Sistema nervioso somático y autónomo

Nervios. Ganglios. Neurotransmisores. Cerebro. Neurona. Hipotálamo

  • Enviado por: Fleaboy
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
¡Ejercicios resueltos de Derivadas de Funciones!
¡Ejercicios resueltos de Derivadas de Funciones!
En este curso de 7 horas, el profesor Willians Medina explica de manera impecable el tema de Derivadas de funciones,...
Ver más información

Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Ejercicios Resueltos Ecuaciones Diferenciales
Serie de ejercicios resueltos de Ecuaciones Diferenciales Este curso va ligado al curso actual de Ecuaciones...
Ver más información


EL SISTEMA NERVIOSO

Sistema nervioso

El sistema nervioso somático

El sistema somático está formado por Nervios y Ganglios

Nervios: Son fascículos gruesos de axones que incluyen vasos sanguíneos. Los axones de cada fascículo están unidos por una cubierta de tejidos conectivos llamado Endoneuro.

Los nervios, según su origen, se dividen en 2 clases: Craneales y Espirales o Raquídeos

Craneales: Son 12 pares que nacen de distintas partes del cerebro. Podemos encontrar neuronas Sensoriales (las cuales llevan la información proveniente de los receptores de los órganos de los sentidos y de receptores especiales en el encéfalo), neuronas motoras (conducen la información desde el cerebro a los músculos de la cara) y los Mixtos (que transmiten ambos tipos de información).

Raquídeos : Son 31 pares que emergen desde cada lado de la médula espinal. Se les consideran nervios mixtos porque llevan la información eferente o motora, que sale desde la medula espinal.

Estos nervios, se nombran de acuerdo a la región en que se originan en la médula espinal.

Los Ganglios: Son agrupaciones de cuerpos neuronales ubicados fuera del Sistema nervioso central.

Cuando el conjunto de somas se encuentra dentro del Sistema Nervioso central, se llaman Núcleos.

Existen diferentes tipos; entre ellos los espinales y autónomos. Los primeros están formados por somas y neuronas sensitivas y los Autónomos están formados por neuronas motoras.

Las vías parasimpáticas se inician con una neurona preganglionar de axones cortos que realiza sinapsis en un ganglio autónomo paravertebral. El axon de la neurona postganglionar es mayor.

Las vías parasimpáticas se inician con una neurona preganglionar de axones largos que realizan sinapsis ene un ganglio autónomo terminal.

Los axones de las neuronas posganglionares son cortos.

Otra diferencia es el neurotransmisor liberado por las neuronas postsinapticas. Las neuronas sinápticas producen Neropirefina, las parasimpáticas sintetizan y liberan acetilcolina.

Sistema nervioso autónomo

Sistema nervioso

Este sistema nervioso es el que lleva a cabo importantes tareas como: controlar la voluntad del flujo sanguíneo, el ritmo de los movimientos peristalticos en el sistema digestivo, frecuencia cardiaca, etc.

Sin él, perderíamos todas estas funciones que son tan importantes en nuestro organismo.

El sistema nervioso autónomo se divide en otros dos sistemas: el simpático y el parasimpático. El simpático nace de las neuronas situadas en la porción torácica y lumbar de la médula espinal. Sus ganglios, unidos por fibras nerviosas, forman una doble cadena ganglionar (una a cada lado de la columna vertebral). Esta se junta con otras fibras postganglionares, y así, tiene un área amplia de acción.

El sistema parasimpático se origina en las neuronas preganglionares que se ubican en tronco encefálico y en la región sacra de la médula espinal. Sus ganglios se ubican en la vecindad del órgano que controlan. Por lo tanto, las fibras parasimpáticas preganglionares son cortas y las postganglionares al contrario de las anteriores, lo que hace que este sistema tenga menor radio de acción que el simpático.

Estos 2 Sistemas nerviosos (simpático y parasimpático) se diferencian en: La longitud de los axones de las neuronas preganglionares y posganglionares.

La célula que conduce hacia el ganglio se denomina neurona preganglionar; la que emerge del ganglio, neurona postganglionar. Los ganglios y fibras del sistema a veces se unen para formar plexos, por ejemplo, el plexo cardíaco, que enerva al corazón.

Las fibras preganglionares simpáticas y parasimpáticas son colinérgicas, o sea, liberan acetilcolina en los ganglios correspondientes. Las fibras postganglionares del parasimpático producen acetilcolina, pero la mayoría de las terminaciones postganglionares del simpático liberan noradrenalina, o sea, son adrenérgicas. Por esto las funciones de los dos sistemas (simpático y parasimpático) son tan diferentes y antagónicas. O sea, si el sistema simpático dilata las pupilas, el sistema parasimpático intensifica la contracción pupilar, es decir, totalmente lo contrario.

Sistema nervioso

El Hipotálamo

Las acciones de los dos sistemas antes nombrados están controlados por el hipotálamo, una porción de nuestro cerebro que no hace sólo esto, sino que también ejerce efectos importantes sobre el sistema endocrino (centros productores de hormonas), y sobre un sistema neuronal mal definido que se denomina sistema límbico (relacionado con la motivación y los instintos).

El hipotálamo puede ser dañado por una operación quirúrgica; de traumas tales como un accidente de tráfico o un golpe; de la degeneración debida al envejecimiento o a alguna enfermedad; o de un tumor. Las consecuencias pueden ser muy variadas y dependen de la región del hipotálamo afectada.

Cuando un sujeto presenta mal funcionamiento de éste, puede presentar diabetes insípida, una pubertad prematura, desequilibrios psíquicos, obesidad, anorexia, alteraciones en la regulación de la temperatura, desórdenes del sueño y alteración de los ritmos circadianos normales.