Sociología de la familia

Evolución. Clasificación. Patriarcal. Inestable. Troncal. Sistemas familiares. Formas de hogar en España

  • Enviado por: Miriam
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

SOCIOLOGIA DE LA FAMILIA

La Sociología de la Familia surge a finales del siglo XVIII. Se inicia metodológicamente con la observación y posteriormente con la deducción de generalizaciones o hipótesis acerca de los hechos sociales que pretenden alcanzar el rango de modelos explicativos y predictivos. Quienes estudian la familia lo hacen desde un grado de compromiso social importante y por ello es central delimitar cuáles son sus representaciones colectivas acerca de este objeto de estudio, tal y como recomienda Durkheim.

Para él las representaciones colectivas engloban los modos con los que un grupo se piensa en relación con los objetos que le afectan. Son generadas socialmente, expresan problemas sociales y mantienen una correspondencia estructural con la organización social. No obstante, son autónomas en cuanto a su combinación y leyes de transformación.

1)EVOLUCIÓN DE LA FAMILIA

Los inicios se encuentran en las encuestas de la Sociedad Real de Medicina, que desde 1744 llevan a cabo los médicos en los domicilios de sus pacientes para observar las condiciones concretas en las cuales viven, así como en las encuestas de los filántropos del siglo XIX que franquean las puertas de los tugurios obreros.

Estas primeras observaciones que conducen a los primeros análisis no están exentas de una teoría implícita de la familia cargada de ideología que se dejará sentir en las aplicaciones sociales y políticas.

En 1835 Comte formula una sociología de la familia en un contexto positivista enfrentado a los defensores del antiguo sistema como a los reformadores socialistas. A pesar de su positivismo y cientificismo al abordar este problema, su visión sigue preñada del moralismo de la época. Como Louis de Bonald antes que él, y como Le Play simultáneamente, Comte denuncia el debilitamiento de la autoridad parental y reivindica la unidad de la familia simple que es el germen de la sociedad, su base esencial. La familia se estructura según el principio de subordinación: la subordinación de los sexos y la de las edades, una instituye la familia, la otra la mantiene.

Críticas a Comte:

Carencia de base documental o empírica

Más tarde la novedad de Le Play es documentar con encuestas sus proposiciones en cuanto a la `desconstitución' de la familia que atribuyen a la supresión del derecho de primogenitura.

Sus monografías familiares conocieron un gran éxito en el siglo XIX y las encuestas fueron constantemente desarrolladas en Europa y luego fuera de Europa. El plan de estos trabajos era siempre el mismo:

la organización industrial y de la familia (características del suelo, de la industria, de la población situando el caso detallado, estado civil de la familia, religión y hábitos morales...)

los medios de existencia de la familia, ((propiedades, subvenciones, trabajos e industria)

el modo de existencia de la familia (alimentos y comidas, habitación, mobiliario y vestidos, recreación)

la historia de la familia ( fases principales de la existencia, costumbres e instituciones que aseguran el bienestar físico y moral de la familia.

Le Play clasifica las familias, distinguiendo:

  • la familia patriarcal, aquella en la que los hijos casados permanecen en el hogar paterno. Está basado en la opresión.

  • la familia inestable que abandona a los hijos desde el momento en que pueden valerse por sí mismos

  • la familia troncal en la cual uno solo de los hijos permanece al lado de sus padres, cohabita con ellos y sus propios hijos. El modelo de familia troncal es presentado como el `mejor', el más apto para luchar contra la desorganización social.

El trabajo de Le Play que tenía una clara intención reformista, se vio frenado por la revoluciòn de 1870. No obstante, abrió un camino a través de la Sociedad de estudios prácticos de economía social fundada en 1856 que extiende su filiación en Francia hasta los estudios demográficos de 1950.

Otra clasificación importante fue el método de Durkheim que pretende poner en relación el sistema familiar contemporáneo con otros sistemas, operando una comparación con los trabajos relativos a otras sociedades.

Este método trata de identificar modelos y las condiciones de producción de estos modelos. Durkheim recomienda apoyarse en el estudio de los hábitos, en el derecho, en las costumbres, y no en los relatos y descripciones literarias. Se trata de aproximarse a lo normativo, cuya sanción es la fuerza coercitiva y cuyo incumplimiento es merecedor de sanciones.

Otro aspecto esencial del pensamiento de Durkheim su consideración de la familia como un objeto susceptible de generalizaciones científicas, que es lugar de un orden, aunque heterogéneo. Hay que evitar no obstante, el exceso de simplismo o la renuncia a cualquier intento de sistematización.

Durkheim está impregnado de evolucionismo y aunque el interesa la familia de su tiempo, sus estudios se dirigieron a las formas antiguas de la familia, puesto que para él la familia contemporánea resumía en su seno los rasgos de la evolución histórica de esta institución. Los tipos de familias no están jerarquizados, la familia de hoy no es ni más ni menos perfecta que la de antaño: es distinta porque las circunstancias son distintas.

Las influencias de Durkheim se extienden a la Antropología social inglesa y Sociología estructural-funcionalista de EEUU, el estructuralismo de Lévi-Strauss que en materia de familia se aparta del clásico.

2)CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS FAMILIARES ACTUALMENTE

Los sistemas familiares se pueden encuadrar:

1)Atendiendo al modo de computar el parentesco. De esta manera tenemos:

-La familia patrilineal: Cuenta la ascendencia por la vía del padre (Inglaterra).

-La familia matrilineal:Cuenta la ascendencia por la vía de la madre (Portugal).

-La familia bilineal:Cuenta la ascendencia por las dos vías (España).

2)Otra forma se hace acudiendo al sujeto que detenta la autoridad:

-Familia patriarcal. La autoridad la tiene el padre.

-Familia matriarcal. La autoridad la tiene la madre.

-Familia igualitaria. La autoridad está dividida.

El tipo de familia que ha dominado en España durante mucho tiempo ha sido la familia patriarcal matricéntrica; la autoridad la tenía el padre, pero la autoridad era gestionada por la madre.

3)Si hacemos la clasificación de los núcleos familiares atendiendo a su tamaño, encontramos:

-Familia tradicional o larga. Era una especie de clan, donde vivían parejas y sus hijos; éstas se organizaban en torno a una pareja mayor, que solían ser los padres de él o de ella.

-Familia nuclear. Es la formada por los padres y sus hijos.

En cuanto a la clasificación atendiendo al lugar donde reside la familia, encontramos:

-Familia patrilocal. Residen con la familia de él.

-Familia matrilocal. Residen con la familia de ella.

Familia neolocal. Residen en un lugar distinto al lugar de residencia de los padres de él o de ella.

4)Según el número de esposos o esposas, hay otras clasificación:

Familia monógama: El término monogamia significa que cada cónyuge sólo pude tener un consorte. Es decir, el matrimonio de un hombre con una mujer. Estadísticamente la monogamia es la forma predominante de matrimonio.

Familia polígama. Da pie a que un marido tenga varias esposas o que una esposa tenga varios maridos.

-Poligimia: es el matrimonio de un hombre con dos o más mujeres

-Poliandria. es el matrimonio de una mujer con dos o más hombres

El número de sociedades polígamas es muy grande, son las que aceptan la poligamia como una forma legal de matrimonio y además lo consideran el matrimonio ideal. Dentro de las sociedades polígamas, la forma de matrimonio que más predomina es la poliginia, especialmente en África y SO de Asia, entre los primitivos agriculturos y pastores

NUEVAS FORMAS DE HOGAR EN ESPAÑA:

Estas formas son principalmente 4:

Hogares unipersonales.

Matrimonios sin hijos.

Familias monoparentales.

Parejas de hecho.

Hogares unipersonales:

Los hogares formados por una sola persona, ya existían en las sociedades preindustriales. Sin embargo, este colectivo está creciendo a un ritmo rápido actualmente.

Esta tendencia es al alza y bastante generalizada.

Están formadas sobretodo por mujeres mayores de 65 años (44%). Entre los hombres y mujeres mayores de 65 años, que viven solos representan el 54 % de la población total de hogares unipersonales.

Esto representa un problema importante para cualquier economía de cualquier país; es una población que necesitan de muchas atenciones y se requiere de una economía elevada para mantenerlos.

Algo menos de la mitad de estos hogares unipersonales están formados por jóvenes que se independizan de sus familias en mayor número que separados y divorciados...

Matrimonios sin hijos.

Hay que distinguir por un lado, los formados por matrimonios jóvenes, recién casados.

Por otro lado, los matrimonios que no deseen tener hijos, o los que una persona de matrimonio es estéril. También están los de “nido vacío”, aquellos en los que los hijos se casan y se van de la casa (forman ¾ partes de los matrimonios sin hijos).

Familias monoparentales.

Están formadas por los padres y los hijos.

Se producían porque muere uno de los padres y los hijos se quedan a cargo del otro.

Actualmente están formadas en España por familias en las que los cónyuges se separan. Así, el ex - marido se va a vivir a otro sitio y la ex - mujer forma un núcleo monoparental con lo hijos.

También están formados por madres solteras; madre o padre que vive con sus hijos soltero o soltera.

  • Análisis en referencia al ciclo de desarrollo de la familia

El estudio basado en la composición de la familia es bueno pero tiene inconvenientes. Es interesante que se sepa que se puede hacer el análisis en relación a su ciclo de desarrollo: la composición de la familia va a depender del momento o estadio en el que se encuentra dentro de su ciclo de vida. Las primeras investigaciones que estudian esto a través de esta técnica son GLICK (47, USA) y MEYER FORTES (58, GB). En España ha sido SALUSTIANO DEL CAMPO el pionero. Este sociólogo dice que uno de los modelos básicos del ciclo familiar es el que propone DUVALL, que distingue 8 fases en la familia en función de la carrera o fase del hijo mayor:

Del comienzo de la familia: formado por los casados sin hijos.

Familias con bebes: donde el hijo mayor tendría hasta los 30 meses.

Familias con hijos en edad preescolar: el hijo mayor tendrá entre 30 meses y 6 años.

Familias con hijos en edad escolar: de los 6 a los 13.

Familias con adolescentes: 13 a 20.

Familias como plataformas de colocación: proceso desde que se va el primer hijo hasta que se va el último.

Familias maduras: “nido vacío”, hasta la jubilación.

Familias ancianas: desde la jubilación hasta que fallecen los 2 esposos.

Son las fases de DUVALL. Hay manuales que las modifican.

Uno de los cambios más importantes en la familia occidental ha sido el de la concentración de los hijos en un período corto dentro del período fértil de la mujer. También se vive en España este proceso. El período ha pasado de 12,7 años a 5,8 (datos del 95). Se vive la etapa del “nido sin usar”: tiempo que vive la pareja hasta tener el primer hijo (principios de siglo, 1,9 años; en el 85: 1,2). Esa concentración del tiempo en el que se tienen los hijos viene acompañado de una disminución del número de hijos que se tienen. El intervalo entre el nacimiento de los hijos ha aumentado. Otro cambio en España es el aumento del tiempo de permanencia del nido vacío. Ante el aumento de la esperanza de vida de los progenitores (una vez que los hijos se casan).

Todos estos análisis también plantean inconvenientes. Uno es que es bastante difícil realizar este análisis a nivel regional. Tampoco permite detallar las pautas de comportamiento distinguiendo lo que es el medio urbano y rural. Además este enfoque se basa en el supuesto de que la mayoría de los españoles adopta la forma clásica o nuclear. Para las nuevas formas no sería válido. Del Campo señala que este tipo de enfoque es muy normativo y dice que no se ajusta a la verdadera realidad de la organización familiar porque es muy cambiante, pero él lo defiende porque sirve para explicar las ¾ partes de las familias españolas.

Del Campo observa que cuando él mismo realiza un análisis de la familia americana entre los 70 - 80, la tasa de nupcialidad desciende un 17 %, y el número de parejas no casadas se triplica (paralelamente).

Otro investigador, Emilio LAMO DE ESPINOSA también destaca el hecho de que se esta produciendo un importante crecimiento de los hogares no familiares.

Podemos pensar: ¿Cuál será la tendencia futura de ese ciclo familiar? Según DEL CAMPO: “Básicamente, lo que los cambios producidos han modificado profundamente es el ciclo vital previsible para quienes ahora nacen, de modo que seguramente vivirán varios años con sus padres y sus madres; solos con sus madres (después de que se divorcien); después vivirán con sus madres y sus padrastros; luego solos algún tiempo; y después pasarán a vivir con alguien pero sin casarse; se casarán y se divorciarán: volverán a vivir solos y volverán a casarse.

Los podemos entender que es una familia nuclear pero con distintos padres. Esta visión nos hace entender que el divorcio se vuelve un factor importante para atender la futura estructura de la familia.

  • El divorcio en la sociedad española.

Según Inés ALBERDI, en España la tasa de divorcios por 10.000 habitantes es baja en comparación a otros países europeos, y que ha descendido en el período 82 - 84. España se encuentra en un grupo de países que poseen una baja tasa de divorcios, a gran distancia de países como Suecia, Holanda, Suiza... Si analizamos la relación matrimonios y divorcios, hay 10% de divorcios por cada 100 matrimonios. Según ALBERDI, la media de años de matrimonio entre aquellas personas que solicitan el divorcio se sitúan en un 17 (81) y 15,8 (82). Si observamos las separaciones, es más significativo el número debido a las características de las leyes españolas: una sentencia de separación supone ya una ruptura del matrimonio y es un requisito previo al divorcio, que solo se necesita para volver a casarse.