Reanimación cardiopulmonar básica

Primeros auxilios. Socorros. Emergencias. Masaje cardíaco externo. Respiración boca a boca

  • Enviado por: Javier Avila Daza
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Prince 2 Foundation
La Salle
Este curso proporciona a los participantes una sólida base de PRINCE2®.
Solicita InformaciÓn

Gestión Empresarial para Autónomos y Pequeñas Empresas
Instituto Americano
El objetivo del curso es proporcionar los conocimientos adecuados para poder dirigir y gestionar con garantías...
Solicita InformaciÓn

publicidad

Reanimación cardiopulmonar básica.

Objetivo: garantizar el aporte de un mínimo do oxigrno a los órganos vitales (cerebro, corazón), hasta el inicio del R.C.P. avanzada.

Importante iniciarla antes de transcurridos 4 minutos, desde el momento que se produjo el R.C.P.

Protocolo de actuación

Comprobaciones previas: descartar el peligro tanto para el reanimador como para la víctima.

1. Valorar el estado de consciencia:

Estimular a la víctima: hablarle, sacudirle los hombros con suavidad.

  • Si el paciente esta consciente:

Preguntarle qué le ha ocurrido.

Buscar signos de hemorragia y shock.

Efectuar la exploración secundaria, de la cabeza a los pies.

  • Si el paciente esta inconsciente.

2. Pedir ayuda:

No abandonar a la víctima (si esta solo).

Hacer activar el sistema de ayuda médica urgente.

  • Colocar a la víctima en posición de R.C.P.

  • Decúbito supino, sobre una superficie lisa y dura, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo.

  • Posición del reanimador:

  • Colocarse arrodillado a un costado de la víctima, a la altura de sus hombros

  • Apertura y mantenimiento de la vía aérea:

    • Maniobra frente - nuca - mentón

    Técnica: Desplazar la cabeza hacia atrás con una mano mientras se sostiene la barbilla hacia arriba con la otra.

    • Control de la columna cervical en caso de sospecha de lesión de ésta: no hiperextensión.

    • Verificar presencia de materias en la boca de la víctima, y extraerlas en su caso; (dedo índice en gancho).

  • Determinar la presencia de parada respiratoria:

  • Comprobar si el paciente respira: ver, oír y sentir la respiración; Técnica: La posición del reanimador es mirando el pecho de la víctima para ver cómo sube y baja, colocando su oído a la altura de la nariz de la víctima para oír la salida del aire y su mejilla sobre la boca para sentir la respiración.

    • Si el paciente respira:

    Colocarle en posición lateral de seguridad, para evitar que la vía respiratoria vuelva a obstruirse.

    Vigilar constantes vitales y proceder a trasladar al paciente.

    • Si el paciente no respira:

  • Iniciar la ventilación artificial con aire espirado:

    • Técnica del boca a boca, como método de elección.

    Con la mano en la frente, se tapa la nariz de la víctima.

    Se aplica la boca del socorrista, a la de la víctima, de manera que ésta quede totalmente cubierta.

    Comenzar con 2 insuflaciones lentas (1-1,5 seg.).

    • Técnica del boca a nariz. (Alternativa).

    • Técnica del boca a estomago: laringectomizados.

  • Determinar la existencia de parada cardíaca:

    • Comprobar la existencia de pulso carotideo durante 5-10 segundos, mientras se mantiene la apertura de la vía aérea.

    Técnica: El puso de comprueba en la arteria carótida ; colocando dos dedos en la nuez de Adán y desplazándolos hacia un lado, encontramos la Arteria carótida.

    • La ausencia de pulsos periféricos no es útil para el diagnóstico de la P.C.R.

    • Si hay pulso central:

    Sólo existe parada respiratoria. Continuar ventilando a un ritmo de 12 veces por minuto, (1 vez cada 5 segundos).

    Si no hay pulso central:

    9. Iniciar el masaje cardíaco externo:

    • Asegurar una superficie dura y lisa bajo la víctima.

    • Localizar el punto de compresión en el tercio interior del esternón.

    Técnica:

    1º.: Buscar el borde de las costillas y seguirlo hasta llegar al esternón.

    2º.: Sobre el apéndice xifoides del esternón, situar dos dedos y al lado de éstos, sobre el esternón, el talón de una mano.

    3º.: Colocar el talón de la otra mano encima de la anterior.

    • Técnica del masaje cardíaco externo.

    • En posición correcta, el socorrista, balancea su cuerpo arriba y abajo ligeramente desde las caderas, de forma que presione perpendicularmente sobre el esternón del accidentado, comprimiendo así el corazón.

    • Para seguir el ritmo correcto, se cuenta en voz alta: “ Y uno, y dos, y tres, y ...” comprimiendo cada vez que se dice el número ( y aflojando cada vez que se dice la palabra “y “ ).

  • Combinación entre compresiones torácicas e insuflaciones:

    • Con un solo reanimador; Técnica 2:15

    - Alternar 2 insuflaciones cada 15 compresiones.

    - Ritmo de compresiones: 80-100 compresiones por minuto.

    - Cada 4 ciclos: comprobar pulso carotideo. (Retorno).