Tabaquismo: La adicción de fumar

Ciencias sociales. Investigación. Causas. Consecuencias. Hábito. Efectos. Componentes

  • Enviado por: La Vaga Euge Y Otras
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 202 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Asignatura: Seminario.

Fecha de entrega: 13 de noviembre de 2000.

Curso: 4to año

Escuela de los PadresFUNDAMENTACIÓN

Nosotros decidimos realizar este trabajo porque nos interesamos acerca de todos los temas relacionados con las adicciones, y fumar es considerado una adicción.

En nuestros días las adicciones son objeto de preocupación de casi toda la sociedad, porque año a año nos enteramos de millones de personas que mueren a causa de esta terrible enfermedad.

Intentamos averiguar el porqué de ella y sus posibles consecuencias, no sólo psicofísicamente sobre el individuo sino también sobre la sociedad.

Para terminar, nos comprometemos a investigar hasta el fondo de la cuestión, para dilucidar cuáles son las causas y los efectos del tabaquismo, y las posibles soluciones, para no seguir asombrándonos cada vez que escuchamos que alguien muere de cáncer, tuberculosis, bronquitis crónica o enfermedades relacionadas.

OBJETIVOS

  • Ubicar históricamente a esta planta y sus procesos de industrialización y comercialización.

  • Identificar los efectos que produce sobre el cuerpo y la mente el tabaco y sus componentes.

  • Reconocer la influencia que ejercen las instituciones que luchan contra este fenómeno en la sociedad.

  • Valorar las distintas formas y tipos de rehabilitaciones o terapias.

  • Analizar y comprender las diversas adicciones que afectan la humanidad hoy en día.

  • Buscar y seleccionar diferentes alternativas que favorezcan la lucha contra esta enfermedad.

DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

TIEMPO APROXIMADO QUE SE LE ASIGNA AL TRABAJO

  • TIEMPO TOTAL: 130 días.

  • TIEMPO PARCIAL:

  • 5 días para confeccionar el Diseño.

  • 30 días para realizar las Encuestas.

  • 50 días para la Elaboración de Datos.

  • 15 días para el Buceo Bibliográfico.

  • 30 días para la Elaboración del Informe.

POBLACIÓN Y MUESTRA

  • La población de este trabajo esta comprendido por:

  • Adolescentes

  • Profesores

  • Padres

  • Profesionales

  • La muestra de este trabajo está compuesta por:

  • Adolescentes

  • Profesionales

  • Adultos

  • Técnica de recolección de datos:

  • Buceo Bibliográfico

  • Encuesta de auto administración

  • Entrevistas

  • Observaciones

ANÁLISIS Y ELABORACIÓN DE DATOS

  • Gráficos

  • Análisis e interpretación de entrevista y encuesta

  • Reflexión y comprensión de la bibliografía

introduccion

Desde hace muchos siglos el hombre utilizaba el tabaco para distintas propiedades. Antes del descubrimiento de América, el tabaco en Europa era conocido. En la llegada de Colón los indígenas le ofrecieron en señal de paz, unas hojas alargadas, de color oscuro y de aroma penetrante.

Colón descubrió a unos indios que tenían en la boca unos rollos encendidos, formado con esas mismas hojas secas que le habían obsequiado, de las cuales aspiraban ardidamente el humo: “ese mismo humo que cambiará al viejo mundo”.

“Esto no era tan fácil como lo es actualmente, ya que en esa época los recursos no eran suficientes y los conocimientos no eran demasiados.”

Es por ello que tubo tanta aceptación en países como Turquía y Persia, donde se usaba el marguile, que era una pipa en la que el humo del tabaco pasaba por un recipiente lleno de agua perfumada, antes de que penetrara en un tubo largo y flexible que el fumador llevaba a la boca.

Desde entonces el cigarrillo se difundió entre las mujeres a pesar de que no era aceptado por la sociedad, ya que si las descubrían haciéndolo en público eran detenidas.

Como aún se desconocían los verdaderos perjuicios de este fenómeno, el cigarrillo, en el siglo XIX llegó a ser complemento de elegancia y nivel social elevado. “Al igual que muchos jóvenes adolescentes piensan ahora”. Aparte de esta se han sumado nuevas causas por las cuales los jóvenes empiezan a fumar, por ejemplo: llamar la atención, imitar a los adultos y sentirse superior.

A ésta altura estamos en condiciones de entender la naturalidad de este mal en la sociedad, es por ésta razón que las campañas, charlas y todo lo que se utiliza para luchar contra este dañino hábito se tornan imposibles de realizar.

“Dejar de fumar”, esta frase tan anhelada para la mayoría de los fumadores, es también una decisión que acarrea miedo y mucha responsabilidad. Los motivos son tantos como individuos que fuman, la mayoría decide dejar de fumar para su propio bienestar, o porque se van dando cuenta de las anormalidades que surgen en su cuerpo debido al tabaco. Otras, con el solo hecho de terminar con la dependencia y la necesidad de placer que este produce.

Nos pone mal pensar que todo esto se puede evitar, ya que el tabaquismo es la causa de muerte más evitable. Produce miles de muertos al año y da miedo observar los porcentajes que van creciendo año tras año.

Es por eso que confiamos que con la lectura de este seminario, el fumador se sienta motivado a dejar este vicio, ya sea por interés propio, por ayuda comunitaria o por influencia de las campañas de autoayuda.

historia

Las más antiguas noticias sobre costumbres nos presentan una actualidad que fumo desde tiempos muy remotos. Algunos filósofos relatan que los asiáticos fumaban gozosamente haschich (variedad de cáñamo), opio y otras sustancias narcóticas. Hesitas y tracios quemaban sobre carbones encendidos hojas y semillas de hierbas aromáticas para aspirar el humo. Pero el tabaco era desconocido entre esos pueblos y Europa. Su historia comienza en una época muy reciente y exactamente cuando Cristóbal Colon descubrió la isla de Santo Domingo luego de su venturoso viaje a través del océano. Los aborígenes, que pertenecían a una civilización primitiva, presentaron para congraciarse con los misteriosos hombres blancos, muchos presentes entre los cuales había unas extrañas y largas hojas de color oscuro que despedían un aroma penetrante. Dos marineros que se habían internado en la isla para explorarla encontraron hombres y mujeres que tenían en la boca unos rollos de hojas secas encendidas que aspiraban ávidamente.

Unos de esos marineros quizo probarlos y tanto le gustaron que al regresar su patria, llevo consigo algunas hojas.

Al tabaco importo de América a Europa, se le atribuyeron al principio extraordinarias virtudes medicinales.

Pero nadie había pensado en llevar semillas. Fue un fraile carnelita francés quien al volver en el año 1519 de un viaje al nuevo mundo, quiso ofrecer a sus soberanos semillas de tabaco explicándoles el uso y la forma de cultivo de la planta. Mas el rey no imagino la importancia del regalo y dejó que las semillas enmohecieran. En Portugal en cambio, un personaje de la corte se apresuró a sembrar tabaco en el jardín botánico.

Nicot, el embajador de Francia, apasionado por la botánica consiguió unas semillas y las sembró en el jardín de su residencia. Sorprendido por el aspecto de la planta y su olor penetrante empezó a estudiar sus aplicaciones, consiguiendo sorprendentes mejorías del refrío. En corto tiempo fue conocido en toda Europa donde rápidamente se divulgó el poder de la nueva planta para curar jaquecas, llagas, gota, y hasta mordeduras de perros hidrófobos.

Así el tabaco entró oficialmente en el Viejo Continente, no ya como una nueva forma de placer, sino como medicamentos misteriosos, y recibió el nombre de yerba: "yerba de embajador", hierba reina", "clister de la nariz". Se usaba en el tratamiento de tortícolis, de la constipación intestinal, en las enfermedades de la piel, asma, bronquitis y muchas otras dolencias. Su fama como medicamento duró largo tiempo, y, en Inglaterra en año 1665, durante una grave epidemia de peste se obligaba a los estudiantes a fumar tabaco como desinfectantes, antes de entrar a clase.

En nombre de Nikot paso a posteridad por disposición del duque de Guisa que quiso que se llamara el tabaco nicotina aunque la palabra "tabaco" siguió usándose corrientemente.

Pero mientras los médicos y hombres de ciencia veían en esa planta exótica tan solo un importante medicamento, comenzó a divulgarse la costumbre de fumar las hojas por el placer de sentir en la boca, que provocaba además, una cierta excitación.

El uso del tabaco empezó a difundirse con tan rapidez, pero su empleo era muy distinto al actual. El cigarrillo apareció mucho más tarde. La gente prefería aspirar tabaco en polvo o quemarlo y fumarlo en pipas de formas rarísimas.

El uso de la pipa se divulgó rápidamente, que por primera vez higienistas y autoridades se dieron cuenta de que el uso inmoderado del tabaco podía ser peligroso. Durante el reinado de Luis XIV su venta se hacía bajo receta médica. Se dictaron penas severísimas contra los fumadores, pero el vicio se había propagado de modo tal que fue imposible evitarlo. Poco a poco las autoridades abandonaron las severas medidas dictadas en un principio y el tabaco llegó a ser uno de los productos mas difundidos en el mundo.

Aun reconociendo el perjuicio que causa a la salud, los hombres no supieron ni quisieron resistir a la tentación de fumar. Nacieron plantaciones de tabaco en regiones y países donde nunca las hubo, como por ejemplo: España, Suecia, Inglaterra, Suiza e Italia. La producción aumentó para hacer frente a la mayor demanda.

El tabaco en polvo se descubrió casi contemporáneamente al igual que el tabaco desde principios del siglo XVIII los aficionados, llevaban consigo unos pequeños ralladores que utilizaban para pulverizar las aromáticas hojas.

Parece que en cuba los grandes industriales que trabajaban las hojas de tabaco para elaboración de puros pensaron utilizar los desperdicios que esa fabricación ocasionaba.

Redujeron esos residuos a hebras delgadas y luego las envolvieron con hojas. Los españoles conocieron esa innovación y la difundieron en Europa en el año 1815. allí se cambió la hoja vegetal externa por papel muy delgado. Otra versión sobre el nacimiento del cigarrillo remonta a la guerra turco-egipcia del año 1832. se acostumbraba entonces a poner en los cañones, carga de pólvora envuelta en papel de seda. Un día, un cabo al que se le había roto la pipa oriental, tuvo la idea de envolver el tabaco en un pedazo de ese papel. Después de ésto se empezó a fumar el tabaco con ese sedoso papel.

Existen actualmente maquinas prodigiosas, verdaderas maravillas de técnica, capaces de elaborar 1200 cigarrillos por minuto y controlar al mismo tiempo el peso unitario, el grado de humedad, la ejecución perfecta y el empaquetado.

Prácticamente los únicos puros que se conocían eran los famosos habanos, hasta que en 1865, surgió en Lucca (Italia) la manufactura que pronto se tornó famosa por sus cigarrillos toscanos conocidos por el mundo entero.

El tabaco se siembra en almácigos, nunca en pleno campo. Se transplanta cuando la plantita está bien formada, y a los dos meses se halla en pleno desarrollo. Las hojas deben cosecharse estando bien maduras. Cada planta produce de 15 a 20 hojas que se recolectan en varias veces empezando por las de abajo que maduran primero. Se juntan en canastas que se llevan a locales especiales con temperatura y humedad apropiada. Luego se hacen secar y amarillear, limitando lenta y progresivamente agua que pueden contener. Existen varios sistemas para que alcancen el punto exacto de amarillees (con el aire o calor artificial) según el tipo de tabaco que se desea, tras lo cual se procede a la desecación dejando las ristras al sol y vigilándolas para evitar el moho. Al cabo de 20 días la desecación está prácticamente terminada y el tabaco listo para ser manufacturado. La principal operación consiste en un tratamiento especial que conferirá al tabaco el perfume y el gusto correspondientes a cada calidad. Luego se pica y se coloca en las máquinas que lo transformarán en paquetes de cigarrillos; otras hojas serán seleccionadas para confeccionar puros y otras se pulverizarán para preparar el rapé. De ciertas fibras seleccionadas de hojas se extrae una excelente materia para hacer celulosa, y con las semillas del tabaco, gracias a un procedimiento especial, se obtiene aceite alimenticio. En Italia se fabrican excelentes insecticidas basándose en nicotina. A pesar de que la planta del tabaco tiene su natural lugar de nacimiento en las regiones tropicales, se cultiva también en Italia, Suiza, Alsacia, y en los Balcanes.

Debemos recordar que el tabaco contiene nicotina, que en estado puro es sumamente venenosa. Bastan cinco gramos para matar a un hombre.

Es verdad que la nicotina se destruye con el fuego del cigarrillo, pero se transforma en un gas muy nocivo para las vías respiratorias.

¿Quieres dejar de fumar?

INTRODUCCIÓN

Actualmente, en todo el mundo, muchos fumadores están dejando de fumar. Las razones que les llevan a ello son muy diversas, y siempre de carácter personal. Del mismo modo, los métodos utilizados por estas personas varían de un fumador a otro; unos lo intentaran solos, otros recurrirán a tratamientos de sustitución de la nicotina (chicles, parches, etc), y otros a la acupuntura u otro tipo de terapias.

Sin embargo, es importante tener presente que no existe ninguna formula mágica para dejar de fumar. El abandono del tabaco implica un esfuerzo personal y que requiere tiempo y una firme decisión.

ALGUNAS IDEAS ERRÓNEAS SOBRE EL TABACO

''Dejar de fumar es cuestión de fuerza y de voluntad''

Frecuentemente cuando se plantea la cuestión de dejar de fumar, aparece el concepto de ''fuerza de voluntad'' como algo necesario para conseguirlo. Dicho concepto es muy ambiguo e incluye aspectos tan variados como capacidad de esfuerzo, constancia, resistencia ante los problemas y/o obstáculos, etc.

Si bien todo ello resulta necesario en el proceso de abandono de cigarrillo, también es importante conocer que esto no debe ser considerado como un rasgo de la personalidad. Es decir, la fuerza de voluntad no es algo que uno posea siempre o por el contrario carezca siempre de ella, sino que esto es un fuerzo que se realiza cuando tenemos un gran interés por conseguir un objetivo determinado.

Los más importante es que se tome la decisión de dejar de fumar sopesando las ventajas y los inconvenientes de dejarlo y seguir fumando.

Esta famosa sita refleja la posición que muchos fumadores mantienen ante el proceso de dejar de fumar.

Un gran numero de fumadores no se plantean dejar de fumar por miedo a las recaídas. Creen que el esfuerzo será inútil y por mucho que lo intenten recaerán.

Dejar de fumar es algo que se aprende, y por ello es posible cometer fallos hasta que finalmente lo conseguimos. Probablemente, si preguntas a los ex-fumadores que conoces, muchos de estos contestaran que lo intentaron mas de una vez, hasta que lo lograron.

Es importante que no olvides que de los errores se puede y es necesario aprender, y esto nos hace mas capaces para la próxima vez.

Lo mas adecuado será considerar que dejar de fumar requiere un esfuerzo, pero que cualquier fumador puede abandonar el consumo del cigarrillo y mantenerse sin fumar si realmente quiere hacerlo.

Para los fumadores fumar un cigarrillo es una importante fuente de gratificación. Por ello en los primeros momentos del abandono es muy frecuente que aparezca en la sensación de haber perdido "algo importante" sin embargo, a medida que transcurran los días esta sensación desaparecerá. Poco a poco el cigarrillo perderá su importancia y volverá a disfrutar de las mismas cosas y actividades que se realizaban anteriormente.

Muchos fumadores temen los síntomas del síndrome de abstinencia, volverse irritables, encontrarse mas nerviosos, engordar, etc. Estos síntomas, que no se presentan en todos los fumadores, son controlables y en gran medida controlables.

¿POR QUÉ FUMAMOS?

El consumo de tabaco es una conducta compleja que se explica basándose en dos grandes factores: por un lado, la adicción física y por otro, el hábito comportamental.

  • ADICCIÓN FÍSICA

La adicción física es debida a la nicotina que contiene el tabaco. Al fumar, se produce un aumento inmediato del aumento de nicotina en sangre que provoca una serie de efectos sobre el organismo. Una vez transcurrido un tiempo que se oscila entre media hora y una hora, los niveles de nicotina en la sangre van descendiendo y empiezan a notarse sensaciones de malestar que sólo desaparecerán cuando el fumador, vuelva a fumarse un cigarrillo. Es en este momento cuando aparece la urgencia de fumar y la necesidad de "restablecer" los niveles de nicotina.

Muchos fumadores consideran que la adicción física es el único factor que explica el consumo de cigarrillos. Pero esto no es del todo cierto, por que si la adicción fuese el único factor, cualquier fumador que permaneciese una semana entera sin fumar no tendría que volver a desear un cigarrillo, ya que la tasa de nicotina en sangre habría descendido a cero.

Sin embargo, podemos encontrar numerosos ejemplos en los que este hecho no se cumple; ¿cuantos fumadores regulares han vuelto a fumar después de abandonar el consumo por un tiempo superior a una semana?. Existen por lo tanto, otros principios que añadidos a la adicción física explican por que se fuma.

  • HÁBITO DE COMPORTAMIENTO

De igual forma que ocurre con otros hábitos de comportamiento que los adultos exhiben: lavarse los dientes, las manos, etc. fumar es una conducta aprendida, que se convierte en habito debido a tres elementos fundamentales:

  • Práctica.

  • Asociación.

  • Refuerzo.

  • PRÁCTICA

  • Fumar un cigarrillo se ha convertido en un hábito debido fundamentalmente a la práctica. Si un fumador calcula el número de cigarrillos que se ha fumado a lo largo de su vida seguro que la cifra le asombrará. Esta suma puede oscilar entre 50000 y 300000 cigarrillos. Si lo piensas detenidamente observarás que existen pocas cosas que se hayan realizado tantas veces en la vida cotidiana.

    Después de una practica tan importante, la conducta de fumar acaba por automatizarse, lo que significa que ya no es necesaria la decisión del fumador. Así en numerosas ocasiones el fumador se encuentra fumando un cigarrillo sin saber por que lo ha encendido al mismo tiempo que tiene otro cigarrillo encendido en el cenicero.

  • ASOCIACIÓN

  • Otro aspecto importante es la asociación del cigarrillo con numerosas actividades a lo largo del día, lo que conlleva que el mero hecho de realizarlas provoca el deseo de fumar. Piensa a cuantas cosas se ha asociado el hecho de fumar: al café, las copas, conducir, salir con amigos, después de comer, etc. cualquier actividad que el fumador realice sin acompañarla de un cigarrillo parecerá extraña, incompleta e insatisfactoria.

  • REFUERZO

  • Además de todo ello, la conducta de fumar se mantiene porque cada vez que el fumador fuma un cigarrillo obtiene consecuencias positivas como son: placer, relajación, alivio de síntoma de abstinencia, etc . . .

    Debido a estos tres elementos y a un largo período de tiempo, una conducta aprendida, en un momento determinado, se ha convertido en un hábito de comportamiento estable y duradero.

    Dejar de fumar es un proceso, a lo largo del cual el fumador aprende a realizar sus actividades cotidianas sin tabaco; se podría decir que es un tiempo en el cual se aprende a desaprender”.

    DEJAR DE FUMAR

    Para dejar de fumar el método mas eficiente es el siguiente, consiste en un tratamiento de cinco semanas de duración:

    PRIMERA SEMANA

    CONOCE TU PROPIO HÁBITO

    Aunque anteriormente ya se ha hecho referencia a los aspectos generales que explican el consumo de cigarrillos, en concreto la adicción física y el habito de comportamiento, es importante que conozcas cuales son las características especificas que definen tu habito, y que son diferentes en cada fumador. Esta información te resultara de mucha utilidad a la hora de dejar de fumar, puesto que las principales estrategias que van a ser utilizadas en esta guía parten necesariamente de esta información.

    ¿CÓMO PUEDO CONOCER MI PROPIO HÁBITO?

    La mejor forma es registrar tu consumo diario; esto significa: anotar cada cigarrillo consumido de manera que al final del día puedas tener una visión clara y exacta de cual ha sido tu consumo, en que horas has fumado mas, etc.

    Para facilitarte la tarea te presentamos un registro (que por su tamaño puedas introducir en la cara externa del paquete de cigarrillos), apunta cada cigarrillo que fumes con una barra en el intervalo de tiempo que corresponda.

    Para obtener una información objetiva del registro es muy importante que no confíes en tu memoria y que anotes cada cigarrillo en omento en que vas a encenderlo o inmediatamente después de fumarlo.

    Comienza a registrar tu consumo desde ahora y hasta el momento que dejes de fumar por completo, para ello recorta el siguiente registro y antes de empezar a anotar en el los cigarrillos consumidos, sacale fotocopias para que puedas llenar durante las próximas semanas:

    Una vez finalizada la semana y obtenido el calculo de cigarrillos diarios anotaras en la grafica de consumo, que encontraras en la parte final de esta guía, el punto que corresponde al numero de cigarrillos consumidos en los diferentes días de la semana. Esta anotación te permitirá observar como va a ir evolucionando tu consumo a lo largo del periodo de deshabituación, es decir, tendrás un criterio objetivo de los logros obtenidos.

    SEGUNDA SEMANA

    INICIANDO LA REDUCCIÓN DE CIGARRILLOS

    Una vez que ya conoces el numero de cigarrillos que has fumado durante la pasada semana y has anotado el nivel de consumo diario en la grafica, los objetivos a conseguir durante esta semana serán:

  • Determinar las razones por las que se desea dejar de fumar.

  • Reducir el numero de cigarrillos fumados a lo largo del dia.

  • MIS RAZONES PARA DEJAR DE FUMAR

    Es necesario, antes de empezar el periodo de deshabitualización tabáquica, reflexionar sobre las razones personales que tienes para dejar de fumar.

    A continuación aparece un recuadro con líneas punteadas, escribe en el todas las razones que se te ocurran, pueden ser físicas, personales o familiares. A este respecto, debes tener en cuenta que cualquier razón es valida si es importante para ti, no deseches ninguna razón, cuantas mas razones encuentres mucho mejor.

    REDUCIENDO EL NÚMERO DE CIGARRILLOS

    Ahora que has reflexionado sobre tus razones para dejar de fumar en este momento, comenzaremos a reducir el numero de cigarrillos, el objetivo es que a lo largo de la semana logres alcanzar la meta de descenso propuesta (marcada según la tabla abajo iniciada). Para conseguirlo tendrás que hacer reducciones paulatinas en función del numero de cigarrillos que fumas. De esta forma, si ahora fumas 30 cigarrillos y tienes que comenzar la primera reducción al finalizar la semana no debes fumar mas de 20 cigarrillos. Para ello puedes, por ejemplo, descender dos cigarrillos diarios, o bien descender los 10 cigarrillos de golpe. Tienes que elegir el modo que te resulte más fácil.

    Para facilitar la reducción puedes adoptar algunas de las reglas prácticas que se enumeran a continuación. Es importante que elijas al menos tres del siguiente, tomando como opciones preferentes las que llevan este dibujito *

    • Determinar un numero limite de cigarrillos al dia (consultar tabla de cigarrillos a reducir). Puedes contar con un amigo y pagarle una suma de dinero por cada cigarrillo que te pases del tope fijado anteriormente.

    • No fumes en cuanto te apetezca, deriva el deseo hasta dentro de unos momentos, espera un poco antes de fumar. El periodo debe ser como mínimo de 2 minutos y debe ir alargándose conforme a los días que pasen.

    • No fumes en ayunas. Cepillate los dientes, tomate un jugo o date una ducha y luego desayuna. Aumenta los periodos de tiempo entre que te levantas y fumas el primer cigarrillo.

    • Después de comer o de cenar espera entre 5 y 10 minutos antes de fumar. Levantate de la mesa para fumar, no fumes en la sobremesa.

    • No aceptes ofrecimientos de cigarrillos.

    • Cambia de marca de cigarrillos. Cambia a marcas que no te gusten demasiado y que sean bajas en nicotina.

    • Compra cajetilla por cajetilla y solo cuando se acabe por completo.

    • Fuma solo la primera mitad del cigarrillo.

    • Puedes fijarte el fumar en horas pares o impares.

    • Coloca el tabaco en sitios de difícil acceso.

    • Fuma con la otra mano.

    TERCERA SEMANA

    BUSCANDO ALTERNATIVAS

    Los objetivos que te planteamos en esta unidad son los siguientes:

  • Reducir el numero de cigarrillos consumidos.

  • Comprender la funcionalidad del tabaco y constituirlo por conductas alternativas.

  • CONTINUAMOS CON LA REDUCCIÓN

    Durante esta semana tu objetivo es continuar con la reducción de cigarrillos que ya habías comenzado durante la unidad anterior. Para ello debes descender del siguiente modo:

    REGLAS PARA LIMITAR EL CONSUMO

    Además de la reducción es necesario establecer reglas para empezar a eliminar aquellos cigarrillos que suelen ser las mas difíciles de abandonar para la mayoría de los fumadores.

    FUNCIONALIDAD DEL TABACO

    Un segundo objetivo propuesto es conocer la razón o razones por las que el fumador fuma cada cigarrillo. Seguramente pienses que en tu caso fumas por que te apetece, sin embargo, la apetencia por fumar no es la única razón para hacerlo. Existen numerosas razones por las que se fuma, y es probable que cada uno de los cigarrillos que te fumes al día tengan una función diferente. La razón por la que fumas el cigarrillo que acompaña al café después de cenar.

    Algunos ejemplos de estas razones serían:

    • Por rutina; son los cigarrillos automáticos (al mismo tiempo que conduces, hablas por teléfono, etc)

    • Por abstinencia; Son los cigarrillos fumados tras un período que no se ha podido fumar.

    • Para premiarnos; es el cigarrillo que se fuma cuando se ha logrado algo o después de haber realizado un gran esfuerzo.

    • Para afrontar el estrés; el tabaco produce efectos fisiológicos que son interpretados como calmantes y produce la idea de que esta ayudando a paliar la emoción negativa.

    • Por aburrimiento; cigarrillo que se fuma cuando no se tiene nada que hacer, mientras que se espera a alguien o algo.

    • Por placer; es el cigarrillo que se fuma para añadir placer al placer.

    Como podemos observar, el fumador utiliza el tabaco con una finalidad determinada en cada situación. Este hecho es importante para el proceso de abandono, ya que si la idea es eliminar el tabaco pero poniendo algo en su lugar, tenemos que encontrar conductas alternativas que cumplan la mima función que estaba cumpliendo el cigarrillo.

    Para que puedas poner en marcha la conducta alternativa adecuada a cada situación es necesario que:

    • Conozcas las situaciones en las que habitualmente fumas y prever las conductas que pondrás en marcha para no fumar cuando sientas deseo de hacerlo.

    A continuación te proponemos a modo de ejemplo un listado de conductas que puedes utilizar en lugar de fumar. Sin embargo, es importante que encuentres aquellas alternativas que mejor funcionen en tu caso. Elabora tu propia lista con éstas y otras actividades y llévalas a cabo para eliminar todos los cigarrillos que debes reducir durante esta semana. Es necesario que no compares la actividad alternativa con el tabaco. En este momento, ésta saldrá perdiendo en la comparación, pero cuando pase el tiempo la situación cambiará y habrás generado un nuevo estilo de vida.

    ACTIVIDADES ALTERNATIVAS

    • Masticar chicle y caramelos sin azúcar.

    • Beber jugos o agua.

    • Respirar grandes bocanadas de aire y expulsarlo lentamente.

    • Dormir.

    • Ducharse o darse un baño.

    • Cambiar el foco atencional, buscando actividades distractoras:

    • Ver tv.

    • Oir música.

    • Limpiar la casa.

    • Ejercicio físico.

    • Llamar por teléfono.

    • Hacer trabajos manuales.

    • Hacer crucigramas.

    • Cocinar.

    • Leer, coser, tejer.

    • Recordar que las sensaciones de abstinencia son pasajeras y controlables.

    • Tus alternativas son:

    CUARTA SEMANA

    CONVERTIRSE EN UN NO FUMADOR

    A lo largo de esta semana vamos a dar un paso más para conseguir la meta inicialmente propuesta: dejar de fumar.

    Es posible que aún tengas dudas sobre si podrás conseguirlo. No te preocupes, muchos fumadores al llegar este momento dudan de sí mismos. Pero es importante que sepas que la duda no es negativa siempre que ésta no impida que sigas avanzando y que interrumpas el proceso de abandono de cigarrillos.

    También es importante que consideres que en este momento dejar de fumar te va a resultar más fácil de lo que te piensas. No olvides que tu grado de dependencia a al nicotina ha bajado considerablemente a medida que has disminuído tu consumo de cigarrillos en las semanas anteriores.

    PREPARANDO EL GRAN DÍA

    Lo primero que debes considerar es la planificación del día en que dejarás en que dejarás de fumar. Para ello puedes seguir las siguientes sugerencias:

    • Elimina todos los estímulos que provoquen el deseo de fumar; tira todos los cigarrillos y cerillas. Si es posible, esconde encendedores y ceniceros, regala cartones y paquetes de cigarrillos que tengas en casa; crea un ambiente limpio y fresco a tu alrededor.

    • Organiza de forma detallada todas las actividades que realizarás durante ese día, procurando estar lo más ocupado posible. También debes considerar las posibles situaciones en las que puede aparecer el deseo de fumar y las estrategias de afrontamiento que utilizarás para no hacerlo.

    • Compra un calendario y en él anota la fecha del día que has elegido para dejar de fumar. Este mismo calendario servirá para que en los días posteriores taches con una cruz cada día que pases sin fumar.

    EL DÍA ELEGIDO

    • Intenta levantarte un cuarto de hora o media hora antes de lo acostumbrado. Necesitas un poco más de tiempo para emprender esta difícil jornada.

    • Al despertarte no pienses que dejarás de fumar para siempre, ya que cualquier cambio que se vive como algo permanente genera mucha tensión y produce gran malestar. En lugar de ello piensa cada mañana al levantarte “hoy no voy a fumar”. De esta forma al finalizar el día puedes comprobar también si has cumplido tu objetivo, y ello te ayudará a continuar los próximos días.

    • Si es posible, realiza un poco de ejercicio o un corto paseo. Realiza respiraciones profundas y nota cómo el aire entra en los pulmones.

    • Seguidamente dúchate con agua tibia. Esto ayudará a relajarte.

    • En el desayuno toma frutas o zumos de fruta y alimentos ricos en vitamina B (pan integral, cereales, etc.)

    • En cuanto te ofrezcan el primer cigarrillo, contesta simplemente “no, gracias, no fumo” o bien “no, gracias, estoy dejando de fumar”. Es importante que no compartas con nadie tus deseos de fumar ni discutas con los fumadores que intenten desanimarte.

    • Cuando aparezca el deseo de fumar: bebe agua, jugos, infusiones, mastica chicles o caramelos sin azúcar, etc.

    • Realiza más ejercicio físico (caminar, pasear, subir las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, etc.)

    DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS SIN FUMAR

    Durante los tres o cuatro primeros días sin fumar sentirás un deseo intermitente y muy fuerte de fumar. Esto hace que durante este primer período aumente el nerviosismo y la tensión.

    En los momentos en que el deseo de fumar sea muy intenso, puedes poner en marcha las estrategias que a continuación se indican y ¡sobre todo, no fumes!. Esta sensación intensa de necesidad sólo dura unos instantes, recuerda que el deseo “viene y se va”.

    • RELÁJATE. Respira profundamente y nota cómo el aire llena tus pulmones. Intenta retener el mayor tiempo posible el aire en su interior y expúlsalo tranquilamente. Repite esta respiración lenta durante varias veces (no más de cinco en cada ocasión) y concéntrate en la sensación de bienestar.

    • NO ARGUMENTES EN CONTRA DEL DESEO DE FUMAR. Cuando éste aparezca, debes inmediatamente pensar en algo que te recuerde tu decisión, por ejemplo, “Yo no fumo”, “basta, no quiero fumar”, “no, no voy a fumar”. Seguidamente cambia de tema, piensa o concentra tu atención en algo distinto al tabaco. En función de la situación en la que te encuentres pone en marcha alguna de las actividades alternativas.

    • SI EL DESEO PERSISTE, TOMA LÁPIZ Y PAPEL Y ESCRIBE ¿POR QUÉ QUIERO ESTE CIGARRILLO? Intenta responder a esta pregunta siendo verdaderamente crítico con tus argumentos. Un cigarrillo nunca resolverá o mejorará un problema. Si te lo cuestionas te darás cuenta que no necesitas realmente ese cigarrillo.

    • PIENSA QUE ESTOS MOMENTOS DIFÍCILES SERÁN CADA DÍA MENOS INTENSOS Y MÁS ESPACIADOS EN EL TIEMPO.

    LA QUINTA SEMANA

    CONVIÉRTETE EN UN EX - FUMADOR

    ¡FELICIDADES! Ya has pasado una semana sin fumar, y poco a poco te acostumbrarás a disfrutar de las cosas y de las diferentes actividades que realizas sin acompañarlas de un cigarrillo.

    Vivir sin tabaco todavía puede ser desagradable: es posible que te sientas decaído, más triste y que sientas una especie de “vacío”, como si en tu vida faltara algo importante. Estos sentimientos son absolutamente normales durante los primeros días de abstinencia ya que existe una pérdida de una fuente de satisfacción, pero es algo temporal.

    Es importante que en este momento, cuando ya han transcurrido algunos días desde que dejaste de fumar, te “cuides” y “mimes” con especial interés. Durante el proceso de abandono de los cigarrillos, estabas motivado para conseguir un objetivo, las personas que te rodeaban te apoyaban y animaban, pero ahora que finalmente lo has dejado, “todo vuelve a la normalidad” excepto que ya no fumas. En este sentido, lo que te ayudará es buscar nuevas fuentes de satisfacción, es decir, incrementar el número de actividades con las que antes solías disfrutar y buscar otras nuevas.

    Otro modo de afrontar la tristeza consiste en centrar la atención en los aspectos positivos de las situaciones. Normalmente nos fijamos mucho mejor en los aspectos negativos y olvidamos que todas las situaciones tienen algo malo y algo bueno. Fíjate en las cosas agradables como el café, las salidas, las copas, las cenas, los descansos, tus aficiones . . . siguen ahí, sólo que en muchas ocasiones no té fijas en ello.

    Aprovéchate de tu sentido del humor, éste es el mejor antídoto para la ansiedad; reíte con frecuencia, aumenta el valor positivo de las cosas son negativas que te sucedan, no te las tomes muy en serio. “Realmente muy pocas cosas son negativas y preocupantes” y te sentirás mucho mejor si aprendes a valorarlas en su justa medida.

    ¿QUÉ OCURRE SI VUELVO A FUMAR?

    Es posible que en estos momentos uno de los aspectos que más te preocupen como ex - fumador es el problema de las recaídas. Para ayudarte a disminuir estas preocupaciones vamos a considerar algunas de las cosas que te pueden ser de gran interés:

    • Primero, recordarte que por el momento debes preocuparte tan sólo por el día presente.

    • Otro aspecto importante es conocer la diferencia entre caída y recaída en el consumo de tabaco.

    La caída es un acontecimiento puntual, es fumar un cigarrillo en una ocasión determinada después de un tiempo sin fumar, mientras que la recaída es volver a consumir cigarrillos de una forma habitual. Es necesario diferenciar claramente estos conceptos ya que una caída no implica una recaída siempre y cuando se vuelva rápidamente a la abstinencia. El ex - fumador puede aprovechar este suceso para ver dónde estuvo su error y poner remedio, aún está a tiempo de buscar soluciones para evitar la recaída.

    ¿QUÉ PUEDES HACER SI SE PRODUCE UNA CAÍDA?

    Lo primero es reconocer que ese cigarrillo ha sido un error, pero que ese fallo no significa que ya todo tu esfuerzo se haya perdido. Segundo volver a retomar tus objetivos de ex - fumador, es decir, volver a cero cigarrillos. Debes pensar “Bien, he cometido un error fumando este cigarrillo, pero aún soy el que controla la situación . . . y después de este cigarrillo no voy a fumar un segundo . . .”

    ¿CÓMO PREVENIR LA RECAÍDA?

    Las situaciones en las cuales los ex - fumadores tienen un mayor riesgo de caer nuevamente en el hábito son:

    • Crisis vital, muerte de un ser querido, enfermedad, divorcio.

    • Presiones y dificultades en el trabajo.

    • Acontecimiento social importante, festejo, boda, etc.

    • Discusión con familiar o pareja.

    Intenta imaginarte estas situaciones. Piensa cual sería tu reacción e imagínate que deberías hacer para no fumar; puedes ayudarte con tu lista de alternativas. Realiza este ejercicio para cada situación. De esta forma consigues que si alguna de estas situaciones se produce no te pille por sorpresa y puedas reaccionar mejor ante la misma.

    Si has seguido todas las instrucciones aquí propuestas, habrás logrado el objetivo de la guía, DEJA DE FUMAR.

    A partir de ahora comenzarás a notar grandes beneficios. Sólo tienes que estar pendiente de los cambios que se irán produciendo:

    • Respiras mejor.

    • Disminuirá la tos o desaparecerá por completo.

    • Recuperarás el sentido del gusto y del olfato.

    • Te cansarás menos al subir las escaleras o al andar. Podrás practicar deportes con mayor facilidad y rendimiento.

    • La piel del rostro recuperará el equilibrio propio de su edad.

    • Sentirás un ejemplo positivo para tus hijos (un modelo adecuado de comportamiento).

    • Ganarás en salud y ahorrarás dinero.

    ¿ENGORDA DEJAR DE FUMAR?

    Lo que favorece el aumento de peso es comer alimentos engordantes en cantidades excesivas. Pero es normal que se aumente de 2 a 4 kilos cuando se deja de fumar.

    La necesidad de mantener estimulada la boca, cosa que antes se cumplía con el empleo del cigarrillo, es lo que se produce la tendencia a engordar en algunas personas.

    Muchas mujeres se muestran preocupadas por este tema y otras sostienen que no se animan a hacer el intento de dejar el cigarrillo por el temor a los kilos que vendrán.

    Si no puede dejarlo totalmente trate de:

    • Fumarlo hasta la mitad

    • No tragar el humo

    • No fumar el fin de semana, en la cama, o delante de sus hijos.

    • No fumar a la mañana, no fume las horas pares o impares.

    • No fumar en público si es un día popular.

    • Se puede vivir sin fumar.

    • Nunca es demasiado tarde para dejarlo.

    • El único cigarrillo seguro es aquel que no se fuma.

    CONSECUENCIA DE DEJAR DE FUMAR

    • Desaparece el ataque de tos a la mañana.

    • No se experimenta cansancio y falta de fuerzas.

    • Deja de sentir culpas por estar transmitiendo n mal hábito a sus hijos.

    • Podrá practicar deportes con mas energías y no cansarse.

    • No es adicto a la nicotina.

    CONSECUENCIAS DE FUMAR

    Esta dependencia psicosocial, pues el acto de fumar se relaciona en las personas con una serie de comportamientos y actitudes.

    Dependencia física, que incluye cambios en el sistema nervioso central y en el resto del organismo.

    DEPENDENCIA PSICOSOCIAL

    Por lo general, el fumar se realiza junto con otros actos con los que el individuo lo relaciona tan estrechamente que, cuando intenta abandonar el cigarrillo, actividades como relajarse después de comer, tomar una taza de café, manejar su automóvil o leer un libro despiertan en él deseos intensos de encender un cigarrillo.

    Además, la publicidad de las compañías tabacaleras destaca la asociación entre fumar y un status social de éxito. Así, a la mujer fumadora la presentan delgada, glamorosa, elegante e independiente; a los hombres que fuman, de manera incongruente, los identifican con quien lleva una vida sofisticada, deportiva, cómoda y tranquila.

    DEPENDENCIA FÍSICA

    El grado de dependencia de la nicotina se relaciona con:

    • La frecuencia del fumar.

    • La cantidad que se fuma

    • La vía por la que se absorbe la nicotina

    • El tiempo que transcurre entre la persona despierta en la mañana y cuando fuma el primer cigarrillo del día

    • La importancia que tiene para el sujeto fumar ese primer cigarrillo de la mañana.

    • La cantidad de cigarrillos que se fuman la primera hora o las siguientes al despertar.

    A QUIÉN ATIENDE UNA FARMACIA

    Tu trabajo es brindar apoyo a la salud. Quien asiste a tu lugar de trabajo, espera de ti la atención y el consejo para el alivio de sus males, y para conservar el equilibrio biológico, psicológico y social que le permitan llevar a cabo una vida plena y productiva. Por esa razón, nos hemos propuesto elaborar para ti este Manual de Apoyo en el Proceso de Dejar de Fumar, pues consideramos que tu posición es estratégica para resolver uno de los problemas de salud que con mayor énfasis azotan a la humanidad en nuestros días: el hábito de fumar.

    La recomendación que tú, como trabajador de la salud, hagas para que las personas abandonen el tabaquismo tiene una gran influencia, motivan al fumador a hacer un esfuerzo en este sentido.

    Resulta conveniente, además, establecer con ellos una buena relación que te permita contactarlos en ocasiones sucesivas, con el fin de brindarles asesoría de cómo dejar de fumar de la manera más fácil y con el apoyo necesario. Considerando que no es una exageración afirmar que esta labor contribuye a salvar vidas humanas y a mejorar la expectativa y calidad de las mismas, te dedicamos el presente Manual de Apoyo en el Proceso de Dejar de fumar.

    ETAPAS POR LAS QUE PASA QUIÉN DESEA DEJAR DE FUMAR

    Quien reconoce los perjuicios del tabaquismo ha pensado una o varias veces en dejar de fumar. Sin embargo, este es un proceso difícil, que requiere tu apoyo, así como el de todos los que trabajan a favor de la salud.

  • MOTIVACIÓN

  • Es común que los fumadores aseguren que no están interesados en dejar el cigarrillo; que disfrutan le fumar y son felices haciéndolo, y no quieren discutir el tema. Si tú estás a favor de una vida saludable, debes recomendar a estos sujetos que se enteren de las consecuencias de su hábito. Esta cartilla tiene ese propósito. Es posible que hasta consigas discutirlo con ellos. También es conveniente que le platiques que, en la actualidad, existen métodos que ayudan a que sea más fácil dejar de fumar. En este mismo documento te vamos a hablar de los chicles y los parches con nicotina, cuál es su función y cómo se utilizan.

  • CUANDO SÓLO HAN PENSADO EN DEJAR DE FUMAR.

  • Esta es una etapa más avanzada; la idea de dejar el cigarrillo se ha instalado en ellos, aunque no se han decidido cuándo van a iniciar el proceso, pero se muestran dispuestos a comentar el asunto.

  • CUÁNDO SE PREPARAN PARA DEJAR DE FUMAR.

  • Ya se han decidido; están seguros de que lo quieren hacer ya. En esta etapa es muy probable que necesiten ayuda para evitar la deserción. Es la mejor oportunidad para que los apoyes y les permitas conocer en qué consiste la terapia de reemplazo de nicotina y cuáles con las ventajas que les ofrecen los chicles y los parches.

    Lo más importante es que estos fumadores, que tienen una dependencia de la nicotina, puedan hacer consciente que:

    • Su personalidad no depende del cigarrillo en la mano o en la boca, y

    • Que muchas personas establecen conversaciones interesantes, toman café y manejan su automóvil sin tener que fumar mientras lo hacen.

    Sin embargo, la dependencia física de la nicotina sí puede ocasionar que al dejar de fumar, estas personas sufran malestares que, en conjunto, se llaman síndrome de abstinencia.

    Precisamente, el masticar chicles de nicotina, o la dosis que ésta se libera de los parches transdérmicos que se usan como terapia de reemplazo tienen su indicación para evitar estas manifestaciones que hacen que el individuo realmente se encuentre enfermo.

    SÍNDROME DE ABSTINENCIA A LA NICOTINA

    Consiste en una serie de sensaciones desagradables que se inician unas horas después de haber dejado el último cigarrillo y que pueden durar varios días y hasta semanas. La razón por la que se presentan es la interrupción brusca del aporte diario de nicotina que proporcionaban los cigarrillos fumados. Los sistemas del organismo que más resultan afectados son el nervioso y el cardiovascular.

    Tu ayuda es definitiva para quien quiere abandonar el tabaquismo, y por eso te hemos dirigido este material.

  • Es indispensable reforzar la decisión de quien ha decidido dejar de fumar, hablando de la importancia de las razones para hacerlo y de las ventajas a corto y a largo plazo.

  • También se le debe comentar que existen varios tratamientos de apoyo entre los que él puede elegir.

  • ES DIFÍCIL DEJAR DE FUMAR

    A pesar de que los fumadores se hagan conscientes de los riesgos que implica la exposición al humo del cigarrillo para su salud y de las personas con quienes convive, sólo unos cuantos consiguen dejar de fumar. Es frecuente escuchar que quien fuma ha intentado varias veces abandonar el cigarrillo y no lo ha logrado, o esto sólo ha sido posible por periodos más o menos cortos.

    Barreras para dejar de fumar

    La razón de esta dificultad es la dependencia que se establece con la nicotina en los fumadores.

    PIDEN LOS CARDIÓLOGOS: "NO FUMAR"

    El Dr. Luis Alday, presidente del XXV Congreso Argentino de Cardiología (18-21 de Octubre 1998) pidió a los concurrentes “no fumar”.

    En ese sentido, recordó la acción del monóxido de carbono, el alquitrán y la nicotina: además de producir adicción, aumenta el riesgo de cáncer pulmonar, de laringe, órganos digestivos y aparato urinario.

    Predispone a la bronquitis crónica, al enfisema, a la EPOC y a la úlcera péptica. Está demostrado que predispone a la arteriosclerosis con sus manifestaciones a nivel coronario, arterial periférico y cerebral.

    Es factor de riesgo en el aneurisma de la aorta abdominal y se lo menciona como predisponente de la MS y factor agravante de la hipertensión arterial.

    El tabaco induce efectos hemodinámicos agudos, algunos inducidos por aumento de la actividad del sistema nervioso simpático. Aumenta la frecuencia cardíaca, provoca vasoconstricción inadecuada, aumento de la tensión arterial y del consumo de oxígeno.

    Favorece la agregación plaquetaria y la disfunción endotelial. La oxigenación tisular también se compromete por incremento de la carboxihemoglobina.

    Estudios epidemiológicos demuestran un aumento de la incidencia del infarto de miocardio en los fumadores pasivos.

    EL FUMADOR PASIVO

    Diversos estudios  han documentado lo perjudicial  del tabaquismo pasivo. En los Estados Unidos 37,000 a 40,000 personas mueren anualmente por enfermedades cardiovasculares vinculadas a  esta causa. 

    Enfermedades

    ENFERMEDAD, DOLOR Y MUERTE

    El cigarrillo es un gran peligro para la salud, causante de la mayoría de las muertes prematuras de diferentes enfermedades.

    Diferentes investigaciones proporcionan gran cantidad de información que permite comparar la salud de las personas que fuman con la de quienes no lo hacen, estos son algunos resultados:
     

    • Los fumadores, como grupo, padecen más enfermedades que los no fumadores.

    • Los fumadores, como grupo, viven menos que los no fumadores.

    El hábito de fumar afecta todos los tejidos del cuerpo. Puede presentarse el cáncer en los labios, en la lengua (interior de la boca), esófago, laringe, páncreas, hígado o en la vejiga. El cáncer del estómago, riñones y el de la sangre también son más frecuentes en fumadores. Otras enfermedades también son: cardiopatías, enfisemas, bronquitis, ateroesclerosis.

    El humo del cigarro es muy caliente y se introduce constantemente en la boca, dañando las papilas gustativas que se localizan en la superficie de la lengua y boca. Estas células son los órganos sensoriales del gusto, y cuando están dañadas se reduce la capacidad para distinguir los sabores. Ocurre lo mismo con las células olfativas que se ubican en la nariz. Cuando pasa el humo del cigarro varias veces por las células que recubren los conductos nasales, el sentido del olfato resulta a la larga afectado.

    Los hombres y las mujeres que fuman reportan más casos de enfermedades crónicas que los fumadores. El 13% del total nacional anual en días hábiles de trabajo se restringe por las enfermedades crónicas
    provenientes del consumo del tabaco.

    Si continúa el patrón de consumo actual, para el 2020 el tabaco habrá causado más muertes que el SIDA, la tuberculosis, la mortalidad materna, los accidentes de tráfico, el suicidio y los homicidios, todos juntos.

    De igual forma, de seguir al mismo ritmo, alrededor de 250 millones de niños que están vivos en el mundo hoy, morirán por causa del tabaco; se debe cambiar el ambiente hasta que no fumar sea la pauta de conducta social más normal. Los niños que viven con padres que fuman en casa sufren con más frecuencia infecciones respiratorias y del oído medio y el riesgo de tener problemas pulmonares. Los bebés que están expuestos al humo ambiental también tienen más riesgo de muerte súbita.

    La pérdida del oído es más frecuente entre fumadores que entre no fumadores. Existe 70% más riesgo de sordera entre fumadores. El 14% de los participantes consumía 17 cigarrillos diariamente, y de todos ellos, casi la mitad había perdido el oído. Si se deja de fumar, se puede prevenir o retrasar la edad a la que la sensibilidad auditiva se pierde.

    “Para su supervivencia, la industria tabacalera necesita reclutar cada año nuevos fumadores para reemplazar a aquellos que van muriendo por causa de enfermedades relacionadas con el tabaco. Esos nuevos fumadores son casi siempre adolescentes”.

    La nicotina que contienen los cigarrillos ha sido claramente reconocida como una droga de adicción, y la dependencia del tabaco está clasificada dentro del grupo de enfermedades mentales y alteraciones del comportamiento. La dependencia del tabaco es tanto o más fuerte que la dependencia a sustancias como la heroína o la cocaína.

    Quienes padecen enfermedades causadas por el consumo del tabaco, usualmente se les incapacita para trabajar, sus tratamientos llevan años, requieren de mucha atención por sus familias, las cuales tienen que pagar por la atención médica y en este caso, pagar los gastos de su fallecimiento.

    SUSTANCIAS CILIOESTÁTICAS DETECTADAS EN EL HUMO DEL TABACO

    • Formaldehído

    • Acreolina

    • Ácido fórmico

    • Ácido acético

    • Ácido propinoico

    • Ácido butírico

    • Fenoles

    • Óxido de Nitrógeno

    • Dióxido de Nitrógeno

    • Ácido Cianhídrico

    El benzopirano y otros policíclicos, no desarrollan todo el potencial cancerígeno del humo del tabaco, sino que el efecto total es la suma de efectos carcinógenos y no cocarcinogénicos de distintos compuestos, por ejemplo las nitrosaminas. Esto es importante porque no era fácil de entender localizaciones de tumores atribuibles al humo del tabaco en órganos distantes de la cavidad oral (páncreas, vejiga) sólo en términos de hidrocarburos policíclicos. Tampoco era explicable que el hábito de mascar tabaco produjera tumores de cavidad oral de la misma manera que lo hace el humo, ya que los hidrocarburos policíclicos sólo se producen durante la combustión del tabaco.

    LESIONES OCULARES POR EL HUMO DEL CIGARRILLO

    El hábito de fumar incrementa el riesgo de formación de opacidades en el cristalino, tanto en hombres como en mujeres. Los fumadores de más de veinte cigarrillos por día, duplican la posibilidad de desarrollar cataratas con respecto a los no fumadores. Este tipo de opacidades son altamente inhabilitantes debido a una pérdida temprana de la visión, con mayores porcentajes de requerimiento quirúrgico para la extracción de la catarata.

    Existen hipótesis que vinculan el daño a nivel ocular y el tabaquismo mediante un mecanismo indirecto por el cual se alterarían las concentraciones plasmáticas de ciertos nutrientes que mantienen la transparencia de los medios ópticos. Los radicales libres de oxígeno del humo del tabaco degradan las glucoproteínas del moco, osea, favorecen la proteolisis cuando ingresan por vía aérea. Estas glucoproteínas son las que mantienen la transparencia. Pero el humo no sólo ingresa por la nariz y la boca, los ojos se llenan con él y los radicales oxidantes pueden dañar al cristalino y la retina.

    Los estudios epidemiológicos realizados hasta ahora no permiten aclarar si los efectos nocivos del humo sobre el cristalino se originan por la irritación ocular directa o por radicales libres que llegan al ojo por la circulación después de haber ingresado por vía inhalatoria. Pero no existen dudas que los fumadores tienen niveles incrementados de peroxidación lipídica y concentraciones plasmáticas bajas de antioxidantes naturales.

    EL CIGARRILLO TAMPOCO RESPETA LA PIEL

    Hay una asociación entre el consumo de cigarrillos y la necrosis de injertos. Además del envejecimiento precoz del tegumento y la pérdida normal de la tersura de la piel. El tabaco actúa sobre las fibras de colágeno y elastina produciendo un envejecimiento precoz que se manifiesta por arrugas faciales y en algunos individuos pueden aparecer erupciones.

    En un seguimiento de doscientos pacientes durante diez años se vio una relación directa entre la necrosis de injertos con el número de cigarrillos que fumaba cada paciente. El mecanismo de producción del cuadro no está aclarado, pero se acepta que la supervivencia de un injerto depende de un suficiente aporte vascular y de una adecuada oxigenación tisular, en especial durante los siete días posteriores a la cirugía. El consumo de cigarrillos ocasiona vasocontricción breve y reversible mediada por la nicotina y el monóxido de carbono. La nicotina aumenta la agregabilidad plaquetaria y el monóxido, combinándose con hemoglobina y pasándola a metahemoglobina causa hipoxia. Osea, al injerto no le llega la sangre necesaria y la sangre que llega, no tiene el oxígeno requerido.

    Como los efectos del tabaco son reversibles en cuarenta y ocho horas, se recomienda al paciente que no fume los dos días previos a la cirugía. Pero en los fumadores de más de cuarenta cigarrillos por día, los efectos nocivos sobre la vascularización del injerto no son evitables.

    RELACIÓN ENTRE TABACO Y ALIMENTACIÓN

    Consumir tabaco no es una necesidad física como comer o beber, entoces: ¿por qué fumar?

    El tabaco es un formidable generador de dependencia, ya que es el tóxico al que el organismo humano se habitúa con mayor facilidad.

    Al abandonar el hábito, muchas personas aumentan de peso, esto es porque la nicotina es anorexígena. La confirmación de que la nicotina ejerce una influencia sobre el apetito sugirió que debía existir diferencias entre la alimentación de los fumadores y los no fumadores. En un estudio se vio que los fumadores consumen menos fibras, en particular frutas y vegetales y menos lácteos en relación inversa con la cantidad de tabaco consumida. Por el contrario consumen más pan, carnes, legumbres y bebidas alcohólicas de más de 20 grados.

    Esto explica los bajos niveles de ácido linoleico y ácidos grasos poliinsaturados con mayor riesgo de trombosis y atereoesclerosis, ya que las membranas están más rígidas al faltar estos componentes. Los fumadores consumen menos cantidad de nutrientes reductores del riesgo de cáncer y atereoesclerosis (Vitamina C, E), perdiendo la posibilidad de neutralizar los radicales de oxígeno que ingresan con el humo del tabaco.

    CIGARRILLO VS. OBESIDAD

    Los fumadores suelen tener un peso inferior al de los no fumadores, cuanto mayor es el individuo y más prolongado el hábito, más aumentan estas diferencias.

    A veces esta razón es tan poderosa que constituye la base donde se asientan muchos fracasos de tratamientos para dejar de fumar.

    Experiencias en ratones demostraron que la exposición a la nicotina reduce el peso sin afectar la cantidad total de alimentos consumidos, reducción que persiste a pesar de un incremento en la ingestión total de energía, el efecto se atribuye a que la nicotina induce un mayor gasto energético en estos animales.

    En los seres humanos se demostró que en condiciones habituales de actividad, el gasto energético total en veinticuatro horas es un diez por ciento mayor cuando el individuo fuma en los períodos de abstinencia. La frecuencia cardíaca aumenta un veinte por ciento y aumenta las concentraciones urinarias de catecolaminas.

    Se vio que un individuo que deja de fumar veinticuatro cigarrillos diarios, obtiene una ganancia de peso de diez kilogramos. Pero el incremento de peso depende de cada individuo y puede reducirse realizando ejercicio físico. Además, los beneficios por dejar de fumar son mayores que el perjuicio que deriva de aumentar unos pocos kilos.

    VOLUNTAD VS. CIGARRILLO

    Existen factores psicológicos, farmacológicos, sociales que empujan al individuo hacia el consumo de cigarrillos, facilitado por la alta disponibilidad del producto considerado una droga autorizada. Aunque muchos fumadores tengan conciencia del riesgo que al que se hallan expuestos, y procuran dejar el hábito, son muchos también los que fallan en el intento.

    Los tratamientos contra el tabaquismo necesitan apuntalar la voluntad para ayudar a la población a superar la ansiedad que genera tener las manos y la boca vacía, y así vencer la dependencia. La formación de grupos de autoayuda y la combinación de esta terapéutica con la administración de chicles de nicotina y parches al cabo del primer mes de tratamiento tienen excelentes resultados.

    En los chicles, la nicotina se encuentra ligada a un complejo de intercambio iónico. Al masticar el chicle, se va liberando la nicotina, que se absorbe a través de la mucosa. Como la nicotina es una base orgánica débil cuya mejor absorción se hace en la forma no ionizada, entonces el Ph de la saliva no deberá ser ácido. Entonces no se puede masticar el chicle después de tomar café, o jugos de frutas. Debe evitarse el uso del chicle cerca de las comidas, porque algunos residuos ácidos de los alimentos sólidos suelen persistir en la cavidad oral por minutos después de la ingestión. Sólo son compatibles las gomas de mascar que tienen edulcorantes. Se debe masticar el chicle una vez cada tres o diez segundos, hasta que aparezca una sensación picante.

    GOBIERNO VS. CIGARRILLO

    El tratamiento del tabaquismo no está sólo en manos del médico, la prevención y el control que se pueden ejercer desde el gobierno y las escuelas son medios de apoyo imprescindibles. Es necesario dotar a la población de la información precisa para que cada uno decida por sí solo cambiar su estilo de vida.

    Desde el Gobierno se pueden poner obstáculos al consumo, que abarcan desde disminuir la propaganda, incrementar los impuestos sobre las ventas, y la prohibición del expendio a menores de edad, hasta reducir al mínimo los lugares públicos donde se permita fumar.

    Las ganancias económicas que obtiene el país son inferiores a las pérdidas económicas por muertes prematuras, honorarios médicos, incendios debido al descuido de los fumadores, disminución de la productividad, ausentismo laboral a causa de enfermedades relacionadas con el tabaco.

    EL ADN Y EL TABAQUISMO- 28/7/97

    El doctor Dean Hamer del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos comenzó una serie de estudios con el objetivo de examinar ciertas moléculas llamadas "receptoras de la nicotina". El especialista pretende corroborar si la adicción al cigarrillo se encuentra oculta en la cadena del ADN.

    En su informe presentado durante el encuentro anual sobre genética en el laboratorio Jackson, en Bar Harbor -Maine-, Hamer indicó que las variaciones en las moléculas señaladas pueden explicar por qué algunas personas no pueden tolerar en absoluto la nicotina y otras obtienen una real dependencia.
    El descubrimiento del gen -aseguró Hamer- ayudaría a los doctores a diseñar métodos más efectivos para combatir el tabaquismo. Además dijo que el hábito de fumar es un "comportamiento genético, que puede ser hereditario en mayor grado que el alcoholismo".

    Sin embargo, Hamer no descarta que el medio ambiente y los factores generales de personalidad que lideran la adicción, también contribuyen al hábito.

    Recordó además que la nicotina inhibe sustancias químicas cerebrales. De hecho algunos estudios realizados en ratas de laboratorio han demostrado la influencia de diversos estímulos nocivos como los producidos por la cocaína.

    ADMITEN DESDE LA INDUSTRIA TABACALERA:"EL CIGARRILLO PODRÍA MATAR" - 25/8/97

    El presidente de Philip Morris, Geoffrey Bible, reconoció la posibilidad de que el tabaco podría causar la muerte. En una declaración jurada previa a un juicio por 12.300 millones de dólares entre el Estado de Florida y las tabacaleras, Bible admitió que anualmente 100 mil norteamericanos podrían haber muerto por fumar.

    La noticia provocó una baja del 2 por ciento en las acciones de la empresa en Wall Street y fue difundida por el abogado que representa al Estado de Florida, Ron Motley. Philip Morris es el mayor fabricante mundial de cigarrillos, sólo en el último trimestre produjo 238 mil millones de unidades. Dos tercios de los 12.500 millones de dólares que esta empresa ganó en 1996 correspondieron a los cigarrillos. También fabrica la cerveza Miller y tiene importantes empresas alimenticias como Kraft y General Foods.

    "Bible es el primer ejecutivo de la industria que dice algo así. También explicó que estaría dispuesto a cerrar temporalmente la fábrica si los científicos que trabajan en Philip Morris le demuestran que los cigarrillos causan cáncer de pulmón", aseguró Motley a la CNN.

    ADICCIÓN O HÁBITO

    Según Bible, el cigarrillo "no es adictivo desde un punto de vista farmacológico, pero la gente se ata a él por hábito".

    Desde 1952 hay estudios realizados en los Estados Unidos que demuestran una relación entre el cáncer y el consumo de tabaco. En 1993, la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) clasificó el humo del tabaco entre las sustancias cancerígenas. En marzo de 1997 Bennett LeBow, director de la tabacalera Ligget Group, reconoció públicamente la dependencia causada por la nicotina y el riesgo de cáncer relacionado con el tabaco.

    Estadísticas del Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), aseguran que 419 mil norteamericanos mueren anualmente por el consumo de tabaco. Es decir, casi una quinta parte de todos los muertos registrados anualmente.

    Los expertos estiman que el consumo de tabaco es responsable del 30 por ciento de los distintos tipos de cáncer como el de pulmón, boca, faringe, laringe, esófago, páncreas, riñón, vejiga y cuello del útero.

    En 1996 un estudio científico reveló por primera vez cómo el cigarrillo ataca el ADN de las células. La rotura del material genético provoca daños irreversibles en la maquinaria celular, hasta que las células dejan de comportarse normalmente y se transforman en cancerígenas.

    Entre todos los tipos de cáncer, el de pulmón es el que causa la mayor cantidad de muertes en Estados Unidos, según la Asociación Americana del Cáncer.

    Entre las mujeres, incluso, superó al cáncer de mama, que hasta hace unos años era el tipo de tumor más frecuente.

    En toda la Argentina, salvo en la provincia de Jujuy, la principal causa de muerte por tumores malignos entre los varones es el cáncer de pulmón. Así lo indican los estudios de Elena Matos, investigadora del CONICET en el Instituto Roffo.

    Si se tienen en cuenta las tasas de mortalidad de todos los tumores asociados con el tabaco, son entre 8 y 16 veces más altas en varones que en mujeres, según la provincia.

    Geográficamente, los tres tipos de tumores tienen una distribución bastante similar. Las provincias más afectadas son Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe.

    EL TABACO Y LAS AFECCIONES RESPIRATORIAS

    Los fumadores son más propensos a padecer las consecuencias de la llegada de las bajas temperaturas, especialmente si padecen afecciones en las vías respiratorias, cuyas consecuencias producen la muerte de 10 millones de personas por año en el mundo.

    El director del Instituto de Tisioneumonología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Luis González Montaner, señaló que "los decesos por afecciones respiratorias podrían reducirse considerablemente si se evita el cigarrillo".

    El profesional destacó que los hijos de padres fumadores "padecen las consecuencias del vicio de sus padres y lo manifiestan a través de un menor desarrollo, retardo escolar y compromisos respiratorios".

    En tanto, la bronquitis crónica es la enfermedad más común que sufren los fumadores en época invernal y se caracteriza "por la tos y la expectoración que persiste durante tres meses por dos años consecutivos", aseguró Montaner.

    "La evolución de la bronquitis crónica reconoce una clara dependencia a la estación del año ya que el mayor índice de morbilidad se alcanza en los meses de invierno", destacó el médico.

    Además, dijo que "en la actualidad la droga conocida como N - acetilcisteína, mejora notoriamente el estado de los pacientes afectados en sus vías respiratorias ya que es un mucolítico que protege a los bronquios y al pulmón".

    CÁNCER DE PULMÓN

    En el mundo occidental, el cáncer de pulmón ha sido la principal causa de muerte por cáncer en los hombres durante mucho tiempo, y sólo recientemente ha sido alcanzada por las mujeres. El fumar cigarrillos es la causa principal del cáncer de pulmón. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón esta directamente relacionado con el número de cigarrillos que se fuman al día, y con la cantidad de tiempo que se ha estado fumando. Los médicos utilizan el termino "años-paquete", que es el numero de paquetes de cigarrillos fumados por día por el numero de años que esa persona ha estado fumando. El constante aumento del numero de mujeres que tienen cáncer de pulmón esta relacionado con un igual aumento en el uso del tabaco por las mujeres en el siglo XX.

    CÓMO HACERLE FRENTE AL CANCER

    *QUÉ ES EL CÁNCER?

    En el cuerpo hay muchos tipos distintos de células y todos tienen un objetivo especifico. A medida que las células envejecidas se deterioran o lesionan, se producen ordenadamente apenas suficientes nuevas células para reemplazarlas.

    Si hay cáncer, se producen células anormales. Las células cancerosas se dividen mas rápidamente que las normales y se acumulan en masas de células llamadas tumores. Los tumores privan de nutrición a las células normales, invadiendo y destruyendo el tejido adyacente.

    En un proceso llamado metástasis, las células cancerosas se separan de un tumor original y se difunden por los sistemas sanguíneo y linfático a otras partes del cuerpo.

    *CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL CÁNCER DEL PULMÓN?

    El cáncer del pulmón puede existir por cierto tiempo sin ocasionar síntomas perceptibles. Los primeros síntomas podrían incluir tos, resuello asmático o dolor en el pecho. Estos síntomas son bastante fáciles de ignorar, especialmente por el fumador que haya tenido tos y dificultad al respirar durante anos.

    Otros síntomas incluyen esputo jaspeado con sangre, ataques de pulmonía recurrentes o bronquitis, ronquera, nódulos linfáticos inflamados en el cuello, dificultad al tragar y dolor persistente en el pecho, los hombros y los brazos.

    *CUÁLES SON LOS DISTINTOS TIPOS DE CÁNCER DEL PULMÓN?

    Hay dos tipos principales de cáncer del pulmón: de células pequeñas y de células no pequeñas. El cáncer de células no pequeñas incluye adeno- carcinoma, carcinoma escamoso o epidermoide y el carcinoma de células grandes. El carcinoma de células pequeñas a veces se denomina carcinoma de células tipo avena puesto que las células tienen forma de cereal de avena.

    Un cáncer relativamente raro, el mesotelioma, afecta a las pleuras, las membranas que forran la cavidad torácica, o al peritoneo, la membrana que forra la cavidad abdominal. Este tipo de cáncer esta vinculado comúnmente a la exposición al asbesto.

    Es necesario identificar el tipo de cáncer y la magnitud de la enfermedad, a fin de planificar las formas de tratamiento mas eficaces. La determinación de la magnitud de la enfermedad se denomina determinación de etapas. Para hacerlo, se podría precisar de una serie de procedimientos diagnósticos, incluyendo radiografías, escenografías de CT (sigla en ingles de tomografía computarizada), broncoscopios, escenografías nucleares y biopsias.

    ¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER?

    Las principales formas de terapia contra el cáncer del pulmón son la cirugía, la radiación y la quimioterapia. La clase de tratamiento depende de la salud general del paciente, el tipo de cáncer y la etapa de la enfermedad.

    Para muchos tipos de cáncer se podría recomen- dar la extirpación quirúrgica de parte del pulm6n o del pulmón completo. No obstante, la cirugía no seria indicada para ciertos cánceres distintos. En ciertos casos, la radiación es el tratamiento preferido contra el cáncer. La radiación se podría usar antes de la cirugía para reducir el tumor y después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas restantes.

    La quimioterapia es el uso de drogas para tratar el cáncer, por lo general en combinación con la cirugía y/o la radiación. Estas drogas destruyen las células cancerosas al interferir con su crecimiento o impedir su división. La quimioterapia no seria indicada para las primeras etapas del cáncer.

    Tanto la radioterapia como la quimioterapia podrían causar efectos secundarios, tales como nausea o fatiga. Si sufre efectos secundarios durante o después del tratamiento, hable de ellos con su medico o enfermera. Podría ser posible disminuirlos al modificar la terapia.

    El cáncer de pulmón es la causa más común de muerte por cáncer, tanto entre los hombres como entre las mujeres. Es el cáncer que ocurre más comúnmente entre los hombres y las mujeres. Se estima que en 1998 habrá 171,500 nuevos casos de cáncer de pulmón en EE UU.

    La incidencia de cáncer de pulmón parece estar bajando entre los hombres de raza blanca de EE UU, pero sigue aumentando entre los hombres afronorteamericanos y entre las mujeres de razas blanca y afronorteamericana. Se estima que unos 160,100 estadounidenses morirán de cáncer de pulmón en 1998.

    Es posible que el cáncer de pulmón sea el cáncer más trágico, porque, en la mayoría de los casos, se podría haber prevenido. Y en la actualidad la efectividad del tratamiento es limitada.

    ¿QUÉ CAUSA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    La principal causa del cáncer del pulmón es fumar. Más del 87 por ciento de los casos de cáncer de pulmón están relacionados con el fumar. El humo del cigarrillo contiene más de 4,000 agentes químicos, muchos de los cuales son carcinógenos demostrados; otros cientos de esos agentes aumentan el poder de causar cáncer de los agentes carcinógenos.

    Muchos de esos agentes químicos también afectan a los no fumadores que inhalan el humo de "segunda mano" o el humo del tabaco de otras personas*, haciendo que el "fumar de manera pasiva" sea otra importante causa de cáncer de pulmón. En un informe de 1993, la Dirección de Protección del Medio Ambiente de EE UU (EPA) determinó que el fumar de manera involuntaria causa que 3,000 no fumadores mueran anualmente de cáncer de pulmón.

    * El humo de tabaco de otras personas, con su elevada concentración de carcinógenos, va directamente al aire cuando se quema tabaco (cigarrillos, cigarros, etc.), y es inhalado tanto por los fumadores como por los no fumadores.

    Si fuma, tiene muchas más probabilidades de contraer la enfermedad: se estima que los hombres que fuman tienen 22 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón, y que las mujeres que fuman tienen 12 veces más probabilidades.

    Cuanto más fuma y cuanto mayor tiempo fuma, mayor es su riesgo de contraer cáncer de pulmón. Pero si deja de fumar, el riesgo de cáncer disminuye constantemente cada año, a medida que las células anormales son remplazadas por células normales. En diez años el riesgo se reduce a un nivel que es un 30 a 50 por ciento inferior al riesgo de las personas que siguen fumando. Además, dejar de fumar reduce de manera significativa el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el cigarrillo, como las enfermedades del corazón y los ataques y, además, reduce el riesgo de contraer enfisema y bronquitis crónica.

    Se considera que hoy en día el radón, por su propia acción y por su interacción con el cigarrillo, es la segunda causa principal del cáncer de pulmón en EE UU. El radón es un gas radiactivo que se halla en las rocas y en el suelo de la tierra, formado por la descomposición natural del radio, un producto radiactivo de la desintegración del uranio.

    Se han encontrado problemas de radón en todos los Estados. La EPA estima que casi uno de cada 15 hogares en EE UU tiene un nivel promedio anual de radón en el edificio al nivel o superior al nivel en el que la EPA recomienda acción, es decir, de cuatro picocuríes por litro de aire (pCi/L). El radón también puede ser un problema en las escuelas y en los lugares de trabajo.

    Debido a que el radón es invisible e inodoro, la única manera de determinar si uno está expuesto al gas es midiendo los niveles de radón. Además, la exposición al radón, combinada con el cigarrillo, aumenta significativamente el riesgo de contraer cáncer de pulmón. Por lo tanto, para los fumadores, la exposición al radón es un riesgo de salud todavía mayor.

    Otra de las causas principales del cáncer de pulmón es la exposición en el trabajo a carcinógenos. El asbesto es tal vez la más conocida de las sustancias industriales relacionadas con el cáncer de pulmón, pero hay muchas sustancias que causan cáncer que se encuentran en el lugar del trabajo. Algunas de estas sustancias son: asbesto, uranio, arsénico, ciertos productos de petróleo y otras.

    Además, es importante tener presente que hay muchos trabajos diferentes en los que las personas pueden estar expuestas a sustancias carcinógenas. Algunos ejemplos son trabajar con ciertos tipos de aislamiento, así como trabajar en ciertos medios, como en hornos de coque o reparando frenos. Como en el caso del radón, cuando la exposición a agentes carcinógenos en el trabajo se combina con el cigarrillo, el riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta de manera significativa.

    ¿QUIÉNES SE ENFERMAN DE CÁNCER DE PULMÓN?

    El cáncer de pulmón ocurre con mayor frecuencia entre las personas mayores de cincuenta años de edad que han fumado cigarrillos durante muchos años. La incidencia de cáncer de pulmón entre las mujeres en general ha aumentado de manera alarmante y estos aumentos se pueden atribuir claramente al aumento del número de mujeres que fuman. En 1987, el cáncer de pulmón excedió por primera vez el cáncer de seno como la principal causa de muerte entre las mujeres.

    Se estima que en 1998 habrá 171,500 nuevos casos de cáncer de pulmón en EE UU, 91,400 entre los hombres y 80,100 entre las mujeres. En EE UU, la incidencia de cáncer de pulmón entre los hombres en general ha estado decayendo en años recientes: ha bajado de 86.5 por 100,000 hombres en 1984 a 73.4 en 1995.

    Si bien los índices de incidencia del cáncer de pulmón entre los hombres de razas blanca y negra decrecieron entre 1984 y 1995, el índice entre los hombres de raza negra (114.7 por 100,000) es un 60 por ciento más elevado que el índice entre los hombres de raza blanca (71.5 por 100,000).

    A diferencia de sus homólogos masculinos, los índices de incidencia entre las mujeres de razas blanca y negra han aumentado considerablemente entre 1984 y 1995. La incidencia en general bajó un 23 por ciento durante este período. Sin embargo, el aumento entre las mujeres de raza blanca (27.1 por ciento) fue sustancialmente más elevado que el aumento entre las mujeres de raza negra (8.1 por ciento).

    El hecho de que la incidencia de cáncer de pulmón y las muertes por cáncer de pulmón estén ocurriendo entre algunos grupos de estadounidenses a tasas más elevadas que el promedio nacional - como entre los hombres y mujeres afronorteamericanos y entre las mujeres de raza blanca - y de que estos aumentos pueden deberse a causas posibles de prevenir, como el fumar, inquieta sobremanera a los funcionarios de salud pública.

    ¿CÓMO SE DETECTA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    En sus etapas iniciales, e incluso más adelante, el cáncer de pulmón es generalmente silencioso. Cuando ocurren los síntomas, el cáncer a menudo está en una etapa avanzada. Los síntomas del cáncer de pulmón incluyen:

    • Tos crónica

    • Toser sangre

    • Sibilancias

    • Dolor en el pecho

    Estos trastornos también son sintomáticos de muchos otros problemas de los pulmones, por lo tanto, cuando ocurren, justifican la intervención médica.

    Cuando una persona va al médico para que la examine, el médico toma una extensa historia clínica, en la que nota las posibles exposiciones a agentes peligrosos. Esto está seguido por un examen físico completo. Si el paciente tiene una tos productiva (es decir, una tos que produce esputo), se puede analizar el esputo para determinar si contiene células cancerosas.

    El médico puede ordenar una radiografía del pecho o una radiografía especializada, como una tomografía computada, que puede ayudar a localizar zonas anormales en los pulmones. El médico puede realizar una broncoscopia para mirar dentro de los tubos bronquiales y de los pulmones. Un broncoscopio es un pequeño tubo que se introduce por la nariz o por la boca y pasa por la garganta hasta los tubos bronquiales.

    Durante ese procedimiento es posible que el médico también obtenga una biopsia u otra muestra de tejido del pulmón, así como de células que se miran bajo un microscopio para determinar si son cancerosas y, si lo son, para identificar el tipo de cáncer. También es posible que el médico recomiende que se haga una biopsia del tejido de los pulmones o de los ganglios linfáticos entre los pulmones, empleando otras técnicas.

    ¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    La cirugía puede curar el cáncer de pulmón. Se utiliza en etapas limitadas de la enfermedad, con la posible excepción de los carcinomas de células pequeñas.

    La terapia de radiación es una forma de rayos X de alta energía. Se utiliza:

    • Junto con la quimioterapia y a veces con la cirugía

    • Para aliviar el dolor

    La quimioterapia es el uso de fármacos efectivos contra las células cancerosas. Se puede utilizar:

    • Junto con la cirugía

    • En etapas más avanzadas de la enfermedad

    • En todas las etapas de los carcinomas de células pequeñas

    Además, se están haciendo descubrimientos en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de pulmón. Algunos de los más promisorios son:

    • El número excesivo de ciertos oncógenos específicos (genes anormales relacionados con los tumores) que se han encontrado en algunas células de cáncer de pulmón. Hay esperanzas de que, gracias a estos conocimientos, se pueda inventar dentro de poco tiempo una prueba de oncógenos que ayude a planificar el tratamiento del cáncer de pulmón. El objetivo final de la investigación de oncógenos es encontrar fármacos que "apaguen" los genes anormales, poniendo fin así el crecimiento del cáncer.

    • Nuevos estudios han demostrado la existencia de ciertos "marcadores" genéticos. Las personas cuya composición genética tiene esos marcadores pueden tener un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón. Es posible que este hallazgo ayude a identificar a las personas con un alto riesgo de contraer cáncer de pulmón. Dichas personas se observarían con mayor atención para determinar si presentan signos precoces de cáncer de pulmón.

    • Otro posible adelanto es el uso de anticuerpos monoclonales, que reconocen solamente las células del cáncer de pulmón. Estos anticuerpos son proteínas que se adhieren a partes de las células cancerosas, causando la destrucción de esas células de diversas maneras. Los anticuerpos ya están ayudando a diagnosticar y a tratar el cáncer de pulmón en experimentos clínicos.

    • Otro método promisorio es el estímulo del sistema inmunológico (la capacidad innata del cuerpo de combatir las enfermedades) utilizando sustancias naturales, como la interferona y la interleucina-2. Estas sustancias ya han demostrado ser promisorias para el tratamiento de muchos tipos de cáncer. Es posible que algún día estas sustancias sean una parte importante del tratamiento del cáncer de pulmón.

    ¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER DE PULMÓN?

    Si usted fuma, DEJE DE FUMAR. Su American Lung Association local cuenta con libros, videos y programas de grupos para ayudarlo a dejar de fumar para siempre.

    Si no fuma, haga cumplir su derecho a estar en un medio libre de humo de tabaco.

    Haga todo lo que esté a su alcance para contar con un medio libre de humo tanto en su hogar como en su trabajo.

    Si vive en una zona con altos niveles de radón, determine el nivel de radón en su hogar.

    Si está expuesto a polvos y emanaciones en el trabajo, indague al respecto.

    El cáncer de pulmón es el cáncer que causa más muertes en EE UU y, hasta que haya una cura, la única manera de vencer el cáncer de pulmón es prevenir que ocurra. Póngase en contacto con su American Lung Association local para obtener información sobre cómo puede ayudar a eliminar las posibles causas del cáncer de pulmón.

    ¿EN DÓNDE PUEDO OBTENER MÁS INFORMACIÓN O AYUDA?

    Su American Lung Association local (ALA) está dedicada a servirle como fuente de información y de remisión sobre todas las cuestiones relacionadas con la salud pulmonar, incluyendo la prevención y el tratamiento del cáncer de pulmón.

    La ALA está reconocida como una institución en un puesto de liderazgo en la prevención del cáncer de pulmón y de las enfermedades de los pulmones mediante la ayuda a las personas para que dejen de fumar, la instrucción al público sobre el radón y la instrucción de los trabajadores sobre los peligros en el lugar de trabajo. Su ALA local cuenta con numerosos programas y materiales sobre estos temas.

    El ALA local puede ayudar a las personas con cáncer de pulmón y a sus familias a encontrar recursos en la comunidad. El National Cancer Institute (NCI), de los National Institutes of Health, una entidad del gobierno federal, también es un recurso valioso. Su Servicio de Información sobre el Cáncer (CIS) es una red telefónica nacional. Con sólo marcar 1-800-4-CANCER puede hablar con un integrante del personal capacitado que puede contestar sus preguntas de manera confidencial y enviarle publicaciones del NCI.

    En la mayoría de los lugares, al marcar 1-800-4-CANCER queda conectado a la oficina regional a cargo de servir esa zona. Esa oficina también le puede dar información sobre los servicios locales. En Alaska llame al 1-800-638-6070, en lugar de llamar al 1-800-4-CÁNCER. En Hawai o en Oahu llame al 524-1234 (llame por cobrar desde las islas vecinas).

    El NCI también insta a los pacientes y a sus familias a que pregunten a su médico si conoce el Physicians Data Query (PDQ) del NCI. El PDQ es una base de datos computerizada que se pone al día mensualmente y que brinda a los médicos rápido acceso a la información más actualizada sobre el tratamiento del cáncer. Los médicos pueden tener acceso al PDQ a través de la Biblioteca Nacional de Medicina, así como de otras bases de datos. Si es necesario, el Servicio del NCI de Información Sobre el Cáncer puede brindar más información.

    CÁNCER DE PULMÓN

    El fumar cigarrillos es la causa principal del cáncer de pulmón. El riesgo de desarrollar cáncer de pulmón está directamente relacionado con el número de cigarrillos que se fuman al día, y con la cantidad de tiempo que se ha estado fumando. Los médicos utilizan el termino "años-paquete", que es el número de paquetes de cigarrillos fumados por dia por el numero de años que esa persona ha estado fumando.

    CÓMO HACERLE FRENTE AL CANCER

    ¿QUE ES EL CÁNCER?

    En el cuerpo hay muchos tipos distintos de células y todos tienen un objetivo especifico. A medida que las células envejecidas se deterioran o lesionan, se producen ordenadamente apenas suficientes nuevas células para reemplazarlas.

    Si hay cáncer, se producen células anormales. Las células cancerosas se dividen mas rápidamente que las normales y se acumulan en masas de células llamadas tumores. Los tumores privan de nutrición a las células normales, invadiendo y destruyendo el tejido adyacente.

    En un proceso llamado metástasis, las células cancerosas se separan de un tumor original y se difunden por los sistemas sanguíneo y linfático a otras partes del cuerpo.

    ¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL CÁNCER DEL PULMÓN?

    El cáncer del pulmón puede existir por cierto tiempo sin ocasionar síntomas perceptibles. Los primeros síntomas podrían incluir tos, resuello asmático o dolor en el pecho. Estos síntomas son bastante fáciles de ignorar, especialmente por el fumador que haya tenido tos y dificultad al respirar durante anos.

    Otros síntomas incluyen esputo jaspeado con sangre, ataques de pulmonía recurrentes o bronquitis, ronquera, nódulos linfáticos inflamados en el cuello, dificultad al tragar y dolor persistente en el pecho, los hombros y los brazos.

    ¿ QUÉ CAUSA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    La principal causa del cáncer del pulmón es fumar. Más del 87 por ciento de los casos de cáncer de pulmón están relacionados con el fumar. El humo del cigarrillo contiene más de 4,000 agentes químicos, muchos de los cuales son carcinógenos demostrados; otros cientos de esos agentes aumentan el poder de causar cáncer de los agentes carcinógenos.

    Muchos de esos agentes químicos también afectan a los no fumadores que inhalan el humo de "segunda mano" o el humo del tabaco de otras personas*, haciendo que el "fumar de manera pasiva" sea otra importante causa de cáncer de pulmón. En un informe de 1993, la Dirección de Protección del Medio Ambiente de EE UU (EPA) determinó que el fumar de manera involuntaria causa que 3,000 no fumadores mueran anualmente de cáncer de pulmón de manera significativa.

    *El humo de tabaco de otras personas, con su elevada concentración de carcinógenos, va directamente al aire cuando se quema tabaco (cigarrillos, cigarros, etc., y es inhalado tanto por los fumadores como por los no fumadores.

    Si fuma, tiene muchas más probabilidades de contraer la enfermedad: se estima que los hombres que fuman tienen 22 veces más probabilidades de contraer cáncer de pulmón, y que las mujeres que fuman tienen 12 veces más probabilidades.

    Cuanto más fuma y cuanto mayor tiempo fuma, mayor es su riesgo de contraer cáncer de pulmón. Pero si deja de fumar, el riesgo de cáncer disminuye constantemente cada año, a medida que las células anormales son remplazadas por células normales. En diez años el riesgo se reduce a un nivel que es un 30 a 50 por ciento inferior al riesgo de las personas que siguen fumando. Además, dejar de fumar reduce de manera significativa el riesgo de contraer otras enfermedades relacionadas con el cigarrillo, como las enfermedades del corazón y los ataques y, además, reduce el riesgo de contraer enfisema y bronquitis crónica.

    Se considera que hoy en día el radón, por su propia acción y por su interacción con el cigarrillo, es la segunda causa principal del cáncer de pulmón en EE UU. El radón es un gas radiactivo que se halla en las rocas y en el suelo de la tierra, formado por la descomposición natural del radio, un producto radiactivo de la desintegración del uranio.

    Se han encontrado problemas de radón en todos los Estados. La EPA estima que casi uno de cada 15 hogares en EE UU tiene un nivel promedio anual de radón en el edificio al nivel o superior al nivel en el que la EPA recomienda acción, es decir, de cuatro picocuríes por litro de aire (pCi/L). El radón también puede ser un problema en las escuelas y en los lugares de trabajo.

    Debido a que el radón es invisible e inodoro, la única manera de determinar si uno está expuesto al gas es midiendo los niveles de radón. Además, la exposición al radón, combinada con el cigarrillo, aumenta significativamente el riesgo de contraer cáncer de pulmón. Por lo tanto, para los fumadores, la exposición al radón es un riesgo de salud todavía mayor.

    Otra de las causas principales del cáncer de pulmón es la exposición en el trabajo a carcinógenos. El asbesto es tal vez la más conocida de las sustancias industriales relacionadas con el cáncer de pulmón, pero hay muchas sustancias que causan cáncer que se encuentran en el lugar del trabajo. Algunas de estas sustancias son: asbesto, uranio, arsénico, ciertos productos de petróleo y otras.

    Además, es importante tener presente que hay muchos trabajos diferentes en los que las personas pueden estar expuestas a sustancias carcinógenas. Algunos ejemplos son trabajar con ciertos tipos de aislamiento, así como trabajar en ciertos medios, como en hornos de coque o reparando frenos. Como en el caso del radón, cuando la exposición a agentes carcinógenos en el trabajo se combina con el cigarrillo, el riesgo de contraer cáncer de pulmón aumenta.

    ¿CUÁLES SON LOS DISTINTOS TIPOS DE CÁNCER DEL PULMÓN?

    Hay dos tipos principales de cáncer del pulmón: de células pequeñas y de células no pequeñas. El cáncer de células no pequeñas incluye adeno- carcinoma, carcinoma escamoso o epidermoide y el carcinoma de células grandes. El carcinoma de células pequeñas a veces se denomina carcinoma de células tipo avena puesto que las células tienen forma de cereal de avena.

    Un cáncer relativamente raro, el mesotelioma, afecta a las pleuras, las membranas que forran la cavidad torácica, o al peritoneo, la membrana que forra la cavidad abdominal. Este tipo de cáncer esta vinculado comúnmente a la exposición al asbesto.

    Es necesario identificar el tipo de cáncer y la magnitud de la enfermedad, a fin de planificar las formas de tratamiento mas eficaces. La determinación de la magnitud de la enfermedad se denomina determinación de etapas. Para hacerlo, se podría precisar de una serie de procedimientos diagnósticos, incluyendo radiografías, escanografías de CT (sigla en ingles de tomografía computarizada), broncoscopias, escanografias nucleares y biopsias.

    ¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER?

    Las principales formas de terapia contra el cáncer del pulmón son la cirugía, la radiación y la quimioterapia. La clase de tratamiento depende de la salud general del paciente, el tipo de cáncer y la etapa de la enfermedad.

    Para muchos tipos de cáncer se podría recomen- dar la extirpación quirúrgica de parte del pulm6n o del pulmón completo. No obstante, la cirugía no seria indicada para ciertos cánceres distintos. En ciertos casos, la radiación es el tratamiento preferido contra el cáncer. La radiación se podría usar antes de la cirugía para reducir el tumor y después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas restantes.

    La quimioterapia es el uso de drogas para tratar el cáncer, por lo general en combinación con la cirugía y/o radiación. Estas drogas destruyen las células cancerosas al interferir con su crecimiento o impedir su división. La quimioterapia no seria indicada para las primeras etapas del cáncer.

    Tanto la radioterapia como la quimioterapia podrían causar efectos secundarios, tales como nausea o fatiga. Si sufre efectos secundarios durante o después del tratamiento, hable de ellos con su medico o enfermera. Podría ser posible disminuirlos al modificar la terapia.

    ¿QUIÉNES SE ENFERMAN DE CÁNCER DE PULMÓN?

    El cáncer de pulmón ocurre con mayor frecuencia entre las personas mayores de cincuenta años de edad que han fumado cigarrillos durante muchos años. La incidencia de cáncer de pulmón entre las mujeres en general ha aumentado de manera alarmante y estos aumentos se pueden atribuir claramente al aumento del número de mujeres que fuman. En 1987, el cáncer de pulmón excedió por primera vez el cáncer de seno como la principal causa de muerte entre las mujeres.

    Se estima que en 1998 habrá 171,500 nuevos casos de cáncer de pulmón en EE UU, 91,400 entre los hombres y 80,100 entre las mujeres. En EE UU, la incidencia de cáncer de pulmón entre los hombres en general ha estado decayendo en años recientes: ha bajado de 86.5 por 100,000 hombres en 1984 a 73.4 en 1995.

    Si bien los índices de incidencia del cáncer de pulmón entre los hombres de razas blanca y negra decrecieron entre 1984 y 1995, el índice entre los hombres de raza negra (114.7 por 100,000) es un 60 por ciento más elevado que el índice entre los hombres de raza blanca (71.5 por 100,000).

    A diferencia de sus homólogos masculinos, los índices de incidencia entre las mujeres de razas blanca y negra han aumentado considerablemente entre 1984 y 1995. La incidencia en general bajó un 23 por ciento durante este período. Sin embargo, el aumento entre las mujeres de raza blanca (27.1 por ciento) fue sustancialmente más elevado que el aumento entre las mujeres de raza negra (8.1 por ciento).

    El hecho de que la incidencia de cáncer de pulmón y las muertes por cáncer de pulmón estén ocurriendo entre algunos grupos de estadounidenses a tasas más elevadas que el promedio nacional - como entre los hombres y mujeres afronorteamericanos y entre las mujeres de raza blanca - y de que estos aumentos pueden deberse a causas posibles de prevenir, como el fumar, inquieta sobremanera a los funcionarios de salud pública.

    ¿CÓMO SE DETECTA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    En sus etapas iniciales, e incluso más adelante, el cáncer de pulmón es generalmente silencioso. Cuando ocurren los síntomas, el cáncer a menudo está en una etapa avanzada. Los síntomas del cáncer de pulmón incluyen:

    • Tos crónica

    • Toser sangre

    • Sibilancias

    • Dolor en el pecho

    Estos trastornos también son sintomáticos de muchos otros problemas de los pulmones, por lo tanto, cuando ocurren, justifican la intervención médica.

    Cuando una persona va al médico para que la examine, el médico toma una extensa historia clínica, en la que nota las posibles exposiciones a agentes peligrosos. Esto está seguido por un examen físico completo. Si el paciente tiene una tos productiva (es decir, una tos que produce esputo), se puede analizar el esputo para determinar si contiene células cancerosas.

    El médico puede ordenar una radiografía del pecho o una radiografía especializada, como una tomografía computada, que puede ayudar a localizar zonas anormales en los pulmones. El médico puede realizar una broncoscopia para mirar dentro de los tubos bronquiales y de los pulmones. Un broncoscopio es un pequeño tubo que se introduce por la nariz o por la boca y pasa por la garganta hasta los tubos bronquiales.

    Durante ese procedimiento es posible que el médico también obtenga una biopsia u otra muestra de tejido del pulmón, así como de células que se miran bajo un microscopio para determinar si son cancerosas y, si lo son, para identificar el tipo de cáncer. También es posible que el médico recomiende que se haga una biopsia del tejido de los pulmones o de los ganglios linfáticos entre los pulmones, empleando otras técnicas.

    ¿CÓMO SE TRATA EL CÁNCER DE PULMÓN?

    La cirugía puede curar el cáncer de pulmón. Se utiliza en etapas limitadas de la enfermedad, con la posible excepción de los carcinomas de células pequeñas.

    La terapia de radiación es una forma de rayos X de alta energía. Se utiliza:

    • Junto con la quimioterapia y a veces con la cirugía

    • Para aliviar el dolor

    La quimioterapia es el uso de fármacos efectivos contra las células cancerosas. Se puede utilizar:

    • Junto con la cirugía

    • En etapas más avanzadas de la enfermedad

    • En todas las etapas de los carcinomas de células pequeñas

    Además, se están haciendo descubrimientos en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de pulmón. Algunos de los más promisorios son:

    • El número excesivo de ciertos oncógenos específicos (genes anormales relacionados con los tumores) que se han encontrado en algunas células de cáncer de pulmón. Hay esperanzas de que, gracias a estos conocimientos, se pueda inventar dentro de poco tiempo una prueba de oncógenos que ayude a planificar el tratamiento del cáncer de pulmón. El objetivo final de la investigación de oncógenos es encontrar fármacos que "apaguen" los genes anormales, poniendo fin así el crecimiento del cáncer.

    • Nuevos estudios han demostrado la existencia de ciertos "marcadores" genéticos. Las personas cuya composición genética tiene esos marcadores pueden tener un mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón. Es posible que este hallazgo ayude a identificar a las personas con un alto riesgo de contraer cáncer de pulmón. Dichas personas se observarían con mayor atención para determinar si presentan signos precoces de cáncer de pulmón.

    • Otro posible adelanto es el uso de anticuerpos monoclonales, que reconocen solamente las células del cáncer de pulmón. Estos anticuerpos son proteínas que se adhieren a partes de las células cancerosas, causando la destrucción de esas células de diversas maneras. Los anticuerpos ya están ayudando a diagnosticar y a tratar el cáncer de pulmón en experimentos clínicos.

    • Otro método promisorio es el estímulo del sistema inmunológico (la capacidad innata del cuerpo de combatir las enfermedades) utilizando sustancias naturales, como la interferona y la interleucina-2. Estas sustancias ya han demostrado ser promisorias para el tratamiento de muchos tipos de cáncer. Es posible que algún día estas sustancias sean una parte importante del tratamiento del cáncer de pulmón.

    ¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL CÁNCER DE PULMÓN?

    Si usted fuma, DEJE DE FUMAR. Si no fuma, haga cumplir su derecho a estar en un medio libre de humo de tabaco.

    Haga todo lo que esté a su alcance para contar con un medio libre de humo tanto en su hogar como en su trabajo.

    Si vive en una zona con altos niveles de radón, determine el nivel de radón en su hogar.

    Si está expuesto a polvos y emanaciones en el trabajo, indague al respecto.

    El cáncer de pulmón es el cáncer que causa más muertes y, hasta que haya una cura, la única manera de vencer el cáncer de pulmón es prevenir que ocurra.

    VÍAS AERÍFERAS

    • El movimiento ciliar es protector de las mismas por el barrido de los cuerpos extraños.

    • El humo detiene la acción.

    • Las cilias se endurecen, disminuyen, se desprenden arrastrando parte de la mucosa que les pertenece.

    • Sinusitis: el setenta y cinco por ciento más elevada en fumadores.

    • Los agentes irritantes o cancerígenos permanecen en contacto con el epitelio, producen un tosedor crónico.

    PULMONES

    • La bronquitis crónica lo invade y destruye su tejido, predomina en el sexo masculino. El cáncer es más frecuente entre los enfermos crónicos de bronquitis.

    • El pulmón pierde su elasticidad, aparece el enfisema para recibir el aire atmosférico y permitir el intercambio gaseoso.

    • Los alvéolos se rompen, en un proceso progresivo.

    • En el inválido respiratorio (se fatigan y no soportan el menor esfuerzo); viven en pequeñas y repetidas muertes.

    • Cáncer Pulmonar: el noventa por ciento de los casos corresponden a los fumadores, el doce por ciento corresponden a los no fumadores.

    • Agrava procesos asmáticos, que desaparecen al dejar de fumar.

    EFECTOS DEL TABACO SOBRE EL APARATO CIRCULATORIO

    CORAZÓN

    • TAQUICARDIA: produce insuficiencia cardiaca.

    • BRADICARDIA: produce irregularidades en el ritmo cardíaco.

    HIPERTENSIÓN ARTERIAL

    El tabaco actúa de tres maneras:

    • Favorece por nicotina y por el carbono los depósitos de grasa y los ateromas.

    • Aumenta la tendencia a la coagulación de la sangre.

    • Provoca constricción de las arterias.

    EFECTOS DEL TABACO SOBRE EL APARATO DIGESTIVO

    BOCA

    • Irritación crónica que conduce a estomatitis y gingivitis.

    LABIO

    • Irritación y cáncer.

    ESTÓMAGO Y DUODENO

    • Dispepsias: agrava úlceras y cólicos.

    • Aerofagias.

    • La acción de la nicotina conduce a la gastritis y úlcera gastroduodenal.

    COLON:

    • Irritación.

    EFECTOS DEL TABACO SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO

    • Disminuye los reflejos.

    • Cefaleas.

    • Aumenta la tensión nerviosa.

    • El humo provoca afecciones en párpados y córnea.

    • La piel palidece o se amarillenta, se deshidrata y se arruga.

    EFECTOS DEL TABACO SOBRE EL APARATO URINARIO

    Cáncer de Vejiga:

    • Se sostiene que el tabaco es una de las causas, pues las sustancias cancerígenas llegan disueltas en la saliva e integran la orina.

    EFECTOS DEL TABACO EN RELACIÓN CON LAS FUNCIONES REPRODUCTIVAS

    EMBARAZO

    El cigarrillo actúa sobre el bebé en gestación:

    • Los latidos fetales aumentan a segundos de las primeras pitadas del cigarrillo por las madres.

    PARTO

    • Aborto.

    • Bebés prematuros.

    • Menor peso al nacer.

    • Retardos mentales.

    ESTERILIDAD

    Por la observación de numerosos casos se comprueba la influencia inhibitoria para la potencia viril y esterilidad (por disminución en el número y movilidad de espermatozoides).

    Toda mujer embarazada muchas veces olvida dos enemigos que representan un real peligro para el niño: el tabaco y el alcohol.

    Cuando la mujer embarazada fuma, obliga a su hijo a fumar, pues la nicotina y el monóxido de carbono del tabaco pasan desde la sangre materna hasta el feto, atravesando la barrera placentaria.

    El monóxido de carbono producido por la combustión del tabaco llega a los pulmones del organismo materno y se fija a la hemoglobina, a los glóbulos rojos, impidiendo así que ésta se combine con el oxígeno. El menor aporte de éste a la sangre del hijo lo priva de un elemento indispensable para el crecimiento fetal, que en algunas ocasiones constituye un verdadero riesgo para su vida.

    El alcaloide del tabaco provoca una disminución del aporte de oxígeno y sustancias nutritivas al bebé, como también en la respiración. Además aumentan los latidos del corazón, lo que puede producir defectos cardíacos, y trastornos en el desarrollo del sistema nervioso.

    Como consecuencia de todas estas alteraciones, la embarazada que fuma sufre el riesgo de tener un aborto espontáneo o de muerte fetal, pues aumenta las posibilidades de hemorragias y de ruptura de la placenta.

    Son frecuentes asimismo nacimientos prematuros y las muertes neonatales; los niños presentan generalmente una talla y un peso menores a los que corresponden a su edad, y muestran retraso en el desarrollo psicomotor.

    Si los padres, especialmente la madre, sigue fumando después del nacimiento del bebé, lo obligan a respirar un aire cargado de sustancias tóxicas que a veces son el origen de infecciones respiratorias tales como resfríos, bronquitis y neumonías.

    Además, si la madre fumadora amamanta a su hijo, le hace llegar la nicotina a través de la leche, lo que provoca en él una irritación gastrointestinal, cólicos e insomnio.

    El tabaquismo mas que un problema de salud

    El consumo mundial de tabaco tiene en este momento una amplitud sin precedentes. Ya se ha convertido indiscutiblemente en un problema de salud pública, pero también está suponiendo un importante ataque a las fuentes financieras mundiales, siendo calificado como una importante amenaza para un desarrollo estable.

    El tabaco supone para la economía mundial unas pérdidas tan cuantiosas que, según las estimaciones más moderadas, sobrepasan el total de gastos en salud del conjunto de paísses en desarrollo. Un estudio de Marzo de 1993 de la banca mundial indicaba que el consumo de tabaco suponía a nivel mundial una pérdida de 200.000 millones de dólares por año, que es el dinero gastado en prestaciones de salud que no hubieran sido necesarias sino existiera el consumo de tabaco. Junto a estos, el consumo de tabaco también es el generador de otros gastos más difíciles de cuantificar, como son la disminución de la calidad de vida de los fumadores y de sus más próximos familiares.

    En conclusión, todos los sectores deben movilizarse en la lucha contra el tabaco; los estamentos internacionales de la salud ya han reconocido que el tabaquismo es un problema capital que no admite soluciones parciales, por lo que la OMS y otros órganos internacionales han postulado una serie de recomendaciones que debe ser el eje de todos los programas nacionales de lucha contra el tabaquismo. Entre estas recomendaciones figuran la necesidad de proteger a los niños del tabaquismo, destinar parte de los fondos que provienen de los impuestos sobre el tabaco a las campañas antitabaco, promoción de programas de educación sanitaria, protección contra la exposición involuntaria al tabaco, eliminación de publicidad, etc.-

    LA MUJER Y EL TABACO

    Durante años hemos sabido lo prejudicial que es para los hombres fumar cigarrillos. Ahora estamos descubriendo lo dañino que es también para las mujeres. Debido a que antes la mujer no fumaba por tan largo tiempo ni tan fuertemente como el hombre, el daño para ella a sido aparentemente más lento. Hasta hace poco, hubiera sido posible pensar que las mujeres tenían una protección propia contra las consecuencias de fumar cigarrillos. Desgraciadamente, esta idea fue sólo un espejismo.

    Ahora existe la evidencia en su contra. Lo que se ha descubierto es tan grave y de tanto alcance que merece un pensamiento serio y reflexivo por parte de las mujeres, de todas las edades, que fuman o se sienten tentadas a hacerlo.

    Ahora ya sabemos que los hábitos de fumar de las mujeres son cada vez más iguales a los de los hombres. Y las consecuencias también son las mismas, el cáncer de pulmón por ejemplo. Más mujeres fuman y más se desarrolla en la mujer el cáncer de pulmón. En diez años se ha duplicado el promedio de muerte de la mujer por este cáncer que antes atacaba mayormente a hombres. De hecho algunos investigadores dicen que estamos experimentando una "epidemia de cáncer de pulmón entre las mujeres" que todavía no ha llegado a su punto máximo y que continuará haciendo estragos si la mujer sigue fumando.

    Enfermedades del corazón, apoplejías, enfisema, cánceres de la boca y laringe...éstas son solo algunas de las enfermedades serias que pueden hacer presa de las mujeres que fuman. Estas mujeres también tienen que guardar cama por dolencias menos serias, un 15% anual más que las que no fuman; y pierden cerca de tres veces más días de trabajo que aquellas.

    Para la mujer embarazada, los efectos nocivos de fumar pueden afectar también al hijo que está por nacer. La nicotina y el monóxido de carbono de los cigarrillos pueden retardar tanto en crecimiento del feto que la criatura nace por debajo del peso normal. Los bebés con este problema presentan frecuentemente dificultades en tener un buen comienzo en la vida, y su desarrollo físico y emocional puede resultar afectado durante la infancia.

    Además las mujeres que fuman durante el embarazo tienen más posibilidad que la criatura nazca muerta o muera al poco tiempo de nacer.

    Ahora, que los efectos dañinos de fumar son evidentes, aquellas de ustedes que fumen deseen reconsiderar y reflexionar sobre este hecho, sobre las razones que tuvieron para comenzar a fumar y las que tienen para seguir haciéndolo, aún suponiendo que lo disfruten.

    Muchas personas hoy día no encuentran muy difícil el abandonar el cigarrillo, una vez que se han decidido a hacerlo. Muchísimas ya han sido capaces de poder dejar de fumar.

    Es lamentable que la mujer en sus ansias de demostrar que es tan libre y fuerte como el hombre haya caído en la misma debilidad del hombre. El hábito de fumar es un mecanismo de destrucción de la belleza femenina, ya que el cigarrillo afecta:

    MANOS: Los dedos de la mujer fumadora son amarillentos por la impregnación del alquitrán. Las manos quedan frías, pálidas y la piel rugosa como consecuencia de la vasoconstricción provocada por la acción de la nicotina, que produce una reducción de aproximadamente un 33% del calibre de las arterias, lo que ocasiona la disminución de hasta un 50% del flujo sanguíneo periférico durante una hora después de haber fumado un cigarrillo.

    BOCA: Hay un desagradable aliento, algunas se hacen gárgaras de perfume porque saben que el olor que exhalan no es el que deberían tener. Además hay una coloración amarillenta en los dientes.

    PIEL: Se vuelve áspera, reseca y quebradiza. La mujer fumadora siempre aparenta más edad. Una mujer que fuma 1 o mas cajas por día y que haya iniciado su hábito a los 12 o 15 años, al llegar a los 50 años están envejecida unos 12 años más que si no hubiese fumado.

    Las mujeres fumadoras son más agresivas, que las no fumadoras, son más irritables, ansiosas, angustiadas.

    LA VOZ: Los agentes del tabaco afectan la plasticidad de las cuerdas vocales, causando una acentuada modificación del timbre de la vos femenina, que se vuelve grave, a veces ronca, tanto al hablar como al cantar.

    CABELLOS: Con el correr del tiempo se vuelven más opacos, quebradizos y sin vida por la falta de sangre oxigenada.

    EL CIGARRILLO Y EL CÁNCER DE ÚTERO: el cigarrillo eleva el riesgo de contraer cáncer de útero, ya que las nitrosaminas son metabolizadaspor encimas ováricas a metabolitos reactivos capaces de atacar a las bases del DNA.

    EL TABACO Y LA ANTICONCEPCIÓN: muchas mujeres que toman píldoras sufren de hipertensión y el tabaco provoca también una agresión a las arterias. La píldora interfiere en el proceso de coagulación de la sangre y esta al formar coágulos obstruye los vasos sanguíneos del cerebro, pudiendo acarrear serios trastornos y complicaciones. Pero Esto se complica más cuando la mujer fuma ya que se disminuye la cantidad de oxígeno que llega alas células nerviosas, se facilita la deposición de colesterol y se abre camino para la esclerosis y derrame cerebral. Además se aumenta la posibilidad de muerte por infarto de miocardio. Los riesgos de la pastilla anticonceptiva pueden multiplicarse por 10 cuando la mujer fuma.

    MENOPAUSIA Y FERTILIDAD: las mujeres que fuman llegan a la menopausia algunos años antes que las que no fuman. Y el índice de fertilidad de una mujer que fuma es significativamente mayor a la que no lo hace. Para comprobar esto se colocaron ratones en cajas expuestas al humo de cigarrillo y otros de la misma camada expuestos a aire puro. Se observó que transcurrido un año los del primer grupo sufrieron esterilidad mientras que los del segundo grupo presentaron una reproducción normal. Esto es probablemente a la presencia de ovotoxinas en el humo de cigarrillo.

    EL CIGARRILLO Y LA GESTACIÓN: cuando la madre fuma durante el embarazo el feto se transforma en fumador involuntario con riesgos para su desarrollo y para su vida. Los elementos tóxicos del humo del cigarrillo que actúan en el pulmón de la gestaste pasan a través de la placenta y se incorporan a la circulación del feto. La nicotina y su principal metabolito, la cotinina, aparecen en la sangre del cordón umbilical y en el líquido amniótico. La vasoconstricción, el aumento de la viscosidad sanguínea, el aumento de la frecuencia cardiaca, la dificultad en los movimientos torácicos y la alteración de los vasos placentarios repercuten desfavorablemente en el desarrollo corporal y en los centros nerviosos del feto.

    En las fumadoras pasivas embarazadas se detecta nicotina y cotinina en el líquido amniótico con relación a la cantidad de cigarrillos fumados por las personas que la rodean.

    Hay un aumento en la mortalidad prenatal cuando los padres fuman. No sólo la madre debe tener cuidado ya que el tabaco contiene mutagénicos que pueden producir cambios genéticos tanto en el óvulo como en los espermatozoides del padre. Modifica la morfogenesis y la movilidad de los espermatozoides y la secreción androgénica.

    El bebé de una madre fumadora nace antes de tiempo, aunque sea tan sólo horas y con menor peso, 200 gramos menos aproximadamente en promedio de que hubiera tenido si la madre no hubiese fumado. El hijo pesará menos porque pasa hambre especialmente en el último período de gestación. Además tienen menor altura y menor índice de inteligencia. Se demostró que hay menos células cerebrales en los futuros bebés de madres fumadoras.

    Una simple bocanada de humo inhalada por una mujer embarazada, aumenta el número de latidos del corazón fetal de 140 a 179 latidos por minutos. Se puede comprobar por técnicas de ultrasonido la acción de la nicotina sobre los centros respiratorios del feto. Haciendo fumar a las gestantes 2 cigarrillos en 15 minutos los movimientos torácicos del feto disminuyen durante los 15 minutos siguientes y sólo se recuperan después de una hora. Cuando el feto es menor que lo normal para su edad gestacional, la paralización de los movimientos torácicos es todavía mayor.

    Se encontró una relación significativa entre tabaquismo materno y los porcentajes de malformaciones como fisura de paladar y labio leporino.

    EL TABACO Y EL ABORTO: hay un aumento de la probabilidad de aborto, tener placenta previa, natimortalidad y neomortalidad.

    ¿Porqué pasa hambre el bebé antes de nacer? La nicotina tiene una acción vasoconstrictora, entonces hay una disminución del aporte de sangre a través de la placenta. Y además en cada litro de sangre que recibe, recibe menos oxígeno. ¿Y porqué queda inutilizada parte de la sangre? Porque el humo del cigarrillo esta impregnado de un gas muy venenoso, llamado monóxido de carbono que al entrar a la sangre se une a la hemoglobina e impide de esta forma que la hemoglobina transporte suficiente oxígeno ya que la afinidad que existe entre el monóxido de carbono y la hemoglobina es 250 veces mayor que la que existe entre la hemoglobina y el oxígeno.

    Al pasar hambre en los primeros días o meses de vida se pierde parte de la inteligencia definitivamente y no se recupera aunque sea bien alimentado después.

    CONSECUENCIAS POSTNATALES: la nicotina aparece en la leche materna, en su nivel mas alto después de haber fumado un cigarrillo. Esto significa que si la madre fuma 8 cigarrillos por día segregará nicotina en su leche en forma continua. Las madres no fumadoras pero que en sus hogares hay fumadoras tienen niveles semejantes de nicotina en su leche. El tiempo total de lactancia es disminuido.

    La gran mayoría de las madres de criaturas que fueron víctimas de la muerte de cuna, fumaban durante el embarazo.

    La dependencia materna a la nicotina se trasmite por vía sanguínea al hijo, que al nacer manifiesta un síndrome de abstinencia. Las criaturas están nerviosas, excitadas, gritan y tiemblan constantemente y se resisten a tomar el alimento.

    Los hijos de padres fumadores tienen más posibilidades de tener bronquitis, neumonía, catarros, tos persistente, flema, asma, alteraciones obstructivas-respiratorias.

    El problema no es solo tener una talla menor al nacer o nacer con menor peso o con mayor predisposición a adquirir ciertas enfermedades o para llegar a ser un esclavo del cigarrillo con más facilidad, sino también esta la posibilidad de nacer con deficiencias y con inteligencia limitada. Se observaron criaturas de madres fumadoras y se vio que para estas les costaba más

    No se desanime si no consigue dejar de fumar la primera vez. Trate de nuevo. Algunos exfumadores dicen que ellos trataron y fallaron muchas veces antes de lograr su propósito. Lo importante es que hicieron el esfuerzo y finalmente triunfaron.

    Usted también puede hacerlo. Vale la pena. Por usted misma y por su familia.

    La mujer es más susceptible que el hombre para transformarse en dependiente de la nicotina. Estadísticas recientes indican que el grupo con mayor índice de consumo de cigarrillos es el de las mujeres.

    Este documento se dirige a las mujeres que fuman sabiendo que el tabaco es malo para la salud.

    Hoy usted desea un hijo. Probablemente sabe que el tabaco es malo para la salud, tal vez decida dejar de fumar cuando sepa que esta embarazada. Pero sería todavía más útil y más fácil que lo decidiese desde ahora; más útil porque el tabaco ya afecta desde antes disminuyendo la fertilidad de la pareja, como así también provoca enfermedades graves que sobrevienen varios años después de haber comenzado a fumar. Si usted se detiene ahora, suprime esos riesgos. Más fácil porque el deseo de tener un hijo puede ser tan importante como para convertirse en algo que la ayude a dejar de fumar.

    Dijimos que el tabaco aumenta los riesgos de esterilidad, también pueden presentarse menstruaciones irregulares y hemorragias anormales, porque altera su funcionamiento hormonal y su equilibrio.

    YO ESPERO UN BEBE

    Semana a semana va a cambiar su cuerpo y sus preocupaciones, poco a poco se va a sentir muy cerca del bebe que en sí lleva y va a querer preparar todo para recibirlo. Si usted deja de fumar protegerá al bebé de los riesgos del tabaco que entre otros son:

    • Aumento del riesgo de abortos espontáneos.

    • Agrava las patologías vasculares de la madre durante el embarazo (hipertensión y hemorragias).

    • Disminuye el oxígeno que dispone el bebé en el vientre de su madre

    • El niño nacerá con menos peso, lo que puede ser muy problemático en el caso de nacimientos prematuros.

    ¿Cómo puede ser que influya el tabaco que usted fuma en el bebé que usted lleva?

    Cuando usted come el niño come, cuando usted fuma las sustancias tóxicas del tabaco atraviesa la placenta y pasan a la circulación del feto.

    Si el futuro papá fuma es mejor que también deje de hacerlo, así será más fácil para usted y se beneficiaran los tres.

    YO TENGO UN NIÑO

    El bebé ha nacido, usted tiene un hijo y cuidar de la salud de su familia es una tarea cotidiana. Una forma de cuidar la salud de sus hijos y la propia es dejar de fumar.

    Si dejó de hacerlo durante el embarazo, no vuelva ahora. El período posterior al nacimiento de un hijo y sus dificultades pueden favorecer el deseo de volver a fumar. Pero el tabaco es tan malo para su bebé ahora que ha nacido como cuando estaba en su vientre. El niño que respira en una atmósfera cargada de humo de cigarrillo, esta más predispuesto a sufrir enfermedades respiratorias; si usted lo amamanta y fuma la nicotina pasa al bebé por medio de la leche, lo que provoca en el una irritación gastrointestinal, cólicos e insomnios; el niño de padres fumadores tiene más posibilidades de ser un fumador en el día de mañana; se aumentan los riesgos cardio-vasculares, se favorecen las afecciones dentales, a la madre le agrava los procesos de descalcificación y le adelanta la edad de la menopausia; por último, el tabaco es responsable del 30% de los cánceres.

    INFANCIA Y TABAQUISMO

    En las últimas Jornadas Argentinas de Neumonólogos Pediatras, uno de los temas centrales fue el efecto del humo del cigarrillo en las enfermedades respiratorias durante la infancia.

    Los hijos de padres que fuman más de un cigarrillo por día presentan el doble de manifestaciones respiratorias y comienzan a padecer enfermedades del tracto respiratorio a edades más tempranas que aquellos niños cuyos padres no fuman. También tienen tres veces más posibilidades de padecer enfermedades obstructivas, así como una mayor susceptibilidad a presentar infecciones respiratorias de las vias aereas bajas.

    La función pulmonar, es decir, la capacidad del pulmón para manejar los flujos de aire a través de los bronquios, está significativamente disminuida en aquellos niños que se encuentran expuestos al humo de cigarrillos. En los casos en que se trate de chicos con asma, el pronóstico es peor en los expuestos, y en aquellos niños que existe predisposición al asma de tipo genético, por ejemplo, tienen dos veces más posibilidades de que la enfermedad se presente clínicamente.

    Aun niños sin antecedentes de asma que están expuestos al humo del cigarrillo pueden tener síntomas y presentar algunas características como si fueran miniasmaticos.

    Los niños expuestos durante el embarazo a los efectos del tabaco tienen un menor peso de gestación y un menor desarrollo del tamaño de sus vías aéreas. Se sabe, también, que los efectos de tabaquismo son más contundentes en la población infantil de nivel socio económico más bajo.

    Características de fumadores, no fumadores y ex fumadores

    CARACTERÍSTICAS DE FUMADORES, NO FUMADORES Y EX FUMADORES.

    • El fumador necesita el cigarrillo, no tolera la idea de abandonarlo.

    • El no fumador es aquel que nunca fumó o aquel que lo hizo accidentalmente. Nunca comprende al fumador y al ex fumador.

    • El ex fumador es aquel que se decidió terminar la relación con el cigarrillo. Se propone a ayudar al fumador.

    Todo ex fumador tiene que tener en cuenta que es indudable que las personas que están cerca juegan un papel importante para él y su reciente proceso de dejar el cigarrillo. Pero ahora deberán aprender a convivir con un mundo que fuma: familiares, compañeros de trabajo, amigos, etc. Y es un mundo que incita a fumar desde los carteles murales, las pantallas de tv, los diarios, las revistas y la radio.

    Entre los que no pudieron dejar el cigarrillo es bastante frecuente escuchar la justificación de que su fracaso se debió a la influencia negativa que ejercieron otras personas sobre ellos. La influencia colectiva e individual juega un papel importante en el proceso de dejar de fumar.

    TIPOS DE FUMADORES

    LA MAYORÍA DE LOS FUMADORES ESTÁN INCLUIDOS EN 6 CATEGORÍAS:

    • ESTIPULACIÓN: alrededor de 10% de los fumadores entra en esta clasificación. Son los que reciben del cigarrillo una sensación de estimulo y dicen que el fumar los despierta y los vuelve más activos.

    • MANIPULACIÓN: es el que disfruta ocupando sus manos con el cigarrillo y hace todo un ritual del acto de entenderlo, abrir el atado, convidar, etc. Representan un 10% del total. Para dejarlo necesita manipular cosas, por ejemplo, clips, monedas, resortes, etc.

    • RELAJACIÓN: se trata del fumador que usa al cigarrillo como premio cuando se sienta a descansar y buscar relajarse. Representa el 15%.

    • STRESS O APOYO: usa el cigarrillo en momentos de tensión, malestar o tranquilizante. Representa el 30%.

    • COMPULSIÓN: representan el 25%. Es el fumador que se siente dependiente del cigarrillo. El deseo del próximo cigarrillo se inicia en el momento que se apagó el que se estaba fumando.

    • HÁBITO: es el fumador automático, que prende los cigarrillos por reflejo y representa el 10%. Los enciende sin darse cuenta y a veces sin desearlos.

    EL EFECTO DEL TABACO EN LOS NO FUMADORES

    James Repace, recientemente retirado de la Agencia norteamericana de Protección Ambiental (EPA), informó a USA Today sobre la realización de un estudio sobre el efecto del tabaco en los no fumadores, tras una innumerable cantidad de reportes que mostraron, en estos casos, daños a la Salud.

    En los últimos 13 años se llevaron a cabo alrededor de 100 estudios. En el 65 por ciento de ellos se descubrió efectos nocivos del tabaco entre los no fumadores.

    La investigación de la EPA en California desarrollada en 1997 avaló un enlace del tabaquismo pasivo con el cáncer y también le atribuye al tabaco enfermedades cardíacas y otros efectos entre los no fumadores.



    Componentes del cigarrillo y constituyentes del humo

    (UN PUCHO)LOS CIGARRILLOS LIGHT CONTIENEN NICOTINA SUFICIENTE PARA ASEGURAR LA ADICCIÓN

    El doctor Rafael Erruzo, director del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), advirtió ayer que los cigarrillos «light» "contienen niveles de nicotina suficientes para asegurar la adicción al tabaco y que, por lo tanto, son igualmente nocivos para la salud. «Las tabacaleras tienen estimaciones sobre consumo de nicotina al día, de manera que aunque en los cigarrillos "light" haya niveles mínimos, son los necesarios para mantener el hábito tabáquico, por lo que da lo mismo fumar una cosa u otra porque la adicción es la misma», explicó. El doctor Erruzo hizo hincapié en la importancia de atacar el consumo, sobre todo, en la población adolescente. «Los padres y educadores son pilares fundamentales para prevenir el hábito de fumar entre los jóvenes», apostilló. Asimismo, llamó la atención sobre la publicidad del tabaco que se realiza de forma subliminal vinculándola al deporte: «Se quiere hacer creer que el consumo no es tan malo y por eso se asocia a otras actividades, como el deporte, que son muy atractivas para los más jóvenes».

    CONSTITUYENTES DEL HUMO DEL TABACO

    El humo del tabaco posee una composición compleja; sus constituyentes pueden ser divididos en cuatro categorías principales:

    • Alquitrán

    • Nicotina

    • Monóxido de carbono

    • Irritantes

    De estos componentes, se acepta generalmente que el alquitrán y los irritantes son los agentes responsables del cáncer de pulmón, la bronquitis crónica y el enfisema. Aunque se cree que a nicotina no participa en el desarrollo de cánceres, puede desempeñar un papel en la enfermedad cardiovascular.

    FARMACOLOGÍA DE LA NICOTINA:

    La nicotina es una amina terciaria con una piridina y un anillo de pirrolidina (Figura 1).

     

    la nicotina, sobre todo cuando se fuma, ejerce varios efectos farmacológicos sobre el sistema cardiovascular, la mayoría de los cuales están relacionados con la estimulación del sistema nervioso simpático. Estos incluyen:

     

    Un aumento en la frecuencia cardíaca y la presión arterial, volumen sistólico y gasto cardíaco, a sí como del flujo sanguíneo coronario.

    Vasoconstricción cutánea con una disminución asociada de la temperatura cutánea, venoconstricción sistémica y un aumento del flujo sanguíneo muscular.

    Un aumento de las concentraciones. Circulantes de adrenalina y noradrenalina

    Un aumento de los niveles circulantes de ácidos grasos libreas, glicerol y lactato (Benowitz 1986, 1988).

    En los fumadores habituales, existen algunas diferencias en los efectos de la nicotina. Por ejemplo, la presión no parece aumentar significativamente, probablemente como consecuencia del desarrollo de una tolerancia a la nicotina. El mayor aumento de la frecuencia cardíaca se produce con los primeros cigarrillos del día, pero posteriormente permanece inalterada (Benowitz 1988). Los fumadores presentan niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y niveles reducidos de lipoproteínas de alta densidad (HDL), fenómeno asociado a la ateroesclerosis. Además, la concentración máxima de nicotina alcanzada en el tabaquismo está implicada en la hiperactividad y función de las plaquetas, ya que a sangre de los fumadores tiende a coagularse más fácilmente.

     La nicotina ejerce efectos significativos sobre el sistema nervioso central. Los fumadores experimentan modificaciones del humor como:

    • Placer, disminución de la cólera y la tensión

    • Activación cortical, especialmente con los primeros cigarrillos del día

    • Relajación, en particular en situaciones de stress.

    Además, fumar puede favorecer la atención, el aprendizaje, el tiempo de reacción y la resolución de problemas. Muchos fumadores creen que fumar mejora su capacidad de concentrarse (Benowitz 1988).

    La nicotina posee también efectos endocrinos y metabólicos. En general, se dice que el tabaquismo aumenta los niveles circulantes de los compuestos endógenos siguientes:

    Endorfinas

    ACTH

    Hormona d ecrecimiento

    Prolactina

    Catecolaminas

    Cortisol

    Vasopresina

     

    Los efectos hormonales de la nicotina pueden variar, dependiendo del número y frecuencia de cigarrillos fumados y de si los fumadores han desarrollado tolerancia a la nicotina al fumar de forma repetida. El tabaquismo se asocia también a menopausia precoz y un riesgo aumentado de osteoporosis en las mujeres (Benowitz 1988).

    Los fumadores suelen tener un peso corporal inferior a los no fumadores, por término medio de 2.7 a 4.5 kg menos. Esto es consecuencia de que el tabaquismo se asocia a un consumo reducido de alimentos y un gasto energético aumentado. El aumento de peso que se produce al dejar de fumar constituye un problema para muchos ex-fumadores (Benowitz 1988).

    OTROS COMPONENTES DEL HUMO DEL CIGARRILLO

    Lo que colorea de pardo el filtro de los cigarrillos, mancha la piel de los dedos y los dientes de quienes fuman no es la nicotina, ya que ésta es incolora, sino los componentes del alquitrán del tabaco, que sólo han sufrido una combustión parcial y que se depositan como residuos a manera de hollín en una chimenea.

    Quien fuma una cajetilla diaria inhala unos 840 centímetros cúbicos de alquitrán de tabaco por año, lo que significa rociar las vías respiratorias superiores y los pulmones con algo más de tres cuartos de litro de alquitrán que además contiene, benzopireno.

    El benzopireno es una sustancia que lesiona el material genético de las células y produce cáncer en los órganos con los que se pone en contacto.

    Por eso, el fumar causa cáncer, sobre todo pulmonar, pero también de boca, garganta y estómago, y se relaciona con el de vejiga y útero.

     

    riesgos

    RIESGOS E INFORMACIÓN PARA TOMAR EN CUENTA

    El hombre o la mujer que se acostumbra a fumar 20 o más cigarrillos a partir de los 20 años vivirá 5 años menos que el no fumador, y si la cantidad es de 40 o más, la expectativa de vida llegará a ser de 8 años menos. El hombre de 50 años que fuma un atado diario tiene la expectativa de vida de 6 años menos.

    EL HÁBITO DE FUMAR ES EL FACTOR DE RIESGO CONTROLABLE MÁS IMPORTANTE

    Los fumadores  tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. Como  ciertos tipos de cáncer  y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. La ateroesclerosis coronaria es responsable de buena parte de la mortalidad de los fumadores.

    *CÓMO INFLUYE EL HÁBITO DE FUMAR?

    Existe una relación entre el hábito de fumar y la enfermedad coronaria. Produce un aumento relativo del riesgo en personas menores de 50 años, convirtiéndose en el factor de riesgo más importante en hombres jóvenes y mujeres.

    Los valores en sangre de HDL (o colesterol "bueno") son menores  en fumadores que en no fumadores. Si combinamos el hábito de fumar junto a historia familiar de enfermedad cardiovascular el riesgo es aún mayor. 

    *ES IGUAL EL RIESGO PARA LOS FUMADORES DE PIPA

    Todos los fumadores tienen mayor  riesgo de enfermedades cardiovasculares.
    El riesgo es menor en quienes fuman pipa., probablemente  por la menor tendencia a inhalar el  humo .

    • El miedo suele ser un argumento bastante disuasivo en cualquier especie, incluida la humana. Pero en este tipo de problemáticas es quizá más importante la dependencia psíquica que la física la que dificulta la rehabilitación del fumador. Es quizá por ello que las campañas basadas en el miedo físico no sean demasiado efectivas, algo que ocurre asimismo con el alcohol, la carretera, etc., en donde este tipo de campañas rebajan algo las estadísticas de mortandad mientras duran, pero casi nadie luego las tiene en cuenta y las estadísticas se vuelven a poner rápidamente en su sitio. Nosotros desde este humilde medio no pretendemos tampoco gran cosa, sólo que si logramos que unas cuantas personas se conciencien y renuncien al vicio o simplemente no lo cojan, nos parecerá un logro importante.

    • El peligro del miedo como antídoto suele darse cuando el que recibe el mensaje saca a relucir de su inconsciente el síndrome de Faetón (desafío y autodestrucción) y resulte el efecto contrario del buscado. No suele ser lo más corriente. Lo más corriente es la pasividad: dejar hacer, dejar pasar. Sin embargo, quienes padezcan este síndrome, posiblemente encontrarán un nuevo estímulo en esta página y se regodearán una vez más fumándose pitillo tras pitillo mientras la leen. Eso, claro, si es que llegan hasta el final. ¿Eres tú una de esas? En cualquier caso, si lo deseas, aquí tienes la puerta.

    • Mientras lees esto, alguien se estará iniciando en el tabaco, alguien estará empezando a fumar, alguien estará apagando su enésimo cigarrillo, alguien estará siendo operado de enfermedad relacionada con el tabaco, alguien estará agonizando por culpa del tabaco, alguien acabará de morir por causa asociada al tabaco, pero también alguien estará apagando su último cigarrillo, alguien estará disfrutando de su abandono del tabaco, alguien habrá decidido dejar de fumar definitivamente, alguien estará recordando el primer pitillo que le ofrecieron y supo rechazar . . . ¿en dónde has hecho tú cola?

    • El tabaquismo es una lotería siniestra en la que el premio gordo es la muerte; y hay unos 50.000 de éstos cada año en España; la pedrea es muchísimo más numerosa: enfermedades sin cuento; y del reintegro ¡para qué te voy a decir! Al que juega no se le devuelve ni un céntimo, se le paga en servicios. Todo el dinero que recaudan se lo quedan unos siniestros señores que lo tienen montado de esa manera. Es mucho más fácil pescar en esta lotería que en cualquiera otra. Sin embargo, millones de personas en todo el mundo adquieren a todas horas, uno tras otro y sin descanso, boletos para la misma. Los establecimientos que expenden estos boletos se llaman estancos. Los Estados, como en todas las loterías, siempre salen beneficiados, los que más, por supuesto. ¡Increíble!

    • Más de mil millones largos de personas en todo el mundo fuman. De ellas aproximadamente 10 millones serán víctimas directas de esta adicción cada año. 4 millones morirán.

    • Al día se tiran, a la basura (o en cualquier lado) en todo el mundo, 75 millones de cajetillas vacías, lo que equivale a 1.500 millones de colillas, más las de los puros y las cachimbas. Horroroso pensar en la inmensidad de tal montón.

    • En EEUU, posiblemente el país con más fuertes restricciones al tabaquismo, mueren sin embargo unas 420.000 personas cada año. En los países desarrollados el 20 %.

    • Cada calada que pegas a un pitillo te metes entre pecho y espalda unos dos billones de radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables creadas como subproducto cuando se consume oxígeno en incontables reacciones del cuerpo humano o por exposición a factores ambientales, tales como el humo del tabaco. Se cree que son responsables de algunos efectos del envejecimiento y de la enfermedad. Se cree asimismo que intervienen en el desarrollo de insuficiencias coronarias, cataratas y posiblemente algunos tipos de cáncer. La mejor forma de combatirlos, además de dejar el tabaco, es la de consumir antioxidantes en forma de frutas frescas, cereales, verduras, etc., sobre todo que contengan las vitaminas C, E y betacaroteno, así como alimentos ricos en zinc, cobre, hierro y selenio.

    • La muertes causadas y que causará esta plaga, mientras no se erradique, superará con mucho a todas la guerras y catástrofes juntas que ha padecido la Humanidad a lo largo de toda su historia, a menos que un holocausto nuclear le haga la competencia. A la vuelta de una generación será la causa principal de muerte en todo el mundo.

    • La mayor amenaza que se cierne sobre el fumador es la del cáncer: de estómago, de vejiga, de pulmón, de intestino, de garganta, etc. el enfisema pulmonar, las cardiopatías y las apoplejías. Los tumores cancerosos siegan la vida en España de 75.000 personas al año, un alto porcentaje de ellos debidos al tabaco.

    • Si fumas, las posibilidades que tienes de morir de cáncer son 110% más que las de quienes nunca han fumado. Una auténtica ruleta rusa, ¿no crees?

    • Cuando compras una cajetilla de tabaco es como si depositaras una ficha en una siniestra ruleta americana jugando a rojo/negro, par/impar o falta/pasa, es decir, de 37/38 números juegas aproximadamente a la mitad.

    • Cada cigarrillo que te fumas le cuesta a la sanidad pública más de cien veces lo que pagas por él.

    • Si eres español y fumas puedes ser uno de esos aproximadamente centenar y medio que cada día (seis cada hora aproximadamente) muere por culpa del tabaquismo (¿tienes esposa, hijos . . . ?).

    • Si eres mayor y sigues fumando, vaya suerte la tuya si no te ha pasado nada grave ya, da gracias a que la naturaleza te haya proveído de un organismo tan resistente, pero ¿estás segura de que tu vida no hubiera sido algo mejor sin el vicio de fumar y de que tu esperanza de vida ahora no sería mayor?

    • No te creas eso que dicen muchos de que fumar puros o en cachimba es inocuo, lo único inocuo es el no fumar en absoluto ni vivir cerca de quienes fuman, puede que no cojas ninguna porquería en los pulmones o más abajo pero nadie te garantizaría no cogerla en los labios, lengua, garganta, etc . . .

    • El 80 % de los cánceres de garganta está asignado a fumadores. ¿Tienes ya el boleto? ¿Te imaginas tener que hablar regurgitando aire, como eructando a cada momento, si llegaras a sufrir una amputación de las cuerdas vocales? Quizá conozcas a alguien.

    • El tabaco es la segunda causa productora de cáncer (25-30%) después de la dieta (35-40%) y seguida de lejos de factores genético-hereditarios (16%), ciertos padecimientos víricos (5%), condiciones laborales (4%), bebidas alcohólicas (3%), irradiación solar (3%), aditivos y productos farmacológicos (1%)

    • A pesar de los avances de la medicina, el cáncer de pulmón resulta fatal en más del 90 % de los casos.

    • El enfisema pulmonar es una enfermedad en algunos aspectos similar al cáncer y está también asociado al vicio del tabaquismo. Al romper los tabiques pulmonares, hace muy difícil y angustioso el respirar. ¿Te imaginas estar ahogándote bajo el agua y que de repente lo único que te ofrecieran respirar fuera una bocanada de humo de cigarrillo?; pues algo así más o menos. Las enfermedades respiratorias se llevan en España al año alrededor de 25.000 personas, muchas de ellas debidas al tabaco, que fallecen prematuramente, con gran angustia respiratoria.

    • Muchas cardiopatías (150.000 personas al año mueren en España) también son producidas directa o indirectamente por el vicio tabaquil. El fumador tiene más del 100 % de posibilidades de sufrirlas que los que no fuman. Las cardiopatías producen más de la mitad de las muertes en casi todo el mundo que dicen desarrollado. De muchísimas de estas cardiopatías los boletos se expenden en los estancos.

    • Tabaco y cáncer de pulmón es algo más que demostrado a estas alturas por muchos informes médicos. Otros estudios remarcan la capacidad aún superior del tabaco de provocar infarto, al dañar el aparato cardiovascular, en especial las coronarias

    • El colesterol malo es causante de muchas apoplejías o ataques cerebrales y el tabaco (aparte de ciertas grasas, el estrés, etc.) es una de las causas de la acumulación de este tipo de colesterol en el organismo y en el cerebro. Cada año muere multitud de gente por esta causa y otros se quedan gilitos. En los estancos se vende también el argumento.

    • ¿No es triste que en unos 100 países pobres cultiven tabaco para obtener divisas extranjeras? Con esto lo que consiguen es emplear unos terrenos útiles para el cultivo de sus propios alimentos y desertificar aún más su territorio, a causa de la tala de árboles que la industria tabaquera requiere. Con las divisas que obtienen compran, entre otras cosas, alimentos, pero fuera y más caros, por supuesto. Encima la población está desinformada de la peligrosidad del tabaco y fuma comparativamente más y de peor calidad que en otras latitudes, llegando incluso mucha gente a preferir su ración diaria de tabaco a la de comida, si no tiene más remedio que elegir.

    • El cinismo de las tabaqueras llega al punto de afirmar que el agua clorada, la leche, las galletas, las berenjenas, etc. pueden llegar a ser tan peligrosas como el humo del tabaco.

    • A pesar de que el tabaquismo perdura ya más de 500 años, no se ha recogido que sepamos, en ninguna Declaración de los derechos del hombre ni en ninguna Constitución, el derecho de todo ser humano a un aire libre de humos tabaquiles, algo muchísimo más necesario que otros derechos y libertades que sí se recogen.

    • De cada 1.000 muertes en España, 150 se deben al tabaco, bastantes más, por tanto que, por ejemplo, el tráfico (25), el SIDA (3) o las drogas ilegales (1).

    • La iniciación en el consumo de tabaco se suele hacer entre los 13 y los 18 años, es decir, cuando el individuo es más indefenso psíquica y físicamente. Entre la niñez y la juventud se hipoteca la vejez a la que renuncian con un 42% de posibilidades de no alcanzar los 73 años. Padres y educadores tienen mucho que hacer en estas edades. Las chicas se dejan en los estancos sus segundas niñez y juventud.

    • Los médicos sólo fuman un 2% menos que el resto de la población. Hasta no hace mucho todavía fumaban incluso más. ¡Increíble!

    • Si quieres saber cuánto te queda de vida, atrévete a pinchar en el reloj. O mejor lo dejas para otro día ¿verdad?

    ¡ La estupidez de fumar es inenarrable!

    Hay que acordarse de que:

    • Se puede vivir sin fumar.

    • Nunca es demasiado tarde para dejarlo.

    • El único cigarrillo seguro es aquel que no se fuma.

    ADVIERTEN SOBRE COMBINACIÓN
    DE TABACO Y AGENTES QUÍMICOS

    La exposición combinada a agentes tóxicos y al humo del cigarrillo, sobre todo en lugares de trabajo, aumenta la gravedad de los efectos adversos que se derivarían de una exposición por separado, advirtió la OMS.

    "El tabaquismo aumenta aún más el riesgo de contaer cáncer cuando la persona está expuesta al asbesto, arsénico, níquel, colorantes, alcoholes, compuestos volátiles del alquitrán, radiación (radón, bombas atómicas, radiografías, plantas nucleares) y ciertos microorganismos patógenos", precisó el organismo oficial.

    También aumenta el riesgo de contraer enfermedades crónicas del tórax y asma debido a la exposición a los polvos en las minas, a los pelos y plumas de animales, a polvos vegetales como el algodón, el lino y el cáñamo, y a ciertos productos químicos, expresó.

    La posición del organismo, critica con respecto a las tabacaleras y contundente en cuanto a la acción destructiva del tabaco, ya había sido claramente anticipada por la directora de la Organización Mundial de la Salud, la noruega Gro Harlem Brundtland.

    "Soy médica y creo en la ciencia y en los hechos. Hoy debo decirlo: el tabaco mata".

    "No debería haber ninguna publicidad, ninguna subvención y ningún acto que destaque valor alguno del tabaco", señaló rotunda y advirtió que "si no reaccionamos", el tabaco causará 10 millones de muertos en el 2030".

    Recortes

    EL CIGARRILLO AMENAZA A LAS MUJERES

    El tabaquismo es la mayor causa evitable de muerte prematura.

    Hace ya varias décadas las tabacaleras incorporaron a las mujeres y a los adolescentes a través de una propaganda sistemática y efectiva. Algo que es alarmante es la cantidad de médicos tanto varones como mujeres que fuman en nuestro país. Y es más preocupante aun que el 19% de las medicas continuaron fumando durante el embarazo.

    Dos de cada 3 estudiantes secundarios fuman y la mayoría son mujeres. Algo que da miedo es que 97% de las mujeres que fuman conocen lo perjudicial que es el fumar y sobre todo lo malo que es hacerlo cuando una esta embarazada. Uno de cada diez tumores en las mujeres corresponde a un cáncer del pulmón. Siendo este el de mayor mortalidad en el sexo femenino. Ésta enfermedad se duplico en todo el mundo en los últimos 15 anos sobrepasando el cáncer de mamas.

    UNA EPIDEMIA GLOBALIZADA

    El artículo trata de la conmemoración de ''día mundial sin tabaco''. Un informe del banco Mundial sostiene que se debe frenar la epidemia de tabaquismo en todo el mundo.

    Estados Unidos es responsable en buena medida del problema a escala mundial, por exportar

    Un ''modelo'' y porque fueron sus compañías las impulsoras del consumo.

    ¿POR QUÉ SI ES TAN PERJUDICIAL, CUESTA TANTO DEJARLO?

    El artículo trata sobre los compuestos del tabaco sobre del tabaco. Está formado por partículas sólidas sostenidas en una mezcla de gases en las que se identificaron unos 4700 compuestos. De los cuales, la mayor parte de ellas son toxicas. Las mas conocidas son la nicotina y monóxido de carbono. La nicotina es la sustancia adictiva. De hecho, hay un 20% de los fumadores que tienen una dependencia muy grave. Hay distintos tipos: una física por la nicotina, otra psicología que ubica al cigarrillo como una muleta que sirve para la alegría y para la tristeza, en las buenas y en las malas, y la tercera gestual que lleva al automatismo de repetir miles de veces la misma ceremonia para fumar.

    EN EL PAÍS NO HAY CAMPAÑAS EFICACES

    El articulo trata de que para el director de ''Lalcec'' faltan campañas oficiales para luchar contra el tabaquismo.

    Dice que las enfermedades asociadas al tabaco pueden prevenirse en un alto porcentaje simplemente dejando de fumar.

    También dice que hay no hay cosa más antifisiológica que tragar el humo, ningún órgano de cuerpo humano metaboliza el humo: todas esas sustancias van directo al pulmón.

    GRANDES BENEFICIOS DE DEJAR EL HÁBITO

    El recorte trata de que el cáncer de pulmón es la acumulación de nicotina en el cuerpo, cuanto más temprano se empieza a fumar, mas altos son los riesgos. De cada 4 fumadores, uno muera precozmente por esa causa cuando tal vez podría haber vivido 10 anos más.

    El tabaco no solo puede provocar cáncer en el pulmón, sino que también en cualquiera de los órganos por donde pasa: boca, laringe, esófago, vejiga o riñones.

    En general los síntomas aparecen después de los 20 o 25 anos de fumar. Los primeros beneficios de abandonar el cigarrillo pueden verse casi de inmediato. A los 2o minutos de apagar el cigarrillo la presión arterial y el pulso de normalizan el nivel de monóxido de carbono en el organismo vuelve a su nivel habitual, y la persona se siente menos agitada.

    LOS DÍAS LEJOS DEL HUMO

    Cuando uno quiere dejar de fumar lo primero que tiene que hacer es tener la voluntad suficiente como para poder dejarlo. Lo mas difícil es tomar la decisión.

    Lo que estimula mas a dejar el cigarrillo es que las mejorías son inmediatas, las personas sienten una desintoxicación general.

    La especialista enumera algunos consejos:

    • El paciente tiene que saber porque se lo considera un adicto.

    • Conocer los síntomas que aparecen cuando se deja el cigarrillo.

    • Disminuir la cantidad de cigarrillo no sirve, hay que dejarlo completamente.

    • Se pueden utilizar parches de nicotina y ansiolíticos.

    • Es muy útil ir a grupos de autoayuda con ex fumadores.

    • No se debe prender un cigarrillo después de haberlo dejado porque se puede volver a la adicción.

    Los especialistas agregan que las personas que dejan de fumar no van a engordar muchísimo.

    Los chicos no tienen conciencia de adicción, por eso son muy importantes las campanas de prevención en las escuelas. Estas campanas son convenientes de hacerse desde la escuela primaria porque algunos jóvenes comienzan a fumar desde niños.

    EL TABAQUISMO ANTES LOS JÓVENES

    El articulo trata de que en la india hay un montón de jóvenes que empiezan a fumar desde niños. Cuando éstos no tienen dinero para comprar cigarrillos, comienzan a robar y a mentir. Los padres de estos hablaron muy preocupados con los comerciantes para que no se les vendiera tabaco a los niños.

    Los niños no sólo son las victimas, sino que su pobreza los transforma en vendedores y les enseña a hacer cigarrillos.

    La quinta parte de los niños prueba el tabaco y la décima parte de se hace dependiente de éste.

    Actualmente 20 millones de niños fuman regularmente. Para frenar la epidemia de tabaco los niños se necesita atacar en dos frentes: en primer lugar, prohibir mediante una legislación tajante toda la publicidad del tabaco que pretende convertir en adictos a un joven público impresionante y en segundo lugar, hace obligatoria la educación antitabáquica en las escuelas completándola con campanas de alcance nacional a través de los medios de comunicación, respaldadas incondicionalmente por el gobierno.

    EL TABAQUISMO EN EL TERCER MUNDO

    En los países desarrollados se estima que pueden aparecer enfermedades de origen tabaquico antes de que se hubieran dominado las enfermedades transmisibles y mal nutrición.

    El tabaquismo amenaza en convertirse en la plaga del siglo xxi, a partir del ano 2000 morirán miles de latinoamericanos cada ano a causa del tabaco.

    En los países menos subdesarrollados son infrecuentes ciertas enfermedades crónicas como el cáncer pulmonar y las cardiopatías porque es relativamente bajo el número de personas que rebasan las edades en que hacen aparición esas enfermedades.

    Sin embargo, el hábito de fumar ese especialmente peligroso en los países pobres. Las personas muy pobres suelen recurrir al tabaco como medio barato y accesible de mitigar el hambre.

    En el ámbito mundial, en 1985 el cultivo de tabaco acumulaba 4109 hectáreas, de las cuales el 73% se encontraba en países en desarrollo. El tabaco ocupa 3 de cada 1000 hectáreas dela tierra arable del mundo, y los ingresos que reporta mas hectáreas suelen ser 5 veces mayores que los del maíz y entre 4 y 3 veces mayores que los del algodón y los cacahuetes.

    ¿UN MUNDO SIN PUBLICIDAD DEL TABACO EN EL ANO 2000?

    En 1986 la asamblea mundial de la salud recomendó la adopción de una serie de medidas contra la publicidad del tabaco.

    Sin embargo la publicidad del tabaco sigue estando presente en todo el mundo y cada vez aparecen formas nuevas y atractivas de promoción. Las prohibiciones parciales solo han tenido una eficiencia limitada. Si las actuales tendencias persisten la mortalidad anual atribuible al tabaco pasará en los anos 2020 a 2030, a 10 millones de funciones, 7 de los cuales en países en desarrollo.

    Lo peor de todo es que las compañías tabacaleras se ponen tenazmente a que se prohíba la promoción.

    QUIENES MÁS CONSUMEN CIGARRILLOS SON LAS MUJERES

    Los jóvenes porteños no dejan de fumar.

    Según una encuesta realizada entre 1304 estudiantes secundarios, el porcentaje de chicos que fuma sigue siendo alto. Una de cada tres consume un promedio de 9 cigarrillos diarios.

    La mayoría de los ''jóvenes fumadores'' son mujeres entre 13 y 16 años. La organización mundial de la salud designó el día 31 de mayo como el día mundial sin tabaco.

    Gran mayoría de los chicos reconocen el daño a la salud. Mas de la mitad de los alumnos no recordaban haber tenido actividades educativas antitabáquicas, y muchos creían necesitar más información.

    EL TABACO MATA A CINCO PERSONAS POR HORA EN LA ARGENTINA

    Este artículo comenta que en la Argentina, entre 4000 y 4500 personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco.

    Dice que la prevalencia de tabaquismo en la argentina es de 40% y el porcentaje de fumadores entre los hombres es de 47%.

    Cinco personas mueren cada hora como consecuencia de consumo de tabaco en la argentina, donde en 1999 se vendieron casi 2000 millones de paquetes de cigarrillos y descendió en los últimos años la edad en que se comienza a fumar hasta ubicarse en los 9 años, y aún menos, según algunos estudios realizados.

    El tabaquismo es un severo problema de salud pública sobre el que vuelve a llamar la atención la Organización Mundial de Salud (OMS) y todas las organizaciones y entidades que luchan en contra del tabaco.

    IMÁGENES

    Graficos de las encestas

    Tabaquismo: La adicción de fumar
    Tabaquismo: La adicción de fumar
    Tabaquismo: La adicción de fumar

    CONCLUSIÓN

    CONCLUSIÓN

    Luego de haber realizado este trabajo pudimos comprobar que el tabaco es un medio el cual mata a la gente por su simple adicción. Creemos que para dejarlo hay que tener fuerza de voluntad y ser consciente de todo el mal que produce.

    El fumador, aparte de perjudicar su salud, perjudica a los demás. Toda persona que comparte momentos con un fumador también esta perjudicando su salud.

    Esta persona sana para a ser una ''fumadora pasiva'' pudiendo llegar a tener iguales consecuencias en la salud de un fumador.

    La persona que es adicta al tabaco puede adquirir peligrosas enfermedades como diferentes cánceres, cardiopatías, etc.

    Lo más importante, aparte de estas enfermedades, es que cuando uno no fuma su ''confort'' de vida es mejor. Uno no tiene su sistema nervioso alterado, no se siente cansado, se siente con más ganas de vivir.

    Observaciones:

    Esperamos que los ''fumadores'' que lean este seminario se den cuenta de que están a tiempo de dejarlo y hacerse un bien o hacérselo a los demás. Es solo mucha fuerza voluntad. Nos gustara también que se hayan dado cuenta del mal que puede causar una ''simple adicción''.

    BIBLIOGRAFÍA

    • Educación para la salud; el tabaquismo como fenómeno sociocultural.

    • Revista: Educación para la salud; publicación del ministerio de salud y acción social de la nación. República Argentina.

    • Diario Clarín.

    • Material del LALCEC.

    • Revista de la Organización Mundial de Salud y Acción Social de la Nación. República Argentina.

    • Enciclopedia Encarta.

    • Enciclopedia Barsa.

    • Enciclopedia Universal.

    • Internet.

    • Diario EL INFORME.

    AGRADECEMOS A

    • LALCEC por brindarnos material y tiempo.

    • Sofía Battilana por el tiempo que nos dedicó.

    • Nuestros padres por la paciencia que nos tuvieron.

    • Todas las personas que respondieron las encuestas.

    • Jorge Actis y Carlos Negro por ayudarnos a tener el trabajo más completo.

    • Berta Bacalini: por brindarnos ayuda, material y tiempo.

    SEMINARIO DE TABAQUISMO

    PÁGINA 38

    Tabaquismo: La adicción de fumar