Tabaquismo

Tabaco. Juventud. Fumadores. Encuesta

  • Enviado por: Mery17
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

Trabajo Práctico de Filosofía

Nº 1:

¿Quién soy, quien quiero ser?

Tema: Tabaquismo en padres e hijos

Año: 2008

Introducción

Este trabajo tiene como objetivo establecer una relacion entre el consumo de tabaco en los adultos y en sus hijos. Para esto se utilizo el método de investigación y posteriormente formulación y realización de encuestas enfocadas a diferentes sectores de la sociedad (adolescentes y adultos), para luego poder realizar estadísticas con los resultados de las mismas

El crecimiento del consumo del tabaco en los adolescentes es realmente preocupante, ya algunos apenas son consientes del daño y consecuencias físicas que provoca dicho consumo o, si lo son, las ignoran. Este aumento, sin duda, tiene consecuencias para todos, ya que independientemente del consumo o no de la persona, el humo afecta por igual a la sociedad al aire libre e incluso en algunos lugares cerrados.

A pesar de que la decisión de fumar está en cada persona (ya que cada uno se plantea si quiere probar o no, y si luego va a seguir haciéndolo), este consumo puede estar condicionado por diferentes factores sociales: publicidad, entorno amistoso, ámbito escolar, e incluso sus padres.

Asi como los adolescentes no son consientes de los riegos, tampoco lo son mucho de los adultos, y aun peor, estos no son consientes del daño que se les causa a los niños por el solo hecho de fumar permanentemente a su alrededor, convirtiéndolos en FUMADORES PASIVOS.

Con las consiguientes encuestas y estadísticas comprobaremos si estos jóvenes pueden o no ser en un futuro fumadores activos y si este hecho esta relacionado con la adicción de sus padres.

Marco Teórico

Hipótesis:

La adicción al tabaco en adultos en la sociedad argentina actual provoca o condiciona el posible consumo de cigarrillos de sus hijos comenzando en la adolescencia.

Definición de conceptos básicos:

  • Adicción:

Una adicción, fármaco dependencia o drogadicción es un estado psicofísico causado por la interacción de un una persona con una droga o una acción, caracterizado por la modificación del comportamiento y otras reacciones, generalmente a causa de un impulso irreprimible por consumir esta droga (EJ: tabaco) o realizar dicha acción (EJ: trabajar) en forma continua o , a fin de experimentar sus efectos psíquicos y, en ocasiones, para aliviar el malestar producido por la privación de éste, es decir, el llamado síndrome de abstinencia.

El tabaquismo es la adicción al tabaco provocada, principalmente, por uno de sus componentes activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo. El tabaquismo es una enfermedad crónica sistémica perteneciente al grupo de las adicciones y está catalogada en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-IV de la Asociación Americana de Psicología. Actualmente se cree la causa principal mundial de enfermedad y mortalidad evitable. Se la considera una enfermedad adictiva crónica con posibilidades de tratamiento.

No existe hoy día una opinión unánime acerca de la importancia de la dependencia física a la nicotina como mayor o único componente de la adicción. Esta afirmado que aunque la ansiedad provocada por la retirada de la nicotina es físicamente real, es mucho más leve de lo que aparenta. Por tanto, esta ansiedad, aunque existente, podría estar multiplicada en la mente del fumador por factores sociales, situaciones de estrés o sus propios temores, lo que, de ser cierto, agregaría un componente psicológico muy importante a la adicción física.

  • Consumo:

Es la acción de consumir un producto, en este caso, tabaco. Se lo diferencia de adicción, ya que el consumo no implica una independencia al producto.

Un individuo consumidor, a diferencia de un adicto, puede autocrontrolarse y decidir cuando fumar y cuando no.

En la adolescencia, la gran mayoría de los jóvenes comienzan como consumidores, fumando hasta 5 cigarrillos diarios, pero durante el paso del tiempo esta cantidad va a aumentando esta llegar a ser adictos al tabaco y, generalmente, no siendo consiente de la gravedad de esta adicción

  • Adolescencia:

La adolescencia es una época de la vida que marca la transición entre la infancia y el estado adulto. Por lo general, se considera que comienza alrededor de los 12 o 13 años y finaliza hacia los 19 o 20 años. Durante este periodo, se producen grandes cambios y el adolescente verá como se desarrollan en él aspectos como el físico, el intelectual, el social, etc.

La adolescencia es el momento de nuestras vidas en que realmente comenzamos a aprender sobre el mundo que nos rodea y a encontrar nuestro lugar en él. Este aprendizaje implica el intentar nuevas experiencias, algunas de las cuales pueden resultar arriesgadas o incluso peligrosas.

Los jóvenes a esta edad anhelan la excitación en una forma que la mayoría de los adultos encuentran difícil de comprender, sobre todo las actividades excitantes que pueden resultar peligrosas. Afortunadamente, la mayoría de los jóvenes buscan estas sensaciones en la música, el deporte u otras actividades que precisan de gran cantidad de energía pero que conllevan un escaso riesgo físico real.

Las primeras experiencias con la bebida, con drogas o el fumar generalmente tienen lugar en compañía de otros. Aquellos que lo hacen solos poseen un mayor riesgo.

Tabaco: (definición, orígenes, historia)

El fumar (inhalar y exhalar los humos producidos al quemar el tabaco), conduce a una intoxicación crónica denominada tabaquismo, y es producida por el abuso del tabaco; el tabaco es una planta solanácea originaria de las Antillas, cuyas hojas, preparadas de diversos modos, se fuman, se mascan o se aspiran en polvo por las narices

El tabaco, planta originaria de América, fue utilizado por los indios amazónicos dentro de un contexto cultural, con fines mágico-religiosos y curativos.

El tabaco crece en todas partes, pero las zonas más favorables para su cultivo se encuentran, sin duda, entre los trópicos. Se cultiva hoy en día en casi todo los países, especialmente en Brasil, Cuba, México, Estados Unidos, Turquía y Asia menor.

La expansión del tabaco comenzó luego de la llegada de los españoles, quienes importaron el mismo. Colon llevo a España pequeñas cantidades de hojas de tabaco en 1493, Fray Roberto Pane fue el primero que llevo semillas y en 1550 Francisco Hernandez de Toledo es el primero en llevar tabaco con fines de cultivo a gran escala. En 1558 Andres Thevet llevo la semilla a Francia, pero se le da buena acogida cuando la presenta Juan Nicot en 1560, embajador de Francia en la Corte de Lisboa

En España, la Inquisición prohíbe el uso de éste por considerarlo una práctica bárbara y procedente de una cultura salvaje, y en Turquía, estaba penado su uso con la decapitación. Ya en el siglo XIX, todos los países empezaron a originar monopolios de tabaco y lo grabaron con impuestos, más tarde con los medios de comunicación y la publicidad han contribuido a su difusión y al elevado índice de consumo actual, el cual ya solo en la población adulta es de un 42% aproximadamente.

La primera fabrica de tabacos se fundo en Hamburgo en 1788. En 1801 se fundo la de EE.UU. En 1853 se fundo la primera fábrica en Cuba. Luego se dispersa rápidamente por toda Europa, de ahi pasa al Asia Menor y Egipto. Durante muchos siglos se fumo en forma de lo que nosotros llamamos tabaco.

Es con la Guerra de Crimea (1854-56) que se hace popular el cigarro. Con la Primera Guerra Mundial se propaga a toda Europa el cigarro pero solo lo fumaban los hombres. Es en la Segunda Guerra Mundial cuando toma auge entre los adolescentes, ninos y mujeres.

El primero que condeno el tabaquismo fue Bartolomé de las Casas en su Historia General de Indias de 1520, diciendo que era una planta de sabor feo y del cual no se podía sacar provecho. El rey Jacobo I de Inglaterra fue el segundo opositor y muy profundo, en 1604 aumento el impuesto sobre el tabaco y edito su Diatriba contra el Tabaco, donde decía: "Gran vanidad es, y aun menosprecio de los dones del Creador, corromper deliberadamente con un humo hediondo la frescura del aliento de sus criaturas"; y mas adelante señala al habito de fumar como "Una costumbre repugnante a la vista, odiosa para el olfato, dañina al cerebro, peligrosa para los pulmones, y muy semejante por su humo negro y apestoso al humo estigio del Infierno".

La Iglesia condeno al tabaquismo, pero el Papa Urbano VIII tuvo que dictar una Bula excomulgando a los que usaran el tabaco dentro de la Iglesia, pues los eclesiásticos tomaban rape (polvillo de tabaco aspirado por la nariz) mientras celebraban la misa.

El primero que enuncio la teoría de que el tabaco provocaba cáncer del pulmón fue Johan Hacob Holland en 1739. Pero es a partir de la década de los años 1930 que comienzan las investigaciones en los países más desarrollados, sobre todo sus efectos adversos, inicialmente dirigidos hacia su acción cancerigena.

En 1978 la OMS (Organización Mundial de la Salud) incluyo en su Clasificación Internacional de Enfermedades una nueva la "Tabaco-dependencia". Dos años mas tarde la Asociación Americana de Psiquiatría acepta este termino y lo incluye en su Manual Diagnostico y Estadístico de Trastornos Mentales.

Sufre de tabaco-dependencia la persona que use de forma continua el tabaco en cualquiera de sus formas durante al menos un mes, con al menos una de estas tres condiciones:

a) Que haya hecho intentos de suspender o reducir significativamente la cantidad de tabaco utilizado, sin éxito.

b) Que desarrolle síntomas de abstinencia luego de suspender su uso durante un tiempo variable.

c) Que presente un trastorno físico serio que el individuo conozca sea exacerbado por el uso del tabaco

Se distinguen tres tipos de tabacos:

  • Tabaco de pipa: el cortado en hebra para fumarlo en pipa.

  • Tabaco negro: el que se adereza con miel y se elabora en forma de mecha retorcida y flexible.

  • Tabaco rubio: el que resulta de la mezcla de diversas propiedades que dan este color.

Hay tres componentes en el humo del tabaco que, combinados, ocasionan la mayoría de las muertes en los fumadores.

  • Alquitrán: partículas pegajosas que forman sustancias semejantes a resinas en los pulmones, y que no solo perjudican el funcionamiento del sistema respiratorio, sino que además, puede producir cáncer en los tejidos con los que entran en contacto.

  • Monóxido de carbono: que cuando se inhala pasa al torrente sanguíneo o interfiere la capacidad de los glóbulos rojos para transportar oxigeno.

  • Nicotina: un poderoso estimulante del sistema nervioso central, altamente aditivo. “Según explica el Doctor Eduardo Sarquis, la adicción a la nicotina es el principal motivo, aunque no el único que hace tan difícil dejar el vicio”.

La nicotina afecta la presión sanguínea, la frecuencia cardiaca, la temperatura de la piel, la producción de hormonas, la atención muscular y la sensibilidad al dolor.

Clasificación de los fumadores:

Fumador leve: Es el que consume menos de 5 cigarrillos en promedio por día. Tiene hasta 15 veces mayor probabilidad de padecer cáncer de pulmón que la población no fumadora.

Fumador moderado: Es el que fuma entre 6 y 15 cigarrillos promedio por día. Aumenta hasta 40 veces las probabilidades de cáncer de pulmón.

Fumador severo: Fuma más de 16 cigarrillos por día en promedio. Incrementa hasta 60 veces la probabilidad de cáncer de pulmón.

El Tabaquismo en números

• Existen en el mundo 1.100 millones de fumadores (un tercio de la población mundial) y se prevé que en el año 2.025 habrá más de 1.600 millones de fumadores.

• En el año 2000 el tabaco causó 3.500.000 muertes en el mundo, lo cual es decir 10.000 muertes diarias. En el 2004 fallecieron por esta causa 5 millones de personas (unas 13698 muertes diarias) y se estima que siguiendo la tendencia actual los fallecimientos llegarán a 10.000.000 por año entre el 2020 y el 2030 y que 70 % de las muertes ocurrirán en países pobres.

• Unas 500.000.000 de personas que viven actualmente en el mundo morirán por causa del tabaco. De estas muertes, 250.000.000 serán a una edad prematura, es decir, antes de tiempo. Esto es debido a que los fumadores de largo plazo tienen 50 % de probabilidades de morir como consecuencia de una enfermedad relacionada con el tabaco. Y de estas defunciones cerca de la mitad ocurrirá a una edad media entre 40 y 60 años, con una pérdida de unos 10 - 20 años de esperanza de vida normal.

• Cada día, 100 mil jóvenes (de los cuales 80% viven en países en desarrollo) comienzan a fumar.

• El consumo de tabaco es la principal causa evitable de muerte en las Américas, con aproximadamente 625.000 muertes por año (430.000 en los Estados Unidos, 150.000 en América Latina y el Caribe y 45.000 en Canadá).

• El 42 % de los niños con enfermedades respiratorias crónicas es fumador pasivo. Cada día, más de 6.000 personas, menores de 18 años de edad, fuman su primer cigarrillo. De ellos más de 3.000 se convertirán en fumadores habituales

• Aproximadamente un tercio de estos jóvenes fumadores morirá de enfermedades relacionadas con el tabaco.

• Se calcula que al menos 4,5 millones de adolescentes entre 12 y 17 años de edad fuman en el mundo.

• El setenta por ciento de los adolescentes que fuma desea nunca haber empezado a hacerlo.

• Los jóvenes subestiman considerablemente el poder adictivo de la nicotina. De los fumadores habituales que piensan que dentro de cinco años ya no fumarán, casi el 75 por ciento todavía fuma cinco o seis años después

Tabaquismo en la población joven

El 40% de los jóvenes argentinos en edad escolar fuma habitualmente y se inicia en el consumo de tabaco a veces en la infancia, según datos facilitados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este organismo advierte, ante estas cifras, que si los gobiernos no prohíben la publicidad de tabaco, 250 millones de adolescentes morirán prematuramente dentro de unos años. Considera que a la luz de estos datos el problema del tabaquismo entre los jóvenes es muy importante. En este sentido, destaca que las medidas de prevención deben iniciarse desde muy temprano, ya que el fumador prueba su primer cigarrillo durante la adolescencia, bien por necesidad de imitar a los mayores, o por la influencia de la publicidad.

Por ello, desde la OMS se insiste, además, en la necesidad de que los adultos se conciencien sobre los riesgos del tabaco, y ayuden a los adolescentes a dejar el hábito, poniendo los medios médicos y psicológicos a su alcance. No obstante, advierte que la lucha contra el tabaquismo entre los escolares es muy difícil, ya que las industrias tabaqueras saben que el 90% de los fumadores se inicia en el hábito durante la adolescencia, especialmente entre los 13 y los 18 años. Por esta razón gastan al año casi 2.500 millones de pesetas en campañas publicitarias que tocan los puntos débiles de los jóvenes.

Al igual que en el resto del mundo, en Iberoamérica, los fumadores se inician al tabaquismo antes de ser adultos. Los estudios revisados, muestran que al menos el 70% de los fumadores, comenzó a fumar antes de los 19 años. Esta cifra es al menos un 30% inferior a los 15 años. Es preocupante, que la tercera parte de los fumadores probó su primer cigarrillo cuando era un niño, antes de los 10 años de edad.

La iniciación al tabaquismo, de manera general, presenta cierta coherencia en los distintos países, tanto en sus causas como en sus características. No obstante, es de destacar, que en América Latina y el Caribe, constituye un problema de salud más grave que en los países desarrollados de Iberoamérica, puesto que es mayor la proporción de jóvenes con respecto a la población general adulta y por unirse a las enfermedades que se asocian a la pobreza, el hambre y la desnutrición.

Los estudiosos del tema han pronosticado, que de no reducirse significativamente la iniciación al tabaquismo y su prevalencia, muchos de los actuales jóvenes latinoamericanos, perderían potencialmente, 20 años de vida.

Los niños y adolescentes pobres, de todos los países iberoamericanos, constituyen el grupo más vulnerable al tabaquismo, por encontrarse en ellos la mayor probabilidad para la iniciación y sus posteriores efectos. Desempleo, abandono de la escuela, marginalidad, ausencia de hogar y familias de un solo padre, generalmente madres solteras, son factores favorecedores a encontrar en el cigarrillo, confianza y reafirmación personal y la búsqueda de la satisfacción y el éxito que no tienen y que las tabacaleras le venden en su publicidad.

Fumar es también el resultado de los rasgos de personalidad, ya que los adolescentes buscan la sensación y novedad, especialmente cuando sienten escaso dominio de si mismos. Sin embargo, encontrar la solución en el cigarrillo ha sido obra de la publicidad y el aprendizaje social. Los adolescentes son impetuosos, sienten falta de confianza en si mismos, inseguridad, cambios violentos en los estados de ánimo, necesitan controlar emociones y sentimientos. Si se les enseña, encuentran en la nicotina la solución para ello. La personalidad, actitudes, situación familiar y socioeconómica, tienen un carácter circunstancial, podemos decir que predicen el momento de iniciarse, pero no el motivo de hacerlo.

Encuestas:

A adultos: (padres)

  • ¿Usted fuma?

  • ¿Desde que edad fuma?

  • ¿Tiene hijos?

  • ¿Qué edad/es tienen sus hijo/s? (si los tiene)

  • ¿Son fumadores ellos? (si los tiene)

  • ¿Cree que el consumo de cigarrillo en adultos provoca o condiciona el consumo de sus hijos?

  • A jóvenes (hijos)

  • ¿Fumás?

  • ¿Desde que edad?

  • ¿Tus padres fuman?

  • ¿Creés que el consumo de cigarrillo en adultos provoca o condiciona el consumo de sus hijos?

  • Resultados de las encuestas:

    ADULTOS (padres)

    1) ¿Usted Fuma?

    1.1- SI

    1.2- NO

    70%

    30%

    2) ¿Desde que edad fuma? (Si es que fuma)

    2.1- antes de los 12 años

    2.2- 12/15 años

    2.3- 16/18 años

    2.4- después de los 18 años.

    0%

    20%

    50%

    30%

    3) ¿Tiene hijos?

    3.1- SI

    3.2- NO

    80%

    20%

    4) ¿Que edades tienen? (si tiene hijos)

    4.1- < de 12 años

    4.2- entre 12 y 18

    4.3- > de 18 años

    20%

    50%

    30%

    5) ¿Fuman ellos? (si tiene hijos)

    5.1 SI

    5.2- NO

    62.5%

    37.5%

    6) ¿Cree que el consumo en los padres de cigarrillo condiciona el consumo en sus hijos?

    6.1 NO

    6.2- Si, en poca medida

    6.3 Si, en mediana medida

    6.4- Si, en gran medida

    30%

    30%

    40%

    30%

    TOTAL DE PERSONAS ENCUESTADAS: 20.

    OBSERVACIONES:

    • De las 20 personas encuestadas 14 (70%) respondieron que fumaban, y 16 (80%) que tienen hijos.

    • De los 16 padres, 10 (62,5%) respondieron que sus hijos fumaban y 6 (37,5%) que sus hijos NO fumaban. (VER GRAFICO 2)

    • De los 20 encuestados sólo 6 respondieron que no hay relacion entre el consumo de padres/hijos, y el resto respondió que si (en diferentes medidas). (VER GRAFICO 3)

    Edad de iniciación en el consumo en actuales adultos (GRAFICO 1)

    Consumo en hijos de PADRES fumadores (GRAFICO 2)

    ¿Cree que el consumo en los padres de cigarrillo condiciona el consumo en sus hijos? (GRAFICO 3)

    Adolescentes (hijos)

    1) ¿Fumas?

    1.1- SI

    1.2- NO

    60%

    40%

    2) ¿Tus padres fuman?

    2.1- Si

    2.2 No

    2.3- Si

    2.4- No

    66.6%

    33.3%

    37.5%

    62.5%

    3) ¿A que edad empezaste?

    2.1 < de 12 años

    2.2- Entre 12 y 15 años

    2.3- Entre 15 y 18 años

    2.4- > de 18 años

    8.3%

    25%

    50%

    16.6%

    4) ¿Crees que el consumo en los jóvenes es influenciado por el consumo de sus padres?

    4.1- NO

    4.2- Si, en poca medida

    4.3- Si, en mediana medida

    4.4- Si, en gran medida

    10%

    15%

    60%

    15%

    TOTAL DE ENCUESTADOS: 20

    OBSERVACIONES:

    • De los 20 encuestados 12 fuman y 8 no

    • De los 12 FUMADORES, 8(66,6%) tienen padres fumadores y 4 (33,3%) no. (VER GRAFICO 4)

    • De los 8 NO fumadores sólo 3 (37.5%) padres fuman, los otros 5 (62.5%) no.

    • Del total de los encuestados solo 2 (10%) respondieron que no hay relacion entre el consumo de padres e hijos, los otro 18 (90%) respondieron que si hay relacion, en diferentes mediditas. (VER GRAFICO 6)

    Fumadores con padres consumidores de tabaco (Grafico 4)

    Edad de iniciación en el consumo en jóvenes (GRAFICO 5)

    ¿Crees que el consumo en los jóvenes es influenciado por el consumo de sus padres? (GRAFICO 6)

    Relacion de consumo de tabaquismo entre padres e hijos (GRAFICO 7)

    Conclusión:

    La hipótesis queda comprobada.

    Teniendo en cuenta los resultados de las encuestas y las estadísticas realizadas según los mismos, podemos confirmar que hay mas probabilidades de consumo de tabaco en jóvenes con padres consumidores que en aquellos en los cuales los padres no

    Por su parte de los adultos, opinan que hay una relacion de consumo entre ambas partes, pero solo un 30 % cree que es de mediana medida. En cambio en los jóvenes, este dato crece al 60%, y solo el 10% opina que no hay relacion de consumo (contra el 30% de los adultos). Esto podría llegar a creer que los jóvenes buscan como “culpables” a sus padres, pero teniendo en cuenta que solo 3 contestaron que había influencia de sus padres en GRAN medida, esta afirmación queda descartada. (Observar gráficos 3 y 6)

    Estos jóvenes fumadores, probablemente, también sean influenciados a consumir por todo su entorno, es decir, sus amistades, el ámbito escolar y el resto de la familia. Si bien, como dijimos, hay más probabilidades de que fume aquel que tiene padres que lo hacen, esto no implica que TODOS los hijos de fumadores sigan el ejemplo de sus padres. (Gráficos 4 y 2)

    Por otro lado, en la sociedad argentina actual, muchos adolescentes se ven forzados a tener que trabajar y abandonar sus estudios, con el propósito de poder ayudar económicamente a su familia, ya que los índices de pobreza indican de cada 5 menores, 3 están por debajo de esta brecha. Ante esta presión, muchos jóvenes carecen de una educación suficiente que les permita conocer grandes riesgos que implica el consumo y la adicción al cigarrillo.

    También, se ha comprobado que una gran parte de los menores, SI conoce estos riesgos, pero no los tiene en cuenta a la hora de realizar la acción.

    Sin duda, uno de los mecanismos principales para terminar con este masivo crecimiento en las tendencias del consumo en adolescentes, sería controlar el cumplimiento de la ley número 1799, que prohíbe la venta de cigarrillos a los menores de 18 años.

    Otro gran disparador en la lucha anti-tabaco adolescente, podría ser restringir o condicionar en una medida adecuada, las publicidades llevadas a cabo por las tabacaleras, algunas de las cuales están directamente dirigidas a los jóvenes.

    Mediante las estadísticas también podemos observar que en la actualidad, los adolescentes comienzan a fumar a una edad más temprana en relacion al comienzo de los padres. Esto se comprueba, ya que en el grafico numero uno, vemos que ningún adulto fumo antes de 12 años, sin embargo, en la actualidad el 8,33% lo hizo antes de dicha edad. (Comparar Gráficos 1 y 5.

    Bibliografía de consulta

    • http://www.temas-estudio.com

    • http://www.sap.org.ar

    • http://www.tabaquismo.freehosting.net

    • http://www.greenpeace.com.ar

    • Intervención Psicología para un adolescente, María Refugio Ríos Saldaña, Paicom editora.

    • Ministerio de salud de la Ciudad de Buenos Aires

    • Ley1779 del Código Penal.

    • Biblioteca de la Nación

    Índice:

    Introducción……………………………………………………………2

    Marco Teórico

    • Hipótesis…………………………………………………………3

    • Definición de conceptos básicos………………………………...3

    • Tabaquismo (definición, orígenes, historia) ……………………4

    • Clasificación de fumadores……………………………………...6

    • Tabaquismo en números…………………………………………6

    • El tabaquismo en los jóvenes……………………………………7

    Encuestas……………………………………………………………….8

    Resultados de las encuestas

    • Adultos …………………………………………………………10

    • Jóvenes………………………………………………………….13

    Conclusión……………………………………………………………..16

    Bibliografía…………………………………………………………….17

    17

    Sobre un total de 40 encuestados.

    De un total de 12 jóvenes fumadores

    De un total de 12 jóvenes fumadores

    Sobre un total de 8 padres que fuman

    Sobre un total de 20 jóvenes encuestados