Sociología de la Comunicación

Empresa. Organización. Propósito. Alcance. Proceso comunicativo. Fidelidad. Fuente. Habilidades. Actitud. Conocimiento. Receptor. Mensaje. Canal. Aprendizaje. Estímulo. Respuesta. Feedback. Empatía. Conducta. Lenguaje

  • Enviado por: María Paula Gorostizú
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 40 páginas
publicidad
cursos destacados
MBA Executive
Escuela Europea de Negocios - Sede Galicia
Avanza al siguiente nivel con este MBA Executive para profesionales con experiencia de al menos 5 años. A través de...
Solicita InformaciÓn

Curso Superior en Dirección de Empresas Agroalimentarias
EOI
Este programa tiene como vocación ofrecer a los agentes del sector y a los futuros actores de esta industria, los...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Universidad de Morón

Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales

Sociología de la Organización

“COMUNICACIÓN”

Sociología de la Organización:

Comunicación. Alcances y fines

Propósito de la comunicación.

El propósito de la comunicación lo podemos definir como la meta del creador o receptor del mensaje.

Es difícil determinar si su propósito es informar o persuadir, así como decir cuál será su efecto en el receptor y cuál la intensión de la fuente al producirlo.

El propósito de la comunicación debe ser:

  • No contradictorio lógicamente ni lógicamente inconsciente consigo mismo.

  • Centrado en la conducta; es decir expresado en términos de la conducta humana.

  • Lo suficientemente específico como para permitirnos relacionarlo con el comportamiento comunicativo real.

  • Compatible con las formas en que se comunica la gente.

  • Al hablar del propósito de la comunicación podemos hablar del desarrollo del ser humano, ya que este en el momento que nace está totalmente desamparado, pero con el tiempo el aprendizaje le va dando experiencia, como que tipo de sonido emitir, de que manera llorar, para lograr la atención de los demás para satisfacer su necesidad. Hasta el momento en que está con la capacidad para poder utilizar el lenguaje en su totalidad y expresarse más claramente.

    Cada una de estas experiencias y cosas que aplica el niño se basan en la comunicación. Damos y obedecemos órdenes; por un lado solicitamos y por el otro accedemos a lo que se nos solicita.

    La comunicación es la base de esta interacción, de estas relaciones de hombre a hombre.

    Nuestro fin básico es alterar la relación original existente entre nuestros organismos y el medio que nos rodea. Más exactamente, nuestro principal propósito es reducir las probabilidades de ser un sujeto a merced de fuerzas externas, y aumentar las probabilidades de aumentarlas. Nuestro objetivo básico en la comunicación es convertirnos en agentes efectivos. Es decir, influir en los demás, en el mundo físico que nos rodea y en nosotros mismos, de tal modo que podamos convertirnos en agentes determinantes y sentirnos capaces de tomar decisiones, llegado el caso. En resumen “nos comunicamos para influir y para afectar intencionalmente”.

    Toda comunicación tiene su objetivo, su meta, o sea, producir una respuesta.

    Las personas tendrán dificultad en decidir lo que quieren comunicar o no, hasta no saber claramente cual es el resultado que espera obtener de los demás en término de respuesta. Las personas necesitan concentrar su atención en analizar el propósito, de manera que puedan controlar su conducta frente a este para determinar si se comportan de manera efectiva. Si no analizan el propósito pueden caer en el fracaso, y no afectar de la forma deseada al receptor.

    Estos fracasos de la comunicación pueden ser atribuidos a dos causas:

    -A la falta de eficiencia, o;

    -A la interpretación errónea.

    La conducta, en la comunicación se torna habitual, ya que una vez aprendida la forma de desempeñarnos en este tipo de conductas, éstas se llevan a cabo fácilmente y con el mínimo esfuerzo, en este caso, la conducta se ha convertido en un hábito, a menudo volviéndose ineficaz.

    Las dimensiones del propósito

    El “quien” del propósito. Cualquier situación humana en que intervenga la comunicación implica la emisión de un mensaje por parte de alguien, y, a su vez, la recepción de ese mensaje por parte de otro.

    En la mayoría de las comunicaciones que analizamos se supone la existencia de un auditorio distinto del productor del mensaje. El comunicador intenta influir sobre las respuestas de una persona particular. Sin embargo, puede ocurrir que sea recibido por la persona que se tenía en mente, o por personas a las cuales no estaba dirigido, así también pueden darse los dos casos conjuntamente.

    Esta distinción entre receptores “intencionales” y “no intencionales” en la comunicación es importante, por lo menos en dos formas. En primer término, el comunicador puede afectar a la gente en forma distinta de lo que pretendía si olvida que su mensaje puede ser recibido por aquellos a quienes no está destinado. Podemos basarnos en esta premisa para referirnos a todas las personas que están en “el contexto” a quien estaba dirigido el mensaje.

    Una de las dimensiones que hay que considerar en todo análisis del propósito comunicativo es la de determinar el receptor intencional del mensaje.

    Al producir, recibir o criticar cualquier tipo de comunicación, la determinación del propósito del comunicador debe formularse en los siguientes términos: a quién trató de afectar el comunicador y en qué forma.

    El propósito y el público o auditorio no son separables. Toda conducta de comunicación tiene por objeto producir una determinada respuesta por parte de una determinada persona (o grupo de personas).

    En el análisis de toda situación de comunicación se deben tener en cuenta las siguientes premisas: - la forma en que la fuente de transmisión trató de afectar a la persona que recibe el mensaje, y el modo en que el receptor trató de afectarse a sí mismo y a otros (incluyendo la fuente).

    Cuando existe incompatibilidad entre los propósitos de ésta y los del receptor, se interrumpe la comunicación. Cuando estos propósitos son independientes o complementarios, la comunicación puede proseguir.

    EN RESUMEN, hemos descrito una de las dimensiones del propósito de la comunicación, es decir, la especificación hecha por la fuente del receptor intencional, al decidir si un receptor dado es o no receptor intencional, y finalmente, el análisis de los propósitos del propio receptor al tomar parte de la comunicación. Partiendo de la base de que la comunicación se produce porque alguien desea influir en la conducta de otra u otras personas.

    El “como” del propósito. Una vez tomada la decisión con respecto al objeto de la comunicación -el “quien del propósito”-, sigue en pie la pregunta de cómo la fuente o el receptor intencional logra afectar la conducta, y que tipo de efecto desea producir.

    Podemos ubicar o colocar el propósito de la comunicación en una recta, limitada en una de sus extremidades por lo que cabe definir como “propósito consumatorio” y en la otra por un “propósito instrumental”. La posición a lo largo de esta recta está determinada por la respuesta a la pregunta de hasta que punto se cumple totalmente el propósito de este mensaje en el momento de su consumación, o hasta que punto llega esta consumación a ser solamente “instrumental”.

    Para comprenderlo mejor podemos decir que el propósito consumatorio se da cuando el objetivo obliga a la consumación de algo. Y el propósito instrumental, requiere una conducta posterior a la acción por el objetivo.

    Veamos un ejemplo, un cantante musical presenta un disco nuevo, y está tan contento con su logro que lo único que espera es la aprobación del público ya que sabe que puso mucho esfuerzo en ello, este sería un propósito consumatorio, se da inmediatamente, cuando el público le da la aprobación. Pero si este cantante presenta su disco, pero no está esperando una respuesta primaria de aprobación sino que espera agradar suficientemente a la gente como para que compren su obra, ya que por medio de la venta puede llegar a conseguir una respuesta posterior, como puede ser, ser contratado por una compañía discográfica para grabar tres discos más; en este caso el propósito es instrumental, ya que espera una respuesta posterior.

    El receptor de una mensaje también puede tener cualquiera de estos dos propósitos, por ejemplo una persona puede informarse todo el tiempo con el objetivo de luego mostrar su nivel de información y recibir el reconocimiento de los demás, acá esta utilizando un propósito consumatorio, pero si por ejemplo esta persona se informa y se capacita para demostrar todo esto en su trabajo y lograr una ascenso o un aumento salarial, está utilizando un propósito instrumental, ya que la respuesta a su propósito no será inmediata.

    Una vez más puede producirse en la comunicación una fricción entre la fuente y el receptor, causada por una diferencia o incomprensión en los propósitos.

    Un ejemplo puede ser, dos compañeros de trabajo, uno de ellos toma al otro como amigo y le cuenta un montón de intimidades al otro por el hecho de desahogarse, utiliza un propósito consumatorio, pero su compañero, toma toda esta información y se la dice al jefe, ya que su propósito, es obtener el puesto de su compañero, este está utilizando un propósito instrumental, espera recibir una respuesta dentro de un tiempo.

    Un modelo del proceso de comunicación

    Hemos agregado a nuestra exposición sobre la comunicación la palabra “proceso”, antes de continuar veamos a que se refiere.

    El concepto de proceso.

    En el diccionario “proceso” se define como “cualquier fenómeno que presenta una continua modificación a través del tiempo”.

    Si definimos algo como proceso, también estamos significando que este algo carece de principio, de fin o de una secuencia fija de acontecimientos; que no es estático, no descansa; que se halla en movimiento. Los componentes de un proceso “interaccionan”, es decir, cada uno de ellos influye sobre los demás.

    Cuando tratamos de hablar o de escribir sobre un proceso, como puede ser el de la comunicación, tenemos que enfrentar por lo menos dos problemas.

    El primero es que para poder analizarlo debemos detener su dinámica en un punto, ya que está en continuo movimiento.

    El segundo deriva de la necesidad de tener que hacer uso del lenguaje, y es un problema ya que el también es cambiante y está sujeto al devenir, pero a pesar de ello la cualidad de proceso del lenguaje se pierde cuando se convierte en letra escrita.

    Ahora que analizamos el concepto de proceso, podemos sacar provecho de un análisis de los componentes de la comunicación, elementos que parecen necesarios para que se produzca ésta.

    Los componentes de la comunicación

    Podemos comenzar organizando nuestro estudio del proceso de acuerdo con tres variables:

  • la persona que habla

  • el discurso que pronuncia

  • La persona que escucha.

  • Estos son los tres elementos básicos que todos deducimos.

    El modelo de Shannon-Weaver dice que los componentes de la comunicación incluyen:

  • una fuente (razón para comunicarse)

  • un transmisor (persona que emite el mensaje)

  • una señal (el discurso)

  • un receptor (capta el mensaje para hacerlo llegar al destinatario)

  • un destino (el que escucha)

  • Un modelo de comunicación

    Podemos decir que toda comunicación humana tiene alguna fuente, es decir, alguna persona o grupo de personas con un objetivo y una razón para ponerse en comunicación.

    El propósito de la fuente tiene que ser expresado en forma de mensaje. En la comunicación humana un mensaje puede ser considerado como conducta física: traducción de ideas, propósito e intensiones en un código, en un conjunto sistemático de símbolos.

    Para traducir el lenguaje en código de los propósitos de la fuente, se requiere un tercer componente, un codificador; este es el encargado de tomar las ideas de la fuente y disponerlas en un código, expresando así el objetivo de la fuente en forma de mensaje. En la comunicación de persona a persona, la función de codificar es efectuada por medio de la capacidad motora de la “fuente”: mecanismos vocales; los sistemas musculares de la mano; los sistemas musculares de las demás partes del cuerpo.

    Cuando se trata de situaciones de comunicación más complejas, separamos a menudo la fuente del codificador, por ejemplo podemos tomar al gerente de ventas como fuente y a los vendedores como codificadores.

    Ya tenemos todas las partes del emisor, entonces estamos en condiciones de introducir un cuarto elemento: “el canal”.

    Podemos considerar los canales en distintas formas. La teoría de la comunicación ofrece por lo menos tres significados para la palabra canal. Por el momento basta con decir que un canal es un medio, un portador de mensajes, o sea un conducto.

    Del otro extremo del canal tenemos los receptores de la comunicación.

    Las fuentes y los receptores de la comunicación deben ser sistemas similares. Si no lo son, la comunicación es imposible.

    Nos falta ahora tan solo uno de los componentes básicos de la comunicación, “el decodificador”, que sirve para retraducir, decodificar el mensaje y darle la forma que sea utilizable por el receptor.

    Estos son, pues los componentes que habremos de incluir en nuestra discusión de un modelo de proceso en la comunicación:

  • La fuente de la comunicación

  • El codificador

  • El mensaje

  • El canal

  • El codificador

  • El receptor de la comunicación

  • Las partes del modelo

    Nuestra exposición anterior nos proporcionó un significado de cada uno de los elementos que intervienen en la comunicación. Ahora veremos de una forma clara y con ejemplos, la tarea de cada uno.

    Empecemos pensando en dos personas que se comunican, pensemos que un chico quiere invitar a cenar a una chica, en este momento el muchacho está actuando fuente de la comunicación: tiene un propósito y es que esta chica valla con él a cenar.

    El chico desea emitir un mensaje, su sistema nervioso le ordena al mecanismo del habla que exprese su propósito. Este mecanismo, hace de codificador, y emite la invitación a cenar.

    El mensaje es transmitido por las ondas sonoras a través del aire. Este es el canal. El mecanismo auditivo de ella actúa de decodificador del mensaje. Oye el mensaje, lo descifra volcándolo a un impulso nervioso y lo envía así a su sistema nervioso central. Este devuelve el mensaje con una respuesta. Y así se cierra el circuito de la comunicación.

    LA FIDELIDAD EN LA COMUNICACION.

    Determinantes del efecto

    Existiendo un propósito para la comunicación y una respuesta por producirse, el comunicador desea que su comunicación tenga alta fidelidad. La palabra fidelidad, en el sentido de que el comunicador ha de lograr lo que desea. Un codificador de alta fidelidad es aquel que expresan en forma perfecta el significado de la fuente. Un decodificador de códigos de alta fidelidad es aquel que interpreta el mensaje con una precisión absoluta. Al analizar la comunicación nos interesa lo que aumenta o reduce la fidelidad del proceso.

    Se debe introducir en este momento el concepto de Ruido, como mensaje que interfieren con otros mensajes que distorsionan la calidad de una señal. Puede ser:

    Deformación:

    • Por percepciones diferentes del mismo estímulo

    • Porque se parte de diferentes marcos de referencia

    • Por cuestiones semánticas

    • Por estados emocionales

    • Por falta de adecuación o ajuste de los lenguajes

    Sobrecarga:

    Aveces sucede que en una persona se concentra información excesiva o de diferentes sectores, no pudiendo absorber bien todos los mensajes por saturación, lo que genera la imposibilidad de un eficaz manejo.

    Exclusión de alguien de la cadena de comunicación:

    Puede ser voluntaria o involuntaria.

    Exceso o defecto de redundancia:

    Para que el receptor comprenda mejor el mensaje, se lo puede repetir, dar ejemplos, analogías, etc. El riesgo es confundirlo por exceso del recurso, o dejarlo con una comprensión incompleta del mensaje por defecto.

    Ruido y fidelidad son dos aspectos distintos de una misma cosa. La eliminación del ruido aumenta la fidelidad; y la producción de ruido reduce la fidelidad.

    Se han enumerado elementos básicos de la comunicación:

  • Fuente

  • Codificador

  • Mensaje

  • Canal

  • Decodificador y

  • Receptor.

  • Cuando nos referimos a una comunicación de persona a persona, la Fuente y el Codificador pueden ser agrupados, como pueden serlo el Decodificador y el Receptor.

    LA FUENTE - CODIFICADOR:

    Una fuente de comunicación codifica un mensaje destinado a producir respuestas esperadas. Existen, por lo menos, cuatro factores dentro de la fuente que pueden aumentar la fidelidad:

  • Sus habilidades comunicativas

  • Sus actitudes

  • Su nivel de conocimiento

  • Posición que ocupa dentro de un determinado sistema socio-cultural.

  • 1. HABILIDADES EN LA COMUNICACIÓN:

    Existen cinco habilidades verbales en la comunicación.

    Dos son codificadoras: HABLAR Y ESCRIBRIR

    Dos son decodificadoras: LEER Y ESCUCHAR

    La quinta es crucial, tanto para codificar como para decodificar: LA REFLEXION O EL PENSAMIENTO

    Este último no sólo es esencial para la codificación, sino que se halla implícito en el propósito mismo.

    Después existen otras codificadoras como La pintura, El dibujo, La gesticulación, etc...

    Como fuentes - codificadoras:

    Nuestro nivel de habilidad comunicativa determina de dos maneras la fidelidad de nuestra comunicación. Primero; afectan nuestra capacidad analítica en lo que respecta a nuestros propósitos e intenciones, nuestra capacidad para codificar mensajes que expresen nuestra intención.

    Ej. Supongamos que Tenemos que escribir un mensaje escrito, es necesario tener un vocabulario adecuado para expresar nuestras ideas. Nuestra intención no es utilizar palabras que solo revelen que "hemos recibido una educación". Pero sí deseamos usar palabras que expresen de la manera más clara lo que queremos significar. Necesitamos conocer la ortografía de las palabras de nuestro vocabulario para que el lector las pueda decodificar fácilmente.

    Otra habilidad de la comunicación es el Pensamiento.

    Pongamos como ejemplo que no Tenemos todavía un propósito bien pensado y definido para comunicarnos. Consideremos el pensamiento que es al que produce propósitos "bien pensados". Nuestra capacidad para manejar el código del lenguaje, repercute sobre nuestra capacidad para codificar pensamientos.

    Nuestra facilidad de lenguaje y la capacidad comunicativa, tienen otra acción que influyen en la realidad, en los pensamientos mismos. Las palabras que podemos dominar y la forma en que las disponemos unas con otras ejercen influencia sobre:

  • aquello en lo cual estamos pensando

  • la forma en que pensamos, y

  • que pensamos en algo o no.

  • La facilidad lingüística de una fuente de comunicación es un factor importante en este proceso. En nuestra calidad de fuentes de comunicación, nos hallamos limitados en cuanto a capacidad de expresar nuestros propósitos, si no poseemos las habilidades comunicativas necesarias que codifiquen en forma exacta los mensajes. Nuestras deficiencias en la habilidad de la comunicación limitan las ideas de que disponemos y también nuestras habilidades para manipular estas ideas para pensar.

    Lo mismo ocurre para el primer factor: las habilidades comunicativas.

    ¿Qué otras cosas necesitamos tener en cuenta para analizar la fuente codificadora en el proceso de comunicación?

    2. LAS ACTITUDES

    El segundo factor lo constituyen las actitudes de la fuente de comunicación y que pueden influir a esta de las siguientes maneras:

    • Actitud hacia sí mismo (como el estado de ánimo de uno puede afectar la comunicación con la otra persona, llegando inclusive, a una respuesta no deseada por parte del codificador).

    • Actitud hacia el tema que se trata (cuando leemos un libro o un artículo, recibimos la impresión de la actitud del escritor hacia el tema que trata). Sus actitudes muy a menudo se trasparentan en sus mensajes.

    • Actitud hacia el receptor (son las actitudes buenas o malas que adopta del codificador hacia el receptor a la hora de comunicar algo).

    3. NIVEL DE CONOCIMIENTO

    Es obvio que el grado de conocimiento que posea la fuente con respecto al tema de que se trata habrá afectado a su mensaje. No se puede comunicar lo que no se sabe o no se entiende. Si la fuente sabe demasiado, puede equivocarse en el sentido de emplear sus habilidades comunicativas especiales en forma tan técnica que su receptor no será capaz de entenderla.

    4. SISTEMA SOCIO - CULTURAL

    Ninguna fuente se comunica como libre agente sin estar influida por la posición que ocupa en un determinado sistema socio - cultural. Claro está que es necesario tener en cuenta los factores personales de la fuente: habilidades comunicativas, sus actitudes, sus conocimientos. Pero necesitamos también saber cual es el sistema social dentro del cual está operando, saber su ubicación en este sistema social, los roles que desempeña, qué funciones debe llenar, cual es el prestigio que ella y las demás personas le atribuyen. Todas estas cosas, sin duda, van a afectar a la fuente de comunicación.

    La gente no se comunica igual cuando pertenece a clases sociales diferentes, los sistemas sociales y culturales determinan en parte la elección de las palabras que la gente usa, los propósitos para comunicarse, el significado de ciertos vocablos. También es cierto que la fuente cumple muchos roles y que posee percepciones o imágenes cambiantes de la posición social y cultural de su receptor.

    RESUMEN

    Hemos dicho que existen cuatro clases de factores que operan en la comunicación fuente - codificador. Cada uno de estos factores afectan su conducta en la comunicación, su propósito, sus mecanismos de codificación, sus mensajes. Y cada uno de ellos afecta también la forma en que el receptor habrá de responder a sus mensajes. Los factores de la fuente comprenden:

  • habilidades comunicativas

  • actitudes

  • nivel de conocimiento

  • Sistema socio - cultural.

  • Cuando nos desempeñamos como fuente de comunicación, cuando observamos a otras personas haciendo de fuentes - codificadores, necesitamos tomar en cuenta cada uno de estos 4 factores para poder comprender por qué una fuente de comunicación actúa en la forma en que lo hace y por qué es efectiva o no al comunicar sus propósitos a los demás.

    DECODIFICADOR - RECEPTOR

    El codificador - receptor es un segundo ingrediente de nuestro modelo. La persona que se halla en uno de los extremos del proceso de comunicación y la que se encuentra en el otro extremo son bastantes similares.

    Podemos hablar de decodificador en términos de sus habilidades comunicativas. Si el receptor no posee las habilidades de escuchar, de leer y de pensar, no estará capacitado para recibir y decodificar los mensajes que la fuente - codificador ha trasmitido.

    Si no conoce el código, el receptor no podrá comprender el mensaje. Con respecto a las actitudes, tiene la misma validez lo antes dicho para el codificador como para este caso con el decodificador.

    Si limitamos nuestra exposición a la comunicación efectiva, el receptor es el eslabón más importante del proceso de comunicación. Si la fuente no llega a alcanzar al receptor con su mensaje, es lo mismo que si se hubiese hablado a sí misma.

    La única justificación para que exista una fuente, para que la comunicación se produzca, es el receptor, el blanco hacia el cuál se dirige todo.

    La relación entre el nivel de habilidad de la fuente y el del receptor es un determinante vital de fidelidad.

    El Mensaje

    Factores del mensaje que pueden afectar la fidelidad. Definimos el mensaje como el producto físico verdadero del emisor - codificador. Cuando hablamos, nuestro discurso es el mensaje; cuando escribimos, lo escrito; cuando pintamos, el cuadro.

    En el mensaje hay 3 factores que tienen que ser tomados en consideración:

  • El código

  • El contenido

  • La forma en que es tratado el mensaje

  • Al hablar de estos factores podemos hacerlo con respecto a 2 cosas.

  • Los elementos de cada uno

  • La forma en que estos elementos se hallan estructurados

  • Elementos y estructura

    Es imposible hablar de algo sin imponerle ciertas estructuras, sin nombrarlo o sin darle alguna forma. Cuando aprendemos a distinguir y a nombrar los objetivos, los rotulamos como elementos objetivos. Luego juntamos estas unidades y las colocamos en una estructura.

    Ej. Los elementos básicos de un idioma son los sonidos.

    Código del mensaje

    El significado del término Código puede definirse como todo grupo de símbolos que puede ser estructurado de manera que tenga algún significado para alguien. Los idiomas son códigos; cada uno de ellos contiene elementos que están dispuestos en determinados órdenes y no en otros.

    RESUMEN

    Cada vez que codificamos un mensaje tenemos que tomar ciertas decisiones con respecto al código que vamos a utilizar. En primer lugar, tenemos que decidir: Qué código, Qué elementos de éste y Qué método de estructuración de los elementos del código habremos de seleccionar. En segundo término, al analizar la conducta de comunicación, los mensajes, necesitamos comprender en nuestro análisis las decisiones de la fuente con respecto al código.

    Contenido del mensaje

    Podemos definir el contenido como el material del mensaje que fuera seleccionado por la fuente para expresar su propósito. Tanto el contenido como el código poseen ambas cosas: elementos y estructura.

    Tratamiento del mensaje

    La fuente tiene a su disposición la posibilidad de hacer elecciones. Al codificar el mensaje, puede elegir el código, seleccionar la información que quiere trasmitir, puede disponerla como quiera, repetirla o no. En la selección de elementos y de estructura, tanto del código como del contenido, la fuente tiene que tomar muchas decisiones. Al hacer estas decisiones demuestra su estilo de comunicación.

    Ante todo, la personalidad y otras características individuales de la fuente son las que determinan el tratamiento que habrá de dar al mensaje. Nuestras posibilidades comunicativas, actitudes, conocimientos, cultura, y la posición que ocupamos dentro de los sistemas sociales, dictaminan algunas de nuestras elecciones.

    Cuando decodificamos mensajes hacemos inferencias en cuanto al propósito de la fuente, a sus habilidades comunicativas, sus actitudes hacia nosotros, su grado de conocimiento y posición. Tratamos de establecer qué tipo de persona puede haber emitido esta clase de mensaje.

    RESUMEN

    Se han enumerado 3 factores que son pertinentes al mensaje emitido por la fuente codificadora: el código, el contenido y el tratamiento. Al comunicarnos, al analizar la comunicación de otros, necesitamos localizar nuestra atención en el conjunto de símbolos (código), utilizado por la fuente para emitir el mensaje. Si analizamos el contenido ¿cuáles son las ideas que fueron expresadas o la información recogida?, si analizamos el tratamiento, ¿cuáles fueron las formas en que la fuente hace la elección de código y contenido, por qué motivos, y cuál es el efecto obtenido?.

    Para un análisis de los 3 factores (código, contenido, tratamiento) necesitamos seleccionar elementos y unidades. Hemos de determinar cuáles fueron los elementos elegidos y cuáles los rechazados. Tenemos que establecer también qué estructuras de elementos se usaron y qué otras se evitaron. La elección de niveles de elementos y estructura estará determinada por el propósito y el nivel de nuestro análisis.

    El Canal

    En la teoría de la comunicación ha sido objeto de tanto uso la palabra canal. En el mensaje oral que yo emito tiene que llegar al lector en algún vehículo de transporte para el mensaje; en este caso el vehículo son las ondas sonaras.

    Los 3 principales significados de la palabra "canal" en la comunicación son:

  • Formas de codificar y decodificar mensajes

  • Vehículos de mensajes

  • Medio de transporte.

  • En forma más característica, consideramos a los medios públicos de comunicación como vehículos de mensaje: la radio, el teléfono, los periódicos, los filmes, etc..

    Son varias las causas que determinan la selección de los medios que pueden emplearse. La selección está limitada por:

  • lo que se quiere conseguir

  • la cantidad de dinero que puede ser invertida

  • las preferencias de la fuente

  • Podemos definir un canal de comunicación como los sentidos a través de los cuales un decodificador puede recibir un mensaje que ha sido codificado y trasmitido, por una fuente codificadora.

    Aprendizaje, la comunicación en un contexto personal

    El modelo fuente-mensaje-canal-receptor del proceso de la comunicación recalca la importancia de una comprensión de la conducta humana como requisito previo al análisis de la comunicación. Si esta se halla destinada a influir en la conducta, será necesario saber cuales son las variables y los procesos fundamentales que subyacen en la conducta y en el cambio de ella. Si bien hemos separado la fuente igualmente del receptor en nuestro modelo de comunicación, lo que aprendemos de uno puede aplicarse al otro, pues son sistemas que se corresponden, estos son organismos humanos que existen en estados similares. Un análisis de la conducta puede aplicarse igualmente a las fuentes y a los receptores de esta.

    Existen distintos enfoques del análisis de la conducta. A continuación citaremos algunos enfoques.

    Enfoque Psicológico o personal de la conducta: Este enfoque persigue las características individuales del organismo.

    Enfoque sociólogo o de grupo de la conducta: Destaca mas bien las relaciones entre las personas como factores determinantes de ellas.

    Enfoque de la relación entre el enfoque personal y social: Desde el punto de vista de la psicología social, la cual ha intentado unir estos intereses y relacionar los factores personales y sociales que entran en el proceso de la comunicación.

    De este capítulo y en los dos siguientes analizaremos la conducta en la comunicación desde el punto de vista de estos tres puntos antes vistos. Vale la pena aclarar que no son puntos de vista discretos, independientes, y que existe una interacción entre ellos. Estos puntos apuntan al mismo fin: lograr la explicación de cómo, por qué, cuando, con quien y conque consecuencias actúa el hombre.

    Hablar de comunicación es referirse a la forma en que la gente aprende. Si el aprendizaje es un proceso, entonces podemos apartarlo y hablar acerca de sus componentes y las relaciones entre estos.

    Los teóricos del aprendizaje difieren de su opinión en diversos puntos y están de acuerdo en otros. La teóricos y la investigación del aprendizaje no han alcanzado el grado de desarrollo en que las opiniones concuerden en cuando a la forma en que se produce aquel.

    Ahora ya aclarado esto, mencionare a unos de estos teóricos en base a los trabajos teóricos del aprendizaje, citaremos a Hull, Tolman y Osgood.

    Estímulo y respuesta:

    Podemos definir como estimulo cualquier acontecimiento que un individuo sea capaz de percibir y sentir.

    Podemos definir el término respuesta con referencia a un estímulo, tomando un individuo. La respuesta es todo aquello que este individuo hace como resultado de haberlo percibido o bien dicho de otra forma es la reacción del organismo(percibe y puede percibir una gran variedad de estímulos) del individuo a un estimulo, la conducta producida por este.

    El nivel que elegimos para hablar de estímulos y respuestas esta determinado por nuestros intereses.

    Es necesario distinguir entre dos amplias categorías de conducta de respuesta. Las categorías de “respuestas manifiestas” y la otra como “respuestas encubiertas”. Una respuesta manifiesta el la respuesta manifiesta es la observable, la que es pública. Una respuesta encubierta es la que se produce dentro del organismo y no puede ser observada o detectada rápidamente, la que es privada.

    Los rótulos manifiesta y encubierta no son tampoco fijos ni permanentes, resulta útil hacer una distinción entre estas dos grandes clases de respuestas al exponer el aprendizaje y la comunicación.

    Significado del aprendizaje:

    El aprendizaje puede definirse como el cambio el cambio que se produce en las relaciones estables entre:

  • Un estímulo percibido por el organismo de cada individuo.

  • La respuesta dada por el organismo, ya sea en forma encubierta o manifiesta.

  • Si un individuo transfiere la respuesta dada a un estimulo(encubierto o manifiesto) a otro estimulo distinto, puede decirse que ha aprendido.

    Si un individuo empieza a dar una respuesta distinta a un estimulo al cual ya respondió anteriormente, podemos decir que ha aprendido.

    Se puede definir el aprendizaje de la siguiente forma: Si un individuo responde a un estimulo, puede decirse que tiene lugar el aprendizaje, ya sea que:

  • El individuo continué dando algunas de las mismas respuestas, pero a estímulos diferentes.

  • De respuestas distintas a los estímulos.

  • Esto esta relacionado con la comunicación, en el sentido de que el objetivo de comunicación por parte de la fuente es a menudo una modificación en la conducta del receptor. La fuente quiere que el receptor cambie para que aprenda. El motivo por el cual nos comunicamos es con el objeto de lograr que nuestros receptores respondan en formas distintas a viejos estímulos o que consten como solían hacerlo a otros estímulos.

    Como comunicadores, tenemos a menudo propósitos que implican el aprendizaje por parte de nuestros receptores. Queremos ya sea que cambien sus respuestas a un estimulo existente, o que transfieran respuestas a un estimulo existentes a un estimulo distinto. Cuando nuestro objetivo es este, necesitamos comprender tanto como sea posible los principios del aprendizaje humano, el proceso que se produce en el organismo entre el momento en que el individuo percibe un estimulo y le instante en que responde a este.

    En algunas oportunidades no es necesario modificar las relaciones estímulo-respuesta este propósito puede ser el de seleccionar un estímulo que previamente produjo la respuesta deseada.

    Proceso de aprendizaje:

    La existencia de un símbolo es el primer requisito necesario para el aprendizaje. El segundo paso en el proceso del aprendizaje es la percepción del estimulo por el organismo.

    El organismo es capaz de producir varias respuestas a estímulos sin recibir el beneficio del aprendizaje. Estas conexiones estímulo-respuestas(E-R) se producen dentro del organismo. A dicha conducta la llamaremos “conducta canalizada”

    La investigación ulterior ha indicado que este simple modelo resulta inadecuado para explicar gran parte del comportamiento humano.

    Las conductas “canalizadas” no son aprendidas por si mismas son importantes para el aprendizaje, estas son las únicas respuestas de que depende el organismo cuando este empieza a aprender.

    Para que el aprendizaje se produzca la relación original estímulo-respuesta debe ser rota para que se produzca algo para que el organismo tome una decisión. El estímulo no solo tiene que ser percibido, sino también “interpretado”. Para que se produzca el aprendizaje, el organismo a menudo tiene que percibir un estímulo, interpretarlo y responder a él. El organismo ha de interpretar los estímulos que percibe, debe ejercer cierto control sobre las respuestas que da.

    Cuando usamos el término “relación” implicamos alguna permanencia, cierta estabilidad del tiempo. Cuando el organismo cambia sus respuestas a un viejo estimulo la estabilidad no esta aun implicada.

    La primera respuesta que da el organismo es tentativa, titubeante, cautelosa. Podemos considerar las primeras respuestas como de ensayo. Una respuesta de ensayo es conservada si el organismo percibe que las consecuencias son de recompensa. Una respuesta de ensayo es descartada si el organismo no percibe que las consecuencias son de recompensas.

    El aprendizaje no se produce hasta que la respuesta se hace habitual, hasta que es repetida cada vez que se presenta el estímulo. Lo que determina el aprendizaje, es la recompensa. Repetimos las respuestas que son recompensadas.

    A medida que recibimos el mismo estimulo una y otra vez, a medida que damos la misma respuesta al estimulo y observamos iguales consecuencias que nos recompensan, se desarrolla una relación E-R. Adquirimos el hábito de responder en determinada forma a un determinado estímulo.

    Hasta aquí hemos presentado todos los componentes del proceso de aprendizaje aunque no de manera clasificada pero a continuación los mencionare cada uno de ellos:

  • Presentación del estímulo.

  • Percepción del estímulo.

  • Interpretación del estímulo.

  • Respuesta del ensayo al estímulo.

  • Percepción de las consecuencias de la respuesta del ensayo.

  • Reinterpretación de las consecuencias y la posibilidad de futuras respuestas.

  • Desarrollo de una relación estímulo-respuesta estable (hábito).

  • Una vez que se ha desarrollado un hábito, dejamos de interpretar el estímulo. Aun cuando estas relaciones E-R han sido aprendidas, se vuelven similares a las relaciones originalmente “canalizadas” que controlaron nuestra conducta en al infancia.

    Existen conductas que actúan como un “corto circuito” dentro del organismo. De ahí podemos afirmar que un estimulo no recorre la totalidad del sistema nervioso: salta circuitos y las respuestas se producen. Una gran parte de nuestra conducta pertenece a la variedad del corto circuito.

    La mayor parte de la conducta del hombre es habitual. La gente habla del hombre como de una “criatura de costumbres”, también dicen que es un “animal de costumbres”. El desarrollo de hábitos es esencial para la vida cotidiana, pero estos pueden ser útiles como también peligrosos, empero a lo dicho diremos que los hábitos son esenciales para la conducta humana y han de ser tenidos en cuenta.

    La noción de habito se halla relacionada con la de comunicación. Cuando queremos producir un aprendizaje en un receptor, tenemos que romper algunos moldes de hábitos existentes e instalar unos nuevos. Se deberá eliminar el corto circuito para forzar la reinterpretación de un estímulo. Toda comunicación esta relacionada con hábitos del receptor, con las formas que tiende a responder a cierto estímulos.

    Determinantes de la fuerza de la costumbre:

    Suponiendo ala existencia de un estimulo percibido, y de una respuesta recompensada hecha a ese estimulo, podemos aislar cinco factores que influyen en el desarrollo de la fuerza de la costumbre.

  • Frecuencia de la repetición recompensada: esta determinada por el número total de veces en que una conexión E-R ha sido hecha y recompensada, la costumbre se ve fortalecida. Si las respuestas a un estimulo no son recompensadas se debilita. Las conexiones E-R frecuentemente recompensadas fortalecen el hábito; las no recompensadas lo debilitan.

  • Aislamiento de la relación E-R: la fuerza de una conexión particular E-R esta determinada en parte por el grado en el que el estímulo provoca otras respuestas, o hasta donde otros estímulos emiten la misma respuesta.

  • Monto de la recompensa: un organismo puede recibir montos variables de una recompensa de una respuesta. Por lo tanto cuanto mayor es la recompensa, tanto mas tiende mas a fortalecer el hábito. Si las relaciones E-R tienen que desarrollarse, la respuesta habrá de ser recompensada lo más posibles.

  • Espacio de tiempo entre la respuesta y la recompensa: cuando un individuo responde, percibe las consecuencias de su respuesta. Cuanto más rápidamente perciba que las consecuencias de una respuesta son recompensatorias, tanto más probable será que conserve la respuesta. En conclusión la recompensa deberá ser otorgada lo antes posible.

  • Esfuerzo requerido para emitir la respuesta: Podemos aducir que el hombre se mueve en lo que se ha dad en llamar “la ley del menor esfuerzo”. En referencia a lo antedicho diremos que las respuestas que son fáciles de dar tienen mayor probabilidad de ser conservadas que las respuestas difíciles de ser emitidas, a igual de los demás factores.

  • Estos solamente son cinco principios, pero existen muchos más. A continuación daremos una o dos ilustraciones de la forma en que cada uno de ellos puede usarse para analizar el proceso de la comunicación.

  • Frecuencia: Generalmente nos referimos a ley de frecuencia con el término “práctica”. Por lo tanto decimos la practica o la experiencia hace a la perfección, y que la misma se logra con la experiencia recompensada. La practica no recompensada equivale a la falta de practica. La practica continua recompensada mejora la relación E-R. En la comunicación, las conexiones estímulo-respuesta pueden verse fortalecidas o debilitadas por el uso de la ley de repetición. Si no lo la recompensamos, la debilitamos. La frecuencia de presentación del estimulo presenta la fortaleza de un habito.

  • Aislamiento: Si una fuente de recepción puede aislar al receptor, entonces, la fuente podrá aumentar las posibilidades de que el receptor atienda su mensaje antes que a otros. No obstante, la reducción de los estímulos disponibles aumenta la efectividad de los restantes.

  • Nivel de recompensa: Si las respuestas deben ser recompensadas para poder conservarse, entonces podremos añadir lo siguiente: cuanto mayor sea la recompensa que podamos obtener de una respuesta, tanto mas probable será que conservemos la esta ultima. Empero a lo anterior diremos que, la recompensa debe ser definida en términos del receptor.

  • Demora de las recompensas: La presencia de la recompensa es vital para la comunicación efectiva, como asimismo lo es la cantidad de recompensa. También es importante el espacio de tiempo. Cuando un receptor de la comunicación recibe recompensas inmediatas a su respuesta, es más probable que se conserve esta ultima. Wilbur Schramm ha utilizado el concepto de espacio de tiempo respuesta-recompensa para predecir la lectura de artículos informativos. Dice que la gente varía con respecto a su lapso respuesta-recompensa. De acuerdo a los resultados de una investigación hecha sobre la lectura de diarios con respecto a un material publicado, dos hechos son destacables, los cuales son:

  • El material que proporciona una recompensa inmediata tenia más posibilidades de ser leído por todos.

  • El material de recompensa demorada era mas leído por individuos con un elevado nivel de educación que por quienes no habían seguido estudios tan prolongados.

  • Las respuestas cuya recompensa es inmediata tienen mas probabilidad de ser fortalecidas que aquellas cuya recompensa es menos inmediata.

    La efectividad de la comunicación aumenta si se puede establecer un grupo de submetas (pequeñas recompensas inmediatas) para el lector.

    5. Esfuerzo de la respuesta: En igualdad de los demás factores, el organismo emite respuestas que exigen poco esfuerzo y evita las respuestas que requieren un esfuerzo mayor. Nuestra efectividad cuando nos comuniquemos, será mayor si podemos reducir el esfuerzo exigido por el receptor para dar la respuesta deseada.

    Aprendizaje y recompensa:

    El término recompensa es un elemento central de la fuerza de la costumbre. Empero, los individuos no responden, a menos que esperen que sus respuestas sean recompensadas. La recompensa determina la fuerza de nuestros hábitos, la velocidad y la extensión de nuestro aprendizaje.

    La elección y la interpretación de un estimulo están relacionados con nuestras expectativas de nuestra recompensa. Si no tenemos la expectativa de una recompensa, a menudo hasta rehusamos elegir e interpretar un estimulo.

    El concepto de Dewey de autointerés sostenía que el hombre solo se recompensa en las formas que él percibe de su propio interés. Hace las cosas que las cosas que cree que habrán de ayudarlo y evita hacer aquellas que en su opinión pueden lastimarlo.

    Para comprender la naturaleza de la recompensa, necesitamos especificar con mas detalles el concepto de influencia.

    Empero a lo anterior, sugeriremos que, uno de los deseos básicos del hombre es reducir la incertidumbre, imponer una estructura al mundo y procurar que esta sea consistente. Al hacerlo así, se reduce la tensión interna. Cuando la incertidumbre aumenta, aumenta la tensión. El organismo lucha por obtener una disminución de la tensión, un estado de equilibrio interno.

    La única vez que una relación estímulo-respuesta se ve alterada es cuando el organismo interpreta la relación existente como menos recompensatoria que una posible relación alternativa.

    El aprendizaje exige el rompimiento de una relación estimulo-respuesta existente y su sustitución por otra nueva. Esto crea tensión en el receptor. Este no acoge favorablemente; lucha por su reducción.

    Todo mensaje cuya intención es convencer al receptor de que sus actuales relaciones estímulo-respuesta son inapropiadas, habrá de producirle tensión. Si el receptor es capaz de percibir que una nueva relación puede, producir una mayor certidumbre, que le permita tener una efectividad aun mayor, entonces tolerara la reducción temporaria de certidumbre con la esperanza de obtener una mayor certidumbre o un mayor potencial afectivo en el futuro podemos definir la tensión como creadora.

    El aprendizaje exige producción de tensión, reducción de la certidumbre dentro del organismo; pero la tensión debe ser creadora si se pretende que sea productiva.

    El total de factores(estímulos-respuesta-consecuencia-influencia) negativos y positivos tal como el receptor los percibe, determina el valor recompensatorio de una respuesta dada.

    La recompensa actúa en el aprendizaje, exigiendo el rompimiento de una determinada relación estímulo-respuesta y la sustitución por otra. Esto provoca su propia tensión psicológica. El aprendizaje exige el despertar de la tensión, la reducción de la certidumbre.

    La recompensa nos otorga mayor capacidad para estructurar el mundo. El receptor da energía, trabajo, tiempo. La recompensa actúa como estimulante del aprendizaje.

    Schramm define la fracción de selección de un mensaje, desde el punto de vista del receptor, como:

    Fracción de selección = Recompensa esperada

    Energía requerida esperada

    Este concepto puede ser igualmente aplicado a la interpretación y al aprendizaje. Entonces podemos definir la fracción de decisión como:

    Fracción de decisión = Recompensa esperada

    Energía requerida esperada

    La utilización de esta fracción es útil en situaciones de comunicación practica.

    La efectividad de la comunicación puede ser incrementada en una o dos formas: aumentando la comunicación o disminuyendo la energía.

    Comunicación y aprendizaje: similitud de procesos

    El modelo de aprendizaje es similar o equivalente al modelo de comunicación.

    Un modelo de aprendizaje comienza generalmente con la función decodificada y un modelo de comunicación empieza por lo común con una discusión de propósito.

    Cada uno de nosotros posee la capacidad de actuar a la vez como fuente y como receptor, como codificador y como decodificador, puesto que podemos comunicarnos con nosotros mismos.

    Un mensaje puede ser imaginado como un estimulo. Cuando alguien lo esta decodificando lo percibe como estimulo. En el momento de codificar un mensaje nuevo estamos dando una respuesta manifiesta al estimulo, como percibido e interpretado.

    Tanto la interpretación del estímulo percibido, como la comunicación intrapersonal que exige el organismo(haga las veces de receptor y de fuente); ambas afirmaciones son equivalentes.

    La interpretación también incluye él estimulo que el organismo crea como resultado de la respuesta interna que dio.

    El proceso de la comunicación intrapersonal es equivalente al proceso del aprendizaje humano. Los estímulos que percibimos y las respuestas que damos están comprendidos en el significado del termino “mensaje”.

    Equivalencia del mensaje con la comunicación, a continuación mostraremos, componentes de ambos:

    Componentes de aprendizaje Componentes de la comunicación

    1. Organismo 1. Canal

    2. Estimulo 2. Mensaje

    3. Percepción del estimulo 3. codificador.

    4. Interpretación del estimulo. 4. Receptor-fuente

    5. Respuesta manifiesta al estímulo 5. Decodificador.

    6. Consecuencia de la respuesta. 6. Feedback (retroalimentación).

    Feedback.

    Cuando un individuo se comunica consigo mismo, los mensajes que codifica son retroalimentados dentro de su sistema por su decodificador; esto es lo que llamamos feedback.

    Los ingenieros designan la re-entrada del sonido del que habla el micrófono como feedback. Si una fuente de comunicación decodifica el mensaje que codifica, si dicho mensaje vuelve a ser colocado dentro de su sistema, tenemos lo que se llama feedback.

    En la comunicación feedback designa algo que cuando nos comunicamos lo perseguimos sin cesar.

    La interacción objetivos de la comunicación interpersonal

    En toda comunicación, la fuente y el receptor son interdependientes.

    El concepto de la interdependencia en si es muy complejo y se puede definir como a y b: estos son independientes solo a condición de que uno no afecta a otro.

    Ej. : el color de cabello de una persona a, y el hecho de que use la mano derecha o izquierda b, son independientes.

    No influye el uno en el otro. Existen las mismas probabilidades de que una rubia utilice la mano derecha que la izquierda. Lo mismo para con morenas o pelirrojas

    Interdependencia física por definición

    La fuente y el receptor, dependen uno del otro para su propia definición.

    Además de su interdependencia por definición, las funciones de la fuente y del receptor son físicamente interdependientes, aun cuando puedan ser efectuadas en distintos momentos de tiempo y lugar. Cuando dos personas se están comunicando, una confía en la existencia física de la otra y a veces esto es la ultima interdependencia mutua. Ej. Una conversación entre dos personas, compañeros de trabajo Juan y Daniel.

    J: Daniel, te quiero contar lo que me paso anoche.

    D: Ayer tuve una reunión con el supervisor.

    J: Llegue a casa y discutí con mi mujer.

    D: El trabajo esta mal, no tenemos demanda de nuestros productos.

    J: Los chicos rompieron las plantas del jardín.

    D: Las cosas andan mal.

    J: Claro que sí.

    Juan y Daniel eran interdependientes. Sin la presencia del otro, ninguno de los dos hubieran codificado los mensajes que codificó. No obstante su función era de ser receptor para los mensajes del otro.

    El tipo de interdependencia destacado en esta situación es meramente físico por definición.

    Los dos comunicadores ni siquiera reaccionaban ante el mensaje del otro. Tan solo esperaban su turno para codificar.

    Somos interdependientes pero tan solo a los conceptos de fuente y receptor.

    Interdependencia de Acción-Reacción

    Podemos describir la situación de comunicación entre el termostato y una caldera de la siguiente forma: El termostato tiene un fin, mantener la temperatura de la habitación a 20°. Mientras la temperatura se mantenga a ese nivel, el termostato está silencioso. No escorifica ningún mensaje. Cuando la temperatura baja de 20°, el termostato transmite un mensaje a la caldera "Ponte a funcionar".

    Cuando la caldera recibe este mensaje, lo decodifica y reacciona ante él y cuando sube la temperatura de la habitación, (la caldera esta mandando un mensaje) "El calor aumenta", cuando llega la temperatura a 20° el termostato manda un mensaje, "Deja de funcionar". Cada uno reacciona frente a los mensajes que llegan a cada uno.

    Feedback

    El feedback proporciona a la fuente la información con respecto al éxito que obtuvo al cumplir su objetivo.

    Ej. Supongamos que usted va a hablar, a pronunciar un discurso, a cierta altura de este, hace un chiste. Se supone que el auditorio tiene que reírse, si se ríe, esto puede servir de feedback. Esta reacción que tuvo éxito, que puede proseguir, que sus mensajes están teniendo éxito. En cambio si el auditorio no se ríe esto también sirve de feedback pues le indica que no esta consiguiendo lo que desea.

    De no haber feedback de la caldera, el termostato no podría determinar si debe decir a la caldera que siga produciendo calor o que deje de funcionar. El termostato necesita feedback para cerciorarse de la eficiencia de su comunicación, de sí estaba teniendo el efecto deseado.

    Las relaciones acción-reacción son de gran valor para el análisis de la comunicación. El feedback es un importante instrumento de influencia. Las reacciones del receptor son útiles a la fuente para analizar su efectividad.

    Interdependencia de las expectativas: Empatía

    Toda comunicación humana implica predicciones por parte de la fuente y del receptor con respecto a la forma en que los demás habrán de responder el mensaje.

    Ej. El productor de Hollywood posee una imagen del aficionado al cine. Los gerentes poseen una imagen del típico obrero de fabrica.

    Como fuentes y receptores llevamos con nosotros nuestras propias imágenes y un conjunto de expectativas sobre los demás. Utilizamos estas expectativas para codificar, decodificar y responder a los mensajes. Tomamos en cuanta a los demás al encuadrarnos; los construimos para influir sobre un receptor, pero muchas expectativas con respecto a este influyen en nosotros y en nuestros mensajes.

    Cuando afirmamos que "Conocemos" a alguien, queremos decir algo mas que conocerlo físicamente al verlo. Queremos decir que podemos predecir acertadamente que creerá sierras cosas y no otras, que se conducirá en cierta forma y no en otra, que reaccionara de determinada manera y solo así.

    Se llama empatía a la facultad de proyectarnos en la personalidad de otro. El ajedrez es un ejemplo. Un jugador de ajedrez no puede confiar en la acción-reacción. Desarrolla expectativas sobre la consecuencia de sus conductas y actúa de acuerdo a estas expectativas. Prevé la forma en que habrá de reaccionar el otro. Delibera antes de mover una pieza (a menudo con varias jugadas de antelación).

    Todos anticipamos el futuro. Hacemos algo mas que accionar y reaccionar. Desarrollamos con respecto a otros expectativas que influyen en nuestras acciones, aun antes de que las adoptemos. Esto es lo que queremos decir con empatía.

    Teoría de la empatía basada sobre la inferencia

    Sostiene que el hombre posee la capacidad de comprenderse a sí mismo, a través del análisis de sus propias conductas.

    Apoyándose en estos análisis puede haber inferencias acerca de las demás personas, sobre la base de las similitudes entre la conducta de estas y la suya propia.

    Ej. Golpea varias veces con su mano en la mesa. Después analiza lo que sintió al hacerlo. La conclusión que saca es que estaba enojado. Descubre una relación entre su conducta manifiesta (Golpear la mesa) y un estado de sentimiento interno de cólera. Después la misma persona observa a otra golpeando la mesa. De acuerdo a esta conducta infiere en que ella también esta enojada.

    Por lo tanto, hace suposiciones sobre el estado interno.

  • Observando su conducta

  • Comparándola con una conducta similar suya que reflejo enojo.

  • Esta teoría supone.

  • El hombre posee evidencia directa de sus estados internos, pero solo puede obtener evidencia indirecta de los estados internos de las demás personas.

  • Los demás expresan un estado interno determinado, ejecutando las mismas conductas que usted para expresar el mismo estado.

  • El hombre no puede comprender en los demás los estados internos que el no haya experimentado. No puede comprender emociones que no ha sentido, pensamientos que no ha tenido etc.

  • Sistemas sociales

    Matriz de la comunicación

    El hombre, necesita comunicarse con los otros para influir en la conducta de los demás de acuerdo con sus propósitos.

    La comunicación y los sistemas sociales

    La comunicación se relaciona con la organización social, en tres formas como mínimo: Sistema de roles, interacción e interdependencia.

    Los sistemas sociales, se producen a través de la comunicación previa entre los miembros del sistema. A través de la asunción de un rol, y de la interacción un grupo de personas se vuelve interdependiente. La comunicación aumenta, las probabilidades de semejanza entre las personas y aumenta las posibilidades de que la gente pueda trabajar junta, para lograr un objetivo. La asignación de una posición, la especificación de las conductas, la enseñanza de modos normativos, todo se llevó a cabo por medio de la comunicación.

    No podemos decir que las comunicaciones produzcan las organizaciones sociales, pero si aumenta las probabilidades de desarrollo social.

    La organización social, limita el campo de receptores, para un determinado individuo, o sea, limita el número de personas, con los cuales este transmite y recibe mensajes.

    El sistema establece también en parte que tipo de contenido tendrán los mensajes transmitidos a alguien.

    Transmitimos el contenido apropiado al rol que desempeñamos.

    El sistema establece la frecuencia, de los mensajes para cualquier persona determinada.

    Algunas personas ocupan posiciones que tienden a la comunicación. Esto

    Incluye recepcionistas, vendedores, políticos electos camareras, etc., esta es gente cuya conducta aumenta el contacto con los demás.

    Hay otros roles en cambio que inhiben la comunicación restringiendo el tipo y número de gente con que habrán de comunicarse. Por ejemplo: Policía de seguridad, ejecutivos administrativo, asistentes confidenciales.

    Los distintos sistemas tienen diferentes maneras de tratar el contenido.

    Hay lo que se llama estilo de sistema, nosotros por lo general solemos escuchar afirmaciones del tipo, “debe ser un vendedor de la casa x”, por la forma en que habla, o “es un hombre de Harvard”. Un sistema dado, desarrolla formas de hacer y hablar sobre las cosas.

    El fracaso en su comportamiento origina castigo y rechazo.

    En teoría el conocimiento de un sistema social puede ayudarnos a hacer predicciones acertadas, sobre la gente sin necesidad de empatía, sin necesidad de interacción, sin conocer más que los roles que desempeñan las personas en el sistema.

    Aunque no conozcamos a una persona como individuo podemos hacer predicciones. Si conocemos su posición dentro de uno o más sistemas sociales, existen ciertas conductas que son características de los miembros de una organización determinada.

    Cuando nosotros tenemos, noticias de los sistemas a los cuales pertenece nuestro receptor, esto nos ayuda a predecir:

  • Lo que piensa.

  • Lo que sabe

  • Como habrá de conducirse en una situación precisa.

  • Las personas que no entiendan el funcionamiento de un determinado sistema, a menudo se quejan de este.

    Las que sí lo entienden, pueden utilizar su conocimiento para mejorar la eficiencia y la efectividad de su comunicación.

    Una oficina de gobierno, una universidad, empresas, una cámara de comercio, un club, son sistemas sociales con sus propios roles, estructuras de jerarquía, normas, opiniones y actitudes. Si aprendemos en que consisten estos, podremos comunicarnos dentro del sistema.

    Predicciones de la conducta de rol

    Dentro de un sistema cada rol tiene un conjunto de conductas que lo acompañan. Para analizar las conductas de rol, necesitamos usar por lo menos tres enfoques:

  • Prescripción del rol: Exposición formal y explícita de lo que debieran ser las conductas desempeñadas por las personas en un determinado rol.

  • Descripción de rol: Información de las conductas que son realmente desempeñadas por las personas en un determinado rol.

  • Expectativa de rol: Imágenes que se forma la gente, sobre las conductas ejecutadas en un determinado rol.

  • En el sistema ideal estos tres enfoques sobre un papel determinado, son equivalentes. Pero en la mayoría de los grupos no lo son, y entonces acá se produce una interrupción imprevista en la comunicación dentro del sistema.

    Un ejemplo claro relacionado con las diferencias entre las expectativas, prescripciones y descripciones, puede ser sacado de una situación de entrenamiento técnico en la Fuerza Aérea durante la guerra de Corea. Cuando los nuevos pilotos hacían entrenamiento básico, tuvieron que pasar por un test de aptitudes. Corrió la voz de que los mejores pilotos irían a escuelas de entrenamiento técnico. También se dijo que solo los mejores pilotos irían a una escuela para el estudio de Meteorología y Pronóstico. Se dijo a los pilotos que estudiarían Full Time mientras estuvieran allí, que serían tratados como estudiantes, y que la Fuerza Aérea quería que aprendiesen su trabajo rápidamente.

    Los pilotos que habían pasado los exámenes de competencia fueron inscritos en el colegio y embarcados hacia una base de entrenamiento. Antes de llegar leyeron las conductas de rol prescritas, la publicidad sobre la importancia de la escuela y desarrollaron expectativas específicas sobre todo lo que harían a su arribo a la base de entrenamiento. Al llegar, muchos de ellos fueron dedicados a tareas de rancho, a veces hasta durante un mes o seis semanas, mientras esperaban ingresar en el colegio. Un motín estalló inmediatamente entre las tropas.

    Los pilotos se consideraron defraudados, que la Fuerza Aérea los engaño. ¿Qué ocurrió realmente? Se les había informado sobre las conductas que habrían de ejecutar (prescripción del rol). Habían desarrollado expectativas favorables con respecto a ello y esperaban desempeñar estas conductas (expectativas de rol). Cuando llegaron no ejecutaron las conductas prescritas para estudiantes de esa escuela técnica. En cambio tuvieron que ejecutar conductas de “Policía de cocina” (descripción del rol).

    La discrepancia entre la prescripción, las expectativas y la descripción, tuvo por resultado una respuesta sumamente negativa por parte de ellos. La fuerza Aérea se sorprendió de los resultados. Después de hacer una evaluación, los oficiales decidieron que el conflicto que acabamos de describir era la causa de la reacción negativa. A partir de ese momento, los estudiantes que ingresaban eran enterados, mientras aún se hallaban en su base de entrenamiento, de que quizá tuvieran que hacer de “policía de cocina” durante cierto período, al llegar a su estación de entrenamiento. Se les explicó cuales eran las necesidades administrativas de la base. Las quejas se apaciguaron.

    Uno de los principios básicos de la comunicación en la administración es que las prescripciones, las descripciones y las expectativas de la conducta del rol deben estar estrechamente relacionadas unas con otras.

  • Debería decirse a la gente lo que tiene que hacer.

  • Habría que darle una prescripción exacta

  • Llevarla a suponer lo que va a ocurrir

  • Cuando las prescripciones, descripciones y expectativas difieren significativamente, la comunicación se interrumpe de manera imprevista. Una queja muy frecuente escuchada en un sistema es “Nunca sé lo que se espera de mí”.

    Significado de comunicación

    Pregunta ¿Qué son los mensajes?. Son eventos de conducta que se hallan relacionados con los estados internos de las personas grabados en un papel, sonidos en el aire, movimiento del cuerpo, etc.

    Al producir o recibir mensajes necesitamos utilizar un código. Al generar un mensaje, lo codificamos; elegimos símbolos y los disponemos de una manera sistemática. Al recibir un mensaje, lo decodificamos, tratamos de traducir este código dentro de nuestro propio sistema nervioso, de manera que tenga un significado.

    El concepto de significado es esencial para la comunicación. Se puede decir que la principal preocupación de la comunicación es el significado.

    Origen del lenguaje

    En realidad no hay prueba o teoría que avale cuando el hombre comenzó a utilizar el lenguaje.

    Thorndike enumero cuatro grupos de hipótesis acerca de esto:

  • Teoría Ding-Dong. Este es el concepto de que cada cosa del mundo físico tiene algún sonido asociado a ella (las campanas hacen ding dong). Estos sonidos significan la cosa y todos los hombres reaccionan de la misma manera ante ello.

  • Teoría Bow-Wow. Según este punto de vista, el hombre copió los sonidos emitidos por otros animales. Es probable que algunas palabras puedan haber sido creadas de este modo pero no muchas en ningún idioma natural.

  • Teoría de balbuceo por azar

    Supongamos que el hombre del prelenguaje balbuceaba con frecuencia. Lo hacía mientras trabajaba con los objetos físicos de su existencia. Con el tiempo ciertos balbuceos (sonidos) eran emitidos por casualidad al ser tocados o manipulados determinados objetos. Una vez mas con el andar del tiempo, por casualidad los hombres se oyeron a sí mismos emitiendo ciertos sonidos cuando manejaban determinados objetos.

    El lenguaje incluye un conjunto de símbolos significantes pero también algo más. Damos una secuencia a estos símbolos. Colocamos uno primero, otro después y otro al final. Imponiendo una estructura en la disposición de los símbolos.

    En resumen, las mejores teorías sobre los orígenes del lenguaje son:

  • El lenguaje consiste en un conjunto de símbolos significantes (vocabulario) mas los métodos significativos para su combinación.

  • Los símbolos de un lenguaje fueron elegidos al azar. No son fijos ni dados por Dios.

  • El hombre construyó un propio lenguaje en virtud de los principios de interpretación, respuesta y recompensa que rigen todo aprendizaje.

  • El significado del significado

    Usamos al lenguaje para expresar y producir significado. Esta es su función. El significado es significante a la propia definición del lenguaje.

    Evidentemente el significado esta relacionado con los códigos que elegimos al comunicarnos.

    Para tratar de llegar a obtener un significado del "Significado" veremos varias frases en las cuales figura esta palabra, y veamos si podemos extraer de ella algo en común:

    • Para usar adecuadamente las palabras hay que saber lo que significan.

    • El propósito de cualquier escrito es transmitir significados.

    • Oigo tronar, esto significa que lloverá.

    Es obvio que la palabra "Significado" no ha sido utilizada de la misma manera.

    Podemos convenir que la palabra "Significado" parece tener muchos significados para nosotros.

    Hemos dicho que el significado se haya en las personas que las palabras carecen de él. Los significados son personales, cambian de una persona a otra.

    Bibliografía Consultada:

    • Idalberto Chiavenato

    “Administración de Recursos Humanos”

    Editorial McGRAW-HILL

    • David k. Berlo

    “El proceso de la comunicación”

    Editorial EL ATENEO

    • J. J. Ader y otros

    “Organizaciones”

    Editorial PADOS

    Índice:

    Comunicación. Alcances y Fines 3

    Propósito de la comunicación 3

    Las dimensiones del propósito 4

    Un modelo del proceso de comunicación 7

    El concepto de proceso 7

    Los componentes de la comunicación 7

    Un modelo de comunicación 8

    Las partes del modelo 9

    La fidelidad en la comunicación 10

    Determinantes del efecto 10

    La fuente- Codificador 11

    Decodificador- receptor 14

    El mensaje 15

    El canal 17

    Aprendizaje, la comunicación en un contexto personal 19

    Estímulo y respuesta 20

    Significado del aprendizaje 20

    Proceso de aprendizaje 21

    Determinantes de la fuerza de la costumbre 24

    Aprendizaje y recompensa 26

    Comunicación y aprendizaje: similitud de procesos 28

    Feedback 29

    La interacción, objetivos de la comunicación interpersonal 30

    Interdependencia física por definición 30

    Interdependencia de acción- reacción 31

    Feedback 31

    Interdependencia de las expectativas 31

    Teoría de la empatía basada sobre la inferencia 32

    Sistemas sociales 34

    Matriz de la comunicación 34

    La comunicación y los sistemas sociales 34

    Predicciones de la conducta de rol 35

    Significado y comunicación 38

    Origen del lenguaje 38

    Teoría del balbuceo por azar 38

    El significado del significado 39

    Bibliografía 50

    Indice 51

    9

    RESPUESTA

    ESTÍMULO

    INTERPRETE

    ENCODIFICADOR

    CODIFICADOR

    ESTÍMULO

    RESPUESTA

    INTERPRETE

    DECODIFICADOR

    CODIFICADOR

    RESPUESTA

    ESTÍMULO

    CONSECUENCIA