Sistema nefro-urológico

Medicina. Enfermería geriátrica. Enfermedades degenerativas. Riñones. Uretra

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Tema 5

-NEFRO-UROLÓGICO-

Insuficiencia Renal Agua (I.R.A)

Es la situación clínica asociada a azoemia, que aumenta de manera rápida y constante, con oliguria (<500 ml/día) o sin ella.

Desencadenantes

  • Hipotensión por disminución de ingesta.

  • Intervenciones quirúrgicas.

  • Sepsis.

  • Exploraciones angiográficas (Nefrotoxicas).

  • Uso incorrecto de antibióticos nefrotoxicos.

Capacidad de

Recuperación del riñón afecto de agresión isquemica o tóxica aguda en unas semanas.

  • Necrosis tubular aguda (2 días oliguria, fase diurética, normalidad).

  • Actualmente aumentos de las Insuficiencias Renales Agudas sin oliguria (muy peligrosas por pasar desapercibidas).

    • Hipotensión (Intervención quirúrgica).

    • Sepsis.

    • Azoemia - normalidad.

  • Descartar siempre una obstrucción urinaria.

Tratamiento

  • Hemodiálisis o diálisis peritoneal.

  • Control por posibles complicaciones cardiovasculares que son muy graves.

  • Balance de sodio y agua que alteran el metabolismo y el catabolismo.

  • Evitar la hipercalcemia (produce acidosis).

  • Evitar infecciones (mortales).

  • Administración oral de fijadores del potasio.

  • Dieta de restricción proteica (evita el aumento de nitrógeno ureico en sangre).

Indicaciones de la diálisis

  • Edema de pulmón (que no responde con diuréticos).

  • Hipercalcemia.

  • Pericarditis uremica.

  • Crisis convulsiva.

  • Hemorragias incontroladas por uremia.

Insuficiencia Renal Crónica

Es el estado clínico debido a multitud de procesos patológicos que ocasionan alteración e insuficiencia de la función renal excretora y reguladora. Es un proceso lento y peligroso (a diferencia de la Insuficiencia Renal Aguda).

Desencadenantes

  • Síndrome prostático

  • Insuficiencia cardiaca con producción de uremia.

  • Hemorragia digestiva con producción de cáncer.

  • Demencia limítrofe cuando presenta azoemia progresiva.

  • Glomerulonefritis crónica.

  • Enfermedad vascular, hipertensión aterosclerótica.

  • Diabetes.

  • Enfermedad poliquística renal de aparición tardía.

Tratamiento

  • Transplante (tiene un problema: hay edad límite).

  • Conservador.

  • Hemodiálisis (Tras una hemodiálisis tienen mucha sed y no pueden beber nada hasta 4/5 horas después de esta. Se recomienda hacer por la noche).

  • Diálisis peritoneal.

  • Controlar la Insuficiencia Renal Crónica (Evolución lenta pero continuada).

  • Ajustar dosificación de fármacos (digoxina: es muy nefrotóxica).

  • Controlar la Hipertensión Arterial.

  • Ante aumento de concentración sérica de fosfatos, debemos dar bicarbonato sódico o antiácidos (fijadores de fosfatos en la comida).

  • Control del calcio sérico, ya que aumenta con la disminución de fosforo sérico.

  • Si aparición de Hipocalcemia, dar siempre vitamina D (o afines).

  • Si anemia asociada a Insuficiencia Renal Crónica, tratamiento agresivo por aparición de cardiopatías rápidamente.

  • Controlar la aparición de déficit de hierro.

  • La anemia no ferropénica se trata con andrógenos y eritropoyetina.

  • Tratamiento dietético no exagerado porque aumenta el déficit nutricional.

  • Prurito en pacientes con uremia, no responden a tratamientos antipruriginosos.

  • Lo mejor es la diálisis crónica de mantenimiento.

  • Hacer una fístula A-V para acceso a la hemodiálisis.

Objetivos de enfermería

  • Mantener el equilibrio hidroeléctrico.

  • Evitar toxicidad medicamentosa.

  • Prevenir la infección (Sobretodo en el aparato urinario).

  • Apoyo emocional a los pacientes y a la familia.

Hallazgos Historia de Salud

  • Cambios en la excreción urinaria.

  • Edema periférico y/o pulmonar.

  • Fatiga, malestar y pereza.

  • Disminución de la atención por irritabilidad emocional.

  • Anorexia y disminución de peso (nauseas y vomitos).

  • Insomnio y somnolencia diurna.

  • Pérdida de la memoria.

  • Cefaleas vagas.

  • Incorrecta articulación de las palabras.

  • Disminución de líbido y potencia sexual.

  • Picores y sequedad de la piel.

  • Hipotermia y sensación de frialdad.

  • Intranquilidad, hipo, temblor aleteante, calambres y tics.

  • Cambios paranoides de la personalidad.

  • Marcha inestable.

  • Deterioro de la vista y el oído.

  • Coma, convulsiones y muerte.

  • Síndrome urémico.

Deshidratación

Se puede producir por:

  • Mala ingesta oral.

  • Vómitos o diarreas.

  • Exceso de producción de orina de manera incontrolada.

  • Uso incontrolado de diuréticos.

  • Fiebres o temperaturas altas.

  • Quemaduras, infecciones o traumatismos.

  • Aumento de sal por falta de gusto.

  • Aumento de nutrición enteral o parenteral por creer que se alimenta más.

Sintomatología

  • Disminución de orina.

  • Mucosas y piel seca y caliente.

  • Sensación de sed.

  • Estreñimiento y heces duras.

  • Transpiración anormal.

  • Tono muscular pobre.

  • Alucinaciones, irritabilidad.

  • Disminución brusca de peso.

  • Ojos hundidos.

  • Córneas apagadas.

Complicaciones

  • Hipovolemia.

  • Infección.

  • Estreñimiento.

Actuación de enfermería

  • Frecuencia cardiaca alta y tensión arterial elevadas:

    • Restaurar lentamente la ingesta.

    • Controlar la volemia, reserva cardiaca y fallo cardiaco.

  • Controlar el balance: entradas = salidas.

  • Los pacientes suelen beber mejor bebidas que le apetezcan.

  • Controlar que no hay vómitos ni diarreas. Anotarlo en balance si los hubiera.

  • Control regular de peso (una vez por semana mínimo).

  • Control de la nutrición parenteral: más de 9 días puede dar aumento de nitrógeno y deshidratación.

  • Evitar asociar la ingesta oral nocturna con incontinencias en las deshidrataciones.

  • Tomar líquidos templados en desayuno, ya que estimula la defecación y evita la impactación fecal e incontinencia.

  • Educar y explicar que alimentos son mas ricos en agua: verduras, frutas, etc.

Síndrome prostático

  • Edad (>80 años - 90%; entre 60-70 años - muy alto).

  • Inflamación.

  • Hipertrofia (aumento de las células del estroma prostático, epiteliales y/o musculares).

  • Cáncer.

  • Produce desequilibrios hormonales.

  • Altos niveles de zinc en la próstata.

  • Infecciones recurrentes en las vías urinarias.

Hallazgos Historia de Salud

  • Indecisión urinaria.

  • Dificultad para iniciar la micción.

  • Pérdida del calibre o fuerza del chorro al orinar.

  • Micción con doble chorro.

  • Goteo post-miccional.

  • Aumento de la nicturia.

  • Disminución en la urgencia de orinar.

  • Interrupción del chorro mientras orina.

  • Escozor o dolor durante la micción.

  • Coluria o hematuria.

  • Dolor dorsal.

  • Diabetes mellitus.

  • Cirugía prostática.

  • Medicación antidepresiva, diurética o antiparkinsoniana.

  • Abuso de alcohol o cafeína.

Tratamiento

  • Quirúrgico:

-Extirpación parcial o total de la glándula.

    • Vía transuretral.

    • Suprapubica.

    • Perineal.

    • Retropubica.

  • No quirúrgico:

        • Control de fármacos.

        • Control de la diuresis.

        • Higiene escrupulosa de genitales.

        • Control de la orina residual.

        • Asepsia en manipulación de Sonda Vesical.

        • Control dietético.

        • Diferenciar síndrome prostático de cáncer de próstata (mediante el tacto rectal o biopsia).

        • Control de autoinfecciones.