Rocas, fósiles y evolución humana

Paleontología. Fosilización. Primeros homínidos. Género Australopithecus y sapiens

  • Enviado por: Candela Rosillo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Productos Notables & Ejercicios resueltos Nivel 2
Aprende como trabajar con Productos Notables de forma fácil y divertida. En este curso de nivel 2...
Ver más información

Cálculo Vectorial
Cálculo Vectorial
En este curso aprenderemos los siguientes temas: + Campos vectoriales. Gradiente + Integrales de línea + Teorema...
Ver más información


ROCAS,

FÓSILES

Y

EVOLUCIÓN HUMANA

Candela Rosillo Martín,

12 Junio 2000,

4ºE.S.O. F

ROCAS DETRÍTICAS

Pueden ser:

  • carbonatadas (CO3Ca), en su interior podemos encontrar fósiles

  • silíceas (SiO2), se forman de sílice (acumulación)

  • aluminoferruginosas, están formadas por óxido e hidróxido de hierro y aluminio. Se forman en zonas de clima tropical o ecuatorial como, por ejemplo, las bauxitas

  • evaporitas, se forman a partir de precipitación de agua cargada en sales. Por ejemplo la halita, el yeso o la anhadrita

  • fosfatadas, se forman por acumulación de esqueletos y excrementos de algunos vertebrados. Por ejemplo la fosfarita

  • organógenas, se forman por acumulaciones de materia orgánica. Hay dos tipos: el petróleo (roca líquida) y el carbón (acumulación de restos vegetales). Las más conocidas son la turba, el lignito, la hulla y la antracita.

FÓSILES

La paleontología es la ciencia que estudia la vida del pasado. Engloba tres puntos fundamentales:

1º la anatomía o forma del fósil

2º la distribución espacial y temporal

3º características de vida

Fósiles son los restos de plantas o animales, o de su actividad, y que se han conservado en los sedimentos hasta la actualidad.

Normalmente las partes blandas desaparecen y solo se conservan las duras, que se mineralizan e incluso cambian su composición durante la diagénesis.

Se llama registro fósil a todos los fósiles que se encuentran en una zona determinada. También se puede decir que es un libro que narra como apareció y se diversificó la vida en nuestro planeta. Hasta ahora se han encontrado ocho mil tipos de fósiles de seres que no existen en la actualidad.

Los fósiles son los únicos documentos que poseemos sobre la vida del pasado. Gracias a ellos se puede saber la procedencia, la localidad y el lugar exacto del hallazgo, además de su nivel, estrato, altura relativa y la posición en la que se encuentra.

Las conclusiones a las que podemos llegar son:

  • La anatomía del organismo

  • el modo de vida que tenía

  • el ambiente en el que vivió

  • la edad relativa del estrato

  • la relación que existía entre los organismos

  • la distribución geográfica y estratigráfica

  • e incluso los problemas relacionados con su extinción.

ALGUNOS FÓSILES

  • SPIRIFER: eran braquiópodos con las valvas surcadas de costillas radiales. Estaban adaptados a
    la vida de los fondos marinos cenagosos. Existieron durante la era Primaria y sus restos se han encontrado en Guadalajara.

  • PECOPTERIS: eran helechos que poseían hojitas con nervios. Constituían grandes bosques que al enterrarse se transformaron en carbón. Predominaron en el período del Carbonífero (era Paleozoica). Fueron encontrados en León.

  • CALCEOLA: eran unos tetracoralarios provistos de un opérculo que se cerraba para protegerse. Formaron parte de la era Primaria encontrándose sus restos en toda la zona de Asturias.

  • ENCRINUS: tiene aspecto de lirio, con tallo largo y artejos de sección cilindríca. Son importantes en el Triásico (era Secundaria).

  • SIGILARIA: pteridofita de corte arbóreo. Tenía cicatrices foliares que se disponían de forma helicoidal en el tronco y mostraban una alineación vertical a lo largo del mismo. Existieron del Carbonífero al Pérmico (era Primaria).

  • SPERHORTIS: braquiópodo de caparazón bivalvo. Vive en el fondo del océano. Forma parte de la era Primaria.

  • EUASPIROCERAS: eran ammonoideo de concha enrollada. Presenta concreciones alargadas de carbonato cálcico en forma de espinas. Vivieron en el Mesozoico (era Secundaria).

  • PEZ: es un vertebrado acuático con branquias. Su temperatura presenta en el agua menores variaciones que en tierra. Sus extremidades tienen forma de aletas. Aparecieron en la era Primaria y todavía sobreviven.

  • CARCHARON: animal fósil, perteneciente a la familia de los tiburones, de carácter depredador. Se caracteriza por su dentición dura y resistente, que suele quedar englobada en las rocas sedimentarias. Vive desde la era Terciaria.

  • STROMBUS: molusco gasterópodo marino. Tiene una concha asimétrica enrollada en espiral, la última vuelta es de grandes dimensiones. Apareció en el Jurásico y viven en la actualidad en zonas de aguas cálidas. Son importantes en el Cuaternario.

  • GRIFFEA: bivalvo del grupo de los ostreidos. Tiene un grueso gancho en la valva inferior. Aparecen en el Jurásico (era Secundaria).

  • HIPERIAENE: dentición con muelas carniceras, perteneciente a las antiguas hienas. Existen desde la era Terciaria.

EVOLUCIÓN HUMANA

INTRODUCCIÓN

Las ciencias que estudian la evolución humana son la primatología, la paleontología y la paleoantropología. Los principales estudios realizados hacen referencia al origen de los homínidos, a las características morfológicas, así como la adaptación y diversificación del género Australopithecus, Homo, hasta llegar al Homo Sapiens.

Las investigaciones bioquímicas han proporcionado la posibilidad de comparar organismos muy semejantes o muy diferentes encontrando similitudes y desigualdades en las proteínas, en las moléculas estructurales...

Las investigaciones sobre el origen de los homínidos están principalmente relacionadas con estudios comparativos entre los primates y humanos actuales, y con los datos aportados por los organismos ancestrales, a través de sus fósiles. El estudio comparativo entre los póngidos (chimpancé, gorila y orangután) y los homínidos demuestran una evolución divergente. Esto quiere decir que una población de organismos estrechamente relacionados se adaptan a diferentes ambientes y comienzan un curso evolutivo diferente.

El primer homínido que dio lugar al chimpancé y al gorila se supone que tenía una capacidad cerebral muy escasa y su posición era cuadrúpeda. El homínido más primitivo y mejor estudiado corresponde al Australopithecus, que poseía un tipo de pelvis que le permitía realizar una locomoción bípeda.

El más antiguo representante de la especie humana es el Homo Hábilis. Éste convivió con los australopitecos y fue el autor de una industria de cantos tallada. El siguiente fue el Homo erectus, con una mandíbula y un cráneo primitivos.

El primer Homo Sapiens aparece en Europa y en el Próximo Oriente hace unos 150.000 años, en forma de Homo Sapiens Neanderthalensis, y desaparece en las primeras fases de la última glaciación.

El Homo Sapiens Sapiens tiene un origen muy antiguo y situado fuera de Europa. Se caracterizaba por la estabilización del volumen cerebral y la mayor ligereza de su estructura ósea.

EVOLUCIÓN DE LOS PRIMATES

Los primates constituyen un orden al que pertenecen los prosimios, los póngidos, los monos y el hombre. Las principales características evolutivas de los primates son la adaptación a una orientación visual, un gran desarrollo encefálico y diversas modificaciones para una dieta herbívora.

Los primates más antiguos aparecieron en el Cretácico superior, caracterizados por los grandes incisivos.

Los antropoideos o simios son un grupo que presenta un gran telencéfalo que cubre al cerebelo, dedos muy largos, desarrollo de los dientes y de la musculatura mímica, lo que permite un lenguaje de expresiones faciales.

Los póngidos son monos antropomorfos superiores que aparecieron en el Oligoceno. La familia comprende a gorilas, chimpancés, orangutanes y gibones.

Los homínidos están representados actualmente por una sola especie,

El Homo Sapiens. Los aspectos morfológicos, fisiológicos y genéticos de esta familia son enormemente similares a los de los póngidos, lo que demuestra su gran parentesco evolutivo. La divergencia evolutiva se produjo hace unos 5 millones de años. Las transformaciones más tempranas son los cambios de estructura ósea y de los músculos, los miembros anteriores pasan a servir de ayuda a la dentición, el alargamiento gradual del encéfalo y el consumo de carne contribuye a la evolución del cerebro, del comportamiento y el empleo de utensilios cada vez más sofisticados. La posición erecta que adquieren les hace crecer los miembros posteriores, les produce un ensanchamiento de la pelvis y se la sitúa más baja. La principal diferencia frente a los póngidos es la situación de la laringe que les hace posible la pronunciación de algunas palabras.

EVOLUCIÓN DE LOS HOMÍNIDOS

El registro fósil permite comprobar que el origen de nuestra estirpe tiene lugar en África. Los restos fósiles más antiguos datan del Pleistoceno

EL GÉNERO AUSTRALOPITHECUS

El Australopithecus africanus es el más pequeño, con una caja craneana más redondeada, con una dentición de hábitos vegetarianos y una pelvis que indica su postura vertical.

Se encontró un australopiteco de mayor tamaño pero menos parecido al hombre, se denominó Australopithecus robustus.

En 1970 se descubrió el Australopithecus afarensis representado por Lucy. Sus dientes eran robustos y de gran tamaño adaptados a una dieta basada en vegetales duros. Su pelvis y las articulaciones de las rodillas muestran que caminaba erguida. Los brazos eran largos, las manos cortas y las manos prensiles. Se piensa que los útiles que emplearon pudieron tener mucho que ver en las conductas que estimularon el desplazamiento bípedo y la disminución de sus caninos.

LA APARICIÓN DEL GÉNERO HOMO

En 1984 aparece en Kenia el fósil de un adolescente. Su estructura corporal es muy moderna, con la misma locomoción que el hombre actual. Presenta un cráneo y un cerebro más grande, largas y delgadas extremidades

Aproximadamente 185 cm de alto.

El patrón evolutivo de la especie humana no es lineal sino ramificado, es decir, que las diferentes especies de Homo no se suceden cronológicamente una detrás de otra, sino que comparten el mismo lugar en el mismo período de tiempo.

HOMO HABILIS

Es un homínido de pequeña talla hallado en África oriental y austral y también en Asia. Utilizaba cantos manipulados como herramientas y su dieta se basaba en alimentos de naturaleza animal, lo que indica la posible dependencia de la caza. La dentición es más parecida a la humana, con reducción de los molares y premolares, y las manos presentaban cierta curvatura en las falanges. Este homínido sobrevivió durante algunos cientos miles de años y fue sustituido por el Homo erectus.

HOMO ERECTUS

Sus fósiles han sido encontrados en Java, Asia continental, África y Europa. Se aprecia que la capacidad craneal cada vez es mayor. Las características principales son la cara más redondeada, incisivos muy desarrollados y molares bastante reducidos. Construían útiles de piedra de forma sistemática. Utilizaban el fuego. Eran cazadores y carnívoros.

HOMO SAPIENS

Posee un esqueleto óseo y una capacidad cerebral muy semejante a la humana.

HOMO SAPIENS “ARCAICO”

Constituyen una serie de poblaciones de homínidos avanzados. Se conocen fósiles que datan de hace unos 200 mil años en yacimientos europeos. Aparecieron durante el período interglacial que hubo entre la glaciación de Mindel y la de Riss, y desaparecieron durante la de Würm. Se caracteriza por tener la frente muy grande, los arcos superciliares menos prominentes, el cerebro más grande y los dientes más pequeños.

HOMO SAPIENS NEANDERTHALENSIS

Sus primeros restos se encontraron en el valle de Neanderthal (Alemania). Apareció hace unos 150 mil años y desapareció hace unos35 mil. Era de pequeña estatura y extremidades robustas. Elaboraban vestidos, eran cazadores y enterraban a sus muertos con rituales.

HOMO SAPIENS SAPIENS

Apareció en el Paleolítico Superior. Los fósiles más primitivos son los llamados hombres de Cro-Magnon, encontrados en Europa. Eran cazadores y desarrollaron una actividad lítica muy perfecta, utensilios para raspar y perforar, cuchillos de hueso y marfil... Destacan las culturas que fabricaban las “hojas de sílex” para puntas de espadas, arpones o anzuelos. También esculpían y realizaban pinturas.