Roma

Historia Antigua. Fundación. República. Monarquía. Imperio romano. Ciudadanos romanos. Clases sociales. Patricios. Plebeyos. Arte

  • Enviado por: Diversion Dj
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 13 páginas
publicidad

Fundación de Roma.

La leyenda tradicional sobre la fundación de Roma cuenta que el héroe troyano Eneas consiguió huir a Italia donde fundó Lavinium. Su hijo Ascanio fundó Alba Longa y creó una dinastía a la que perteneció Amilio, quién logró el trono derrocando a su hermano Numitor. A la hija de éste dio a luz a Rómulo y Remo, que eran gemelos y Amulio los abandonó en el campo y los amamantó una loba.

Luego fundaron Roma en el lugar donde el animal los salvó. Rómulo mató a Remo por las discusiones surgidas entre ambos en la fundación de la ciudad.

Varro sitúa la fecha de la fundación en el año 753 a. C.

Una leyenda antigua cita como único fundador a Romo ó Rómulo, en un intento de explicar el nombre de la ciudad.

Origen de la civilización Romana.

La posición central de la península Itálica en el Mediterráneo resultó decisiva para su historia. Gracias a esta situación podía ejercer un fácil control político y militar en toda la cuenca. Sus montañas no constituyen una barrera infranqueable, y la escasa distancia que separa sus dos mares permitió la expansión de sus gentes a uno y otro lado de la cuenca mediterránea. Las regiones del interior estaban habitadas por pueblos montañeses de origen indoeuropeo, que se habían ido mezclando con los antiguos pobladores de origen mediterráneo. Estas gentes significaron una amenaza para los habitantes de las llanuras costeras, etruscos en el norte y griegos en el sur. Tanto unos como otros fueron los primeros elementos civilizadores que influyeron en el nacimiento y desarrollo de Roma. La civilización etrusca se formó en la zona que delimitan los ríos Arno y Tíber a partir del siglo VIII a. C. Era un conjunto de ciudades independientes gobernadas por una aristocracia terrateniente y comercial que nunca formaron un imperio unitario.

Monarquía.

Los primeros tiempos de la monarquía etrusca son oscuros, tenían una monarquía autoritaria y su primer rey, Tarquino logró someter a los pueblos vecinos y crear un reino unificado. A su muerte le sucede su hijo que al actuar de una manera despótica, va a desencadenar una rebelión. Se va a inventar la República.

República.

Tuvo que emprender la tarea de volver a someter toda la península. Para lograrlo va a utilizar dos métodos:

  • Mediante pactos con las ciudades y pequeños pueblos.

  • Mediante su poderoso ejército, consiguiendo dominar, en el 272, toda la península.

  • A continuación Roma comienza su expansión por las costas mediterráneas. Esto va a enfrentarla con Cartago, que era otra potencia mediterránea que tenía a Sicilia y otros puntos del mediterráneo.

  • Hay dos:

  • 1ª: comprende desde el 274- 246 a. C. Fue una contienda larga porque Roma era una potencia terrestre y Cartago una potencia marítima. Pero la tenacidad de los romanos les va a llevar a conseguir el dominio del mar, obligando a los cartagineses la paz. Sicilia, Córcega y Cerdeña pasan a ser provincias romanas.

    2ª: guerra púnica (218- 202 a. C.). Se originó cuando los cartagineses trataron de resarcirse de las pérdidas territoriales de la primera guerra.

    Para ello deciden conquistar la península Ibérica, pero los romanos también querían el territorio y se van a oponer. Se van a producir tensiones que en un principio se solucionan con el tratado del Ebro (por el que se ponía el río Ebro como límite de la expansión cartaginense en la península). El general cartaginés Aníbal romperá el tratado. Con un ejército de 50000 hombres y un numeroso grupo de elefantes va a lograr llegar por vía terrestre desde la península Ibérica hasta Italia, atravesando los Pirineos, el río Robalo y los Alpes.

    Va a vencer a los romanos en una serie de batallas triunfales (Tesino, Trebia, Trasimero, Cannas) que le situarán a las puertas de Roma, pero no se atrevió a atacar y esperó la llegada de refuerzos procedentes de la península Ibérica. La indecisión de Aníbal es aprovechada por Roma que envía a Cornelio Escipión a la Península Ibérica, donde vence a los cartagineses en Cartagena (Cartago Nova). Luego, el mismo general se traslada a Cartago, donde derrotará al ejército de cartagineses mandado por Aníbal, en la batalla de Zama.

    Roma se encontró sin rivales y se extendió por el Mediterráneo (Galia, Bisalpina, Hispania, Nimidia, Pirenaica, Egipto, Siria, Asia Menor, Grecia, Islas Baleares…).

  • Esta expansión romana territorialmente va a producir en Roma una crisis política y social por las siguientes causas:

    • El territorio conquistado “ager publicus” resulta que en realidad pasaba a manos de los grandes terratenientes.

    • Las campañas militares arruinaban a los campesinos, marchando muchos de ellos a alistarse en el ejército como medio de vida.

    Todo ello se agrava porque no existían derechos iguales entre los romanos. Se va a iniciar una guerra civil entre los patricios y plebeyos. Sila Mario. Por esta razón sucumbe la república para dar paso a los triunviratos que intervienen en forma de militares.

  • Primer triunviriato.

    • César.

    • Pompeyo.

    • Craso.

    César pronto conseguirá alzarse con el poder tras vencer a sus dos adversarios y tras pacificar el país llevará a cabo incursiones en Gran Bretaña y el Rin. Estos éxitos le darán popularidad hasta el extremo de instaurar una especie de “dictadura perpetua” con la esperanza de proclamarse rey. Pero el Senado romano tenía el poder de César y va a conspirar contra él y César será asesinado por su hijastro. Tras su muerte se forma otro triunviriato.

    Segundo triunviriato.

    • Octavio.

    • Marco Antonio.

    • Lépido.

    Pronto Octavio se proclamará vencedor y pondrá fin a la República. Se proclamará emperador con el nombre de Augusto.

    El Imperio.

    Octavio Augusto va a apoyarse en el ejército y va a instaurar en todo el Imperio el orden y la paz (Pax Romana). En el exterior prosiguen las campañas de conquistas, así en España vence a los Astures, Galaicos y Vascones. También se desplaza a Germania, países del Danubio. Durante su período se van a realizar grandes obras públicas, calzadas, puentes, fortificaciones, acueductos, etc.

    Bajo su mandato, nacerá Cristo, cuyas enseñanzas darán lugar a la religión cristiana. A la muerte de Augusto le suceden una serie de Dinastías que gobernarán con brillantez. Algunas de ellas son:

    • Julia Claudia:

    • Tiberio.

    • Calígula.

    • Claudio.

    • Nerón.

    • Flavios:

    • Vespasiano.

    • Tito.

    • Domiciano.

    • Antoninos.

    En este momento es cuando Roma alcanza su mayor esplendor territorial, conquistando Mauritania, Mesopotamia, Ladacia.

    Se inicia la decadencia del Imperio en el siglo III, por una parte porque los generales romanos se van a disputar el trono y se van a producir conspiraciones ó crímenes. Esta situación es aprovechada por los bárbaros, que atacarán las fronteras del Imperio. Económicamente también se produce una ruina económica originando hambre, miseria y descenso demográfico. El inminente desastre pudo ser contenido por Diocleciano, quien tras disolver el Senado se va a convertir en un monarca absoluto, divinizado. En esta época, el Senado se va a convertir en un órgano supremo de gobierno y estará constituido por familias de patricios. Para gobernar el Senado se va a ayudar de las magistraturas, siendo las más importantes las siguientes:

    • Cónsules: eran dos y representaban el máximo poder civil y militar. Dependían del Senado.

    • Pretores: eran los jueces encargados de administrar justicia.

    • Censores: encargados de realizar los censos de población.

    • Ediles: realizaban funciones de policía.

    • Cuestores: encargados de administrar la hacienda pública.

    Todos estos magistrados eran elegidos temporalmente por los comicios, asambleas populares en las que intervenían patricios junto con plebeyos y en ella trataban aspectos de la vida privada.

    En este período, aunque las instituciones de la República perviven, en realidad sólo será en apariencia, porque el poder se concentrará en la figura del emperador. El Senado irá perdiendo atribuciones. Los comicios no se convocarán y el ejército irá teniendo más poder, hasta el punto de nombrar ellos a los emperadores. A finales del siglo III, el emperador Diocleciano va a dotar el título de dominus. Centraliza todo el poder en su persona (monarquía absoluta) y va a disolver el Senado. A partir de ahora se rodeará de funcionarios a sueldo (burocracia) que sustituirán a las magistraturas.

    Las clases sociales a lo largo de la historia de Roma.

    La sociedad romana nuca fue una sociedad igualitaria. Roma había sido fundada por gente de diverso origen (etruscos, sabinos y latinos) que al sellar su alianza, se integraron en tres tribus de patricios: ellos, los fundadores, eran los padres y se reservaron el disfrute en exclusiva del ejercito o del poder y demás derechos políticos. Controlaban los rebaños que pastaban en sus colinas y poco a poco fueron contratando a servidores que les cuidasen los campos; fueron éstos los plebeyos, un colectivo destinado a convertirse en subproletariado de lo que será una gran urbe, vinculados como clientes a las grandes familias en el momento en que ya no pudieran subsistir con sus pequeñas propiedades en el campo. Esta relación les brindaba seguridad, a cambio de permanente disposición hacia el patrono. Hubo muchos plebeyos que consiguieron enriquecerse cuando, a partir del 218 a. C., una ley prohibió a los senadores dedicarse al comercio. Surgió así una nueva clase social, los caballeros, que fueron controlando las finanzas de la cuidad, el comercio exterior y la recaudación de los impuestos provinciales. También estaban los esclavos que eran la base del sistema económico, la energía necesaria para el cultivo de los campos como para el tocado de las grandes damas.

    Tres eran las fuentes principales de esclavos: las guerras, las deudas y las resoluciones judiciales. El esclavo lo era para siempre aunque su dueña podía concederla la libertad (en el testamento), a partir de entonces pasaba a ser un liberto. Los grandes terratenientes se preocupaban del buen mantenimiento de su principal fuente de energía, y ello hacía que en ocasiones los esclavos vivieran mejor que los pequeños propietarios arruinados.

    LOS CIUDADANOS. LUCHAS SOCIALES

    La población del mundo romano está constituida por dos grandes bloques humanos: hombres libres y esclavos.

    Los hombres libres pueden ser ciudadanos (cives) o extranjeros (peregrini). Estos últimos carecen de derechos políticos.

    Los ciudadanos poseen la civitas o ciudadanía, que está formada por una serie de derechos.

    Los elementos que constituyen la civitas son:

  • Derechos políticos:

  • Ius suffragii: derecho de sufragio activo, es decir, derecho a emitir su voto en cuestiones relativas al Estado.

    Ius honorum: derecho a ser elegido para ocupar cargos públicos.

    Ius provocationis ad populum: derecho a apelar, ante la asamblea del pueblo, contra la sentencia.

    b)Derechos civiles:

    Ius connubii: derecho a contraer matrimonio válido según las leyes romanas.

    Ius commercii: derecho a la propiedad y al comercio.

    Ius (legis) actionis: posibilidad de hacer valer sus derechos ante la ley.

    Estos derechos pueden adquirirse por nacimiento, por manumisión, por ley o por concesión especial del Estado. Pueden perderse, total o parcialmente (capitis deminuto).

    Los ciudadanos se dividían en patricios (patricii) y plebeyos (plebeii). Los patricios eran los descendientes de los primitivos romanos y gozaban de la civitas plena. Estaban divididos en gentes, grupos de familias vinculadas entre sí por el culto al antepasado común cuyo nombre llevaban. Constituyen la aristocracia de la sangre y detentan el monopolio económico y de los cargos públicos.

    Los plebeyos constituyen la mayoría de la población de Roma. Esta masa, procedente sobre todo de los pueblos sometidos y de la inmigración, está separada de los patricios por carecer del ius connubii, pero va conquistando poco a poco la igualdad de derechos cívicos.

    En el año 494a. de C. se produce la primera sedición popular en gran escala. La plebe se retira al Monte Sacro y amenaza con fundar una nueva ciudad. Los patricios , en minoría , transigen con las exigencias de los sediciosos y se crean unos magistrados especiales (tribuni plebis), cuya misión consistía en velar por los intereses de la plebe contra los abusos de sus antagonistas.

    En 445, la lex Canuleia concede a los plebeyos el ius connubii.

    Luchas entre Patricios y Plebeyos

    Originalmente el ejército estuvo formado sólo por los patricios y sus clientes. Sé compañía de caballería y de infantería con armas livianas. El aumento del poder de Roma y de sus compromisos militares obligo a incrementar él ejercito y crear unidades nuevas dotadas de armas pesadas que originaban grandes gastos. Como las fuerzas de los patricios resultaron insuficientes se tuvo que recurrir a los plebeyos.

    Una gran reforma, llamada Reforma servían dividió a la población romana según sus fortunas en 193 centurias y 5 clases. Los ciudadanos mas acaudalados formaban 18 centurias de caballeria y 80 centurias de infantería con armas pesadas. Las 4 clases inferiores formaban en total 95 centurias.

    La institución política más importante era el senado, formado por unos 300 patricios que ocupaban su cargo en forma vitalicio. Los senadores eran hombres de gran experiencia y autoridad. Los senadoconsultos, eran obedecidos por los cónsules como leyes. El senado sancionaba las resoluciones de la asamblea popular y vigilaban el cobro de los impuestos y la hacienda publica.

    Solo los patricios y sus clientes integraban la asamblea popular. Esta desidia sobre las guerras y la paz, elogia a los cónsules y además magistrados y votaban las leyes.

    El Arte Romano

    Orígenes del Arte Romano.

    Los orígenes del arte romano se remontan a las antiguas culturas itálicas, los etruscos y los griegos.

    Caracteres propios.

    Hasta el siglo I a.C. no se contempla el arte romano como algo propio y genuino. Los romanos se trajeron todo lo que pudieron del mundo helénico, aunque hubo cosas que no pudieron, como las pinturas al fresco, o edificios, solo pudieron traerse vasijas, esculturas y columnas. Pero los romanos no copiaron para nada la arquitectura griega, en lo que se refiere a la organización de la ciudad, que los romanos hicieron muy bien. Después, las pinturas romanas las encontramos en domicilios, en la vida familiar, mientras que la griega solo se encuentra en palacios o templos, la pintura partiendo de una base griega, prono evolucionó y optó un estilo propio. No se declinaron tanto por la escultura, por lo que siempre fue muy parecida a la griega.

    Pero el retrato, copiado de los etruscos, se mantuvo, con las famosas mascarillas.

    Arquitectura.

    Obras públicas de ingeniería:

    La gran expansión del Imperio, requiere que haya una buena comunicación entre provincias, por lo que se construyen calzadas. El arco, muy manejado por el arquitecto, lo tomaron de los etruscos, pero lo emplearon como jamás se ha visto en la historia, en puentes y acueductos. Los romanos eran más ingenieros que artistas, un ejemplo es el acueducto, que salvaba largas distancias para traer agua a una ciudad.

    Monumentos públicos.

    Basílicas, teatros, termas... La basílica es el lugar de reunión para relaciones comerciales o para administrar justicia. Consta de tres naves, la central más alta para poder abrir vanos en ella y dejar que entre la luz.

    Un ejemplo es la de Majencio, que en el fondo de la nave, se alza una media cúpula.

    Las termas, cuyas cubiertas eran abovedadas, en las termas se reunía la gente era como un lugar de reunión social un club. Cabe destacar las Stabianas en Pompeya.

    Los teatros, se construyen con la idea griega, pero a diferencia de estos, se construyen en su totalidad, y en la ciudad no a las afueras de esta. Cabe destacar el de Mérida.

    El anfiteatro, es una invención romana, que como su nombre indica son la unión de dos teatros, sirve para juegos y luchas. El más famoso es el Coliseo.

    El circo, servía para carreras de caballos, carros y ejercicios atléticos. En el centro se levanta la Spina, para determinar el circuito, y que los caballos supieran donde había que girar. Quedan restos en Mérida y Toledo.

    Algunas de las obras más importantes de los romanos fueron:

    Los acueductos, que cruzaban sus ciudades y que tenían por objeto conducir el agua hacia gigantescas termas; los arcos de triunfo y la columnas que conmemoraban las victorias militares; la basílica, que era un espacio abierto utilizado como palacio de justicia y centro de comercio; el Foro, plaza pública rodeada de pórticos, era el centro de la vida económica y política de la ciudad.

    Los espectáculos se realizaban en los teatros y anfiteatros. El Coliseo tenía capacidad para 50 mil espectadores, mientras que en el Circus Máximo, más conocido como Circo Romano y donde se realizaban las carreras de carros, cabían 250 mil.

    También hay que destacar la construcción de una red de calzadas, que eran carreteras rectas que unían Roma con el resto del imperio. La más conocida es la Via Appia. Además, de suma importancia fueron los baños públicos, que incluían piscinas para el baño, salas de masajes y gimnasio. Según se dice, en estos sitos se tomaban las decisiones más importantes.

    Monumentos conmemorativos.

    No hay un mejor ejemplo que el arco del triunfo, que nos demuestra, como el romano busca en la arquitectura demostrar su grandeza. El prototipo es el arco de Tito. Otros son las columnas decoradas narrando una hazaña.

    Edificios religiosos: templos

    Los templos romanos toman lo esencial de los griegos, pero introducen serias modificaciones. Ante todo casi nunca serán perípteros y las columnas sólo ofrecerán un pórtico a la entrada. A los lados estas están adosadas al muro, y el templo se asienta sobre un gran pedestal el podium. Los templos circulares, en su mayoría son de pequeñas dimensiones y sin problemas técnicos ya que su cubierta es de madera, con una cúpula no apreciable desde el interior. Un ejemplo es el templo de Agripa.

    Arquitectura doméstica.

    Es una de las pocas culturas, en la que el carácter doméstico adquiere tanta importancia. Con las influencias griegas, los romanos adoptaron el peristilo, o patio de columnas. En ocasiones se alzan casas de hasta 5 plantas. Un ejemplo son las de Pompeya o Herculano.

    Escultura.

    Tiene un marcado carácter que es el realismo. La razón no está clara, pero es cierto que los etruscos eran maniáticos del realismo en sus representaciones funerarias, pinturas de sus tumbas. En Roma se dan dos ramificaciones en la escultura, la realista (para que el pueblo la pudiera entender) y la idealizada (de las altas esferas) el romano tiene mucho interés en que se recuerden sus hazañas, por ellos busca que la gente entienda el mensaje de la escultura.

    El relieve.

    También se ve el realismo romano. Al término de la república se generaliza un tipo de relieve helenístico, en el que se recurre a efectos de profundidad. El ara era una pequeña construcción en la que se hayaban muchos relieves. Encontramos relieves en el arco de Tito, conmemorando la victoria sobre los judíos, y en los sarcófagos.

    El retrato.

    Es de origen etrusco y helenístico, es el tema más apasionante que ofrece la estatuaria romana. El artista esculpe en las cabezas una fidelidad al modelo que traduce no sólo el parecido físico sino el psíquico. Retratos de Pompeyo, Cicerón y Cesar.

    La pintura y el mosaico.

    La pintura

    La escultura que optó un papel importante, en el siglo II, deja este papel a la pintura en el siglo III. En general las pinturas se realizaban al fresco y son protegidas por una capa de cera que aviva los colores.

    Los retratos pintados, fueron tal vez copiados de Egipto.

    El mosaico.

    Los romanos usaron la técnica del mosaico para decorar sus interiores, suele colocarse en el suelo