Star Trek

Análisis antropológico. Serie. Futuro. Cuestión: racial y sexual. Rigor científico. Exoantropología. Marvin Harris

  • Enviado por: Daniel Simon
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

STAR TREK

DESDE

EL PUNTO DE

VISTA DE LA ANTROPOLOGIA

>

INDICE

*UN POCO DE HISTORIA DE LA SERIE..................... 3

*EL FUTURO DE STAR TREK..................................... 4

*PROPÓSITO DE LA SERIE........................................ 5

-CUESTIÓN DE LOS SEXOS............................. 7

-CUESTIÓN RACIAL.......................................... 7

*RIGOR CIENTÍFICO.................................................... 8

*ANTROPOLOGÍA Y STAR TREK................................ 8

-EXOANTROPOLOGÍA........................................9

*EJEMPLO DE CAPÍTULO DE STAR TREK:

“WHO WATCHES THE WATCHERS”

(“¿QUIÉN VIGILA A LOS VIGILANTES?”),

DE LA NUEVA GENERACIÓN.................................. 10

*ANEXO:

-COMENTARIO AL TEXTO DE MARVIN

HARRIS SOBRE STAR TREK........................11*UN POCO DE HISTORIA DE LA SERIE:

Star Trek es una serie de Televisión que nace en 1966, cuando su creador, Gene Roddenberry, presenta la idea a los ejecutivos de la Paramount Pictures. Se rodó un primer episodio piloto que fue rechazado por ser “demasiado cerebral”. Pero, insólitamente, se le concedió una segunda oportunidad a Roddenberry, y se rodó un segundo episodio piloto para una serie por primera vez en la historia de la Televisión, el cual fue aceptado. La serie comenzó a ser emitida en horario de máxima audiencia.

Pero los índices de audiencia iban a provocar la cancelación de la serie tras su segunda temporada. Esto originó una campaña de protesta nunca vista en los Estados Unidos: Star Trek había generado un núcleo de fans (aún reducido) que inundó de cartas la oficina de la Paramount (productora de la serie), llenó de pegatinas con el lema “Star Trek Lives” los coches de sus ejecutivos... ante tal despliegue, los mandamases de Paramount decidieron darle una nueva oportunidad a Star Trek... que no dio sus frutos. A pesar de las protestas, la tercera temporada fue la última de Star Trek.

Paradójicamente, es entonces cuando comienza el fenómeno Star Trek. La serie se sindicó, esto es, la paramount vendió los derechos de la serie para que se emitiese en las distintas cadenas regionales y locales por todos los EE.UU. en diversos horarios. Es entonces cuando surge un colectivo muy amplio de fans de la serie (que, fiel a su espíritu, no hacía distinción de razas, sexos, religiones...), de los cuales unos cuantos deciden organizar una convención en Nueva York en 1972. La cifra de asistentes fue de 20 veces más de las expectativas más optimistas. Este grupo de Trekkers empezó a presionar a la Paramount para que Star Trek volviese. Volvió efímeramente como serie de dibujos, con los actores de la serie doblando a sus homónimos animados. Solo duró un año. La demanda de los fans seguía sin satisfacerse.

El proyecto de una segunda serie se convirtió, aprovechando el aumento de interés por la ciencia-ficción entre el gran público que dió la primera entrega de la trilogía de Star Wars, en una película, la cual se estrenó en 1979, presentaba a toda la tripulación original y originó 6 secuelas.

Por fín, en 1987, se puso en marcha una segunda serie: “Star Trek: the Next Generation”, con una tripulación totalmente nueva, con una nueva Enterprise, con unos efectos especiales adaptados a los nuevos tiempos y cuya acción transcurría un siglo después de las aventuras de la tripulación original. Pero su espíritu seguía siendo el mismo que el de su predecesora, y la nueva serie logró cautivar a toda una nueva generación de fans. Los índices de audiencia si que respondieron esta vez, generando un aluvión de “merchandising” (es la serie con mayor mercadotecnia de la historia) y pingües beneficios para la paramount, la cual, cuando la serie se encontraba en la cresta de la ola, en su séptimo año de emisión, decidió cancelarla para rodar películas con la tripulación de la Next Generation cada 3 años, ya que, según ellos serían más rentables que la serie y captarían a un público nuevo. Así, en 1994, en “Star Trek: generations”, la tripulación de la serie original daba el relevo a la nueva generación en la pantalla grande. Dos años después, llega su primera secuela: “Star Trek: First Contact”.

El hueco dejado por la Next Generation en televisión ha sido ocupado por dos series: “Star Trek: Deep Space Nine”, que narra la vida a bordo de una estación espacial sita en un territorio fronterizo, y “Star Trek: Voyager”, que trata de una nave perdida en el otro extremo de la galaxia y busca alguna manera de volver a casa, las cuales se continúan emitiendo actualmente (en EE.UU., claro).

En España, se pudo ver la serie original en los años 70, la cual fue repuesta años más tarde por las autonómicas. Por las autonómicas también se pudo ver hasta la cuarta temporada de la Next Generation. Antena 3 emitió (sin respetar el orden de capítulos original y a un horario criminal) la primera temporada de Deep Space Nine.

Clubs de aficionados los hay por todo el mundo, los cuales se relacionan entre si, organizando convenciones, intercambiando material (en especial capítulos inéditos en inglés), etc...

*EL FUTURO DE STAR TREK

Veamos como es el futuro que propone Star Trek: La Tierra se ha juntado con otros planetas de la Galaxia de la Vía Láctea para formar la Federación Unida de Planetas, con fines culturales, científicos y defensivos para entendernos, la O.N.U. interplanetaria, gobernada por un parlamento con representantes de todos los planetas miembros. Los protagonistas de la serie pertenecen a la Flota Estelar, que es una organización con una estructura militar, pero que se encarga de misiones de exploración, cartografía, científicas, antropológicas...y de defensa, cuando es necesario (a grandes rasgos, la F.U.P. en acción). Así, los protagonistas son la tripulación de una de las muchas naves que la Flota Estelar tiene patrullando por la galaxia, en espera de que esta les encargue alguna misión.

¿Y en que consiste esta misión? Esto se resume en la frase con la que se abren todos los capítulos: “Para explorar nuevos y extraños mundos, para buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones... hasta alcanzar lugares donde nadie ha llegado antes”. Analicemos estos aspectos:

-”Explorar nuevos y extraños mundos”: Prácticamente en cada episodio, la nave llega a un planeta nuevo. Se investigan sus recursos naturales, su capacidad para albergar vida (esto es importante, ya que la Federación tiene colonias por toda la galaxia, dando así solución a los tan temidos problemas de superpoblación de la Tierra... y de otros planetas, por supuesto), etc... También se investiga, por supuesto, si el planeta alberga alguna forma de vida o alguna civilización, pero eso es materia del siguiente punto.

-”Buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones”: La Federación nunca se dedica a la conquista, aunque si busca expandirse. Los miembros de la Federación desean conocer otras culturas para el intercambio mutuo de conocimientos y, eventualmente, ofrecerles unirse a ellos. O sea, que en Star Trek se hace Antropología (esto lo he desarrollado en el apartado “Antropoloogía y Star Trek”).

Una de las principales ideas de Star Trek es la creencia de que el hombre puede evolucionar y alcanzar metas por sí solo, y se considera poco ético el ayudar a evolucionar a otras civilizaciones a un ritmo distinto al natural. Así, a la hora de tratar esta parte de la misión de los protagonistas, es inevitable hablar de la Primera Directriz. La Primera Directriz es la norma principal que deben seguir los miembros de la Flota Estelar, la cual prohibe a sus miembros inmiscuirse en los asuntos de culquier civilización no miembro de la flota, así como establecer contacto con cualquier sociedad primitiva que encuentren, con el fin de evitar el “contagio cultural” que haría progresar indebídamente a esa cultura. ¿Cómo situamos esta idea en el contexto histórico en el cual la serie fue creada? Vemos que en esa época (Años 60) los Estados Unidos (país en el que se creó la serie) acaban de intervenir en la guerra del Vietnam tras haber intervenido ya en los años 50 en la de Corea, para “proteger a los pueblos asiáticos de la amenaza comunista”. Bien, creo que es evidente el desafío que supone una idea como la Primera Directiva (una filosofía de no intervención) en un momento así (el país está interviniendo en una guerra que no es suya), y en un país tan propenso a las “cazas de brujas” como Estados Unidos, lo raro es que no acusaran a Gene Roddenberry de comunista. Claro que también se pretende el manifestar el rechazo de parte de la población de la nación a inmiscuirse en Vietnam. Este es solo un ejemplo de como Star Trek es reflejo de su tiempo.

-”Hasta alcanzar lugares donde nadie ha llegado antes: O sea, se retoma el ideal de exploración que impulsó a Marco Polo a explorar Asia, a Colón a navegar hacia el Oeste hasta que topó con América, a Livingstone a descubrir las fuentes del Nilo, a Admunsen a llegar al polo... Con nuestro planeta totalmente explorado, hoy en día esto sería imposible de no concebir el espacio como “la frontera final”. No es el dinero lo que mueve a los miembros de la Flota Estelar a alistarse en ella (entre otras cosas porque este ha dejado de usarse en siglo XXIII), sino el ansia de descubrir nuevos lugares, de adquirir nuevos conocimientos, etc... Se puede observar que Star Trek tiene muchos de los ideales propios del Renacimiento.

*PROPÓSITO DE LA SERIE:

Entre otras cosas, Gene Roddenberry, creó Star Trek para poder desarrollar a fondo dos temas: explorar la naturaleza humana y tratar problemas de su tiempo, que, a pesar de coincidir el ser casi todos de su Norteamérica contemporánea, que es donde se creó la serie, trataban de ser más universales.

Lo primero lo logró con la introducción de un personaje no-humano, el cual contempla a la humanidad “desde fuera”, revelando así aspectos de la naturaleza humana que, sencillamente, no podríamos contemplar de otro modo. En la serie original, este personaje es Spock, medio humano medio vulcano, el cual, pudiendo elegir entre las dos naturalezas, eligió seguir la vía vulcana, renunciando a toda emoción en favor de la lógica pura. En la Nueva Generación es Data, un androide (sin emociones) que desea ser humano (con emociones). En Espacio Profundo 9 es Odo, un alienígena al cual desconciertan muchos aspectos de la raza humana. Finalmente, en Voyager es un personaje holográfico.

De esta forma, es curioso imaginarse cuando estamos alegres que Spock se sentiría mal por ello (porque es una emoción, y para los vulcanos es una vergüenza tenerlas); o cuando estamos tristes, que Data daría lo que fuera por poder experimentarlo (por que es una emoción, y el no ha podido nunca sentir ninguna).

Para algunos capítulos, lo que se hacía era presentar una/s raza/s alienígena/s con la característica humana que se deseaba explorar.

Lo segundo lo pudo desarrollar con comodidad gracias a haber ambientado la serie en un futuro lejano, que nadie podría censurar. Así, pudo tratar temas tan controvertidos en su tiempo como los siguientes (tan solo comentaremos unos pocos, a modo de ejemplo):

-La opinión contraria a la intervención de Estados Unidos en la Guerra del Vietnam (a traves de la ya mencionada primera directriz).

-El racismo: El solo hecho de que la tripulación fuese de razas tan diversas ya era un alegato antirracista... en plena época de las segregaciones raciales en Estados Unidos, del Ku-Kux-Klan... En Star Trek fue donde se vio por primera vez un beso interracial en la Televisión (entre Uhura, negra, y el capitán Kirk, blanco). En el capítulo “Let that be your last battlefield”, de la serie original, se aborda el tema diréctamente: una raza alienígena, con la piel mitad blanca y mitad negra, ha ido descriminando y persiguiendo a través de los años a algunos de sus miembros alegando que “ellos son cláramente inferiores, pues mientras nosotros somos blancos en el lado derecho, ellos lo son en el izquierdo”. Esta afirmación tan ridícula serviría, al establecer paralelos, para dejar sin argumentos a más de un racista.

Y al hablar del racismo podríamos hablar de la tolerancia en general. En fechas más recientes (Nueva Generación y Deep Space 9) se han tratado temas (tabús en la era de la serie original) como la homosexualidad y su aceptación en la sociedad, con perspectivas ámpliamente tolerantes.

-El temor de que las máquinas pudieran superar al hombre: Esta idea no ha perdido actualidad, pues muchos temen aún hoy en día que ello pueda llegar a suceder. Quizá en los años 60, cuando la informática empezaba realmente a avanzar, la gente estaba más concienciada con este asunto, o sea, pensaban más sobre ello.

Un ejemplo de como se enfoca esta idea, presentes en varios capítulos de las cuatro series, la tenemos en el capítulo “The Ultimate Computer”, de la serie original. En él, un ordenador experimental, que sería capaz de gobernar la nave él solo, sin necesidad de intervención humana, es conectado al Enterprise. Aunque al principio parece cumplir la labor de Kirk y compañía más eficiéntemente que ellos, a lo largo del capítulo se demuestra que algunas cualidades humanas (lealtad hacia el capitán, confianza en los compañeros, experiencia en situaciones delicadas...) necesarias, entre otras muchas cosas, para gobernar una nave estelar, nunca podrán ser copiadas por las máquinas (incluso el ordenador experimental asume como enemigos a otras naves y dispara sobre ellas).

-El temor a las consecuencias de una guerra nuclear y a las armas nucleares en general: Esta psicosis social se hallaba muy extendida entre los ciudadanos de a pie cundo washington y Moscú no dejaban de apuntarse con misiles nucleares de largo alcance.

En el episodio “The doomsday machine”, de la serie original, la enterprise se las veía con un extraño objeto gigantesco que parecia vagar sin rumbo por la galaxia y sacar su combustible de planetas enteros, los cuales iba devorando a su paso. Tras lograr detenerlo, usando la radiación de los motores de una nave de la federación y no sin el sacrificio de la misma de la y de sus 300 tripulantes, el capitán Kirk hace una reflexión sobre el objeto, en la que recuerda que “hace años, en el siglo XX, la Bomba H era considerada la máquina del juicio final, y es irónico que nosostros hayamos usado algo parecido para acabar con otra”, además de esperar que no haya más “maquinas del juicio final” así por la galaxia, apuntando que podría ser un arma utilizada en una guerra mucho tiempo atras, y que un instrumento bélico tan poderoso habría destruido a los dos combatientes... y después haber seguido su camino de destrucción, alcanzando nuestra galaxia (paralelismo entre una bomba nuclear, destruye, y su radiación, que sigue destruyendo años después).

-Problemas sociales del mundo actual: Esto han sido más desarrollados en la Nueva Generación, Deep Space 9 y Voyager. Algunos ejemplos podrían la adicción a las drogas (ejemplo: una sociedad que vive de venderle una droga a otra, la cual se considera adicta a esa sustancia, en el episodio “symbiosis”, de la Nueva Generación), la adicción a los videojuegos (“The Game”, de la nueva generación), el S.I.D.A. o el cáncer (varios capítulos tratan el tema de los virus o enfermedades incurables), etc...

*CUESTIÓN DE LOS SEXOS:

Otro de los aspectos a destacar de Star Trek es la igualdad de sexos. En los años 60, el movimiento de liberación de la mujer está dando sus primeros pasos. Gene Roddenberry creía firmemente en la igualdad de la mujer con respecto al hombre. Así, su idea era que la tripulación del “Enterprise” en la serie original estuviese compuesta en un 50% por hombres y mujeres. Los directivos de la Paramount no le dejaron, así como le hicieron eliminar el personaje de “Numero Uno”, que aparecía en el rechazado primer piloto de la serie y la cual hubiese sido el segundo de a bordo de la nave. Pero Roddenberry logró introducir al personaje de Uhura, ¡Una mujer negra como tercera en el mando de un escalafón militar! Increible para la época. En sus posteriores encarnaciones, se han seguido viendo personajes femeninos con una personalidad fuerte y no estereotipada (Tasha Yar en la Nueva Generación, Kyra Nerys en Espacio Profundo 9...), e incluso en Star Trek: Voyager una mujer es la capitana de la nave (ya se habían visto mujeres capitanas e, incluso, almirantes, pero no en un papel protagonista).

Es curioso como se acusa a la serie original de los años 60 de tener cierta tendencia machista, ya que las mujeres que en ella aparecen suelen llevar todas minifalda. Bueno, resulta que en aquella época la minifalda era llevada de una forma más o menos revindicativa, exigiendo así las mujeres su derecho a enseñar las piernas (es la época en la cual las estudiantes queman en público sus sujetadores por considerarlos una prenda opresiva). Choca el hecho de que lo que una vez fue revolucionario sea considerado retrogado años después.

*CUESTIÓN RACIAL.

Este es uno de los aspectos que más llamaron la atención sobre la serie en su tiempo. El reparto de la serie (o sea, la tripulación de la nave Enterprise) estaba compuesto por una mezcla de actores de distintas razas (y por unos personajes de distintas culturas). Así, en la época de la segregación racial, en la que Martin Luther King y otros piden a gritos que a los negros se les trate como a personas, Star Trek presentaba un reparto compuesto por irlandeses, orientales, negros... ¡E incluso un ruso! (estamos en plena guerra fría) Pero lo más importante era que los actores interpretaban papeles que podían haber interpretado también actores de raza blanca (cosa más que inusual en la época). Como anécdota, mencionar que esto logró emocionar al ya mencionado Dr. Martin Luther King, el cual convenció a la actiz Nichelle Nichols (Uhura), que a la altura de la segunda temporada de la serie original estaba pensando en abandonar la serie, para continuar intrerpretando su personaje. “¿No se da cuenta de la importancia que tiene para el mundo su papel en la televisión?” -fueron las palabras del Dr. King- “Tiene Ud. el primer papel para la televisión que no es un estereotipo. Has creado Ud. un personaje con dignidad, inteligencia y belleza, y por primera vez el mundo nos ve como realmente deberíamos ser vistos: como hombres y mujeres como iguales, y haciendo una exploración pacífica. Ésta es una puerta que se ha abierto y que cambia para siempre las apariencias en la televisión y ésta es su parte en ello. No puede ud. dejarlo”.

Claro que la gente sigue acusando a Star Trek de que mucha mezcla de razas, pero que la figura dirigente, el capitán de la nave, sigue siendo un blanco anglosajón norteamericano como es el capitán Kirk. Así, Marvin Harris, famoso antropólogo norteamericano, llega a decir que la idea principal de Star Trek es presentar a la sociedad norteamericana (representada por el capitán Kirk) como centro, y las demás razas que forman la tripulación de la nave, como los asiáticos (representados por el oficial táctico Sulu), los negros (representados por la ya mencionada Uhura) o los europeos (representados por el ingeniero Scotty) no son son sino reflejo de los pueblos de la tierra que son seducidos por la todopoderosa raza americana para que se unan a ella. Incluso, siguiendo con esta idea, Harris llega a afirmar que el hecho de que un ruso (repetimos, en plena época de la Guerra Fría) forme parte de la tripulación quiere dar a entender que ellos (los rusos) también podrán ser asimilados por la cultura norteamericana, afirmando que la idea básica de Star Trek consiste en reflejar que dicha cultura se basa en la asimilación de otras culturas mediante el convencimiento, no por la conquista, y que esto demuestra que la cultura norteamericana prevalecerá. Nada más lejos de la realidad. Como se puede deducir de lo comentado anteriormente, Star Trek es sobre pueblos que se unen libremente los unos con los otros y en igualdad de condiciones, no sobre culturas que se adhieren a otra, todopoderosa y dominante. Los motivos en los que Harris se apoya son débiles e insustanciales, y solo el hecho de que en el resto de series de Star Trek los distintos capitanes sean de otras nacionalidades, razas y sexos ya debería desmontar todas las afirmaciones del tipo de las de Marvin Harris (y los comentaré en con posterioridad más profundamente).

También los puristas acusan a Star Trek de “racista” en el sentido de que aparecían pocos miembros de otras razas de la federación pero es que, por razones de presupuesto (los medios económicos de la serie eran muy precarios y los maquillajes costaban dinero), sus apariciones eran esporádicas (en la serie original), a excepción del Sr. Spock. El mayor presupuesto de las series secuela ha permitido también mejorar este aspecto.

*RIGOR CIENTÍFICO:

Como toda buena serie de ciecia-ficción, Star trek se basa en principios científicos demostrados en la actualidad (o que están siendo discutidos por los expertos hoy en día) en lo que al aspecto tecnológico y astrofísico se refiere. Así, cuando Stephen Hawking visitó los platós de la nueva generación por deseo propio, detuvo su silla de ruedas ante el decorado de los motores “warp” (los que permiten a la nave Enterprise viajar más rápido que la luz) y sorprendió a todos al teclear en la pantalla del ordenador a traves del cual se comunica: Estoy trabajando en esto.

También se da a lugar a un curioso fenómeno, que sería la inversa del expuesto anteriormente: Star Trek como fuente de inspiración para los científicos de hoy en día a la hora de buscar nuevos horizontes. Pongamos un ejemplo: Como hacer aterrizar la Enterprise en un planeta en cada episodio resultaría carísimo (decorados, metraje, etc...), a Gene Roddenberry se le ocurrió la idea del transportador, que es un aparato que descompone la materia en átomos y la hace reaparecer en otro lugar. De esta forma, se hacía pasar a los tripulantes que tuvieran que bajar a un planeta por el transportador y ya no era necesario hacer aterrizar la nave. Bueno, pues algunos científicos parten de esta premisa para formular teorías sobre como un transportador podría funcionar en la realidad.

*ANTROPOLOGÍA Y STAR TREK:

Como ya hemos dicho, una de los principales puntos de la misión de las naves de la Federación es el de “buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones”, y, por supuesto, estudiarlas. Vamos a tratar de analizar la forma mediante la cual se hace antropología en Star Trek.

Hay que decir que en el futuro de Star Trek, como ya hemos dicho, temas como el racismo y la xenofobia han sido olvidados hace siglos (si no hubiese sido así, no se hubiese podido formar una unión pluricultural tan diversa como la Federación Unida de Planetas) así que el Etnocentrismo a la hora de conocer y estudiar una nueva cultura es inaplicable, y el relativismo cultural (el no juzgar a una cultura por los patrones de otra) se aplica en todos estos contactos. Además, de seguir existiendo el etnocentrismo, y siendo la Federación una organización pluricultural ¿Por los patrones de qué cultura se juzgaría a las nuevas civilizaciones? Esta idea se resume en un concepto de los vulcanos, una de las razas alienígenas de la serie, llamado IDIC (infinita diversidad en infinitas combinaciones), otro punto importante de la filosofía de Star Trek.

Quiero destacar de nuevo la importancia de la idea de la Primera directiva en la serie, sobre todo a la hora de hacer antropología en el caso de sociedades primitivas. Lo que se plantea en Star Trek es que si establecemos contacto con una sociedad primitiva para estudiarla, influiremos en ella, alterando la evolución natural de esa cultura que, según la idea de la Primera Directiva, se debe respetar. Un ejemplo de esto en la vida real lo podemos ver en el estudio sobre el pueblo Duwayo que realizó Nigel Barley. Barley cuenta que los Duwayos tienen ciertas supersticiones para explicar por que los hombres blancos van vestidos ( dicen que tienen otra piel, etc...). Esta superstición no se habría creado entre el pueblo Duwayo de no haber establecido contacto con los blancos. Cabe destacar que, por lo general, Star Trek se opone a la idea de que un pueblo tenga supersticiones para explicar lo que no puede comprender, en vez de buscarle un significado lógico (otro rasgo del “humanismo” de Star Trek al que nos hemos referido con anterioridad).

*EXOANTROPOLOGÍA:

Es curioso, porque las razas alienígenas que aparecen en Star Trek, siendo razas y culturas totalmente inventadas, siempre tratan de reflejar algún aspecto humano... o ser reflejo de alguna raza o cultura humanas. Así, los belicistas y orgullosos Klingons, los cuales mantenían una especie de “guerra fria” con la Federación durante la época de la serie original, se identifican cláramente con los rusos (De hecho, lo que se narra en la sexta película, del año 1991, en la que los Klingons firman una alianza con la Federación, pretende ser un reflejo del derrumbe del bloque soviético). Los Bajoranos, que se han pasado gran parte de su vida luchando por su independencia al ser dominados por una potencia extranjera, recuerdan a cualquier pueblo de la tierra que se haya visto envuelto en alguna situación similar, etc... Para tratar algún problema controvertido (como la homosexualidad o la intervención de E.E.U.U. en Vietnam) sin crear polémica, lo que se suele hacer es crear una o varias razas alienígenas que tengan los rasgos humanos o una situación conflictiva similar a la que se quiere discutir.

Cuando los personajes extraterrestres de Star Trek comenzaron a despertar el interes de un sector importante de la audiencia, los guionistas empezaron a escribir capítulos en los que se revelaban cada vez más datos de sus culturas. De esta forma, se da lugar a un fenómeno que, a falta de un término mejor, llamaremos exoantropología (o antropología fantástica, o ciencia-ficción antropológica), que consiste en si no realizar un estudio antropológico en condiciones, si averiguar datos sobre una cultura no humana (de ahí lo de “exo”) e inventada (de ahí lo de “fantástica”).

La prueba de esto es la cantidad de libros, capítulos de la serie, páginas web, etc... dedicadas al estudio de la vida y costumbres de estas razas, siendo los Klingons la más popular de todas (se pueden encontrar libros desde los que tratan sobre los rituales que un klingon ha de pasar en las diferentes etapas de su vida, sus ritos de paso, hasta de sus recetas de cocina). Un ejemplo de esto: El lingüista Marc Okrand se basó en las características y comportamiento de los klingons para imaginarse como sería su lengua, y escribió el diccionario inglés-klingon, con una detallada gramática de este lenguaje, constituyendo un, cuanto menos, curioso ejercicio de lingüística.

*EJEMPLO DE CAPÍTULO DE STAR TREK: “WHO WHATCHES THE WATCHMEN?” (“¿QUIEN VIGILA A LOS VIGILANTES?”) DE LA NUEVA GENERACIÓN:

He escogido este capítulo para ilustrar lo expuesto en este trabajo no por tratar todos los aspectos que he expuesto (ninguno lo hace), sino por abordar punto que, considero, pueden ser interesantes para la asignatura.

Y es que “¿Quién vigila a los vigilantes?” va precísamente sobre la antropología en Star Trek, además de reflejar con claridad la idea de la primera directriva (o “Supremo mandato”, como se le llama en una desafortunada traducción).

El argumento: La Enterprise recibe una llamada de auxilio de un puesto de antropólogos establecido en Mintaka III, un planeta que alberga una sociedad primitiva, los mintakas, los cuales acaban de salir de un periodo de oscurantismo, en el cual las supersticiones dominaban su vida. Para no interferir en la sociedad mientras la estudian, los antropólogos usan un sistema de ocultación que, mediante hologramas, impide que sean vistos. El generador de hologramas se queda sin energía y los antopólogos son expuestos. Un Mintaka les ve, y, confundiendo las capacidades que permite la tecnología del Enterprise a su tripulación con poderes sobrenaturales, cree ver en el capitán Picard la figura de un dios del cual hablan las leyendas mintakas. El daño está hecho: se ha establecido contacto con una sociedad primitiva y se ha alterado su evolución natural. La tripulación del Enterprise tratará, a lo largo del capítulo, de reparar ese daño.

A destacar varios momentos interesantes en el capítulo:

-La conversación entre Picard y Oji, en la cual el primero convence a la segunda de que ellos no son dioses, sino una cultura con un nivel que quizá ellos alcancen algún día.

-La explicación de Picard al final del capítulo sobre el sentido de la antropología: Los mintakas no pueden entender el interés que pueda tener una cultura más evolucionada en ellos, a lo que Picard responde que “Hace tiempo, eramos como ustedes. Poder estudiarles es aprender sobre nosotros.”

-La revelación de algunas costumbres de la cultura Mintaka, como el que las mujeres caminen delante de los hombres y la explicación de por qué lo hacen. Esto sirve para ilustrar lo que comentábamos en el apartado “Exoantropología”, y demuestra que una raza alienígena en Star Trek no es solo un maquillaje raro.

-La actitud de Picard, que en realidad es la de la federación, de oponerse a las supersticiones para explicar lo que no entendemos (como ya hemos dicho en el apartado “Antropología y Star trek”). Hay quien opina que el capítulo cuestiona la idea de la existencia de Dios, solo que para no herir las sensibilidades de la susceptible audiencia conservadora norteamericana, se aborda de manera indirecta, colgándole a Picard la etiqueta de “dios” en vez de hablar sobre el dios judeo-cristiano convencional.

*ANEXO: COMENTARIO AL TEXTO DE MARVIN HARRIS SOBRE STAR TREK

Hay quién opina que para los antropólogos norteamericanos es difícil librarse de su etnocentrismo a la hora de estudiar su propia cultura, ya que la tienen, por la educación recibida, que raya, a veces, el fascismo a los ojos de un europeo, como muy arraigada.

Los seguidores de esta corriente de opinión encontrarían una buena prueba con la que apoyar sus teorías en este texto de Marvin Harris.

Que quede claro que en este comentario me voy a centrar en la parte en la que Harris habla de Star Trek, tanto por poder hablar como, modestia aparte, persona algo entendida en el tema como por creer que, tras haber expuesto el trabajo se entenderán mejor las explicaciones que voy a dar para tratar de explicar por que Marvin Harris se equivoca. Que quede claro también que con la mayoría de los otros puntos del capítulo (el futbol americano, Disney, Mc. Donalds...) estoy de acuerdo y me han parecido realmente curiosos.

El principal error de Harris es interpretar que la intención de Star Trek es hablar sobre la cultura norteamericana, cuando, como he querido dejar claro en el trabajo, esta era la de hablar sobre toda la humanidad. La diversidad de razas del Enteprise en interpretada por este autor como reflejo de la diversidad de los norteamericanos , no como reflejo de la diversidad de la raza humana, explicando la presencia de rusos y alienígenas diciendo que estos podrían ser seducidos y atrapados por una expansiva cultura norteamericana , añadiendo que en la Nueva Generación los klingons se han unido al crisol de razas que es la sociedad norteamericana (falso: solo el klingon Worf se une a la federación por motivos personales, no todo el pueblo klingon). Harris añade que Star Trek proclama los principios sagrados que validan la sociedad norteamericana, que son sus valores asimiladores, y que según Star Trek la cultura norteamericana triunfará sobre las demás, mediante el convencimiento y la asimilación, ya que el mensaje central de Star Trek es un mensaje que domina la cultura que la creó: la norteamericana. Bueno, para empezar, el hecho de que Gene Roddenberry naciese en Estados Unidos no quiere decir que la cultura norteamericana crease a Star Trek: Roddenberry era una persona progresista, un humanista, y quiso inbuhir su creación con un espíritu de hermandad universal que nada tiene que ver con ese espíritu de sociedades-que-son-asimiladas-por-otra-superior, del que habla Marvin Harris. Además resulta chocante que se haga incapie una y otra vez en los valores asimiladores de la cultura norteamericana, porque si algo aprecian los americanos es su individualidad. ¿Por qué se temía tanto el “peligro comunista” durante la guerra fría? Porque en el comunismo se es miembro de la sociedad, y se pone lo colectivo por encima de lo individual. De hecho, en la Nueva Generación se presenta una nueva raza alienígena llamada los Borg, los cuales vagan por el espacio asimilando culturas, convirtiéndolas en Borg, y añadiendo al “colectivo Borg” los saberes y tecnología de las sociedades asimiladas... y tienen poder para ello. ¿Por qué son tan terribles los Borg, especialmente para el público estadounidense? Porque encarnan ese “miedo” presente entre los norteamericanos a perder su individualidad. Si los “miedos” de una cultura se encarnan en una raza alienígena cuyo único diálogo en una serie es “Somos los Borg. La resistencia es inútil. Sereis asimilados”, me parece pero que muy chocante que Marvin Harris diga que esa serie ensalza los valores asimiladores de esa sociedad.

Marvin Harris llega a caer en el ridículo cuando solo contempla algunos aspectos de la serie de manera superficial, cosa la cual no creo que sea correcta a la hora de hacer un análisis serio. Así, él piensa que la nave Enterprise se llama así porque Norteamérica se fundó sobre la libre “Enterprise” ( “libre empresa”). Bueno, pues resulta que la nave Enterprise toma su nombre de un portaaviones del siglo XX del mismo nombre, el cual existe en la realidad. De hecho, la nave estuvo a punto de ser bautizada como el barco compañero del Enterprise en la Segunda Guerra Mundial, el Yorktown. Si se hubiese llamado así ¿Qué hubiese dicho Marvin Harris?¿Que Star Trek es claro reflejo del espíritu norteamericano porque la nave de los protagonistas se llama igual que una ciudad de los Estados Unidos? Hay quien se confunde por las siglas que preceden a todas las naves de la federación, las cuales son las mismas que las de los barcos de la marina norteamericana: U.S.S. (United States Ship, o sea, nave de los Estados Unidos), pero en Star Trek esto significa United Star Ship, o sea, Nave Estelar Unida (porque la federación también es “United”).

Pero el punto que puede llegar a provocar la carcajada en aquel que entienda minimamente sobre Star Trek es cuando Harris afirma que Spock (un vulcano), que tiene las orejas extrañas, ha sido dividido en dos en la Nueva Generación, y una de esas mitades es Worf (un klingon), cuyas protuberancias craneales son análogas a las orejas de Spock. Vamos a ver: en el punto “Antropología y Star Trek”, en el subapartado “Exoantropología”, he tratado de dejar bien claro que las razas alienígenas de Star Trek no son solo un maquillaje en un actor, sino que se intenta construir una cultura bien desarrollada (costumbres, lenguaje, etc...) para reflejar en ella alguna característica humana a debatir. Y Marvin Harris dice que un vulcano (raza pacífica, que intenta aplicar la lógica en todas las faceta de su vida, grandes científicos), tiene que ver con un klingon (raza beliciosa y orgullosa, buscan la gloria de la victoria, el honor lo es todo para ellos, grandes guerreros) porque las orejas puntiagudas de Spock le recuerdan al craneo articulado de Worf. Asombroso, Sr. Harris.

Sirvan este ejemplo y los anteriores para mostrar como, en mi opinión, el análisis, si se puede llamar así, que Marvin Harris, al que no le discuto su autoridad en materia de antropología, realizó sobre Star Trek es superficial, y no puede, al menos en mi opinión, ser tomado en serio, como no puedo tomar en serio ningún análisis cuya reflexión final sea algo tan fascistilla (en el sentido de creer que la propia cultura es superior a las demás, lo cual es la base del fascismo) como que una cultura triunfará sobre las demás... aunque afirme que esto se haga en basé a una democracia ordenada y progresista (idea que si comparto).

BIBLIOGRAFÍA

editor. Madrid. 1996*VV.AA. Star trek: 30 años de aventura. Alberto santos

*VV.AA. Star trek: la nueva generación.

Alberto santos editor. Madrid. 1995

* ASHERMAN,A. The star trek compendium.

pocket books. New york. 1993

*OKUDA,M, OKUDA,D. Y MIREK, D. The star trek encyclopedia. Pocket books. New york. 1994

*VV.AA. Artículos varios.

A lo largo del trabajo, me referiré a la serie de los años 60 como ”la serie original”, a “Star Trek: the next generation” como “la nueva generación” (título que ha tenido en español), a “Star Trek: deep space 9” como “Deep Space 9” y a “Star Trek: Voyager” como “Voyager”

BARLEY, N. El antropólogo inocente. Anagrama.

OKRAND, M. The Klingon dictionary. Pocket Books.

HARRIS, M. “Star Trek como compendio de temas culturales dominantes”, dentro del capítulo “La cultura popular norteamericana” en Introducción a la Antropología general. Alianza Editorial. Madrid 1986.

HARRIS, M. ibid . pag. 474

HARRIS, M. ibid. pag. 474

15