Revolución industrial

Aumento agrícola. Industria moderna. Transportes. Capitalismo. Sociedad burguesa. Marxismo. Anarquismo e internacionalismo

  • Enviado por: José
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

1. Aumento demográfico y expansión agrícola

. La revolución industrial dio lugar a una profunda transformación social y económica. Los primeros cambios fueron en Gran Bretaña en el siglo XVIII.

1.1. La revolución demográfica

. Hacia 1750, la población inició un proceso de crecimiento. La población pasó de 140 millones de hab. a 187 en 1800 y a 266 en 1850. Fue debido a dos factores:

a) Retroceso de la mortalidad

b) Mantenimiento o ligero aumento de la natalidad

Se debió gracias al aumento de la producción de alimentos y el progreso de la higiene y de la medicina. Las grandes epidemias y pestes fueron desapareciendo. El aumento de la población hizo que hubiera un proceso de urbanización. Muchos campesinos emigraron a las ciudades en busca de trabajo en las nuevas fábricas.

1.2. Aumento de la producción agrícola

. El aumento de la demanda de alimentos, como resultado del incremento de la población provocó el alza de los precios agrícolas, hecho que hizo aumentar la producción. Se consiguió gracias a:

a) La privatización del suelo

b) Nuevas técnicas y métodos de cultivo

La revolución industrial puso fin a la propiedad señorial y la tierra se convirtió en una propiedad privada. La introducción de nuevos cultivos, como el maíz y la patata y la expansión de la ganadería favorecieron una dieta más rica y variada.

2. El nacimiento de la industria moderna

2.1. Máquinas, vapor y fábricas

. Uno de los factores que más contribuyó a la revolución industrial fue la innovación tecnológica. La introducción de máquinas fue sustituyendo al trabajo manual. El progreso técnico implicaba un aumento de la producción y disminución de costes. El primer sector en mecanizarse fue la industria del algodón, lo fueron por energía hidráulica (las fábricas estaban al lado de los ríos). La fuente de energía que revolucionó la producción y los sistemas de transporte fue el vapor, invento de James Watt que usaba carbón como combustible. La mecanización y la introducción de nuevas fuentes de energía impulsaron el sistema fabril de producción (fábricas).

2.2. Algodón y hierro

. Los primeros cambios se originaron en Gran Bretaña y afectaron primero a la industria textil y a la siderúrgica.

a) La industria algodonera, con el telar mecánico completó el proceso de mecanización textil.

b) La industria siderúrgica, tuvo un invento que permitió producción de hierro en grandes cantidades, que fue el carbón de coque de gran potencia calorífica.

3. La revolución de los transportes

. Hubo una mejora en las vías de comunicación y la necesidad de ampliar los mercados de venta. Pero el fenómeno realmente innovador fue la incorporación de la máquina de vapor al transporte terrestre y marítimo.

3.1. El ferrocarril y el barco de vapor

. Los primeros ferrocarriles se utilizaron en las minas de carbón, donde el mineral se transportaba en vagonetas que se movían sobre raíles. Una innovación fue la invención por Stepheson de la locomotora que accionaba el ferrocarril mediante una máquina de vapor.

En los decenios siguientes, la construcción de la red ferroviaria en toda Europa fue un gran estimulo para el desarrollo de la industria siderúrgica. El ferrocarril permitió acortar enormemente la duración de los trayectos, aumentó la seguridad de los viajes y dada su mayor capacidad de carga, abarató el transporte de mercancías. Posteriormente los barcos de vapor sustituyeron a los de vela, que generó un nuevo aumento de la demanda siderúrgica.

3.2. El incremento del comercio

. La mejora de los sistemas de transporte permitió acercar la producción agrícola e industrial a los consumidores. Además dio paso a una economía de mercado. El comercio exterior aumentó de manera considerable a mediados del siglo XIX, pero muchos países que estaban iniciando su industrialización impusieron el proteccionismo, la protección de la industria nacional mediante aranceles que encareciesen la entrada de productos extranjeros.

4. Capitalismo y sociedad burguesa

. La generalización del sistema fabril de producción se dio junto a la consolidación del capitalismo industrial y al surgimiento de una nueva sociedad de clases.

4.1. Liberalismo y capitalismo

. Adam Smith estableció los principios del liberalismo económico, base del capitalismo. Que para él era el interés personal, un motor de la economía y su objetivo era la búsqueda del máximo beneficio. El capitalismo es un sistema económico basado en la propiedad privada. El estado no debe intervenir en el funcionamiento de la economía, sólo se regula por las leyes de oferta y demanda. Las consecuencias del capitalismo fueron la quiebra de las empresas y el aumento del paro obrero.

4.2. Bancos y finanzas

. Con el desarrollo industrial, las empresas necesitaban grandes aportaciones de dinero. Entonces surgieron las sociedades anónimas, mediante las cuales el capital que requiere una empresa es fraccionado en partes (acciones), la bolsa de valores.

Los bancos suministraban capital a las empresas (préstamos), actuaban de inversores directos (compra de acciones) y facilitaban los pagos mediante cheques y letras de cambio.

4.3. La sociedad burguesa

. La industrialización consolidó la existencia de una sociedad de clases: burguesía y proletariado. La burguesía al ser la propietaria de empresas y los negocios, fue el grupo más importante. El proletariado constituyó la mano de obra para trabajar en las fábricas a cambio de un salario.

La gran burguesía estaba integrada por banqueros, rentistas e industriales. La burguesía media por empresarios, profesionales liberales, funcionarios y comerciantes. La pequeña burguesía por empleados, tenderos y artesanos. Sus viviendas ricamente decoradas, su manera de vestir y divertirse y sus valores se convirtieron en el modelo social a imitar.

5. La respuesta obrera

. Al aumentar el número de trabajadores de las fábricas apareció una nueva clase social: el proletariado industrial y urbano. Desarrollaban un trabajo mecánico, repetitivo y sometido al ritmo de la máquina y a la disciplina laboral de la fábrica.

5.1. Los obreros

. Las condiciones de vida eran muy precarias. La jornada laboral era de 12 a 14 horas diarias y los salarios no eran suficientes para mantener una familia. Las mujeres y niños, tenían un salario inferior al de los hombres.

No existía ninguna legislación que fijase las condiciones de trabajo y los salarios. La mayoría de obreros provenía del medio rural y venían en busca de trabajo. Se instalaron en barrios con condiciones pésimas de salud e higiene. En las viviendas vivían muchas personas. Las epidemias de tifus o de cólera se extendían con facilidad.

5.2. Las primeras asociaciones obreras

La primera reacción de los obreros fue su oposición al maquinismo, por considerarlo responsable del paro y de los bajos salarios.

Importantes sectores de trabajadores empezaron a darse cuenta de que formaban una clase social diferente, con problemas comunes y objetivos propios (conciencia de clases).

Se crearon organizaciones de trabajadores y Sociedades de Socorros Mutuos. Actuaban como sociedades de resistencia.

5.3. El Sindicalismo

Los gobiernos reaccionaron negativamente a la formación de sociedades obreras. Fueron declaradas ilegales y se fundaron los primeros sindicatos.

La primera organización sindical fue la Asociación de tejedores de Barcelona. Su objetivo era mejorar las condiciones de trabajo de los obreros.

6. Marxismo, Anarquismo e internacionalismo

6.1. Marxismo y Socialismo

A través de la revolución, el proletariado conquistaría el poder político (dictadura del proletariado) y crearía un Estado obrero, e iría fuera la propiedad privada.

El fin de la propiedad privada llevaría a la progresiva desaparición de las clases sociales y del Estado, para así poder alcanzar el ideal de Sociedad comunista.

Los Marxistas propusieron la creación de partidos obreros socialistas. Los diputados socialistas en el Parlamento impulsarían una legislación más favorable a los trabajadores.

6.2. Anarquismo

El Anarquismo tenía tres principios básicos: la libertad individual, la crítica a propiedad privada, y el rechazo a la autoridad, principalmente del Estado. Defendía la acción revolucionaria del campesinado y destruir el Estado y crear una nueva sociedad igualitaria.

Los anarquistas se oponían a toda participación en la vida política. Algunos defendieron la acción violenta contra los pilares del capitalismo (la burguesía, el Estado y la Iglesia9

6.3. Internacionalismo

A iniciativa de Marx, en 1864, se creó la Asociación Internacional de Trabajadores (I Internacional) a la que se unieron marxistas, anarquistas y sindicalistas. Esta desapareció hacia 1876.

En 1891, se creó la II Internacional. Era una organización exclusivamente socialista, y creó algunos de l9os símbolos de identidad del movimiento obrero.

7. El triunfo de la gran industria

7.1. Nuevas fuentes de energía y nuevos sectores industriales

A finales del siglo XIX, la electricidad y el petróleo desbancaron el carbón. La invención de la dinamo permitió producir electricidad en centrales hidroeléctricas, mientras el alternador y el transformador hicieron posible el traslado de la corriente eléctrica.

El petróleo comenzó a extraerse en Estados Unidos.

La invención del motor de explosión posibilitó su utilización como combustible para los automóviles.

La metalurgia adquirió un nuevo impulso gracias a la producción de nuevos metales como el acero inoxidable y el aluminio.

7.2. Una nueva organización industrial

La fabricación en serie fue la mejor manera de aumentar la productividad (Taylorismo).

Las elevadas inversiones de capital que requerían las innovaciones tecnológicas estimularon la concentración industrial y las empresas se hicieron cada vez mayores.

Así nacieron el cartel (acuerdos entre diferentes empresas), el trust (fusión de diferentes empresas), el holding (grupo financiero que posee participación en empresas y bancos) y el monopolio (derecho exclusivo a vender un producto).