Revolución francesa

Historia. Ciencias Sociales. Poceso social y político. Francia. Monarquía absoluta. República. Economía y sociedad del Antiguo Régimen. Revolución francesa

  • Enviado por: Sebastian Mera
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad

1.-La Revolución francesa ocurrió entre 1789 y 1799. Los motivos fueron:

la incapacidad de las clases gobernantes para hacer frente a los problemas de estado, la indecisión del monarca, los excesivos impuestos a los campesinos, la pobreza de los trabajadores, la agitación intelectual producto de la Ilustración y el ejemplo de la guerra de independencia de USA.

2.- Estados Generales: Esto era una asamblea formada por el Clero, la Nobleza y el Tercer Estado o Estado Llano. El rey Luis XVI autorizó su funcionamiento en Versalles el 5 de mayo de 1789. Previo se había acordado que el Tercer Estado tendría la misma cantidad de miembros que los otros dos estados juntos.A pesar que los tres Estados estaban claros que debían hacerse reformas profundas, para solucionar la situación entraron en conflicto al tratar de acordar la forma de votación; los dos primeros querían la votación por Estado y el tercero la deseaba por persona, con lo que lograba la mayoría. Ante esto el rey privó a la Asamblea de su sala de reuniones, sin embargo, estos se juraron no parar hasta redactar una Constitución para Francia.

3.- Asamblea Nacional Constituyente: Finalmente el rey cedió y ordenó a la nobleza y el clero que participaran de esta asamblea, sin embargó, también instruyó a varios regimientos que se instalaran en París y Versalles. Ante esta provocación el pueblo se sublevó el día 12 de julio de 1789, culminando con tomar la prisión de La Bastilla el día 14 de julio.

4.- Guardia Nacional: La burguesía parisina, asustada por los desmanes estableció un gobierno provisional, organizando una milicia popular que tomó el nombre de Guardia Nacional. Además, cambiaron el estandarte de los Borbones por la escarapela tricolor. Finalmente en toda Francia se constituyeron gobiernos locales, así como guardias nacionales las cuales quedaron bajo el mando del marqués de La Fayette (héroe de la ind. De USA). El rey incapaz de arreglar la situación ordenó a sus tropas retirarse y legalizó todas las medidas de los gobiernos locales.

El 4 de agosto de 1789 el clero y la nobleza debieron renunciar a sus privilegios, en reunión de la Asamblea. Finalmente la Asamblea aprobó lo siguiente:

-se abolió el régimen feudal y señorial, así como el diezmo.

-se prohibía la venta de cargos públicos y la exención tributaria.

En cuanto a la Constitución se destacó los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Además:

-se suprimían las provincias y se creaban los departamentos.

-se eliminaron los títulos hereditarios.

-se crearon los juicios con jurado en las causas penales.

-se modificó la legislación.

-el poder legislativo quedó en la Asamblea compuesta por 745 miembros elegidos de manera indirecta. Además veía la política exterior.

-el poder ejecutivo quedó en el rey pro con serias limitaciones

-a la Iglesia se le impusieron importantes restricciones.

-se creó el papel moneda, garantizado por las tierras confiscadas.

5.- Huida del rey: La reina María Antonieta, de orígen austriaco y ajena a los problemas franceses, siguió en contacto con su hermano Leopoldo II, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y opositor a la Revolución. Esto hizo que recayeran sospechas sobre la conducta de la familia real sobre todo cuando se les descubrió huyendo por el bosque de Varennes el 21 de junio de 1791. En ese momento existían los siguientes grupos: los feuillants, partidarios de una monarquía constitucional; el Llano, grupo indefinido políticamente pero opositor a los grupos extremos; los girondinos, quienes deseaban una república federal; los montagnards, divididos a su vez en jacobinos y cordeliers, quienes deseaban una república centralizada y los sans-culottes, grupo radical que exigía la formación de la república.

6.- Asamblea Legislativa: después de su detención al rey se le quitaron sus poderes, sin embargo al poco tiempo le fueron restituidos. El 1 de octubre de 1791 comenzó sus sesiones la Asamblea Legislativa, compuesta por 750 miembros sin experiencia política, pues los miembros de la anterior asamblea habían votado para no aceptar reelección. La Asamblea tuvo serios problemas, pues el rey ejerció su derecho a veto en varios proyectos lo cual llevó a una crisis que dejó en el poder a los girondinos. Estos al poco tiempo declararon la guerra al Sacro Imperio Romano Germánico, lo cual fue aplaudido por los sectores realistas que esperaban la derrota de los revolucionarios y el regreso del Antigüo Régimen. La guerra trajo varios derrotas a los franceses, lo cual obligó a hacer levas en distintas partes. De las reservas llegadas de Marsella, se difundió el himno La Marsellesa. La situación se tornó crítica y ante el aumento del malestar social los girondinos perdieron el poder, el cual quedó en manos de los montagnards y su líder George Jacques Danton. Este gobierno decretó nuevas elecciones para formar una nueva Convención Nacional, dando derecho a voto a todos los ciudadanos varones. Esta nueva Convención inició su primera sesión el 21 de sep. de 1792, siendo su primera desición abolir la monarquía y formar la I república. En ese momento el ejército francés revertía la situación y tras algunas victorias pasaban al ataque. Durante este período fueron ejecutados alrededor de mil partidarios del rey y finalmente el mismo rey, el día 21 de enero de 1793, tras ser acusado de traición. Al extenderse la guerra, tras entrar en ella Gran Bretaña, las Provincias Unidas y España, la popularidad del gobierno bajó. Se autorizó un aumento de efectivos en el ejército, sin embargo, sectores cercanos a la iglesia lla maron a la rebelión, lo cual trajo la guerra civil en algunos departamentos.

La Convención, creó el Comité de Salvación Pública y reorganizó el Comité de Seguridad General y el Tribunal Revolucionario, tras lo cual tomó el poder el ala radidal de los jacobinos. Uno de sus principales líderes Jean-Paul Marat, fue asesinado lo cual aumentó la influencia de este grupo tomando el poder su líder Maximilien de Robespierre, quien implantó medidas extremas, en lo que se llamaría el Reinado del Terror.

Amenazado por distintos ejércitos el Comité llamó a las filas a cerca de 750.000 reclutas, que fueron enviados a distintos frentes, además se reprimió violentamente la oposición interna, siendo ejecutada la reina María Antonieta, el 16 de octubre de 1793. Tras estas represalias miles de monárquicos, sacerdotes, girondinos y otros sectores contrarrevolucio-narios fueron ejecutos en la guillotina. Se calcula que murieron alrededor de 40.000 personas. Por otra parte debido al odio anticlerical se reemplazó el calendario juliano por el calendario republicano, así como empezó el cierre de las iglesias. Durante este tiempo, el signo de la guerra se había vuelto favorable a Francia, además, se habían aplastado la mayor parte de las insurrecciones.

Sin embargo, un grupo de jacobinos, liderados por George-Jacques Danton, consideraba que se debía buscar la paz y acabar con el Terror, lo cual condujo a su arreto y posterior ejecución. Pero, esto acarreó el descontento contra Robespierre, quien finalmente fue apresado y ejecutado, el día 27 de julio de 1794, fecha que se considera el fin de la República de la Virtud. La Convención Nacional quedó controlada por el grupò termidoriano, que decidió clausuran los clubes jacobinos, abolir los tribunales revolucionarios y revocar varios decretos de carácter extremista.

La situación militar mejoró, desintegrándose la coalición anti francesa. Sólo seguía la guerra con Gran Bretaña, Cerdeña y Austria.

7.- Directorio: Al establecerse la paz en las fronteras, la Convención redactó una nueva Constitución, aprobada el 22 de agosto de 1795, en la cual el ejecutivo caía sobre un Directorio compusto por cinco miembros, el legistativo lo ejercía una asamblea bicameral: el Consejo de Ancianos(250 miembros) y el Consejo de los Quinientos. Sin embargo, por mala redacción esta constitución trajo una serie de disputas entre los miembros del ejecutivo lo que trajo constantes luchas por el poder, golpes de Estado e ineficiencia en los asuntos del país. Sin embargo, la Convención Nacional,

tomó precauciones para evitar la restauración de la monarquía, promulgando un decreto que establecía que los primeros directores y dos tercios del cuerpo legislativo debían ser elegidos entre los miembros de la Convención. Los monárquicos parisinos protestaron, pero fueron reprimidos rápidamente por las tropas comandadas por el general Napoleón Bonaparte. La Convención concluyó el 26 de octubre y el Directorio comenzó sus funciones el 2 de noviembre.

El Directorio comenzó con serios problemas políticos y económicos por lo que las agrupaciones burguesas deseosas de mantener su situación, decidieron reconducir la energía del pueblo en la revolución hacia fines militares. Aún existían asuntos pendientes con el Sacro Imperio y el absolutismo que dominaba casi toda Europa era un peligro para la Revulución.

El Directorio debió hacer frente a tres golpes de estado, derrotas militares, dificultades económicas y desórdenes sociales. Luciano Bonaparte, presidente del Consejo de los Quinientos; Fouché, ministro de Policía; Sieyès, miembro del Directorio y Talleyrand-Périgord consideraban que esta crisis sólo podría superarse mediante una acción drástica.. El 9 y 10 de noviembre decidieron dar un golpe de estado que derrocó al Directorio e instauró un Consulado, organismo compuesto por tres miembros Napoleón Bonaparte, primer cónsul, Emmnuel-Joseph Sieyes y Pierre Roger Ducos. Estos últimos fueron reemplazados al poco tiempo, cambiándose la Constitución el 24 de diciembre de 1799. En ella se disponía la creación de un Senado compuesto por sesenta miembros designados con carácter vitalicio, una asamblea de tribunos con cien miembros, una cámara legislativa de trescientos diputados y tres cónsules propuestos por los órganos del senado para un periodo de diez años, susceptibles de ser reelegidos. No obstante, las atribuciones de estas instituciones eran muy limitadas, mientras el primer cónsul disfrutaba de un poder casi absoluto, verdaderamente dictatorial.

Este período se considera la decadencia de la revolución, pues en 1804 Napoleón asume como emperador.

Como herencia de la revolución quedan la redistribución de la riqueza y de la propiedad de la tierra; la supresión de la cárcel por deudas; la introducción del sistema métrico decimal, la igualdad ante la ley, el derecho a Habeas Corpus y disposiciones para la celebración de juicios justos.

La Revolución también desempeñó un importante papel en el campo de la religión. Los principios de la libertad de culto y la libertad de expresión tal y como fueron enunciados en la Declaración de Derechos del hombre y del ciudadano, pese a no aplicarse en todo momento en el periodo revolucionario, condujeron a la concesión de la libertad de conciencia y de derechos civiles para los protestantes y los judíos. La Revolución inició el camino hacia la separación de la Iglesia y el Estado.