Teatro griego

Literatura antigua. Tragedia griega clásica. Sófocles. Esquilo. El héroe trágico

  • Enviado por: Carolina Pareja
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

EL TEATRO

El termino teatro se presta para muchos empleos.
a) Derivado del verbo griego, que significa mirar,
teatro es el lugar del espectáculo, el lugar donde se mira.
De su origen griego se desprende el hecho de que el teatro
es un edificio ad hoc destinado principalmente a la
representación de obras dramáticas y, a veces, a otros
espectáculos.
b) Teatro significa también el arte de la
representación, la actividad teatral. Un actor se dedica al
teatro.
c) Se llama teatro a todo el conjunto de la producción
dramática de un país, una época, un autor. Por ejemplo el
teatro chileno, el teatro clásico español, el teatro de
Shakespeare, etc.
d) Igualmente, se denomina teatro al lugar donde han
sucedido hechos notables:nuestro mar pacifico ha sido
teatro de grandes acciones navales .
e) En un sentido popular metafórico, teatro significa
fingimiento. Los antiguos actores eran comediantes
o farsantes, pues fingían en escena lo que no eran en la
realidad.

De estas cinco definiciones las que se ocupan en este tema
son las tres primeras.
Atenas fue la ciudad teatro de los griegos; allí nació y
desarrollo ampliamente todo el arte dramático, desde las
creaciones literarias hasta las representaciones escénicas.
Asistía propiamente toda la ciudad. El teatro de Atenas
tenia capacidad para 17 mil personas, el de Efeso para 30
mil y en el mas grande, en el de Megalopolis, cabían mas 40
mil espectadores.
El teatro o teatrón , lugar donde se ve fue en sus
comienzos una modesta construcción junto al altar del dios.
Ya en el siglo cuarto antes de Cristo el teatro se había
convertido en un edificio sólido de piedra. En las
graderías se distinguían para las espectadores, la escena,
el proscenio y la orquesta.
Muy temprano, a la salida del sol, el publico se dirigía al
teatro, donde se desarrollaría un variado espectáculo. Como
cada vez se presentaba una trilogía, el espectáculo
terminaba en la noche, como papel importante en estas
representaciones era el que tenia el coro, compuesto de 12,
15 o 24 personas llamadas coreutas, ubicadas en la
orquesta, durante toda la representación. Su papel era
anticipar acontecimientos, comentar, aconsejar, dar animo
al protagonista y prevenir el futuro de los personajes.
Los actores debían usar una vestimenta adecuada a la
tragedia o a la comedia calzaban altos coturnos y portaban
una mascara trágica o cómica, la cual tenia una bocina que
amplificaba la voz.


 Teatro griego:

Los orígenes del  teatro estuvieron ligados a
manifestaciones culturales paganas, como la adoración o
latria rendida a las fuerzas naturales. Estas fueron la
adoración  a la primavera, a al cosecha, o religiosas,
litúrgicas y sagradas. Eran festividades corales y
rítmicas.
La literatura dramática griega nació con carácter religioso
popular o comunitario, como una derivación de los juegos
rituales a sus dioses mayores. Un claro ejemplo son las
fiestas panateneas, dedicada a la diosa Atena, y los juegos
dionisiacos, en honor a Dionisio.
La tragedia obra dramática por excelencia, proviene de las
canciones laudatorias o narrativas de tema religioso en
honor a un determinado dios, principalmente Dionisio.
La teoría mas aceptada afirma que el arte dramático nació
con el instinto natural del hombre a imitar y que poco a
poco se fue desarrollando a través de canciones líricas y
danzas miméticas relacionadas con manifestaciones rituales.
En su desarrollo los participantes llevaban mascaras de
simbolismo mágico. Estas manifestaciones “actuadas” como
imitación y vistiendo disfraces existen aun en nuestros
días en sociedades primitivas sobreviviente. Así, el drama
nació como un  carácter colectivo y religioso.
Algunos ritos especialmente en los países nórdicos 
celebraban la victoria de la vida sobre la muerte o bien la
llegada del año nuevo y su triunfo sobre el año  viejo.
Otros teóricos relacionan el nacimiento del teatro con
ritos funerarios que honraban  a los muertos para obtener
su apoyo desde la inmortalidad de sus espíritus. Esta
función de honrar a los dioses o a  los espíritus y de
representar, imitando, parece connatural al hombre, pues
todas las culturas conocidas han producido el drama con
relación con estos ritos.
Dionisio fue la deidad mítica mas celebrada de este modo,
es la que mas se relaciona con el nacimiento del drama.
Dionisio estaba relacionado con los hombres que se
entusiasmaban y excitaban a veces hasta un clima cruento.
Como divinidades contrapuestas, los hombres honraban a los
sátiros, semidioses selváticos, mitad caballo y mitad
hombre.
Los sátiros eran seguidores de Dionisio y  perseguidores de
las ninfas.
En los juegos dionisiacos se destacaron algunos himnos o
poemas corales de alabanza al dios (ditirambos). De ellos
derivaron la tragedia y la comedia pues fueron la
culminación del lirismo coral y mítico.
Muy poco nos ha quedado del basto repertorio ateniense que
incluía cientos de obras teatrales. Sólo nos han llegado
los nombres de la mayoría de sus autores. De todas maneras
no hay ninguna duda de que el teatro en Atenas fue una
institución maravillosamente coordinada, cuya función
primordial consistía en exaltar la cultura ateniense, En
enseñar moralidad y en proporcionar a la ciudadanía su
sentido de identidad. En el siglo de Pericles, en esa
institución habría de alcanzar la perfección artística,
llegando a figurar junto con la democracia, la historia, la
filosofía y la retórica como un loro intelectual superior.
Durante  el siglo V sobresalió en Atenas la figura de
Pericles, quien dio gran impulso y apoyo a la vida cultural
y logró el florecimiento social y económico de la ciudad.
Atenas llegó a dominar los mares, su puerto de el Pireo era
el más rico y la ciudad de Grecia y en el centro cultural
del mundo helénico. Allí confluyeron los más grandes
filósofos, como Sócrates, y eminentes figuras del arte, la
literatura, la historia y la política.

 La tragedia.
Nació en las fiestas que se hacían en honor a Dionisio. Fue
un genero teatral que representaba hechos extraordinarios o
míticos. Los personajes nobles se enfrentaban a conflictos
personales provocados por olas acciones humanas y su
desenlace era trágico.
La cumbre de la expresión de la tragedia se situó en los
siglos  VI y V antes de Cristo los autores trágicos más
importantes fueron Esquilo, Sófocles y Eurípides.
Los griegos no conocieron el termino drama en el sentido de
obra artística independiente; o como sentimiento, condición
y naturaleza que impactaba al espectador en la tragedia o
en la comedia. El nombre de tragedia deriva de tragos
(chivo o macho cabrío) y de ode (canción o poema) por lo
que etimológicamente significa canto del macho cabrío.
En los juegos rituales dionisiacos se sacrificaba un
cabrito y se vertía su sangre en el altar de los dioses.
La tragedia es una obra dramática  en que se desarrolla con
dignidad una acción que plantea un problema moral.
Predomina el choque de las fuerzas antagónicas, la voluntad
frente al destino. Los personajes actúan movidos por
fuerzas superiores. La acción termina siempre con un
desenlace desgraciado, inspira en el espectador temor y
compasión y producen la purificación (catarsis) propia de
los estados emotivos. El problema humano que presenta debe
ser universal. Los personajes son reyes, héroes, nobles y
dioses.
Un personaje imprescindible es el coro, el tono que emplea
es uniforme y sublime de acuerdo a la naturaleza del
genero. La tragedia permite además el desarrollo de
sentimiento estético.
La tragedia tal como la concibieron los atenienses nació y
murió en Grecia.


Características de la tragedia.
El sacrificio del cabrito quizás deriva a que
algunos pensaron que todas las tragedias tenían hechos
sangrientos y tremendos y un final desgraciado. Esto es un
error pues la tragedia surgió (según la concepción del
mundo que tenían los griegos) de la imposibilidad de romper
el cerco inexorable del destino que tenia el hombre; el
destino era algo superior que dominaba hasta a los
dioses. Por esto el conflicto del protagonista es tan
terrible, por la fatalidad del destino, que en este caso
fatal significa ineludible, no necesariamente mortal.
          Como característica propia de la tragedia, ese
destino fue llamado hades  o ananké, en griego; en latín
fathum y en español, hado, sino o destino. Era una fuerza
cósmica que dominaba la voluntad humana y regia su bien.
Entonces la verdadera mente trágica en una tragedia no son
las muertes o las desgracias que en ella aparecen sino la
incapacidad que tiene el hombre de derrotar el destino.
            El conflicto que se plantea al comienzo de una
tragedia es desigual y por eso puede preverse el desenlace,
que es que siempre vencerá la fuerza sobrehumana. Esta
característica es fundamental para distinguir entre una
tragedia y un drama, pues en este las fuerzas en conflicto
son iguales, cualquiera puede vencer.
             Otra característica de la tragedia es el
sentimiento de lo patético, que conmueve al espectador al
ver el sufrimiento de los personajes. El espectador griego
se conmovía no solo por el terror, sino también por una
solidaridad y compasión que lo llevaban a sentir el
padecimiento o agonía de los personajes. En su Poética,
Aristóteles llamo catarsis a la sublimación de las pasiones
propias y del sentimiento del dolor, él tomaba el concepto
de pasión como una pena nociva y dolorosa, es decir que
debían cumplirse. La catarsis vendría a ser una
purificación del espíritu, es como una liberación de
tensiones del espectador, que al terminar la obra salía
aliviado de haberse evadido de los problemas de la vida
común.
               Por ultimo, otra característica de la
tragedia clásica esta relacionada con el protagonista: lo
propio del sufrimiento es la soledad. Así lo dice Edipo. La
contemplación del castigo mueve a compasión, como decía
Aristóteles.



Características del héroe trágico
El héroe trágico no es un ser virtuoso que pasa al extremo
opuesto o se vuelve malvado.
No es un ser perverso que se convierte en malvado.
No atiende siempre a su espíritu de justicia.
Cae en desgracia por una falta no por cometer
voluntariamente acciones deshonestas.
Es un hombre famoso rico y poderoso.
 
Eurípires (falta copiar enciclopedia)
Fue un poeta trágico Griego. Hacia los 25 años inicio una
obra dramática que se continuo hasta el año 408 cuando se
traslado a la corte de arquéalo en Macedonia, donde compuso
el drama dionisiaco Las bacantes. Sus innovaciones la
técnica dramática se resumen en el empleo del prologo como
esquema principal de la obra, en el recurso al deus ex
machina para facilitar el desenlace y en la función menos
significativa del coro dentro del desarrollo de la acción.
La esfera del realismo psicológico aumenta en importancia
en el movimiento de los actores; la aparición de los
sofistas se traduce parcialmente en el escepticismo y el
espíritu critico que dominan sus tragedias. Su racionalismo
junto al tratamiento de los mitos y el enfoque de problemas
morales y sociales , a favorecido su difusión en la época
moderna.


Esquilo:
Fue el primero de los tres grandes trágicos. Se le
considera como el padre de la tragedia, fue quien disminuyo
la importancia del coro e introdujo una actor mas en la
escena, lo que permitió la aparición del dialogo. Combatió
contra los ejércitos persas en Maratón, Salamina y Platea.
De las casi cien obras que escribió solo se conservan
siete: Los Persas, drama histórico en donde se exalta el
triunfo de los guerreros griegos en las guerras medicas;
Los siete contra Tebas, trata del sino trágico que se
cernía sobre la familia de Edipo; La Orestiada, trilogía
compuesta por las tragedias Agamenon, las Coeforas y las
Eumenides; finalmente, las suplicantes y Prometeo
encadenado.
Un profundo pensamiento religioso gobierna su teatro. Las
suplicantes, el drama mas antiguo de los conservados, data
de la primera década del V y es la primera pieza de una
trilogía extraviada. Unidad aislada constituye los persas
relacionado con el suceso de la batalla de Salamina. El
prometeo encadenado forma también parte de una trilogía ,
en cuya escena se contrapone la figura de prometeo, que ha
robado el fuego celeste para transmitirlo a los hombres, a
la de Zeus, ensoberbecido de poder. Tercera pieza de otra
trilogía es la obra Los siete contra Tebas, cuyo fondo es
la defensa de Tebas por Eteocles contra su hermano. Su
genio dramático culmina con la trilogía de la Orestiada,
basada en el tema del rescate de la sangre derramada: en
Agamenón con el retorno de Troya del protagonista y su
muerte a manos de Clitemnestra, su esposa y las coeforas,
donde se plantea el caso que intentara resolverse en Las
Eumenides: las furias, que reclaman la muerte de Orestes,
hijo y vengador de Agamenón y asesino de su madre
Clitemnestra. En las Coeforas se combinan el rito y la
prueba, y en las Eumenides la pruebe judicial concluye con
la absolución de Orestes y la transformación de las Furias
en deidades protectoras de Atenas, donde, además, Palas
Atenea instituye el Areopago. El lenguaje se acomoda a las
acciones violentas y se superan las limitaciones líricas o
recitativas anteriores.
Los estudiosos no saben con certeza la fecha de nacimiento
de Esquilo pero sí pudieron establecer que ya se lo conocía
como autor hacia el año 500 a. C. De sus noventa tragedias
sólo conocemos el nombre de setenta y cinco. Se piensa que
Esquilo es quien fijo el orden y la forma de la tragedia,
aunque pareciera que el orden del prólogo, coro, informe
del mensajero y el lamento final de las víctimas, ya estaba
establecido cuando el dramaturgo agregó al coro dos actores
más. Sin embargo, durante su época, esta forma de alta
tragedia, se aproximó a la perfección. Se había
desarrollado desde los comienzos rituales (cuando sus
diversas partes no estaban conectadas entre sí) hasta la
inclusión de los elementos que hoy reconocemos como los
componentes básicos de una obra: la acción, el conflicto,
la caracterización y la resolución. Al leer Los persas, la
más antigua tragedia de Esquilo, podemos ver cómo los ritos
dionisíacos estaban dedicados a la identificación y
glorificación de la civilización ateniense y al orgullo de
sus ciudadanos.

Sófocles:
Sófocles, que tenía casi treinta años menos que Esquilo, le
ganó a este en el año 406 a.C. y sus principales creaciones
giran en torno a la leyenda de Edito. Layos, rey de Tebas,
hijo de Labdaco, del linaje de Cadmos, se casa con Yocasta,
hermana de Creonte. Apolo, desde su oráculo de Delfos,
aconseja a Layo que no tenga descendencia, pues seria su
perdición; le predice que si tiene un hijo, este le dará
muerte a él, su padre, y se casara con su madre,
ocasionando luego la ruina de Tebas. Layo no hace caso de
estos avisos y tiene un hijo, al que pone por nombre Edipo.
Sin embargo, para esquivar las desgracias que le amenazan,
entrega a su hijo a un criado con la orden de que lo lleve
a un bosque y allí le dé muerte. Esta cruel misión no es
cumplida por el criado, y Edipo crece fuerte e inteligente
lejos de Tebas.
Limitó en la tragedia  el papel del coro y dio al lenguaje
trágico mas soltura y naturalidad. Unicamente se conservan
siete obras de las muchas que escribio: Edipo rey, presenta
al héroe trágico vencido por la fatalidad inexorable que lo
mueve al parricidio y al