Regiones venezolanas

Venezuela. Guayana. Llanura deltaica. Costa Montaña. Clima. Relieve

  • Enviado por: Tekken Soujiro
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de Contabilidad Básica
Curso de Contabilidad Básica
¿Quieres Aprender Contabilidad? En este curso conocerás lo básico, para que hoy mismo empieces a...
Ver más información

Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
Curso básico de Mercados sobre Análisis Técnico y Gestión Monetaria
En este curso aprenderás los conceptos básicos sobre análisis técnico, gestión monetaria y con qué actitud debes...
Ver más información


Region de Guayana

Está ubicada al sureste de Venezuela y la Integran los estados Bolívar y Amazonas. Representa aproximadamente el 45% de la superficie nacional.

Geología

Geológicamente, el escudo o macizo guayanés está constituido por un basamento de rocas ígneas y metamórficas, sobre el que se disponen las formaciones correspondientes a la serie Imataca, a la serie Pastora y a la formación Roraima. Su origen se ubica en la era PRE-cámbrica o Arcaica; en consecuencia, es una de las formaciones más antigua de la Tierra. Ha pasado por un intenso y largo proceso de mineralización, cuestión que le ha dado una inmensa riqueza de minerales, tanto metálicos como no metálicos así tenemos los grandes depósitos de hierro en forma de hematina, magnetita y limonita; los depósitos de bauxita y manganeso, que se localizan en la serie Imataca, y los filones y vetas de cuarzo aurífero, localizados en la serie Pastora.

Relieve

El relieve de la región de Guayana tiene tres tipos de morfologías características: las penillanuras, los tepuis y la gran sabana.

Las penillanuras son dos: la del norte, ubicada al noreste del estado Bolívar, y la del Casiquiare-Ventuari, que se extiende por las tierras bajas del río Ventuari y del brazo del Casiquiare. Morfológicamente, son extensas superficies casi planas o llanas, interrumpidas por la existencia de los llamados "cerros testigos". Su topografía limita poco el establecimiento de la población, sobré todo en la penillanura del norte, la construcción de vías terrestres de comunicación y la práctica de actividades económicas como la ganadería.

Los tepuis se ubican al centro-sur de Guayana. Son masas rocosas y elevadas del escudo guayanés, cuya cima es tabular, amplia y plana, de flancos verticales y escalonados, que pueden sobrepasar los 3000 metros de altura; se han formado por un proceso erosivo largo e intenso.

Esta topografía, unida a la rica red hidrográfica, ha originado la formación de numerosos saltos de agua en el curso de los ríos que, aparte de constituir una belleza natural de gran atractivo turístico, da a Guayana una inmensa reserva de energía hidroeléctrica; por ejemplo, la representada por el río Caroní.

Las características topográficas de los tepuis constituyen una gran limitación para el establecimiento humano y para el desarrollo de las actividades económicas. Por esta razón, la región se ha conservado en estado natural; es el dominio de la vegetación de bosque y de selva.

La Gran Sabana es una extensa altiplanicie situada al sureste del estado Bolívar, con alturas que oscilan entre los 700 y 1 400m. Sus características naturales contrastan con las de los relieves adyacentes y le asignan cualidades estéticas de gran valor turístico.

En ella se localiza el altiplano del Auyantepui, al este del cual se encuentra el Salto Ángel o Churún-Merú, con una caída libre de agua de casi 1000m sobre el valle del río Chunín, que lo coloca como el salto más alto del mundo.

Suelos

El origen, la constitución geológica y los procesos geomórficos le han asignado al relieve de Guayana características muy específicas, pero también han influido, junto con otros factores como el clima y la vegetación, en la formación de los suelos, los que son mayormente afloramientos rocosos de escaso valor económico. Sólo en las vegas de los ríos y en algunas zonas de las penillanuras, sí se les trabaja técnica y mecánicamente, los suelos pueden ser explotados desde el punto de vista agrícola. Esta actividad económica es la de menor importancia de la región.

Clima. Vegetación. Hidrografía

Los climas dominantes en la región de Guayana son: el tropical lluvioso de selva, con temperaturas elevadas (mayor de los 18°C) y lluviosidad abundante y constante (no hay período de sequía), localizado al centro-sur de la región; y el tropical lluvioso de bosque, con temperaturas elevadas (también mayores a 18°C) y lluviosidad abundante y estacional (tiene un período corto de sequía, de tres meses aproximadamente), localizado al norte de la región. Los dos elementos principales del clima (temperatura y precipitación o lluviosidad), junto con las características morfológicas del relieve, han influido de manera importante en la existencia de una vegetación de selva y de bosque, y de una riquísima red hidrográfica con numerosos saltos de agua. Tanto la vegetación como los saltos de agua constituyen una belleza natural de gran atractivo turístico y una inmensa riqueza forestal e hidroeléctrica.

Los ríos de Guayana, con la excepción del río Orinoco, son de difícil navegación. La vegetación selvática, la morfología y las características climáticas, han hecho de la región una zona que presenta grandes obstáculos para el establecimiento humano moderno. Además, el Estado venezolano debe conservar para las futuras generaciones esa gran reserva forestal e hidrográfica, como un patrimonio natural de la nación.

Región Costa Montaña

Está ubicada al noroeste del país e integrada por la depresión Marabina y el arco montañoso andino-costero, el cual está compuesto por el sistema de los Andes, el sistema de la Costa y la formación Falcón-Lara-Yaracuy. Representa el 20% de la superficie nacional, aproximadamente.

Geología

Geológicamente, el arco montañoso andino-costero es un mosaico porque está constituido por los tres tipos de rocas ígneas y metamórficas en las áreas montañosas, y sedimentarías en las depresiones internas, valles, colinas y piedemontes; su origen puede ubicarse en el Cenozoico Superior (era geológica terciaria); forma parte del gran plegamiento andino-americano. En cuanto a la depresión Marabina y demás depresiones, son de tipo tectónico, se originaron al levantarse la cordillera de Mérida, la de Perijá, el sistema de la Costa y el sistema Coriano y se configuraron y estructuraron por procesos de sedimentación durante toda la era Cuatemaria.

La evolución geológica de sus formaciones rocosas produjo cierto grado de mineralización que determinó su significativa riqueza mineral así:

En la Cordillera de Mérida: las minas de carbón de Lobatera, las de azufre en Seboruco, las de yeso, cobre y asfalto (estado Táchira) las de plomo en Bailadores y las de mica en Timotes (estado Mérida).

En el Sistema de la Costa, las formaciones calizas cretácicas le asignan una sobresaliente importancia económica a muchas áreas orográficas costaneras, en virtud de que sus rocas se emplean en la fabricación de cemento igualmente, los terrenos sedimentarios arcillosos, las minas de asbesto y de cal, tienen gran importancia. También se encuentran importantes yacimientos minerales, tales como los de azufre en Puerto Píritu (Anzoátegui), Aroa (Yaracuy) y El Pilar (Sucre) o los de níquel en Tejerías y Villa de Cura (Aragua) y en San Juan de los Morros (Guárico).

En la Depresión Marabina, la deposición de enormes masas de materia orgánica acumulada y el largísimo período que estuvo cubierta por las aguas del mar, dieron origen a los ricos yacimientos petrolíferos hoy existentes en ella. Además, se localizan los yacimientos de carbón de mejor calidad con que cuenta el país, en las cuencas de los ríos Guasare, Socuy y Cachirí.

En la formación Falcón-Lara- Yaracuy, la abundancia de rocas calizas ha dado lugar a importantes áreas de relieve cársico, corno el representado por sus cuevas naturales y por su explotación para la producción de cemento y cal. En los distritos Bolívar y Nirgua del estado Yaracuy, existen importantes yacimientos de cobre. También se estima que algunas acumulaciones arenosas podrían utilizarse en la fabricación de vidrio. En Riecito, estado Falcón, se encuentran importantes yacimientos de fosforita, que surten a la petroquímica de Morón.

Relieve

El relieve del arco montañoso andino-costero es sumamente complejo y, en sentido general, tiene escasez de tierras planas.

El Sistema de los Andes lo integran dos cordilleras: la de Mérida y la de Perijá, su cima termina en forma aguda o de picos, sus laderas son escarpadas y verticales y su pie de monte es estrecho. En la cordillera de Mérida se encuentran los picos más elevados del país (pico Bolívar, con más de 5 000 metros de altura); en ella se localizan depresiones, valles y terrazas. En cuanto a la cordillera de Perijá, tiene características similares a la de Mérida, se localiza al oeste del estado Zulia y sirve de límite natural con la república de Colombia.

El Sistema de la Costa está integrada por dos tramos: el central y el oriental, separados por la Depresión de Unare y la Fosa de Cariaco; estos tramos, a su vez, están constituidos por cadenas, separadas por depresiones y valles.

El tramo central está constituido, en su parte más occidental, por el macizo de Nirgua y, a partir del abra de Las Trincheras, por las cadenas del Litoral y del Interior, separadas por la depresión del lago de Valencia y por los valles de Aragua y Tuy-Barlovento. En la cadena del Litoral se localiza el valle del Guaire o de Caracas.

El tramo oriental lo constituyen la cadena del Litoral, que se extiende a través de las penínsulas de Araya y Paria, y el Macizo Oriental. Están separados por el golfo de Cariaco y los valles Campona y Casanay.

Con respecto a la formación Falcón-Lara-Yaracuy, se distinguen cuatro unidades morfológicas:

El Sistema Coriano, que forma parte de la orogenia del sistema de la Costa, está estructurado por sierras y colinas y constituido mayoritariamente por rocas sedimentarias.

Las depresiones Barquisimeto- Carora y Yaracuy-Turbio.

La Península de Paraguaná y las Llanuras litorales.

Finalmente, la Depresión Marabina es una fosa tectónica que permaneció hundida como con- secuencia de las fallas originadas al levantarse los bloques montañosos que la encierran la cordillera de Mérida y la cordillera de Perijá. Se encuentra ocupada, hacia su centro, por las aguas del lago de Maracaibo y por la llanura lacustre que la bordea. Dicha llanura ha sido el producto de la acumulación de material sedimentario, ocurrido durante el Cenozoico superior y el Cuaternario.

Clima - vegetación -hidrografía

El clima de la región Costa-montaña esta fuertemente influenciado por la altitud, las masas de aguas marinas, los vientos y la orientación de las montañas.

La diferencia, y los vientos alisios son los que actúan como secantes y como productores de lluviosidad.

La vegetación y la hidrografía son una consecuencia de las características climáticas de la región, especialmente del comportamiento de los dos elementos principales del clima: temperatura y precipitación. La vegetación es heterogénea en el arco montañoso varía de acuerdo con los pisos térmicos y con las formaciones internas, así tenemos el bosque nublado entre los 1000 y los 3000 metros de altura, la vegetación de páramo, la vegetación serófila en las costas y las vegetaciones de selva, de bosque y de sabana en las depresiones y valles fluviales.

En cuanto a la hidrografía, el arco montañoso andino-costero constituye una línea divisoria de las aguas que nacen en la región y se dirigen a la cuenca del lago de Maracaibo, a la vertiente del Caribe, a la cuenca del río Orinoco y a la vertiente del océano Atlántico. Por las características topográficas de la región, los ríos presentan un cauce irregular y forman saltos que pueden ser utilizados en la producción hidroeléctrica; por ejemplo, el río Santo Domingo, en cuyo cauce se construyó la represa hidráulica "General José Antonio Páez", o los ríos Uribante, Doradas, Caparo y Camburito, cuyas aguas

Se embalsan para servir a una importante central hidroeléctrica. No son navegables, con la excepción de los que nacen en la cordillera de Perijá y van a desembocar al lago de Maracaibo, los cuales, debido a que se desplazan a través de una región plana, presentan un curso bastante regular que no opone mayores obstáculos para la navegación de pequeñas embarcaciones.

Las características del clima, de la vegetación y de la hidrografía de la región, tienen una influencia decisiva en la distribución de la población y en el desarrollo de las actividades económicas agrícolas e industriales.

Depresión Central Llanera y Llanura Deltaica.

Está localizada entre el arco montañoso andi- no-costero y el curso medio y bajo del Orinoco, y comprende los estados Apure, Barinas, Por- tuguesa, Cojedes, Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro. Concentra el 35% de la superficie nacional, aproximadamente.

Geología

Geológicamente está constituida por rocas sedimentarias; su origen se ubica en la era Cuatemaria y se ha ido conformando y estructurando como consecuencia de los procesos de deposición provocados por grandes masas sedimentarias que descienden desde el Macizo Guayanés, la cordillera de Mérida y el sistema de la Costa. Es una prolongación de las llanuras interiores suramericanas; su origen sedimentario ha determinado la existencia en el subsuelo de grandes depósitos de hidrocarburos. Las cuencas petrolíferas Barinas-Apure y Oriental, así como la faja petrolífera del Orinoco, forman parte de los llanos.

Relieve

Los llanos integran la región venezolana de mayor uniformidad en su relieve y la que posee mayor extensión de terrenos planos y bajos. Tiene una inclinación casi imperceptible que se muestra, por lo general, inferior a un metro por cada kilómetro. Los llanos son una amplia llanura, ligeramente ondulada, que va descendiendo de Norte a Sur y de Oeste a Este. Se diferencian tres grandes sub-regiones, con características morfológicas y topográficas propias, que inciden en las posibilidades de uso y explotación por parte de los grupos humanos que las ocupan. Estas sub-regiones son los llanos occidentales, los llanos centrales y los llanos orientales; a éstos se suma, de acuerdo con la presente agrupación, la Llanura Deltaica. Los accidentes geográficos que tiene esta formación son las galeras, mesas, el arco de El Baúl, la depresión de Unare, terrazas, conos de deyección, bancos, médanos, bajíos y esteros.

SUELOS

Los suelos, en sentido general, son de poco valor agrícola; sin embargo, su explotación condicionada por la tecnología y la ciencia permite rendimientos satisfactorios.

Clima -Vegetación -Hidrografía

El clima dominante de la Depresión Central llanera es el tropical lluvioso de sabana, caracterizado por temperaturas elevadas, por encima de 20°C, y precipitaciones abundantes y estacionales.

La hidrografía es una expresión de las condiciones topográficas y del clima; está representada por numerosos ríos que tienen un cauce bastante irregular, un caudal considerable y un régimen estacional. Su drenaje es lento, con presencia de muchos meandros. Estos ríos generalmente son navegables, se desbordan de su cauce durante la estación de lluviosida y son aprovechables en la producción hidroeléctrica.

La vegetación característica de los llanos y de la Llanura Deltaica es herbácea, pero el paisaje Llanero lo completan el bosque de galería, el chaparral, el palmar, el morichal y las matas. Además, se localiza el bosque deciduo, en gran parte del estado Delta Amacuro Llanura Deltaica, esta vegetación tiene una estrecha relación con el clima, hidrografía y suelos de la región.