Sangre

Grupos sanguíneos. Rh. Aglutinógenos. Genotipos. Aglutininas. Respuesta inmune. Transfusiones

  • Enviado por: Fernando López Fernández
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

'Sangre'

Fernando López Fernández

3º B de E.S.O.

Colegio Dominicas de la Anunciata

Gijón

La sangre, como tejido vivo, en estado líquido, sirve de vehículo para el transporte de elementos nutritivos, celulares, hormonas, electrolitos y otras sustancias, de una a otra parte del cuerpo.

Se trata de un tejido compuesto por un líquido, denominado plasma, que lleva elementos disueltos, nutrientes y metabolitos, y elementos celulares como son los glóbulos rojos (eritrocitos), glóbulos blancos (leucocitos) y plaquetas.

Cuando la medicina realizó las primeras transfusiones de sangre de persona a persona, se observó que éstas tenían éxito alguna vez, pero en la mayoría de los casos se producía aglutinación y hemólisis de los glóbulos rojos, inmediatas o tardías. Pronto se comprobó que la sangre de diferentes personas suele tener propiedades inmunes y antigénicas diversas, de manera que los anticuerpos (Ac) del plasma de una sangre reaccionan con los antígenos (Ag) de las células de otra.

Así, se trató de buscar elementos que permitieran diferenciar la sangre de las personas, llegando a comprobarse, como en los glóbulos rojos humanos y especialmente sus membranas, existen cuando menos 30 antígenos frecuentes. Algunos son fuertemente antigénicos, y causan inevitablemente reacciones de transfusión si no se toman las precauciones adecuadas; otras, tienen importancia, sobre todo, para estudios de herencia de genes y, por lo tanto, para establecer paternidades, razas, etc.

Los antígenos menos importantes, normalmente no causan graves reacciones por transfusión, sin embargo, sí los producen en tejidos y órganos transplantados, por lo que su estudio no carece de interés.

A partir de estos razonamientos se llega a conocer la existencia de dos grupos de antígenos que son los que mayor tendencia tienen a causar reacciones de transfusión.

El primero de ellos, es el denominado Sistema O-A-B, y el otro el Sistema Rh-Hr. Las sangres se dividen en diversos grupos y tipos, según los Ag existentes en las células.

GRUPOS SANGUÍNEOS. SISTEMA O-A-B

AGLUTINÓGENOS

En la membrana de los eritrocitos, existen dos tipos de Ag distintos, pero relacionados entre sí, tipo A y tipo B. Dada la forma en la cual estos Ag se heredan, una persona puede tener en la sangre, ninguno, uno de ellos, o los dos simultáneamente.

A la vez la sangre contiene anticuerpos potentes que reaccionan específicamente con los Ag de tipo A o de tipo B existentes en los glóbulos, provocando aglutinación. Es por ello que de forma específica estos Ag reciben el nombre de aglutinógenos. Su presencia en la sangre, da lugar a una clasificación.

Cuadro de grupos sanguíneos

Genotipos

Grupos sanguíneos

Aglutinógenos

Aglutininas

OO

O

-

Anti A

Anti B

OA o AA

A

A

Anti B

OB o BB

B

B

Anti A

AB

AB

A y B

-

Cuadro 1

Cuando los glóbulos rojos, no contienen ni aglutinógeno A ni B, la sangre es del grupo O. Cuando solo existe el aglutinógeno A, la sangre es del grupo A; cuando existe el aglutinógeno B, la sangre será del grupo B y si existen ambos aglutinógenos, A y B, la sangre es del grupo AB.

Las frecuencias relativas de los diferentes tipo de sangre son:

Tipo

Frecuencia

O

47 %

A

41%

B

9 %

AB

3%

AGLUTININAS

Cuando en los glóbulos rojos de una persona, no existen aglutinógenos, están presentes, por el contrario, unos anticuerpos denominados aglutininas. Así, la ausencia del aglutinógeno A determina la presencia de la aglutinina “Anti A” y la ausencia del aglutinógeno B, hace estar presente la aglutinina “Anti B”. Ver cuadro 1.

Cuando se equivoca el estudio del grupo de una sangre, de manera que se mezclan aglutininas “Anti A” y “Anti B”, con glóbulos rojos que contienen aglutinógenos A o B, respectivamente, estos glóbulos rojos son aglutinados.

SANGRE DE TIPO Rh-Hr

Además del Sistema de grupos sanguíneos O-A-B, existen otros sistemas que tienen importancia en las transfusiones de sangre; el más importante es el Sistema Rh-Hr. La principal diferencia entre el Sistema O-A-B y éste, es que en el primero las aglutininas responsables de causar reacciones de transfusión se desarrollan espontáneamente, y ya están presentes en el propio individuo; mientras que en el Sistema Rh-Hr, casi nunca se producen aglutininas espontáneas; la persona ha de quedar expuesta primeramente a algún antígeno del sistema, generalmente por recibir una transfusión de sangre, antes de desarrollar las aglutininas suficientes para causar una reacción de transfusión importante.

Existen más de ocho tipos diferentes de aglutinógenos Rh, cada unos de los cuales recibe el nombre de factor Rh. Los glóbulos rojos de una persona pueden ser o positivos, si poseen alguno de los ocho aglutinógenos o, por el contrario, negativos, si no los poseen.

Aproximadamente el 85 % de la población de raza caucásica son Rh positivo y el 15% restante es Rh negativo.

RESPUESTA INMUNE A Rh

Cuando los glóbulos rojos que contienen factor Rh, o incluso productos de desintegración proteínicos de dichas células, se inyectan a una persona Rh negativa, se desarrollan muy lentamente aglutininas anti Rh. La concentración máxima de aglutininas ocurre aproximadamente de 2-4 meses más tarde. Ésta respuesta inmune es en grado mucho mayor en unas personas que en otras. Por exposición repetida al factor Rh, la persona Rh negativa acaba quedando fuertemente “sensibilizada” a dicho factor.

De esta forma una madre Rh negativa, puede sensibilizarse al factor Rh positivo de su hijo durante el periodo que va desde unos pocos días antes del nacimiento hasta los primeros días después de éste. Por entonces grandes cantidades de tejidos fetales, liberan sus antígenos hacia la sangre materna, dándole una dosis considerable del antígeno Rh positivo del hijo. Si éste antígeno Rh positivo presente en la madre, puede destruirse antes de que se inicie la respuesta inmune con la fabricación del anticuerpo, la madre no quedará sensibilizada contra el factor Rh para embarazos sucesivos.

Esto puede lograrse inmunizando de forma pasiva a la madre contra el factor Rh positivo, es decir, inyectando a la madre suero de otra persona Rh negativa que ya ha formado aglutininas anti Rh. Estas aglutininas circularan por la sangre de la madre de 3 a 8 semanas, destruyendo todo el factor Rh positivo presente y evitando así que la madre desarrolle sus propias aglutininas anti Rh y lo que es peor una mayor capacidad de respuesta ante otro embarazo.

TRANSFUSIONES ERRONEAS DE SANGRE.

Si se transfunde sangre de un cuerpo determinado a un receptor de otro grupo, es probable la reacción de transfusión, en la cual son aglutinados los glóbulos rojos de la sangre donadora. A pesar de que las determinaciones de grupo sean equivocadas es muy raro que la sangre transfundida aglutine los glóbulos del receptor, por el siguiente motivo: la porción plasmática de la sangre donadora, se diluye inmediatamente en todo el plasma del receptor, disminuyendo con ello el título de aglutininas inyectadas hasta un valor demasiado bajo para causar la aglutinación.

Grupo O. Dador universal.

Los glóbulos rojos del grupo cero no contienen ninguno de los aglutinógenos, pueden transfundirse pequeñas cantidades de esta sangre prácticamente a cualquier receptor sin que se produzca aglutinación inmediata. De ahí el nombre que se da al grupo O de dador universal.

Grupo AB. Receptor universal.

Las personas del grupo AB reciben el nombre de receptor universal, porque su plasma no contiene aglutininas anti A ni anti B, y puede inyectárseles pequeños volúmenes de cualquier otra sangre sin que se les produzcan reacciones de transfusión.

'Sangre'