Socialismo. Comunismo. Capitalismo

Historia universal. Ideologías del siglo XX. Revolución industrial. Manifiesto comunista

  • Enviado por: Lfp
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

  • LA TESIS: NACIMIENTO DEL CAPITALISMO

  • El capitalismo, es ante todo, un régimen económico, en el cual los medios de producción pertenecen a quienes han invertido capital y compran trabajo de otras personas por hacerlos producir. La “explotación del hombre por el hombre” según el marxismo. Este régimen se ha ido instaurando poco a poco en todo el mundo desde el siglo XVIII, con la caída del régimen feudal.

    Su origen está estrechamente ligado con las doctrinas del liberalismo económico y con la democracia, por lo cual no es posible desligarla del régimen capitalista.

  • ANTECEDENTES HISTÓRICOS

  • Con la caída del feudalismo (1292 aprox.) se propició un nuevo orden económico y político de la sociedad. Se consideraba al feudalismo como una época obscura que no aportó nada a la humanidad, pero en realidad, fue una época de maduración de las sociedades a fin de que fueran aptas para su próxima transformación. Y precisamente fue gracias a este proceso de maduración que se dio el Renacimiento y la Edad Moderna. Con todos los descubrimientos hechos en aquella época se da una nueva visión del mundo y de los propios seres humanos.

    Con los descubrimientos mecánicos se da una mejora en la producción económica, que trae consigo la aparición de nuevas formas de vida y de trabajo. La industria y el comercio son las nuevas fuentes de riqueza y por lo tanto surgen nuevas clases sociales: la burguesía (impulsora de la actividad económica) y el proletariado (vende su fuerza de trabajo por una salario).

    1.2. EL LIBERALISMO ECONÓMICO

    Surge como antítesis al Mercantilismo, el cual tenía una política proteccionista, protegía las mercancías nacionales de la competencia exterior. Con las medidas que había adoptado, el Mercantilismo obstaculizaba el comercio, por lo que, en oposición, surgieron otras corrientes económicas, como la fisiocrática, elaborada por Francisco Quesnay y Roberto Turgot. Su doctrina se sintetiza en la frase: “Dejar pasar, dejar hacer, el mundo camina por sí mismo”. Se manifestaban a favor de la libertad del comercio y se oponían a la intervención del Estado en la vida económica. No tuvieron muchos seguidores, pero prepararon el camino para que pudiera surgir el liberalismo económico.

    Éste surgió en Inglaterra; coincidía en puntos importantes con la fisiocracia. Los liberales proponían la libre iniciativa individual, la libre competencia y el libre juego de las leyes del mercado.

    El pensador más destacado de esta corriente es Adam Smith, decía: “Si se deja actuar a las fuerzas económicas (oferta y demanda) libremente, éstas se equilibrarán”. Analiza al capitalismo pero no está de acuerdo con sus contradicciones y excesos, dice que el principio motriz del capitalismo es el interés egoísta del ser humano, ya que da origen a la iniciativa privada y a la búsqueda de productos que satisfagan la “demanda” social con el fin de obtener un lucro.

    La libre competencia juega un papel muy importante en el liberalismo, ya que puede garantizar precios bajos y una mejor calidad e los productos, en base a la ley de la oferta y la demanda, la que también regula la disponibilidad de trabajos. Para los liberales, la acumulación de capital es el gran impulsor del mejoramiento de la sociedad. Aquí, las leyes “naturales” dictan las condiciones económicas y el Estado se limita a vigilar la seguridad exterior de la nación y de los individuos.

    El liberalismo defiende las principales características del capitalismo en “estado puro”: la libre empresa, la libre competencia y el derecho a la propiedad privada, la no-intervención y la lucha por los derechos del individuo frente a la sociedad. En cierto sentido, es la corriente que crea al régimen capitalista.

    1.3LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICO-BURGUESA DE FRANCIA (1789)

    El auge de la democracia viene estrechamente ligado a las teorías del liberalismo económico. Se propugna por el derecho de pueblo de gobernarse a sí mismo, con las finalidades que sean de interés para la mayoría del pueblo, es decir, existe la doctrina “democrática”.

    La divulgación del liberalismo, viene seguido de la divulgación de la democracia, no se puede pensar en una sistema económico capitalista en una monarquía absoluta. Es éste tipo de contradicciones lo que causa la revolución burguesa francesa, con la que se da la caída del régimen feudal en Francia, propagándose sus ideales por todo el mundo occidental, sintetizados en el lema de “Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

    A esta revolución le sucedieron otras muchas, todas pretendían conseguir lo mismo, y quizá se pueda entender el por qué de estas luchas sin tregua si atendemos a que la ideología democrática liberal es muy elástica y flexible lo que permite que se pueda practicar en diferentes formas orgánicas. Aunque, siempre va a conservar sus características distintivas: el sufragio popular y el ejercicio de libertades por parte del individuo.

    En su afán democratizador de Francia, la burguesía (nueva clase social integrada por ricos comerciantes y empresarios) se inspiraba en las ideas de la Ilustración (Principalmente las de Montesquieu, Rousseau y Voltaire) y buscaba tener participación en la vida política del país. Luchaban por un ascenso en la pirámide social, estando en contra del poder absoluto y a favor de la idea de la soberanía nacional.

    Voltaire Luchaban por hacer valer las ideas del derecho natural; entre estos derechos estaba el de libertad, el derecho de igualdad (no igualdad de posición social, sino igualdad ante las leyes). Cifraban sus esperanzas en un cambio realizado desde la cima del poder político.

    Montesquieu proponía la división del Estado en 3 poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, los cuales deben estar en manos de diferentes órganos del Estado. El legislativo debe ser elegido de manera popular y está dividido en: Cámara baja (de elección popular) y la Cámara alta (integrada por la aristocracia).

    Rousseau está en contra de la desigualdad de las clases y del enriquecimiento de unos a expensas de otros. Para evitar esto, sostiene que el Estado debe construirse bajo el principio democrático, en el que todo el pueblo participe en la elaboración de las leyes, con esto pretendía que se acabara la “opresión del hombre por el hombre”. Aboga también para que el “pueblo” sea depositario de la soberanía del Estado, para que esto pueda darse, propone que se haga una pequeña república patriarcal, en la cual todos puedan participar.

    Todas estas ideas dieron origen a la Revolución Francesa, en donde, según los partidarios del marxismo, la explotación de los oprimidos e indigentes pasaría de manos de la nobleza y el clero a manos de la naciente burguesía, ya que consideran que la “verdadera democracia” sólo puede darse en una sociedad sin clases. De cualquier forma, trajo consigo la instauración de un régimen en el cual funge como dueña de los medios de producción y por lo tanto de una posición privilegiada.

    1.4 LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

    Junto con la Revolución Francesa, la Revolución Industrial y como consecuencia de ésta: el desarrollo del comercio, fueron los factores más importantes para la creación y consolidación del régimen económico capitalista.

    1.4.1 PRIMERA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

    La Revolución Industrial comienza con los grandes progresos técnicos en países como Inglaterra (primeramente), Francia, Bélgica, Estado unidos y Alemania. Ésta, además de un cambio en el modo de producción, implicó una trasformación en la existencia y costumbres de las gentes.

    El comercio se intensifica, y la demanda aumenta, por lo tanto, los comerciantes intentan racionalizar la demanda y la producción: ellos mismos suministran directamente las materias primas a los artesanos y estos les entregan el producto ya terminado. A esto se le conoce como “Industria Domiciliaria” que será la principal forma de producción no agrícola del siglo XVI al XVIII.

    Pronto al taller le sucederán las fábricas, las técnicas siguen siendo manuales durante mucho tiempo y las máquinas se gastan pronto, así que con la invención de la máquina de vapor se ofrecen nuevas perspectivas.

    La acumulación de capital por la burguesía es uno de los principales factores de la Revolución Industrial ya que permitirá el financiamiento para la mecanización de las fábricas y desarrollo de las vías de comunicación. Impulsados por la conquista de nuevos mercados y la creciente competencia del extranjero, el capital inglés penetró cada vez más en la industria.

    • Desarrollo Industrial

    El perfeccionamiento de la máquina de vapor sirvió para facilitar el trabajo en las minas, en las fábricas y en las imprentas. Ahora las fábricas podían establecerse junto a las vías de comunicación y gracias a los adelantos en la metalurgia la producción de hierro aumento; además con el uso de carbón mineral y vapor como nuevas fuentes de energía Inglaterra tuvo un mayor desarrollo industrial, ya que poseía grandes minas de hierro y carbón.

    • Consecuencias sociales

    Las transformaciones de la vida económica y política trajeron consigo un importante cambio social: la burguesía se volvió la clase dominante. Esto provocó una radical diferenciación entre los dos principales grupos de la sociedad capitalista: la burguesía y el proletariado. La primera vivía confortablemente y muy bien, la segunda vivía en pésimas condiciones. Los centros urbanos crecían con gran rapidez y de manera desordenada, las condiciones de vida son pésimas, y la sobrepoblación hace que abunde gente en busca de trabajo, lo que trae consigo que los empresarios rebajen constantemente los salarios.

    1.4.2 Segunda Revolución Industrial

    En las primeras décadas de la Revolución industrial, los nuevos avances técnicos y científicos fueron aplicados en la producción de mercancías y durante el siglo XIX, dichos avances fueron aplicados a desarrollar novedosos medios de transporte (sin los cuales no hubiera sido posible éste desarrollo económico) los cuales imprimieron un gran impulso al comercio internacional y promovieron la colonización. En Inglaterra, Alemania, Bélgica, Holanda, EE.UU. y Francia (principales países colonizadores) se dio una sobreproducción de mercancías así que necesitaban expandirse para tener nuevos mercados, objetivos: África y Asia. Beneficios:

    • Materias primas.

    • Nuevos mercados susceptibles de convertirse en mercados cautivos.

    • Colonizar

    • Explotar nuevos territorios

    • Establecer nuevas ciudades

    • Aumentar la exportación de productos manufacturados.

    • Exportar capital a naciones y regiones no industrializadas

    • Difundir la Revolución Industrial.

    Todo esto, más el empleo del petróleo y la electricidad como fuentes de energía traen consigo la “Segunda Revolución Industrial”, donde se dio un notable desarrollo de las industrias eléctricas, química y siderúrgica. Aunque esto trajo la transformación del modo de vida de algunos sectores de la población, no mejoraron en mucho las condiciones del obrero.

    En el siglo XIX nacen las sociedades anónimas, las que dan pie al surgimiento de los primeros monopolios, que producen más mercancía de la que su país es capaz de consumir, así que se lanzan a la conquista del mundo, a la conquista de nuevos mercados: China, Argelia, Nueva Zelanda, Singapur y Japón.

    Para financiar todos estos procesos, el problema del crédito se hace preponderante y los bancos adquieren cada vez mayor poder.

    1.5 IDEOLOGÍA POLÍTICA BURGUESA (mediados del siglo XIX)

    Después de todas estas revoluciones se da el afianzamiento del capitalismo en los países más adelantados. El desarrollo de las relaciones capitalistas y de la burguesía traía consigo la ruina de los artesanos y obreros rurales, empeorando aún más la situación de los trabajadores.

    Con la intensificación de la lucha de clases, la burguesía busca una reconstrucción de su ideología, buscando una libertad de explotación sin restricciones y promueve, para ello, la independencia el individuo con respecto del Estado, así como el principio de la utilidad personal y de la libertad de empresa, todo esto para su propio provecho. Sin embargo, no les fue posible aplicar fielmente sus principios de liberalismo, pues a comienzos del siglo XIX estallan movimientos obreros en toda Europa y empieza la divulgación de ideas del socialismo utópico.

    Ante esto, la burguesía busca la inmutabilidad del régimen que tanto les favorece y apoyara ahora la idea de la “solidaridad social” para contrarrestar la lucha de clases; lo que aplicado al sistema capitalista haría pensar que la desigualdad delas clases sociales provocada por éste era la simple “consecuencia de la acción de leyes `naturales' inalterables”.

    Principales ideólogos del liberalismo burgués:

    • Benjamín Constant (1767-1830, Francia)

    Está completamente en desacuerdo con la soberanía del pueblo, la libertad individual y sus derechos inalienables. Piensa que el pueblo no debe de inmiscuirse en las cosas del Estado y ser parte del parlamento porque no posee inteligencia, ya que para poseerla, necesita de tiempo libre, el que se logra solamente si se poseen riquezas. Según él, sólo debe de gobernar la burguesía y busca la libertad de explotación capitalista y la libertad de concurrencia.

    • Jeremías Bentham (1748-1832, Inglaterra)

    Para él, el hombre buscaba la mayor cantidad de placeres con el menor sufrimiento; considera nociva la intervención del Estado en la economía. Está a favor de la propiedad privada y en contra de la socialización de los bienes. Para él los pobres son un mal necesario de la sociedad y propone 2 formas para combatir la pobreza: el ahorro y la filantropía. Está en contra de los derechos naturales del individuo.

    • Juan Stuart Mill (180-1873, Inglaterra)

    Promueve el otorgamiento al individuo de una “completa libertad de acción” para que pueda darse el desarrollo individual. Pugna por la libertad de pensamiento, de prensa, profesión y de comercio. Es partidario del “orden” (orden burgués) y del “progreso” (movimiento de desarrollo de la sociedad burguesa). Teme que las masas adquieran mayor poder en el parlamento pues considera que no tienen preparación para el cargo.

    • Guillermo Humbolt (1765-1835, Alemania)

    Partidario de la no-intervención del Estado en ningún asunto que tenga que ver con ayuda a los pobres, proponía al régimen social basado en la libre concurrencia de los propietarios como el régimen ideal para asegurar la libertad y felicidad de los ciudadanos.

    • Augusto Comte (1798-1857)

    Fundador de la tendencia filosófica llamada “Positivismo” basado en el “orden y progreso”. Considera inevitable la lucha de clases y espera que se logre alguna solidaridad, la cual consistía en: el respeto de los inferiores a los superiores, y que éstos a su vez rindan un servicio a los primeros. Aprecia la posición del capital como un fenómeno positivo ya que hace a la industria próspera, multiplica la producción favorece el desarrollo de fuerzas altruistas. Deseaba construir una “política positiva” que no era otra cosa más que la justificación del sistema capitalista.

    • Lorenzo Stein (1815-1890, Alemania)

    Pensaba que las relaciones capitalistas en la sociedad eran eternas, que la división de clases era inevitable y que lo único que el Estado debería hacer, era la paz entre los intereses opuestos. Su Estado ideal es la monarquía constitucional.

    Los anteriores ideólogos burgueses buscan justificar la explotación a los trabajadores y defender sus intereses y privilegios. Quizá presentían el próximo estallido de movimientos sociales y quizá algunos hasta lo observaron.

  • ORIGEN DE LOS ANTÍDOTOS

  • A mediados del siglo XIX, es evidente que el capitalismo está presente en los países donde se llevó a cabo el proceso de modernización, en algunos incluso se llegó a fases superiores: el Imperialismo, como es el caso de Inglaterra, Francia, Portugal, Alemania, Bélgica e Italia. Estos países establecieron colonias en África, Asia y Oceanía a mediados del siglo XIX y principios del XX.

    A pesar del aparente auge en el que se encontraba el capitalismo, los trabajadores aún vivían en condiciones deplorables, mientras sus gobiernos se entablaban en guerras por la dominación de mercados exteriores. El desarrollo del capitalismo provocó la agudización de todas las contradicciones sociales del régimen que sustentaba; la libertad, la igualdad y la fraternidad que se le habían prometido al pueblo, eran manipuladas por los burgueses para su beneficio.

    La clase proletaria se mostraba inconforme con la esclavitud de laque estaba siendo presa, así que concibió la idea de unirse colectivamente y poder dar fin al capitalismo y construir una nueva sociedad socialista según las ideas vigentes.

    • El Ludismo

    En 1811 y 1818 surgieron las primeras manifestaciones de descontento laboral, entre ellas el Ludismo, que consistía en la destrucción de maquinaria y fábricas ya que las consideraban como una amenaza a la forma de trabajo tradicional de los artesanos ingleses. Éste movimiento fue sofocado severamente pero originó nuevas luchas como la organización de las “Trade Unions” que consiguieron la libertad de asociación y pugnaron por defender los intereses de los obreros por medio de la acción colectiva de éstos.

    • El Cartismo

    En 1838 se inició el primer movimiento de carácter nacional en Inglaterra. Los obreros demandaron al parlamento el derecho de elegir a los gobernantes por medio del voto y el derecho de ocupar cargos parlamentarios sin ser propietarios y la renovación anual del mismo. Con esto pretendían la elección de representantes que dictaran leyes favorables a sus intereses. Sin embargo el Parlamento se negó a aceptar dichas peticiones. En 1842 los obreros lograron la prohibición del trabajo femenino e infantil en las minas y la disminución de la jornada laboral a 10 horas. Sin embargo, el movimiento comenzó a extinguirse en 1848.

    2.1 IDEAS Y MOVIMIENTOS SOCIALISTAS

    La situación de los obreros en las naciones con gran auge industrial motivó fuertes críticas en contra del capitalismo, las cuales originaron diversas corrientes de pensamiento. Entre éstas destacan el socialismo utópico, el socialismo científico y el anarquismo. Estas corrientes expresaban la indignación y el odio en contra del nuevo régimen capitalista y la búsqueda hacia un régimen social justo, nuevo.

    2.1.1 EL SOCIALISMO UTÓPICO

    Lo destacable de los socialistas utópicos fue la despiadada y encarnizada crítica que hicieron del sistema capitalista, de sus males, contradicciones y la inmoralidad de éste régimen. Simpatizaban con la causa de los obreros y deseaban hallar la salida a un régimen más justo. Se les ha calificado de idealistas, erigiendo sus ideas sobre una base que no tenía correspondencia directa con la realidad. Sus características son: la noción de que el hombre es fundamentalmente bueno y que atesora en su naturaleza ricos elementos germinales de sociabilidad y cooperación, consideran que la propiedad privada, el apetito de lucro, el impulso competitivo y otras condiciones de la sociedad capitalista, pervierten al hombre y entorpecen la marcha de su desarrollo.

    • Saint - Simon (1760-1825, Francia)

    Dice que la propiedad ha de estar organizada de tal manera que provoque el bienestar de toda la sociedad. Formuló el pensamiento de que “la situación económica es la base de las instituciones políticas”. Deposita su esperanza en las reformas de los “industriales” por ser los más activos e ilustrados ya que no confía en que las masas tomen la iniciativa de la reconstrucción de la sociedad pues no veía en el proletariado la fuerza social capaz de transformar a la sociedad.

    Los pensamientos de este hombre fueron un antecedente para la futura elaboración de los fundamentos y principios del Socialismo Científico.

    • Francisco María Carlos Fourier (1772-1837, Francia)

    Su concepción del mundo es más idealista que la de Saint-Simon, llegando incluso a tonos místico-religiosos. Su mérito consiste más que nada en la crítica que hace del sistema capitalista. Afirma que a pesar de que al hombre se le han otorgado derechos, en realidad carece de “garantías materiales” para su ejercicio. Pese a que hizo buenas críticas al sistema, no logró comprender las leyes que dirigen el desarrollo del régimen capitalista.

    Su ideal es la “colaboración pacífica” de todas las clases, basada en la alianza amistada de todos los grupos sociales dentro de los marcos de asociaciones productivas. Su importancia radica en ser un eslabón en la historia del desarrollo de las ideas socialistas.

    • Roberto Owen (1771-1858, Inglaterra)

    Se dio cuenta de las graves condiciones en las que vivían los trabajadores ingleses y el riesgo que afrontaban a diaria en su trabajo, así que llevó a la práctica medidas filantrópicas para mejorar las condiciones materiales de vida de los obreros. Como era socio-gerente, tenía el poder y redujo la jornada de trabajo, y mantuvo la producción durante la crisis en la industria del algodón, pagándole íntegramente a los obreros su salario. Se da cuenta de que las medidas filantrópicas no eran suficientes, participa activamente en la creación de las primeras uniones obreras profesionales y cooperativas de masas.

    Al igual que los demás socialistas utópicos está lejos de comprender las verdaderas leyes objetivas que presiden el desarrollo social. Cierran los ojos al hecho previsible de que los privilegiados de la sociedad capitalista opondrían todos los obstáculos imaginables contra un cambio que les acarrease pérdidas.

    En general, lo que proponen es:

    • La socialización de los instrumentos de producción

    • Supresión de la herencia, de la moneda y sustitución de ésta por bonos de trabajo

    • Supresión del sistema dela empresa privada competitiva, sustituyéndola por un sistema de “cooperación” destinado a producir lo que la colectividad necesita.

    • Protección del individuo mediante leyes sociales y sistemas de seguro social.

    • Distribución y sistematización del trabajo para hacerlo grato y productivo

    • Producción sin finalidad de lucro, sino como simple abastecimiento.

    • Educación difundida a todos los estratos sociales.

    Según los marxistas, éstos socialistas utópicos no pudieron comprender y tener conciencia del verdadero papel delas masas trabajadoras como fuerza motriz fundamental de la evolución social. Lo cuál se refleja en que no dicen cómo llegar a realizarlos sino simplemente lo describen.

    2.1.2 EL ANARQUISMO

    Surgió en la segunda mitad del siglo XIX; sus principales exponentes fueron los rusos Mijail Bakunin y Piotr Alexeievich Kropotin. Los anarquistas afirman que la propiedad privada es un robo. Proponen la desaparición del Estado porque, en su opinión, éste acumula un poder excesivo que oprime a las personas e impide su libre expresión.

    La sociedad debe organizarse en pequeños grupos libres y democráticos que se distribuyen el trabajo y sus frutos de manera equitativa, eliminando la explotación de unos hombres por otros. Al igual que el socialismo científico, el anarquismo es partidario de la toma del poder por los obreros.

  • EL SOCIALISMO CIENTÍFICO O MARXISISMO: LA ANTÍTESIS

  • Quizá el antídoto más poderoso contra el capitalismo fueran las ideas engendradas por Marx y Engels, quienes formularon conjuntamente la teoría del Socialismo Científico con el fin de terminar con el régimen del capitalismo y sus injusticias hacia el proletariado.

    El marxismo (Socialismo Científico) se convirtió en la poderosa arma ideológica del proletariado en el siglo XIX, pues aboga por su liberación no sólo de éste, sino de toda la humanidad de cualquier forma de explotación. Se diferencia de las otras teorías socialistas ya que éste no es un tratado basado en pensamientos e ideas a veces erróneas, sino que es una verdadera investigación científica de la sociedad . la teoría marxista del materialismo histórico es ante todo, un método de análisis económico-político enfocado al capitalismo.

    El marxismo es una doctrina económico-política para ver los fenómenos sociales, económicos y políticos desde una óptica enfocada a loas procesos que rigen la economía de las naciones, así como la interacción entre éstos para dar lugar a la historia.

    3.1 ANTECEDETES HISTÓRICOS

    El marxismo nació en Alemania, a vísperas de que se diera la Revolución Burguesa en ese lugar. Éste marxismo vino a ser “la síntesis de la experiencia del movimiento obrero mundial”, pues en ese momento se necesitaban nuevas ideas que señalasen el camino para la liberación de la explotación del capitalista y la formación de una sociedad socialista .

    A pesar de que antes de que surgiera el marxismo ya se habían dado teorías socialistas, ninguna de ellas había logrado captar la esencia del problema y no habían considerado al proletariado como la fuerza social capaz de transformar a la sociedad.

    Pero su fuerza se notó con las numerosas huelgas que se dieron en Inglaterra, Francia y Alemania. Como no podían mejorar su situación social ni económica, el proletariado se convencía cada vez más de que todo el poder del Estado apoyaba la explotación capitalista y si querían liberarse, tendrían que luchar contra todo el aparato estatal.

  • LA TEORÍA EL MARXISMO COMO IDEA REVOLUCINARIA DE US ÉPOCA

  • Prokovsky considera al marxismo como “el resultado de una reelaboración critica de todo lo mejor que ha dado la evolución del pensamiento filosófico y político social de la humanidad” . el marxismo no se formó solo, sino vinculado a todas las teorías filosóficas, económicas y políticas que le precedieron. El punto de partida de ésta teoría fueron siempre los intereses de la clase obrera, dando un fundamento científico a la lucha de esta clase por liberarse del yugo capitalista, así como por trasformar la sociedad. Esto trajo consigo cambios en las ciencias políticas y sociales puesto que ahora tenía el carácter de conocimiento científico lo que lo hacía más objetivo y lo que dio a la historia una explicación materialista.

    El marxismo pretendía derrocar al capitalismo y para lograrlo proponía la creación de un Partido Proletario Revolucionario, que debía de “organizar la lucha de clases del proletariado y dirigir esta lucha, cuyo objetivo final es la conquista del poder político por el proletariado y la organización de la sociedad socialista”.

    • DIALÉCTICA MATERIALISTA

    El filósofo alemán Hegel, había propuesto un método dialéctico para la interpretación de la historia que consistía en que cada idea engendra y lleva en sí misma los gérmenes de su propia destrucción, a la primer idea le llamó Tesis y a la segunda Antítesis; ambas ideas entran en inevitable conflicto, que culmina con la destrucción de ambas, surgiendo una tercera, la síntesis en la cuál quedan absorbidos los elementos de las dos primeras. Aplicando esto a la historia, ésta cobra un carácter dinámico y flexible.

    Marx y Engel concuerdan en este punto con Hegel, sin embargo, Marx no estaba de acuerdo con esta visión idealista de la historia y en vez de ideas abstractas en conflicto, antepone los factores materiales del desarrollo económico-social como los que determinan lo que ocurre en el presente y ocurrirá en el futuro. Considera que todos los cambios históricos que se han dado por razones económicas y como ejemplo pone el de la propiedad privada, a la cuál todos quieren aferrarse, y para ello inventa recursos morales, legales y políticos en conservación de sus intereses. Con esto pone al descubierto el principio mismo de la explotación del régimen económico y político burgués.

    Al haber descubierto la esencia económica en el fondo de todo el desarrollo histórico, le confiere a ésta el carácter de ley, y con ella no sólo explica al mundo actual, sino también las rutas para su transformación, afirma que esta ley puede ser usada por el proletariado para su propio interés y el de la sociedad.

    • LUCHA DE CLASES, INTERNACIONALISMO E IMPERIALISMO

    Marx sostiene que la historia del hombre no ha sido otra cosa sino la “lucha de clases” entre las clases poseedoras y las desposeídas que luchan por mejorar su nivel económico. Sostiene también que la única diferencia entre los hombres es su situación económica y precisamente por esto, tienen aspiraciones y deseos comunes que los unen, más que la supuesta “nacionalidad” que los separa.

    Cuando el capitalismo crece desproporcionadamente adquiere las dimensiones “colonialistas” e “imperialistas” que lo llevan a expandir privilegios de la clase poseedora a otras naciones. Esto conduce a las guerras cuyo fundamento es esencialmente económico, pero para realizarla se mueve el sentimiento “nacional” de las grandes masas de desposeídos quienes son, finalmente los encargados de librar las batallas.

  • LA FORMACIÓN DE LAS IDES POLÍTICAS DE MARX Y ENGELS

  • Carlos Marx nació en Alemania, en la provincia de Renania donde se dio un gran desarrollo del capitalismo. Estudió en la facultad de derecho de la Universidad de Berlín; en su juventud estuvo influido por la filosofía idealista de Hegel, aunque después se fue dando una separación ideológica. Marx, desde joven estaba en contra del gobierno absolutista alemán y se acoge al democratismo revolucionario en contra de éste.

    En 1842 trabaja en la dirección del periódico opositor “Gaceta Renana” donde adopta posiciones democrático-revolucionarias en contra del gobierno.

    Engels nació en 1820 en Bermen, provincia de Renania. Al igual que Marx, manifiesta su espíritu democrático-revolucionario y muestra su simpatía hacia la miseria de los obreros. En Inglaterra tomó parte activa en la lucha de clases del proletariado inglés a través del movimiento Cartista.

    • OBRAS Y APORTACIONES DE MARX Y ENGELS

    Marx en sus artículos elaborados para “Gaceta Renana” comienza a darse cuenta de la inconsistencia del idealismo Hegeliano, en ellos promovía la creación de un Estado democrático aunque al mismo tiempo critica la democracia. En sus obras hizo un profundo análisis de la legislación y cómo ésta en realidad está puesta al servicio de los intereses de las clases privilegiadas cuando está apoyada en el derecho consuetudinario. Analiza la “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” y dice que son actas encaminadas a mantener al imperio de la propiedad privada. Se dedica a formular su doctrina una vez que ha sistematizado todo lo que ha aprendido, investigado y descubierto.

    Para 1844, Marx y Engels están convencidos ya de que la “democracia” que la burguesía buscaba no era sino para afirmar los privilegios de ésta y que el idealismo hegeliano tenía muchas contradicciones.

    Adoptan la interpretación materialista de la historia, así como la doctrina socialista, la cal consideraba como garantía a una plena igualdad, libertad y democracia entre los individuos. A partir de ahí, se concentran en la labor de fundamentar filosófica, teórica y científicamente al Socialismo.

    Engel colaboró escribiendo “La situación dela clase obrera en Inglaterra” y posteriormente escribieron junto con Marx “La sagrada familia” y “La ideología Alemana” en las que se formulan las tesis fundamentales de la interpretación materialista de la historia.

    Señalan la necesidad de crear un Partido Revolucionario Proletario cuya finalidad sería realizar la revolución proletaria que daría paso a una nueva sociedad basada en la eliminación total de la propiedad privada sobre los medios de producción, la terminación de la explotación y la división de clases.

    En estas obras califican por primera vez su propia teoría de “Socialismo Científico”, a partir de entonces ven claramente el rumbo que tomarán sus pensamientos en las cuales hay una idea implícita de cambio, revolución y los medios para lograrlo.

    • MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA

    Obra escrita por Marx y Engels a encargo de la “Liga de los Comunistas” creada por ellos mismos. En esta obra exponen sistemáticamente las tesis fundamentales del socialismo científico explicando de manera que sea accesible a la comprensión popular.

    El pensamiento fundamental de esta obra ha sido de que toda la historia es la lucha de clases entre los explotados y los explotadores y que ésta ha llegado a una fase en que ya no se pueden liberar los primeros de los segundos.

    Hacen una muestra de la decadencia del capitalismo y enuncian la misión del proletariado: poner término al régimen de explotación mediante el derrocamiento revolucionario del dominio de la burguesía y la toma del poder en sus propias manos, siendo ésta lucha para el interés de la mayoría de la población. Con esta lucha se llegara a la extinción del Estado, que no sirve más que para proteger los intereses de la clase dominante. El primer paso que se tiene que dar por lo tanto, es la sustitución del Estado Burgués por la “Dictadura del Proletariado”, convirtiéndose así ésta última en la clase dominante pero sustentada en una base democrática.

    El Manifiesto tiene una gran importancia para la formación de la teoría marxista del derecho. Sirvió para dar una orientación justa a la clase obrera, le dio a conocer lo que Marx y Engels consideran es su misión histórica.

    • CONSECUENCIAS DEL MANIFIESTO

    Una vez publicado el Manifiesto, la doctrina marxista comienza a aparecer en los debates políticos del momento. Se dieron pequeñas revoluciones reprimidas por el capitalismo. Debido a esto, los proletariados se dieron cuenta que les faltaba organización y un partido político que dictara los pasos a seguir para conseguir la victoria.

    En ese tiempo, el proletariado instauró la República y la burguesía se vio obligada a aceptarla, sin embargo, comenzó a preparar la contraofensiva lo que decidió su sangriento aplastamiento. Se dieron varias Revoluciones de las cuales sólo la burguesía obtuvo privilegios.

    Durante ese tiempo se dio un veloz crecimiento de la industria y el comercio, los países recibían superganancias de la explotación de las colonias; pero esto significó también mayor desigualdad social y el empobrecimiento de la clase obrera que aumentaba sin cesar, las crisis económicas se repetían periódicamente, cayendo con todo su peso en las clases trabajadoras.

    A partir de 1848 comienzan a organizarse el movimiento obrero de masas y se crean los círculos internacionales del proletariado. Se pudo establecer la tarea de la liberación del proletariado de las cadenas de la esclavitud capitalista. Este movimiento se fue fortaleciendo hasta aumentar el nivel de la conciencia política y de la organización del proletariado, nacieron partidos proletariados independientes, además la creación de la Primera Internacional y el nacimiento del Partido Social Demócrata Alemán, que tuvieron especial significación para el desarrollo del movimiento proletario.

    • ACTIVIDAD POLÍTICA DE MARX Y ENGELS

    Ambos llevaron a cabo una inmensa actividad política en las revoluciones de 1848-1849, pues se dedicaron a establecer la organización necesaria en las filas del proletariado y dotarlos de un programa y táctica de lucha. Exhortaban a los proletarios a la victoria ante la burguesía y los guiaban. Luchaban por una solución radical de las tareas de la revolución democrático-burguesa y por conquistar, para el proletariado, el papel dirigente de la revolución, que era la única manera de que ésta llegaba a sus últimas consecuencias. Lucharon por el fortalecimiento de los lazos internacionales del proletariado lo que vino a robustecer l a”Liga de los Comunistas” y emprendieron la creación de la Primera Internacional, cuya tarea consistía en “hacer pedazos” la máquina del Estado Burgués.

    Formulan las tesis básicas del marxismo que son:

  • Que la existencia de las clases está vinculada únicamente a fases particulares, históricas, del desarrollo de la producción

  • Que la lucha de clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado

  • Que esta misma dictadura sólo constituye la transición a la abolición de todas las clases y a una sociedad sin clases

  • Enseñaron al proletariado a utilizar las teorías de lo burgueses para lograr una vasta agitación política para poder defender los intereses políticos y económicos delos trabajadores y para organizar sus propias filas.

    Basados en estos objetivos, los comunistas ingleses, franceses y alemanes se reunieron en la “Asociación Universal del Comunistas Revolucionarios” que tenía el objetivo de derrocar a la burguesía, establecer el imperio del proletariado, aniquilar la vieja sociedad burguesa y fundar una nueva sociedad sin clases ni propiedad privada.

    • LA GRAN OBRA DE MARX: “EL CAPITAL”

    Es la obra más grande económico-política donde se expone el socialismo científico. Las tesis fundamentales del materialismo histórico, que anteriormente había formulado, ven su más brillante confirmación a lo largo del proceso en que Marx iba investigando en “El Capital”. Pues en éste libro, Marx descubrió las leyes económicas que rigen en la sociedad capitalista contemporánea y que, inevitablemente, llevan a ésta a su hundimiento.

    • VALOR-TRABAJO

    Existen 2 tipos de valores:

  • Valor de Uso: es el que el individuo asigna a un bien, de acuerdo con su utilidad

  • Valor de Cambio: es aquél en razón del cual un bien es intercambiable por otros, es inestable.

  • Marx considera que la esencia del valor está en mayor o menor medida contenida en el trabajo. El trabajo contenido en un bien se mide en “unidades de tiempo socialmente necesario” y para calcularlo no solamente debe tomarse en cuanta el trabajo directamente realizado en su producción sino el que se empleó para extraer la materia prima y para hacer las máquinas con las cuales se fabrica este bien, así como el empleado en el aprendizaje y la obtención de la experiencia, etc. Pero no necesariamente una cosa valiosa tiene que empleársele mucho trabajo así que para terminar con esas ambigüedades se dieron cuenta que el valor de una mercancía varía en razón directa de la cantidad e inversa de la productividad del trabajo incorporado en esa mercancía

    • PLUSVALÍA Y SALARIOS

    Marx descubre la Plusvalía, que consiste en que como el trabajo del obrero es una mercancía, éste lo vende al empresario. Su valor-trabajo es el del “tiempo socialmente necesario” que emplea para producir las cosas que consume el obrero para subsistir. Pero como el empresario le paga justamente lo necesario para que no se muera, la diferencia constituye la Plusvalía.

    • CONCENTRACIÓN DE CAPITALES

    Con la plusvalía el capital no sólo aumenta sino que se concentra en manos de un número cada vez menor de empresarios con lo que en algún momento se llega a establecer un virtual monopolio los cuales ofrecen oportunidades aún mejores para contratar a obrero que ganan menos y que, por consiguiente, producen mayores plusvalías.

    • OTRAS CONSIDERACIONES A “EL CAPITAL”

    Marx demuestra la falsedad de las consignas burguesas de “igualdad y libertad”. Da una respuesta a problemas relacionados con el Estado y el derecho, del papel que éstos desempeñan como parte de la superestructura. Fundamenta cada una de las tesis básicas de su teoría referente al derecho, de cómo no es posible comprender el derecho sin esclarecer antes las bases materiales que lo condicionan.

    Según él, la propiedad privada es una relación social no una relación entre el hombre, la naturaleza y las cosas, que el derecho de propiedad privada no es eterno ni mucho menos, sino que está condicionado a un determinado modo de producción que aparece cuando se dan las condiciones económicas y desaparece cuando éstas se modifican.

    • LOS MOVIMIENTOS ANTIMARXISTAS

    A partir del 1871 comienza la decadencia del capitalismo, con el aumento de riquezas, la burguesía logró corromper a un grupo inferior de la clase obrera, convirtiéndolo en su impulsor ideológico en el seno mismo del movimiento obrero.

    Surgieron pequeños burgueses que luchaban en contra del marxismo engañando a los obreros diciéndoles que la esencia del marxismo es la lucha de clases, estaban en contra de las revoluciones pues de cían que eran una especie de “revuelta espontánea de las masas”. Negaban la necesidad del partido proletario, así como de alguna organización política del proletariado.

    • LA COMUNA DE PARÍS DE 1871

    Se le ha calificado de “peligroso” y de “radical” pues levantarse en armas en contra del Estado Francés y encima tratar de dar a luz una nueva organización política era un hecho novedoso. Pretendían implantar un gobierno de clase obrera: sin burocratismos, fijando el límite máximo de sueldos de servidores públicos, con la constante renovación de los funcionarios y haciendo de la Comuna un organismo de trabajo que simultáneamente legislaba y ejecutaba las leyes.

    Sin embargo éste intentó fracaso ya que fueron derrotados por las tropas de la Asamblea Nacional, millones de franceses murieron, fueron encarcelados o deportados. La derrota les sirvió de lección para posteriores revoluciones.

    • LOS PROBLEMAS DEL ESTADO Y EL DERECHO EN LAS OBRAS DE ENGELS

    En 1883 muere Marx con el justo mérito de haber sido junto con Engels el padre del comunismo moderno. Engels, después de su deceso continuó escribiendo sobre problemas del Estado y del Derecho principalmente como crítica a las concepciones del filósofo alemán Dühring, es decir, pretendía refutar la interpretación materialista de la historia. Según Engels, tanto la moral y el derecho están condicionados por las condiciones materiales de vida de la sociedad, y se modifica a la par de éstas; todos los cambios históricos se habían dado por esta razón. Promueve la creación de una sociedad comunista sin Estado ya que éste era la primera fuerza que sometía a los hombres a su explotación.

    En el curso de toda su vida, Marx y Engels libraron una irreconciliable lucha por la pureza de la teoría del Socialismo científico, contra todas las ideas y doctrinas nocivas para la clase obrera, no importaba las etiquetas en que éstas se encubrieran, y defendieron la concepción revolucionaria estrictamente científica, del mundo del proletariado.

    Esta teoría fue revolucionaria para su época, puesto que la ilusión que había creado la Revolución Industrial como época de auge y progreso que beneficiaría a toda la población fue cayendo de la estima de los más pobres y necesitados. El sistema capitalista no cesaba en su búsqueda desenfrenada de beneficios, mediante la producción desorbitante de mercancías. A pesar de esto, no había mejores condiciones de vida para los trabajadores.

    Es por esto que la teoría Comunista que propone la colectivización de los medios de producción y su administración por los propios asalariados, en un contexto de verdadera igualdad entre los hombres, vendría a ser el “bálsamo reparador” que frenaría la explotación del hombre por el hombre.

  • LA REACCIÓN CAPITALSITA (FINALES DEL SIGLO XIX)

  • Después de 1871 se dio un acelerado aumento de la industria y el capitalismo industrial comienza a transformarse en monopolista, cobran mayor importancia los bancos. La lucha por las colonias, mercados, fuentes de materia prima, etc., adquiere un carácter extraordinariamente agudo. Las potencias explotan a los países colonizados.

    Este nuevo periodo del capitalismo trae consigo una inaudita agravación delas contradicciones existentes dentro de la sociedad capitalista. Los ideólogos tratarán de justificar la explotación, esclavización de pueblos y a la ocupación de territorios ajenos a través de las ciencias biológicas y la etnografía.

    Los principales ideólogos fueron:

    • Rodolfo Ihering (1818-1892, Alemania)

    Portavoz de la ideología Alemana, la cual está impregnada de un ánimo agresivo debido a todas las situaciones que se presentaron en ésa época. Alemania estaba en lucha con las demás potencias por fuentes de materias primas y por mercados.

    La burguesía Alemana ensalza abiertamente a la fuerza, e insta a la lucha y a las conquistas. Es hostil al proletariado y a su ideología marxista, defiende abiertamente la desigualdad social y pretende que el Estado funcione como defensor de sus intereses.

    En sus obras, Rodolfo expone su teoría sobre el origen del Estado (nace de la lucha, de los conflictos y se desarrolla a través de las contradicciones y de las luchas) y el origen del derecho. Promueve la idea de que la lucha es lo que conduce a la formación del nuevo derecho. Considera eternas e inmutables las relaciones capitalistas, defendiéndolas ampliamente

    Tuvo gran aceptación en los círculos reaccionarios agresivos de la nobleza y dela burguesía alemana.

    • TEORÍA SOBRE LA SOCIEDAD Y EL ESTADO

    Los ideólogos burgueses van a tratar de presentar las reglas capitalistas como generales y eternas, valederas para todos los tiempos y sociedades. Los partidarios de la teoría “organicista” tiende a la presentación de los fenómenos sociales como un género especial de fenómenos biológicos, haciendo pasar las relaciones sociales burguesas como una expresión de leyes biológicas naturales e inmutables.

    Herbert Spencer fue uno de los representantes dela mencionada corriente. Defendía la teoría que afirmaba que los cambios cuantitativos graduales eran la ley general que presidía todos los cambios que se efectúan en el mundo y que garantizaba cierto “equilibrio móvil”, el cual sólo se rompía por la acción externa. Este concepto lo aplica a la sociedad humana, pues considera que mediante la división del trabajo (diferenciación), las grandes masas de hombres (materia) se ven subordinados a una sola organización política (integración), se está dando este grado superior de “equilibrio móvil”.

    Se basa en leyes biológicas por la necesidad de justificar la subordinación de las clases trabajadoras al sector explotador de la sociedad, pues cualquier lucha sería inútil o imposible. Hubo otros representantes, como Word.

    Marx y Engels se dieron a la tarea de muestra el carácter anticientífico es estas teorías, pues demostraron que las leyes biológicas no pueden aplicarse al estudio de los fenómenos de la vida social.

    • TEORÍAS NACIONALISTAS Y RACISTAS

    A partir de 187 se dio una gran divulgación de las teorías nacionalistas y racistas, el fundamento ideológico de éstas, ha sido producto del conjunto de los esfuerzos de los ideólogos capitalistas de diversos países.

    Uno de ellos era Gumplowicz, acérrimo enemigo del marxismo. Formuló su teoría en la que dijo que los fenómenos más importantes de la vida social (formación de las clases, propiedad privada, etc.) eran consecuencia de la lucha entre tribus y razas, como resultado de la conquista de unas tribus por otras. Sostiene que el Estado es una organización de dominación basada en la fuerza, pues los vencedores de la lucha entre razas o tribus forman la clase gobernante y los vencidos la clase sojuzgada, mas nunca dice cómo llegaron unos a ser más fuertes que otros. Sostiene que la violencia es el motor del surgimiento del Estado, la propiedad privada y las clases sociales.

    Las teorías nacionalistas alemanas se caracterizaron por el culto a la fuerza, la admiración ante el militarismo prusiano, la aprobación del régimen monárquico de Estado, exhortaciones a desconocer las normas del derecho internacional, a la conquista y a la apología de la guerra. Federico Nietzsche era un ideólogo típico de esta corriente, Otto Gierke, al igual que Enrique Treitschke, admirador de Bismark. Otro propagandista del racismo fue Houston Stewart y su continuador Luis Woltman y Franklin Giddings.

    La ideología marxista continuó divulgándose alrededor del mundo a pesar del movimietno antimarxista que los ideólogos burgueses emprendieron. Alguno países acogieron la ideología marxista y la implantaron en su forma de gobierno, otros la desecharon totalmente. Lo cierto es que el comunismo cayó con el derrumbamiento del muro de Berlín, pero aún en nuestros días sigue siendo objeto de una gran polémica. Algunos lo aceptan otros lo critican...

  • LA REVOLUCIÓN RUSA

  • Las ideas de Marx hicieron mella en el pensamiento ruso, sumado a situaciones históricas que hicieron posible la Revolución Rusa de 1917.

    El 16 de octubre de 1917 se inició la Revolución Rusa encabezada por Vladimir Ilich Ulianov, llamado Lenin, con el apoyo del partido bolchevique y de las masas populares.

    La Revolución se dio espontáneamente, trabajadores y soldados se echaron a las calles y se agruparon en consejos obreros (soviets) en las fábricas, en los pueblos y en las unidades del ejército. Estos ocuparon el lugar de la administración zarista para aprovisionar víveres y mantener el orden.

    Lennin organizó el nuevo gobierno (el Soviet de los Comisarios del pueblo), promulgó varios decretos, entre ellos la paz con los países de la primera guerra mundial, instauró el Estado Socialista.

    Este consejo tenía mucho trabajo: reconstruir el país, y reorganizar la administración. Tuvo que enfrentarse a la ofensiva de los generales zaristas. Los bolcheviques organizaron el “Ejército Rojo”. Al cabo de 4 años de lucha, los ejércitos blancos fueron derrotados, pero el país estaba arruinado.

    La joven nación revolucionaria se encontró sola, eran innumerables los ambiciosos sin escrúpulos, que aprovechándose de la pasividad del pueblo, procuraban ocupar los cargos importantes del gobierno, el partido y los sindicatos. La democracia era pura farsa; y los puestos más elevados del Estado pasaron a manos de hombres sin escrúpulos, que ignoraban las aspiraciones populares.

    En 1924, el proceso estaba ya muy avanzado : la clase burocrática había desplazado el poder de los obreros y los campesinos. Los burócratas habían encontrado su jefe a ideólogos en Stalin, quienes deseaban devolver el ideario bolchevique a su pureza original fueron eliminados sin reparos.

    La Unión Soviética, durante su existencia , alcanzó la categoría de gran potencia, aunque la democracia de los soviets haya desaparecido y existen movimientos que tratan de entroncar con las aspiraciones más nobles de los revolucionarios de 1917; hoy se ha visto su caída causada principalmente por la Guerra Fría y las crisis económicas y políticas.

  • CONSIDERACIONES FINALES AL COMUNISMO Y AL CAPITALISMO

  • Se ha debatido desde le origen del comunismo su grado de perfección ante el régimen capitalista. Ante la teoría comunista, los liberales admiten que el sistema capitalista presenta imperfecciones, pero sostienen que estos defectos no bastan para condenarlo. A sus ojos, los progresos realizados desde hace dos siglos por la economía de los países se deben a la acción de los empresarios.

    A pesar de esto, entre el capitalismo y el socialismo hay otro factor de controversia: las crisis económicas ineludibles que afectan los sistemas económicos. Los economistas liberales sostienen que existe también una balanza equilibrada. La economía capitalista provoca seguramente el paro en épocas de recesión, pero atenúa sus consecuencias con diversas medidas. La economía planificada asegura ciertamente el pleno empleo pero a precio de una tasa de crecimiento menor y una libertad muy limitada.

    El socialismo en general puede reclamar por sí el mérito de haber incorporado el elemento de la necesidad y la angustia humana a las fórmulas que hoy se utilizan para analizar el fenómeno económico .

    Marx contemplaba un capitalismo distinto al que conocemos hoy, el salario del trabajador ha dejado de ser apenas lo indispensable para mantenerlo vivo, el obrero se ha asociado, ha constituido una fuerza inmensa de acción decisiva mediante la huelga.

    Vídeos relacionados