Sales o compuestos salinos

Química. Arrhenius. Ácidos. Bases

  • Enviado por: Ver
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Compuestos salinos:

Los cationes son iones dotados de carga positiva

producida por la pérdida de electrones, o partículas

elementales de signo eléctrico negativo, por parte de la

molécula; un exceso de electrones origina átomos y

moléculas cargados negativamente llamados aniones.

La noción de sal, no obstante, se halla sometida a

ciertas controversias que establecen clasificaciones

diferentes en virtud de los criterios químicos adoptados

por las teorías de iones aplicadas. La idea intuitiva de

sal responde en general a la lejana definición dada por

los científicos alquimistas de la edad media, para

quienes el principio salino, engendrador de las

transmutaciones químicas del cosmos junto al azufre

combustible y el mercurio volátil y metálico, simbolizaba

la solubilidad y el carácter sólido de los objetos.

En cierto modo, los estudios históricos sobre sales se

adaptaron a las investigaciones de la solubilidad de las

sustancias, como una prolongación de las

consideraciones aventuradas por los alquimistas

medievales. La primera teoría denotativa del concepto

de sal realizada con rigor y pruebas experimentales,

llevada a cabo por el sueco Svante Arrhenius a finales

del siglo XIX, se enmarcaba dentro de una postulación

general de los efectos químicos de los iones disueltos.

La doctrina de Arrhenius defiende la existencia de tres

tipos de electrólitos o sustancias en disolución: ácidos,

generadores de cationes prótidos o átomos de

hidrógeno cargados positivamente; bases, de cuya

disolución resultan los aniones hidroxilo, componentes

iónicos básicos junto a los prótidos de la molécula de

agua; y sales o sustancias que en disolución producen

cationes y aniones de varias clases, pero siempre

distintos de los hidroxilos y los prótidos.

Un posterior perfeccionamiento de la teoría de Arrhenius

admitía tres tipos de sales: básicas, ácidas y neutras,

donde las dos primeras engendraban además de sus

iones característicos cantidades variables de hidroxilo y

prótido, respectivamente.

Las posteriores formulaciones de la concepción de la

dualidad ácido-base, entre las que destacaron las de

Johannes Brönsted y Gilbert Lewis, aunque

descendieron en sus explicaciones a los niveles de

átomos y electrones, respectivamente mantuvieron en lo

esencial la noción de sal.

Así, el resultado de la combinación de un ácido y una

base químicamente activos en el interior de un disolvente

produce un primer proceso de descomposición en iones

de dichas sustancias y una fase ulterior de ruptura del

estado de disolución y reagrupamiento de los iones para

constituir sales. Esta reacción, interpretada de modo

diferente por las distintas teorías, se denomina de

neutralización y se expresa como:

Ácido + Base Sal + Disolvente

Esta transformación es parcial y frecuentemente se

efectúa en equilibrio dinámico dentro de la disolución,

esto es, en los dos sentidos simultáneamente. Si la sal

no es soluble en el disolvente, precipita en forma sólida

y, al romper el equilibrio, decanta la reacción en sentido

directo.

Las sales se designan químicamente con los sufijos -ito

y -ato, si proceden de ácidos oxigenados, y -uro, en

caso contrario.

Sales o compuestos salinos

Areas de Interacción:

Aprender a aprender.- al hacer el trabajo aprendemos sobre las sales.

Medio Ambiente.- Las sales son parte importante de nuestro medio, y se encuentran en los mares, en la comida, etc..

Servicio Comunitario.- Es un servicio el que los científicos hayan dedicado sus vidas a ayudarnos a entender las sales.

Bibliografía:

Enciclopedia Hispánica

Editorial: Enciclopedia Britannica Publishers, Inc.

Tomo: 13

Paginas: 63 y 64

Enciclopedia Británica

CD