Sociología de las relaciones de género

Sexualidad humana. Sociedades tradicionales y modernas. Factor biológico. Antropología cultural. Perspectiva sociológica. Incidencias. Tecnologías de reproducción. Cristianismo en Occidente

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

ASIGNATURA: SOCIOLOGÍA DE LAS RELACIONES DE GÉNERO.

TEMA 1. LA SEXUALIDAD HUMANA

  1. LA SEXUALIDAD EN LAS SOCIEDADES TRADICIONALES Y MODERNAS.

En los últimos tiempos, la idea sobre la sexualidad ha sufrido cambios considerables.

En las sociedades tradicionales la sexualidad estaba unida al proceso de reproducción.

En las sociedades modernas la sexualidad se ha separado del proceso de reproducción y se ha convertido en una dimensión vital que cada individuo ha de explorar y conformar. Si la sexualidad antes se definía a partir de la heterosexualidad y de la monogamia, ahora cada vez más está más aceptado el hecho de que existen diversos tipos de comportamiento y de orientación sexual, en una amplia variedad de contextos.

  1. EL FACTOR BIOLÓGICO DE LA SEXUALIDAD.

Durante mucho tiempo la sexualidad se ha considerado un asunto muy personal. Esto explica que sea un fascinante objeto de estudio para los sociólogos. Hasta hace poco, gran parte de lo que sabíamos sobre la sexualidad procedía de los biólogos, médicos y sexólogos. Los estudiosos también han observado el mundo animal con la intención de comprender mejor el comportamiento sexual humano.

La sexualidad tiene una clara base biológica, porque la anatomía femenina es diferente a la masculina. Asimismo existe el imperativo biológico de la reproducción, sin el cual la especie humana se extinguiría.

Enfoque evolucionista: Algunos biólogos como David Barash ( 1979) indican que la tendencia del varón a ser más promiscuo tiene una explicación evolutiva. Según esto, los hombres están predispuestos biológicamente para poseer al mayor número posibles de mujeres, mientras que éstas quieren compañeros estables que protejan la herencia biológica que se ha invertido en sus hijos. Esto es así porque, mientras el hombre produce a lo largo de su vida millones de espermatozoides, las mujeres sólo producen unos cientos de óvulos y deben llevar al feto en su propio cuerpo durante nueve meses. Esta explicación se apoya en estudios del comportamiento sexual de los animales que señalan que los machos son normalmente más promiscuos que las hembras de la misma especie.

Muchos analistas desdeñan este enfoque y sostienen que el comportamiento humano está más influido por el entorno genéticamente determinado por instintos: “el niño humano nace con relativamente con pocas vías neuronales ya comprometidas” (Rose, 1984). Rose afirma que los humanos tienen una infancia excepcionalmente prolongada en relación con otros animales, que les proporciona mucho más tiempo que otras especies para aprender de sus experiencias.

Las afirmaciones de sociólogos como Barash han sido energéticamente refutadas, especialmente en lo que se refiere a cualquier implicación con el comportamiento sexual humano. Sin embargo, hay algo que distingue claramente a los seres humanos de los animales. El comportamiento sexual humano tiene sentido: es decir, las personas usan su sexualidad y la expresan de diferentes formas. Para los seres humanos la actividad sexual es algo que va más allá que la biología. Es simbólica, refleja quiénes somos y las emociones que experimentamos. La sexualidad es demasiado complicada como para reducirla a los rasgos biológicos. Debe interpretarse en función de los significados sociales que las personas le atribuyen.

  1. EL PUNTO DE VISTA DE LA ANTROPOLOGÍA CULTURAL.

Sexualidad Genitiva: Es aquella cuyo fin directo es la generación de descendientes físicosy la procreación. La procreación ha sido revestida de las másdiversas formas respecto a la moral, la ciencia, los ritos, etc. teniendo sus repercusiones en el resto de las manifestaciones culturales: artes plásticas, literatura, derecho, relaciones sociales, etc. la razón de esta importanciade la procreación en la transmisión de la vida por ello todos los grupos humanos la han culturizado.

Las diferencias de culturación entre grupos humanos son grandes de forma que lo que en un grupo es correcto en otro puede ser tabú y se suele utilizar apelativos etnocéntricos como sociedades muy permisivas o sociedades muy restrictivas. La sexualidad es uno de los aspectos culturales de los grupos humanos enlos que la diferenciación es más notoria. Costumbres, ideas, tabúes, etc. son de lo mas dispar no solo sobre el propio sexo sino sobre todo aquello que lo rodea y tiene relación con él como son los climaterios, nomenclatura con la cual se suele enmascarar la denominación de los órganos sexuales (de la procreación).

Enlos conocimientos científico-técnicos y en la doctrina que cada grupo étnico tiene sobre la procreación podemos ver las creencias y expectativasque cada grupo mantiene sobre la sexualidad. Esta realidad puede ser expresada mediante términoscientíficoso relatos míticos. (Mito= teoría, lo que se dice; rito= practicanlo que se hace).

Sexualidad no- genitiva: Aquella cuya finalidad directano es la generación de descendientes, sino que tiene otros fines, los máscomunes:

1.- Erotismo, se define como la excitación físicoemotiva sensual basada en la simulación o ejecución de la copula con el resto de manifestaciones propias de tal acto pero que no conlleva la concepción en la hembra. Si la relación es heterosexual Hay que prever algún métodoanticonceptivo.

Esto implica que culturalmente tales métodospueden no existir, o si existir, y en caso de que existan pueden estar rechazados moralmente, admitidos, y según sea la situación en este baremo (medida) se estará viendo cual es la actitud del grupo sobre este aspecto de la sexualidad.

2.- La iniciación, es la manera como un adulto experimentado enseña la mecánicade la copula y las expresiones de la sexualidad a un inexperto independientemente de que la relación sea heterosexual u homosexual.

3.- La economía. Es la sexualidad basada en el comercio, y en la que una de las partes recibe una contraprestación económica por su contraprestación en la misma, se la denomina como pornografíaentendida tanto las copulas realizadas con estas premisas como el resto del comercio que se dá basado en la sexualidad.

4.- Amancebamiento dependiente, es la relación sexual relativamente estable en la que una de las partes consiente en ella con el fin de acceder a un status social que en ese momento no posee, bien por origen, bien por carecer de bienes económicospara ello, esta puede ser tanto homosexual como heterosexual.

5.- El compromiso social. Son las relaciones sexuales basadas exclusivamente en la conveniencia de los grupos sociales representados en los actores (matrimonios de conveniencia).

6.- La homosexualidad, puede tener como base cualquiera de los 4 primeros puntos anteriores, pero también puede tener otras motivaciones, puede ser el reflejo de una etnociencia errónea, según la cual el macho para procrear debe producir semen, y para poder generarlo debe recibir la semilla que inicie el proceso vital. La homosexualidad puede ser consecuencia también de una tendencia natural hacia individuos del mismo sexo con diferente género.

Sexualidad reproductiva: Es la expresión cultural de la masculinidad y la femineidad, reproducir significa además de generar un nuevo ser vivo, sumergirlo en los modos culturales de la masculinidad y femineidadpara lo cual debe hacer un acople personal de identificación con tres cosas:

  1. Sexo
  2. Género
  3. No-género

Al ser el géneroun aspecto cultural, la identidad genéricase forma más tarde que la identidad sexual, en torno a los 4 o 5 años. Pero de la misma manera que la identidad sexual queda definida para toda la vida, la identidad genéricadebe ser revisada y reforzada durante toda la vidatan es así que la identidad genéricapuede provocar desequilibrios en la personalidad de los individuos pues puede llevar a reprimir tendencias culturales que el grupo a asignado al otro sexo y que por tanto no encaja en el patrón cultural propio. En este caso surge la necesidad de reprimir aquello que el individuo siente como algo natural y culturalmenteestádefinido como atributo del otro genero.

El género se puede redefinir pues los roles genéricos son culturales y la cultura es representada por cada generación y por tanto esos roles pueden cambiar, esto significa que cada cultura y generación cultural asigna papeles sociales a cada uno de los sexos y esto es la definición y redefinición del genero.

Género centrismo: La combinación de hormonas propias del sexo (de los hombres o las mujeres) y de la adrenalina puede provocar que el génerosea utilizada como una estrategia de poder, es decir, la pertenencia o no a un sexo determinado puede tomarse como pretexto para la imposición o sometimiento de un sexo sobre otro.

La cultura puede ayudar mediante el género centrismo (= juicio de valor que los de un sexo hacen sobre el génerohumano, representados por los del otro sexo) no solo a nivel teórico, sino y sobre todo practico.

El machismo y el matriarcalismo. En ambos casos aparece la coacción mediante criterios e ideologíascon una base pseudobiológica, pseudocultural, o sin mas de hecho de un sexo sobre otro.

El sexismo deberíallamarse generismo, ya que es la confusión de sexualidad, genero y poder, cada sexo asume que sus puntos de vista, tareas asociadas, y conocimientosvitales respecto el sexo genero son las correctas y naturales. Hay por tanto una discriminaciónnegativa contra un sexo, basado en el conjunto de roles que el grupo asigna a los componentes de dicho sexo, es por ello que se trata de no tanto sexismo sino generismo. Esa discriminación se sustenta en la conexión cultural interesada entre sexo y géneroen vez de entre capacidades y sexo e incluso capacidades y personas.

  1. LA PERSPECTIVA SOCIOLÓGICA

De acuerdo con la perspectiva sociológica de las conductas sexuales de los humanos es algo que se aprende a través del proceso de sociabilización dentro de un contexto socio-cultural. Muchas personas piensan que las acciones sexuales son algo natural e instintivo. Pero, dicha creencia es falsa porque sólo los animales nacen con instinto sexual, sólo tienen relaciones cuando las hembras están en celo en determinados periodos del año.

Los seres humanos poseen impulso sexual. Les permite tener relaciones sexuales durante todo el año especialmente cuando la mujer no está ovulando.

Debido a las formas en que se socializa a los individuos se encuentran sujetos a la influencia de las fuerzas sociales y culturales de sus respectivas sociedades, la sexualidad humana tiende a variar de una sociedad a otra, y de dentro de ellas, de un grupo a otro. P.e: donde la influencia religiosa en materia de sexo es menos rigurosa es probable que los jóvenes tengan relaciones premaritales. Por otro lado, es común que los individuos con valores religiosos muy arraigados se opongan a las relaciones sexuales premaritales y las consideren como acciones producto del libertinaje e inmoralidad de la sociedad moderna. Sin embargo, para entender las conductas sexuales de los individuos, es necesario entender nuestras propias características y distinciones biológicas para de este modo estudiar las múltiples variables de la sexualidad humana.

  1. LAS INCIDENCIAS DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA REPRODUCCIÓN.

Durante años los partos y el cuidado de los hijos dominaron la vida de las mujeres. En las sociedad tradicionales los métodos anticonceptivos eran ineficaces o desconocidos. El perfeccionamiento de los métodos anticonceptivos ha contribuído a modificar esta situación. Los avances en los métodos anticonceptivos han facilitado que hombres y mujeres decidan si quieren hijos y cuándo es el momento.

El parto:

Actualmente en las sociedades industrializadas, la mayoría de los nacimientos tiene lugar en los hospitales con ayuda de un equipo médico especializado. En el pasado los padres debían esperar hasta el día del nacimiento para conocer el sexo y si estaría sano. Hoy en día pueden usarse pruebas prenatales para descubrir anormalidades estructurales o cromosómicas antes del parto. Esta nueva tecnología plantea nuevos dilemas éticos y legales a las parejas y a la sociedad, ya que cuando se detecta un desorden se ven en la necesidad de decidir si tendrán o no al hijo, sabiendo que puede resultar gravemente discapacitado para toda su vida.

Ingeniería genética: los bebés de diseño.

Ingeniería genética: La intervención en la construcción genética del feto para influir en su desarrollo subsiguiente. Su impacto social está comenzando a provocar debates intensos como los que rodean al tema del aborto. Según sus defensores, la ingería genética aportará muchos beneficios. La reprogramación genética asegurará que estas enfermedades dejen de transmitirse de generación en generación. Será posible diseñar los cuerpos antes del nacimiento en cuanto a color de pelo, ojos…

¿cuáles deberían de ser los límites de esos cambios? La ingeniería genética cara ¿significa eso que quienes puedan pagarlo podrán eliminar cualquier rasgo que consideren socialmente indeseable en sus hijos? ¿qué ocurrirá con los hijos de los grupos más pobres?

Algunos sociólogos han afirmado que las diferencias en el acceso a la ingeniería genética podrían provocar el nacimiento de una “infraclse biológica”. Los que no posean las ventajas físicas que puede aportar la ingeniería genética podrían ser objeto de prejuicios y discriminación por parte de quienes sí disfrutan de esas ventajas. Duster,1990.

El debate sobre el aborto

El aborto es el dilema ético más polémico. Los “pro-vida” creen que el aborto es siempre malo excepto en circunstancias extremas, porque equivale a asesinato. Para ellos las cuestiones éticas están sujetas por encima de todo al valor que se debe conceder a la vida humana. Los que están a favor del aborto defienden que debe considerarse el control de la madre sobre su propio cuerpo.

Dworkin, cree que el debate podría resolverse. Para él la división entre los “pro-vida” y “pro-libre elección” esconde acuerdos más profundos. Antiguamente la vida era relativamente barata, actualmente se le da mucha importancia a la vida humana. Ambas partes están de acuerdo en este valor, pero lo interpretan de manera diferente, uno haciendo hincapié en los intereses del niño y otro en los de la madre.

  1. EL CASO DEL CRISTIANISMO EN OCCIDENTE.

Durante cerca de 1000 años las actitudes occidentales hacia el comportamiento sexual fueron moldeadas por el cristianismo. La idea dominante en la iglesia cristiana era que toda conducta sexual es sospechosa, a no ser que tenga como fin la procreación. En ciertos periodos esta concepción generó un puritanismo extremo en el conjunto de la sociedad, pero en otras épocas muchas personas hacían oídos sordos a las enseñanzas de la iglesia o reaccionaban contra ellas mediante prácticas prohibidas por las autoridades religiosas. La idea de la satisfacción sexual puede y debe alcanzarse exclusivamente en el matrimonio era poco común.

En el siglo XIX las premisas religiosas sobre la sexualidad fueron reemplazadas por las de tipo médico, pero la mayoría de los primeros escritos médicos sobre este tema eran tan estrictos como los de la iglesia.

Hoy en día conviven actitudes tradicionales y liberales hacia la sexualidad. Personas influenciadas por el dogma cristiano, creen que las experiencias sexuales prematrimoniales son malas, y desaprueban, toda forma de conducta sexual que no sea la actividad heterosexual dentro del matrimonio.

  1. LOS PIONEROS ESTUDIOS INTERNACIONALES SOBRE SEXUALIDAD HUMANA.

Alfred Kinsey años 40-50 primero en llevar a cabo un estudio de envergadura sobre la conducta sexual real. Recibió críticas por parte de organizaciones religiosas y tachado de inmoral en la prensa y congreso. Kinsey siguió adelante con su trabajo, obtuvo la historia de la vida sexual de 18.000 personas (blancas estadounidenses).

Resultados revelaban una profunda diferencia entre las posturas dominantes en la opinión pública del momento acerca de la conducta sexual y lo que era el comportamiento real en ese sentido. Kinsey descubrió que el 70% de los hombres había visitado prostitutas que 84% había mantenido relaciones prematrimoniales, pero el 40% esperaba que su mujer fuera virgen al matrimonio. El 90% había practicado masturbación y 60% algún tipo de sexo oral. Entre las mujeres, 50% había tenido experiencias sexuales antes del matrimonio, 60% se masturbaba y el mismo porcentaje había tenido contactos genitales orales.

Un poco antes del estudio en los años 20 había comenzado una fase de liberación sexual, muchos jóvenes se habían librado de los estrictos códigos morales que habían regido para las generaciones anteriores.