Sueño

Descanso. Fases sueño. Alteraciones. Problemas respiratorios

  • Enviado por: Maika
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Química General
Química General
En este curso de Química General, aprenderemos los conceptos fundamentales de la “Ciencia...
Ver más información

Probabilidad y Estadística
Probabilidad y Estadística
En este curso de Probabilidad y Estadística estudiamos dos áreas fundamentales del conocimiento: La...
Ver más información


EL SUEÑO

El dormir ocupa una parte impresionante de nuestras vidas. Dormimos durante un tercio del tiempo que permanecemos en este planeta, es decir, aproximadamente durante 23 años.

Esta actividad tan importante en nuestras vidas, no siempre logramos llevarla a cabo con éxito.

Sólo uno de cada cinco de nosotros consigue dormir bien con poco esfuerzo.

Si conseguimos mejorar nuestro sueño de forma duradera mejoraremos también nuestra salud y nuestro bienestar en general.

La mayoría de las personas que estais hoy aquí, sois personas mayores y probablemente habreis comprobado cómo según habeis ido cumpliendo años, dormís menos. Bien es cierto que a mayor edad se necesitan menos horas de sueño, pero también es cierto que a la edad se suman unos factores que influyen en el hecho de dormir menos:

-Inactividad

-Mayores preocupaciones

-Más enfermedades y por lo tanto mayor ingesta de medicamentos

-Stress y ansiedad

-Pérdida de un ser querido

Para que veais que es esto es así, os diré que la proporción de personas que duermen menos de cinco horas por la noche aumenta considerablemente con la edad.

Así también entre las mujeres prolonga el plazo de conciliación del sueño al ir envejeciendo. El 30% de las mujeres entre 65 y 75 años relatan que tardan más de una hora y media en conciliar el sueño.

Además las mujeres duermen menos ya que los hombres son más proclives a echarse la siesta compensando las horas de vela nocturna.

¿QUÉ ES EL SUEÑO?

Ya estamos hablando de sueño y de dormir y no hemos dado una definición del mismo.

Todos sabemos qué es el sueño pero pocos seríamos capaces de definirlo.

El sueño podemos definirlo como un impulso y a su vez como una sensación misteriosa y maravillosa.

El sueño es un proceso, un ciclo de nuestra vida al que debemos dedicar tiempo. Este ciclo de sueño, en un adulto normal sano debemos dedicarle unas 6 u 8 horas diarias.

El sueño proporciona descanso y este descanso por la noche es fundamental para la recuperación de energía.

Una noche de dormir típico no es un periodo durante el cual se ha dormido de forma continuada y uniforme, sino que se compone de cuatro o cinco ciclos, cada uno de los cuales dura entre 90 y 120 minutos.

Cada uno de estos ciclos se compone de 2 fases:

  • FASE REM: Se trata de un sueño mental. El cerebro desarrolla una gran actividad durante esta fase. Aparece al final de cada ciclo y tiene una duración de 30 minutos. En esta fase perdemos el control de la temperatura corporal y los latidos del corazón y la respiración adquieren un ritmo más rápido.

  • 2-FASE NO REM: En esta fase el sueño es tranquilo. El nivel de actividad del cerebro es mínimo. El cuerpo se queda inmóvil y pierde calor. Ocupa el 80% del sueño total. Es un sueño más profundo y más reparador.

    EL SUEÑO EN EL RESTO DEL REINO ANIMAL

    Hemos hablado de nuestro sueño, pero vamos a hablar, como algo curioso del sueño de los animales. Así por ejemplo:

    -LOMBRICES E INSECTOS: Duermen con un tipo básico de sueño tranquilo durante el cual permanecen inmóviles e insensibles, y sus sistemas funcionan a nivel reducido.

    -MURCIÉLAGOS: Duermen entre 18 y 19 horas diarias

    -PERROS Y GATOS DOMÉSTICOS: Duermen unas 12 horas.

    -JIRAFA: Duermen 2 horas.

    -PÁJAROS: Duermen en pleno vuelo utilizando solo la mitad de su cerebro.

    -DEPREDADORES: Son los que mejor duermen ya que no tienen peligro de que les ataque ningún animal y duermen tranquilos. Tigres, leones, leopardos ...

    POR QUÉ NECESITAMOS UN SUEÑO MEJOR

    Hay personas que con un incidente diario ya no logran conciliar el sueño o dormir de manera satisfactoria a lo largo de la noche. Sin embargo, hay otras personas que con el mismo suceso, logran conciliar el sueño aunque luego durante el día se vean dominadas por una sensación de inseguridad, somnolencia y malestar.

    Esto quiere decir que hemos dormido mal.

    Debemos recordar que la forma en que nos sintamos mañana dependerá de cómo hayamos dormido hoy.

    Si es que no logramos dormir de manera satisfactoria este se debe a que padecemos distintas alteraciones del sueño:

    Las alteraciones del sueño son muchas y diversas, aunque solo nos vamos a detener en las dos más comunes y más padecidas por la población: el insomnio y los problemas respiratorios (ronquidos y apneas).

    Las otras alteraciones, aunque sean menos comunes es necesario conocerlas. Estas son:

    A/ MOVIMIENTO PERIÓDICO DE EXTREMIDADES:

    Se caracteriza por las torsiones o contracciones de las extremidades (generalmente de las piernas) que hacen su aparición a lo largo de la noche. Producen interrupciones en el sueño.

    LAS ALTERACIONES DEL SUEÑO

    Si no se duerme bien es porque se producen distintas alteraciones del sueño.

    Las alteraciones del sueño son muchas y diversas pero vamos a tratar las dos más comunes entre la población en general.

    1-INSOMNIO: Es el problema más común por lo que a dormir se refiere y afecta a 1/3 de la población.

    El insomnio es la dificultad para quedarse dormido o mantenerse permanentemente despiertos y no poder conciliar el sueño.

    Resulta difícil generalizar sobre el insomnio ya que tiene carácter de síntoma y por tal motivo son muchas las CAUSAS que lo provocan:

    -DOLOR

    -MALESTAR GENERAL

    -STRESS

    -ANSIEDAD

    -HÁBITOS INADECUADOS

    -VIDA NO SALUDABLE

    2-PROBLEMAS RESPIRATORIOS: Un 10% de los hombres y un 5% de las mujeres sufren mientras duermen importantes problemas respiratorios, los cuales van desde unos ronquidos sin importancia hasta unas pausas completas en la respiración denominadas apneas.

    Con el tiempo los problemas respiratorios conducen a:

    1-Somnolencia indeseada cuando permanecemos despiertos.

    2-Problemas de salud como por ejemplo elevada tensión arterial o ataques cardiacos.

    ¿POR QUÉ SE HACE DIFÍCIL RESPIRAR MIENTRAS DORMIMOS?

    Hay más de una razón:

    -CONGESTIÓN NASAL

    -AMÍGDALAS PROMINENTES

    -EDAD

    -CANSANCIO

    -CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

    -OBESIDAD

    -DORMIR BOCA ARRIBA.