Sistema canovista y crisis del 98

Historia de España. Siglo XIX. Sistemas de gobierno. Sistema canovista. Bipartidismo. Turnismo. Caciquismo. Restauración monárquica. Crisis de 1898

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Fundamentos del sistema canovista en el Estado español y crisis de 1.898

Esta época abarca 50 años aproximadamente (1.875 - 1.923), hasta que Primo de Rivera da un golpe de Estado. Va a ser una época en la que queda restaurada la monarquía pero con muchos problemas políticos y sociales, que se reprimen a base de mano dura por parte de las fuerzas militares. Además se van a dar numerosas huelgas y asesinatos de personalidades importantes (políticos, terratenientes, grandes propietarios).

Retorno de la dinastía borbónica:

El 3 de enero de 1.874 el general Pavía entra a caballo en las Cortes y da un golpe de Estado, disolviéndolas. El gobierno de entonces se va a encontrar con la Tercera Guerra Carlista, que intentará finalizar rápidamente.

El 1 de diciembre de 1.874 se publica el manifiesto de Sandhurst escrito por Cánovas del Castillo, en el que se decía que Alfonso XII era el legítimo rey y que era la única esperanza para acabar con esa época de crisis. También se proclamaba que Alfonso XII sería un monarca constitucional, católico y liberal. Poco a poco muchos monárquicos y algunos carlistas se posicionaron a su favor; y los que primeramente se habían echado a Isabel II fueron los que apoyaron la vuelta de su hijo. Sectores progresistas que en un principio habían apoyado la república se pasaron a apoyar la monarquía (y en parte las Guerras Carlistas) porque al gobierno a menudo se le iba la situación de las manos. El general Martínez Campos da otro golpe de Estado y asume la regencia Cánovas hasta la llegada Alfonso XII. A esta época se le llama la Restauración, cuyas características son:

  • Fuerte conservadurismo ! se basa en la defensa de los intereses de la oligarquía (reforzando por lo tanto el poder de la monarquía)

  • Orden social ! es decir, la convivencia entre las diferente clases sociales, mediante negociaciones o por las fuerzas de orden público

  • Progreso económico ! se desarrolla la industria siderúrgica principalmente, casi exclusivamente en Cataluña y País Vasco

Todo ello va a recortar los derechos democráticos y las libertades individuales: la participación política no va a ser muy real y los derechos como asociación o reunión se redujeron.

La restauración borbónica no va a durar mucho tiempo, de 1.875 a 1.931; pero el turnismo dura apenas 50 años, hasta 1.923 cuando comienza la dictadura de Primo de Rivera. Se van a dar una serie de movimientos que van a ir deteriorando y que acaban con el sistema: movimiento obrero, fuerzas democráticas, los incipientes partidos nacionalistas y los conflictos coloniales. Todo esto debilita el sistema, que pese a todo dura hasta 1.923, de forma agónica. Logran cosas como acabar con la Guerra Carlista en 1.876 o con los deseos de independencia de Cuba, logrando en 1.878 la paz de Zanjón. A cambio, también se va a dar un déficit de libertades. La monarquía busca el apoyo de la oligarquía y de la Iglesia, y la consiguen. Con ello, el poder real aumenta significativamente, y ahora de nuevo el rey gobierna (nombra y cesa a los ministros, puede legislar,…).

La Constitución de 1.876:

Cánovas del Castillo convoca elecciones por sufragio universal masculino (apenas el 5% podía votar) para hacer una constitución, por lo que se trata de unas Cortes Constituyentes. Se utiliza el fraude electoral para que saliesen los representantes que Cánovas deseaba. Más tarde se aprueba la Constitución de 1.876, muy parecida a la del 45 (moderada), con lo que:

  • El rey tiene mucho poder

  • Soberanía compartida entre el rey y las Cortes

  • Estado confesional católico, en todo caso se permite el culto privado de otras religiones

  • Cortes bicamerales, ambas con poder legislativo ! muchos miembros del Senado tienen cargos vitalicios

El turnismo y bipartidismo:

El turnismo es un sistema de gobierno en el que los partidos políticos se turnan en el poder. El turnismo en España fue introducido por Cánovas, basándose en el sistema británico.

Partidos que participan en el gobierno:

  • Conservadores (Cánovas) ! representaban a la oligarquía y estaban en él los antiguos alfonsinos, unionistas y moderados.

  • Liberal (Sagasta) ! representaba a los progresistas y demócratas que habían apoyado la Constitución de 1.869.

Partidos que no participan en el gobierno:

Partidos de derecha

  • Republicanos ! muy divididos, en 4 grupos (posibilistas de Castelar, la Unión Republicana de Salmerón, radical de Ruíz Zorrilla y los federalistas de Pi i Margall).

  • Anarquistas ! obviamente no tenían partido propio, pero participan por medio de sindicatos. Había dos tendencias (pacífica y la vía armada).

  • Socialistas ! van a ir desarrollando foros de discusión y tertulias, la más importante fue la de Pablo Iglesias y Jaime Vera. En 1.879 crean el Partido Democrático Socialista Obrero Español (PDSOE) que al poco tiempo pasan a abreviar con el nombre a Partido Socialista Obrero Español (PSOE). En el año 1.888 el partido socialista creó la UGT (Unión General de Trabajadores) con el que se quería participar más directamente en las reivindicaciones obreras.

Partidos de izquierda:

  • Carlistas ! habían quedado fuera del escenario político tras las Guerras Carlistas.

  • Tradicionalistas ! luego se unirán a los carlistas.

  • Partidos nacionalistas periféricos ! están surgiendo en este momento en las zonas más industrializadas (País Vasco, Cataluña y Galicia principalmente).

Los dos partidos que están en el gobierno aceptan la legalidad constitucional de 1.876, la soberanía compartida y el sufragio censitario.

Para garantizar que se diera el turnismo, se falseaban de forma sistemática los resultados electorales (manipulando los votos o por el caciquismo). El cacique es un personaje perteneciente a la élite comarcal que tiene influencia en el lugar, por lo que obliga a los habitantes a votar a un determinante partido alternando entre los conservadores y los liberales. A cambio recibían favores de la administración. Con este sistema se consigue la desmoralización y la abstención de la población al voto.

Los conservadores en el poder:

Lo primero que hacen los conservadores cuando se encuentran en el poder es redactar una constitución (en la que entre otras cosas destacan la soberanía compartida). Este periodo se va a caracterizar por el mantenimiento del orden público mediante fuertes medidas represivas. Y por la centralización. Como prueba de esto último es la abolición de los fueros en junio de 1.876, la restricción de las libertades individuales o la introducción de la «Ley de Ayuntamientos», mediante la cual se dejaba en manos del rey la elección de los alcaldes. Además, también se introdujeron las leyes de: Imprenta y Libertad de reunión, que en vez de permitir eso, en realidad lo prohibían.

La consolidación del régimen, los gobiernos liberales:

En 1.881 se inicia el turno político y llega al poder el partido liberal de Sagasta. Empiezan a imponer medidas para mejorar las libertades individuales, caracterizándose por:

  • liberalismo económico ! implica dejar la economía en manos del mercado

  • acercamiento a los intereses de los trabajadores, mediante la aprobación de las libertades de cátedra, asociación o expresión

En 1.885 muere Alfonso XII por lo que se presenta una situación muy complicada al no haber nacido todavía su hijo y futuro rey. La mujer de Alfonso XII estaba embarazada entonces, así que Alfonso XIII sería un hijo póstumo. Éste adquiere la mayoría de edad en 1.902, por lo que hasta ese momento va a ser su madre la reina regente. Pero sin embargo, va a ser un periodo difícil porque se había restaurado la monarquía borbónica ni hace 10 años, y todavía quedaban republicanos, carlistas y obreros que conspiraban en contra de ella. Todo ello contribuía a que se dieran a partir de entonces manifestaciones, intentos de instaurar una república otra vez y de que subiera al trono Carlos VII (nieto de Carlos María de Borbón). Entonces moderados y liberales firman el «Pacto de El Pardo» para consolidar el poder de estos partidos y garantizar la alternancia de ellos en el poder.

El partido conservador estaba dividido así que Cánovas cede el gobierno a los liberales de Sagasta en 1.885. Van a seguir con la política de reformas para ampliar las libertades que habían empezado unos años antes. Gracias a ello nacía la Unión General de Trabajadores (UGT) en 1.888. También se establecía el juicio por jurados y el sufragio universal masculino en 1.890, aunque de poco sirve porque siguen actuando la manipulación y el caciquismo. El sistema caciquil, a pesar de todas estas reformas, impiden que haya elecciones representativas.

En 1.891 los conservadores vuelven al poder y adoptan una política proteccionista (aranceles) para proteger la industria, sobre todo textil, con lo que favorecen considerablemente al País Vasco y Cataluña.

Límites del sistema de la restauración:

Falta una representación política auténtica porque quien está en el gobierno no representa los deseos de la mayoría, sino a los de la oligarquía. Además, aparte de que el sufragio está desvirtuado, quedan fuera muchos partidos políticos (republicanos, nacionalistas, socialistas,…).

La crisis del sistema de la restauración, el regeneracionismo:

El régimen de Cánovas durará hasta 1.923, a pesar de que el fue asesinado en 1'897 en Guipúzcoa. También ocurrieron unos acontecimientos que influyeron en esa crisis, aunque por si solos no acabaron con el régimen. Son los siguientes:

  • desastres coloniales de 1.898

  • «Semana Trágica» de Barcelona (1.909)

  • crisis política de 1.917

Crisis del 98:

Es la independencia de las últimas colonias americanas. Hacía 20 años había tenido lugar la sublevación en Cuba, que había sido reprimida por medio de la «Paz de Zanjón». Pero sin embargo, en 1.895 resurge ese movimiento independentista en Cuba y Puerto Rico, y en 1.896 también en Filipinas. En Cuba casi toda la población se subleva contra España, siendo el líder de ellos José Martí, perteneciente al Partido Revolucionario Cubano (PRC). Entonces España le concede a Cuba una gran autonomía, pero no sirve de mucho porque Estados Unidos se mete en el conflicto de parte de los revolucionarios (tenía esperanza de obtener abundantes ventajas económicas de Cuba en el comercio). El hundimiento del acorazado “Maine” en el que murieron cientos de personas de manos supuestamente de los españoles, provocó la declaración inmediata de la guerra a España. Estados Unidos acabó con la flota española en muy escaso tiempo, fue una guerra muy desigual. En 1.898 se firmó la «Paz de París» según la cual España renunciaba a todas sus colonias (Cuba, Puerto Rico y Filipinas). A partir de este momento estos territorios pasan a estar bajo la influencia de Estados Unidos.

Este desastre colonial fue muy malo para España, sobre todo para la conciencia española ya que supuso la ruptura ideológica de la burguesía del proletariado y los intelectuales con la Restauración. Comenzaron a darse cuenta de la gran corrupción dentro del gobierno. La sociedad cae en un profundo pesimismo y eso se vio reflejado en la literatura de la Generación del 98 (Pío Baroja, Azorín, Unamuno), este movimiento intelectual tiene como objetivo la modernización económica, acabar con la corrupción y la democratización del país.

Además también se nota el pesimismo en el regeneracionismo, cuya persona más importante fue Joaquín Costa. Dentro del partido conservador hubo también algún sector regeneracionista, pero fue acallado. Dentro del partido liberal va a haber más regeneracionistas. Hacia 1.912, siendo presidente Canalejas, se produce un magnicidio, con el que se va a acabar con los intentos de regenerar el sistema desde arriba. Se habían dado algunos pasos hacia él, pero Antonio Maura (predecesor de Cánovas) aunque no consigue acabar con el caciquismo, sí que imponen medidas proteccionistas y mejoran las condiciones de trabajo y de vida de los obreros.

Vídeos relacionados