Tareas de conservación de Piaget

Psicología. Desarrollo infantil. Etapas del pensamiento: Preoperacional y operacional concreto

  • Enviado por: Icm
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad

Tareas De Conservación de Piaget

Para realizar este trabajo, he acudido al colegio Franciscanos de Almería, con el fin de que los niños realizaran las pruebas en un contexto familiar para ellos. No conocía a ninguno de los niños, para que no pudiera verse influidas las respuestas por conocer al experimentador.

Los sujetos fueron elegidos al azar.

Las pruebas se pasaron de forma individual, estando presentes los niños en todo momento, y asegurándome que pudieran ver perfectamente todos mis movimientos.

No se le explicó nada a los niños, sólo que iban a pasar unas pruebas, que tenían que pensar muy bien las respuestas y que iban a ser grabados.

No hubo ningún comportamiento a destacar durante el desarrollo de las pruebas por parte de ninguno de los niños. Todos ellos estuvieron muy atentos a las preguntas del experimentador, preguntando si tenían alguna duda respecto a lo que se les preguntaba.

Lo único a destacar, es que en la tarea de conservación del volumen, todos los niños han contestado que no se podía saber hasta que no introdujeran la galleta, por lo que sus respuestas se han basado en invenciones suyas, no en algo meditado.

A continuación paso a explicar el proceso y las respuestas dadas por cada uno de los niños, así como la fase del desarrollo en la que se encontrarían según Piaget.

EDAD: 4 años

NIVEL ESCOLAR: infantil 4 años

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

  • CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: LÍQUIDOS

  • Lleno dos vasos estrechos idénticos de agua. Le pregunto al niño si ambos vasos tienen la misma agua, éste asiente.

    Vierto el contenido de uno de los vasos en un vaso ancho más bajo, y pregunto al niño si ambos vasos tienen la misma cantidad de agua.

    El niño observa los dos vasos y contesta sin dudar que el vaso estrecho tiene más agua que el vaso ancho.

    2. CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: SÓLIDOS

    Pido al niño que haga dos bolas iguales de plastilina, asegurándome que el niño considere que son exactamente iguales.

    Una vez que el niño piensa que son idénticas, le pido que estire una de ellas hasta que parezca una salchicha, y le pregunto si hay la misma cantidad de plastilina en la salchicha que en la bola.

    El niño contesta que hay más plastilina en la salchicha porque es más larga.

  • CONSERVACIÓN DEL VOLUMEN

  • Lleno dos vasos estrechos con la misma cantidad de agua, y le pregunto al niño si realmente tienen la misma.

    Luego le pido que haga dos bolas de plastilina exactamente iguales.

    Introduzco una de las bolas en un vaso, mostrándole al niño que el nivel del agua sube.

    Luego le pido que con la otra bola de plastilina haga una galleta, y que me diga si, al introducirla en el otro vaso, subirá el agua hasta el mismo nivel que el otro vaso.

    El niño me dice que subirá más en la galleta, porque es más grande y el agua sube más arriba.

  • CONSERVACIÓN DEL NÚMERO

  • Delante del niño, formo dos filas: la superior con tenedores y la inferior con cucharas. Pregunto al niño cuál de las dos tiene más cubiertos. El niño me dice que las dos filas son iguales.

    Asegurándome que el niño ve mis movimientos, junto la fila de tenedores, y vuelvo a preguntarle cuál de los dos tiene más cubiertos.

    El niño observa ambas filas atentamente, y algo sorprendido me contesta que hay más cucharas porque la fila es más larga.

    En este caso el niño tarda bastante tiempo en contestar, y parece preguntarme a mi cuál es la respuesta.

    ETAPA DEL PENSAMIENTO.

    Según Piaget,y de acuerdo con los resultados obtenidos en las pruebas explicadas anteriormente, este niño se encontraría en la etapa preoperacional.

    El niño no es capaz de realizar inferencias a partir de propiedades no observables directamente, como puede ser la anchura de los vasos, o el volumen de la plastilina.

    En el caso de la conservación del número, el niño no relaciona los estados iniciales y finales del proceso, ignorando la transformación dinámica intermedia, es decir, que el niño no se da cuenta que ambos estados son iguales.

    En la tarea de conservación de líquidos, el niño no es capaz de rehacer mentalmente el proceso hasta llegar al estado inicial, es decir, que no es capaz de volver a llenar mentalmente el vaso estrecho para comprobar que sigue habiendo la misma cantidad.

    Sucede lo mismo en la tarea de conservación de sólidos, en la que el niño es incapaz de volver a hacer mentalmente la figura de la salchicha para comprobar que sigue habiendo la misma cantidad que cuando era bola.

    EDAD: 6 años

    NIVEL ESCOLAR: parvulario, 5años

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

  • CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: LÍQUIDOS

  • Lleno dos vasos estrechos de agua, y compruebo que el niño reconoce que hay la misma cantidad en ambos vasos.

    Vierto el contenido de uno de los vasos estrechos en un vaso ancho, y pregunto al niño si hay la misma cantidad en ambos vasos.

    El niño contesta que hay más agua en el vaso estrecho, porque el nivel del agua está más alto que en el vaso ancho.

    Al igual que en el caso anterior, el niño no duda a la hora de responder.

  • CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: SÓLIDOS

  • Pido al niño que haga dos bolas de plastilina hasta que ambas queden iguales. Una vez que lo ha hecho, le pido que le de forma de salchicha a una de las bolas.

    Una vez que están hechas ambas formas, le pregunto en cuál de las figuras hay más plastilina.

    El niño contesta que hay más plastilina en la salchicha porque es más larga que la bola.

  • CONSERVACIÓN DEL VOLUMEN

  • Pido al niño que haga dos bolas de plastilina iguales, e introduzco una de ellas en un vaso estrecho lleno de agua. Le pregunto al niño en cuál de los dos vasos hay más agua, contestándome que en el que tiene la bola.

    Le pido que le de forma de galleta a la otra bola. Una vez hecha, le pregunto que si metiera la galleta en el otro vaso, cuál de los dos tendría más agua.

    El niño duda, pero contesta que en el de la bola, porque ya tiene más agua que en el otro vaso, que no tiene nada.

  • CONSERVACIÓN DEL NÚMERO

  • Formo dos filas con el mismo número de tenedores que de cucharas, y pregunto al niño si tienen el mismo número de elementos. El niño cuenta los cubiertos de ambas filas, y contesta que si.

    Junto los tenedores, situados en la fila de arriba, y le vuelvo a preguntar si tienen el mismo número de cubiertos.

    El niño vuelve a contar el número de elementos, y contesta que hay el mismo número de cubiertos en ambas filas, que la única diferencia que hay es que las cucharas están más estiradas que los tenedores, y por eso parece que hay más.

    ETAPA DEL PENSAMIENTO

    Este niño también se sitúa en la etapa preoperacional, ya que da las mismas respuestas que el niño anterior.

    En la tarea de conservación del número, el niño presenta características típicas del pensamiento operacional concreto, ya que, según el argumento que da para justificar su respuesta, se puede observar reversibilidad del pensamiento por compensación o reciprocidad. Es decir, que un aspecto de la situación (espacio entre tenedores) compensa otra (mayor densidad en las cucharas) y que conducen al mismo punto de partida (hay el mismo número de cubiertos en ambas filas)

    EDAD: 8 años

    NIVEL ESCOLAR: 3° primaria

    DESCRIPCIÓN DEL PROCESO:

  • CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: LÍQUIDOS

  • Al igual que en los casos anteriores, lleno los dos vasos estrechos de agua hasta que queden al mismo nivel. La niña los observa atentamente, afirmando que ambos vasos tienen el mismo agua.

    Vierto uno de los vasos en el vaso ancho, y le pregunto cuál tiene más agua. La niña contesta que ambos vasos tienen la misma cantidad, porque al verter el contenido del vaso estrecho en el vaso ancho, y al tener la misma cantidad de agua los dos vasos estrechos, el vaso ancho y el estrecho tienen la misma cantidad.

  • CONSERVACIÓN DE LA CANTIDAD CONTINUA: SÓLIDOS

  • Le pido a la niña que haga dos bolas iguales de plastilina. Una vez hecha, le pido que una de ellas la estire hasta que tenga forma de salchicha.

    Le pregunto si las dos figuras tienen la misma cantidad de plastilina.

    La niña contesta que sí, utilizando el mismo razonamiento que con los líquidos. Es decir, que al haber utilizado una de las dos bolas iguales para hacer la salchicha, tienen la misma cantidad de plastilina.

  • CONSERVACIÓN DEL VOLUMEN

  • Vuelvo a pedirle que haga dos bolas iguales de plastilina, e introduzco una de ellas en un vaso estrecho lleno de agua. Lo junto a otro vaso idéntico de agua, que tiene la misma cantidad de agua que en el vaso inicial, y le pregunto cuál de los dos tiene más agua. La niña contesta que el que tiene la bola.

    Le pido que la otra bola la convierta en forma de galleta, y le pregunto que si la echara en el vaso que no tiene bola, habría el mismo nivel de agua en los dos vasos. La niña contesta que habría más agua en el vaso de la galleta, ya que esta figura es más grande que la bola.

  • CONSERVACIÓN DEL NÚMERO

  • Formo dos filas con el mismo número de elementos en cada una: cinco tenedores en la fila superior y cinco cucharas en la inferior. La niña dice que hay el mismo número de cubiertos en ambas filas.

    Junto los tenedores de la fila superior, dejando las cucharas como estaban, y vuelvo a preguntar si hay el mismo número de elementos. En este caso, la niña no cuenta los elementos de cada fila, pero dice que si hay los mismos, porque sólo los he cambiado de sitio, pero no he puesto ni quitado ninguno.

    ETAPA DEL PENSAMIENTO

    Según los resultados obtenidos, esta niña se situaría en la etapa operacional concreta.
    Durante esta etapa, y como se observa en la tarea de conservación de líquidos y sólidos, la niña es capaz de centrarse en varias dimensiones de una misma situación, como es el caso de la anchura del vaso o de la forma de la plastilina.

    Al igual que sucede en el caso anterior con la conservación del número, esta niña se da cuenta de que ante un fenómeno determinado hay acciones que compensan a otras y que conducen al mismo punto de partida.

    En este caso, la niña presenta reversibilidad o negación, ya que argumenta su respuesta explicando que hay los mismos elementos porque la transformación de la fila puede ser invertida por la transformación inversa, ya que sólo he cambiado los cubiertos de sitio.