Taxi Driver

Cinematografía. Martin Scorsese. Western, horror y melodrama urbano. Robert de Niro. Jodie Foster. Música. Cámara. Cybill Shepard. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 12 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo: Taxi Driver

Curso: Cine

Horario: 0732

Querido hijo,

Para cuando leas esta breve, pero cariñosa carta ya habré partido. Preferí marcharme de una manera menos difícil para ambos, pero no sin antes dejar contigo lo que considero mi más preciado trabajo.

Mediante estos escritos, quiero compartir contigo una película que fue y seguirá siendo enormemente significativa para mí.

Pretendo entonces, narrarte su argumento con la brevedad posible, para luego darte mi humilde opinión sobre las actuaciones, los diálogos, la música, entre otros. De esta manera deseo entonces, poder aportar a tu fascinante carrera como director cineasta,

se despide cariñosamente,

Tu madre.

Taxi Driver (1976). Es la cuarta película dirigida por Martin Scorsese, que esta vez tendrá como guionista a Paul Schrader, el que luego también realizaría con Scorsese y De Niro la aclamada película boxística Raging Bull (1980). En su elenco encontramos a Robert De Niro (Travis Brickle), Cybill Shepard (Betsy), Albert Brooks (Tom), Harvey Keitel ( Sport) y Jodie Foster (Iris). Robert De Niro trabajó con Scorsese en Mean Streets (1973) antes de Taxi Driver y luego trabajarían juntos en New York, New York (1977), la mencionada Raging Bull (1980), The King of Comedy (1982), Goodfellas (1990), Cape Fear (1991) y Casino (1995).

Taxi Driver fue nominada como mejor película para el año 1976, sin embargo, este galardón fue obtenido por la película Rocky. Adicionalmente, también fueron nominados Robert De Niro como mejor actor, Jodie Foster como mejor actriz secundaria y Bernard Herrmann por mejor “musical score ”. Lamentablemente la película no obtuvo ninguno de los premios.

Taxi Driver, es otra de las películas ficción de Scorsese, que contiene al centro de la trama un individuo alienado que busca ser reintegrado en la sociedad, usualmente fallando en su intento.

El director combina elementos de western, horror y melodrama urbanos como géneros cinematográficos, que ofrecerán una película moderna del género clásico.

Esta combinación de géneros, es fruto del interesante diálogo en el que se ven envueltos los excelentes protagonistas, quienes acompañados por la música y las cámaras nos llevan a explorar la locura psicológica dentro de un obseso, inarticulado y solitario, taxista anti-heroe y veterano de la guerra (De Niro).

Este personaje ex marino, de veintiséis años de edad, vive aislado del mundo, refugiado en sus diálogos internos, y es quien indirectamente permanece con la rabia frustrada y un poder semejante al de una bomba explosiva ante el mismo mundo que lo aliena.

Surge entonces, una sensacional paranoia como la larga preparación para la masacre (la bomba detonante), creándose ese sofocante mundo que excluye toda posible salida para un alivio.

De ahí entonces que el espectador permanezca envuelto de principio a fin en una serie de hechos sorpresivos ya que De Niro, aquel solitario demente, es quien lleva las riendas de la película.

Tim Dirks comenta que en muchas maneras la película es un espejo a la violencia contemporánea, notoriamente ligada al atentado de John Hinckley en el presidente Ronald Regan(1981), resaltando la peligrosa fijación en la actriz Jodie Foster, que termina convirtiéndolo en un héroe asesino.

Por último diré que la película impulsa al director, guionista entre otros de sus estrellas a sus futuras carreras- Jodie Foster (como actriz y directora) y Cybill Shepard (como la estrella popular de televisión).

Robert de Niro:

Hablar de su papel en la película Taxi Driver, es a la vez hablar de todo el elenco ya que la película entera gira alrededor de él, y no es para menos.

“ ...Taxi Driver, (la segunda película con Scorsese junto con Harvey Keitel, luego de Mean Streets (1973), restablece la tremenda habilidad que tiene Robert De Niro para penetrar en sus personajes impidiendo toda visibilidad de sí mismo...” Tim Dirks

Dentro de su larga e interesante carrera como actor, se sigue considerando que la interpretación de Robert De Niro como el solitario Brickle, se convirtió en una de las más celebradas de su carrera, estableciéndose como uno de los más comprometedores talentos de su década.

Robert De Niro personifica a un joven ex marino de 26 años, Travis, que estuvo en la guerra de Vietnam, quizá en la zona misma de combate debido a su perfil psicológico. Este perfil psicológico es el de un hombre solitario, contradictorio, impotente, que sufre de insomnio “ i can´t sleep nights” sin encontrar nada útil para hacer durante el día, por lo que encuentra como una solución tarapeútica el convertirse en taxista para matar sus horas de vigilia.

Es así entonces, como va indirectamente a formar parte, de un mundo social. Digo indirectamente ya que él se mantendrá aislado en todo momento, sin entablar una comunicación natural con quienes lo rodean, siendo más bien una persona sumamente pensativa y analista que guarda sus pensamientos dentro de su mundo interno.

Es así entonces como lo vamos conociendo, a través de aquellos ricos diálogos que se dice a él mismo constantemente. Aparecerá ante nosotros al inicio como un personaje solitario y observador, que viaja por entre las calles de Manhattan y Nueva York observando los peores rincones, con miedo quizá ante el posible peligro, pero a la vez sin huir de él. Se nos va diciendo entonces entre líneas aquella contradicción de la que forma parte, pero que al inicio aún el hábil personaje no logra desenmascarar totalmente.

Plantearía yo, ciertos posibles espacios significativos en los que el personaje se encuentra con el mundo externo, que van siendo progresivamente más intensos y reveladores, hasta llegar al último en que aún sigue siendo una sorpresa para interpretar. De esta manera daré mi opinión sobre su actuación y los diferentes roles que tuvo que interpretar, dejándonos siempre la tarea de descifrar.

El primer espacio, es su diálogo con el personero en la estación de taxis. Esta pequeña conversación nos va dando ciertos detalles sobre su vida personal, nos habla de una vida un tanto sola, sin mayor motivación, pero su auto identificación como alguien que padece de insomnio aún no nos da por sentado una demencia, sino que más bien es sólo una sugerencia, que tras la buena actuación de Robert De Niro no se nos revela ni el mayor detalle.

El segundo espacio donde él en más de una ocasión logra tener un “encuentro” con el mundo que lo rodea, es a través de sus amigos de trabajo en el Belmore Cafetería. Este encuentro, dentro de mi opinión ya nos empieza a comentar más sobre su posición tan aislada de los demás, lo cuál es fascinante ya que el espectador comienza a sentir que toma parte en la película y que es hora de que ya empiece a “atar los cabos” de manera tal que descifre aquello que se nos comunica. Uno puede apreciar que mientras los otros taxistas hablan, Travis ya empieza a perderse en su propio mundo, de manera tal que le toma tiempo responder cuando es llamado por su nombre (mostrando poco interés). Gran escena, será entonces cuando Travis coloca una tableta de Alka- Seltzer en un vaso de agua y la cámara hace un fascinante zoom al vaso efervescente con gran simbolismo a la explosión que lleva por dentro.

Damos paso ahora al tercer encuentro, que será con Betsy y todo contexto al que conlleva. A mi parecer este fugitivo personaje (Betsy), tiene una misión en la película, que es ofrecer una visión más amplia sobre Travis, ya que en une relación de pareja en donde uno busca ser aceptado y querido por el otro, saca a la luz parte de si mismo. El primer contacto entre ellos es fabuloso, Robert De Niro nos sorprende con un papel distinto, rompe su silencio para aproximarse a ella de manera violenta, sin tomar en cuenta lo que sucede a su alrededor.

Travis: I'll tell you why. I think you're a lonely person. I drive by this place a lot and I see you here. I see a lot of people around you. And I see all these phones and all this stuff on your desk. It means nothing. Then when I came inside and I met you, I saw in your eyes and I saw the way you carried yourself that you're not a happy person. And I think you need something. And if you want to call it a friend, you can call it a friend.
Betsy: Are you gonna be my friend?

Este diálogo fue sumamente interesante ya que nos habla de una capacidad de intuición grande que posee este personaje, ya que con tan solo haberla observado por breves momentos logra notar en ella rasgos de su personalidad que quizá ni ella misma ha logrado descubrir. La excelente actuación intensifica el momento, y luego de este primer contacto entre ambos surgen otros que son tan o más interesantes.

La primera cita entre ambos nos muestra a Travis como una persona segura de sí misma (algo que me sorprendió), pero además así como dice Betsy se vislumbra una gran contradicción en él. Por momentos hace comentarios que indican que anda pensando, tiene opiniones sobre Tom que quizá sean interesantes (un óptimo análisis), pero a la vez hace bromas fuera de lugar que contradicen su claridad. A esto le sumo, que desde ya, aparece Travis como un personaje que desde su alienación busca también formar parte de la sociedad, hay un anhelo de “ser persona”, que lo llevaría, a escoger como posible pareja una mujer cómo Betsy a la que él mismo, desde su locura puede aportarle una vida más auténtica.

Los encuentros continúan, mostrándolo en diferentes facetas. Ella ya comienza a notar que tan desconectado vive él del mundo, y el vínculo entre ambos termina por romperse cuando la invita a ella al cine a ver una películas porno. Uno creería al inicio que él lo hace sin querer, con las mejores intenciones, su rostro nos narra la mirada de desconcierto, la respuesta de Betsy es violenta y fascinante cuando dice “somos de dos mundos diferentes”... Esto termina por mostrar un Travis desesperado, impulsivo, que hace cualquier cosa por volverla a ver, su actuación es otra, personifica a un desenfrenado, y de manera brillante.

Hablar de los siguientes encuentros es a mi parecer como si habláramos de otro personaje. Su genialidad como actor, y la brillante imaginación e intuición de Scorsese llevan a Travis a interpretar un giro espectacular.

El giro lo percibo desde la conversación que mantiene Travis con uno de sus pasajeros, un marido enfurecido por la infidelidad de su esposa, (el propio Scorsese). La escena enlaza el rostro desconcertado de Travis, junto con las frases del hombre que atrapan una situación intensa y fuerte, y es uno mismo quien piensa “ahora.. ¿Esto de que sé y trata?, ¡Que no la mate!”....

Las escenas que luego vemos en la película, muestran a un personaje preocupado, y afectado por algo que no logramos saber del todo. Es este amplio marco de interpretación que se nos deja, lo que me fascina. Travis ha interpretado un personaje con tan diversas personalidades, gustos o formas que uno puede deducir mucho de su cambio. A mi parecer, el encuentro con ese joven fue un eje ya que pareciera que Travis guarda en él la historia de un amor perdido, pero que a él lo lleva a la fantasía (escribe cartas a sus padres diciéndoles que esta con Betsy, mujer a la cuál el mismo fue a insultar).

Esta breve aparición de Scorsese que parece insignificante, guarda gran importancia, es el punto de quiebre. Travis busca consejo en uno de sus compañeros taxistas, pero su amigo no logra ver mas allá de lo esencial y no es capaz de acercarse a una respuesta apropiada.

Travis: Yeah, I got me a real down, real...I just wanna go out and, and you know like really, really, really do somethin'.
Wizard: The taxi life you mean?
Travis: Yeah, well. Naw, I don't know. I just wanna go out. I really, you know, I really wanna, I got some bad ideas in my head, I just...

Hubo entonces, intención de unificar dos mundos, el interno y el social, pero lamentablemente en ambos siente la tristeza. Luego sale a las calles, llevando consigo un rostro desconsolado. Las ideas violentas ya están a flor de piel, y la película coge una intensidad que no descansa hasta llegar a un final explosivo.

Unos podrán creer que esto es una burla al héroe americano, aquel villano de las pistolas que acá se interpreta como un inútil, y cómico personaje. Menciono inútil, por su reveladora presentación ante el guardia de seguridad del presidente. A esto añado también que es irónico que la burla este relacionada con el Palantine que a la vez abarca el mundo de Betsy.

Loneliness has followed me my whole life. Everywhere. In bars, in cars, sidewalks, stores, everywhere. There's no escape. I'm God's lonely man. (Travis is seen writing in his journal.) June 8th. My life has taken another turn again. The days can go on with regularity over and over, one day indistinguishable from the next. A long continuous chain. Then suddenly, there is a change. (Behind him on the wall is his "One of These Days, I'm Gonna Get Organiz-ized" sign.)

Mi opinión sería que este nuevo enfrentamiento que planea Travis, es una respuesta ante el marginal mundo. La triste soledad es ahora dueña de su alma, mientras la violencia parece la única válvula de escape. Así como se menciona en esta cita, la soledad es para él un hecho ante el cuál ya no puede luchar más, y creo que esa sensación es particularmente desgarradora.

El juego entre los dos mundos antes mencionados, es ahora representado por Travis y de Palantine. Dos mundos opuestos, el público y el interno, ambos enfrentados por una violencia asesina. Así Travis empieza una preparación hacia un combate que no se logra entender, pero que se lleva con una actuación genial, sumamente expresiva que abarca aspectos cómicos y desbaratados . ”...I´m standing here. You make the move. It´s your move. You talkin to me?..”

Las conversaciones se van tornando entonces más internas y locas, mientras las escenas son cada vez más limites entre la vida y la muerte. Travis aparece con una pistola al cuello, y uno solo espera el momento en que dispare...

Ahora es óptimo hablar del final, la fascinante trama concluido. Nuestro personaje ha decidido abolir su visión neurótica del mundo y combatir al mal con la violencia. Ahora se prepara para traer lluvia a la cuidad.

“..Someday a real rain will come and wash all this scum off the streets...”

Se nos revela bajo la sucia situación al hombre de corazón noble que decide emprender el descabellado rescate de una joven que no ha llegado, ni llega a conocer del todo, terminando esto con una inesperada masacre. La escena es radicalmente violenta, rápida y sorpresiva. El espectador esta inclinado hacia delante...ya no cabe uno en su sitio, mira a todos lados, nadie sabe que esta sucediendo y finalmente, la prensa anuncia un nuevo héroe, Travis.

Cybill Shepard (Betsy):

El personaje que simboliza Betsy, es importante sobretodo por aquello que podemos desenmascarar de Travis. Betsy, es una mujer delicada, correcta, pero insatisfecha. Creo yo que de alguna manera, la película trata de retratar a ese común de personas, que viven vendiendo una apariencia mientras por dentro existe un enorme vacío. De ahí entonces que acepte con facilidad la invitación de Travis, ya que él logra tocar esta carencia, y ofreciéndole lo que justo ella necesita, amistad.

Su papel, no da para mucho que comentar en cuánto a su actuación, es decir, su personaje es corto, y de algún modo, sencillo de representar, por lo que creo ya no hay más que mencionar.

Jodie Foster (Iris):

Iris es una niña de 12 años de edad, fugitiva y sin hogar. Se dedica a la prostitución, y es monitoreada por su novio y proxeneta Sport (Harvey Keitel). Presa de los hechizos de Sport, vive en una situación degradante que incita en Travis un deseo por salvarla, buscando amistad, pero es ella quien rehusa, comentando que vive feliz.

El primer encuentro entre Travis y la prostituta adolescente nos habla sobre la nobleza y claridad de Travis dentro de sus locuras y contradicciones. El se siente impotente al no poder ayudarla, y él a pesar de su paupérrima situación desprecia el billete de US$ 20 que deja el proxeneta en el auto.

Otro revelador encuentro gira en torno a la última parte. Travis se enfrenta al proxeneta y al resto de rufianes porque cree que la pequeña adolescente no debería estar llevando la vida que estos le presentan. Busca sacarla de ahí y la trata de hacer entrar en razón.

La última parte gira en torno al “rescate” desde este mundo degradado de Iris por Travis. Es interesante señalar esto, ya que el mismo personaje que encarna la locura durante la película es quién busca y logra salvar a la joven, ¿Es esto una burla, o un elogio a la locura?. Diría que más bien esto refleja que gran parte de sus actos violentos son realizados con un trasfondo puro y bueno.

En cuánto a su actuación diría que me pareció excelente. Su personaje es corto, pero ella tuvo que representar diversos sentimientos y logró hacerlos de muy buena manera. Por momentos era agresiva (cuando se sube al taxi), en otros es sensual, y en otros visualizamos su miedo.

Betsy y su sexualidad intachable serán entonces, el polo opuesto de mujer. Este detalle es a mi parecer una manera más de recalcar la contradicción del personaje.

Música y Cámara:

En esta película se contó con el acompañamiento musical de Bernard Herrmann, quien también acompañó a las mejores películas de Alfred Hitchcock´s, musicalmente hablando. Bernard Herrman, es considerado hasta el día de hoy, uno de los más admirados compositores, en lo que respecta al mundo cinematográfico.

Centrarnos en el papel que desempeña la música en este film es todo un pequeño mundo, que acompaña a nuestra imaginación en su viaje por las calles de Nueva York. Por lo mismo entonces, quisiera comentar ciertas escenas.

Encendemos nuestros televisores y emprendemos un viaje nocturno por las calles de Manhattan. Escuchamos una música instrumental, con platillos y ligero acento western. La expresión de Robert De Niro aún no nos suscita frente a que tipo de película nos encontramos, quizá el sea un mafioso, o quizá un tímido personaje, pero esto cambia gracias a la música que convierte el paseo en algo alegre, dándole una sensación más dinámica a esta primera escena.

Las calles cobran vida, se ofrece dinamismo, pero a la vez no nos aleja de los pensamientos del personaje principal, Robert de Niro. Cabe decir, que estos monólogos fruto del aislamiento del personaje con su entorno, se vuelven más fáciles de seguir e interesantes, gracias a la conversación que lleva la música con estos.

La música entonces a mi parecer hace buena pareja con los diálogos, y las imágenes. Esas imágenes fueron filmadas en la misma cuidad de Nueva York. Las calles son así, excelentemente resaltadas, ya que se juega con la luminosidad de las mismas sumadas al vapor que asciende desde los rincones que va escondiendo la corrupción mientras la música le va ofreciendo un movimiento que corresponde a un entorno dinámico contrapuesto con la quietud interna del personaje.

Además de las imágenes ya mencionadas sobre la cuidad, es interesante y diferente como la cámara viaja desde la subjetividad del personaje, lo que le da mayor relevancia a su perspectiva.

El pequeño mundo físico de Travis es bien resumido con las breves imágenes que se nos ofrece, esas son su desordenado escritorio, sus poco saludables comidas, la poco acogedora habitación y la solitaria sensación que en ella se respira.

Las noches más tristes y deprimentes para el personaje, se vuelven escenas en las que el personaje no puede dormir, y desde su cama la cámara enfoca su techo, un techo vacío, un vacío como el que quizá, siente él por dentro.

El seductor saxofón acompañado por el jazz hace una pausa para centrar la cámara en el personaje, que lo acompaña en su primera misión por conquistar a Betsy. Ese primer momento utiliza excelentes tomas, la cámara gira alrededor de la habitación en la que ella se encuentra para luego tomarla a ella como primer plano, es cómo si estuviéramos dentro de la cabeza de Travis, mirando a todos lados antes de tomar la decisión y luego la tomamos a ella sorpresivamente. Así mismo, la primera apreciación que Travis realiza sobre la realidad de ella, se refiere a lo poco satisfactorio que su trabajo político, mientras la cámara acompaña la mano de Travis a una vista panorámica de su escritorio.

Un momento que necesita otra especial mención es la imagen de Travis, correctamente vestido yendo al encuentro de una cita con Betsy. En esos momentos la cámara se detiene, la música baja su frecuencia, los movimientos se vuelven lentos y pausados, es como si dentro de él la calma anhelada pudiese estar próxima. La música juega acá un papel importante también, es fuerte, movida manteniendo nuestra atención.

Por último quisiera referirme a la espectacular escena final. La masacre, abarca imágenes divertidas y dinámicas que son una preparación en cadena. El momento del asesinato se realiza con imágenes desde diferentes ángulos, que dan una sensación de un peligro que está por todos lados. La balacera provoca un eco en todo el pasillo, se ven rostros de terror, se oyen los gritos de terror. Las primeras tomas son parcialmente en cámara lenta, la situación se ve a sangre fría, intensificándose la atmósfera. Finalmente la agitada escena acaba con un giro drástico de la cámara, en dónde se pasa a filmar una pequeña TV, que anuncia las noticia de los hechos.

Conclusiones:

Me gustaría ofrecer ciertas ideas puntuales sobre lo que consideré una excelente película.

Disfrute mucho de las magníficas actuaciones, en especial la del maestro Robert De Niro, que quizá sea una de las películas, en las que más se luce. El personaje que crea me interesó ya que da mucho por analizar, ofreciéndome diferentes posibles respuestas. Algo interesante también, fue la posibilidad de analizar al personaje contrastándolo con la realidad, es decir la alternativa de verlo como un caso posible.

Me cuestioné mucha acerca de las personas que han sido víctimas de la guerra, pero cuando digo guerra me refiero también a una guerra que no sólo la vivimos a escala social entre fronteras, sino, una guerra que a veces las personas llevamos dentro. Hablo de dos o más mundos que chocan, mundos que impiden canalizar nuestras mejores intenciones, en lo que sería un desarrollo eficiente social y personalmente.

A mi parecer, encarna muy bien las consecuencias del cambio social y económico que trae la segunda guerra mundial, en momentos en los que la sociedad Americana está colapsando. Travis, parece ser quién representa la frustración de un grupo americano que se siente no sólo alienado sino impotente al cambio.

Esta película me parece valiosa como documento histórico, ya que muchos de los temas que saca a la luz son relevantes hasta el día de hoy, algo que puede ser depresivo para la sociedad americana. Lo que es fuerte también, es ver como tras los ojos de un hombre que permanece alienado tras volver de la guerra mundial, la sociedad misma aparece como un grupo de elementos que no guardan integración.

Finalizaré diciendo, que Travis adopta un papel de héroe, basado en fundamentos ambiguos que responden a una sociedad que idealiza a aquella persona que logra hacer lo que muchos anhelan pero que no tienen la valentía de hacer. Es una película sorpresiva, y poco convencional que lo mantiene a uno, atado de principio a fin.