Relatos policiales

Literatura universal. Narrativa policiaca. Autores: Collins, Conan Doyle, Berkeley Cox, Ellery Queen, Dashiell Hammett, Cain, William Irish, Raymond Chandler, Ross McDonald, Patricia Highsmith, Fredic Brown

  • Enviado por: Raul Valle
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


Una cama terriblemente extraña (W. W. Collins)

El autor de este relato, William Wilkie Collins cuenta una peligrosa aventura en la que se ve envuelto un estudiante inglés en Paris al cual están a punto de asesinar en una misteriosa casa de juego.

La historia comienza en un barrio de París, donde dos amigos ingleses, buscando nuevas emociones deciden acudir a un garito de juego, uno de ellos decide sentarse a jugar al “rojo y negro” comenzando inmediatamente a ganar todas las apuestas que realizaba, a pesar de los consejos de su amigo el jugador continuó apostando y apostando hasta hacer saltar la banca. Tras esto, se le acerca un sospechoso hombre que dice ser militar le invita unas copas hasta que consigue emborracharle y luego convencerle para que se quede a dormir en el propio local. Durante la larga noche el protagonista, que no conseguía conciliar el sueño, busca sin tener éxito métodos para distraer su mente, hasta que sucede algo inesperado, el techo de la cama comienza a descender súbitamente sobre él, y justo en el último instante consigue escapar de esta cama asesina. El joven protagonista decide escapar por la ventana sigilosamente y descender por unas tuberías para dirigirse a continuación a la subprefectura de la policía donde consigue, mediante un francés deficiente, que los agentes lo acompañen a la casa de juego y comprobar que lo que decía era cierto. Por último, entra en el local con los agentes y el subprefecto y tras una inspección comprobó que existía un mecanismo en la habitación de arriba que hacía que el techo de la cama descendiera, con lo que se consiguió desenmascarar a los culpables de numerosos asesinatos, el soldado y sus secuaces, que fueron condenados a galeras.

La banda moteada (A. Conan Doyle)

Artur Conan Doyle creador del célebre personaje Sherlock Holmes, cuenta a través de Watson el inseparable ayudante de Sherlok, un intrigante caso acaecido a dos hermanas gemelas en el condado de Surrey, que naturalmente es resuelto de forma brillante por el prestigioso detective gracias a su grandes dotes deductivas.

La historia es recordada por Watson pasado el tiempo y una vez fallecida la protagonista a la que hizo promesa de no contarla. La acción se sitúa a primeros de abril de 1893, una mañana. Watson se despierta y ve extrañado a Holmes ya esta despierto, éste le explica que se le ha presentado un nuevo caso y ambos bajan a la planta donde les aguarda una misteriosa mujer que, aterrada y muerta de frío, comenzó a relatar que pertenecía a la rica y conocida familia de los Roylott de Stoke Moran; vivía con su padrastro, el Dr Roylott, y su hermana gemela en una mansión muy antigua, a la que se habían trasladado tras la muerte de su madre. Dicho esto fue directamente al grano: hacía entonces dos años, su hermana a la que le faltaban dos semanas para contraer matrimonio, falleció en extrañas circunstancias. La mansión en la que vivían, constaba de tres habitaciones incomunicadas que daban a un pasillo, la noche de los hechos sólo pudo recordar que se escuchó un silbido tras el alarido de su hermana, salió al pasillo donde la encontró tendida y señalando a la habitación de su padrastro dijo sus últimas palabras,“la banda moteada” falleciendo en el acto.

Tras este relato, la señorita Stoner se marchó y quedó con ambos para que fueran a investigar el caso; instantes después entró el Dr. Roylott que había seguido a su hijastra y le dijo que no quería que nadie se relacionara con ella y dicho esto se marchó. A pesar de la amenaza Holmes decidió continuar su investigación y tras desayunar se dirigió con Watson a Surrey, cogieron un tren hasta Leatherhead, donde alquilaron un cabriolé hasta el camino de la mansión, justamente allí encontraron a la señorita Stoner, se encaminaron juntos a la mansión mientras les contaba que el Dr. Roylott había salido y no volvería hasta la noche.

Una vez en la habitación de la señorita Stoner, el detective se puso a observar todo detenidamente como era su costumbre, encontrando un baúl, un extraño llamador que no funcionaba si no conectaba a un ventilador que a su vez se hallaba comunicado con la habitación del doctor, un plato con leche, una silla y pocas cosas mas de interés. Holmes parecía convencido de conocer la respuesta del misterio pero decidió reservárselo y esperar nuevos acontecimientos, para ello y a fin de que el padrastro no se percatara de su presencia se alojó en una posada cercana, donde esperaron la señal de la señorita Stoner, una vez recibida se dirigieron a su habitación.

La cliente se durmió y los dos detectives se quedaron esperando, sin hacer ruido, la confirmación de sus sospechas, tras varias horas de espera, sucedió algo, de repente surgió un destello de luz y un fuerte olor a aceite que fue aumentando, después oyeron un silbido, lo que hizo que Holmes comenzara a golpear la cuerda de la campanilla y encendiera el fósforo; instantes después, se escuchó un espantoso alarido. Corrieron a la habitación del Dr. Roylott donde lo encontraron muerto con una cinta moteada en la cabeza, que al moverse resultó ser una víbora de los marjales, lo que le sirvió a nuestro detective para resolver el caso.

En conclusión, el padrastro había amaestrado a una víbora para que atacase a través del conducto que unía las habitaciones, la señal para que el animal volviera era su silbido y como premio le daba la leche. Asesinando a sus hijastras conseguía que no se casaran y por consiguiente no tener que repartir su dinero y vivir en la miseria, en cuanto a la muerte del doctor lo que realmente sucedió fue que Holmes al escuchar el silbido asustó al animal que se volvió por donde había venido y atacó a su propio dueño.

El azar vengador (Anthony Berkeley Cox)

En este relato el autor narra un caso sobre un crimen perfecto aunque, en esta ocasión lo hace en tercera persona. Su protagonista es un detective llamado Roger Sheringham que tras haber resuelto muchos casos importantes comienzan a recordarlos.

La historia comienza una semana después de lo ocurrido dando a continuación un salto hacia atrás en el tiempo:

La mañana del viernes 15 de noviembre a las 10:30, Sir William Anstruther entró, como era de costumbre, en el elegante club Rainbow de Picadilly del que era socio, recogió una cartas y un pequeño paquete, al momento, llegó Graham Beresford, quien también recogió su correspondencia y se sentó junto a él. El paquete resultó ser una caja de bombones que el fabricante enviaba a Sir William para que diera su opinión sobre ellos, cosa que lo ofendió mucho. Tras una corta conversación con el señor Beresford, éste consiguió convencerle para que le regalara el paquete. Concluida la conversación, Beresford se fue a su casa para darle la caja de bombones a su mujer, ya que se la debía al haberle ganado una apuesta, la cual consistía en adivinar el culpable de una obra de teatro que vieron. Comenzaron a degustar los chocolates, pero al marido le resultaron demasiado fuertes por lo que sólo comió dos, no así su mujer que le resultaron exquisitos y continuó comiéndolos. Mr Beresford dijo que iba a atender sus negocios a la city, o al menos eso fue lo que le hizo creer a su esposa, ya que lo que en realidad hizo fue volver de nuevo al club a recriminar a Sir William el mal estado de los bombones, dicho esto cayó sin conocimiento.

Beresford consiguió salvarse pero su mujer no tuvo tanta suerte, a partir de este extraño asesinato, Roger Sheringham inicia las investigaciones, interroga a Sir William que resultó a su juicio inocente llegando a la conclusión, tras descartar varias opiniones, de que el culpable podría ser cualquier lunático, decidieron por tanto dejarlo en manos de la policía.

El azar quiso que el misterio se desvelara, un día en el que iba de compras por la ciudad, se encontró a la señora Verreker-le-flemming, intima de la difunta señora de Beresford, que le contó que en realidad su amiga había hecho trampas en la apuesta, ya que conocía de antemano la obra, este encuentro le animó a seguir investigando. A la mañana siguiente se dirigió a una tienda de maquinas de escribir donde averiguó el modelo de máquina y el papel usado en la nota que acompañaba a la caja de bombones. Hizo que el inspector Moresby le consiguiera a todos los taxistas que recogieron a gente entre las 9.10 y las 9.20, este así lo hizo, tras interrogarlos y mostrarles unas fotos de los sospechosos logró que uno de ellos reconociera al supuesto asesino.

Había sido el propio esposo para quedarse con la fortuna de ella . Lo primero que hizo fue preparar una buena coartada llevando a su esposa al teatro, salió a mitad de entreacto, y cogió un taxi, ya que sabía que Sir William, hombre muy puntual estaría en el club y que no pondría impedimento en darle los bombones. Acto seguido volvió al teatro para evitar sospechas, cambiando en el camino los bombones por los envenenados que fueron los que finalmente acabaron con la vida de su mujer.

La aventura de la acróbata ahorcada (Ellery Queen)

En esta novela de misterio, cuyos autores reales son Frederic Dannay y Manfred B. Lee, se narra un suceso sobre el asesinato de la mujer de un acróbata. La principal característica es la muestra de habilidad de los escritores, quienes durante la investigación despistan constantemente al lector y donde finalmente se desvela la solución con un juego de palabras.

Todo comienza un día en que el acróbata Hugo Brinkerhof , componente de la compañía “Atlas & Cia”, tras terminar de ensayar un número con Myra, una guapísima acróbata con la que estaba casado, sale rápidamente a unos asuntos con Bregman, el contratista, hechas las gestiones, vuelve a la pensión donde se hallaban alojados, sin embargo, Myra no estaba ni apareció en toda la noche.

Hugo, preocupado decide llamar al capitán de la policía al que tuvo que convencer para que enviara a un agente, finalmente mandó a Baldy un policía de barrio o al que acompañaba otro más fornido. A la mañana siguiente, cuando Perk, el encargado de abrir el teatro llegó, tanto Baldy como el otro agente quedaron asombrados de lo que había ocurrido en el camerino, Myra había sido asesinada, estaba colgada de una tubería de incendios y con el brazo y las piernas atadas.

Para investigar este espantoso y extraño suceso eligieron a Ellery Queen, un joven inspector hijo del también inspector Richard Queen; que inmediatamente convocó a los componentes de la compañía: Ted Crosby el cowboy-cantante, Gordy el ilusionista el pequeño Sam el cómico y a Joe Kelly. El inspector Ellery comenzó interrogarlos a uno tras otro sin averiguar nada de interés hasta llegar a Kelly quien parecía saber demasiado sobre Myra, esto hizo que su marido el acróbata Hugo Brinkerhof, se abalanzara sobre él teniendo que ser desalojado, lo que Joe Kelly sabía era que Gordy y Myra habían mantenido una relación como amantes, lo que dejó a todo el mundo perplejo.

El siguiente paso fue analizar el cuerpo de la victima y su habitación, allí consiguió encontrar cuatro instrumentos que podía haber utilizado el asesino, pero que sin embargo no utilizó. Por otra parte, el doctor Prouty el forense del caso, descubrió que el nudo de su cuello era poco corriente y se llevó el cuerpo el cuerpo a su laboratorio para examinarlo con más detenimiento.

Gracias a la declaración del viejo Perk, conocieron que la puerta trasera del teatro había estado abierta por ordenes de Brinkerhof, lo que desconcertó al inspector, quien tras interrogar al resto de artistas prefirió seguir investigando. El espectáculo continuaba, los inspectores infiltrados merodeaban pero sin llamar la atención y entre bastidores, con unos gemelos conseguidos por Kelly, el inspector Queen y su hijo observaron las distintas actuaciones de Atlas y Cia, la de Sam el marinero, la de Tex Crosby y finalmente la de Gordy, el ilusionista, cuyo truco final les sirvió para descubrir una pista muy destacable. En este número, Gordy hacía un nudo exactamente igual al que usó el asesino para atar a Myra, y el mismo que ésta empleaba para atarse al trapecio mientras estaba en el aire; sin embargo, llegó a la conclusión de que el asesino no podía ser Gordy, ya que habría dejado una pista demasiado fácil para la policía. Mas tarde apareció el doctor Prouty con al solución definitiva al caso, o por lo menos para Ellery, se habían descubierto huellas en el cuello de la victima y lo más especial era que estaban del revés. El joven detective tenía la solución pero no quiso desvelarla hasta llegar al Metropole y reunirlos a todos. Ellery amenazó con decir quien era el culpable si él mismo no lo desvelaba y así lo hizo, explicó como el asesino había marcado sus huellas en el cuello del revés y que tras esto había colocado la cuerda con el nudo de la misma forma que lo hacía Gordi para despistar a la propia policía. Instantes antes de que el detective terminara, el propio autor del crimen confesó, Brinkerhof lo hizo tras ver que le era infiel con Gordi la asesinó esa misma noche. El final se resume como una noticia del periódico, “El caso del nudo gordiano”.

Sólo pueden ahorcarse una vez (Dashiell Hammett)

Esta novela relata un caso de un detective llamado Samuel Spade tomando el propio autor el papel de dicho protagonista.

Todo comienza en la puerta de una mansión a la que un mayordomo vino a recibirle, para conseguir entrar decide hacerle creer que se llama Ronald Ames y que tiene un asunto importante que tratar con el dueño de la casa, un tal señor Binnet. Traspasado el umbral, fue conducido hasta el piso de arriba donde le estaba esperando el sobrino de Binnet, Wallace Binnet, allí estuvieron charlando hasta que apareció una mujer alta y morena, era la cuñada de Wallace, Joyde Court, tenía que decirle algo importante a éste así que ambos salieron de la sala mientras el detective esperaba dentro. Instantes después se oyó un grito y seguidamente un disparo, Samuel salió de la habitación y descubrió el cuerpo de una mujer junto al que se encontraba el del propio Wallace. Asombrado y perplejo no supo que hacer hasta que oyó tras de él un débil gemido, provenía de una habitación, allí estaba un hombre mayor con pijama con su cabeza y brazo fuera de la cama y con su otra mano se agarraba la garganta. Spade se acercó y comprobó que tenía unas marcas en el cuello y tras preguntarle por el disparo señaló hacia la parte trasera de la casa. Eso fue lo que hizo dirigirse hacia allí pero no había nadie ni ninguno de los allí presentes había visto a nadie.

La investigación policial fue encargada al sargento Polhaus y el teniente Dundy quienes hicieron varias preguntas al anciano acerca del hombre que le hizo las marcas y después a Wallace sobre el arma que se utilizó. Preguntaron su opinión sobre el caso a Spade quién dio a conocer su teoría según la cual, el asesino podía ser Ira Binnet, el primo de Wallace. En ese momento les interrumpió una llamada a la puerta, era un policía que había encontrado a Binnet por los alrededores. Mientras que el teniente y Dundy comenzaron a interrogarlo, Spade prefirió irse a la planta de arriba donde encontró al mayordomo espiando por la mirilla de la habitación del anciano y el cual tras esto entró en la habitación.

Samuel Spade buscó a la señorita Court para que le explicase lo que intentó decirle a Wallace antes del asesinato y lo que hizo gustosa, el anciano pidió que llamaran a Ira Jaboe. Enseguida consiguieron que alguien les contase algo más, aunque en un principio no dijo nada importante, culminó revelando que su esposa no tenía dinero y que tras quedarse con el suyo no quiso devolvérselo. En ese mismo instante se escuchó un disparo y tras esto se apagaron las luces. Todos bajaron precipitadamente hasta la planta de abajo donde encontraron el cuerpo de Jaboe al lado de Ira Binnet. De repente, Spade creyó comprenderlo todo, subió rápidamente las escaleras y corrió hasta la habitación de Timothy Binnet donde algo le golpeó en la cabeza y lo derribó. Cuando consiguió levantarse las luces ya se habían encendido y Tom yacía en el suelo, esto le pareció una farsa y comenzó a gritarle que se levantara, en ese momento aparecieron los detectives. Spade cogió la linterna y se dirigió a la ventana donde pudo encontrar en un escondite secreto un papel que decía que les había engañado ya que no tenía ninguna fortuna ahorrada mas que la de ellos mismos. Pasado un rato el anciano recobró el sentido y comenzó a contar toda la verdad de lo sucedido, en realidad el tiempo que sus sobrinos creían que había pasado e Australia acumulando dinero, se lo había pasado en la cárcel, prosiguió diciendo que el asesinato de Molly fue sin intención. Finalmente, Spade concluyó, el anciano también había asesinado al mayordomo solo que este lo hizo rápidamente y tras esto apagó las luces para no ser descubierto.

Hombre muerto (J. Cain)

La historia se desarrolla en plena depresión económica en los Estados Unidos de América donde la gran pobreza existente había creado un gran número de personas sin techo. Comienza el relato en un tren, el detective del ferrocarril inspecciona minuciosamente todos los compartimentos con el fin de desalojar a los numerosos vagabundos que suben al mismo de incógnito. El protagonista, de apodo Lucky, es uno de ellos, un joven que en la primera revisión, había conseguido eludir al detective escondiéndose en los resbaladeros del carbón, sin embargo, en una parada del convoy para añadir vagones, es descubierto. Tras esto inicia una precipitada huida perseguido por el policía que finalmente le da alcance, se produce un forcejeo entre ambos que acaba con el agente desnucado por un golpe propinado con un perno de ferrocarril por Lucky.

En la escapada llega a una carretera donde descubre por un cartel que se halla a 25 Km de la ciudad de Los Ángeles, buscando una coartada que lo justifique piensa que debe llegar cuanto antes a la cocina de beneficencia de esa ciudad donde se dirige a toda prisa. Cena en el lugar y busca un refugio donde dormir, observando al despertar que lo había hecho en el zoológico de la ciudad, mientras se limpia la ropa de heno descubre que se había manchado de carbón, y acuden a su mente entonces preguntas imaginarias sobre el hecho de que pudiera ser descubierto. Comprendió entonces que debía deshacerse inmediatamente de esas ropas y pensó que sería buena idea cambiarlo por un mono de trabajo que supuestamente le era exigido por el patrón de la gasolinera donde pidió trabajo que finalmente no le dio. A pesar de todo, se dirigió a una zona de tiendas donde tras convencer a unos mejicanos consigue que deshagan de su ropa y conseguir el mono de trabajo, le dejaron fiado la ropa y además un dólar más. Tras vestirse y comer como nunca en un bar gastándose el dinero que le había dado el mejicano, se dio cuenta de que la noticia de la muerte del empleado de los ferrocarriles se encontraba en todos los periódicos. Se subió a un camión de heno con el periódico bajo el brazo sin valor para leerla hasta que pararon para que el conductor arreglara un problema con la manguera de aire, mientras Lucky se bajó y comenzó a leer la noticia mientras miraba al fondo de la calle unas luces de la policía, comenzó a darle vueltas a la cabeza hasta que finalmente se dirigió al camionero y le contó que había asesinado a un hombre y que se iba a entregar.

Si muriera antes de despertar (William Irish)

Tommy Lee se encontraba en la escuela, como de costumbre, delante de él se sentaba Millie Adams, una niña a la que continuamente molestaban los niños incluido Tommy. Pero aquel día sucedió algo que hizo cambiar la situación, Millie tenía un caramelo de limón, de esos que le encantaban a Tommy, en su caja para el almuerzo, el chico comenzó entonces a convencerla para que lo compartiera con él, así lo hizo y a continuación le contó su secreto, el caramelo se lo había dado un hombre del que decía Millie, era muy buena persona. Al día siguiente trajo otro caramelo, esta vez de naranja, y tras compartirlo le contó que el hombre de los caramelos la había invitado a su casa donde tenía muchos más, pero que no iba porque no quería perderse el premio de puntualidad a clase, así que seguramente iría al día siguiente un poco mas temprano.

A las tres salieron todos, Tommy se alejó de Millie para no servir de burla a sus compañeros, tras recorrer una manzana Millie le indicó quien era el hombre de los caramelos, una persona alta y con los brazos muy largos. Al día siguiente, Millie se quedó sin el premio de puntualidad, ya que no fue a la escuela en todo el día. Entraron entonces unos hombres vestidos de gris con el director preguntando si alguien había visto a Millie Adams camino de la escuela el día anterior. Solo respondió una chica que había ido a buscarla, Tommy sin embargo, decidió guardar lo que sabía en secreto, Millie nunca mas volvió.

Varios años después aquel suceso se borró de la mente de Tommy, estaba ya en 7º y una chica nueva había llegado, se llamaba Jeanie, gracias a ella sacaba buenas notas ya que le dejaba copiar en los exámenes, por lo demás era igual de tonta que las demás chicas, tenía debilidad por las tizas de colores y dejaba marcas de sus tizas por todo lugar por el que pasaba.

Un buen día en el recreo, Tommy observó como Jeanie a pesar de no haberlo querido invitar el día anterior, sacó un caramelo de los de cinco centavos. Tommy se dirigió a ella y le recriminó lo que le había dicho el día anterior, ella como respuesta dijo que no lo había comprado sino que un hombre se lo había regalado. Aquello hizo que Tommy intentara recordar algo que le parecía haber vivido ya pero no consiguió acordarse, pero durante toda la noche Tommy tuvo pesadillas sobre aquello.

Al día siguiente, al llegar a clase se dio cuenta de que delante de él había un hueco, Jeanie no había llegado, esto le preocupó, por suerte apareció unos minutos mas tarde junto a Emma Dolan. Jeanie fue castigada por ello así que Tommy decidió esperarla fuera, entretenido jugando con el balón, sin darse cuenta llegó dos manzanas abajo donde la pelota fue a detenerse junto a un hombre corpulento de brazos largos, Tommy paró un momento pensando que antes lo había visto, entonces recordó que se trataba del mismo hombre que hizo que Millie no volviera más. Inmediatamente después volvió corriendo hacia la escuela donde no se le ocurrió otra cosa que entrar dentro y avisar a Jenie dando porracitos en el cristal, cual fue su desgracia que la profesora se dio cuenta y también lo castigó a él. Intentó por todos los medios decirle a Jenie que no debía ir con aquel hombre pero no logró hacerse entender. La profesora se había enfadado mucho por aquel escándalo así que cuando el castigo de Jenie terminó Tommy se tuvo que quedar y llevar a sus padres una nota por su mal comportamiento.

En cuanto el castigo terminó, Tommy corrió hacía la casa de Jeanie donde la madre le dijo que aún había llegado que probara en casa de Emma, así lo hizo pero sin obtener resultado. A Tommy solo le quedó una elección ir a su casa y contárselo a su padre quien al ver la nota no lo dejó continuar y lo mandó a su cuarto castigado. Allí se sentó y comenzó a darle vueltas a la cabeza, no podía dejar a Jenie por ahí sabiendo que al igual que Millie no iba a volver, decidió bajar por la ventana de su cuarto hasta la calle e investigar, cogió el camino que hacía Jenie para volver a su casa y fue entonces cuando recordó que ella le había dicho que tenía que comprar tizas, eso podía ser la clave. En una boca de riego había marcas de tiza de color rosa, eso quería decir que Jeanie había pasado por allí, lo único que tuvo que hacer fue seguir las marcas de tiza hasta una empalizada primero y después hacia unos postes de alumbrado que le conducían hacia el bosque y que le alejaban cada vez mas de la ciudad.

Tommy empezó a tener miedo y a dudar si debía penetrar en el bosque, en ese instante, un coche que venía a toda velocidad casi lo atropella, por suerte saltó a tiempo y comenzó a correr asustado hacia la espesura del bosque. Ya estaba anocheciendo cuando Tommy encontró la caja del almuerzo y un trozo del lazo de Jeanie, continuó adentrándose en el bosque hasta llegar a un claro en el que había una casa vieja. El pequeño Tommy estaba muerto de miedo pero pudo entrar por la ventana y subir por las escaleras de la casa, entró en una habitación cuando de repente oyó toser a alguien y vio asombrado como uno de los bultos del suelo comenzó a moverse, era Jeanie, estaba atada de pies y manos y amordazada. Hábilmente consiguió desatarla y ayudarla a bajar las escaleras hacia el exterior que sería su salvación, pero, por desgracia una de las tablas cedió y el pie de Tommy quedó atrapado. Intentaron sacarlo pero no hubo suerte, allí se sentaron los dos hasta que oyeron un ruido, era el hombre de brazos largos que había vuelto y los había descubierto. Tommy reaccionó ante la amenaza pegándole una patada con su pierna libre que hizo que el hombre resbalara y cayera por las escaleras destrozando parte de ella. La pierna de Tommy quedó al fin libre y el secuestrador malherido por la caída, a pesar de ello, consiguió levantarse y sacar un cuchillo. Los niños prefirieron esconderse en la habitación donde había estado Jeanie e intentar atrancar la puerta, sin embargo, solo consiguieron dos cajas vacías para ello. El hombre de brazos largos subió las destrozadas escaleras y comenzó a empujar la puerta mientras Jeanie y Tommy aguantaban con todas sus fuerzas, cada vez resistían menos, el hombre tenía mucha mas fuerza que ellos. Tommy no sabía que hacer no podían saltar por la ventana, no tenían escapatoria, le dijo a Jeanie que rezara con todas sus fuerzas. Al fin, el hombre consiguió abrir la puerta e hizo que ambos niños rodaran por el suelo. Tommy le lanzó una caja al hombre que hizo que este se quedara atontado, se volviera, fuera hacia él y le pegara un manotazo que hizo que saliera despedido contra la pared, a consecuencia del golpe Tommy quedó inconsciente. Por suerte en ese instante la policía y entre ellos su padre, entró por la puerta y consiguió atrapar al lunático asesino y salvar la vida de ambos. Ya en su casa, Tommy fue felicitado por su padre que lo animó a ser policía.

Gas de Nevada (Raymond Chandler)

Hugo Candless y George Dial, jefe y empleado estaban jugando un partido de squash, Candless jugaba mucho mejor y por consiguiente ganó la partida, acabada la misma se dirigieron a los vestuarios y se ducharon. Hugo, mientras se vestía, pidió una botella de Johnny Walker, bebieron un trago charlando y tras lo cual George se fue. Hugo terminó de vestirse y tomó su segundo trago, se fumó un cigarro y se dirigió hacia el exterior de Delmar Club donde le esperaba su limusina; era una Lincoln azul con rayas amarillas de matricula 5A6. Mandó a Sam, el portero, a que avisara a su chofer para ir a casa. Hugo quiso abrir la ventanilla, ya que hacía mucho calor, cual fue su sorpresa al observar que no estaba la manivela, además no había teléfono y el chofer no se dirigía a su casa sino a una ladera larga y solitaria. El conductor pulsó un botón que hizo que Candless respirara el cianuro que comenzó a salir de unos orificios. El coche había alcanzado la cima, el chofer le dio de nuevo al botón y el silbido cesó, se bajó del coche y tapándose la boca y la nariz consiguió comprobar que Hugo no se movía.

Mientras tanto en otro lugar, Francine Ley estaba fumando cuando llegó George Dial, se inclinó y la besó con fuerza en los labios y comenzaron a hablar, bebieron un vaso de whisky. Una sombra se vio en la puerta, era Johnny De Ruse quien se dirigió a la mesa donde estaba la pareja a los que saludó y se sirvió otro vaso de whisky, acto seguido, se dirigió a la habitación contigua donde cogió una maleta y una pistola del armario volviendo de nuevo al cuarto principal donde ya solo estaba Francine que comenzó a charlar con él, este le dijo que no podía perder el tiempo pues debía marcharse de la ciudad ya que había denunciado a Mops Parisi.

Tras despedirse se dirigió a su coche, de donde surgió un individuo con una pistola que le apuntó al pecho, apareciendo detrás otro que le apuntaba por la espalda. Comenzaron a registrarlo y tras quitarle una de las pistolas que llevaba, lo obligaron a subir a un coche que tenía un fuerte olor a almendras. El coche comenzó a rodar por las calles a toda velocidad, los que venían de frente reflejaban sus luces cegadoras, esto le sirvió para que uno de los hombres que lo habían secuestrado y que estaba sentado junto a él, no se percatara de que se estaba agachando para coger su pistola de la pernera, consiguió hacerse con ella y se la colocó en la pierna izquierda. Cuando tuvo ocasión sacó el arma escondida y le pegó un tiro en el hombro a su acompañante, la respuesta de este fue tirarle la pistola al suelo de una patada, tras recogerla nuevamente asestó con ella un golpe en la sien al secuestrador herido. El conductor pulsó un botón y comenzó a intensificarse el olor a almendras, característico del cianuro, De Ruse se colocó un pañuelo en la boca y comenzó a disparar contra el cristal pero parecía irrompible, solo consiguió astillarlo y tras un golpe consiguió hacer un agujero.

El conductor al verse amenazado abrió la puerta y saltó tras cambiar la dirección del coche que se dirigió hasta un terraplén y chocó contra un árbol. De Ruse consiguió salir y con la pistola comenzó a disparar al conductor hasta alcanzarlo. Registró a ambos asesinos encontrando una caja de cerillas del Club Egypt, un par de cargadores de 9mm y la llave del hotel Metropole marcada con el número 809. Llevó su coche a Boulevard hollywood y en un taxi se dirigió a Chatterton de nuevo donde no había nadie, se sirvió otro vaso de whisky, se lavó las manos y comenzó a llamar por teléfono a las personas que le podrían dar mas pistas sobre todo aquello. La primera llamada la hizo al Chronicle donde le informaron que la limusina de matrícula 5A6 pertenecía a Hugo Candless. Intentando encontrar a Hugo, de Ruse llamó a La Casa de Oro donde la propia mujer de Hugo le dijo que este había salido de la ciudad y que su club era el Delmar Club.

De Ruse se acercó al club y se detuvo junto al portero, Sam, al que comenzó a hacerle preguntas sobornándolo con dinero hasta que consiguió sonsacarle que en realidad no conocía al conductor que aquella noche había recogido a Candless. Se dirigió a La Casa de Oro donde preguntó al hombre del garaje que si el chofer del coche de matricula 5A6 había salido aquella noche , este le respondió esta que el chofer, llamado Mattrick, no había llegado a recogerlo, y que su alojamiento era el Hotel Metropole. Hacia allí se dirigió y descubrió que a ese hotel correspondía la llave que había cogido, llegó a la habitación 809 y dentro encontró a un hombre tendido de bruces en el suelo con dos tiros en la cabeza.

Salió de la habitación al comprobar que el hombre estaba muerto, colocó el cartel de “no molesten” en la puerta y se marchó del hotel. Volvió a Chatterton donde permaneció hasta que llegó Francine, que venía un poco borracha, comenzó a contarle lo que le había pasado al chofer de Candless y a él mismo y a preguntarle si ella sabía algo más, a cambio ella le contó que Candless le hizo una jugada muy sucia a Zapparty, un tipo de duro de Reno. A los pocos segundos De Rose ya había conseguido convencer a Francine para que lo acompañara.

Una vez dentro del casino, De Ruse se sentó a jugar mientras observaba los movimientos del crupier y junto a él un jugador rubio, la manga derecha del crupier, era bastante sospechosa, ya que no se separaba de la mesa, empezó a protestar pues iba perdiendo una importante cantidad Al instante apareció un hombre muy corpulento que le dijo que abandonara inmediatamente el local, De Ruse se negó y pidió ayuda al joven rubio llamado Nicky, quien sacó una porra y golpeó con ella al corpulento guardia dejándolo inconsciente. De Ruse amenazó entonces al crupier para que le devolviera el dinero y le llevara ante su jefe, lo que hizo tras conducirles a través de un balcón hacia una habitación secreta, entraron un cuarto donde estaban tanto Zapparty como Parisi. Comenzó a indagar sobre el tema del coche de gas, esto hizo que se desencadenara un tiroteo que acabó con Marusi muerto, De Ruse, obligó a Zapparty a acompañarle en coche a los apartamentos de North Kenmore donde se apearon todos menos Francine Ley, quien continuó en el propio vehículo hacia Chatterton. Los tres hombres se dirigieron hacia el coche del gas, obligando a Zapparty a sentarse detrás, consiguieron así que les indicara el camino hacía una casa de piedra. Allí hallaron el cuerpo de Hugo Candless en una cama y consiguieron que Zapparty confesara que era él el que estaba detrás de todo aquello, pero De Ruse quería averiguar quien había intentado matarle. Zapparty siguió confesando que él había matado a Candless por pura venganza mientras que Parisi había matado al chofer pero, desconocía quien había intentado matarlo a él. Tenía solo una hora antes de que Nicky llevara a Zapparty a comisaría, así que inmediatamente se dirigió de nuevo a La Casa de Oro, preguntó por el número de bungalow de Candless, tras un incidente con el encargado apareció Kuvalick, el guardia de seguridad, que se ofreció a dirigirse él primero al apartamento, ante la tardanza, De Ruse decidió acudir él mismo, lo encontró cerrado por lo que tubo que partir el cristal de la puerta, ya dentro encontró a Kuvalick amordazado y metido en un armario, le ayudó a salir y este le contó que George Dial y la señora Candless lo habían engañado y amordazado. En ese momento entró en la habitación Dial empuñando una pistola con silenciador, disparó dos veces contra Kuvalick, quien cayó abatido al suelo.

Dial le contó a De Ruse mientras le apuntaba todo lo ocurrido, George era el amante de la mujer de Candless y juntos planearon todo para quedarse con el dinero de este. En ese momento en el que la señora Candless entraba en la habitación, De Ruse intentó sacar su pistola pero se le adelantó Kuvalick, quien disparó contra la cabeza de Dial que salió lanzado contra la pared y cayó muerto en el suelo.

De Ruse disparó contra la mujer también, quien cayó sobre Dial. Kuvalick, resultaba tener camisa antibalas.

Mientras en Chatterton, Francine Ley, esperaba nerviosa la vuelta de De Ruse, que finalmente llegó, se sirvió una bebida, le contó lo sucedido y le pidió que se casara con él con la respuesta afirmativa como era de esperar.

Perro dormido (Ross MacDonald)

Otto el perro de Fay Hooper había desaparecido así que llamaron a De Archer, un detective privado conocido por tratar los casos de desapariciones. La casa de Fay estaba en las colinas al norte de Malibu, antes de dirigirse hacia allí, el detective paró en la academia canina Pacific Palisades para hablar con su amigo Fernando Rambeau. Estando en la puerta vino a recibirle Rambeau y su esposa, estuvieron hablando sobre las posibles causas de la desaparición de Otto sin sacar muchas conclusiones.

Acto seguido continuó su camino hasta la casa de Fay Hooper donde Allan, el marido de la misma, le amenazó con una escopeta y le dijo que se marchara, así lo hizo, se dirigió a la carretera principal para esperar a la señora Hooper. Antes de que apareciera llegó el sheriff Carlson quien le explicó que el señor Hooper tenía bastante poder en la zona y controlaba gran parte de los terrenos. Pasado un rato apareció la señora Hooper, ella le contó que sospechaba de su propio marido ya que además de no gustarle el perro, el día anterior lo había observado cuidando las flores, cosa inusual en él.

Llegaron a la casa, que ahora estaba abierta, y se dirigieron al lugar cultivado por el marido, allí De Archer cogió una pala y tras cavar encontró el cadáver de Otto. Allan, que estaba escuchando la conversación, desmintió toda relación con el crimen, y dijo haber visto entrar a un extraño que disparó contra el perro, dando como explicación las amenazas telefónicas que había recibido durante todo el mes. El sheriff se hizo cargo del cadáver del perro para identificar las balas, mientras que el marido también se marchó sin decir donde iba. De Archer se dirigió de nuevo a hablar con Rambeau, este no se encontraba en la casa estaba su mujer sola, Fernando le había dicho que se iba a vengar de Allan por lo de su hermano sin dar mas explicaciones. De Archer volvió urgentemente a la casa de los Hooper donde encontró el cadáver de Allan junto al portón, llamó al sheriff que vino a recogerlo y lo llevó al edificio administrativo del condado. Habían arrestado a Rambeau para interrogarlo, ya que era el principal sospechoso y al parecer entre Hooper y Rambeau había ocurrido algo.

Fernando no abrió la boca, así que De Archer llamó al cuartel general de Canadá para recibir información, al parecer los cuerpos del hermano de Rambeau y su perro no fueron encontrados hasta el año siguiente de su desaparición. El interrogatorio tuvo que continuar el día siguiente, tras investigar las balas comprobaron que Rambeau había disparado contra el perro y se dirigieron con él hacia la escena del crimen, el sujeto se reveló por el camino hacia la casa de los Hooper y comenzó entonces a contestar a las preguntas de De Archer. Confesó que él había matado al perro pero que sin embargo desmintió toda relación con el asesinato de Allan Hooper, tras lo cual explicó su ira ante lo ocurrido con su hermano, Allan Hooper había asesinado a su hermano cuando se disponía a salir del bosque, o por lo menos así lo creía. Llegó la señora Hooper en un taxi e inmediatamente el sheriff se dirigió hacia la casa, De Archer lo siguió y tuvo que tirarlo al suelo al forcejear con Fay, el sheriff se levantó empuñando su pistola y apuntando hacia el propio detective momento en el cual la señora Hooper se colocó delante impidiendo que disparara contra el detective, Carlson sabía que George Rambeau había muerto a manos de Allan o por lo menos eso decía, lo que hacía prever que había presenciado la escena del crimen. El sheriff había mentido por dos veces, había asesinado a George Rambeau, y no como decía que había hecho Allan, y tras lo cual tuvo que asesinar a Allan para que no saliera a la luz dejando a Fernando sin sentido y había usado su propia arma para incriminarlo en el asesinato.

Un suicidio curioso (Patricia Highsmith)

El doctor Stephen McCullough viajaba en primera clase en tren desde Paris hacia Ginebra, para visitar a Roger Fane, todo por culpa de su mujer que le había obligado a ello. El doctor McCullough odiaba a Roger desde que este se casó con Margaret, la mujer que él amaba y que tras un grave accidente murió. Todo esto se le vino a mente y comenzó a plantearse el placer que le daría asesinar a Roger de manera que nadie se diera cuenta y realizando el crimen perfecto. Llegó a casa de Roger donde lo estaba esperando excusándose por no haber ido a esperarlo a la estación. Comenzaron a charlar mientras tomaban un whisky, al doctor le resultaba todo aquello demasiado falso por lo que se limitó a seguirle la corriente a la vez que su mente planeaba el asesinato, Roger se marchaba a la mañana siguiente a Zurich y una chica venía a limpiar de diez a doce, debía de asesinarlo por lo tanto aquella misma noche. Observó en un estante de la habitación un trozo de mármol y asestó con toda su furia un golpe en la cabeza a Roger que cayó muerto al instante, acto seguido subió a su cuarto. Por la mañana, se levantó tranquilamente, se duchó y afeitó y salió de la casa sin mirar siquiera hacia la puerta de la sala donde estaba el muerto. A las cinco de la tarde de aquel día, se encontraba en Roma, en un taxi hacia el hotel donde le esperaba su mujer, Lillian, cuando se dio cuenta de que había olvidado la cartera en casa de Roger. Cenó con Lillian y dio un paseo en carruaje por la ciudad, al día siguiente recibió la sorpresa de ver en la primera plana de un periódico italiano la noticia de la muerte de Roger Fane. Lillian se asustó y le pidió una explicación sobre como no sabía nada si él estaba ese día en la casa de Roger, este contestó mintiendo que no había escuchado nada y que creyó que Roger se había ido a Zurich como le había dicho la noche antes.

Regresaron al hotel donde la policía esperaba al doctor para interrogarle y así lo hicieron, tras lo cual le devolvieron su cartera y consideraron que no estaba implicado en el asesinato, más bien creyeron en la posibilidad de que lo había hecho el hermano de la sirvienta. Al perecer pegaba a su hermana para quitarle el dinero y Roger ya le había amenazado con denunciarlo, además aquella noche el sujeto estaba borracho y no volvió hasta entrada la mañana con la llave de la casa de Roger.

Todo parecía a favor del doctor McCullough hasta que volvió a hablar con Lillian para explicarle lo que le habían dicho los policías, ella le recriminó que estaba mintiendo pues sabía que él había asesinado a Roger al estar todavía estaba enamorado de Margaret. McCullough comprendió que debía confesar, pero decidió que no sería ese el momento y mintió nuevamente diciéndole que él no había asesinado a nadie, fueron al museo juntos pero no volvieron a hablar del tema.

Repentinamente por la cabeza del doctor pasó la idea de dirigirse a Ginebra y confesarlo todo, cogió un avión y a las once llegó a Ginebra y en el acto llamó a la policía diciendo que tenía que dar una información muy valiosa y se dirigió inmediatamente hacia la cárcel donde estaba el falso acusado del asesinato. Fue recibido por uno de los policías que le habían interrogado quien le avisó que el hombre que estaba buscando acababa de suicidarse dándose cabezazos contra la pared de su celda, momento tras el cual el doctor se acobardó y no fue capaz de confesarse culpable.

Estaba muy confuso, se puso a pasear mientras pensaba en lo que había pasado a raíz de lo ocurrido, ya estaba cerca del lago, era su oportunidad de cambiar su cobardía por algo que jamás había hecho pero finalmente no lo hizo, siguió andando y todo continuó igual.

No mire atrás (Fredic Brown)

La historia comienza por así decirlo en Springfield, Ohio, lugar donde Harley, hombre imponente, conoce a Justin Dean, un hombre bajito que trabajaba de impresor en una compañía. Todo sucedió de la siguiente manera, Harley le pidió a Justin que le hiciera unas planchas con su firma grabada, Justin quedó impresionado con Harley ya que era todo lo que él quiso ser y nunca consiguió, así que le hizo las placas usando toda su destreza y realizándolas de manera perfecta. Al día siguiente Harley vino a recogerlas y al verlas quedo sorprendido, tanto que preguntó que quien las había hecho y tras esto convencerlo para que se asociaran.

Transcurrió el tiempo y Harley cogió confianza con Justin y junto a otros contactos comenzó la preparación de una red de falsificación de dinero. En Nueva York montaron una pequeña imprenta como tapadera en la que Justin realizaba tanto los trabajos de perfeccionamiento de las planchas de los billetes como cualquier trabajo de imprenta que llegaba al taller. Así, y tras un año de trabajo día y noche consiguió la plancha perfecta, junto con Harley fueron a celebrarlo, iban a ser ricos. A partir de entonces la empresa fue un éxito, tenían muchos contactos, a Bull Mallon, encargado de la parte final de la distribución, al capitán John Willys del Departamento de Policía, ha quien lo tenía sobornado, a grandes conocidos y a gentes sin mucha importancia. Hasta que un día, una llamada turbó la situación, Harley le había dicho que se deshiciera de las planchas e instantes después se publicó que Harley había sido asesinado. Justin Dean hizo caso de la llamada de Harley y se deshizo del dinero, quemándolos en el incinerador de un hotel en el que nunca había estado y de las planchas arrojándolas en el mar. Tenía que descubrir quien había asesinado a Harley, así que cogió el primer hacia Albany, pero nada mas bajarse fue detenido por la policía, no por ser el asesino de Harley, ya que comprobaron que eso era imposible, sino por el tema de las planchas. Lo mantuvieron despierto y sin parar de interrogarlo para intentar descubrir donde estaba pero Justin no se lo dijo para que no descubrieran que él estaba implicado. La policía registró el local de Nueva York de ambos miembros sin encontrar pruebas y tras un tiempo lo dejaron libre, Justin lo único que quería era comprobar si Harley verdaderamente había muerto, le mostraron el cadáver pero a Dean le siguió pareciendo extraño la expresión de su cara. Ya libre consiguió llegar a la imprenta sin que nadie le siguiera, allí no estaba Harley ni su nombre estaba registrado en el hotel e el que estuvieron alojados. Telefoneó a Bull, quien, tras hablar sobre el tema de las planchas vino a recoger a Justin junto con dos hombres, se montaron en un coche y se dirigieron hacia el lugar done estaba Harley, o eso es lo que le dijeron al pobre Dean. Llegaron a una cabaña en medio de un paraje solitario y a gran distancia de Nueva York, metieron a Justin a la fuerza en ella, lo ataron a una silla y comenzaron a preguntarle por las planchas. Dean le contestó con la versión verdadera de los hechos pero ellos no lo creyeron y lo torturaron una y otra vez durante semanas y sin darle nada de comer. Hasta que Justin cayó inconsciente el interrogatorio no terminó, creyeron que había muerto y lo dejaron en un lago, allí despertó y consiguió salir del agua y cayó dormido por la gran falta que llevaba acumulada. A la mañana siguiente, cuando Justin despertó junto a él estaba Harley quien le dijo que tenían que salir de allí, eso fue lo que hicieron y tras recorrer un gran recorrido durante varios días hasta que consiguieron llegar a una zona seca con campos donde había un arroyo con aguas limpias. Justin se lavó en ella siguiendo las instrucciones de Harley y juntos continuaron caminando hasta que llegaron a una pequeña cabaña de la que salía un olor a pan seco recién salido del horno, Justin no se pudo contener y se dirigió rápidamente hacia ella, llamó a la puerta y una mujer abrió y le cerró la puerta en las narices antes de que pudiera ni siquiera decir una palabra. Inmediatamente una fuerza interior le obligó a echar la puerta abajo con un tronco y luego golpear a la mujer hasta matarla tras lo cual se comió el pan caliente. Tras esto vino un hombre al que también mato esta vez asentándole una puñalada. El pan le había sentado mal así que se durmió, Harley lo despertó en mitad de la noche diciéndole que tenían que escapar de allí antes de que amaneciera, así lo hizo tras cambiarse de ropa, afeitarse y coger el cuchillo el dinero de la casa se marcharon hacia la vía del ferrocarril.

ACTIVIDADES

2 La Banda Moteada

Este relato es narrado también desde dentro, desde la perspectiva de un personaje, Watson, que da testimonio de uno de los casos de su amigo Holmes. Sin embargo, ¿se limita a describir los hechos o también los valora y los juzga?

Los describe y añade su opinión, es decir, juzga y valora la actuación de Holmes en el caso.

Conan Doyle sabía muy bien lo que se hacía al elegir a Watson como narrador y colocarlo en un segundo plano de la acción.

¿Qué pretendía con ello?

Pretende situar al doctor en el sitio del lector de la novela plateándose las mismas dudas que uno se plantea al leer el libro.

Observa los casos en los que Watson interpreta los indicios de manera incorrecta.

¿Has cometido tú los mismos errores?¿A quién crees, pues, que puede representar este personaje?

Si. Al propio lector de la novela.

En la introducción (p. XI) se sugieren las principales características de Holmes.

¿Cuáles aparecen en el relato y cuáles no?

Aparecen su implacable lógica y el modo original en que resuelve el enigma de la habitación. No aparece en la introducción como un hombre tranquilo, típico modelo inglés con mucha astucia y grandes dotes para la investigación.

¿Qué rasgos esenciales del doctor obtenemos a través de Helen Stoner o de la propia actitud de Roylott en su visita a Holmes?

Es un hombre fornido, de muy mal genio, egoísta, misterioso y avaro.

¿Contribuye el ambiente de Stoke Moran a perfilar al personaje?

Si ya que la mansión tiene el mismo aspecto misterioso y extraño de su propietario que resultó ser el asesino.

¿Qué enigma plantea Helen Stoner? ¿Cuáles son los primeros indicios y qué explicaciones iniciales se proponen para resolver el misterio?

La misteriosa muerte de su hermana. Al principio se cree que podían haber sido los gitanos que habitaban en el jardín de la mansión.

¿Qué indicios encuentra Holmes en las habitaciones de Helen Stoner y del Doctor Stoner que resultan determinantes para elaborar una hipótesis sobre lo sucedido y sobre lo que puede ocurrir?¿ Que relación establece Holmes entre estos indicios?

Holmes observa que por la ventana no habían podido entrar porque no se podía abrir desde fuera, el ventilador que comunicaba una habitación con otra y el indicio de la silla situada bajo la rejilla en la habitación del doctor había sido usada para subirse encima.

¿Cuál es la hipótesis que va a resolver el caso y qué hace Holmes para comprobarla?

La hipótesis de Holmes era que de alguna manera, para llevar a cabo el asesinato, habían usado la rejilla de ventilación, única vía de comunicación con el exterior.

Para verificarlo, Holmes y Watson se quedaron toda la noche con Helen hasta que descubrieron que el doctor usaba una serpiente que tenía amaestrada para meterla por la rejilla de ventilación.

Haz una diagrama con la argumentación de Holmes, explicando cuál es la tesis y relacionando los distintos eslabones de sus conclusiones.

El ventilador--------La situación de la silla de la habitación contigua------- lo estrecho del agujero (solo podía ser usado por un reptil)----------el doctor había estado mucho tiempo en la India--------el cuenco de leche.

Este caso se plantea desde el inicio siguiendo el enigma clásico de Poe: un crimen cometido en una habitación cerrada.

¿Qué características presenta aquí? ¿Se trata de una habitación verdaderamente cerrada? Compara el planteamiento llevado a cabo por Conan Doyle con el relato anterior de Wilkie Collins. ¿Qué similitudes y diferencias observas?

Al principio parece una habitación cerrada ya que tras observarlo mas detenidamente descubre la rejilla del ventilador. En ambos relatos la base del crimen es hacer perfecto y en ambas se realiza en una habitación que aparenta ser normal y que esta cerrada y que luego resulta o tener una abertura, como es el caso de la novela de Conan Doyle, o tiene un mecanismo trampa como es el caso del relato de Wikie Collins.

7. Si muriera antes de despertarme

¿En qué momentos del relato existe mayor suspense?

Casi al final de la historia donde son descubiertos por el lunático.

¿Son las palabras de Luckács una buena descripción de lo que ocurre en este relato? ¿Serían aplicables a otros relatos de la antología?

Si, ya que se trata de una novela policíaca en la que priva la angustia la inseguridad de la existencia, la posibilidad de que le espanto irrumpa en cualquier momento en la vida de los personajes que finalmente resulta ser protegida por una feliz casualidad.

Si, a algunos de ellos.

¿Cómo afecta esa incomunicación al héroe?

Al héroe le causa gran impotencia y angustia.

Cita pasajes en los que el suspense al final sea mayor.

... “La sombra empezó a moverse y a acercarse; se iba agrandando como una mancha de tinta sobre papel secante. Al fin me pareció, muy larga, como si usara zancos. Ahora estaba ya en el vestíbulo” ...

¿Cómo crees que influye en el lector?

Al mostrarse el mundo a través del niño que no comprende lo que esta ocurriendo a su alrededor, el lector siente el miedo que el niño no percibe.

Señala algún aspecto del relato que no te parezca verosímil ¿podrías justificar esta falta de verosimilitud en función del suspense?

Un ejemplo sería el momento en el que el joven protagonista consigue llegar hasta la casa del lunático siguiendo unas marcas de tiza, me parece bastante improbable que esto ocurra, sin embargo sirve para darle suspense a la búsqueda.

¿En qué momento relaciona nuestro héroe los casos de Millie Adams y Jeannie Myers?

En el momento que reconoce haber visto la cara del lunático antes y lo relaciona rápidamente con la desaparición de su antigua compañera de clase.

¿Cómo se caracteriza al psicópata? ¿Hay algún rasgo físico que sea indicio de su talante moral?

Un hombre alto fuerte de brazos muy largos. Sus movimientos extraños y sus huidas precipitadas cuando pasaba la policía.

¿En qué se diferencia la visión que tienen de la policía el niño, la madre y el padre?

El niño lo ve como un juego y sueña con ser policía de mayor, como es normal en los chiquillos. El padre lo ve como su trabajo, le interesa pero no lo mezcla con su vida personal sin embargo por otra parte le gustaría que su hijo fuera también policía como él. Finalmente, a la madre le parece mal que su hijo sea policía por el riesgo que lleva este trabajo.

La obra es un relato de formación o aprendizaje que inicia al protagonista en el mundo de los adultos. Demuestra esta aseveración.

El niño al principio es ignorante de todo los sucesos que acontecen, es decir, es un niño que poco a poco en la historia va uniendo cabos al comprobar que la historia se repite con una nueva compañera de colegio.

¿Se separan aquí el bien y el mal? ¿Es este un relato moralista?

Si, se separan claramente, el niño y la parte de la policía son la parte buena y el psicópata es la mala. Se puede considerar que si ya que nos advierte sobre el peligro que pueden ocasionar los extraños que se acercan a los niños.

Cita pasajes en que aparezcan temas obsesivos. Señala otros leitmotivs de este relato.

El ejemplo mas claro es el momento en el que el niño esta en el bosque, sólo, con miedo y en la oscuridad de la noche.

¿Qué implicaciones tiene la formula condicional con que se expresa la intriga?

Temor a la muerte, es decir, miedo a dormirte una noche y no volverte a levantar.

La inclinación de Irish al romanticismo domina sobre una visión crítica de la sociedad; así introduce la naturaleza en el decorado urbano del relato policial cuando el protagonista va hacia la casa del bosque.

¿qué valor expresivo tiene?

Tiene un gran valor descriptivo ya que parece que el propio bosque tiene vida.

La descripción que el autor hace del bosque y de la cabaña, ¿es una mera descripción o constituye una atmósfera?

Crea toda una atmósfera tenebrosa.

El decorado refleja los sentimientos del personaje.

Señala algunos ejemplos donde se compruebe la afirmación anterior.

“la habitación estaba iluminada por la luz de la luna aunque las persianas estaban echadas los rayitos de luz penetraban en ella”

“había una casa vieja en estado ruinoso; las ventanas no tenían cristales y parecía desabitada desde hace mucho tiempo”

¿Se persigue con ello un efecto estético o dramático?

Dramático.

Indica cuáles y donde aparecen en estos mismos pasajes finales:

Equívocos sensoriales: “esperaba que unas manos surgieran de improviso de la oscuridad para atraparme”

Dinamización expresiva: “Le propiné un puntapié con la pierna que tenía libre, mientras sostenía a Jeanie en mis brazos. El golpe le alcanzó de lleno en el estómago de forma inesperada para él”

Materialización de lo inmaterial: “a la luz de la luna el viejo edificio parecía decirme: Ven, pequeño, acércate, para poder devorarme a continuación”.

Animación de lo inanimado: “los bultos, o lo que fuera que había en el suelo empezaron a moverse. Me parecía que de ese promontorio salían ratas víboras”.

Concreción de lo abstracto: “lo que salió de ese promontorio fueron dos pies... uno era negro porque estaba calzado y otro blanco por carecer de calzado”.

Oraciones breves: “¿estas ahí Jeanie?” “Salgamos de aquí” “Tal ves no vuelva más”

¿Qué otros rasgos de raíz romántica señalarías en el relato?

“cuando desperté, me pareció que estaba flotando entre el suelo y el techo..., pensé que estábamos muertos y convertidos en ángeles”

Un ejemplo de lenguaje cinematográfico aparece en la escena clave en la que el niño está jugando con la pelota mientras espera a su amiga Jeanie.

¿Qué angulaciones y planos cinematográficos articulan esta secuencia?

Cuando el niño va a recoger la pelota la camara se agacha al igual que él a recogerla y se ven primeros los pies del hombre, después los brazos y se detiene en las manos que se abren y se cierran como si quisieran agarrar algo que se le escapara.

Explica el significado de los puntos suspensivos en algunas de ellas y complétalas para comprobarlo.

“Se los había dado él y de resultas de esos regalos... Millie no volvió mas a la escuela”

Quiere decir que Millie fue asesinada.

“Había una marca de tiza en el siguiente poste de alumbrado, pero no en el más allá... En algún lugar por allí cerca habían desviado la ruta”

Indica que ha perdido el rastro de su amiga y deduce que han cambiado de ruta.

“...por alguno de estos lugares”

El padre le esta diciendo a su compañero que el asesino debía hallarse cerca.

Para crear el suspense, el autor retarda la acción a través de incisos y aclaraciones que van prolongando la situación.

Resume por eliminación, suprimiéndolas. ¿Se gana o se pierde en suspense?

“cuando llegué arriba encontré a un lado una puerta cerrada... al fin mire al interior por la abertura ... en el suelo había un montón de desperdicios... el miedo se me pasó repentinamente pues la reconocí”.

Se pierde suspense porque cuando la frase tiene aclaraciones el lector esta deseando llegar mas adelante para ver lo que ocurre.

Tommy Lee intenta reconstruir a través de las tizas el itinerario seguido por Jeanie y el psicópata para ello, utiliza una serie de oraciones subordinadas que permiten montar y desmontar hipótesis.

Escribe alguna de estas oraciones y di de que clase son.

“ Al llegar a la esquina, estaba a punto de volverme, cuando vi una boca de riego que tenía una marca de tiza de color rosa a su alrededor”

Oración subordinada que hace función de sujeto.

“ Era tan fácil de seguir que empecé a correr en lugar que a caminar”

Oración subordinada adjetiva.