Racismo

Xenofobia. Hombres negros, blancos. Razas. Etnias. Valores. Creencias. Discriminación. Empleo. Política. Tribunales. Personajes famosos. Delincuencia

  • Enviado por: Virginiaventoso
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad

EL PROBLEMA NEGRO Y SU PLANTEAMIENTO EN AMERICA.

UNIDAD DE IDEALES Y DIFERENCIAS CULTURALES EN AMERICA.

América es una tierra de grandes diferencias y de rápidas transformaciones. La nación posee una fuerte unidad. Los americanos, independientemente de su clase, origen nacional, región, religión, y de su color, tienen algo en común: un conjunto de creencias y un credo político.

América es, entre todos los países de la civilización occidental, el que tiene un sistema de ideales mejor definido y más claramente expresado respecto a las relaciones humanas. El credo político de América no siempre se lleva a la práctica; pero como principio que debiera regir, el credo ha entrado en las mentes de todos los ciudadanos de la sociedad americana. Se han utilizado todos los medios para grabarlos en las mentes de todos los americanos. El negro es un problema “problema” para el americano medio a causa del conflicto existente entre el lugar que se le concede en la sociedad americana y dichos ideales.

La situación del negro en América representa una larga deficiencia en la moralidad pública. El problema negro quedó resuelto hace mucho tiempo; pero el negro en América en América no ha conseguido todavía los derechos cívicos y políticos básicos de una democracia, incluyendo una justa oportunidad para ganarse la vida.

EL PROBLEMA NEGRO EN LAS MENTES DE LOS BLANCOS.

Existe un “problema negro” en los Estados Unidos , a pesar de que adopta formas distintas y diversas intensidades en las diversas en las diversas regiones del país y entre los diversos grupo del pueblo americano.

El negro es un problema para sí mismo. La protesta negra ha ido en aumento durante mucho tiempo.

El hombre blanco también se preocupa por el problema negro, incluso cuando trata de convencerse a sí mismo y de convencer a los demás de que ha quedado ya resuelto. Incluso en los Estados del Norte donde viven pocos negros, el problema está siempre presente aunque no convoque mucha excitación.

El problema es un problema que ha entrado en el corazón de los americanos y allí prosigue la lucha decisiva. El dilema americano es el constante conflicto entre, los valores que dominan el “credo americano”, donde el americano piensa, habla y actúa bajo la influencia de la moral nacional y cristiana, y los valores de la forma de vida individual y de grupo, donde influyen los intereses locales y personales, las envidias económicas, sociales y sexuales, los prejuicios de grupo contra determinados tipos de personas y toda clase de deseos.

VALORES Y CREENCIAS.

El problema negro en América sería distinto y más fácil de comprender si el conflicto moral se planteara solamente entre los valores defendidos por distintos grupos. La esencia de la situación moral es que el conflicto de los valores se llega a plantear dentro de una misma persona. Cuando los valores de las personas entran en conflicto, el comportamiento se convierte en un compromiso moral.

Al tratar de defender su conducta frente a los demás, y principalmente frente a sí mismas, las personas procuran ocultar el conflicto interno de sus valores alejando algunos de ellos de la zona consciente y centrando la atención en los demás. Con la misma finalidad, las personas deforman y mutilan sus creencias acerca de la realidad. Hay sistemas completos de creencias populares referentes al negro que son totalmente falsos y que solamente se pueden comprender si se tiene presente la finalidad que sirven. Estas “teorías populares” llevan una fuerte carga emocional.

Según el pensamiento popular, el problema negro es fundamentalmente una cuestión moral. Es un problema moral que se presenta en la vida cotidiana del hombre de la calle.

LA CONVIVENCIA DE LA IGNORANCIA.

La ignorancia no sólo la demuestra el hombre de la calle, sino también el profesional en el campo de su propia especialidad. Hay médicos que sostienen ideas absurdas sobre las características anatómicas del negro o sobre las enfermedades de los negros de su propia comunidad. Y hay abogados que creen que todos los linchamientos son causados por una violación. Lo verdaderamente importante, y lo que hace sospechar que esta ignorancia forma parte del mecanismo de evasión, es que el conocimiento es constantemente desviado en una dirección: clasificar mal al negro y bien al blanco.

La ignorancia acerca del negro no es, una simple falta de interés o de conocimientos. Los estereotipos son ideas permitidas y sobre las que todo el mundo está de acuerdo. Expresan la creencia de que todos los niggers son de una misma naturaleza determinada. Es sorprendente la firmeza con que incluso las personas educadas repiten tan trilladas y comunes estupideces, transmitidas a través de varias generaciones, como si fuera algo nuevo y verdaderamente importante, y también observar su confusión cuando alguien trata de perturbar su forma de pensar por medio de preguntas “peregrinas”.

LAS OPINIONES RACIALES DE LOS NO EDUCADOS.

Al tratar de comprender la forma en que el hombre blanco corriente llegó a creer en la inferioridad biológica del negro, es preciso recordar, que se produjo una desviación del pensamiento teológico hacia lo biológico. Desde el momento en que se extendió la idea de que el hombre pertenecía al universo biológico, la conclusión de que el negro era biológicamente inferior apareció en forma natural para el hombre blanco poco educado. Para este tipo de persona, es evidente que el negro es inferior en apariencia; así aparece incluso en los estudios científicos. Su cuerpo es deforme con mayor frecuencia; su salud es peor y su índice de mortalidad son más elevado; su inteligencia, sus modales y su mortalidad más bajos.

Para el hombre de la calle, es difícil comprender claramente la forma en que la mala nutrición, la mala vivencia y la falta de escolaridad pueden deformar el cuerpo y el alma.

Como consecuencia, el negro es segregado, y una idea profunda que se halla detrás de la segregación es la de la cuarentena de lo malo, vergonzoso y temido en la sociedad. Cuando se habla de “americanos” o “gentes del Sur”, no se hace referencia al negro.

LA DISCRIMINACION EN LA FUNCION PUBLICA.

No existen pruebas de que se practique una discriminación racial directa con respecto a la tributación, a pesar de que los blancos del Sur tienen poder suficiente para hacer estimaciones de propiedades blancas. Existe mucha discriminación en todo el Sur. La poca desigualdad que existe en cuanto al consumo negro de servicios públicos en el Norte es debida fundamentalmente a la pobreza, a la falta de educación y a las demás desventajas que comparte con los demás grupos económicamente mal dotados de la región.

En el Sur, todas las leyes están redactadas basándose en los principios de la igualdad. Existe una asombrosa discriminación contra los negros en el sistema escolar segregado del Sur. Los hospitales, bibliotecas, parques e instalaciones recreativas destinadas a los negros son muy inferiores a las que tienen los blancos.

LA ENTRADA DE LOS NEGROS EN LOS EMPLEOS.

Cuando se trata de colocar mano de obra negra, en una fábrica donde los negros no hayan trabajado con anterioridad, se tiene que vencer una fuerte resistencia. La mano de obra suele ser superior a la cualidad que atribuyen los blancos, en parte, porque las comparaciones entre promedios y los estereotipos se traducen por una subestimación individual de los negros. El hecho de que los negros tengan dificultades para encontrar empleo hace posible la existencia de una mayor proporción de obreros capacitados en la masa desempleada negra, que en la reserva de parados blancos. Si trabajan con obreros negros les tienen mayor aprecio, o por lo menos, les desprecian menos.

Con ocasión de la reciente escasez de mano de obra, los negros se introdujeron en algunas industrias donde nunca habían trabajado y se esperaba que, como consecuencia, se produjeran fricciones. Si la introducción de negros se hace paulatinamente y por pequeños grupos, si éstos se seleccionan cuidadosamente, si se gana la confianza de los dirigentes obreros blancos y si las razones que justifican esta acción les son explicadas, es posible que los trastornos sean mínimos.

EN EL SUR.

Como consecuencia de la guerra civil y de las enmiendas de la Reconstrucción, los varones negros obtuvieron el derecho de voto en todo el territorio de Estados Unidos. En el Sur, quedó sin eficacia.

Los negros han sido apartados de la política, se les ha impedido votar, pero en otro sentido, han pasado a ser un factor importante precisamente en la región donde no se les permite votar.

EL NEGRO Y LOS PARTIDOS POLITICOS.

La actitud de los negros frente al comunismo es más problemática. La mayoría de los negros viven en la miseria. Se dan cuenta del mal trato que reciben y sienten una especie de exclusión social. Los comunistas son el único grupo político americano que, ha ofrecido a los negros una plena igualdad social, y esto lo aprecian no sólo los negros intelectuales, sino también los miembros de la comunidad.

No obstante, los comunistas no han logrado un apoyo considerable entre las masas negras de América. No es probable que muchos negros se hagan comunistas. Explicaba un negro, “ya nos van bastante mal las cosas siendo negros, para que queramos ser negros y rojos a la vez”.

LO QUE LOS NEGRO SACAN DE LA POLÍTICA.

A pesar de que, en los Estados Unidos, hay tantos votantes negros como votantes blancos, los blancos del Sur consiguen más beneficios políticos que los negros. Los negros sufren los efectos de la discriminación en los beneficios que sacan de la política, igual que en su derecho de voto.

La cosa más importante que los negros consiguen de la política, es la justicia: justicia en los tribunales; protección de la policía y protección contra la persecución por parte de la policía; posibilidades de conseguir empleos administrativos en la administración pública. Participación justa en las escuelas, hospitales, viviendas, instalaciones deportivas, bibliotecas, higiene e iluminación. En algunas regiones el voto de los negros les da derechos de ciudadanos, mientras que, en otras, su falta de votos es causa de una completa discriminación. A cambio de sus votos, los negros consiguen favores y “protecciones”.

Algunos negros han sido elegidos para ocupar cargos, en el Norte, pero en proporción menor a su número.

Los negros ejercen poca influencia sobre el Gobierno federal. Los Tribunales federales, Tribunal Supremo, son guardianes de los derechos de los negros.

DISCRIMINACION EN LOS TRIBUNALES.

Es de esperar la discriminación.

En los asuntos civiles, el negro corriente no consigue hacer frente a los gastos y además, si la parte contraria es un blanco, tropieza también con la solidaridad blanca. Los testigos blancos creen que peligroso permitir a los negros que defiendan sus derechos contra los blancos. Hoy en día, es más frecuente que se reconozcan los derechos de los negros si el litigio se refiere únicamente a derechos de propiedad.

En los asuntos penales, la discriminación no funciona siempre en contra del acusado negro. Cuando no hay blancos envueltos en el asunto, se suele ser más indulgente. Las sentencias suelen ser menos severas si la víctima es otro negro.

LOS PERSONAJES FAMOSOS.

Un aspecto de la relación entre dirigentes negros y la clase social es la celebridad y el poder potencial de los negros que han conseguido algo extraordinario, particularmente si lo lograron en competencia con los blancos. Han superado las barrearas y sus éxitos representan para todos los demás negros un consuelo y un rayo de esperanza.

Cualquier negro que alcance la celebridad y la aprobación del país se convierte en un héroe de su raza. El prestigio de grandes cantantes, escritores, atletas y científicos.

Las mujeres negras tienen mayores posibilidades que las blancas de conseguir un papel de dirección activa. Ello es debido a su mayor independencia económica y social.

SENSIBILIDAD NEGRA.

Los negros han de sostener una lucha dura y continua para vencer los efectos de las injusticias y humillaciones. Se sientes abrumados por la desocupación y el prejuicio. esto es lo que se denomina “sensibilidad” negra.

Parte de la sensibilidad negra gira en torno a la palabra “negro” y sus sinónimos. Los negros del Sur se sienten insultados cuando un hombre les llama “niggers”. La palabra es odiosa porque simboliza lo que los blancos con prejuicios piensan de los negros.

Se ha desarrollado un alto grado de susceptibilidad en algunos negros. Frazier dice que los pobres de Washington “aconsejan a sus hijos que eviten los conflictos, que ignoren los insultos y que adopten tácticas para salir del paso. Estas incluyen `comportarse como un mono', `hablar sin ton ni son', la adulación y la mentira”.

EL MOVIMIENTO NACIONAL DEL CONGRESO NEGRO.

El Comité Conjunto para la Recuperación Nacional fue constituido en los primeros días del New Deal para defender los derechos de los negros en Washington. Surgió en una conferencia celebrada en 1935 en la Universidad de Howard. Se creyó que una organización negra a escala nacional, podría darle mayor fuerza y unidad. Los principales esfuerzos iban dirigidos a conseguir un progreso económico y social y respeto de los derechos de los ciudadanos y por parte de la justicia.

Philip Randolph ocupó la presidencia. Se establecieron delegaciones locales en muchas ciudades, el Congreso Nacional Negro pareció que iba a convertirse en un movimiento sólido.

En la reunión del tercer congreso, celebrada en Washington, el movimiento fue dominado por el partido comunista. Y el partido perdió toda su importancia. Durante la guerra, pidieron a los negros que apoyasen el esfuerzo bélico. Después de la guerra, volvió a su finalidad original de expresar la protesta negra. Aumentó las cifras de sus afiliados y consiguió mucha publicidad.

DELINCUENCIA.

Ha sido tema de muchos debates en los Estados Unidos y ha sido, objeto de medición estadística. Siempre ha existido la creencia de que los negros tienen tendencias criminales, que se manifiestan en hechos que van desde de pequeños hurtos por parte de los criados hasta el homicidio con la navaja de afeitar.

La violación de la ley se halla muy extendida en América, pero solamente una pequeña proporción de la población es detenida, juzgada y encarcelada. Muchos delitos importantes que se cometen normalmente dirigiendo un negocio, y otros como fraude y la estafa se cometen también a menudo y no son castigados. Los negros no suelen ocupar cargos en los que se puedan cometer estos delitos; cometen con mayor frecuencia aquellos delitos en los que resulta más fácil ser detenido y condenado.

Los negros tienen más probabilidades de ser detenidos que los blancos, es probable que se les declare culpables y que su pena sea mayor. Si los abogados blancos, cobradores de sociedades de venta de plazos, agentes de seguros, o los propietarios de plantaciones engañan a los negros, no se les considera delincuentes.

Una causa de la distorsión de las estadísticas de delincuencia negra es la pobreza: un negro no pude sobornar a un policía para que deje pasar una pequeña falta, no puede tener un buen abogado que lo defienda; no puede pagar multas y ha de cumplir la prisión subsidiaria. La ignorancia del negro influye de la misma forma: ignora cuáles son sus derechos y no sabe defenderlos.