Repercusiones de las tarjetas de débito y de crédito en la Economía peruana

Banca. Pago electrónico. Dinero plástico. Liquidez dineraria. Hábitos consumidores

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 6 páginas
publicidad

Cada vez más Gente Reemplaza el Efectivo por “Dinero Plástico”


Bruno Bertolotti, Gerente General de Visanet el Perú, informó que la empresa ha tenido un crecimiento de 14% respecto a mayo del año anterior. Parte de este crecimiento se debe a la aceptación de la tarjeta de débito Visa Electrón, el producto con mayor expansión en el 2001, que este año continúa creciendo en términos de aceptación.

“Pese a la recesión que vive nuestro país, Visanet ha logrado cubrir su presupuesto, tanto en el número de operaciones como en el de ventas totales. No hay que olvidar que nuestro mayor competidor es el efectivo, por lo que el objetivo final es que la gente vaya, poco a poco, reemplazándolo por el “plástico” manifestó el ejecutivo.

En ese sentido, gracias a la instalación de terminales electrónicos Visa en Mercados emergentes como Polvos Azules, Gamarra, Polvos Rosados y Polvos de Higuereta y en provincias como Catacaos, los primeros cinco meses del año han presentado una variación positiva con respecto a mayo del 2001, equivalente a 146% y un número de transacciones mayor en 135% para el mismo periodo.

Trajetahabientes

“Si tomamos el número de tarjetahabientes que realizó compras con una tarjeta de débito Visa Electrón el mes de mayo del 2001 y lo comparamos con el de mayo del 2002, notaremos que 33 mil personas más han preferido el plástico al efectivo”. El funcionario agregó que “el objetivo final de reemplazar el efectivo se está cumpliendo a pesar de que aún no se nota, a nivel individual de nuestros clientes, los resultados de la reactivación económica del país. “Creemos que durante los primeros meses del año ya empiezan a notarse señales económicas positivas, las que favorecerán a los tarjetahabientes y, por ende, a las empresas”, concluyó.

Artículo del Diario “Gestión”

Especial del virnes, 21 de junio del 2002


¿Qué pasará si seguimos con este medio de consumo?, ¿desaparecerá la moneda?, ¿qué pasará con el BCR?, ¡replanteará sus funciones?, ¿es recomendable el uso de las tarjetas de crédito y de débito?, ¿qué consecuencias tendrá en la economía peruana?. Estas son las preguntas que se nos vienen a la mente cuando nos dan una noticia como esta. Este artículo tiene la finalidad de solucionar sus dudas, pero para responder a las interrogantes expuestas líneas más arriba, tenemos que tener en bien en claro ciertos conceptos generales que los veremos ligeramente para no incurrir en temas ya sabidos.

Empezaré indicando que una tarjeta de débito “Es cualquiera tarjeta u otro documento que identifica a su titular con su emisor y que "sea utilizada como instrumento de pago en la red de establecimientos afiliados al sistema que cuenten con dispositivos electrónicos que operen con captura en línea de las transacciones y que los montos correspondientes sean debitados inmediatamente en la cuenta del Titular y acreditados en la cuenta del beneficiario, sólo si dichas transacciones son autorizadas y existen fondos suficientes". Popularmente se les conoce como "tarjetas de cajero" puesto que son las que se utilizan normalmente para retirar dinero.

Mientras que la tarjeta de crédito es aquel plástico o documento que nos da la posibilidad de comprar hoy y pagar en “cómodas” cuotas y con una pequeña tasa de interés adicional, es decir, brindar la posibilidad a los consumidores de satisfacer sus necesidades actuales, sacrificando las futuras. Los bancos son sus mayores ofertantes ya que, a lo largo del tiempo, se han dado cuenta que había un mercado no explotado “la gente natural” y que estaban en potencial crecimiento. Esto incrementó las expectativas de rentabilidad que los bancos adquirirían por las transacciones de los tarjetahabientes.

¿Cuál es, entonces, la diferencia entre tarjetas de crédito y de débito? Que mientras la primera es un medio de financiación, la segunda no. Es decir, con la tarjeta de crédito, la compra o disposición de efectivo no se carga en cuenta hasta el mes siguiente, sin embargo, en las tarjetas de débito el cargo es inmediato. Por tanto con una tarjeta de crédito se tiene acceso a un límite de crédito del que se puede disponer con independencia del saldo de la cuenta bancaria, mientras que la disposición en el caso de las tarjetas de débito va en función del saldo en cuenta.

El motivo por el cuál, la mayoría de gente prefiere utilizar el dinero “Plástico” se debe a que brindan acceso a toda hora de sus fondos. Ofrecen elevada seguridad al permitirle disponer de la suma de efectivo requerida en un momento determinado evitando trasladarse de un lugar a otro a, protegiéndose así a la pérdida de tiempo y ser víctimas de un asalto. Tener una cuenta de débito en el banco genera una tasa de interés. Las tarjetas de crédito te permiten hacer sobregiros, es decir, “ realizar operaciones que se originan cuando un cliente gira cheques por un valor mayor al saldo que mantiene en su cuenta corriente, utilizando así recursos del banco”

Se han unido a cadenas de tiendas generando así, la mayor cobertura de su tarjeta. Para incentivar el consumo promocionan bondades y descuentos con la utilización de estas. (ver anexo 1)

Por otro lado, hay gente que siente cierta satisfacción personal y un “estatus” especial al poseer tarjetas. Los requisitos de solicitud son más flexibles en la actualidad. Ya no es necesario tener una cuenta corriente para la afiliación.

La tasa de interés de las tarjetas de crédito “dependen mayormente de la calificación de riesgo de cada cliente”” (la tasa disminuirá mientras el cliente cumpla con el tiempo de pago).

Pero, hay clientes que no calculan sus límites, incrementando así la tasa de morosidad (ver Anexo 2) y hacen que los bancos incurren en gastos legales innecesarios, ,también generan la reducción de su cartera de clientes y una grandes cuentas por cobrar con los morosos, que a veces se vuelven incobrables. Aparece aquí el costo de oportunidad.

Los establecimientos comerciales afirman que el sistema de tarjetas de crédito les evita el crédito o fiado, de manera directa entre el establecimiento y el cliente, es decir, renuncian a un % que pasa a ser de la entidad bancaria afiliada, perdiendo de esta manera su posible ganancia.

Se necesita crear conciencia en la personas para que no se tomen muy en serio la palabra “crédito” e instalar en cada lugar comercial.

El acceder a una tarjeta de crédito implica un pago fijo desde el primer día de obtención. Este monto fijo es denominado como “Mantenimiento de cuenta” el cual fluctúa entre los S/. 10 y S/. 12. (ver Anexo 3)

Análisis

Después de haber visto la diferencia entre las tarjetas de débito de crédito, su concepto, las ventajas y desventajas de su uso, comenzaremos a analizar las consecuencias que tendría la continua utilización de las tarjetas en la economía peruana. En estos momentos nos encontramos en una ambiente recesivo es entendida como un estancamiento en el crecimiento global de la economía. Al haber recesión hay una caída del ingreso real global y per. cápita y aumenta el desempleo. Esto hace que la gente quiera retener y acaparar su dinero. Por consecuencia, la Velocidad del dinero diminuya. (Y baja)

Lo que hacen las tarjetas de crédito es tratar de reactivar el consumo, para reactivar la economía. Pero hay un fuerte debate con respecto a las tarjetas de crédito. Muchos economistas no creen que se deba de contar a las transacciones hechas con una tarjeta de crédito como Dinero ya que según ellos, ese dinero no existe; mientras que con las tarjetas de débito, las operaciones están respaldadas por el depósito hecho al banco. Pero si este dinero no existe? Entonces, ¿por qué los bancos se arriesgan a prestar dinero? Los bancos prestan a la gente que puede demostrar que puede pagar sus facturas a un mediano, casi corto plazo. Ahora bien, el ingreso promedio del banco ha caído. Debes de ganar entre S/. 1000 a S/. 1500 al mes para acceder a una tarjeta de crédito permitiendo así la afiliación de miles de personas que antes se veían restringidas de poseer dicha tarjeta.

Las tarjetas son utilizadas como medio de pago. Son más seguras que tener efectivo por la razones vistas anteriormente, entonces podemos decir que la preferencia de liquidez baja. Supongamos que tienda a cero, es decir, nadie quiere tener dinero en su poder, entonces ¿qué sucede? De nuestra ecuación: , la c (que es la preferencia por liquidez) va a desaparecer y nos va a quedar: . Los bancos van a tener mayor efectivo que prestar; es decir, el efecto multiplicador de dinero es mayor que el de la ecuación anterior. Demostrémoslo con un ejercicio numérico: Supongamos que nuestra c:5 y r:2 (r y c son los mismos en ambos casos).

Entonces, si los bancos tienen mayor cantidad de dinero para prestar, habrá una mayor inversión que generará una alza en la producción.

Analicemos que pasa con el PIB:

Si PIB = Gag = I + C +G + X - M, como dijimos anteriormente, las inversiones suben, el consumo se incrementa y el gasto de gobierno también, ya que tendrá mayor monto de recaudación por impuestos (IGV, ISC, etc) los cuales serán utilizados para obras públicas, lo que incrementará el empleo. Gracias a las tarjetas, las importaciones y exportaciones aumentan ya que facilitan el pago (si es tarjeta de débito) o ayudan a cancelar la cuenta. Entonces, el Gasto Agregado (Demanda Agregada) aumenta, mas no se desplaza. Mirémoslo en el siguiente gráfico:

Supuesto: solo el precio de Q varía, el resto de precios de los productos se mantienen constantes.

P

O.A.

A

P1 B

C

D.A.

Q1 Q2 Q

Nosotros nos encontramos en punto como A, en el cuál hay un exceso de oferta y poca demanda (recesión). Lo que van a hacer la tarjeta de débito es licuar ese exceso, ¿cómo?, aumentando el consumo ya que la gente no va a tener miedo de portar grandes cantidades de dinero x miedo a los robos, etc. Al aumentar el consumo, los vendedores van a sacar su mercadería de los inventarios para satisfacer la nueva demanda. Los precios bajan por la competencia y la producción tenderá a la alza para seguir satisfaciendo a la demanda (punto B) hasta llegar al punto de equilibrio (punto C).

¿Por qué no se expande la curva de demanda agregada? Lo que hace que se desplace la curva de la Demanda Agregada son las políticas Fiscales y Monetarias.

¿Y qué pasa con la tarjeta de crédito? Sucede que vamos a consumir más de lo que poseemos, es decir, vamos a utilizar el crédito bancario y estoy hace que la curva de la D.A. se desplace a la derecha.

P O.A.

P1

D.A.2

D.A.1

Q1 Q2

Lo que va a suceder es similar al caso con la tarjeta de débito, pero con mucho más efecto ya que no te limitas a consumir tu depósito sino que consumes también el crédito del banco. La producción aumentará y también el ingreso ya que tenemos que pagar el crédito utilizado. Si soy persona morosa, tengo que pagar el crédito y el interés adicional (ganancia del banco).

Esto hace que el PIB aumente, pero aquí viene las discusión, realmente aumento el PIB o es un aumento utópico ya que el crédito no es dinero? Yo creo que sí, ya que este servicio incrementa el consumo y la inversión. En todo momento hacemos transacciones y de esta forma atraemos al capital extranjero haciendo que invierta su capital en el país, generando así, puestos de trabajo (mucho mayor es el efecto generado con el crédito que con el débito). El Estado tiene mayor cantidad de impuestos por cobrar, etc. Pareciera que la Masa Monetaria ha aumentado.

Y ¿qué pasó con la velocidad del dinero?, se mantiene ¿constante, disminuye o decrece? La respuesta es que va a aumentar ya que la gente no va a querer retener efectivo, a demás, deben de pagar su cuentas y eso se hace con efectivo. Entonces, las personas irán corriendo a los bancos a realizar nuevos depósitos los cuales serán prestados, pero no en su íntegro, recordemos que los bancos tienen que depositar el monto del encaje en el BCR.

Si el banco puede prestar mayor cantidad de dinero, es necesario (creo yo) de incrementar una nueva tasa de encaje llamada “encaje voluntario” para cubrir las futuras cuentas incobrables y/o evitar la quiebra del banco por un pánico bancario ocurrido por malas especulaciones.

En resumen, podemos concluir que las tarjetas de crédito han ayudado en gran parte a la economía mundial, con cierta seguridad extra, porque ya no se tiene que cargar efectivo. Es una figura muy conveniente para el comercio y la economía, porque 10 de cada 8 productos que han sido vendido, probablemente no lo hubieran sido sin el uso de las tarjetas de crédito.

Pero también tiene sus lados negativos, por ejemplo ya no se habla de operaciones concretas, sino ficticias, y se tiene una posibilidad de que la economía caiga, porque no se sabe exactamente el valor de nuestro dinero, ni se lleva control sobre esto.

http://www.institutodecredito.cl/biblio/pdf/2.15.pdf

DIBOS, Alfonso, “...En cómodas cuotas” mensuales”, Punto de Equilibrio, Año:6, Número:48, Abril-Junio 1997, Pag. 19

Banco Central de Reserva del Perú, “Terminología Monetaria”, 3ra edición, Perú, 1984, Pag. 104

ESPECIAL, “Atractivos de tarjetas de crédito se imponen” en Diario Gestión, Viernes 21 de junio del 2002, Pag. IV