Religiones del mundo

Cristianismo. Cristianos católicos, ortodoxos y protestantes. Judaísmo. Religión monoteísta. Judíos. Culto cristiano y hebreo

  • Enviado por: Mini Yo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


RERLIGIÓN:

En términos generales, la religión es una forma de vida o creencia basada en una relación esencial de una persona con el universo, o con uno o varios dioses. En un sentido aceptado de una forma corriente el término religión se refiere a la fe en un orden del mundo creado por voluntad divina, el acuerdo con el cual constituye el camino de salvación de una comunidad y por lo tanto de cada uno de los individuos que desempeñen un papel en esa comunidad.

Es imposible encontrar una definición satisfactoria de religión o una forma realista de clasificar los diversos tipos de lo que llamamos religión a causa de las importantes diferencias de función entre los diversos sistemas conocidos.

LAS DIFERENTES RELIGIONES:

LAS CUATRO GRANDES RELIGIONES:

Las cuatro grandes religiones, son las que más se practican por los habitantes del Planeta. Estas son:
Cristianismo, Hinduismo, Islamismo y

CRISTIANISMO

Es una religión monoteísta, la más extendida en el mundo debido a los más de 1.700 millones de personas que la profesan.

PRINCIPALES ENSEÑANZAS:

Cristo era característico y único. Su vida y su ejemplo deberían ser seguidos y sus enseñanzas referentes al amor y a la fraternidad deberían sentar las bases de todas las relaciones humanas.

Las referencias históricas que se tienen de Jesús se encuentran en los Evangelios, parte del Nuevo Testamento englobada en la Biblia. Otras partes del Nuevo Testamento resumen las creencias de la Iglesia cristiana primitiva. Tanto San Pablo como otros autores de las Sagradas Escrituras creían que Jesús fue el revelador no sólo de la vida humana en su máxima perfección, sino también de la realidad divina en sí misma.

El misterio fundamental del Universo, llamado de muchas formas en las distintas religiones, en palabras de Jesús se llamaba “Padre”, y por eso los cristianos llaman a Jesús, “Hijo de Dios”.

La crucifixión y resurrección de Jesucristo, a la que los primeros cristianos se refieren cuando hablan de Él como de aquél que reconcilió a la humanidad con Dios, hicieron de la cruz el principal centro de atención de la fe y devoción cristianas, y el símbolo de más importante del amor salvador de Dios Padre.

La doctrina cristiana, este amor es el atributo más importante de Dios. Los cristianos enseñan que Dios es omnipotente en su dominio sobre todo lo que está en la tierra y en el cielo, recto a la hora de juzgar lo bueno y lo malo, se encuentra más allá del tiempo, dl espacio y del cambio, pero sobre todo enseñan que “Dios es amor”. La creación del mundo a partir de la nada y de la especie humana fueron expresiones de ese amor, como también lo fue la venida de Jesús a la Tierra.

LOS COMIENZOS DE LA IGLESIA:

Jerusalén era un núcleo del movimiento cristiano, desde este centro, el cristianismo se desplazó a otras ciudades y pueblos en Palestina, e incluso más lejos. En un principio, la mayoría de las personas que se unían a ellos eran seguidores del judaísmo. La conversión forzada de los judíos durante la edad media y la historia del antisemitismo. Sin embargo, la ruptura con el judaísmo nunca ha sido total.

ESCATOLOGÍA:

Esperanza cristiana de una vida eterna. Desde el siglo I, los credos de la Iglesia se refieren a esta esperanza de vida usando el lenguaje de la resurrección.

RITOS:

A continuación, se encuentran citados los dos sacramentos que son comunes en las tres ramas en que se divide el cristianismo, católicos, ortodoxos y protestantes.

  • El bautismo es el camino para iniciarse en el cristianismo. El bautismo cristiano se realiza para la remisión de los pecados. Muy influido por la doctrina de san Pablo, vino a ser entendido también como participación en la muerte y resurrección de Cristo. Es también el camino sacramental por el que los conversos reciben los diferentes dones del Espíritu Santo. El bautismo era con frecuencia llamado iluminación en la Iglesia primitiva. Vino a ser considerado también como la renuncia al mundo, al demonio y la carne, así como un acto de unión a la comunidad de la Alianza.

  • La eucaristía, es un sacramento que simboliza y realiza la unión de Cristo con los fieles. Los anabaptistas y otros se refieren a la sagrada comunión como una 'institución' en vez de un sacramento, resaltando la obediencia a un mandato.

LUGARES Y SÍMBOLOS:

La Iglesia es el principal lugar en el que se efectúa el culto cristiano. Concretamente, el domingo, los creyentes se reúnen para oír la lectura y la predicación de la palabra de Dios recogida en la Biblia, de participar en los sacramentos y de rezar, alabar al Señor y darle gracias.

Desde el siglo IV, las comunidades cristianas han edificado construcciones especiales dedicadas al culto, un hecho decisivo en la historia de la arquitectura y del arte en general. Basílica, Iglesia, Arte y arquitectura paleocristianas, Himno, Oración.

Jerusalén también es un lugar sagrado para los cristianos, en concreto la ciudad antigua, ya que consideran que es donde Jesucristo pasó sus últimos días.

A partir de la muerte de Jesús de Nazaret en la cruz, se convierte en símbolo para los seguidores de Cristo, que ven en ella un signo de liberación. Por ello veneran la cruz, especialmente el Viernes Santo, la llevan sobre su pecho y la sitúan en los lugares de culto (iglesias) y en sus hogares, y a veces en sitios muy visibles, como en las cimas de algunas montañas.

Bajo el signo de la cruz se realizan todas las celebraciones litúrgicas cristianas. Las manifestaciones artísticas de la cruz son múltiples y variadas

Religiones del mundo

CATÓLICOS, PROTESTANTES Y ORTODOXOS:

Iglesia católica apostólica romana:

Denominación de la Iglesia cristiana de mayor importancia e implantación en el mundo. En cuestiones de fe, sus componentes reconocen la autoridad suprema del obispo de Roma, el Papa. La Iglesia católica apostólica romana se considera a sí misma la única heredera legítima de la misión y de los poderes que Jesucristo encomendó a los doce apóstoles. La Iglesia católica tiene gran importancia numérica en Europa y América Latina, aunque también es considerable su influencia en otras partes del mundo.

Organización y estructura:

De acuerdo con la tradición cristiana primitiva, la unidad fundamental de organización en la Iglesia católica es la diócesis, asignada a un obispo. La Iglesia católica está integrada por aproximadamente 1.800 diócesis. La iglesia más importante de una diócesis es la catedral.

Iglesias de rito oriental:

La mayor parte de los miembros de la Iglesia católica sigue una disciplina, un ritual y un canon tradicional que se desarrolló en los primeros años de la diócesis de Roma.

Doctrinas distintivas:

Aunque la Iglesia católica mantiene algunas doctrinas que la distinguen de otras Iglesias cristianas, su característica más acusada es la amplitud y universalidad de su tradición doctrinal.

Personajes influyentes:

El obispo:

El obispo posee el oficio litúrgico más importante de la diócesis.

El clero:

El clero secular y regular se encuentra bajo la directa jurisdicción del obispo.

El papa:

El rango de mayor autoridad de la Iglesia católica apostólica romana es el Papa.

Los cardenales:

Los cardenales son los más altos dignatarios de la Iglesia después del Papa.

La curia:

El Papa es ayudado en la administración de la Iglesia por una compleja burocracia denominada curia.

La Biblia:

Como las otras Iglesias cristianas, la católica tiene en la Biblia el pilar de sus enseñanzas.

La Iglesia:

Dado el énfasis que la doctrina católica pone en la presencia del Espíritu Santo en la Iglesia, la teología católica se ha ocupado más de los estudios eclesiásticos que la teología de otros credos cristianos.

Culto y costumbres:

El culto católico está sin lugar a dudas centrado en la misa, a la que deben asistir los creyentes todos los domingos y en algunas celebraciones importantes del año.

Sacramentos:

  • La eucaristía es uno de los siete sacramentos, que son los ritos simbólicos más importantes que la Iglesia ofrece a sus miembros. Los otros sacramentos son el bautismo, la confirmación, la penitencia, las órdenes sagradas, el matrimonio y la extremaunción.

Iglesia ortodoxa:

Una de las tres grandes ramas del cristianismo. Esta Iglesia comparte una continuidad histórica con las comunidades cristianas del Mediterráneo oriental. Su gran expansión se debió a la labor de los grupos misioneros que viajaron por toda Europa del Este.

Estructura y organización:

La Iglesia ortodoxa constituye una comunidad de iglesias independientes. Cada una es gobernada por su propio obispo. Estas iglesias comparten la misma fe, los mismos principios de organización y política eclesiástica, y una misma tradición litúrgica. Lo único que varía en cada país es la lengua que se utiliza en el culto.

Doctrina:

La Iglesia ortodoxa, por medio de sus declaraciones doctrinales y de sus textos litúrgicos, sostiene firmemente que ella ostenta la fe cristiana original, fe que compartió con la Iglesia occidental durante el primer milenio de la era cristiana.

La tradición:

Una de las características de la ortodoxia es su preocupación por mantener una continuidad y una tradición.

Sacramentos:

La religión ortodoxa acepta la doctrina de los siete sacramentos, a pesar de que nunca ha habido una autoridad final que haya limitado los sacramentos a este número. El sacramento más importante es el de la eucaristía; le siguen el bautismo, que se realiza por inmersión, la confirmación, que sigue al bautismo, y que se administra por la unción con el crisma, la penitencia, las órdenes sagradas, el matrimonio, y la extremaunción. Algunos autores

Prácticas religiosas:

La acción más eficaz de la liturgia ortodoxa ha sido su papel de instrumento misionero y, a través de los siglos de dominio musulmán en el antiguo territorio bizantino, ha sido un instrumento de supervivencia religiosa.

Historia:

Como la mayoría de los cristianos del Próximo Oriente que no hablaban griego rechazaron las conclusiones del concilio de Calcedonia (451), y también porque después del siglo VIII gran parte del área en donde había nacido el cristianismo estaba bajo el poder de los musulmanes, los patriarcas ortodoxos de Alejandría, Antioquia y Jerusalén pudieron mantener sólo la sombra de lo que había sido su antigua gloria y poder. Sin embargo, Constantinopla se mantuvo, durante casi toda la edad media, como el centro más importante de la cristiandad oriental. Los famosos misioneros bizantinos, san Cirilo y san Metodio (864), tradujeron las Escrituras y la liturgia al esloveno, por lo que muchas naciones eslavas pudieron convertirse al cristianismo ortodoxo. Los búlgaros, un pueblo de origen turco, lo hicieron en el 864, adoptando poco a poco la cultura eslava. Los rusos se convirtieron en el 988 y permanecieron bajo la legislación eclesiástica del patriarcado de Constantinopla hasta 1448. Los serbios recibieron su independencia eclesiástica en 1219.

Iglesia protestante:

Una de las tres principales confesiones religiosas del cristianismo, junto a las representadas por la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa. El protestantismo empezó como un movimiento reformador de la Iglesia cristiana occidental en el siglo XVI, que daría lugar a la Reforma protestante que separó a las Iglesias reformadas de la Iglesia católica. El objetivo declarado por los reformadores pioneros era el de restaurar la fe cristiana como había sido en sus orígenes, manteniendo lo que ellos consideraban valioso de la tradición romana que se había desarrollado en los siglos intermedios.

Historia:

En realidad, el movimiento protestante precedió a la Reforma del siglo XVI. Algunos movimientos disidentes de la Iglesia medieval tardía anticipaban la Reforma con sus denuncias de la corrupción generalizada de la Iglesia de Roma, así como de aspectos importantes de las enseñanzas católicas.

La Reforma:

Algunas novedades en la Europa del siglo XVI explican el triunfo de Martín Lutero y otros reformadores en comparación con sus antecesores. Tanto el poder del Emperador como el del Papa estaba declinando y ambos estaban preocupados por el avance de los turcos en Europa central y en el Mediterráneo. Además, la invención de la imprenta en el siglo XV posibilitó la difusión de tratados religiosos entre la nobleza y el pueblo llano, en especial en el norte de Europa.

Lutero:

Es un hecho aceptado por la mayoría de los historiadores que la publicación de las 95 Tesis de Martín Lutero en el día de Todos los Santos de 1517 marcó el comienzo de la Reforma. Consideraba que no encontraba seguridad para la salvación siguiendo las enseñanzas católicas tradicionales. Empezó a pensar que esa seguridad se encontraba en la doctrina de la justificación de la gracia divina a través de la fe sola.

Zuinglio:

Pocos años después de la reivindicación heterodoxa de Lutero surgió un movimiento reformador independiente y más radical dirigido por Ulrico Zuinglio. Zuinglio abogaba por una ceremonia simple y, en oposición a la Iglesia católica y al luteranismo, consideraba la eucaristía una ceremonia tan sólo simbólica.

Calvino:

El principal reformador de la generación posterior a Lutero y Zuinglio fue Juan Calvino.

Inglaterra:

La Iglesia anglicana fue instaurada en Inglaterra cuando Enrique VIII (en 1534) asumió la autoridad eclesiástica que antes ostentaba el Papa. El objetivo del rey era conseguir la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, más que reformar la doctrina de la Iglesia, e impuso estrictas leyes que defendían las principales características del catolicismo medieval.

Creencias y prácticas:

La mayor parte de las Iglesias protestantes conservaron las doctrinas centrales de las tradiciones católica y ortodoxa como la Trinidad, la expiación y la resurrección de Cristo, la autoridad teológica de la Biblia, y el carácter sacramental del bautismo y de la eucaristía o Cena del Señor. Sin embargo, algunas doctrinas y prácticas distinguen la tradición protestante de las dos tradiciones cristianas más antiguas.

La importancia de la Biblia:

Los protestantes consideran que la Biblia es la única fuente y la norma exclusiva y esencial de sus enseñanzas.

Culto:

En comparación con la misa católica y la liturgia ortodoxa, el culto protestante es más simple y se centra en el sermón del sacerdote. Todas las tradiciones protestantes redujeron el número de sacramentos de los siete católicos romanos a dos: el bautismo y la eucaristía.

ISLAMISMO

Islamismo:

Movimiento de carácter político, social y religioso que reivindica, en el contexto del mundo musulmán, el retorno a una sociedad regida por los principios de la ley islámica.

Ideología y acción:

El islamismo participa de las características de cualquier fundamentalismo religioso, en tanto que predica un retorno a la letra del Corán. Para los islamistas, el comportamiento de los musulmanes debe regirse por los preceptos establecidos en el libro sagrado. Partidarios de una sociedad igualitaria.

Durante las décadas de 1980 y 1990, el retorno a la esencia del Islam y la búsqueda de la propia identidad se vieron favorecidos por la crisis socioeconómica, la occidentalización del modo de vida en la mayoría de los países musulmanes y la globalización de la economía. Tras la instauración en 1969 de la República Árabe Libia Popular y Socialista (obra de Muammar al-Gaddafi, que implantó cierto régimen), ofreció el primer modelo específico a los movimientos y partidos islámicos. Otras entidades políticas que han adoptado con éxito el modelo islámico han sido Arabia Saudita, Sudán, Chechenia y, gran parte del territorio de Afganistán controlado por los talibanes.

Los islamistas pretenden conquistar a la opinión pública de los países musulmanes por medio de una acción social. De una eficacia limitada, las redes de ayuda mutua destinadas a remediar el paro y la pobreza, así como las carencias de los servicios sociales, contribuyen no obstante al mantener su influencia, especialmente entre los jóvenes, primeras víctimas de la crisis económica.

Islamismo violento:

El islamismo también ha optado a lo largo de su historia por vías legales de acción política, algunos movimientos islamistas que justificaron la utilización de la violencia para dotar al Estado de una esencia religiosa.

Mahoma:
(c. 570-632), Principal profeta del Islam. A veces se le atribuye la fundación de dicha religión, aunque ello constituye una simplificación desde el punto de vista religioso e histórico. Desde una perspectiva religiosa, los musulmanes conciben el Islam como el monoteísmo puro original que Alá (Dios) dio a conocer a la humanidad desde la creación, y que fue revelado por muchos profetas anteriores a Mahoma. Desde un punto de vista histórico, el Islam es una religión compleja que no debe considerarse como creación de un solo hombre.

Simbología:

Religiones del mundo

HINDUISMO

Hinduismo:
Religión originaria de la India donde la mayoría de sus habitantes sigue profesándola hoy en día. También es practicada por aquellas familias que han emigrado de la India hacia el resto del mundo

El hinduismo es una de las religiones más extendidas e importantes del mundo, no sólo por su número de miembros sino también por la profunda influencia que ha ejercido en muchas otras religiones durante su larga historia.

Principios fundamentales

Las normas del hinduismo se definen en relación con lo que las personas hacen, más que con lo que piensan. Hay prácticas que observan casi todos, como son: el reverenciar al brahmán (casta) y a las vacas; la prohibición de comer carne (en especial la de vacuno), y el matrimonio sólo con un miembro de la misma casta con la esperanza de tener un hijo varón heredero cada individuo percibe un modelo a seguir que confiere orden y sentido a su vida. Dentro del hinduismo no existe una jerarquía doctrinal ni eclesiástica.

Filosofía:

Los hindúes creen que el Universo es una gran esfera encerrada, un huevo cósmico dentro del cual hay muchos cielos concéntricos, infiernos, océanos y continentes, y que la India está en medio de todos ellos. Creen que el tiempo es a la vez degenerativo. La vida humana también es cíclica: después de morir, el alma deja el cuerpo y renace en el cuerpo de otra persona, animal, vegetal o mineral. La calidad de la reencarnación viene determinada por el mérito o la falta de méritos que haya acumulado cada persona como resultado de su actuar, de lo que el alma haya realizado en su vida o vidas pasadas. Todos los hindúes creen así; sin embargo, también piensan que esto se puede contrapesar con la práctica de expiaciones y de rituales logrando así aminorar o hacer más fácil todo el proceso del samsara, previa renuncia de todos los deseos terrenales.

A los hindúes se les divide en dos grupos: quienes buscan las recompensas sagradas y profanas de este mundo y aquéllos que buscan liberarse del mundo.

Al principio, el aspecto del mundo hindú estaba compuesto por tres Veda, tres clases de sociedades tres etapas en la vida y tres "metas de un hombre" El sistema de castas se desarrolla dentro del modo de vida mundano. La principal meta del hindú mundano y común es la de tener y criar un hijo para que sirva de ofrenda a los ancestros. Se cree que si el fiel logra la total realización de esto, sería suficiente para que se liberara de la reencarnación.

Historia:

Las creencias y prácticas religiosas básicas de hinduismo no pueden entenderse fuera de su contexto histórico. A pesar de que resulta imposible situar los primeros textos y eventos, su desarrollo cronológico general se puede seguir con mucha claridad.

Simbología:

Religiones del mundo

BUDISMO

Budismo:

Religión de gran importancia a escala mundial, fundada en el noreste de la India. Se basa en las enseñanzas Buda

Se originó como un movimiento monástico dentro de la tradición brahmánica dominante en aquel entonces, aunque rápidamente el budismo se fue desarrollando en otra dirección, adquiriendo características propias.

El budismo ha tenido una influencia muy fuerte no sólo en la India, sino también en países tales como Sri Lanka, Tailandia, Camboya, Birmania y Laos han tenido una especial influencia en China, Japón, Taiwan, Tíbet, Nepal, Mongolia, Corea y Vietnam, así como en la India.

Los orígenes del budismo:

El budismo, tal como la mayoría de las grandes religiones, ha ido evolucionando a través de los años.

Las enseñanzas de Buda:

Buda transmitía sus enseñanzas en forma oral, por lo que al morir no dejó ningún testimonio escrito de sus ideas y pensamientos. Sin embargo, más tarde sus discípulos se encargaron de escribirlos.

Las cuatro verdades excelentes:

Los elementos centrales en los que se basaba Buda, estaban condicionados a la realización de las Cuatro Verdades Excelentes: La vida es un sufrimiento. La causa de este sufrimiento radica en el hecho de que el hombre desconoce la naturaleza de la realidad. Se puede poner fin al sufrimiento si el hombre logra superar su ignorancia e ir más allá de las ataduras mundanas. El camino para dar fin al sufrimiento es el Camino de las Ocho Etapas, que consiste en tener una adecuada visión de las cosas, buenas intenciones, un correcto modo de expresión, realizar buenas acciones, tener un correcto modo de vida, esforzarse de forma positiva, tener buenos pensamientos y desarrollar la contemplación de un modo adecuado.

El budismo hoy:

Una de las características más notables y que ha perdurado por más tiempo dentro del budismo, es su capacidad para adaptarse a los cambios de condiciones en que se ha tenido que desarrollar, como también su adaptación a distintas culturas. Por filosofía, el budismo está en contra de los bienes materiales.

El creciente interés que se manifiesta por el budismo en las culturas asiáticas, como el interés que despiertan sus valores espirituales en los países occidentales, ha llevado a que se desarrollen un gran número de sociedades dedicadas al estudio y a la práctica del budismo.

Simbología:


Religiones del mundo

ÍNDICE

1.....................................................................................................Religión

2..............................................................................................Cristianismo
2.1................................................................................................................Católicos
2.2..............................................................................................................Ortodoxos
2.3............................................................................................................Protestantes

3..................................................................................................Islamismo

4...................................................................................................Judaismo

5........................................................................................Budismo

JUDAÍSMO

Judaísmo:

Cultura religiosa de los judíos (conocidos también como el pueblo de Israel). Es una de las religiones más antiguas de la historia.

Los términos judaísmo y religión no existían en el hebreo premoderno. Los judíos hablaban de la Torá: leyes que Dios reveló a Israel, y en las que se ofrecía una visión del mundo y una manera de vivir (la Halajá), la senda que se debía seguir por el mundo: las leyes, costumbres y prácticas judías. Todas las formas históricas del judaísmo premoderno constituían (y aún hoy el judaísmo tradicional lo constituye), un sistema de cultura integral, que abarca la totalidad de la existencia individual y comunitaria de las personas. Es un sistema de santificación en el que todo está sometido a la voluntad expresa de Dios, de acuerdo con modelos divinos revelados sobre el orden cósmico y la legalidad. Judaísmo, cristianismo e islam, las tres grandes religiones monoteístas, tienen mucho en común. El cristianismo surgió en Palestina dentro de la comunidad judía durante el siglo I d.C.; en un principio, el islam extrajo parte de su ideología del judaísmo. Teniendo en cuenta que desde el siglo VII la mayor parte de los judíos han vivido en un ambiente cultural muy cercano al cristianismo y al islam, estas dos religiones ejercieron una fuerte influencia en la historia del judaísmo.

El judaísmo tuvo su origen en el Oriente Próximo. Pero, casi desde sus inicios, las comunidades judías, en muchas ocasiones como resultado de migraciones voluntarias y de exilios o expulsiones forzadas, han vivido en casi todos los rincones del mundo. A mediados de 1993 la población total de judíos en el mundo ascendía a 18 millones, de los cuales 6,8 millones vivían en Estados Unidos, más de 3,6 en Israel y más de 1,9 en la Unión Soviética; estos son los tres emplazamientos judíos más importantes del mundo. Aproximadamente 1,5 millones de judíos vivían repartidos por Europa, la mayoría de ellos en Francia y Gran Bretaña. Más o menos 300.000 vivían repartidos por el resto de Norteamérica y 600.000 por el resto de Asia. Cerca de 1,1 millones de judíos vivían en América Central y del Sur, y 350.000 en África.


Doctrinas básicas y fuentes:

Considerando su rica y compleja tradición religiosa, el judaísmo nunca ha sido una organización monolítica, aunque sus distintas formas históricas han compartido ciertos rasgos distintivos. La principal característica común es la del monoteísmo radical, es decir, la creencia de que un solo Dios trascendente creó el Universo y que, afortunadamente, continúa gobernándolo. Profundizando en este monoteísmo, se da la convicción teológica de que el mundo es inteligible porque existe una inteligencia divina y fruto de una causalidad intencional que lo sostiene. Nada es en la humanidad fruto de la casualidad; en sentido último, todo tiene un significado. La inteligencia divina se manifiesta a los judíos tanto en su orden natural, a través de la creación, como en su orden histórico-social, a través de la revelación. El mismo Dios que creó el mundo se reveló a los israelitas en el monte Sinaí. El contenido de esta revelación es lo que constituye la Torá (es decir, la `ley'), la voluntad de Dios para la humanidad expresada por medio de mandamientos (mitsvot) por los que las personas deberían regir sus vidas en mutua interacción entre ellos y Dios. La humanidad puede transformarse en parte armoniosa del cosmos si vive de acuerdo con las leyes de Dios, y sometiéndose a la voluntad divina.

Adoración y prácticas :

Para los judíos, toda la vida es un continuo acto de adoración divina. “Tener a Dios siempre delante de mí”. Este verso que está inscrito en el frontis de muchas sinagogas, muestra muy bien la piedad judía.

Rezos y servicios religiosos

Por tradición, los judíos rezan tres veces al día: por la mañana por la tarde y al anochecer .Se cree que estos tres momentos de oración corresponden a los tiempos en que los sacrificios se ofrecían en el templo de Jerusalén. Tanto así, como de otras maneras, el judaísmo rabínico aún conserva la estructura del ya abandonado culto en el templo.

Las fiestas

Dentro del año judío existen cinco grandes fiestas y dos de menor importancia. En un principio, tres de las mayores tenían su origen en la agricultura y se relacionaban directamente con las estaciones del año en Israel. La fiesta de la primavera o Pésaj (Pascua), marcaba el inicio de la cosecha de la cebada, y cincuenta días más tarde, el Shavuot (`semanas' o Pentecostés) marcaba su término. Durante el Sukot (`tabernáculo') se celebra la cosecha de otoño, fiesta que va precedida por un periodo de diez días de purificación de toda la comunidad. Desde épocas muy antiguas, se han asociado estas fiestas con acontecimientos importantes de la historia de Israel. La Pascua conmemora el éxodo desde Egipto. Shavuot se relaciona con el momento en que Dios, en el monte Sinaí, entregó la Torá al pueblo de Israel. Esta fiesta está marcada por la solemne lectura de los Diez Mandamientos en la sinagoga. Sukot aún es observado como una fiesta de la cosecha; se instalan cabañas en los campos (o en las casas) y los judíos comen en ellas durante los siete días que dura la fiesta; esta práctica simboliza las tiendas en las que los israelitas moraron durante su viaje a la Tierra Prometida. El periodo de los diez días de penitencia que preceden a Sukot se inicia con la celebración del año nuevo, el Rosh Ha-shaná, y termina con el Yom Kipur, el Día de la Expiación. De acuerdo con la tradición, el mundo es juzgado cada año nuevo y el fallo se da por cerrado el Día de la Expiación. El día de año nuevo se hace sonar un cuerno de carnero (shofar) para invitar a la gente al arrepentimiento. El Día de la Expiación es el día más sagrado dentro del calendario judío, y transcurre en medio de ayunos, rezos y confesión de las culpas. Su liturgia comienza con la entonación del Kol Nidré, incluyendo, además, un recuerdo a los ritos que se realizaban en el Templo (avodá).

El origen de las dos fiestas menores, Januká y Purim, es más tardío que el de las cinco fiestas del Pentateuco antes mencionadas. La Januká (`consagración') conmemora el triunfo de los Macabeos sobre el rey sirio Antíoco IV Epífanes en el 165 a.C. y la consiguiente construcción del segundo templo. La fiesta de Purim (`porciones', `suertes') recuerda la historia de la salvación de los judíos persas por Ester y por Mardoqueo (véase Ester). Se celebra un mes antes de Pascua y se caracteriza porque en la sinagoga se lee el festivo rollo de Ester (meguilá). El año litúrgico termina con cuatro días de ayuno en memoria del asedio y la posterior destrucción de los dos templos, en los años 586 a.C. y 70 d.C. De éstos, el más importante es el de Tishá be Av (noveno día del mes Av), día en el que los dos templos fueron destruidos.

Historia

La literatura bíblica y la investigación arqueológica ofrecen la primera información respecto a la historia del judaísmo (véase Biblia). En un principio, Israel no era monoteísta, sino más bien henoteísta: a pesar de que ellos adoraban a un solo Dios, no negaban la existencia de otros dioses en el caso de otras naciones.

El pueblo de Israel, antes del exilio, fue primero una confederación de tribus, y más tarde un reino. Celebraban, como una de sus primeras experiencias históricas, el fin de la esclavitud a la que los habían sometido los egipcios, y muy especialmente la conquista y asentamiento en las tierras de Canaán (La tierra de Israel). Su máxima deidad era Yahvé, el dios de los patriarcas que había sacado a los israelitas de Egipto, guiándolos hasta la Tierra Prometida. La religión israelita estaba íntimamente relacionada y enfocada hacia su dependencia agrícola. Se creía que Yahvé era el dueño de la lluvia que podía garantizar una cosecha fructífera o hambrunas, sequías y pestilencia si la comunidad se mostraba poco creyente y obstinada. A pesar de esto, el pueblo de Israel, en su vida normal, se veía a sí mismo como dependiente de Dios y se obligaban a responderle con sacrificios u ofrendas propiciatorias. A medida que fue pasando el tiempo, el culto se centró en el santuario real de Jerusalén, que más tarde rivalizaría con los santuarios de Betel y Dan en el norte. La oposición al culto sincretista que se practicaba, tanto en los santuarios del norte (reino de Israel) como en los del sur (reino de Judá), y a las injusticias sociales que existieron durante el periodo de la monarquía, fue proclamada por los profetas, `hombres carismáticos de Dios'. No rechazaban los sacrificios del culto en sí mismos. Rechazaban solamente aquellos que veían que eran exclusivamente un pago personal, y que por lo tanto ignoraban egoístamente la dimensión moral de la sociedad israelí. Estas advertencias fueron justificadas cuando, primero el reino del norte y luego el del sur, fueron destruidos por conquistadores extranjeros.

El judaísmo medieval

La hegemonía de los rabinos de todas las juderías, incluyendo todas aquellas que estaban surgiendo en el Mediterráneo, y en otras zonas de Europa como consecuencia de la diáspora, fue un proceso gradual que tuvo que sobreponerse a los duros desafíos que significaron los caraítas, además de otros movimientos antirrabínicos. La conquista del Oriente Próximo por las tropas musulmanas en el siglo VII facilitó la divulgación de un judaísmo rabínico más uniforme. Cerca de la sede de los califas Abasíes, en Bagdad, las principales academias rabínicas de Babilonia (dirigidas por los geonim; plural de gaón, `excelencia') hicieron grandes esfuerzos para unificar las leyes, costumbres y liturgias judías de acuerdo con sus propias prácticas, que luego debían exponer y explicar en sus respuestas (responsa) ante las numerosísimas preguntas a que eran sometidos por las comunidades en la diáspora. Por eso, la hegemonía de las juderías pasó de Palestina a Babilonia, y el Talmud babilónico se convirtió en el documento rabínico de mayor autoridad.

Dentro del ámbito cultural del islam, el judaísmo rabínico mantuvo íntimos contactos con la filosofía griega, que fue recuperada e interpretada por comentaristas y estudiosos islámicos. Los sabios rabínicos comenzaron a cultivar la filosofía y a defender al judaísmo contra las polémicas creadas por los teólogos islámicos, demostrando así a los otros judíos la racionalidad de su fe y de sus leyes reveladas. La filosofía medieval judía estuvo enfocada principalmente a tratar temas relacionados con los atributos de Dios, milagros, profecías (revelación) y la racionalidad de los mandamientos. Las más notables interpretaciones filosóficas del judaísmo fueron realizadas durante el siglo IX por el gaón Saadia ben Josef, y durante el siglo XII por Judá Ha-Levi, y especialmente por Maimónides (Guía de perplejos, c. 1190). El hecho de haber estado en contacto con una lógica sistemática afectó también a los estudios legales dentro del mundo musulmán. Esto se demuestra en las numerosas codificaciones postalmúdicas de las leyes judías, la más notable de las cuales fue la Mishné Torá de Maimónides.

El judaísmo medieval se desarrolló a partir de dos culturas de gran notoriedad: la sefardí (centrada en la península Ibérica) y la asquenazí (en los territorios del Sacro Imperio Romano). Las actividades de los sefardíes se enfocaron principalmente a la filosofía y al sistema de codificación legal sin olvidar las ciencias o la poesía. Opuestamente a esto, los asquenazíes se dedicaron al intenso estudio del Talmud babilónico. La gran escuela para el estudio del Talmud, en estos territorios, comenzó sus actividades en el siglo XI, bajo la dirección del estudioso Salomón ben Isaac (Rashí) de Troyes, y continuó dirigido por sus nietos y estudiantes, conocidos como tosafistas, quienes crearon la literatura de tosafot (`adiciones' a los comentarios que Rashí hizo del Talmud).

A través de todo el periodo medieval, el judaísmo se vio constantemente revitalizado por movimientos místicos, éticos y piadosos. Dentro de estos grupos, el más importante fue el de los hasidim (`pietistas') alemanes del siglo XII y el de los españoles del siglo XIII, creadores de la Cábala, cuya obra de mayor importancia fue el Sefer ha-zohar (Libro del Esplendor), escrito por Moisés de León.

La Cábala es una teosofía esotérica, que contiene elementos del gnosticismo y del neoplatonismo; describe la naturaleza dinámica de la divinidad y ofrece una valiosa interpretación simbólica de la Torá y de los mandamientos. Comenzó en círculos reducidos y muy exclusivos de estudiosos, pero adquirió gran popularidad después de la expulsión de los judíos de España, por parte de los Reyes Católicos en 1492. La divulgación de la Cábala se vio facilitada por la interpretación mítico-mesiánica que de ella hizo Isaac ben Solomon Luria. La Cábala luriana (o luriánica) explicaba a los judíos exiliados el significado cósmico de su sufrimiento, y les otorgaba un importante papel en el drama cósmico de la redención. Las ideas de Luria prepararon el camino para una fuerte sacudida mesiánica, que se centró alrededor de la figura de Shabtai Tzví, quien influyó notablemente en todas las juderías del siglo XVII. También influyeron sobre el hasidismo, popular movimiento revitalizador polaco del siglo XVIII.

Iniciado por Baal Shem Tov, el hasidismo proclamaba que, a través de una entusiasta y ferviente devoción, los judíos pobres e incultos podían servir a Dios mejor incluso que los talmudistas. La fuerte oposición que los rabinos dirigieron en contra de los seguidores del hasidismo, quedó mitigada más tarde, ya que ambos grupos tuvieron que enfrentarse a un desafío mucho mayor: la aparición en Europa occidental de la Ilustración, y los diversos movimientos de modernización que se generaron dentro del judaísmo.


El Judaísmo en la actualidad

El judaísmo en Latinoamérica

Aunque no muy numerosas, las comunidades judías de Latinoamérica proceden de distintas oleadas de emigrantes sefardíes y, más tarde, asquenazíes, que han ido llegando en los últimos 150 años. La mayoría de estas comunidades han mantenido una línea liberal.

El judaísmo en Estados Unidos

La comunidad judía en Estados Unidos desciende de los judíos de Europa central (que emigraron a mediados del siglo XIX), de los judíos del este europeo (que llegaron entre 1881 y 1924) y de los refugiados y supervivientes del Holocausto. Las distintas formas que tiene el judaísmo en este país (reformado, conservador, ortodoxo) son producto de la adaptación de estos grupos de judíos inmigrantes a la vida en Estados Unidos y a su interacción entre sí. Institucionalmente, el judaísmo ha adoptado la misma fuerte estructura congregacional que tiene el cristianismo. A pesar de estar relacionados con movimientos nacionales, la mayoría de las congregaciones mantienen una considerable autonomía.

El judaísmo reformista

El judaísmo reformista, que se inició en Alemania, fue el primer movimiento judío a la hora de autodefinirse. En Estados Unidos recibió la influencia del protestantismo liberal, y en especial de un movimiento llamado Evangelio Social. A partir de la década de 1940, y dada la existencia del baluarte del racionalismo religioso, el judaísmo reformista ha puesto un mayor énfasis en la identidad judía y en su cultura religiosa tradicional. Su orientación se ha mantenido liberal y con una autoridad única.

El judaísmo conservador

El judaísmo conservador encarna el sentido de comunidad y de piedad popular de los judíos del este europeo más actuales. Respeta las leyes y prácticas judías tradicionales, a la vez que propone un acercamiento con una mayor flexibilidad y comprensión a la Halajá. El judaísmo reconstruccionista es partidario del naturalismo religioso, a la vez que enfatiza la identidad y cultura judía.

El judaísmo ortodoxo

Más que un movimiento, el judaísmo ortodoxo es una amplia gama de grupos tradicionalistas que van desde la ortodoxia moderna, que trata de integrar las prácticas tradicionales con la vida moderna, hasta algunas sectas hasídicas que rechazan todo lo relacionado con el mundo moderno. La gran fuerza de la ortodoxia judía en Estados Unidos se debe a la migración masiva de judíos tradicionalistas y hasídicos, supervivientes del Holocausto.

LAS DIFERENTES RELIGIONES

MONOTEISTAS

POLITEISTAS

Judaismo

Cristianismo

Islamismo

Hinduismo

Confuncianismo

Taoismo

Protestantes

Ortodoxos

Católicos

Budaismo

Religiones

Creientes

% sobre la población mundial

Cristianos

Musulmanes

Hinduistas

Budistas

Taoistas

Judíos

Confucianistas

Ateos

876.232.000

Estos datos fueron tomados en el año 2000

Sin religión

240.310.000

6.028.000

4,4%

16%

0,1%

0,3%

3,4%

5,7%

17,7%

33,4%

17.822.000

187.107.000

314.939.000

732.812.000

971.328.700

1.833.022.000

13,14%

Cruz Cristiana