Scopas

Arte griego. Arquitectura y escultura griega. Periodo clásico. Mausoleo de Halicarnaso. Afrodita de Milo. Ménade. Biografía

  • Enviado por: Gow
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad

Post-clasicismo (el s. IV a.c.)

Cuando Atenas perdió políticamente, se produjo lo contrario de lo esperado, ya que en vez de una decadencia cultural se dieron las primeras directrices de temas universales. Demóstes defendía la democracia, Platón y Aristóteles elaboraban sistemas filosóficos aun hoy aplicables y vigentes, este proceso de reflexión acelerado se dejo notar en todas las artes, dejando atrás la representación de solo temas mitológicos, para representar también temas alegóricos en la danza y en el teatro y por su influencia se extiende a la exaltación del desnudo en la escultura. En la arquitectura se preocupan más por la urbanística, es decir por los edificios destinados a un uso civil, y no construyen ya solo edificios majestuosos para dioses.

Y volviendo a la escultura diremos que esta inicio una búsqueda de la perfección en recursos estilísticos que fueran capaces de expresar sentimientos, haciendo que algunas esculturas, incluso de dioses aparezcan con expresiones faciales, una idea que hubiera sido totalmente aterradora para un escultor del periodo severo. Todo esto y el nuevo pensamiento que ponía en duda a los dioses hizo que el arte desemboca en lo que conocemos como Helenismo.

Los autores más importantes de la última etapa del clasicismo son:

Lisipo, que esculpió ágiles atletas, y que utilizaba el bronce y la técnica de “ a la cera perdida”.Introdujo un nuevo canon de belleza que alargaba la longitud del cuerpo en proporción a la cabeza. Era el escultor de la corte de Alejandro Magno, e introdujo las imágenes de los gobernantes en el repertorio artístico. Su obra más significativa es el Apoxiomenos.

Praxiteles, importante sin duda, introdujo nuevos conceptos en el arte de la escultura, así, inicio lo que se conocería como la “curva praxiteliana”, una curva que se consigue con el movimiento de una de las piernas ( normalmente la derecha), que la flexiona de forma que esta que de un poco por detrás de la otra , con esto el escultor conseguía un perfecto equilibrio, que se demuestra tanto en al escultura de Hermes con el niño Dionisio, como en la Afrodita de Cnido, donde el equilibrio es aun mayor , ya que la mano de a diosa (que se supone acaba de salir de los baños y por eso esta desnuda ) que tapa sus órganos sexuales , como harían después muchas otras esculturas desnudas, coincide con el centro de la figura . Este desnudo y el representar al dios Dionisio como un niño, reiteran lo ya dicho anteriormente que en esta época el culto a los dioses es más familiar, y son representados más de forma cotidiana y con mayor escepticismo.

El tercer escultor , y ultimo que vamos a mencionare es Skopas, pero lo haremos de forma más ampliada en las paginas siguientes.

Skopas, Scopas o Escopas

VIDA

Escultor y arquitecto, nació en la isla de Paros ( situada en la actual Grecia) en el año 420 a.c, no sabemos mucho de su vida excepto que estuvo activo durante mediados del siglo IV , más concretamente entre los años 390 a.c y 350 a.c, en la zona de

su actividad artística en Ática, el Peloponeso y Asia Menor. La mayor parte de su obra la realizó en mármol. Es el más atormentado de todos los escultores clásicos; conservamos muy pocas obras suyas, pero si muchas copias de la época helenística. También conocemos diversas colaboraciones y obras arquitectónicas en las que participo, por ejemplo el Mausoleo de Halicarnaso, en que se conoce que colaboró y posiblemente algo trabajo, a finales de su vida.

Escopas, Scopas o Skopas murió entre el año 350 a.c y el 330 a.c. aunque estos datos no son certeros.

Características de las obras:

Las características del estilo de Skopas son:

El phatos, típico de su obra, que se acusa en al profundidad de sus ojos, la curva superficial muy marcada, la expresión de emoción intensa, pasional pero a la vez todas de sentido melancólico. Esto se deduce de los labios entre abiertos y los ya citados ojos hundidos. Es un rasgo caracterizador de su obra la torsión del cuerpo y la expresividad, convulsionándolos cuando quiere reflejar dolor, con inusitada agitación. Juega con las luces y las sombras en las esculturas, que dan aspecto más real a estas. También es un rasgo típico de su obra, el culto a Dionisio o la referencia a el, haciendo que algunos de sus personaje se encuentren bajo su poder, es decir ebrios, y en algunos casos, como el de la Ménade, que el peplo ( traje típico griego) se abra y deje ver parte del cuerpo desnudo de la figura femenina.

Obras

En la obra de este autor, como ya he dicho, no se conserva muchas de sus obras, pero si copias de estas, aun así conocemos algunas de ellas, por ejemplo se conoce que colaboró en el Mausoleo de Halicarnaso, en las figuras del frontón del templo de Atenea Alea en Tegea( se conserva actualmente en el Museo Nacional de Atenas), en el templo de Artemisa de Éfeso, tal vez es suya la Afrodita de Milo, también atribuida a Eufranor, la cabeza de Melagro ( Vaticano), la cabeza femenina (Berlín), otra obra importante es la Ménade, pero sin duda tubo otras que desafortunadamente no llegaron a nosotros.

Mausoleo de Halicarnaso

Esta obra es considerada como una de las siete maravillas del mundo En el año 335 a.C., en Halicarnaso, capital de Caria, murió el rey Mausoleo, después de un reinado junto a su mujer, Artemisa, tranquilo y feliz que llevo a los habitantes de este lugar al esplendor y la prosperidad. Artemisa decidió construir una tumba que hiciera inolvidable al rey perdido.

Dirigidos por los arquitectos Sátiros y Piteos, a los esclavos se unieron hombres libres que quisieron rendir un homenaje al rey, y las obras eran frecuentemente visitadas por Artemisa que cada día estaba más débil y enferma por la perdida de su marido, y presintiendo su muerte, y por ello animaba a los obreros a que se dieran prisa, porque deseaba ver acabado la tumba de su marido acabada antes de su muerte, y así fue, al pudo ver.

Al cabo de dos años, la reina también murió y otra vez sus antiguos vasallos quisieron hacerla compartir con su marido aquella suntuosa tumba, repleta de los tesoros que demostraban su gratitud hacia ellos.

Sobre una superficie de 33 por 39 metros, la tumba levantaba unos cincuenta metros de altura. De temple jónico, desarrollado mediante un basamento escalonado y coronado con el motivo del carro y las efigies de Mausoleo y su esposa. Un muro partía de cinco escalones y llegaba hasta media altura para formar un podio. Sobre esta base se situaban 117 columnas jónicas ordenadas en dos líneas de nueve frente al Opistódomos, y en dos hileras de veintiuna a cada lado.

La columnata sostenía a su vez una pirámide escalonada y en lo más alto una gigantesca cuadriga. Se encargó a Briaxis, Timoteo, Leucastes y Escopas, los mejores escultores griegos de la época, la realización de las estatuas y relieves.

Dieciséis años después, el mismo Alejandro Magno que ordenara reconstruir el templo de Artemisa, conquista la ciudad y destruye el Mausoleo.Los Caballeros de San Juan, en el siglo XIV utilizaron sus materiales para el castillo de San Pedro de Halicarnaso, que hoy se llama Bodrum. Y lo hicieron con tanto detenimiento que en la actualidad apenas se distingue la forma en la roca donde se asentó.

Scopas
Scopas

Posible vista del Mausoleo de Halicarnaso Friso Este del Mausoleo de Halicarnaso

Afrodita de Milo

Esta obra, aunque también ha sido atribuida a otro escultor, y no se sabe con certeza a cual pertenece su autoría, es considerada como la representación ideal de la diosa de la nobleza de su actitud, la serenidad de su rostro y la perfección de sus líneas, aunque le falten los brazos.

Cabeza femenina

Esculpida en mármol de paros, tiene una altura de 20' 5 cm, y se hizo sobre el año 340 a.c, hoy en día se conserva en el Museo Nacional de Atenas. A Escopas ha sido atribuida esta cabeza, encontrada entre las ruinas de un templo dórico de Atenea Alea, en Tegea, templo en el que Skopas ejecuto los frontones, de los que solo quedan escasos fragmentos hoy. Se discute esta atribución y comparando con otras obras del autor, se aprecia una ligera diferencia, en la forma de la cabeza y los ojos, así como la expresión del rostro. Esta cabeza parece más bien el retrato ideal de una dama, dotada de gracia femenina, pero llena de orgullo aristocrático, con su amplia frente, nariz recta y pronunciada y boca hermosa y severa. Se cree que la cabeza debió pertenecer a una figura aislada, erguida ante el templo de Atenea en Tegea

Ménade: Otra de sus obras, en ella llega el movimiento llega a la convulsión, es una sacerdotisa en pleno delirio que lleva un cabrito muerto al hombro, muy agitada, con el cabello suelto y parte de su cuerpo desnudo que refleja sus músculos tensos, consecuencia del baile y la agitación producida por el vino. Las ménades son mitológicamente compañeras de Dionisio, ya que cuidaron eran ninfa que cuidaron de él cuando era niño. En sus sanguinarios mitos despedazaron a Orfeo.

Otras obras consideradas por algunos de Scopas

Afrodita de Skopas Hermes, templo de Artemisa, Skopas

Scopas
Scopas