Socialogía

Estructura y cambio de sociedades. Contexto histórico. Cuestión social. Desarrollo y evolución

  • Enviado por: Lara
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad

ENSAYO DE SOCIOLOIGÍA

I-Contexto histórico en el que surge la sociología

El nacimiento de las ciencias sociales se desarrolla durante todo el siglo XIX. Todas las grandes ciencias sociales –antropología, economía, geografía, jurisprudencia, ciencia política, psicología y sociología- quedaban establecidas antes de acabar dicho siglo.

La sociología nace en un periodo de hondas transformaciones en la sociedad europea del siglo XIX, con el fin de comprender la realidad social que en ese minuto acontecía, a través de una reflexión sistemática, crítica y coherente con sus métodos que pueden ser denominados “científicos”, y además con la intención de contribuir a la construcción de un proyecto de sociedad más equitativa y justa para todos.

Para adentrarnos más en el nacimiento de la sociología es necesario revisar el contexto social, cultural, político, económico e intelectual en el cual surge esta nueva ciencia. Para esto es necesario volvernos a los tiempos anteriores a la sociología con el propósito de entender los procesos históricos que llevaron a cabo la aparición de esta.

Hacia fines del siglo XVII, en Inglaterra se desarrolla un movimiento intelectual llamado Ilustración, en el cual se sintetizan las inquietudes, ideas y teorías que se habían manifestado desde el Renacimiento, muchas de ellas fundamentadas en el pensamiento antiguo. Este movimiento retoma las teorías dirigidas a transformar el antiguo régimen, basadas en el culto a la razón y en la ciencia para alcanzar el progreso y como consecuencia la felicidad del hombre, que según ellos es bueno por naturaleza..

Dejan de atribuirse los fenómenos naturales y sociales a la intervención Divina, al descubrir sus leyes mediante la razón. Es la primera cultura laica en Europa. También se destaca la decisiva influencia del hombre en su entorno natural y social.

En general, la ilustración se caracterizó por la creencia de que las personas podían comprender y controlar el universo mediante la razón y la investigación empírica. Pensaban que del mismo modo que la naturaleza se regía por sus leyes naturales, era probable que el mundo social también pudiera tener sus propias leyes. Ya comprendido el funcionamiento del mundo social, los pensadores Ilustrados se propusieron una meta práctica: la creación de un mundo más racional y mejor.

A pesar de que la Ilustración surge en Inglaterra el país que contribuyó de manera más importante a sus ideas fue Francia, durante el siglo XVIII. Así mismo, su expresión práctica fue la Revolución Francesa de 1789.

Analizando el contexto social, económico y cultural del génesis de la sociología encontramos la Revolución francesa(1789), que fue provocada por la incapacidad de las clases gobernantes de aquel tiempo —nobleza, clero y burguesía— para hacer frente a los problemas de Estado, los excesivos impuestos que recaían sobre el campesinado, el empobrecimiento de los trabajadores, los abusos del sistema monárquico absolutista, la agudización de la crisis económica nacional y la incapacidad del rey Luis XVI. Como consecuencia de esto, en Francia se crea una especie de efervescencia social, en la cual el pueblo decide tomarse el poder por la fuerza. Esto desarrolla una cadena de importantes sucesos como el fin del Feudalismo, la abdicación de la monarquía absoluta y la proclamación de la República, eliminando las bases de la economía y la sociedad del antiguo régimen en Francia. En este nuevo régimen es la ciudadanía y, en algunas ocasiones las masas populares las que se convierten en la fuerza política dominante en el país.

Esta revolución fue un factor condicionante para la aparición de la Sociología, ya que éste es el hecho que obligo a ver la sociedad y al individuo como problema de estudio científico por primera vez en la historia, esto es lo que lleva a distintos pensadores a preocuparse por conocer e intentar orientar a la sociedad.

Otro factor importante en la aparición de la sociología que nace a mediados del siglo XVIII en Inglaterra es la Revolución Industrial (1818 – 1883) la cual se expande rápidamente por Europa. Fue un periodo de transformación social-económico cuyos hechos más importantes fueron la transformación de un sistema económico basado en la agricultura y la artesanía en un sistema económico basado en la industria.

Esto trajo muchas consecuencias en la población, ya que repentinamente comenzaron a crearse fábricas e industrias en la capital del país, dejando fuera a todo el sector campesino, lo que tubo como consecuencia la necesidad de fuerza de trabajo de los campesinos que tuvieron que migrar del campo a la ciudad creando una sobreexplotación de personas en la ciudad dando paso de esta forma a la llamada “cuestión social” que fue un periodo de mucha miseria, hambre, enfermedades, mortandad y por sobre todo abuso hacia los obreros de parte de los capitalistas, obligándolos a trabajar hasta 16 horas seguidas por un pago mínimo o “salario de subsistencia”

En poco tiempo la “cuestión social” se convierte en foco de atención prioritario de todo el pensamiento social, desde los teóricos socialistas, hasta Papas denunciaron las consecuencias negativas del nuevo orden económico. Faltaba un contexto social estable. Surge la Sociología con intención de ocuparse de los problemas generados del hilo de esa intensa construcción y reconstrucción del orden social.