Rockefeller, Morgan, Ford, Merrill, Disney, Ogilvy, Kroc, McDonald's, Wilson, Ash, Walton, Gates

Corporación moderna. Emprendedor. Magnates. Rico. Fortunas. American Express. McGowan. Roberts

  • Enviado por: Iris
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 11 páginas
publicidad

John D. Rockefeller y la corporación moderna.

Desde muy joven descubrió que el dinero bien utilizado genera capital, y se empeño en buscar su oportunidad. Disciplina, organización y una férrea energía fueron algunos de los rasgos de quien llegó a ser uno de los hombres más poderosos del mundo, para quien hacer dinero era un talento natural.

John D. nació en una granja al oeste del estado de Nueva York en 1839. De su madre, Eliza. John heredó no sólo el físico, sino también la estricta moral calvinista. Su innato gusto por los negocios lo estimuló la escuela comercial de Cleveland, de donde egresó a los 16 años. Ese mismo año obtuvo su primer empleo en una empresa de corredores y comerciantes en granos, donde trabajó con general beneplácito sin fijarse en horarios, perdido en ese mar de cifras que tanto lo apasionaba. Por la noche, en su cama, repasaba mentalmente las operaciones financieras del día, tratando de descubrir en qué podría haber obtenido mejores ganancias.

Al tercer año ya ganaba 600 dólares anuales pero cuando le niegan un aumento de 200-dólares, decidió instalarse por cuenta propia. Tenía ahorrados 800 dólares, pero aún le faltaban otros 1000 para lanzarse a su propio corretaje. Su padre se lo adelantó con un interés anual del 10%, hasta que alcanzara la mayoría de edad. La firma Clark & Rockefeller obtuvo, el primer año, ganancias por U$S 4.000 y en el segundo cuadruplicó la suma.

El estallido de la Guerra Civil en 1861 fue la llave de su fortuna. Dos años antes, con la perforación del primer pozo de petróleo, comprendió que podía hacer más fortuna con su transporte y refinación que con la explotación. Cuando en 1863 la compañía ferroviaria del Atlántico y el Oeste extendió su línea hasta Cleveland, poniendo esta ciudad en contacto directo con Nueva York a través de la región del petróleo, supo que había llegado el momento. Tenía 23 años e invirtió U$S 4.000 como socio comanditario en la nueva firma Clark, Andrews & Co. Las refinerías surgían como hongos en Cleveland y su entusiasmo por el oro negro lo hizo abandonar el comercio de granos. Al negarse su socio Clark a la expansión de la firma (lo atemorizaba el pasivo de U$S 100.00), decidieron subastar la empresa. El 2 de febrero de 1865 las apuestas subieron rápidamente, Clark, abatido, ofreció 72.000 dólares. Rockefeller, imperturbable, retrucó con 72.500 dólares y se quedó con la compañía. El negocio, que en adelante se llamaría Rockefeller y Andrews, era la mayor refinería de Cleveland, con una capacidad de 500 barriles por día y ganancias de un millón de dólares por año, que se duplicarían al año siguiente. Pudo así negociar con el ferrocarril tarifas preferenciales, y ese descuento fue un arma esencial para fundar, en 1870, una nueva sociedad, con 1 millón de dólares de capital: la Standard Oil.

En 1870, era una de las mayores refinerías de centro de los Estados Unidos.

En 1872, junto con dos de los más importantes refinadores de Pittsburg y Filadelfia, pudieron manejar a su antojo las tarifas con los ferrocarriles. En tres meses, Rockefeller había comprado 22 de las 25 refinerías de Cleveland. La Standard Oil refinaba un cuarto de toda la producción de petróleo del país. Eliminada paso a paso la competencia, la Standard Oil se convirtió en un poderoso trust, que refinaba el 95% de la capacidad total del país. Su equipo directivo estaba formado por un conjunto de los más capaces financistas 2del país. Todos eran millonarios. Para Rockefeller, la elección del personal siempre había sido un ingrediente importantísimo; elegía a los más capaces y entusiastas.

Aunque la ley prohibía que una compañía hiciera negocios en otros estados que no fueran el propio, y tuvo que enfrentar constantes juicios, su trust era demasiado poderoso para combatirlo. Al final del siglo, con la creación de subproductos derivados del petróleo, los ingresos de Rockefeller alcanzaron cifras inimaginables, por lo astronómicas. Pero los ataques contra su política y su empresa arreciaban; poco a poco se convirtió en símbolo del malestar de la época. Recibía amenazas de muerte a diario, y era abucheado en público. A pesar de eso el poder del Trust trascendía las fronteras de su país; hasta tenía acceso a informes secretos, que los diplomáticos proporcionaban para evitar la competencia extranjera en Europa, especialmente la de Rusia.

Finalmente, el gobierno logró disolver el trust -que ya valía 600 millones de dólares- en 39 pequeñas sociedades. Las acciones de las pequeñas compañías se triplicaron o cuadruplica: Rockefeller, fiel a su axioma, una vez más multiplicarse su ya incalculable fortuna. A partir de entonces, su obsesión fue la de cambiar la imagen que de él tenía la opinión pública; para ello, nada mejor que convertirse en benefactor. Así nació el Instituto de Investigaciones Médicas, al que siguieron el Comité para la Educación en 1903 , la Comisión de Salud y la fundación Rockefeller.

Reconciliado con la gente por su filantropía, Rockefeller se retiró a su inmenso dominio Pocantico Hills, donde hizo gala de su sentido de humor hasta su muerte, en 1937.

J.P. Morgan salva al país.

Morgan, John Pierpont (1837-1913), financiero estadounidense, coleccionista de arte y filántropo.

Nació en Hartford, Connecticut. Aprendió finanzas en la Agencia de Cambio y Bolsa de Duncan, Sherman & Company, en Nueva York. En 1860 pasó a ser agente comercial en Estados Unidos de la empresa financiera de su padre establecida en Londres, y en 1871 formó parte de la empresa Drexel, Morgan & Company, reorganizándola en 1895 y convirtiéndola en la J. P. Morgan & Company, con filiales en París y Londres.

Gracias a su dominio de las finanzas nacionales e internacionales, ningún estadounidense podía competir con él en el control de las finanzas tanto en las empresas privadas como en las públicas. Durante muchos años su empresa negoció con Edward Henry Harriman y James Jerome Hill la instalación de vías férreas. Ya en 1900 Morgan controlaba una de las seis primeras líneas de ferrocarril de los Estados Unidos. En 1895 organizó un sindicato para reflotar la emisión de bonos del presidente Grover Cleveland, cuyo fin era incrementar la reserva de oro de los Estados Unidos, ayudando así a estabilizar la economía estadounidense que había sufrido un duro golpe con el denominado pánico de 1893. En 1901 Morgan organizó la US Steel Corporation, que era la mayor corporación mundial de la época. También logró el control de numerosos negocios americanos, incluyendo la Equitable Life Assurance Society. En 1912, en un periodo de descontento general con el desarrollo de las actividades económicas, Morgan, como símbolo del poder financiero, estuvo en el punto de mira de las investigaciones del Comité de la Casa de Representantes de Estados Unidos. Asumió su propia defensa, negando la existencia de ningún acuerdo entre los grandes capitalistas ni de ningún otro tipo de control por parte de los financieros.

Morgan también era conocido como coleccionista de arte y filántropo. A lo largo de su vida hizo contribuciones a museos de arte, catedrales, iglesias y hospitales. Tras su muerte, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York recibió una importante donación de la colección de Morgan que se puede visitar en el ala Pierpont Morgan. En 1924 la Pierpont Morgan Library, que originariamente era la biblioteca privada de Morgan, se convirtió en una institución pública.

Henry Ford y el modelo T.

Henry Ford es conocido como un inventor y el industrialista quien hizo el automóvil moderno razonable para familias Estadounidenses y efectivamente fundó la industria automotor Estadounidense.

Ford nació en Julio 30, 1863. El hijo de William Ford, un granjero e inmigrante desde Irlanda, Ford desagradó la vida de granja y tuvo una aptitud natural para la maquinaria. A la edad de quince, él se fue a Detroit y entrenó como una maquinista, a un de punto que trabajar para el Detroit Edison de Compañía. En 1888 él se caso con Clara Bryant. Su hijo Edsel nació Noviembre 6, 1893.

Henry Ford comenzó a experimentar con un carro en 1890 y completar el quadricycle, su automóvil primero, en 1896. El año siguiente él asistía una conferencia del Asociación de Edison Iluminó las Compañías en la Playa de Manhattan, Nuevo York. Allí él se presento ante Thomas Edison. al tiempo Edison miraba para producir un automóvil eléctrico. El escuchó a la descripción de Ford de su gas energizó vehículo y fomentó su competidor diciendo, - " hombre Joven que es la cosa! Usted tiene lo! ...Keep a lo. " -

En 1903 Ford lanzó la Compañía Motora Ford con $100,000, y un plano para la producción barata. - " La manera para hacer automóviles está hacer un de automóvil como otro automóvil, para los hacer todo semejante... " - El introdujo el Modelo T de Ford en 1908, eventualmente usando una línea de montaje móvil.

En 1914, Henry Ford, John naturalista Burroughs, y su mentor Thomas Edison se encontraron en el hogar invernal en el Fuerte Myers, Florida para un viaje. Dos de años después, Ford compró un hogar invernal. El punto del pequeño bungalow era a la próxima puerta de Edison's

Henry Ford tuvo grande éxito con su Modelo T, llegando a ser el Un millonario. Pero los consumidores buscaron variedad en sus automóviles. Ford creció para lamentar su que declaración, - " El público puede tener cualquier color [Modelo T] quiere tan anhela como que sea negro. " - En 1928 él produjo un Modelo excelente, y vino fuera con el V-8ENGINE en 1932. Ford le dejo el mando a su su hijo Edsel en 1919, pero reanudó la presidencia en 1943 con la muerte de Edsel. Henry Ford murió en

Henry Ford, nace el 30 de Julio de 1863, era el primero hijo de William y Mary Ford de seis hermanos. El creció en una granja próspera de familia en qué es hoy Dearborn, Michigan.

Henry disfrutó una niñez típica en el campo, se la pasaba en la sala de escuela y haciendo tareas de granja. A una edad temprana, él mostró un interés en cosas mecánicas y una aversión para el trabajo de granja. En 1879, a los dieciséis años viajo para una ciudad cercana de Detroit al trabajo como una maquinista de aprendiz, aunque que él ocasionalmente vuelva para ayudar sobre la granja. El permaneció un aprendiz por tres y entonces volvió a Dearborn. Durante los próximos pocos años, Henry dividió su tiempo entre motores de vapor reparador o activo, encontrar trabajo ocasional en una fábrica de Detroit, y sobre - arrastrar granja de su padre los implementos, así como también prestando una mano poco dispuesta con otro trabajo de granja. Sobre su casamiento a Clara Bryant en 1888.

En 1891, Ford llegó a ser un ingeniero. Con el, Edison Iluminó la Compañía en Detroit. Este suceso significó una decisión consciente sobre la parte de Ford para dedicar su vida a seguimientos industriales. Su promoción al Ingeniero Principal en 1893 le dio dinero y tiempo suficiente para dedicar atención a sus experimentaciones personales sobre motores internos de combustión.

Estas experimentaciones culminadas en 1896 con la terminación de su personalidad propia - propulso el vehículo " Quadricycle". El Quadricycle tuvo cuatro ruedas de cable que parecían como las ruedas pesadas de bicicleta, se dirigió con un tiller como un barco, y tuvo dos único velocidades delanteras sin el revés. Aunque el que Ford no sea el primero para construir una personalidad - propulsado vehículo con un motor de gasolina, él era, sin embargo, uno del varios pioneros automotores quien ayudaron este país llegan a ser una nación de motoristas.

Después de dos intentos fracasados de establecer una compañía para fabricar automóviles, la Compañía Motora de Ford se incorporó en 1903 con Henry Ford como vicepresidente e ingeniero principal. La compañía de el produjo únicamente unos automóviles un día a la fábrica de Ford sobre una Avenida de Detroit. Los grupos de trabajo eran de dos a tres hombres para cada automóvil.

Henry Ford tenia el sueño de producir un automóvil que se valuó razonablemente, confiable, y eficientemente con la introducción del Modelo T en 1908. Este vehículo inició una nueva era en el transporte personal. Lo fácil de operar, mantener, y manejar sobre caminos ásperos, inmediatamente llego a ser un éxito enorme. Por 1918, la mitad de todos los automóviles en América eran Modelo Ts. Para encontrar la demanda creciente que el Modelo T, la compañía abrio una fábrica grande en Highland, Michigan, en 1910. Aquí, Henry Ford combinó precisión fabricando, normalizando partes intercambiables, una división de labor, y, en 1913, una línea de montaje móvil continúa. Los trabajadores permanecidos en el lugar, agregaban componentes al automóvil mientras estos pasaban por la línea. La entrega de partes por la banda transportadora a los trabajadores era cuidadosamente verificada para guardar la línea de montaje moviéndose suavemente y eficientemente. La introducción de la línea de montaje móvil revolucionó la producción de automóvil por el tiempo de asamble significativamente reductora por el vehículo, así lowering costos. La producción Ford de Modelo T´s hicieron a su compañía el fabricante más grande de automóviles en el mundo.

La compañía comenzó construcción del complejo industrial más grande de mundo a lo largo de los bancos del Río de Colorete en Dearborn, Michigan, durante el año de 1910s y decenio de 1920. La Planta masiva de Colorete incluyó todos los elementos necesarios de la producción de un automóvil: una acería, fábrica de vaso, y línea de montaje de automóviles. El carbón y el mineral de hierro se trajeron en barcos sobre los Grandes Lagos y por el ferrocarril, y se usaron para producir ambos hierro y el acero. Enrollar molinos, forja, y los talleres de asamblea transformaron el acero en resortes, ejes, y cuerpos de automóvil. Las fundiciones convirtieron el hierro en el motor bloquea y cabezas de cilindro que se armaron con otros componentes en motores. Por Septiembre 1927, todos los pasos en el proceso de fabricación desde refinar materiales en bruto a la asamblea final del automóvil tuvo lugar a la Planta extensa de Colorete, caracterizando Henry idea de Ford de fabricación en serie.

Charles Merrill y la democratización de la propiedad accionaria.

A comienzos del siglo XX, Merril puso de cabeza al mundo de las inversiones con la idea de venderles acciones y bonos a clientes minoristas de clase media.

Después de trabajar en Wall Street por varios años, Merril inició su propia empresa en Enero de 1914. meses mas tarde se le unió su amigo Edmund Lynch. A medida que se especializó en suscribir ofertas públicas para supermercados y cadenas de grandes almacenes, Merril pensó en aplicar aquellos métodos de comercialización a sus productos financieros. Intuyendo una oportunidad a finales de los años treinta, se unió a una gran firma de corretaje, E.A. pierce y Co. , y se convirtió en un entusiasta promotor de acciones al por menor. A medida que merril trabajaba duro para recuperar la deteriorada confianza pública en los mercados de capital durante la depresión, su gran ejercito de ejecutivos adquirió una imagen popular. Mediante una constante campaña de Educación pública y publicidad, Merril Lynch luchó por alcanzar la anhelada meta de “hacer que Wall Street sea acequible para todos”.

La cruzada de Charles Merril solamente fue ratificada en los años 50, cuando la bolsa de valores de Nueva York apoyó su esfuerzo, especialmente al permitir que los inversionistas compraran acciones a plazos. Aún cuando el mundo de las inversiones no se democratizó del todo, sino después de su muerte en 1956, Charlie Merrill fue, sin lugar a dudas, quien lo inició todo. Hoy su éxito se confirma en mas de 30 millones de estadounidenses que poseen acciones en fondos mutuos, cuentas de jubilación y planes pencionales.

Walt Disney y su imperio de entretenimiento familiar.

Disney, Walt (1901-1966), dibujante, productor, y director de dibujos animados nacido en Chicago, Estados Unidos, el 5 de diciembre de 1901.

Abandonó la escuela a los 16 años; después estudió durante breves periodos en escuelas de arte en su ciudad natal y en Kansas City, Missouri. En 1923 comenzó a producir dibujos animados en Hollywood, asociado con su hermano Roy O. Disney. De 1926 a 1928 hizo una serie de dibujos, Oswaldo el conejo, para Universal Pictures. Steamboat Willie (Willie el vapor, 1928), producida por su propia compañía, supuso la aparición de su primer personaje famoso, el ratón Mickey, y también el inicio del cine sonoro en los dibujos animados. Realizó a continuación su serie de Sinfonías tontas, iniciada con La danza del esqueleto (1929). En 1932 introdujo el color en Árboles y flores, en 1934 creó al pato Donald y en 1937 realizó el primer largometraje de dibujos animados de la historia, Blancanieves y los siete enanitos, al que siguieron Pinocho (1940), Fantasía (1941) y Bambi (1942).

En las décadas de 1950 y 1960 Walt Disney Productions se convirtió en una de las mayores productoras cinematográficas, al tiempo que Disney intentaba mantener el mayor control artístico posible. La compañía abordó la publicación de literatura infantil y cómics, la mayoría de ellos protagonizados por sus personajes el pato Donald y el perro Pluto. En 1955, Walt Disney Productions inauguró un parque gigantesco, Disneylandia, en Anaheim, California. Sus reconstrucciones de carácter histórico y sus espectaculares atracciones lo convirtieron en un foco turístico de primer orden. Después, en la misma línea, abrió sus puertas Disneyworld, cerca de Orlando, Florida, en 1971, y más recientemente Eurodisney, en las proximidades de París. Entretanto la compañía abordó la producción de documentales como El desierto vivo (1953) o Los secretos de la vida (1956), y también a comienzos de los cincuenta películas de aventuras con actores reales como La isla del tesoro (1950), Robin Hood (1951), El extraño caso de Wilby (1959), Un sabio en las nubes (1961) y Mary Poppins (1964). Las películas de dibujos animados más destacadas de este periodo fueron Peter Pan (1953), Merlín el encantador (1963) y más recientemente Aladdin (1992), El rey león (1994), Pocahontas (1995), Toy Story (1996), El jorobado de Notre Dame (1996) y una nueva versión del clásico 101 dálmatas titulada 101 dálmatas (más vivos que nunca), con la actriz inglesa Glenn Close en el papel de Cruela de Vil. También han producido para televisión las series “Davy Crockett”, “El club Mickey” y “El maravilloso mundo de Disney”. A lo largo de su carrera ha recibido 26 oscars.

David Ogilvy y la creación de la publicidad moderna.

Ogilvy: el último gigante

Por su calidad humana, fue considerado titán creativo y publicista de leyenda

Como líder de agencia cuya ética de trabajo y profesionalismo le ganaron la devoción de toda una industria, David Ogilvy llevó la creatividad a nuevas alturas durante los 30 años de su legendaria carrera publicitaria.

Después de retirarse en 1973 a Touffon, el chateau francés del siglo xii que había comprado y restaurado, Ogilvy solía minimizar su impacto en la publicidad. Hace poco se reía cuando una revista francesa lo nombró como una de las fuerzas principales en darle forma a la Revolución Industrial. Y cuando se le describió en una reunión de la Asociación Nacional de Anunciantes como "quizás la última gran figura en el mundo publicitario", Ogilvy contestó que si fuera verdad, sería una gran lástima.

Por otra parte, le llenaba de un inmenso orgullo la agencia Ogilvy & Mather que fundó en septiembre de 1948 y que ahora, como integrante del Grupo WPP, figura como la sexta agencia en EEUU y una potencia global con ingresos brutos en 1998 de más de un millardo de dólares.

La muerte de David Ogilvy después de una larga enfermedad cierra la época de posguerra en la cual se destacaron otros carismáticos gigantes como Leo Burnett, Fairfax Cone, Bill Bernbach, Don Belding, Ted Bates y Marion Harper Jr., entre otros.

INVESTIGACIONES INTENSIVAS

El principal legado de David Ogilvy reside en su filosofía creativa, a la vez clara, culta y consistente. Tanto en sus discursos y libros como en sus memos y conversaciones de trabajo, argumentaba que la buena publicidad nunca resulta fácil porque requiere largas horas de investigación, un concepto que empezó a formular hace 60 años al lado del famoso investigador de mercados George Gallup.

David Ogilvy decía que su agencia resultó "un éxito casi desde el primer día" porque las investigaciones le permitían entender cómo reaccionarían los consumidores a estímulos distintos; y porque puso a la práctica el credo de su amigo Ray Rubicam: "La publicidad tiene la responsabilidad de portarse bien".

Nacido en Londres y educado en Escocia e Inglaterra, se hizo discípulo de los pioneros de la publicidad norteamericana como Claude Hopkins, John Caples, Albert Lasker, Leo Burnett y Ray Rubicam, a quien lo llamaba "mi conciencia".

Su educación formal se terminó abruptamente cuando lo expulsaron de Christ Church College, Oxford.

Durante los próximos siete años "sin rumbo", se empleaba como trabajador social en los barrios pobres de Edimburgo, y después como asistente de cocina en el Hotel Majestic de París, donde recibió un sueldo de 7 dólares por una semana de 65 horas. Al volver a Inglaterra, comenzó a vender puerta-a-puerta las cocinas de gas Aga. Un día estas experiencias contribuyeron a su orientación hacia el consumidor, y a su comprensión de sus necesidades y deseos.

Un folleto que creó el joven David para las mismas Aga le abrió las puertas a la agencia publicitaria de la empresa, Mather & Crowther, donde casualmente trabajaba como ejecutivo de cuentas su hermano mayor, Francis.

Durante esa época, Ogilvy coleccionaba afanosamente muestras de la publicidad norteamericana, hasta tal punto que en 1938 Mather decidió enviarlo a EEUU para estudiarla más de cerca.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, David Ogilvy entró en el Servicio Secreto Británico con base en la Embajada Británica de Washington, junto a los futuros autores de bestsellers, Ian Fleming y Roald Dahl.

Después de la guerra, junto a su esposa compró una granja de tabaco en Pennsylvania, y durante tres años labró la tierra. Después calificaría estos años como "los más enriquecedores de mi vida". Hay que entender "enriquecedores" en un sentido espiritual, porque financieramente la familia Ogilvy andaba hacia la bancarrota. Vendieron la granja y se trasladaron a Nueva York, donde Ogilvy invirtió 6.000 dólares para fundar "una agencia de publicidad británica".

Consiguió la cuenta de la porcelana inglesa Wedgewood, que tenía un presupuesto de 40 mil dólares, mientras en Londres su hermano Francis logró que invirtieran en la empresa de David los socios de Mather & Crowther. Otro amigo, Bobby Bevan, de SH Benson Ltd, también invirtió, y las agencias británicas, más unos socios norteamericanos, llegaron a tener 90 por ciento de las acciones.

En breves años la agencia Hewitt, Ogilvy, Benson & Mather contaba con clientes de la importancia de Chase Bank, General Foods, CF Hathaway, International Paper, Rolls-Royce, Lever Brothers, JP Morgan & Co., y la línea de transporte marítimo Orient & Pacific, entre otros. Algunas de estas empresas continúan hasta el día de hoy como clientes de O&M.

Mientras el éxito de la agencia crecía, la mayoría de los socios británicos vendía sus acciones a Ogilvy, quien se autocalificaba como "un socio insoportable".

En 1964, Mather & Crowther y Ogilvy efectuaron una fusión para crear Ogilvy & Mather, de la cual David Ogilvy quedó con 17 por ciento de las acciones. Pronto las campañas de Ogilvy comenzaron a abrir un nuevo capítulo en la historia de la publicidad: los avisos del "parche de ojo" para las camisas Hathaway y del Commander Whitehead para Schweppes, además de su inmortal título para Rolls-Royce que rezaba "A 60 millas por hora, lo que más ruido hace en un Rolls-Royce es su reloj eléctrico".

Una de las comentadas idiosincrasias de David Ogilvy fue su manía de formular listas de reglas. Entre ellas: "Once mandamientos que debe obedecer quienquiera que trabaje en mi agencia". Había también una lista dentro de una lista, "Quince reglas que obedecería en mis tratos con la agencia si fuera yo el cliente", que integraba una lista adicional: "Diez preguntas que se deben contestar antes de botar a la agencia".

Igualmente típicos eran los conocidos "Ogilvismos", entre ellos: "Cuando el ama de casa llena su carrito de compras, está de un estado de ánimo bastante serio", y "Usted no mentiría a su esposa. No le mienta a la mía". La frase más citada de todas fue la que rezaba: "La consumidora no es una idiota. Es su esposa. No le insultes la inteligencia".

Sobre todo, David Ogilvy abogaba por las grandes ideas. "Una campaña que carece de una gran idea", escribió, "pasa tan desapercibida como un barco en la noche". Sobre la abundancia de las grandes ideas, reflexionó Ogilvy: "Supuestamente soy bastante fértil en la creación de grandes ideas publicitarias. Sin embargo, en una larga carrera no he creado más que 20".

Ray Kroc, McDonald's y la industria de las comidas rápidas.

Uno de los visionarios para la creación de futuros fue Ray Kroc, quien nació en Oak Park, en los límites de la ciudad de Chicago en 1902.

No mostraba mayor interés por los estudios, pero siempre tuvo mucho sentido para los negocios. En 1922 vendía vasitos de papel, trabajaba mucho, iniciando su jornada habitual a las 7 de la mañana, con su valija de muestras en la mano recorría las calles de Chicago en busca de pedidos y nuevos mercados.

Hacia las cinco de la tarde, mientras la mayoría de la gente volvía a su hogar, Kroc se presentaba en la estación radiofónica WGES de Oak Park, de la cual era pianista oficial, su jornada terminaba a las 2 de la madrugada, no era un superdotado pero tenía claro el futuro y debía entregarse por completo a su trabajo, requería ganar dinero para invertir y el estar ocupado le exigía tener un estilo de vida sano y ordenado, aprovechaba por ello sus pocas horas de sueño con satisfacción.

En 1925 Kroc ya contaba con su primer Ford T, mejores ingresos y algo de ahorro. Viajó a Florida por 5 meses, ciudad que era considerada una tierra de prosperidad. Regresó a Chicago a reencontrarse con sus campos de carreras, canchas de béisbol, zoológicos, playas, confiterías, eran los lugares donde Kroc desplegaba su talento e iniciativa.

Pero no todo era satisfacción, un buen día no reconocieron sus méritos y se marchó del negocio de los vasitos de papel. Por curioso que parezca, esta desdicha transitoria lo haría ingresar al negocio de los Multi-Mixer, una batidora de leche de seis paletas, tomó la comercialización para todo el país. En 1948 alcanzó la cifra récord de 8,000 Multi-Mixers vendidas.

Ray Kroc contaba entre sus clientes a dos hermanos, los McDonald, que trabajaban ocho Multi-Mixers, lo cual era bastante para la época. Kroc quedó asombrado del cuidado que daban los hermanos a su restaurancito, tuvo la curiosidad de estacionarse a la hora de la cena y ver cómo el personal estaba todo vestido de blanco con gorritos de papel, llevando los coches con cajas de carne, bolsas de papas, panecillos, licores, dulces, etc. Bajó del automóvil, hizo la fila y preguntó: ¿Qué tiene de especial este lugar? Y le respondieron: Acá usted comerá la mejor hamburguesa de su vida, y algo más, no tiene que dar propina a los mozos.

Al día siguiente, Kroc estaba conversando con los hermanos McDonald, quienes le confiaron que conocieron el negocio de las hamburguesas por uno de sus colaboradores. Kroc les planteó ingresar al negocio, comprometiéndose en hacer de la hamburguesa la mejor del país, a cambio solicitó sólo una pequeña participación, ellos aceptaron, para 1955 se abrió el primer restaurante McDonald. Kroc se reunió más de una vez con Maurice y Richard para discutir los acabados y ubicación de los locales, pero los hermanos no aceptaban muchas de estas sugerencias, es así que con mucho esfuerzo financiero, Kroc compró los derechos y la marca en 1961 en US$ 2,7 millones y una inversión fresca de US $ 14 millones, este financiamiento hecho con la asesoría de la Universidad de Princeton, debía culminar en 1991, sin embargo se canceló en 1972.

En 1977, cuando Ray Kroc publicaba su edificante autobiografía, enfermo de artritis y con un problema serio en la cadera, McDonald poseía 4,177 restaurantes en los Estados Unidos y en otros 21 países. Y de allí hasta hoy no ha dejado de crecer. ¡Las ventas totales superan ahora los US$ 14 mil millones! Definitivamente la creación de futuros sí funciona, sobre todo cuando soñamos como Ray Kroc: Con los ojos abiertos al éxito.

Corrió el riesgo: Joseph Wilson y la Xerox 914.

La Haloid Company, el antecedente comercial de Xerox, nació en 1906, produciendo y vendiendo papel fotográfico. En 1935 compró a la Rectigraph Company, que fabricaba fotocopiadoras; esta compra encaminó a la Haloid a comprar la licencia de un nuevo proceso llamado electrofotografía, más tarde llamada xerografía - del griego "xeros", seco y "graphos", escritura, cuya patente pertenecía al Batelle Memorial Institute, en 1947. Battelle había apoyado desde 1937 al inventor Chester Carlson, a perfeccionar un proceso de transferencia electrostática de imágenes de una superficie fotoconductiva a papel. En 1949 Haloid comercializó el proceso en la copiadora Modelo "A" . Haloid cambió su nombre en 1958 a Haloid Xerox Inc. En 1959, presentó la Copiadora Modelo 914, la primera copiadora comercial del mundo. Xerox Corporation surge hasta 1961, después del exitoso lanzamiento de la Xerox 914, la primera copiadora automática de oficina que sacaba copias en papel común. Cuando la competencia entra al mercado en los 70"s Xerox estaba generando niveles altísimos de utilidades, pero poco a poco, después de perder sus patentes, Xerox fue perdiendo mercado. La afiliada, Fuji Xerox, ya había detectado los cambios, e inició lo que hoy forma parte de nuestra estrategia de calidad: el Benchmarking. De este estudio resultó el movimiento de calidad the New Xerox Movement y subsecuentemente el premio Deming para Fuji Xerox. Xerox Corporation rápidamente adoptó la nueva estrategia poniendo especial énfasis en el Involucramiento de Empleados. Al mismo tiempo fue desarrollada la nueva estrategia de Liderazgo a través de la Calidad, estrategia que sigue vigente hoy. En 1979, cuando las computadoras trabajaban en sistemas opertivos que proporcionaban salidas sólo en texto, en Xerox Corp.'s Palo Alto Research Center (PARC) ya se trabajaba en ambientes gráficos que incluían puntero (mouse), que fueron la base para el lanzamientos de las Macs. En 1987, esta estrategia se reforzó con el enfoque de Xerox en la Satisfacción del Cliente, pudiendo ofrecer años más tarde una garantía de Satisfacción Total a todos sus clientes.

American Express y la tarjeta de crédito.

La tarjeta de American Express y demás tarjetas de crédito, evolucionaron a partir del máximo invento de aquella empresa; el cheque de viajero, introducido en 1891. con un cheque de viajero American Express en la mano, un visitante desconocido en México podía conseguir dinero en efectivo en cuestión de momentos. Fue un concepto novedoso el venderle a la gente el honor de ser considerada de confianza. Desde entonces American Express ha comprendido ese concepto mejor que cualquier otra empresa.

La compañía procuró generar confianza en toda oportunidad. Gracias a sus conexiones mundiales, su dominio de las finanzas y su actitud de club, la compañía se sustentaba sobre bases firmes, cuando en 1958 decidió incursionar en el siguiente terreno de las tarjetas de crédito.

Un aspecto importante del estilo corporativo de American Express desde su fundación, en 1850 ha sido el de conservar una fachada tranquila, incluso poco llamativa. Con escasas excepciones, sus altos ejecutivos se han mantenido tras bastidores, dejando que resalte aquel nombre que tiene que significar algo para que los nombres y firmas de sus clientes signifiquen algo en todo el mundo. Los ejecutivos de American Express fueron tan conservadores en los primeros 100 años que muchas innovaciones pasaron inadvertidas incluso sin avisar. Mientras tanto, la compañía aparto amplias reservas en caja, vigiló sus negocios centrales y siguió el rumbo mas seguro en los buenos tiempos y en los malos. Una administración estable y una actitud hacia las finanzas que ponía énfasis en la seguridad ante todo, culminaron con la celebración de los 100 años de vida de American Express en 1950. pero al mismo tiempo, estas características por poco impiden que la compañía entrara en el negocio de las tarjetas de crédito, que había de convertirse en su fuente de ingresos mas importante.

La durabilidad de American Express puede atribuirse a su comprensión de que una tarjeta de crédito, en una palabra, no es una simple comodidad, sino que dice algo acerca de quien la lleva. La empresa comprendió que la tarjeta podía ser mucho más que un accesorio financiero, podía mirarse como todo un símbolo de prestigio.

Mary Kay Ash y su cultura corporativa para mujeres.

En 1963, Mary Kay lanzó una compañía de cosméticos de venta directa manejada por mujeres. De ser una tienda modesta en Dallas, cosméticos Mary Kay se convirtió en una corporación integrada verticalmente con ventas anuales superiores a 950 millones de Dólares. En 1976 se convirtió en la primera compañía manejada por mujeres en ser incluida en la bolsa de valores de nueva York.

El éxito de Mary Kay se basó en prácticas comerciales coherentes combinadas con tenacidad y originalidad respecto a los mercados, las estructuras corporativas y las mujeres. Mary Kay construyó una nueva cultura corporativa basada en la educación, la participación y la preparación de la mujer. La estructura empresarial de su compañía inspiró a miles de mujeres vendedoras de sus productos a convertirse en operadoras de sus pequeñas empresas. Con un estilo de administración casera le subió la autoestima, la confianza mediante una constante retroalimentación positiva y gratificaciones materiales.

Trabajando conjuntamente con el poder económico y productivo de la mujer, forjó un movimiento de liberación económica, sobresaliendo 20 años antes de que esa frase existiese.

El microprocesador de Intel y la revolución de los computadores.

En 1968, cuando Gordon Moore y robert Noyce abandonaron la estabilidad de una firma grande y bien establecida para dar inicio a su propia compañía, su idea era fabricar un producto que aún estaba por inventarse, un diminuto chip semiconductor con la misma capacidad de los núcleos magnéticos para almacenar memoria utilizados en unidades centrales. Bajo la dirección de Moore y Noyce, los ingenieros de Intel se concentraron en hacer mas y mas potentes los chips cada vez mas pequeños. En 1971 produjeron un chip que podía estar activo durante la operación del computador. El microprocesador, como vino a conocerse, es un dispositivo que se cataloga hoy, con la segadora de McCormick y la línea de ensamble de Henry Ford, como un hito en la historia de los inventos.

Al condensar la potencia de un computador de 64 m3 en un chip mas pequeño que una uña, el microprocesador de Intel hizo posible el computador personal. A medida que la revolución del CP ganó impulso a comienzos de los años 70, Robert Noyce dijo: “nuestra sociedad sufrió un cambio inducido por Intel”.

El invento del microprocesador fue apenas el comienzo. Intel, líder en tecnología, ha hecho un arduo esfuerzo para mantenerse a la vanguardia. Con la ayuda de Andrew Grove, dinámico administrador y organizador magistral, la compañía ha logrado mantenerse delante de sus potenciales competidores durante 2 decenios. Inclusive después de establecer los microprocesadores, Intel sigue funcionando como si se tratase de una institución investigativa. En años recientes, su presupuesto anual para investigación y desarrollo llegó a mil millones de dólares.

El gran énfasis en la investigación se puede explicar con 2 cometarios de Gordon Moore Y Andrew Grove, respectivamente citados por muchos. El primero, conocido como ley de Moore, dice que: “el poder y la complejidad del chip de silicio se duplica cada 18 meses”. El segundo, que explica la necesidad de Intel de estar adelante cada vez que avanza el chip de silicio, podría llamarse comentario de Grove: “solo los paranoicos sobreviven”.

Sam Walton, Wal-Mart y los almacenes de descuento.

Con frecuencia la Bolsa se aleja de la economía real (para la que en principio fue creada) y se convierte en una mera “economía financiera”, un lugar de especulación en el que las expectativas, la información privilegiada y las reacciones psicológicas de analistas e inversores pesan más a la hora de comprar y vender productos financieros que la situación real de las empresas que se están financiando.

 

Esta situación ha molestado, y con razón, a muchos grandes emprendedores entre los que cabe destacar a Sam Walton, fundador de Wal-Mart y uno de los empresarios más grandes de todos los tiempos. En su autobiografía, "Made in America, comenta: 

<<Creo que a todos los que nos dedicamos a crear y desarrollar una empresa nos fastidian esos financieros que se dedican a jugar con el dinero de los inversores. Ya saben, si nuestras acciones suben de precio, correrán por ahí diciendo: “¡vamos a venderlas ahora que están sobrevaloradas!". A mi modo de ver, esto no tiene mucho sentido.  

Cuando una empresa está bien gestionada -cuando se preocupa por sus clientes y sus empleados- seguirá teniendo éxito. Si yo fuera un accionista de Wal-Mart iría a las tiendas de la cadena y les preguntaría a los empleados: “¿Qué tal se sienten? ¿Qué tal les trata la compañía?” Sus respuestas me dirían en gran parte lo que necesito saber. 

Lo que de verdad me ha preocupado a lo largo de estos años no ha sido la cotización de nuestras acciones, sino que algún día pudiéramos dejar de cuidar a nuestros clientes o que nuestros empleados dejaran de estar motivados. Estos retos son mucho más reales que las teorías con las que a menudo juegan los analistas financieros>>.  

Cuando la economía financiera empieza a “volar” por su cuenta sin basarse en la situación real de la economía es cuando sobrevienen los grandes “cracks”, “crash” y demás turbulencias como la de Wall Street de 1929, la última de las bolsas asiáticas o la más reciente en el Nasdaq estadounidense. 

William McGowan y MCI: El nuevo mundo de las telecomunicaciones.

La llegada del nuevo sistema supersimbólico de creación de riqueza no sólo ha cambiado el poder, sino que también ha cambiado su estilo. No tenemos más que comparar los temperamentos de, por ejemplo, John DeButts, el pausado y solemne caballero que llevó las riendas de la "American Telephone and Telegraph Company" durante el decenio de 1970 antes de que fuese desarticulada, y de William McGowan, que deshizo el monopolio de "AT&T" y creó la "MCI Communications Corp", para competir con ella. Impaciente e irreverente, hijo de un sindicalista ferroviario, McGowan empezó vendiendo bolsos de cocodrilo de puerta en puerta; después recaudó fondos para los productores cinematográficos Michael Todd y George Skouras cuando éstos hicieron la versión cinemascópica de Oklahoma, más tarde fundó una pequeña empresa contratista de proyectos de defensa, antes de poner su punto de mira sobre "AT&T".

Kohlberg Kravis Roberts & Co. Y la compra apalancada de empresas.

Durante buena parte del siglo XX, los gerentes corporativos eran muy precavidos con el endeudamiento. Aún cuando era parte fundamental del balance general de las compañías saludables, la sabiduría tradicional dice que demasiado endeudamiento es peligroso, sin embargo, a finales de los años setenta y ochenta, altos ejecutivos comenzaron a ver el endeudamiento de otra manera. A pesar de estar endeudada, una compañía podía prosperar y también sus directivos.

La deuda se convirtió en una palanca. La estrategia financiera popularizada por los socios fundadores de Kohlberg Kravis Roberts & Co., a quienes el periodista George Anders apodó, no sin razón, “mercaderes de deudas”, hizo posible la adquisición de compañías grandes y exitosas invirtiendo poco dinero.

K.K.R. basaba sus negocios en acciones de alto riesgo llamadas “compras apalancadas de empresas”. En este tipo de transacción, un grupo de gerentes importantes, inversionistas y especialistas financieros compran las acciones de los accionistas de una corporación, generalmente a precios superiores a los del mercado. Para conseguir los fondos, los compradores piden prestado a instituciones o venden títulos de alto rendimiento contra los futuros ingresos de la compañía adquirida.

Los fundadores, tres especialistas en finanza corporativa formaron K.K.R. en 1976 con 120 mil dólares. Al comienzo K.K.R se concentró en compañías pequeñas. Luego, los socios contactaban a los posibles blancos confiando en incitar a la alta gerencia a que estuviera de acuerdo con la venta. En su tercer año, la firma adquirió 3 corporaciones e invirtió mas de 407 millones de dólares. K.K.R. se hizo conocida por realizar sus negocios con la cooperación de la gerencia. Con el tiempo, el éxito de K.K.R. le suministró el poder para escoger sus blancos y llevar a cabo la compra independientemente de los deseos de las mismas compañías. A medida que los tres financistas lograban negocios impresionantes, otros siguieron la misma formula de K.K.R. para construir imperios de la noche a la mañana. Los socios fundadores de K.K.R. introdujeron innovaciones importantes en las finanzas corporativas, una especie de mentalidad hipotecaria que les permitía a los negocios vivir con grandes deudas como podría hacerlo un comprador con su casa. A medida que el campo se fue llenando y el acceso al capital fue mas difícil, K.K.R. encontró un poderoso nuevo socio en Michael R. Milken, de Drexel Burnham Lambert Inc. La capacidad de Milken para obtener grandes sumas de dinero mediante la venta de títulos de alto rendimiento le suministró a K.K.R. una extraordinaria herramienta de deuda con la cual trabajar, herramienta que daba un inmenso poder financiero en las circunstancias adecuadas.

Los años 80 fueron buenos para K.K.R. en 1989, era el socio general en los grupos propietarios de compañías estadounidenses bien reconocidas. Sin embargo, el personal de K.K.R. era de apenas un par de docenas, aunque con varios inversionistas era propietario de intereses en esas compañías, no estaba interesada en el manejo diario de las operaciones. K.K.R. se contentaba con que otros se ocupara de ellas. Empleaba un estilo de administración muy incluyente, generalmente permitiendo que la alta gerencia participara de la propiedad de las adquisiciones. Como resultado todos estaban en el mismo lado de la mesa.

Los socios de K.K.R. se hicieron multimillonarios aplicando su visión inicial: la deuda refuerza un tipo especial de disciplina en los gerentes y dueños. La filosofía de K.K.R. de utilizar deudas de alto nivel para aumentar el valor ha sido adoptada desde entonces por los gerentes de cientos de compañías anónimas.

William Gates y el predominio de Microsoft.

Gates, William Henry, III (1955- ), empresario estadounidense, presidente y director ejecutivo de Microsoft Corporation. Nació en Seattle (Washington). Gates fundó Microsoft en 1975 con Paul Allen, su compañero de estudios y socio en la creación de lenguajes de programación desde 1967.

Fascinado por la informática desde los 12 años, se embarcó en varios proyectos de programación mientras estudiaba. Durante su estancia en Harvard, en 1975, Gates se asoció con Allen para desarrollar una versión del lenguaje de programación BASIC para el Altair, el primer ordenador o computadora personal. Dado el resultado que obtuvo con su trabajo en BASIC, decidió dejar Harvard, en 1977, para dedicarse por completo a Microsoft, y conseguir "una computadora en cada despacho y en cada casa", la idea que sostiene la empresa. A comienzos de los años ochenta, Gates llevó la evolución de Microsoft de desarrollador de lenguajes de programación a ser una compañía diversificada de software que producía sistemas operativos y aplicaciones así como herramientas de programación. Esta transición comenzó en 1981 con la introducción del MS-DOS, un sistema operativo para los nuevos ordenadores personales de International Business Machines Corporation (IBM PC). Gates convenció también a otros fabricantes de PC para que estandarizaran el MS-DOS, facilitando así la compatibilidad del software y el crecimiento de la industria informática durante la década de los años ochenta. También llevó a Microsoft a crear procesadores de texto, como Microsoft Word para los PC de IBM. En un inteligente movimiento estratégico, Gates aceptó desarrollar una aplicación de software para Apple Macintosh antes de que en 1984 saliera al mercado el primer Mac. Éste fue el comienzo de la fuerte posición de Microsoft en la creación de aplicaciones que sacan el mayor partido a la interfaz gráfica de usuario (GUI).

El éxito de Gates se debe a su capacidad para convertir las mejoras técnicas en estrategia de mercado, y para combinar la creatividad con una gran perspicacia técnica. Es uno de los pocos empresarios que, partiendo de la parte técnica de la industria de los PC, ha sobrevivido en el área de los negocios. Aunque Gates ha acumulado una gran fortuna, es conocido por sus aportaciones personales y las de su compañía a obras benéficas y educativas. Gates continúa personalmente involucrado en el desarrollo de los productos de Microsoft. Su disposición para respaldar nuevas tecnologías como Microsoft Windows, Microsoft NT, así como aplicaciones para trabajo en grupo, mantiene a Microsoft a la cabeza de la evolución del hardware y el software informático.

Microsoft Corporation, compañía estadounidense líder en el mercado de software para computadoras. Microsoft fue fundada en 1975 por William H. Gates III y Paul Allen. Ambos se habían conocido durante sus estudios, a través de su afición común a programar con la computadora PDP-10 de Digital Equipment Corporation. En 1975 colaboraron en la primera versión del lenguaje de programación BASIC para el equipo Altair de MITS, la primera computadora personal. Esto llevó a la creación de Microsoft en Albuquerque, Nuevo México, en ese mismo año. En 1979 Gates y Allen trasladaron la compañía a Redmond, Washington. Allen dimitió en 1983 por problemas de salud, pero posteriormente se reincorporó a la Junta Directiva. La compañía pasó de tener 15 empleados y 500.000 dólares de facturación en 1978 a tener más de 22.000 empleados y 11,4 miles de millones de dólares de facturación en 1997.

En 1981 Microsoft dio el primer paso hacia la diversificación en el mercado de los lenguajes de programación y lanzó MS-DOS, un sistema operativo para el primer ordenador o computadora personal (PC) de IBM. Microsoft convenció entonces a otros fabricantes de equipos informáticos para distribuir MS-DOS bajo licencia, tras lo que pasó a convertirse en el software estándar de facto para este tipo de computadoras. La colaboración de Microsoft con IBM durante la década de 1980 dio como resultado el primer fenómeno mundial de comercialización masiva en la industria informática gracias al sistema operativo MS-DOS y a la disponibilidad de microprocesadores y otros componentes. La aceptación de MS-DOS como software estándar para las computadoras personales situó a Microsoft en el lugar que ahora ocupa en esta industria.

En 1991 Microsoft e IBM finalizaron una década de colaboración cuando decidieron seguir caminos diferentes en la siguiente generación de sistemas operativos para computadoras personales. IBM decidió continuar con un antiguo proyecto en común con Microsoft, un sistema operativo denominado OS/2, mientras Microsoft decidió desarrollar su sistema operativo gráfico Windows. En 1990 Microsoft puso a la venta Windows 3.0 y en 1992, Windows 3.1. Windows NT, un sistema operativo diseñado en principio para un entorno empresarial, fue lanzado en 1993. En 1995 salió al mercado Windows 95. A los dos meses de su lanzamiento se habían vendido unos siete millones de copias.

Otro aspecto significativo de la actividad de Microsoft ha sido el software de aplicaciones. En 1984 Microsoft era una de las pocas compañías que desarrollaba aplicaciones para los equipos Apple Macintosh. Posteriormente, esta experiencia adquirida en el desarrollo de aplicaciones para el entorno gráfico Macintosh le procuró el éxito en aplicaciones desarrolladas para el entorno Windows, por ejemplo, la hoja de cálculo Excel y el procesador de textos Word. Actualmente estas aplicaciones funcionan de forma similar en Windows y en Macintosh.

Otra gama de productos de Microsoft incluye sistemas de red de área local, que conectan computadoras y componentes de hardware, como el dispositivo apuntador Microsoft Mouse. Microsoft también produce software bases de datos, como Access, y aplicaciones multimedia que abarcan desde productos infantiles hasta obras de referencia y consulta.

En un mercado que crece rápidamente, Microsoft ha sido acusado de ejercer prácticas empresariales monopolísticas. En 1990, la Comisión Federal de Comercio estadounidense (FTC, siglas en inglés) comenzó a investigar a Microsoft por supuestas prácticas contrarias a la libre competencia, pero fue incapaz de dictar sentencia y cerró el caso. El Departamento de Justicia estadounidense continuó la investigación, que en 1994 desembocó en un acuerdo en el que se pedía a Microsoft que modificase la forma de vender y conceder licencias para sus sistemas operativos a los fabricantes de computadoras. Sin embargo, en febrero de 1995, un juez de distrito estadounidense se negó a aprobar el acuerdo. Tanto Microsoft como el Departamento de Justicia recurrieron dicha sentencia.

En marzo de 1995, Microsoft anunció un proyecto conjunto con DreamWorks SKG para lanzar nuevos programas de ocio interactivos. En 1995, Microsoft lanzó The Microsoft Network (La Red Microsoft), un servicio en línea que proporciona acceso a Internet y una gran variedad de contenido, como noticias, información de interés especial o material de referencia. También en 1995, Microsoft y la cadena de televisión NBC se asociaron para crear MSNBC, una cadena de televisión por cable con noticias, coloquios e informaciones durante 24 horas y un servicio auxiliar de Internet. En 1996, Microsoft reorganizó algunas de sus divisiones para mejorar su capacidad de desarrollar productos y tecnologías para Internet.

Conclusión.

Estas personas fueron piezas clave en el desarrollo de nuestra economía, ya que la cambiaron al poner en práctica sus diferentes estrategias de negocios, y conforme a ellos se han guiado las demás empresas para triunfar en su negocio, ya que estas empresas lo hicieron bastante bien, por que aunque hubo dificultades, ellos supieron conducir todo magníficamente, hubo fracasos, pero estos los ayudaron a salir adelante.

Pero la economía y el mercado no solo estas personas lo construyeron, también están las medianas y las pequeñas empresas, que hoy en día son las que mueven más a este mercado, la que le dan un soporte muy grande.

Este libro me dejo grandes enseñanzas, me mostró estrategias que podría seguir en un futuro para mover mi empresa y no quedarme estancada, me mostró que no es fácil manejar una empresa y que por lo tanto no me debo confiar y también me enseñó que hay que arriesgarse un poco, para poder ganar más, aunque exista la posibilidad de perder.