Rebelión en la granja; George Orwell

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Novela diutópica. Argumento y personajes

  • Enviado por: Ernesto
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
publicidad

- Resumen:

En una granja, un viejo animal predice una rebelión que pronto se llevará a cabo. Esta llega antes de que todos lo esperaran, y logran expulsar de la granja al dueño, Jones.

Dos cerdos, Snowball y Napoleón, comienzan a tomar liderazgo, por ser los más inteligentes, y tener las mejores ideas, pero nunca están de acuerdo. Snowball está trabajando con los planos para construir un molino, lo cual provoca una fuerte discusión con Napoleón, que, a traición y ante la sorpresa de todos, expulsa a Snowball con la ayuda de unos perros.

Napoleón empieza a convencer a todos de que Snowball era un traidor, y de nuevo sorprende a todos cuando propone la construcción del molino. Empieza a tomar él todas las decisiones de la granja, para beneficio propio y de los otros cerdos. Pero una vez más, logra convencer a todos por medio de la demagogia y la mentira, como hará siempre.

Napoleón es cada vez más dictatorial, y traiciona todos los principios del "animalismo", pero nadie se atreve a protestar.

A veces los animales se preguntan si realmente las cosas eran mejor antes, pero los cerdos (escoltados en todo momento por furiosos perros) siempre les muestran datos supuestamente ciertos, y además ninguno tiene suficiente capacidad para recordar como eran exáctamente las cosas.

Un viejo burro, Benjamín, parece darse cuenta de muchas de las cosas, pero nunca protesta y siempre calla cuando le preguntan. Los cerdos incluso empieza a tratar con los humanos, hasta el punto de que a los animales, les resulta imposible distinguir entre unos y otros...

- Relación con la asignatura:

Respecto a los mecanismos de defensa de los que hablaba Freud, a veces Napoleón usa algunos mecanismos de acción, como la agresividad, manifestada en obras por ejemeplo cuando mata a los animales que confiesan haber tenido relación con Snowball.

Algunos de los animales son asesinados por confesar que han tenido sueños en los que aparecía Snowball, y son eliminados porque esos sueños seguramente tienen algún significado, como Freud y Jung decían.

La lucha por el poder, de la que habó Adler, tiene un papel muy importante en esta historia, ya que los animales, primero se rebelan contra el poder de su amo, para que sólo ellos tengan poder sobre sí mismos. Piensan que todo va a ir bien, y acuerdan que ninguno de ellos mandará sobre otro, pero algunos van tomando poder, y empiezan a mandar sobre los suyos, olvidándose de su pasado, cegados por el poder y la "alta sociedad" con la que se empiezan a relacionar... Esto no es más que lo que ha pasado en muchas sociedades a lo largo de la historia.

Horney habló de seguridad. Los animales de la granja, quizá no están mejor que antes, pero Napoleón siempre les hace creer que están mejor, y esto les da seguridad. Así consigue que no se produzca otra especie de rebelíon contra él.

Fromm decía que la gente en realidad tiene miedo a ser libre; quizá es lo que les pasaba a los animales de la granja, que nunca protestan las decisiones de los cerdos, porque piensan que así todo es más fácil, trabajar, y seguir unas órdenes, sin tener que tomar ellos sus propias decisiones. Como decía Fromm, la gente siempre quiere buscar alguien que diga lo que tiene que hacer.

Napoleón y los suyos, siempre buscaban excusas para convencer al resto de los animales, se inventaban datos y ponian excussas para que todos trabajaran más; es decir, ponían reforzadores de los que habló Skinner.

Los factores económicos también tienen una gran importancia en este relato, puesto que es una de las cosas que ciegan a Napoleón, quien cuando empieza a tratar con los humanos, una de las "leyes" que rompe, es la de usar dinero, y llega hasta el punto de vender a un caballo de la granja enfermo (en lugar de salvarle), para sacar beneficios. Además, sobre estos factores, Napoleón empieza a modificar normas, porque se empieza a reflejar en lo que tiene, en lo que usa. También se decía que la economía es la base de cualquier construcción de la conducta humana, y es en base a ella, en lo que los cerdos empiezan a tener comportamientos humanos.

Cuando se habló de los factores cognitivo-linguísticos, se dijo que el hombre es hombre porque piensa, y es precisamente así como son los cerdos los que triunfan y mandan, y los que empiezan, pues, a "ser" humanos.

La simbología de este libro, está bastante clara:

Habla de como una sociedad que está sometida a un poderoso, se rebela, y ente todos, acuerdan unas normas que prometen no romper nunca. Entre todos tomarán las decisiones de la granja, ninguno de ellos matará a otro, nunca tendrán comportamientos parecidos a los de quienes les dominaron... Lo que se puede asemejar a las ideologías de Marx. Pero los más capacitados e inteligentes, empiezan a tomar liderazgo, y se construyen como dos bandos, sobre todo a la hora de tomar una decisión, unos están más de acuerdo con uno, y otros con otro. Uno de estos líderes, planea una estrategia para expulsar al otro, a la fuerza, para empezar a gobernar, de un modo dictatorial y rompiendo las reglas que habían acordado anteriormente. Esto es lo que ha ocurrido en muchas sociedades de la historia y, lo que a cualquier hombre le puede pasar cuando se ve en lo más alto y con poder; entonces es capaz de renunciar a su pasado y a quienes fueron sus compañeros, sólo por ser y tener más y más. Y es así como son los seres humanos, así, de modo que cuando un animal saca lo peor de sí, empieza a parecer un hombre...

- Comentario personal:

El libro parece casi una crítica a la raza humana: como el hombre es capaz de traicionar sus principios y a los suyos, por conseguir más poder.

Resulta ameno y fácil de entender, con un final en el que quizá el lector espera que se haga "justicia", por ejemplo donde el bueno de Benjamín no aguante más, y abra los ojos a todos los animales, recriminando su actitud y mentiras a los cerdos, aunque le pudiera costar también su muerte... Pero ese final no llega, tal vez porque la realidad es otra bien distinta, y al final, los poderosos acaban triunfando con sus mentiras y engaños, y los poco poderosos, tienen que resignarse a su posición. Sí, quizá la vida no es justa (nadie dijo que lo fuera), pero tal vez no puede ser de otra manera...

Rebelión

en

la

granja