Renacimiento y barroco

Lírica y poesía renacentista y barroca. Autores (poetas). Temas. Métrica. Contexto

  • Enviado por: Álex
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
publicidad

Antología poética del renacimiento al barroco

Sociedad y cultura de la época

El nombre de los “siglos de oro” se aplica a las épocas de máximo esplendor en las letras españolas, que se corresponden con los siglos XVI y XVII, períodos conocidos como Renacimiento y Barroco, respectivamente.

Renacimiento

Desde la llegada de los Reyes Católicos, España se había convertido en la primera potencia de Europa; este hecho, junto con el paso del feudalismo al capitalismo y la consolidación de la burguesía, favorecen la aparición del espíritu renacentista, caracterizado por el optimismo y el vitalismo; que se extenderá a todas las facetas de la vida.

Aspectos histórico-sociales

Se distinguen en el Renacimiento dos períodos:

  • La época de Carlos V (1516-1556), en que se produce una expansión económica y social. Es el momento de apertura a Europa, a las corrientes culturales europeas, principalmente a las italianas.

  • La época de Felipe II (1556-1598), en que se impone el espíritu de la Contrarreforma, a partir de la cual España se cierra a las influencias europeas. Es también la época de la Inquisición.

En el plano social, las dos clases privilegiadas son el clero y la nobleza.

Aspectos religiosos

En cuanto a la religión, en la primera mitad del siglo predomina la doctrina del holandés Erasmo de Rotterdam, mientras que en la segunda mitad triunfa la Contrarreforma, a partir del Concilio de Trento.

Aspectos culturales e ideológicos

El Renacimiento se caracteriza por la admiración a la antigüedad clásica. Surge un nuevo espíritu, al que se conoce con el nombre de humanismo.

  • Frente al hombre de la edad media, teocentrista, en el hombre renacentista se impone el antropocentrismo.

  • El hombre del Renacimiento es el hombre cortesano.

Junto al Renacimiento hay que mencionar otras corrientes filosóficas

  • Escepticismo

  • Epicureísmo

  • Estoicismo

  • Platonismo

  • Barroco

    Es el siglo de la pérdida de la hegemonía de España en Europa y de la descomposición interna del país. Pero tal declive no tiene paralelo en el ámbito cultural, y sobre todo, literario, pues en esta época se alcanza el esplendor literario de España.

    Aspectos histórico-sociales

    La monarquía española de los Austrias sufrió un proceso de decadencia progresiva, el imperio heredado por Felipe III comienza a desmembrarse y a empobrecerse.

    El verdadero declive se produce en el reinado de Felipe IV, y supone el triunfo de Francia como primera potencia europea. El expansionismo francés continuó también durante el reinado de Carlos II.

    Aspectos Religiosos

    En esta época continúa la Contrarreforma, pero aplicada en la política y en el arte.

    Aspectos culturales e ideológicos

    La vida cultural de la época se caracteriza por dos facetas contradictorias.

    • La decadencia en el campo científico y universitario

    • El esplendor artístico y literario

    En cuanto a la ideología, el hombre del Barroco se caracteriza por un sentimiento de desengaño y de pesimismo.

    Los tres grandes temas del Renacimiento y el Barroco

    - El amor: El amor es uno de los temas más tratados durante el Renacimiento y el Barroco. Principalmente se dan: el amor cortés, un amor imposible dirigido a una dama superior. El amor sensual frente al amor ideal. El amor divino y el amor satírico.

    - La muerte: Referido a este tema, en el Renacimiento se da una corriente llamada “Carpe Diem” que se traduce como “aprovecha el momento”. También se dan en el Renacimiento otras dos corrientes importantes: La ascética y la mística. Durante el Barroco, el tema de la muerte se ve desde un sentimiento pesimista

    - La naturaleza: La naturaleza del Renacimiento sigue, en un primer momento, los cánones de la tradición bucólica, que tiene su origen en la novela pastoril “La arcadia” del italiano Sannazaro. En España, este enfoque de la naturaleza empieza a cobrar fuerza en la poesía de Garcilaso, sobre todo gracias a sus églogas.

    La métrica

    • Renacimiento: En cuanto a los versos, el endecasílabo va a ser el más utilizado, también puede combinarse con el heptasílabo y el pentasílabo. En cuanto a las estrofas destacan los tercetos, la octava real, la lira, la silva y el soneto.

    • Barroco: En esta época se siguen usando las formas italianas, tanto los versos como las estrofas. Destaca sobre todo el uso del endecasílabo y del soneto, pues en este momento se alcanzan los mayores logros.

    Autores importantes durante el Renacimiento

    • Garcilaso de la Vega: Nació en Toledo y su vida es un claro ejemplo del ideal renacentista de hombre cortesano: poeta y soldado. Sus principales obras son los sonetos y las églogas.

    • Santa Teresa de Jesús: Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila. Su vida religiosa se resume en la práctica de duros ejercicios ascéticos. Fue beatificada en 1614 y canonizada en 1622. Destaca por sus obras autobiográficas, ascéticas y místicas.

    • Fray Luis de León: Nació en Cuenca y se trasladó a Salamanca. Pasó cinco años en la cárcel y murió en Madrigal de las Altas Torres. Destaca por su obra ascética.

    • San Juan de la Cruz: Nació en Ávila y estudió en Salamanca. Su obra más importante es “Noche oscura del alma”

    Autores importantes durante el Barroco

    • Luis de Góngora: Nació en Córdoba y estudió en Salamanca, es el máximo representante del culteranismo y fue capellán de la corte del rey, murió en 1627. Sus obras más importantes son: “La fábula de Polifemo y Galatea” y “Soledades”.

    • Félix Lope de Vega: Nació en Madrid y su vida está llena de amoríos. Su obra está centrada principalmente en el teatro con obras como: “Fuenteovejuna”, “El laberinto de Creta”, “Peribáñez y el comendador de Ocaña”, “El caballero de Olmedo” y “El perro del Hortelano”.

    • Francisco de Quevedo: Nació en Madrid, estudió en los jesuitas y más tarde en Alcalá y Valladolid. Fue detenido y murió en 1636, es el máximo representante del conceptismo. Sus obras más importantes son: “El siglo del cuerno”, “La fortuna con seno y la hora de todos”, “El buscón”, “La cuna y la sepultura” y “La culta latininparla”.

    Vídeos relacionados