Servicios bancarios

Bancos. Cuentas. Efectos. Operaciones bancarias

  • Enviado por: Jarabo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Certifícate PMP - Plan Oro ¡Garantizado!
Certifícate PMP - Plan Oro ¡Garantizado!
¡CURSO 100% TELEPRESENCIAL!



Otorga las 35 Horas de...
Ver más información

Marco Lógico para Proyectos Sociales
Marco Lógico para Proyectos Sociales
Curso práctico para aprender a formular o evaluar proyectos sociales usando la metodología de Matriz de Marco...
Ver más información

publicidad

LIBRETAS Y CUENTAS CORRIENTES

La situación que a imperado hasta el 31/12/1998 a sido la existencia de cuentas bancarias denominadas tanto en pesetas como en moneda extranjera. En el periodo transitorio (del 1/1/1999 al 31/12/2001) las cuentas que estaban denominadas en pesetas podrán seguir así o pasar a estar denominadas en Euros a elección del cliente. Las cuentas que estaban denominadas en moneda extranjera seguirán así, salvo que fuesen monedas de un país de la UEM, en cuyo caso podrán estar denominadas tanto en Euros como en la moneda extranjera a elección del cliente. Una vez finalizado este periodo transitorio (a partir del 1/1/2002) las cuentas denominadas en monedas de países de la UEM (incluida la peseta) pasaran a estar denominadas en Euros y las cuentas denominadas en monedas de países que no estén dentro de la UEM estarán denominas en la monedas extranjera de dicho país.

A partir del 1 de enero de 1999, ahorrar en pesetas o en Euros es lo mismo puesto que:

  • La peseta se convierte a Euros no produciéndose a partir de este momento ninguna variación en la relación del cambio entre ambas monedas.

  • El tipo de conversión fijo establecido (166,386 pesetas=1euro) servirá para pasar cualquier cantidad expresada en peseta a su equivalente en Euros.

  • Los tipos de interés de remuneración de las cuentas no se ven afectados por el cambio de moneda.

De este modo, los saldos que mantienen en su Libreta de Ahorro, Cuenta Corriente o Depósito a plazo no se verán alterados por la aparición del Euro.

Las entidades financieras son las encargadas de realizar todos los cambios que supone la aparición de la nueva moneda.

Desde el 1/1/1999 hasta el 31/12/2001 el cliente puede cambiar sus cuentas de pesetas a Euros de forma voluntaria. Solo tienen que comunicar en su oficina que desea pasar sus cuentas a Euros, será de suma facilidad ya que no habrá que cerrar la cuenta antigua y abrir una nueva en Euros y no se cobrará ninguna comisión. Aunque haya convertido la cuenta a Euros podrá seguir realizando pagos en pesetas.

A partir del 1 de Enero del 2002, obligatoriamente todas las cuentas denominadas en pesetas pasarán a estar denominadas en Euros. El cliente no tendrá que ordenar este cambio ya que su entidad financiera se encargará de hacer la conversión de forma automática.

La aparición del Euro no altera las operaciones que realiza el cliente normalmente con las cuentas bancarias personales, puesto que hay una flexibilidad total.

Actualmente nos encontramos en el periodo transitorio. En este periodo las entidades siguen el principio de no obligación, no prohibición de uso del Euro y permiten que el cliente:

  • Realice cargos y abonos en Euros en una cuenta en pesetas.

  • Realice cargos y abonos en pesetas en una cuenta en Euros.

  • Los reintegros en efectivo se siguen haciendo en pesetas, puesto que las monedas y billetes en Euros no aparecen hasta el 1/1/2002.

  • No cambiar sus transferencias automáticas y domiciliación de sus recibos (en Euros y en pesetas) aunque convierta sus cuentas de pesetas a Euros.

  • De cualquier cuenta corriente podrá disponer de talonario de cheques en pesetas o en Euros.

  • El abono de intereses se realizará en pesetas o en Euros según esté denominada la cuenta.

  • La información de sus cuentas la recibirá en la moneda en la que esté denominada la cuenta y, a nivel informativo, el contravalor en la otra moneda.

  • Los clientes que mantengan sus cuentas en pesetas también recibirán información de su saldo en Euros.

  • En las cuentas convertidas a Euros, se informará también del contravalor en pesetas.

  • La información fiscal se facilitará en la moneda de la cuenta. Si no coincide con la que dicte la Administración Tributaria, se incluirá en dicha moneda para facilitar la liquidación de los impuestos. Por ejemplo, en el caso del IRPF que se continuará declarando en pesetas, la información se facilitará en pesetas.

NOMINAS Y PENSIONES

El efecto que pueda ejercer el euro sobre las nominas y las pensiones es uno de los temas más relevantes para el ciudadano normal. Afecta a muchas personas, pues en España hay prácticamente diez millones de asalariados y siete millones de pensionistas. Los ingresos que se reciben mensualmente por estos conceptos constituyen su principal referencia para el conjunto de gastos que se realiza regularmente. Así ,para una nómina de 175.000 pesetas (1051.77 euros) los gastos serán: (supuesto)

Hipoteca vivienda: 35.000 pesetas 210,35 euros

Alimentación: 40.000 “ 240,40 “

Teléfono: 8.000 “ 48,08 “

Gas, agua, electricidad: 10.000 “ 60.10 “

Ocio: 25.000 “ 150,25 “

El poder adquisitivo o capacidad de compra no variará por el simple hecho de que la nómina o pensión se perciba en Euros o en pesetas.

La nómina/pensión se ha percibido en peseta hasta el 31/12/1998. Duran te el periodo transitorio la empresa puede abonar los salarios en la moneda que desee (salvo que el pago sea en efectivo que será obligatoriamente en pesetas), la Seguridad Social abonará las pensiones en pesetas; en el caso de que tenga domiciliada su nómina en una cuenta bancaria, puede percibir su nómina en pesetas o en Euros según las decisión del trabajador. A partir del 1/1/2002 la empresa abonará los salarios en Euros, la Seguridad Social abonará las pensiones también en Euros.

En la relación con la entidad financiera, una nómina podrá ser ingresada en una cuenta bancaria en pesetas y disponer de ella tanto para efectuar pagos en Euros como en pesetas.

Nómina/pensión en pesetas--------Cta.en pesetas-------Operaciones en pesetas

Nómina/pensión en Euros----------Cta.en pesetas-------Operaciones en Euros

Nómina/pensión en pesetas--------Cta.en Euros---------Operaciones en pesetas

Nómina/pensión en Euros----------Cta.en Euros---------Operaciones en Euros

LOS SERVICIOS BANCARIOS

Hasta el 31/12/1998 las entidades financieras se han preparado para el Euro con la fecha objetivo del 1/1/1999. A partir de este momento las entidades ofrecen sus servicios tanto en Euros como en pesetas. A partir del 1/1/2002 las entidades financieras solo trabajarán en Euros encargándose de realizar el canje de monedas y billetes. A partir del 1/7/2002 todas las entidades funcionarán en Euros y la peseta dejará de ser moneda de curso legal.

Las entidades financieras garantizan la continuidad de todos los servicios que prestan a sus clientes.

Las operaciones realizadas en efectivo durante el periodo transitorio tendrán un trato especial. Las operaciones de pago y cobro en efectivo sólo se podrán realizar en pesetas, ya que hasta el 1 de enero del 2002 no se dispondrá del Euro como moneda física. El cambio de moneda extranjera de los países de la U.E.M. se realizará al tipo de conversión fijo.

Ejemplo:

Para cambiar en billetes 10 marcos alemanes a pesetas se procederá del siguiente modo:

(supuesto de conversión:10 DM dividido entre1,95728 DM/Euro=5,10913104euros)

5,10913104-redondeo-5,11 Euros

Durante el periodo transitorio, al no existir el Euro en moneda física, se continuará el proceso para convertir el dinero en pesetas.

5,11 Euros multiplicado por 166,386 pta/Euro=850,23246 esetas-redondeo-850 ptas.

El cambio de una moneda de un país de la U.E.M. a una moneda extranjera se realizará al tipo de conversión fijo y al tipo de cambio de la moneda extranjera con el Euro.

Ejemplo:

Cambio de 1.000 ptas en dólares:

1.000ptas dividido entre 166,386 ptas/Euro=6,010121 Euros-redondeo-6,01 Euros.

Suponemos 1,1385 $/Euro, por lo que 6,01 Euros multiplicado por 1,1385$/Euro =6,842385-redondeo-6,84 $.

OPERACIONES BANCARIAS

Las domicialiaciones y transferencias automáticas se mantendrán independientemente de la moneda de la cuenta. En caso de redenominación de la cuenta de pesetas a Euros, se mantendrán las condiciones del servicio.

INGRESOS EN PESETAS-CUENTA EN PESETAS- PAGOS EN PESETAS

INGRESOS EN EUROS -CUENTA EN PESETAS- PAGO EN EUROS

INGRESOS EN PESETAS-CUENTA EN EUROS- PAGOS EN PESETAS

INGRESO EN EUROS -CUENTA EN EUROS- PAGOS EN EUROS

A partir del 1 de enero de 1999, la Unión Económica y Monetaria abrió un abanico de oportunidades para las empresas y su entidad financiera es un foco de asesoramiento.

EFECTOS SOBRE LOS AHORROS

Los ahorros han estado denominados en pesetas hasta el 31/12/1998. Del 1/1/1999 al 31/12/2001 cada cliente puede tener sus ahorros denominados en pesetas o en Euros. A partir del 1/1/2002 los ahorros comenzarán a estar denominados en Euros.

El nuevo entorno supone un cambio en la gestión tradicional del ahorro, ya que se amplían las posibilidades de inversión en otros países de la U.E.M. al desaparecer el riesgo de cambiar de una moneda a otra.

Desde el 1 de enero de 1999 el ahorrador se enfrenta a un nuevo entorno económico. La mayor estabilidad económica revierte en unos tipos de interés nominales menores de los tradicionalmente registrados en España. Desaparece el riesgo cambiario por lo que aumenta la oferta de activos financieros en Euros, no sólo domésticos sino también de valores pertenecientes a otros países de la Unión Económica y Monetaria. Hay una fuerte competencia entre las diversas entidades financieras por captar clientela. Esto supondrá que para conseguir una mayor rentabilidad de los ahorros habrá que asumir mayores riesgos.

Los productos financieros tradicionales sin riesgo (libretas de ahorro, depósitos a plazo fijo y depósitos financieros) se remunerarán a tasas inferiores a las tradicionalmente registradas en España. Se ampliará la gama de fondos de inversión y la rentabilidad financiero-fiscal será uno de los criterios más relevantes a la hora de de elegir el destino de los ahorros de los inversores.

EFECTOS SOBRE SOBRE LAS INVERSIONES