Santa Teresa de Jesús

Teología. Vida y obras. Pensamientos. Camino de Perfección. Conceptos de amor de Dios. Links. Libros. Fundaciones

  • Enviado por: Killa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Master en Project Management
EAE-UPC
El entorno y dinamismo del mercado actual obliga a los empresarios a gestionar varios proyectos simultáneamente....
Solicita InformaciÓn

Microsoft dynamics NAV: planificación de recursos y proyectos
Dy learn
En este curso el alumno llegará a comprender mejor la funcionalidad básica del área de planificación de recursos en...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Pensamientos

Nada te turbe, Nada te espante.
Todo se pasa, Dios no se muda.
La Paciencia, Todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene, Nada le falta.
Sólo Dios basta.

Poesías.

"Yo quiero ver a Dios y para verlo es necesario morir.
Yo no muero, entro en la vida."

Libro de la vida, 1.

"No es otra cosa oración mental, a mi parecer,
sino tratar de amistad,
estando muchas veces a solas
con quien sabemos nos ama".

Libro de la vida, 8.

1. BIOGRAFÍA DE LA AUTORA

Santa Teresa de Jesús (1515-1582), fue una escritora influyente y fundadora de la orden religiosa de las carmelitas descalzas.

También llamada Teresa de Ávila. Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila el 28 de marzo de 1515. El ambiente de piedad que respiró en su infancia se manifiesta de forma clara cuando siendo niña convenció a su hermano Rodrigo para que juntos sufrieran el martirio en tierra de infieles y ganar de forma rápida el Cielo. Estudió en el convento de las agustinas, y con 19 años ingresó en el Carmelo de la Antigua Observancia en el convento de la Encarnación de Ávila, donde progresó de forma admirable en el camino de la santidad.

En 1555, después de muchos años de sufrir una grave enfermedad y someterse a ejercicios religiosos cada vez más rigurosos, experimentó un profundo despertar en el que vio a Jesús, el infierno, los ángeles y los demonios. En ocasiones sintió agudos dolores que, según sus palabras, estaban provocados por la punta de la lanza que un ángel le clavaba en el corazón. Disgustada a causa de la indisciplina de las carmelitas decidió emprender la reforma de la orden y se convirtió, con el apoyo del Papa, en una dura oponente para sus inmediatos superiores religiosos.

Su gran trabajo de reforma comenzó por ella misma. Ella hizo el voto de hacer siempre lo más perfecto y se determinó guardar la regla con la mayor perfección que pudiese. Un grupo de monjas reunidas en su celda una tarde de Septiembre de 1560, inspirándose en la primitiva tradición del Carmelo y en la reforma descalza de San Pedro de Alcántara, propusieron la fundación de un monasterio de tipo eremítico. Así, el 24 de agosto de 1562, tras grandes dificultades, consiguió fundar en Ávila el convento de San José, la primera comunidad de monjas carmelitas descalzas.

Nació así su primer palomarcico, como ella llamaría a sus fundaciones. En él reforzó el cumplimiento estricto de las primitivas y severas reglas de la orden; dando lugar al inicio de la reforma de la Orden del Carmen. Su doctrina se basaba en la «unión del recogimiento contemplativo y la actividad práctica». Por esto para ella hasta entre los pucheros anda Dios. Su método clásico de oración se fundamentaba en buscar a Dios en lo más profundo del alma.

Sus reformas fueron aprobadas por el director de la orden y en 1567 se le permitió fundar otros conventos similares para religiosos. De esta manera, con San Juan de la Cruz y Antonio de Jesús, fundó el primer convento de Hermanos Carmelitas Descalzos en noviembre de 1568.

A partir de ese momento su vida transcurriría entre grandes disgustos y persecuciones a causa de sus sucesivas fundaciones de conventos por Castilla y Andalucía. Con la ayuda de San Juan de la Cruz, el místico español y doctor de la Iglesia, santa Teresa organizó una nueva rama del Carmelo. Contó también con el apoyo del padre Antonio de Heredia. Logró fundar 16 casas religiosas para mujeres y 14 para hombres; aunque siempre acosada por poderosos y hostiles funcionarios eclesiásticos, incluso llegando a ser denunciada varias veces a la Inquisición.

Dos años antes de morir, las carmelitas descalzas recibieron el reconocimiento del Papa como orden monástica independiente. La muerte la sorprendió en Alba de Tormes, el 14 de octubre de 1582.

Además de una mística de extraordinaria profundidad espiritual, santa Teresa fue una organizadora muy capaz, dotada de sentido común, tacto, inteligencia, coraje y humor. Purificó la vida religiosa española de principios del siglo XVI y contribuyó a fortalecer las reformas de la Iglesia católica desde dentro, en un periodo en que el protestantismo se extendía por toda Europa.

Canonizada en 1622, fue la primera mujer proclamada doctora de la Iglesia, en 1970. Su festividad se celebra el 15 de octubre.

OBRAS

Todos sus escritos, publicados después de su muerte, están considerados como una contribución única a la literatura mística y devocional y constituyen una obra maestra de la prosa española. Los críticos suelen dividir su obra, atendiendo a su temática, en obras autobiográficas como el Libro de su Vida, Libro de las Fundaciones y Libro de las Relaciones. Obras doctrinales como Camino de perfección (1583), Castillo interior (1577), volumen más conocido por el título Las Moradas y Los conceptos de amor de Dios (1573-1582). Además se conservan unas 400 cartas y numerosas poesías que conforman un todo armonioso.

El Libro de la Vida (1561-1565) es una obra donde abunda la sinceridad y la frescura. Nos ofrece datos personales e íntimos, donde observa los elementos que componen una vida espiritual: purgación, iluminación y unión mística. Además realiza un análisis profundo del camino ascético-místico.
Como complemento del Libro de la Vida se considera al Libro de las Relaciones.
En el Libro de las Fundaciones nos narra todas las aventuras en su largo camino de fundaciones Así podemos apreciar el gran espíritu de lucha, la enorme capacidad organizativa y emprendedora, la prudencia y su habilidad para relacionarse con toda clase de personas desde el Rey Felipe II, hasta los más humildes mesoneros o arrieros.

Camino de Perfección es un tratado de ascética dirigido a las monjas de sus monasterios, es una especie de manual para ellas, pues es consciente de las más profundas motivaciones del alma femenina.

El Libro de las Moradas o Castillo Interior es la obra cumbre de Santa Teresa y una de las grandes de la Mística Española. En esta obra, donde predomina la alegoría, se compara el alma con un castillo todo diamante, que se compone de muchas Moradas, «unas en lo alto, otras en lo bajo y otras a los lados; y en el centro o mitad de todas éstas tiene la más principal, que es donde pasan las cosas de mucho secreto entre Dios y el alma». Las tres moradas primeras se corresponden con la primera etapa de la vida espiritual, la vía purgativa; las tres siguientes se corresponden con la vía iluminativa; la séptima y última morada con la vía unitiva.

Los Conceptos de amor de Dios contienen un comentario original acerca del Cantar de los cantares.

Los poemas tienen menos importancia que su obra en prosa, algunos muestran un marcado acento popular y entroncan perfectamente con la lírica del pueblo. Uno de sus poemas más conocidos es el que empieza con el verso «Vivir sin vivir en mí».

Su obra se enmarca dentro de las modalidades de la ascética y la mística. Entre los primeros escritores ascéticos está el Beato Juan de Ávila (1500-1569)

Los escritores ascéticos más importantes, junto con Santa Teresa, son: San Ignacio de Loyola (1491-1551), Fray Luis de Granada (1504-1584) y San Juan de la Cruz (1542-1591).



2. LA FIGURA DE SANTA TERESA DE JESÚS.

DIRECCIONES PRINCIPALES


Sobre la vida de la santa, sus fundaciones, las distintas compañías teresianas, sus conventos, su ciudad natal, etc. hemos encontrado distintas direcciones:



3. LA OBRA DE SANTA TERESA DE JESÚS

OBRAS COMPLETAS

ALGUNOS ESCRITOS Y COMENTARIOS DE LA SANTA

La Compañía Santa Teresa de Jesús nos ofrece «Santa Teresa de Jesús, una mujer para la mujer de hoy», donde podemos encontrar distintos enlaces con algunos escritos y comentarios hechos por la autora. Han sido seleccionados por su temática. Es decir, la autora como símbolo de comunicación, alegría, cordialidad, grandeza, delicadeza, etc.

 

 

4. ARTICULOS SOBRE SANTA TERESA DE JESÚS


Acerca de su vida y su obra se han escrito muchos artículos, tesis, etc. Aquí tenemos un pequeño ejemplo de ello: