Seguridad industrial: herramientas manuales

Salud laboral. Riesgos. Medidas preventivas. Martillos y mazas. Limas. Llaves. Destornilladores. Tenazas. Alicates. Cuchillos. Tijeras. Normas. Recomendaciones

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


HERRAMIENTAS MANUALES

Denominaremos herramientas de mano a todos aquellos útiles simples para cuyo funcionamiento actúa única y exclusivamente el esfuerzo físico del hombre, exceptuando las accionadas por energía eléctrica o por medios neumáticos.

RIESGOS

  • Proyecciones de partículas a los ojos.

  • Cortes y pinchazos.

  • Golpes y caídas de las herramientas.

  • Explosión o incendio (chispas en ambientes explosivos o inflamables).

MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES

  • En cada trabajo se utilizará la herramienta adecuada, empleándola para la función que fueron diseñadas. No se emplearán, por ejemplo, llaves por martillos, destornilladores por cortafríos, etc.

  • Cada usuario comprobará el buen estado de las herramientas antes de su uso, inspeccionando cuidadosamente mangos, filos, zonas de ajuste, partes móviles, cortantes y susceptibles de proyección, y será responsable de la conservación tanto de las herramientas que él tenga encomendadas como de las que utilice ocasionalmente. Deberá dar cuenta de los defectos que se observe a su superior inmediato, quien las sustituirá si aprecia cualquier anomalía.

  • Las herramientas se mantendrán limpias y en buenas condiciones.

  • No se utilizarán herramientas con mangos flojos, mal ajustados y astillados. Se tendrá especial atención en los martillos y mazas.

  • Se prohíbe lanzar herramientas; deben entregarse en mano.

  • Nunca se deben de llevar en los bolsillos. Transportarlas en cajas portátiles.

  • En trabajos en altura se llevarán las herramientas en bolsa o mochila existentes a tal fin o en el cinto portaherramientas, con el fin de tener las manos libres.

  • Cuando se trabaje en alturas se tendrá especial atención en disponer las herramientas en lugares desde los que no puedan caerse y originar daños a terceros.

  • Las herramientas de corte se mantendrán afiladas y con el corte protegido o tapado mediante tapabocas de caucho, plástico, cuero, etc.

  • Las herramientas deberán estar ordenadas adecuadamente, tanto durante su uso como en su almacenamiento, procurando no mezclar las que sean de diferentes características.

  • En caso de duda sobre la utilización correcta de una determinada herramienta, se pedirán aclaraciones al jefe inmediato antes de ponerse a su uso.

MARTILLOS Y MAZAS

  • Como protección, se usarán gafas de seguridad en todos los trabajos con estas herramientas, y si hay otros operarios próximos se protegerán de igual forma.

  • No utilizar un mango rajado aunque se haya reforzado con una ligadura.

  • Emplear martillos cuya cabeza presente aristas y esquinas limpias, evitando las rebabas, que pueden dar lugar a proyecciones.

  • En las herramientas con mango se vigilará el estado de solidez de este y su ajuste en el ojo de la herramienta. Los mangos no presentarán astillas ni fisuras. Se prohíbe ajustar mangos mediante clavos o astillas.

  • En el golpeo con mazos se cuidará de que ninguna persona ni objeto esté en el radio de acción del mazo.

LIMAS

  • Se prohíbe utilizar estas herramientas sin mango, con las puntas rotas o los dientes engrasados o desgastados. La espiga debe montarse sobre un mango liso sin grietas y la fijación debe asegurarse mediante una virola o abrazadera.

  • No se podrá utilizar las limas como palanca, martillo, punzón o para otros fines distintos a los que son propios.

  • Para mantenerlas limpias de grasa y restos de materiales se limpiarán con cepillo de alambre.

LLAVES

  • No se debe usar una llave con fisuras o que esté en mal estado

  • Esta prohibido utilizarla a modo de martillo o para hacer palanca.

  • Se mantendrán siempre limpias y sin grasa.

  • Se debe utilizar para cada trabajo el tipo y el calibre de llave adecuada. La llave deberá ajustar a la tuerca y se situará perpendicularmente al eje del tornillo.

  • El esfuerzo sobre la llave se hará tirando, no empujando. Si no existiera posibilidad de tirar, se empujará con la mano abierta.

  • En caso de llaves ajustables o inglesas, la mandíbula fija se colocará al lado opuesto de la dirección de tiro o empuje de forma que la quijada que soporte el esfuerzo sea la fija.

  • Nunca rectificar llaves en la muela o esmeril para adaptar su abertura.

  • Preferentemente se usarán llaves fijas o de estrella en lugar de llaves ajustables.

  • No se emplearán tubos o cualquier elemento para aumentar el brazo de palanca en llaves fijas o ajustables no concebidas para ello.

  • Se prohíbe utilizar suplementos en las bocas de las llaves para ajustarlas a las tuercas.

DESTORNILLADORES

  • Se prohíbe utilizarlos con el mango agrietado o suelto.

  • No usar con la boca de ataque redondeada, afilada o mellada.

  • El vástago del destornillador no puede estar torcido.

  • Nunca utilizar como cincel o palanca. Sólo debe emplearse para apretar y aflojar tornillos.

  • Se empleará el tamaño adecuado en cada caso, teniendo en cuenta que la palanca del destornillador debe ajustarse hasta el fondo de la ranura del tornillo, pero sin sobresalir lateralmente.

  • El vástago se mantendrá siempre perpendicular a la superficie del tornillo.

  • No utilizar sobre piezas sueltas y sujetas estas por la mano. En piezas pequeñas es más fácil que el destornillador se salga de la ranura. Por ello, la pieza se sujetará con tornillos de ajustador o con tenazas para evitar lesiones. Las manos se situarán siempre fuera de la posible trayectoria del destornillador. Ojo con poner la mano detrás o debajo de la pieza a atornillar.

  • Se evitará apoyar sobre el cuerpo la pieza en la que se va a atornillar, ni tampoco se apoyará el cuerpo sobre la herramienta.

  • Sus mangos serán aislantes a la corriente eléctrica.

TENAZAS Y ALICATES

  • No emplearlos con las mandíbulas desgastadas o sueltas.

  • El filo de la parte cortante no debe estar mellado.

  • No se deben usar en lugar de llaves para soltar o apretar tuercas o tornillos.

  • Tampoco se pueden emplear para golpear sobre objetos.

  • El uso de alicates para cortar hilos tensados exige sujetar firmemente ambos extremos del hilo para evitar que puedan proyectarse involuntariamente. Para estos trabajos se usará obligatoriamente las gafas de protección.

  • Las tenazas se emplearán únicamente para sacar clavos.

  • Respecto a las tenazas de sujetar pistoletes, cortafríos, etc., se comprobará que estén apretadas correctamente sobre la herramienta a sujetar.

CORTAFRIOS, CINCELES, BARRENAS Y PUNZONES

  • Cuando se usen cortafríos, punteros, etc., se hará sujetándolos con las pinzas o tenazas o empleando protectores de goma en los mismos, nunca con las manos directamente.

  • Las herramientas que actúen por percusión se utilizarán con protectores de goma.

  • Debe realizarse una limpieza periódica de las rebabas existentes en las herramientas de percusión (cortafríos, cinceles, barrenas, etc.).

  • Nunca utilizarlos con las cabezas astilladas, saltadas o con rebordes.

  • No usar con las cabezas y bocas de ataque mal templadas; el templado debe realizarlo personal especializado.

  • No emplearlos con los filos romos o saltados. Deberán estar afiladas para facilitar el trabajo.

  • Se manejarán con guantes de protección y haciendo uso de gafas protectoras.

  • No manejarlos jamás a modo de palancas, destornilladores o llaves.

  • Utilizar un cincel suficientemente grande para el trabajo que se realice.

  • Usar el martillo de peso adecuado al tamaño del cincel.

  • Tener la pieza sobre la que se trabaje firmemente sujeta.

  • Es imprescindible usar gafas protectoras.

CUCHILLOS Y NAVAJAS

  • Se deben emplear bien afilados.

  • Nunca emplearlos con los mangos rajados, astillados o mellados.

  • No utilizarlos como destornilladores, bien sea por su punta o por su filo.

  • Los trabajos con estas herramientas se harán realizando los movimientos de corte desde el cuerpo del trabajador hacia fuera.

TIJERAS

  • Deberán ir siempre en sus bolsas o fundas protectoras.

  • En las tijeras de cortar chapa se prestará especial atención a su manejo, así como a la existencia de un tope en las mismas que impida el aprisionamiento de los dedos de quien las use.

HACHAS

  • Deberán estar siempre bien afiladas; un filo defectuoso, aparte de exigir mayor esfuerzo, resulta peligroso.

SIERRAS

  • No serrar con demasiada fuerza; la hoja puede doblarse o partirse y producir la consiguiente herida.

  • Las sierras se conservarán bien afiladas y engrasadas. Se encomendará el afilado a personas especializadas.

  • Se protegerán, para su conservación y transporte con fundas de cuero o plástico adecuado.

METROS METÁLICOS

  • Se prohíbe utilizar metros metálicos en instalaciones eléctricas

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio de Educación

I.U. de “Tecnología Industrial”

Semestre: 2º

Turno: noche.

Caracas, 30 de abril de 2002.

Alumno:

INTRODUCCIÓN.

Por medio del presenta trabajo se dará a conocer la manera correcta de manipular algunas herramientas manuales tomando en cuenta todas las medidas de seguridad e higiene que se requieren para un trabajo confiable y estando seguro de que se esta evitando de todas las formas posibles algún accidente; además de haber sido realizado con el mayor cuidado para asÍ poder estar seguro de que pueda ser entendido por el lector y así poder comprender mejor lo importante de las medidas de seguridad en todos los trabajos que realicen.

Sin mas que decir y esperando que sea de su entero agrado…

Atte.: EL ALUMNO.

CONCLUSIÓN.

Espero que el anterior escrito haya sido de su entero agrado y comprensión, además de útil para la realización de todas las actividades venideras y poder así salvaguardar su seguridad y la de las personas que trabajen con usted.

DE IGUAL FORMA ESPERANDO QUE HAYA SACADO EL MAYOR PROVECHO DEL ESCRITO.

Atte.: El Alumno.