Rinconete y Cortadillo; Miguel de Cervantes. Lazarillo de Tormes

Siglo de Oro de la literatura española. Narrativa del Renacimiento. Novelas ejemplares. Novela picaresca. Humanismo. Corrientes épicas. Argumento. Personajes. Contextualización

  • Enviado por: Ferreyra
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad

Marco político, social y cultural de finales del s. XVI:

El movimiento que se llevó a cabo durante este periodo fue el renacimiento. La base del renacimiento (volver a nacer) fue el redescubrimiento y valoración de la antigüedad clásica grecolatina. Y por eso este movimiento fue introducido por los humanistas.

El humanismo es un movimiento cultural que valora al ser humano por encima de todas las cosas. Su origen está en el conocimiento de las obras filosóficas y literarias griegas y latinas.

El humanismo una revolución, un cambio profundo en la concepción del mundo y de la vida. El ser humano dejó de ser considerado como un peregrino de la tierra y se convirtió en el centro del universo. Se valoraron tanto por su inteligencia y su espíritu como su forma física “mente sana cuerpo sano”.

Los humanistas también se ocuparon del aspecto religioso. El análisis de los textos bíblicos originales y su traducción a las lenguas vulgares respondió a una preocupación por vivir una religiosidad más auténtica. Este anhelo supuso barios intentos de reforma, entre los que destacó la luterana, que provocó que la comunidad cristiana se dividiese en dos grandes bloques, católicos y protestantes.

La literatura renacentista supone una ruptura respecto a la literatura medieval. En efecto, durante el Renacimiento aparecen nuevos temas, nuevos géneros, nuevos personajes ligados al ambiente de la época.

La expansión por Europa y América que experimento España dio lugar a un interés creciente por el género histórico y a un resurgir de la épica. En el clima bélico también surgió la denominada corriente épica. Las preocupaciones religiosas propias de la época proporcionaron en España el nacimiento de una literatura religiosa que culminó en la mística. El clasicismo se tradujo en literatura en la utilización de géneros y temas de la antigüedad clásica, un claro ejemplo es la poesía pastoril. Los cambios políticos y económicos provocaron un conjunto de cambios sociales de los que la literatura también hizo eco. Así nace el género de la novela picaresca, que nos da fe del empobrecimiento de la nobleza.

El Renacimiento forma parte del denominado do Siglo de Oro de las letras españolas. Durante la primera etapa del renacimiento aceptó influencias del renacimiento italiano, mientras que en la segundo mitad se cerró en si mismo y desarrolló géneros autóctonos como la literatura mística y la novela pastoril.

Contextualización de la obra dentro de la producción de Miguel de Cervantes:

Cervantes centró sus primeros afanes literarios en la poesía y el teatro, géneros que nunca abandonaría. Su obra poética está constituida pro sonetos, canciones, églogas, romances, letrillas y otros poemas menores. También escribió dos poemas mayores, Canto de Caliope y Viaje del Parmaso (1614). La valoración de su obra poética se ve perjudicada por su publicación dispersa en otras obras. Aunque en algunas obras se enorgullece de sus versos, en su tiempo no logró ser aceptado como poeta.

Tampoco tuvo mejor suerte en el teatro. Cuando regresó de su cautiverio llegó a estrenar varias comedias, pero tampoco los contemporáneos lo aceptaron como dramaturgo. Cervantes, con una concepción clásica del teatro, tuvo que soportar el triunfo arrollador de Lope de Vega. De la primera época (1580-1587), anterior al triunfo de Lope de Vega, se conservan dos tragedias: El trato de Ángel y La destrucción de Numancia. A la segunda época pertenecen Ocho comedias y ocho entremeses nuevos, nunca representados (1615).

En la prosa narrativa Cervantes empezó escribiendo una novela pastoril que fue su primer libro publicado, con el título de Primera parte de La Galatea (1585). Como en otras novelas de su género, los personajes son pastores convencionales que cuentan sus penas amorosas y expresan sus sentimientos en una naturaleza idealizada.

Entre 1590 y 1612 Cervantes fue escribiendo una serie de novelas cortas que, después del reconocimiento obtenido con la primera parte del Quijote en 1605, acabaría reuniendo en 1613 en la colección de Novelas ejemplares. Cervantes españolizó el género, lo ennobleció y creó la novela corta en la literatura castellana.

La colección se abre con La gitanilla, fantasía poética creada en torno a la figura de Preciosa y la relación entre la gitanilla y un joven capaz de renunciar a su alcurnia por amor. En contraste con tan embellecido marco sigue El amante liberal, novela bizantina de amor y aventuras, con las adversidades que Ricardo y Leonisa han de superar antes de su matrimonio. Después del idealismo, el amor y la aventura de estas dos primeras novelas se cae en los bajos fondos del hampa sevillano con Rinconete y Cortadillo, en cuyas páginas sobresalen la mejor ironía y humor cervantinos.

Características de la novela picaresca:

Las características de la novela picaresca se encuentran por primera vez claramente marcadas en la novela de Lazarillo de Tormes. Estos rasgos se refieren al protagonista, a la técnica narrativa y a la estructura.

  • El protagonista es un pícaro, un personaje marginal, un ser marcado por el destino que se ve obligado a servir como mozo de varios amos. Es característico, además, que el pícaro evolucione a lo largo de la novela incorporando las experiencias positivas o negativas por la que pasa.

En al obra de Rinconete y Cortadillo los dos personajes son también dos pícaros que se ven obligados a robar y ha servir a diversos amos con el fin de conseguir algo de dinero. Los dos personajes van evolucionando a lo largo de la obra y van incorporando nuevas experiencias y sabidurías.

  • La técnica narrativa utilizada es la autobiográfica, lo que permite recoger la realidad desde el punto de vista del pícaro.

Aunque a lo largo de toda la historia se cuenten las hazañas de estos dos personajes, la obra de Rinconete y Cortadillo no es autobiográfica, ya que en numerosas ocasiones aparece un narrador que es el que explica la historian en tercera persona, y lo único que aparece en primera persona son los diálogos entre los protagonistas de la obra.

  • La estructura de la obra viene dada por la trayectoria vital del pícaro que le lleva a la posición final desde la que escribe. Y todos los episodios están organizados en función del final.

La estructura de Rinconete y Cortadillo también sigue la estructura propia de las novelas picarescas, los capítulos de la obra van desde un principio dirigidos a una conclusión, van dirigidos hacia el final que anteriormente está decidido. En este caso el final es el trabajo que finalmente les ofrece el amo de la hermandad.

Resumen de la obra:

La obra trata de dos muchachos de unos quince años que se encuentran en el camino de Toledo a Andalucía, los dos muchachos son Pedro del Rincón y Diego Cortado. Estos muchachos tuvieron que huir de sus respectivas casas porque allí eran maltratados por sus familiares. Durante su viaje para ganarse la vida tienen que robar, hacer trampas a las cartas o trabajar para algunos amos. Uno de sus primeros hurtos fue el de dejar sin dinero a un arriero jugando a las cartas, con la ayuda de las trampas.

Una vez llegaron a la ciudad de Sevilla ejercieron su primer trabajo, el de mozo de carga, tenían que transportar mercancías donde su amo se lo mandara, y fue mientras trabajaban en este oficio cuando Diego Cortado robó una bolsa de dinero a un sacristán.

Una persona que presenció el robo les preguntó si verdaderamente se dedicaban de forma profesional al robo, y al ver la afirmativa de los dos, éste le informó que robar no es un oficio libre y que si quieren seguir trabajando en ese oficio debían presentarse en la cofradía de Monipodio.

Rincón y Cortado deciden presentarse ante Monipodio y entrar a formar parte de un grupo de criminales dirigidos por el propio Monipodio, que controla el comercio del roba en esa ciudad. Lo primero que hace Monipodio es cambiar los nombres de Rincón y Cortado por Rinconete y Cortadillo. La primera anécdota dentro de la cofradía es cuando el sacristán va a reclamar a Monipodio la bolsa de dinero que le habían robado y cuando Monipodio intenta poner solución Cortadillo decide devolverla, y a partir de ese momento pasa a llamarse Cortadillo el Bueno.

Monipodio siempre intentaba proteger a toda la gente que estaba dentro de su organización y para eso tenía que tener contento a jueces y aguaciles, para ello él daba lo que necesitaran ellos a cambio de que no molestasen a los miembros de su organización. Para ello monipodio tenía una buena organización del trabajo y tenían registrado en un libro los robos o asesinatos que tenían que llevar a cabo, quien lo tenía que llevar a cabo, el dinero que se lleva el autor del crimen, el dinero que se queda la propia cofradía y quien encargaba el crimen.

Finalmente Rinconete y Cortadillo son elegidos para llevar a cabo un crimen.

Descripción de las figuras de Rinconete y Cortadillo:

Rinconete:

Rinconete es uno de los personajes principales de la obra, tiene alrededor de unos quince, nacido en Fuenfrida, hijo de un buldero, la mayor habilidad de Rinconete es la de timar con juegos de cartas a cualquier persona donde sea y sin tener las cartas marcadas, esta habilidad es la que le proporciona el dinero suficiente como par seguir adelante en su vida.

Cortadillo:

Cortadillo es el otro personaje principal de la obra, tiene también quince años aproximadamente, procedente entre Salamanca y Medina de Campo, hijo de un sastre; cansado de ejercer el oficio de su padre decidió escapar de casa, su mayor habilidad es la de robar, que la aprendió ya desde pequeño, esta habilidad será la causante de que más adelante se le llame Cortadillo el Bueno.

Comparación de las figuras de Rinconete y Cortadillo con Lazarillo de Tormes:

Las figuras de Rinconete y Cortadillo tienen una gran semejanza con la figura de Lazarillo de Tormes. Las dos viven en un ambiente marginal, pobre, y se ven obligados a robar y a servir a sus amos con el fin de conseguir así algo de dinero o comida para poder seguir adelante. Mientras que Rinconete y Cortadillo solo tienen que servir a un solo amo Lazarillo se ve obligado a servir a numerosos amos.

Tanto Rinconete y Cortadillo como Lazarillo, se ven obligados a robar a sus propios amos, como es le caso de Cortadillo y el sacristán, y Lazarillo con todos sus amos.

En ambas obras, los personajes van evolucionando a lo largo de toda la obra, de tal modo que al final de la obra los personajes han aprendido cosas a lo largo de sus aventuras y han sufrido experiencias que le pueden haber marcado par el transcurso de la obra.

Conclusión:

Desde mi punto de vista esa obra es muy pesada de leer. Ya que utiliza una gran variedad de vocabulario desconocido totalmente para mí, ya sea porque utiliza un vocabulario muy culto, o porque, el vocabulario que utiliza corresponde a un castellano muy antiguo, y si tenía que pararme a buscar todas las palabras al diccionario la lectura se podía hacer eterna.

Otra de las causas de porque se hace muy pesado leer es porque en muchos momentos la acción se estanca y no avanza, como es el caso de cuando entran en la cofradía, y cuando parece que hay algo de acción, ésta avanza con mucha lentitud. Lo que menos me gustó de la obra es que justo cuando se les designa un trabajo a Rinconete y a Cortadillo la obra llega a su fin dejándonos con las ganas de saber como se las arreglan.

Como conclusión diría que este libro no es de los mejores que he leído, pero tampoco es de los peores, si le tuviera que dar una nota del 0 al 10 le daría un 5'5.

Bibliografía:

  • Rinconete y Cortadillo, Internet.

  • Enciclopedia Microsoft® Encarta® 99. ©, 1993-1998, Cervantes Saavedra, Miguel de., obra

  • Abad, J., Ciències Socials, primer cicle, 2n curs, Historia: de l'any mil a les revolucions, Ed. Santillana, Barcelona, 1997, Capítulo 5, pag 74-79.

  • Romero, F., Lengua y Literatura, segundo ciclo, crédito 6, El discurso Literario I, Ed. Santillana, Barcelona, 1998, Capítulo 4, pag 50, 51, 53.

Trabajo sobre la obra de Miguel de Cervantes.

RINCONETE

Y

CORTADILLO