objetivo y periodos de tiempo llevan a cabo bajo un diseño longitudinal. Destacar el control de las posibles variables explicativas, alternativas a las variables analizadas (validez interna); Es decir, controlamos todas las posibles, tanto las perturbadoras como las que no lo son (grupo experimental: los jóvenes y el tiempo).

·En definitiva, debido a que el tiempo (que es un elemento importante para la investigación) y los recursos económicos, y materiales no son abundantes, y también debido a la complejidad de aplicar esta investigación al universo objeto de estudio pensamos coger una muestra de los jóvenes de nuestra propia ciudad (Valencia), aunque tiene el inconveniente de que no se va a poder aplicar al resto de comunidades, pero creemos que debido a nuestras limitaciones, es la mejor.

·Basándose en lo explicado anteriormente, pasamos a destacar diferentes entornos donde se puede situar nuestra investigación con el fin de que se comprenda el gran sentido de relevancia y significación que ocupa “el consumo” y sus nuevas medidas entre los jóvenes valencianos.

·Hablaremos ahora de las ya anteriormente nombradas catedrales de consumo y su influencia a la hora de consumir.

·Las Catedrales del consumo:

·Podemos entender por las mismas, aquellos lugares que persiguen el fin de atraer un número de consumidores cada vez mayor. Necesitan ofrecer (o al menos aparentar que ofrecen) unos escenarios cada vez más mágicos, fantásticos y encantados en los que consumir. A veces esta magia se produce de una manera totalmente intencionada, mientras que en otros casos es el resultado de una serie de acontecimientos en gran parte imprevistos.

Dentro de estas catedrales de consumo podemos encontrar los centros comerciales como lugares donde acude la gente acude a practicar su “religión de consumo”. Se ha afirmado que los centros comerciales son algo más que meras empresas comerciales y financieras, y que tienen mucho en común con las civilizaciones tradicionales. Es decir, los centros comerciales proporcionan el tipo de centralización que tradicionalmente proporcionan los templos religiosos, de forma que la gente obtiene un rendimiento de comunidad, además de unos servicios comunitarios concretos.

Dichas catedrales atraen a un número de consumidores cada vez mayor. Lo que se intenta en estos centros comerciales es que, en un amplio abanico de lugares se debe reproducir esencialmente la misma magia. Para lograrlo, dicha magia se debe sistematizar de modo que pueda ser fácilmente recreada de un momento o lugar a otro.

Aunque la estructura de estas grandes catedrales de consumo racionales y mecánicas, pueden poseer sus cualidades encantadoras (la comida aparece casi al instante, los productos se hallan en increíble profusión...), en general resultan desencantadoras; Con frecuencia acaban por no tener demasiado de mágico. La gente tiene tendencia a aburrirse y a desanimarse cuando en los escenarios en los que consume se da una diferencia demasiado mecánica, por ello el reto para las actuales catedrales del consumo consiste en saber mantener ese encanto pese a la creciente racionalización.

En definitiva, la idea de los nuevos medios de consumo (catedrales de consumo) hace hincapié en que los escenarios sean nuevos y el de que nos permitan y nos inciten a consumir en ellos.

·A continuación nos centraremos en una de las variables de nuestra hipótesis que es el consumismo de los jóvenes y cómo estos tiene un gran papel en el consumo, por ello expondremos a continuación una serie de catedrales de consumo donde, como hemos dicho, el joven tiene esa influencia.

1.La cultura del “fast food” (franquicias y restaurantes de comida rápida): Son dos buenas señas de identidad del consumo joven. Las cosas han de hacerse rápidas, y si es necesario, a distancia. Controlar los conceptos del espacio y tiempo tienen su reflejo en lo que se gastan los jóvenes y en el lustro porvenir de mercados como el del “fast food”. El lugar de comida rápida donde acude más gente según estudios es McDonald's. El 54% de los jóvenes de entre 18 y 26 años, acude habitualmente a establecimientos de comida rápida. De hecho, se asegura en el trabajo, 6 de cada 10 estudiantes han estado en algún templo del glotoneo fugaz el último mes.

Los datos del Burguer King lo avalan: su cliente medio tiene algo más de 20 años. Cada vez que sale de uno de sus locales se ha dejado unos 4,27euros.

Sabedores de esas referencias juveniles, las cadenas de comida rápida preparan se asalto definitivo y el número de establecimientos se duplicará. Este proceso va con la modernidad. Los jóvenes pagarán el pato. La eclosión del “fast food” es una nueva forma de dominación ideológica que comienza actuando quizá sobre los más débiles, sobre la juventud.

Podríamos destacar cómo el consumo es ya una forma de ocio debida a que el 93% disfruta su tiempo libre con los amigos, con los que va al cine (69%), a fiestas (64%) o de copas (49%). Los deportes figuran en segundo plano como meras aficiones. Practican y ven por televisión sobre todo, fútbol, baloncesto, esquí, tenis y ciclismo.

Decimos pues, que una buena parte de los restaurantes de comida rápida funcionan en régimen de franquicia. La franquicia es un sistema en el que una gran empresa concede o vende el derecho a distribuir sus productos o a utilizar su marca registrada y sus métodos a una serie de empresas menores.

2.Cadenas de tiendas: Las cadenas de tiendas están relacionadas con las franquicias. La principal diferencia es que las cadenas de tiendas tienen un único propietario, mientras que muchas franquicias individuales pertenecen a empresarios independientes. Las cadenas de tiendas siguen teniendo una importante presencia en el mercado juvenil. Por ejemplo; Ralph Lauren, Clavin Klein...

3.Centros comerciales: El consumo en las grandes superficies. Aquí es donde más se nota el consumo como forma de ocio, no se compra lo necesario sino, que generalmente se compran artículos no necesarios. La gran ciudad se ha convertido en un gran hipermercado. Cada día unos mil mensajes nos incitan a comprar artículos que no necesitamos. Estamos inmersos en el consumismo que se alimenta de la influencia de la publicidad y ésta se basa en ideas tan falsas como que la felicidad depende de la adquisición de productos. Consumir quiere decir tanto utilizar como destruir. En la sociedad de consumo no sólo sentimos cada vez mayor dependencia de nuevos bienes materiales y derrochamos los recursos, sino que el consumo se ha convertido en un elemento de significación social. Se compra para mejorar la autoestima, para ser admirado, envidiado, y/o deseado.

El peligro es que las necesidades básicas, pueden cubrirse, pero las ambiciones o el deseo de ser admirados, son insaciables según alteran los expertos. En la sociedad de consumo encontramos tres fenómenos que le son propios y que juntos producen lo que se ha denominado adicción al consumo.

Por un lado la adicción a ir de compras como forma de consumo. Hay quien se habitúa a pasar su tiempo libre en grandes almacenes o mirando escaparates como fórmula para huir del tedio. Esta tendencia puede estar o no asociada a la compra compulsiva.

En segundo lugar, un deseo intenso de adquirir algo que no se precisa y que, una vez adquirido pierde todo su interés. Esta relación se identifica con situaciones de insatisfacción vital.

Por último, y asociada a la compra compulsiva, está la adicción al crédito, que impide controlar el gasto de una forma racional. Las tarjetas de pago y otros instrumentos de crédito que nos invitan a comprar cuanto se nos antoje y producen un sobreendeudamiento, nos facilitan esta adicción.

La cuesta de enero es un claro ejemplo de este endeudamiento, y una consecuencia de que se ha mercantilizado (como casi todo) la Navidad. Este fenómeno, del sobreendeudamiento preocupa en la Unión Europea como problema socio-económico, lo que ha dado lugar a la existencia de un proyecto auspiciado por el Instituto Europeo Interregional de Consumo.

También resulta interesante la reciente difusión de centros comerciales en el interior de otros escenarios al alcance de cualquier joven como por ejemplo en aeropuertos, estaciones de trenes, campus universitarios...

4.Otras catedrales de consumo: Venta por catálogo, Centros comerciales electrónicos, tiendas de descuento, supertiendas (ej.: Toys'R us)... Los nuevos medios de consumo que hemos tratado hasta ahora constituyen el tipo de escenarios que la mayoría de nosotros solemos frecuentar con regularidad. Pero existe otro grupo de nuevos medios de consumo que resultan menos usuales. Se hallan más relacionados con el turismo, o las vacaciones, que con las actividades diarias, y tienen que ver con el intento de escapar de lo cotidiano (cruceros, casinos, restaurantes temáticos...).

Otros medios de consumo también podrían considerarse los siguientes: Comunidades cerradas de lujo, establecimientos educativos, medicina y hospitales, museos e instituciones benéficas...

Para terminar, vemos que también existen otros medios de gastar el tiempo libre como es hacer deporte (salir a correr, andar en bici, jugar a fútbol, baloncesto, tenis... en definitiva cualquier deporte). Esto sería una variable que estaría en contra de nuestra hipótesis, pero que tampoco tiene mucha relevancia ya que este tipo de actividades cada vez es menos frecuente y menos usual.

·Ahora nos pararemos a observar las características sociodemográficas de la población afectada o vinculada al problema. Los datos numéricos que en estos puntos siguientes se puedan encontrar están sacados de estudios realizados sobre el consumo de los jóvenes en España y han sido llevados a cabo por el Instituto Nacional de Consumo quien presentó una encuesta llamada “Juventud y Consumo”. Esta encuesta revela que los jóvenes destinan sus ingresos principalmente a la compra de vestuario (más de la mitad de su dinero) y la elección depende mucho de la “tribu” o grupo al que se pertenece, aunque tal influencia disminuye con la edad. A partir de los 24 años, los factores determinantes de la compra son ya siempre el precio y, en buena medida la calidad. La franja de la juventud es establecida entre los 14 y 19 años donde están actualmente uno de cada cuatro españoles.

El consumo de los jóvenes satisface necesidades distintas y responde a pautas diferentes de las que encontrábamos en las generaciones de sus hermanos mayores.

El consumo de hoy en día constituye mucha más que antes un factor de socialización y de identidad. Una de las claves de hoy en día es el tiempo en que los jóvenes siguen siendo jóvenes. Sólo una de cada tres personas de entre 24 y 29 años es autosuficiente económicamente. A diferencia de otros tiempos, los jóvenes de hoy en día suelen ser ricos en bienes y en tiempo libre, pero muy pobres en espacios.

Salir con los amigos, la ropa, y comer fuera de casa son los principales gastos de los jóvenes españoles. En nuestro país existen alrededor de unos seis millones de ciudadanos que están entre las edades de 14 y 24 años. Son esta porción poblacional que está estudiando o abriéndose paso en el mercado laboral, prefiere salir... y gastar su dinero (o el de sus padres). El depósito del gasto joven en España es un suculento pastel con muchos ceros. Según un informe publicado por el Instituto de la Juventud (Injuve) con el título “Cambios de hábito en el uso del tiempo”, cada español de entre esas edades se gasta alrededor de los 120 euros al mes (30 euros a la semana). El consumo total de los jóvenes que se da en España alcanza la cifra aproximada de unos 180.300 euros a la semana, o lo que es lo mismo, unos 722.000 euros al mes.

Un reciente estudio realizado por profesores del Departamento de Psicología y Sociología de la Universidad Autónoma, revela que en la juventud el principal impedimento para el ocio, por encima de la falta de tiempo o la denegación del permiso familiar, es la escasez monetaria.

El sexo también influye en el gasto. Por orden de preferencias; Los chicos suelen gastar en salir con los amigos, comprarse ropa y automoción. Por su parte, ellas lo hacen en ropa, salir con las amistades y comer fuera de casa.

Las estadísticas señalan que cerca de un 80% de los jóvenes vive exclusivamente o en buena medida de los recursos económicos de otras personas. Tan sólo un 20% se mantiene más o menos con lo que gana.

Si antes el dinero se gastaba de una forma, ahora se gasta de otra. Los expertos afirman que hoy la juventud invierte ”notoriamente más” en cursos, másters, estudios universitarios y formación que hace décadas.

Algunas cosas no cambian. Los jóvenes españoles siguen gastándose bastante en bebida y tabaco, donde la media porcentual se ha mantenido, lo que pasa es que se han dado algunos cambios. Antes estos productos eran de consumo generalizado y ahora se han polarizado; Por un lado hoy en día más de la mitad no gasta nada en tabaco y alcohol (aunque las chicas lo hacen cada vez más), y por otro lado, existe un 40& de los jóvenes que consume mucho más que antes casi todo lo que consumían antes el total de los jóvenes.

El ocio es lo que importa. La realidad es que la diversión ha desplazado a la alimentación en los hábitos de gasto de la sociedad española.

Los jóvenes, por encima de todos los grupos sociales, son los que más se entregan al disfrute del tiempo libre. Se distinguen dos tipos de consumo entre la población de menos edad: el productivo y el contraproductivo (o “amnésico”).

El productivo es el que practica la familia de clase alta o media alta, y consiste en invertir en formación. El amnésico o contraproductivo es el que ejercita el joven de clase baja o media baja y se centra en olvidarse de la semana.

El mercado lo sabe y quiere el dinero de todos. El de los más jóvenes también. Los fabricantes cada vez más, se dirigen a un sector atrevido, juvenil. Es lo que vende y a quien le vende. La publicidad no entiende de ética y sí de números.

El origen del dinero. A la hora de gastar dinero, la forma de conseguirlo es un factor condicionante. Los jóvenes que lo obtienen gracias a su trabajo suelen gastar más, pero de una forma más comedida, en elementos más necesarios y de forma menos compulsiva, seguramente porque sabe lo que cuesta conseguirlo. Por el contrario, los jóvenes que lo reciben de las arcas paternas suelen ser más inconscientes en el consumo.

Los jóvenes no son tan diferentes a los mayores, las raíces del consumo son mucho más profundas: Quizá sí son algo más compulsivos a la hora de comprar, pero esto sólo es debido a que tienen una personalidad menos formada y a que tienen una menor relación con el esfuerzo de ganar ese dinero. La diferencia esencial a la hora de gastar estriba en los hábitos culturales del sujeto. Y en una buena cultura del consumo inteligente.

Los jóvenes más vulnerables. Para los jóvenes europeos y españoles analizados (16 años) comprar es una de las actividades más divertidas que ofrece una ciudad. Les gusta entrar en los centros comerciales, sienten un deseo permanente de ir de compras y adquirir cosas nuevas; y su grado de impulsividad en la compra y de falta de autocontrol y responsabilidad económica es muy alto. La aceptación de los valores consumistas que se suma a la mayor vulnerabilidad ante los mensajes publicitarios es mayoritaria en los jóvenes.

El estudio también desvela que la personalidad caprichosa, la impulsividad y la ansiedad caracterizan al adicto, así como la insatisfacción personal y la falta de alicientes o estímulos vitales no consumistas que conducen al tedio.

Los jóvenes tienen un nivel más alto de vulnerabilidad ante los mensajes que relacionan consumo con felicidad, éxito social y prestigio personal. En menor medida la adicción se relaciona también con baja autoestima y en los jóvenes con confianza hacia las propias aptitudes y habilidades y con la atracción por lugares donde hay mucha gente, entre otros factores.

Pautas de conducta:

La clave frente al ambiente consumista es el autocontrol. Anote con tinta de oro este consejo que le ahorrará mucho dinero: acostúmbrese a no efectuar ninguna compra el día que ha decidido hacerla. De esta manera podrá reflexionar y decidir mejor, a salvo de todas las influencias que le invitan a una compra impulsiva, y si el artículo es realmente interesante lo seguirá siendo pasados unos días. Un segundo consejo es que apunte todos los gastos que efectúa, no solo los más evidentes como el gas y la luz, también las actividades diarias, en caso de problema grave.

Este será un buen antídoto ante el sobreendeudamiento, ya que este último esta muy relacionado con el oscurecimiento del gasto que produce el pago con tarjetas de crédito. El llamado dinero de plástico facilita el consumo porque produce la sensación de que nos llevamos el objeto sin tener que desprendernos de nada, hasta que llega el cargo del banco.

Si decide cambiar sus hábitos, por ejemplo, si esta acostumbrado a pasar el rato mirando ropa porque la casa se le cae encima, la solución será buscar actividades alternativas.

También es un buen ejercicio sentarse frente al televisor con papel y bolígrafo y anotar la filosofía que subyace en los anuncios: la felicidad depende de lo que se compra; ser envidiado produce una gran satisfacción; Para ser apreciado lo importante es la apariencia física; parecer joven, guapo y delgado se consigue comprando determinados artículos; tener mas que el vecino significa quedar por encima de él; nuestro éxito amoroso depende de la colonia o el coche que tenemos... si la publicidad utiliza estos mensajes es porque son y han sido efectivos...

En otro orden de cosas y dado que la generalización de hábitos de consumo, la falta de autocontrol en el consumo y el sobreendeudamiento personal afectan al desarrollo económico y social de un país, hay que intentar modificarlos porque son insostenibles.

Estas son algunas recomendaciones: por un lado hay que intensificar la educación de niños y jóvenes contemplando en los programas educativos valores de autocontrol del gasto y hábitos de consumo racionales, así como formar a los padres y hacerles ver la necesidad de no reforzar los comportamientos caprichosos o cosumistas de sus hijos y animarles a fomentar las actividades que no supongan gasto monetario. También sería necesario limitar la publicidad de ofertas comerciales de compra a crédito incluyendo el precio real total. Otras medidas apuntan a la creación de grupos de autoayuda y a implantar la figura del tutor voluntario para los adictos patológicos, así como la limitación voluntaria o forzosa del uso de tarjetas o instrumentos de crédito, al igual que la que existe en las ludopatías.

En la población joven, el porcentaje de adictos sube hasta el 46% (53% de las mujeres y 39% de los varones) y el 8% alcanza niveles que pueden rozar lo patológico, según un estudio europeo.

·Ahora expondremos los antecedentes históricos con el objetivo de comprender mejor los nuevos medios de consumo y las herramientas teóricas que se emplearán para crear el marco teórico de nuestra investigación. Hemos tomado las ideas de explotación, control racionalización y desencanto de la teoría social moderna, y la noción de reencanto de la teoría social posmoderna...

Las teorías marxistas (teorías de Karl Marx) y neomarxistas constituyen el origen del concepto de “medios de consumo”. Dichas teorías ponen el hecho de que el éxito del capitalismo moderno y las catedrales del consumo depende del control y la explotación del consumidor.

Max Weber habló sobre la racionalización, el encanto y el desencanto.

La racionalización ayuda a transformar las catedrales del consumo en máquinas de venta sumamente eficaces, incrementando así su capacidad para controlar y explotar a los consumidores.

Weber veía muy pocas posibilidades de encanto en el mundo moderno, pero el neoweberiano Colin Campbell amplió sus ideas para incluir la posibilidad de tal encanto.

El trabajo de Rosalind Williams y Michael Miller demuestra que los primeros grandes almacenes franceses eran “mundos de ensueño” extremadamente racionalizados y, a la vez, encantados.

La teoría de la relación entre racionalización, encanto y desencanto pone de relieve las dificultades a las que se enfrentan las catedrales del consumo a la hora de atraer y mantener a un gran número de consumidores. Esto se relaciona con la teoría marxista en el sentido de que, para poder controlar y explotar a los consumidores, hay que atraerlos a las catedrales y deben volver una y otra vez a ellas.

El encanto y la racionalización ayudan a llevar a un gran número de consumidores a estos escenarios, pero su atractivo para dichos consumidores se ve constantemente amenazado por la perspectiva del desencanto.

Mientras que las perspectivas marxista y weberiana son perspectivas modernas, la tercera orientación teórica es la teoría social posmoderna, especialmente las ideas inspiradas en las últimas teorías de Baudrillard. Las ideas de los teóricos posmodernos resultan especialmente útiles para explicar cómo los nuevos medios de consumo superan los problemas asociados al desencanto y consiguen un nuevo encanto (“reencanto”), necesario para seguir atrayendo, controlando y explotando a un número de consumidores cada vez mayor.

·Conclusión: La teoría de Max, especialmente en lo que se refiere a los medios de producción, se centra en el control y la explotación de los trabajadores (el proletariado). Para Weber, los factores clave para su teoría son el encanto, la racionalización y el desencanto. Para él, el proceso moderno de racionalización en Occidente, ejemplificado por el capitalismo y la burocracia, ha servido para socavar lo que antaño fue un mundo “encantado” (es decir, mágico, misterioso, místico). Los sistemas racionales en general, y la burocracia en particular; no dejan lugar al encanto. Éste resulta sistemáticamente arrancado de los sistemas racionales, dejándolos vacíos de magia o de misterio.

La teoría marxista nos lleva a considerar que los nuevos medios de consumo se orientan a, y se basan en, el control (y la explotación) del consumidor. La teoría weberiana señala algunos de los problemas implicados en la capacidad de controlar a los consumidores. Los escenarios encantados parecían adecuados para controlar a los consumidores, atrayéndoles hacia un estado de ensueño que hace más fácil que se separen de su dinero. Sin embargo a largo plazo, con el fin de mantener y controlar a un gran número de consumidores, las catedrales del consumo se ven obligadas a racionalizar, y la racionalización lleva al desencanto y la disminución de la capacidad de seguir atrayendo a los consumidores o de crear los estados de ensueño necesarios para el hiperconsumo. Así pues, las catedrales de consumo se enfrentan a un dilema aparentemente irresoluble. Sin embargo, más tarde, la teoría social posmoderna y el reencanto sugerirán una manera de escapar a este dilema.

ANEXOS

1. ELABORAR UNA LISTA SOBRE LAS PALABRAS CLAVE:

Consumismo

Gasto

Juventud

Ocio

Economía

Marcas

Renta

Publicidad

Moda

2. PLAN DE BÚSQUEDA ¿QUÉ HAREMOS CUANDO VAYAMOS A LA BIBLIOTECA?

1.Búsqueda de revistas económicas

Expansión

Cinco días

Emprendedores

2.Búsqueda de libros especializados del tema a tratar (Consumismo)

(Especificado en el apartado de Fuentes Bibliográficas)

3.Buscar conceptos relacionados con el tema

(Punto primero)

3. FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

1er. Libro:

·Título:“El encanto de un mundo desencantado”: Revolución de los medios de consumo.

·Autor: George Ritzer

·Editorial: ARIEL S.A 2000 (Barcelona)

2º Libro:

·Título: “Comportamiento del consumidor”

·Autor: Javier Alonso Rivas

·Editorial: ESIC 2000 (Madrid)

3er Libro:

·Título: “Casos prácticos”

·Autor: Dependiendo del tema... Son varios autores. Los utilizados para el trabajo pertenecen a la página 77 (Luis Guillermo Rivera Menéndez De Llano)

·Editorial: ESIC 2000 (Madrid)

Revistas utilizadas: “Emprendedores”:

-Nº63: Diciembre 2002 pág. 66-74

-Nº59: Agosto 2002 pág. 64-69

-Nº60: Septiembre 2002 pág. 24-28

-Nº61: Octubre 2002 pág. 154-158

-Nº52: Enero 2002 pág. 64-69

-Nº62: Noviembre 2002 pág. 32-37

Direcciones de Internet:

-1 búsqueda en Google: www.emprendedores.navegalia.com

(No se han encontrado muchas más páginas interesantes en Internet, toda la información ha sido sacada de los libros y las revistas que hemos hojeado detalladamente).

OPERACIONALIZACIÓN

VARIABLES O CONCEPTOS

En principio identificamos al consumismo juvenil como la variable independiente, la cual nos va a medir el grado de la capacidad económica ese sector, volumen de compra y venta que se lleva a cabo por estos individuos. En definitiva, la participación que tienen los jóvenes en la economía como consumidores.

A este concepto general, lo debemos someter a distintas variables para poder llevar a cabo su estudio. Éstas serán las variables dependientes, las cuales describiremos a continuación:

1)El tiempo libre (o el tiempo del que dispone cada persona para poder realizar una actividad u otra: ir de compras, centros comerciales...etc.). Si se diera un aumento del tiempo libre, corroboraría nuestra hipótesis diciendo que: A mayor tiempo libre, mayor consumo juvenil. Aunque podrían presentarse algunas barreras temporales como pueden ser el trabajo, los ahorros...etc. Pero de todas formas se dan diferentes cambios para que la gente le resulte fácil trabajar y consumir al mismo tiempo, como por ejemplo los cibercentros, compras a través del ordenador...etc. Todo ello lo identificaremos con mayor fiabilidad al dar los resultados de las encuestas repartidas.

2)El sexo sería otra de las variables importantes que influirán en el consumo de este sector que estamos estudiando (jóvenes). De hecho, según dicen estudios realizados, nuevos medios de consumo (quizá la mayoría) se dirigen a las mujeres.

3)La publicidad. Ésta es otra de las variables importantes y que pueden influir mucho en el consumo llevado a cabo por diferentes medios tanto en televisión, como e radio, por correo...etc. Normalmente es más utilizada (y capta una gran mayoría de sectores) es el medio de televisión.

4)También serían influyentes los nuevos medios que pueden facilitar el consumo como por ejemplo los cambios tecnológicos...

5)Y por último, también dependiendo si existen en mayoría o en menos porcentaje, son influencias las catedrales de consumo (que ya hemos comentado) dedicadas al sector juvenil como por ejemplo: comida rápida, centros comerciales, lugares de diversión...etc.

·En definitiva, nuestra investigación ha estado más centrada a tener en cuenta el tiempo libre y destacaríamos:

CONCEPTO VARIABLES INDICADOR

Consumo juvenil Tiempo libre (ocio) Dinero (capacidad económica)

Buenos días/tardes, somos estudiantes de Relaciones Laborales, y estamos realizando una encuesta sobre el consumo que padece la sociedad actual. Por este motivo solicitamos tu colaboración y te lo agradecemos anticipadamente. El secreto está amparado por las leyes, y los cuestionarios individuales son destruidos rápidamente para garantizar su anonimato.

1. ¿CÓMO CALIFICARÍAS TU SITUACIÓN ECONÓMICA?

Pésima -----------------1

Mala -------------------2

Regular ----------------3

Buena ------------------4

Muy Buena ------------5

2. ¿ERES ECONÓMICAMENTE INDEPENDIENTE?

Sí ---- 1 No ----2

2.1. SI ERES ECONÓMICAMENTE INDEPENDIENTE, ¿A CUÁNTO ASCIENDE TU SALARIO

MENSUAL?

Menos de 300 euros -----1.1

De 300 a 700 euros ------1.2

De 750 a 1500 euros -----1.3

Más de 1500 euros -------1.4

2.2. SI NO ERES ECONÓMICAMENTE INDEPENDIENTE, ¿CUÁL ES TU PAGA MENSUAL?

Menos de 50 euros ------2.1

De 50 a 80 euros --------2.2

De 90 a 120 --------------2.3

Más de 120 euros -------2.4

No tengo paga, me dan lo que quiero o necesito -----2.5

3. DE LAS SIGUIENTES ALTERNATIVAS, MARCA DEL 1 AL 8 POR ORDEN DE ASIDUIDAD

DE COMPRA EN QUE SUELES GASTAR TU DINERO

1.Ropa ---------------------------- 5.Video-juegos -------

2.Música / Videos / Dvd ------- 6.Viajes ---------------

3.Comida ------------------------- 7.Libros ---------------

4.Cine / Teatro / Conciertos --- 8.Deporte -------------

4. MARCA DEL 1 AL 8 CUÁL ES TU ORDEN DE PREFERENCIA DE LAS SIGUIENTES

ALTERNATIVAS, O EN QUE PREFERIRÍAS GASTAR TU DINERO

1.Ropa ---------------------------- 5.Video-juegos -------

2.Música / Videos / Dvd ------- 6.Viajes ----------------

3.Comida ------------------------- 7.Libros ----------------

4.Cine / Teatro / Conciertos --- 8.Deporte --------------

5. CUANDO SALES DE COMPRAS... ¿SABES CON ANTELACIÓN LO QUE QUIERES?

Siempre ----------1

Casi siempre ----2

A veces ----------3

Casi nunca ------4

Nunca ------------5

6. CUANDO COMPRAS ALGO UNA TARDE QUE SALES A DAR UNA VUELTA...

6.1. ¿REALMENTE NECESITAS LO COMPRADO? Sí ---1 No ---2

6.2. ¿O POR EL CONTRARIO ES UN CAPRICHO EL MOMENTO? Sí ---1 No ---2

6.2.1. EN CASO DE SER UN CAPRICHO... ¿QUÉ TIPO DE CAPRICHOS SUELEN SER?

Relacionado con el ocio ---1.1 Relacionado con cultura ---1.2

A continuación se realizarán al encuestado/a algunas preguntas sobre la utilización del tiempo libre.

7. ¿CUÁNTO TIEMPO LIBRE TIENES AL DÍA?

Mucho -------1

Bastante -----2

Poco ----------3

Casi nada ----4

Nada ----------5

8. ¿QUÉ SUELES HACER EN TU TIEMPO LIBRE? (UNA OPCIÓN)

Pasear ------------1 Escuchar música ---------5

Deporte ---------- 2 Ver la televisión ---------6

Ir de compras ---- 3 Alguna afición ----------7

Pasar tiempo con la familia --------4

Ir a un centro comercial donde hay de todo con los amigos y/o otros -------8

9. ¿PERTENECES A ALGUNA ASOCIACIÓN?

Sí -----1 No ----2

En caso afirmativo especificar de qué tipo _________________________________________

10. EN TU TIEMPO LIBRE PREFIERES ASISTIR A...

Diferentes espectáculos artísticos (teatro, ópera, conciertos...) ---------------------1

Ir de compras o acudir a centros comerciales a ver ofertas, promociones... -------2

11. EN EL MOMENTO EN QUE TIENES UN HUECO... ¿CUÁL ES EL PRIMER SITIO AL QUE

SUELES ACUDIR? _____________________________________________________________

DATOS DE CLASIFICACIÓN

SEXO: Varón -----1

Mujer ----2

EDAD: __ __

ESTADO CIVIL:

Casado/a -----1

Soltero/a -----2

Especificar con quien vive:

Sólo/a -----1 Con mi pareja ------4

Con mis padres ----2 Con mi pareja e hijo(s) -----5 ¿cuántos hijos? ____

Con otros familiares -----3

Otra situación _______________________________________________6

POSICIÓN EN FAMILIA:

Hijo/a de cabeza de familia ----------1 (Posición que ocupas entre hermanos ____ )

Cabeza de familia ---------------------2

Cónyuge de cabeza de familia -------3

Otros _________________________________________4

ACTIVIDAD DEL ENTREVISTADO:

Estudiante ------1

En busca del primer empleo ----2

Parado -----------------------------3

Activo / ocupado -----------------4 (Especificar empleo actual ______________________________)

Otras _____________________________________________5

Muchas gracias por tu colaboración