Salvador Dalí

Vanguardias artísticas. Arte contemporáneo del siglo XX. Pintor. Obra artística. Vida. Obsesión por Gala. Visión de la mujer

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

INSTITUTO EDUCATIVO DISTRITAL PANAMERICANO

TEXTO ARGUMENTATIVO

LA OBSESION DE DALI POR GALA, MANIFESTADA EN SU VIDA Y OBRA PICTORICA.

Bogotá 27 de Octubre del 2005

LA OBSESION DE DALI POR GALA MANIFESTADA EN SU VIDA Y OBRA PICTORICA.

El tema escogido merece amplio estudio y reconocimiento, ya que en la obra pictórica de Salvador Dalí, a partir de 1920 (año en que conoce a Gala, quien será su compañera hasta su muerte); se ve reflejada la importancia de esta mujer en la obra de Nuestro artista.

Para entender la importancia de Gala en la obra pictórica de Dalí, miraremos primero su biografía, ya que en ella encontramos apuntes de su vida y el porque de su obsesión, además veremos como se refleja esta obsesión en sus obras.

Por último observaremos un par de obras representativas, explicando la importancia de Gala en ellas y concluiré el tema.

Mi tesis es:

LA OBSESION DE SALVADOR DALÍ POR GALA SE MANIFIESTA EN LA VIDA Y OBRA PICTORICA DEL ARTISTA, A PARTIR DE 1929 HASTA SU MUERTE EN 1989, ELLA ES UNA DE LAS INSPIRADORAS DE SU OBRA.

Salvador Dalí Doménech Figueres, nació el 11 de mayo de 1904 y murió el 23 de enero de 1999. Hijo de un prestigioso notario de Figueres, se dedicó al dibujo y la pintura desde muy joven, y en 1922 empezó los estudios de Bellas Artes en Madrid. Durante su estancia en la Residencia de Estudiantes mantuvo una gran amistad con el poeta Federico García Lorca y el cineasta Luis Buñuel, con los que llevó a cabo numerosos proyectos artísticos vanguardistas.

Después de estudiar en Madrid y de participar en los debates artísticos renovadores de los años veinte en Cataluña, Salvador Dalí se marchó a París y se integró en el grupo de pintores y escritores surrealistas. De este período datan algunas de las obras que le convierten en uno de los máximos representantes del surrealismo, como El gran masturbador, El espectro del sex-appeal, El juego lúgubre y La persistencia de la memoria.

En 1929 conoció a la joven rusa Helena Diakonova, conocida con el sobrenombre de Gala, que desde entonces se convertiría en su modelo y compañera.

Por su parte Gala, o Helena Ivanovna Diakonova, (Kazan, 1894 - Portlligat, 1992) Nació en Kazán (Rusia) en el año 1894. En 1913, enferma de tuberculosis, fue enviada por su familia al sanatorio suizo de Clavadel, donde conoció al poeta francés Paul Éluard. En el año 1917 se casaron y, de la mano de su marido y de sus amigos André Breton, Louis Aragon y Max Ernst, irrumpió en el efervescente movimiento surrealista parisino.

En el verano de 1929, Éluard y Gala junto con otros amigos, visitaron al joven pintor Salvador Dalí en su refugio de Portlligat, cerca de Cadaqués. Durante aquella corta estancia Gala y Dalí se enamoraron y ella tomó una decisión firme: "Ya no nos separaremos nunca más".

A partir de entonces Gala se convirtió en la modelo, musa y compañera inseparable de uno de los artistas más famosos del siglo XX y lo siguió en sus viajes por toda Europa y los Estados Unidos. Desde el año 1971 al 1980, Gala hizo estancias en el Castillo de Púbol, donde fue enterrada. Desde 1996 el castillo está abierto al público como Casa-Museo Castillo Gala-Dalí

Coincidiendo con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, Salvador Dalí y Gala se establecieron durante unos años en los Estados Unidos, donde su pintura de estilo realista y onírico (basada en recuerdos) tuvo mucho éxito. Escribió Vida secreta de Salvador Dalí y también trabajó para el cine, el teatro, la ópera y el ballet. De los años cuarenta datan obras importantes como Autorretrato blando con beicon frito, La cesta de pan, Leda atómica y La Madonna de Portlligat. Convertido en uno de los pintores más famosos del momento, en 1948 volvió a vivir a Europa y realizó largas estancias en su casa y taller de Portlligat.

Con esta pequeña biografía, podemos ver que cuando Dalí conoce a Gala, ella representa para él, el amor de su vida y decide no dejarla ir jamás, y cuando Gala se divorció en 1932, se casó con Dali. El matrimonio civil se hizo en París, al fin de enero, 1934. Aquel año fue para el pintor un año de frenética actividad, porque presento por lo menos seis exposiciones en París, en Nueva York, en Londres y Barcelona, así pues la presencia de Gala y su compromiso, lo llevó a estar más creativo que nunca.

Ahora es necesario recordar lo que el concepto de obsesión significa, es la idea, preocupación o acto que se presenta de forma constante y que persiste en la mente del individuo. Como trastorno, la obsesión va acompañada de estados de ansiedad y se caracteriza por la aparición de sentimientos o pensamientos que se imponen al individuo y que pueden llegar a dominar su voluntad.

Como consecuencia de una gran fatiga, pueden aparecer pensamientos obsesivos en las personas sin ningún trastorno psíquico. Cuando son más frecuentes e intensos constituyen el síntoma esencial de la neurosis. Si la imposición es mayor puede tiranizar la voluntad del individuo, que sufre y se agota luchando contra ella, llegando algunas veces a rozar la compulsión. Según Sigmund Freud, la neurosis obsesivo-compulsiva es la incapacidad del individuo de satisfacer los deseos del ello (inconciente) y las exigencias morales del superyó (conciencia). La obsesión, según Freud, es un reproche encubierto relativo a alguna actividad sexual durante la infancia y que reaparece más adelante en forma de afecto obsesivo.

Si tomamos esta definición como real, entonces Dalí no solo posee obsesiones con Gala sino también muchos de sus temores ocultos, que son manifestaciones de su niñez y para confirmar esta idea podemos hablar de la perdida de la madre a temprana edad (8 años), además de ser una persona muy instintiva, Dalí refleja sus temores y sus obsesiones en su obra , podríamos decir también que la obra de Dalí es reflejo de su inconciente y que una parte muy importante de su obra muestra la importancia de Gala en su vida, ella no solo representa la mujer sino que también se convierte en la madre perdida del artista, y ella cura algunas de sus neurosis como el hecho de ser impotente o no poder comunicarse con los demás. Ella no es solo colaboradora sino que también es inspiradora de la obra de Dalí.

Algunas de las obras más importantes para hablar de la obsesión de Dalí por su mujer son:

  • En 1930, Dali trabajaba en la obra el hombre invisible, que dejará sin acabarla definitivamente tres años después. Al mismo tiempo, escribe, ilustra y publica la mujer Visible, que dedica a Gala, estas son una serie de pinturas entre las más importantes podemos ver:

    • Galatea de las esferas 1952. Óleo sobre tela, 65 x 54 cm.

Este es un espléndido retrato de Gala que, además de ser un prodigio técnico de precisión y delicadeza en la resolución de la doble imagen, es también una de las versiones más luminosas y sinceras de la fase mística de la atomización y la levitación de la materia en la obra de Dalí de los años cincuenta. El mismo Dalí calificó esta tela como el "paroxismo de la alegría", en ella vemos una gala perfecta que se descompone, Dalí muestra la obsesión por Gala en ella, ya que ella se convierte en el centro de su obra.

  • Leda atómica 1949. Óleo sobre tela, 61 x 45 cm

Esta obra se basa en un trazado regular ideal: la divina proporción, (bautizada así por Luca Paccioli. Leda -Gala-) Gala y el cisne se inscriben en un pentágono en cuyo interior se inserta una estrella de cinco puntas, de la que Dalí realizó múltiples estudios preparatorios. Fue el príncipe rumano Matila Ghilla quien calculó la armonía de las proporciones de la obra. Refiriéndose a este óleo, el pintor escribió: "Leda atómica es el cuadro clave de nuestra vida. Todo en él se halla suspendido en el espacio. Hasta el mar se eleva a distancia de la tierra".

La irrupción de Gala (Helena Devulina Diakanoff) en la vida de Salvador Dalí será fundamental, tanto en su vida como en su obra. Tal es así que pasó a firmar sus obras como Gala-Dalí. 

Ella encarnaba la figura de la mujer de sus sueños infantiles. La reconoció porque poseía la misma espalda desnuda, (según Dalí, la mujer que veía en Gala era la representación humana de su mujer ya vista en sueños) La prueba de ello era su anatomía, precisamente igual a la mayoría de los personajes femeninos representados en sus dibujos y pinturas. "Su cuerpo tenía una complexión infantil, sus omóplatos y sus músculos lumbares, la tensión de los adolescentes. La curva de la espalda, por el contrario, era extremadamente femenina y unía con gracia el torso enérgico y altivo a las finas nalgas que su talle de avispa hacía todavía más deseable".

Muchos comentarios respecto a la vida de Dalí junto a Gala nos dan una idea de su afecto obsesivo, de su necesidad de ser notado por ella, por ejemplo, cada vez que Dalí quería hablar con Gala, le acometía un ataque de risa y apenas ella se daba vuelta Dalí se retorcía de risa revolcándose por el suelo. Durante un paseo por el cabo de Creus, en el recodo de una cala, Dalí declaró su amor a Gala, quien poseía un encanto fascinante mezclado con una seguridad que no había dejado de impresionar al joven pintor. 

Dalí nos abre la puerta histórica y freudiana de este incipiente amor en la siguiente frase: "Ella sería mi Gradiva (la que avanza), mi diosa de la Victoria, mi mujer. Para ello, era necesario que me curase. Y ello me curó gracias a la potencia indomable e insondable de su amor, en que la profundidad de pensamiento y la destreza práctica rebasaban los métodos psicoanalíticos más ambiciosos". Dalí, temblando, preguntó a Gala: "¿Qué-quie-res-que-ha-ga?". Y Gala le respondió con el rostro transformado, duro y tiránico: "¡Quiero que me mates!". "¿Y si la tirara desde lo alto de la catedral de Toledo?", se preguntó Dalí. Pero como estaba previsto, Gala era la más fuerte. "Gala me liberó de mi crimen y me curó de mi locura. ¡Gracias! ¡Quiero amarte! Te desposaré. Mis síntomas histéricos desaparecieron uno tras otro como por encantamiento y yo volvía a ser el dueño de mi sonrisa, de mi risa, de mis gestos. Una salud nueva brotaba como una rosa de mi cabeza", explicó el catalán.

Este comentario de un libro escrito por Dalí con la colaboración de unos amigos, se ve la necesidad compulsiva de Dalí por Gala

 

En el mismo diccionario, se inserta la siguiente definición sobre Gala: "Mujer violenta y esterilizada". Por encima de cuáles fueran las relaciones con Gala, que oscilaron entre cielos y abismos, convivió con ella 52 años. Ella fue su verdadera riqueza, lo acompañaba a todas partes, lo defendía, lo protegía de los otros y de sí mismo.

Dalí decía: "Gala me ha dado, en el verdadero sentido de la palabra, la estructura que faltaba en mi vida. Yo no existía más que en un saco lleno de agujeros, blando y borroso, siempre en busca de una muleta. Ciñéndome a Gala he encontrado una columna vertebral y, haciendo el amor con ella, he rellenado mi piel. Hasta este momento mi esperma se perdía por la masturbación como arrojado a la nada, con Gala lo he recuperado y me ha vivificado. Primero creí que ella iba a devorarme; pero por el contrario, me ha enseñado a comer lo real. Firmando mis cuadros como Gala-Dalí, no hago más que dar nombre a una verdad existencial, porque no existiría sin mi gemela Gala".

Durante los años setenta Salvador Dalí creó e inauguró el Teatro-Museo Dalí en Figueres, donde está expuesta una gran colección de su obra, desde los inicios y sus creaciones dentro del surrealismo hasta las obras de los últimos años de su vida.

Después de vivir durante muchos años en Portlligat, cuando murió su esposa Gala se trasladó unos años al Castillo de Púbol y pasó la última época de su vida en la Torre Galatea de Figueres, cerca del Teatro-Museo Dalí, donde quiso ser enterrado.

En 1983 creó la Fundación Gala-Salvador Dalí, la institución que gestiona, protege y fomenta su legado artístico e intelectual.

Entre sus últimos cuadros existe uno especialmente perturbador, pintado algunas semanas antes de la muerte de su Gradivia, "Los tres enigmas gloriosos de Gala". Aquí la vemos:

  • Los Tres Enigmas de Gala.(1992)

Aquí se reúnen los tres períodos,.que incluyen a Gala, estos fueron: "La mujer visible", la "Leda atómica" y "La Madona de Port Ligat" el último y triple homenaje a aquella, en ella podemos observar la Asunción al cielo de una figura perfecta, para este momento Dalí ya sabia que Gala moriría pronto y este es su homenaje.

La mayor catástrofe que podía abatirse sobre Dalí ocurrió el 10 de junio de 1992, cuando a los 89 años muere su Gala, abandonándolo a la soledad. Entonces quiso "suicidarse por deshidratación". Las palabras que a continuación hago referencia, son palabras de Dalí, luego de la muerte de Gala y en ellas se ve reflejado un profundo dolor:

"¿No es una molécula de ADN garantía de inmortalidad? Ella es la célula monárquica por excelencia: cada mitad de un barrote está engarzado a su mitad correspondiente con toda exactitud, como Gala lo está a mí...". En estas palabras podemos notar su obsesión; porque es normal que cuando un ser amada muere sintamos un profundo dolor, pero no lo es cuando esta persona es considerada mitad de si mismo, porque cada individuo es un ser único y personal, es decir no podemos morir cuando muere un ser amado a menos que tengamos una relación obsesiva con este.

La conclusión es clara, Dalí es un ser muy poco racional, podemos afirmar que tiende a ser irracional, a dejarse manejar por sentimientos e instintos primarios, según teorías freudianas posee miedos, obsesiones y por ello es un ser psicológicamente traumado desde su niñez.

En la adultes su ego lo lleva a ser excéntrico, para mostrar esos temores y obsesiones ocultas, utiliza sus obras, su arte; conoce una forma para curarse: su amor obsesivo por Gala, ella representa su alter-ego, es decir aquello que lo estabiliza, si es malo, Gala sería su parte buena, si es blanco, Gala sería su parte negra, etc.

Es por ello que la influencia de Gala en casi todas las representaciones femeninas de las obras, es notable.

Ella es la representación de la mujer en la forma prefecta, ella es madre, es musa, es amiga, además son representaciones oníricas, (sacada de recuerdos o de imágenes de la memoria).Es decir no es Gala real, sino una mujer que por medio de recuerdos y obsesiones inconcientes se convierte en el ser ideal y perfecto de feminidad, de mujer.

Y tal es la obsesión, que en su obra no existe otra mujer representada además de Gala y la hermana de Gala, de resto los personajes femeninos no existen en consistencia, si no está íntimamente ligados a Gala.

Al observar algunas obras de Dalí vemos que son Gala en esencia, en otras vemos que son Gala en consistencia, es decir la forma de el cuerpo de Gala o la expresión de su cara, es más, hasta la postura de su cuerpo.

Gala no solo esta representada en su obra sino que es parte de la misma al ser firmados sus cuadros como Dalí-Gala, esta firma que aparece en cada una de sus obras a partir de 1930, nos demuestra que no son dos personas sino una sola dividida en la mitad, eso es prueba indiscutible de obsesión.

También hago referencia a los momentos después de que muere Gala, Dalí intenta suicidarse de una manera no convencional, no como todo el mundo, porque la mayoría de los suicidas intentan terminar con su vida de una manera rápida, Dalí no, el intenta morir al no ingerir líquido, o por deshidratación, esto es una forma, para sufrir aun más, una muerte lenta y dolorosa, esta vivencia es característica de una persona con trastornos obsesivos según Freud. Además, abandona la pintura, su actividad pública se reduce y se va a vivir al castillo Púbol (última residencia de Gala), y solo atino a decir que se dejaría morir.

En mi criterio, pienso que la generación en la que nos toca vivir, niega en cierta forma el valor cultural de las obras de arte o de sus autores reconocidos como los grandes maestros de la pintura.

Nos tomamos el atrevimiento de utilizar el término "negar" y no el de "no valorar" porque precisamente y especialmente los jóvenes se colocan en el ángulo opuesto a todo el arte y a la cultura. Es como si la sociedad misma, los medios que nos invaden, las modas algunas muy destacadas como el uso de ropas, la música más escuchada por la mayoría, como el rock y regatón, el vocabulario especial y aún más las costumbres, marcaran el único camino social reducido y limitado excluyendo a aquellos que eligieran interesarse por la música clásica, escultura, literatura, pintura y otras.

Aprecio entonces el hecho de poder analizar a un hombre como Dalí que ha dejado tanto al mudo del arte y del análisis del pensamiento humano. Hoy en día, las obras que podemos apreciar de pintores actuales son muy distintas a aquellas de las que observamos y aprendemos, nos encontramos con figuras, líneas e imágenes que tenemos que interpretar, o mejor dicho percibir, lo transcurrido a través de esa obra, existen pocos retratos perfectos y mucho surrealismo, por ello es tan importante poder interpretar lo que un artista como Dalí expresa con su arte, porque nos ofrece la posibilidad de pensar y analizar, y este no es un trabajo fácil, es complejo y requiere que entremos en la personalidad del artista.

BIBLIOGRAFIA

  • Dalí", de Agustín Sánchez Vidal; Editorial: Alianza Cien. (del cual

estriamos todos las frases y pensamientos)

  • Historia 3 - El mundo contemporáneo - Editorial: Kapeluz.

  • Atlas - Historia Mundial - Clarín

  • Enciclopedia Didáctica Interactiva - Editorial: Oriente

  • Enciclopedia El Pequeño Larousse - Editorial: Kapeluz (1997)

  • Buscador Google, Imágenes, Dalí y Gala

Definición de obsesión desde el punto de vista de Sigmund Freud, famoso psicoanalista, tomado de encarta, biblioteca de consulta de Microsoft (2005).

Entre comillas una nota de Dalí, respecto a Gala.

Entre comillas: nota de Dalí respecto a sus obras de Gala.

Cala: Borde de un acantilado junto al mar.

Nota del Diccionario Abreviado del surrealismo (1938) autor Breton, Dalí y Eluard.

Nota del Diccionario Abreviado del surrealismo (1938).

Cometario de Dalí en entrevista, acerca de Gala y el porque firmaba sus obras como Dalí - Gala.

Vídeos relacionados