Sectas y órdenes religiosas

Religión. Maniqueísmo. Cátaros. Dominicos. Franciscanos. Jesuitas. Herejía. Inquisición

  • Enviado por: Helena
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Sectas religiosas

Maniqueísmo

Entre el S.II d.C. Mani o Manès con un fondo cristiano tomó de sus viajes elementos de Zoroastro y Buda, se erigió fundador de una religión revelada, con carácter dualista, admitiendo la coexistencia y la lucha eterna de dos principios:

Uno bueno simbolizado por la luz

Otro malo simbolizado por las tinieblas e idéntico a la materia.

Esta doctrina se llamaría Maniqueísmo, que pretendía formarse en religión universal, se extendió por Oriente: Persia, India, Tíbet, China, donde todavía era importante en el S. XI. En occidente invadió el norte de África y el sur de Italia, en España apareció hacia el S. VI.

Cátaros

En el S. XI, en diversos lugares de Francia aparecieron los Cátaros; fruto de las ideas maniqueas. Pretendían conseguir una pureza total de costumbres, se basaban en un dualismo que afirmaba la existencia de dos principios:

- Bien: creador del mundo espiritual

  • Mal: creador del mundo materia. El hombre, al apartarse de la materia,

escapa al imperio de Satán y se une a Dios, lo que exige una abstinencia total de la carne, lo que implica la condena del matrimonio.

Sólo los puros o perfectos ponían en práctica este principio de abstinencia absoluta. Rechazaban los sacramentos de la Iglesia católica y administraban un bautismo de espíritu o rito de iniciación o de purificación llamado “consolamentum” que obligaba a los que lo recibían a una vida austera y casta.

Los adeptos se agrupaban en comunidades tenían sus obispos y se consideraban una iglesia. La difusión de la herejía se vió facilitada por la inmoralidad reinante en gran parte del clero, además encontraron apoyo en algunos señores feudales. La burguesía se pasó en masa a las nuevas doctrinas, así como las clases populares, seducidas por su contenido social pues negaban el derecho a la propiedad.

La Iglesia Católica vió en ellos un peligro por su unidad y dogma: rechazaban la divinidad de Cristo y también toda la jerarquía eclesiástica y condenaban como supersticiones los sacramentos y los ritos litúrgicos. La acción del clero local fue inoperante frente a la herejía. Tampoco tuvieron éxito los monjes cistercienses. La única contraofensiva que fue eficaz fue la que empezó, Sto. Domingo de Guzmán, fundador de la orden de los:

La cruzada de los albigenses (1209-1229) dictada por el papa Inocencio III

y dirigida por Simón de Monfort en beneficio de los Capetos desorganzó el movimiento cátaro, sostenido por los señores feudales del sur de Francia.

Órdenes religiosas

Dominicos

La orden fue fundada en 1215, del santo tomó el nombre (nombre oficial era el de “ Orden de predicadores ”. Eran una orden mendicante fundada para luchar contra la herejía cátara. En casi todos los lugares, La Inquisición fue dirigidsa por ellos. Desempeñaron un papel importante en la historia de la iglesia; predicadores, doctores y misioneros: S. Alberto mgno, Sto. Tomás de Aquino, S. Vicente Ferrer.

Franciscanos

Su origen se remonta al grupo de discípulos reunidos en torno a S. Francisco de Asís hacia 1209, el papa Inocencio III les dio permiso para predicar la penitencia y de llevar una vida de pobreza, que era la idea original de S. Fco, debían vivir en extrema pobreza sin formar comunidades enclaustradas. Exaltaba el retorno a la pureza evagélica. La orden se extendió rápidamente por los países del Mediterráneo. Un grupo lo formaban los “studia” incorporados a las universidades, testimoniando la intelectualidad de la orden en la Edad Media.

Jesuitas

San Ignacio de Loyola (1491- 1556) fundó la orden de la Compañía de Jesús, fue soldado y luego tomó hábitos dedicándose al estudio. Fue víctima de La Inquisición que le hayó inocente.

Se le unieron estudiantes e hicieron votos de pobreza. El papa Paulo III les ordenó misiones,predicación visitas a monasterios. Debió ser el origen de la orden, con el ideal de iguales ideales apostólicos, surgió una orden de clérigos, sin hábito propio, su unión y movilidad fué el instrumento más eficiente de la Contrareforma, se extendieron por Europa y las misiones de ultramar. Aunque en un principio no figuraba la enseñanza entre sus misiones, fue una actividad primordial y fundó seminarios.

Herejía

Según la teología católica es la concepción errónea en materia de fe, de un elemento esencial de la revelación, o rechazo voluntario de una verdad definida como tal, por La Iglesia. Para que haya herejía formalmente, es necesario una exteriorización mediante actos o palabras.

Algunos de los herejes más famosos fueron:

  • En el Siglo IV, Arrio predicó en contra del cristianismo.

  • En el Siglo VIII destacan los iconoclastas, rechazando el culto a las imágenes.

  • En el Siglo XI destaca Berengario, poniendo en entredicho la Eucaristía.

  • En los Siglos XII-XIII destacan los catáros.

  • En el Siglo XVI destaca:

  • El astrónomo y físico italiano Galileo Galilei que con sus libros y escritos predicando en contra de las enseñanzas biblícas, de que La Tierra era el centro del Universo, todos sus libros fueros puestos en El Indice, prohibiéndole enseñar la doctrina copérnicana, que defendía que el centro del Universo era el Sol. Sometido a La Inquisición en 1633 se inhabilitó su fugura, pero casi tres siglos en 1992 se revisó su caso y se le rehabilitó su figura, después de que La Iglesia se retractase de sus acusaciones contra el.

Zwinglio, Calvino y Lutero predicaron en contra de algunas costumbres de La Iglesia, por lo que se los excomulgó, provocando la ruptura con La Iglesia Católica en el Siglo XVI.

La Inquisición

La Inquisición se creó en 1231, que bajo el mandato del papa Gregorio IX

se creó el Tribunal de la Inquisición, del que se encargó la nueva orden de los dominicos. Se comenzó a procesar contra la herejía conforme a las leyes existentes. El Tribunal distinto del ordinario, era presidido por un obispo, que tenía órdenes del papado de luchar contra las herejías.

Al llegar el Inquisidor a un pueblo, anunciaba el “ tiempo de gracia ”, durante el cual los que se consideraban culpables y confesaban libremente su culpa eran perdonados y se les imponían ligeras penitencias espirituales. Luego empezaba el interrogatorio sistemático a toda la población.

La tortura empezó a usarse bajo el mandato del papa Inocencio IV en 1252. Concluida la investigación los inquisidores promulgaban la sentencia en los llamados “ autos de fe ”.El castigo más fuerte era la muerte generalmente la quema en la hoguera. Algunos “ penitenciados ” debían llevar sobre sus vestiduras, una túnica amarilla con una cruz roja en forma de asta en el pecho llamado “ sambenito ”, corozas y otros distintivos.