Sector minero argentino

Economía. Producción minera. Argentina. Exportación. Empleo. Inversión

  • Enviado por: Bohemia Rapsierda
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

El Sector Minero argentino

Introducción

La actividad del sector minero que sustentó históricamente la pequeña y mediana empresa fuertemente ligada al mercado interno y se orientó, principalmente, a la explotación de rocas de aplicación y minerales no metalíferos.

Hasta 1992 el sector se desarrollaba en un marco de excesiva presencia del Estado, a lo que debe sumarse un escenario macroeconómico donde el proceso inflacionario provocaba cambios constantes en los precios relativos. Dicho contexto generaba un clima de inestabilidad e imprevisibilidad para la toma de decisiones de inversión, mas aún en el caso de la minería donde la tasa de riesgo es sustancialmente más elevada que en otras actividades.

La estrategia de desarrollo económico iniciada en 1991 significó un profundo cambio en la economía argentina, generándose un nuevo escenario con reglas de juego claras para promover la inversión productiva. En ese marco, la aplicación de la política minera de la Nación, en conjunción con las iniciativas de los gobiernos provinciales, se orientó a la captación de capital de riesgo privado para la prospección y exploración del territorio del país. A fin de lograr ese objetivo, el gobierno tanto nacional como provincial - ha brindado a los inversores mineros un nuevo marco jurídico institucional que les garantiza: seguridad jurídica, estabilidad tributaria y acceso a las empresas privadas, nacionales y extranjeras a bastas áreas de prospección - exploración.

Perspectivas del sector. Escenario proyectado para el período 1998/2002

En este punto se detallará la evolución que tendrán las principales variables macroeconómicas del sector en el período 1998/2002. Las estimaciones se efectuaron teniendo en cuenta, por un lado el comportamiento tendencial de estas variables en los últimos 10 años y por el otro la incorporación de los nuevos proyectos que comenzarán a operar a lo largo de este período.

Producción

El valor de la producción minera alcanzará en el año 2002 los U$S 2752 millones, lo que representa un incremento de 285% respecto al nivel de 1997. La tasa de crecimiento anual acumulativa esperada es del 31% para los cinco años. Este importante aumento de la producción se sustenta en la puesta en marcha a lo largo de este período de siete grandes proyectos mineros. Estos son: Bajo de la Alumbrera y Salar del Hombre Muerto (Catamarca); Cerro Vanguardia (Santa Cruz); Potasio Río Colorado y San Jorge (Mendoza), Pirquitas(Jujuy), Pachón (San Juan) y Agua Rica (Catamarca) .

En cuanto a la participación regional en el valor de la producción experimentarán un fuerte aumento las regiones NOA, y Nuevo Cuyo. La región Patagónica mantiene el porcentaje, lo cuál también significa un importante incremento con respecto al nivel anterior.

En este sentido, la región Pampeana que hasta el momento concentra más de 50% de la producción minera pasará a representar el 14%, mientras que el NOA y Nuevo Cuyo incrementarán su participación al 55% y 21% respectivamente.

Cabe destacar que la minería actuara como agente dinamizador del desarrollo regional apuntando a lograr un crecimiento mas equilibrado, a partir por un lado de la actividad propia del sector y por el otro de la integración a los bloques productivos de esta zona ya sea apuntalando con infraestructura actividades ya existentes o creando otras nuevas.

Inversión

El total de lo invertido en el sector minero, entre1996 y el 2002 sumará aproximadanente U$S 4000 millones.

Cabe remarcar que en casi la totalidad de los casos se trata de capital privado transnacional.

Exportaciones

Uno de los cambios fundamentales del modelo de desarrollo del sector es que su crecimiento se sustentará en su apertura a los mercados internacionales. Se trata de un modelo abierto con un sector de transables altamente competitivo en términos internacionales, que ya en 1998revertiá el balance comercial del sector y generará un ingreso genuino de divisas al país. Las exportaciones alcanzarán en el año 2000 U$S 1309 millones y las importaciones U$S 314 millones, lo que arrojará un saldo favorable de U$S 994 millones.

En los gráficos se visualiza la perfomance que tendrán las exportaciones e importaciones mineras y el saldo de la balanza comercial en el período 1997/2000. Cabe aclarar además, que si se tiene en cuenta la entrada y salida de capitales, también la balanza de pagos del sector será ciertamente positivo.

Empleo

El empleo directo en el sector minero alcanzará en el año 2000 más de 20000 ocupados, generándose alrededor de 7500 nuevos puestos de trabajo. Si se mide el impacto indirecto que sobre el empleo generarán los nuevos proyectos mineros, solamente a partir del incremento de la demanda que los mismos producen sobre sus abastecedores de insumos, la ocupación indirecta sumará 101.835 puestos de trabajo.

Nuevo marco jurídico institucional

La reestructuración del marco jurídico institucional (1994) produjo un gran cambio en el sector minero.

El nuevo marco jurídico está integrado por las siguientes leyes y/o acuerdos:

-1- Ley de inversiones mineras: hace referencia a la estabilidad tributaria, tratamiento impositivo y capitalización de reservas.

-2- Ley de reordenamiento minero: modifica el canon minero

-3- Ley de actualización minera: se trata la eliminación de Estaca-minas, y el retorno al régimen de concesibilidad de los minerales nucleares.

-4- Ley de protección ambiental: promueve un mecanismo ambiental minero preventivo, y formas productivas ambientalmente sustentables.

-5- Acuerdo Federal minero: mediante este acuerdo se busca armonizar los procedimientos mineros provinciales.

Resultados obtenidos

A poco mas de tres años de la aprobación de la ley de inversiones mineras y otras normas jurídicas que modificaron al marco en el que se desenvolvía el sector, se ha producido un importante cambio estructural en la actividad y una fuerte dinámica de crecimiento. Esta transformación tiene lugar a partir de movilización de capitales privados tanto nacionales como extranjeros, que se dedicaron principalmente a la explotación de metales preciosos, aunque también hay inversiones vinculadas a la producción de otros minerales no metalíferos, como cloruro y carbonato de litio, cloruro de potasio, boratos, etc. Por otra parte, el costo fiscal implícito en las nuevas leyes es sustancialmente inferior a los ingresos fiscales que se generan a partir del importante crecimiento de la actividad.

Cabe destacar que los nuevos emprendimientos tienen lugar en zonas económicamente rezagadas, en las cuales el asentamiento de estos proyectos produce además de los impactos directos, impactos indirectos y externalidades. Los impactos indirectos están asociados al incremento de la demanda sobre los proveedores de bienes y servicios, ya sea a través de la compra de insumos para la producción como del consumo derivado de las remuneraciones a los factores del proceso productivo. Por su parte, las externalidades se producen por la realización de importantes obras de infraestructura: energía, transporte, caminos, etc.

A efectos de medir los resultados obtenidos se analizará la evolución de las principales variables macroeconómicas del sector.

Inversión

Se estima que el monto total invertido en le sector minero en el año1996 ascendió a u$s 666 millones, de los cuales el 85% se destino a la etapa productiva y el 15% restante a la etapa de prospección-exploración. El monto invertido en 1996 implica un aumento del 113% respecto de la inversión de 1995 y del 3.817,6% respecto de 1992.

La inversión en la etapa productiva registró un fuerte crecimiento a partir de 1994, debido al montaje de grandes proyectos mineros. Estos son: Bajo de la Alumbrera (Catamarca), Salar del Hombre Muerto (Catamarca) y Cerro Vanguardia (Santa Cruz).

Respecto a la inversión en prospección-exploración (u$s 100 millones), actualmente se encuentran operando en el país 67 empresas internacionales y 8 PyMES de origen nacional. Estas firmas están desarrollando actividades en 1552 áreas que cubren 18.358.557 hectáreas en todo el territorio. Hasta 1992, solo 4 firmas extranjeras estaban involucradas en esta actividad, las áreas a explorar totalizaban 7 millones de hectáreas y el monto comprometido en esta etapa era inferior a u$s 10 millones.

Considerando la superficie que se encuentra actualmente en exploración, las provincias con mayor potencial geológico son Mendoza (31% de la superficie total), San Juan (18%), Neuquen (9%), Santa Cruz (8%), La Rioja (7%) y Catamarca (6%).

Valor de la producción

En esta variable los resultados se podrán apreciar en 1997, año en que empieza a operar Bajo de la Alumbrera y Salar del Hombre Muerto. Se estima que el valor de la producción alcanzará para este año los u$s 844 millones, produciéndose además, importantes cambios en la estructura productiva y en la participación regional. En el primer caso, el peso de los minerales metalíferos sobre el total producido por el sector, pasará del 8% en 1995 al 39% en 1997. En el segundo, aumentará fuertemente el peso de la región NOA (comprendida entre las provincias de Catamarca, Jujuy, Salta, Tucuman y Santiago del Estero) que de una participación del 14% en 1995, pasará al 45% en 1997.

Exportaciones

Para 1997 se estima que las exportaciones mineras alcanzarán u$s 347 millones. Los nuevos proyectos, que destinarán parte de su producción a satisfacer la demanda externa, unidos a otros productos que hoy tienen una posición ganada en los mercados internacionales, convertirán a la actividad minera en una fuente de generación de divisas para el país. A partir de 1997 el saldo de la balanza comercial será superavitario. En cuanto a la estructura de las exportaciones, los minerales metalíferos, que en 1997 representaban el 20%, en 1997 aportarán el 81%.

Empleo

El sector minero ocupaba en 1995 alrededor de 12.500 personas. Para 1997 se estima que la puesta de la Alumbrera y Salar del Hombre Muerto incorporará en forma directa 1000 nuevos puestos de trabajo. Actualmente (en la etapa de construcción), estos emprendimientos ocupan alrededor de 5.500 personas en forma directa. Esta demanda de mano de obra directa, representa alrededor del 32% de la población de las localidades de Andalgalá y Belén, zonas donde se ubica el primero de los emprendimientos.

Sin embargo, cabe aclarar que para medir el impacto que sobre el empleo tienen estos proyectos debe tenerse en cuenta, además de la generación de mano de obra directa, aquella otra que se crea indirectamente.

Así, un primer calculo arroja que el multiplicador de empleo para el proyecto Bajo de la Alumbrera es de 4. De esta manera el empleo indirecto generado por estos emprendimientos será del orden de los 4.000 puestos de trabajo. Es importante remarcar que este nivel de multiplicador es comparable al de la industria automotriz.

La mineria argentina en el escenario mundial - Avances alcanzados

La realidad del sector minero debe situarse en un contexto internacional definido por el desarrollo de las condiciones de libre mercado que incrementan la movilidad de los recursos y la tecnología, y el aumento del grado de interacción e interdependencia a escala mundial entre los sucesos de los escenarios mundiales. En este escenario los países latinoamericanos se han convertido en receptores de una parte importante del flujo internacional de capitales.

En el escenario planteado, y con respecto a la minería mundial, se observa un nuevo circuito de los flujos de la inversión. Los capitales norteamericanos , australianos y japoneses han encontrado en América Latina un destino para sus inversiones de riesgo. En este sentido , la región concentró en 1996 el 27% de sus inversiones, mientras que en 1991 la participacón había sido del 12%. Por su parte la participación de América del Norte se redujo del 44% en 1991 al 23% en 1996. La gran atracción latinoamericana del capital transnacional está dada especialmente por proyectos metalíferos (oro y cobre).

Las causas más importantes de la nueva circulación del capital de riesgo podrían encontrarse básicamente en:

  • condiciones macroeconómicas favorables (reformas macroeconómicas mineras exitosas, apertura comercial, desregulación y privatizaciones) luego de un largo período de inestabilidad y falta de confianza;

  • agotamiento de las posibilidades de inversión en los países centrales, en particular debido a las restricciones por problemas ambientales.

Por lo tanto, dadas las tendencias planteadas, el escenario futuro en los próximos años para la minería en el mundo nprevé una inversión total, en el período 1997/2002 de U$S 38.200 millones de los cuales el 41% se localizará en América Latina.

En síntesis, podemos decir que nuestra región se ha convertido en un territorio de nuevas oportunidades en el ámbito minero, las cuales impulsarán el crecimiento a través de la inserción en los mercados internacionales.

Impacto de los nuevos proyectos en el desarrollo regional

Los nuevos emprendimientos tienen lugar en zonas económicamente deprimidas y provocan entonces cambios significativos en las economías y sociedades regionales. En este sentido, los llamados "megaproyectos" producen, además de los impactos directos o inmediatos, importantes incrementos del bienestar social a través de impactos indirectos y externalidades.

Los primeros están asociados al tirón de demanda que su operación ejerce sobre los proveedores de bienes y servicios, ya sea a través de la compra de insumos para la producción como del consumo derivado de las remuneraciones a los factores del proceso productivo. Las segundas, se producen por la realización de importantes obras de infraestructura: energía, transporte, caminos, etc. El aprovechamiento de estas externalidades parmitirá potenciar actividades ya existentes y crear otras nuevas.

Por otro lado, si bien estos nuevos proyectos son capital intensivo, con una altísima productividad, son importantes creadores de mano de obra indirecta en la medida en que potenciales proveedores de insumos y prestadores de servicios locales mejoren su adaptación a las demandas originadas.

'Sector minero argentino'

'Sector minero argentino'

Inversión total estimada: u$s666.000.000

'Sector minero argentino'

'Sector minero argentino'

(*) Valor estimado