Quintrala

Ligua. Crueldad. Catalina de los Ríos y Lisperguer

  • Enviado por: Guajardo
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

La Quintrala

Introducción

En este trabajo nosotros hablaremos de la Quintrala, mujer cruel y diabólica que vivió en la época de la Colonia. En la historia de su vida se mezclan hechos de la leyenda, de modo que hay en ella muchos aspectos dudosos y fantásticos. Nos referiremos a su infancia, su vida adulta, su amor secreto, sus crímenes y algunas leyendas.

La Quintrala

El verdadero nombre de la Quintrala era Catalina de los Ríos y Lisperguer. Era muy hermosa, alta de ojos verdes y pelo rojo como el quintral, de ahí su apodo Quintrala. Nació en los primeros años del siglo XVII, en el seno de una de las familias más ricas de Chile y emparentada con la aristocracia limeña y santiaguina. Era hija de Gonzalo de los Ríos y Encio y Catalina Lisperguer y Flores.

Su Infancia:

Creció en compañía de su hermana, doña Águeda de los Ríos. Al Parecer su abuela y luego su madre, ambas homicidas, le enseñaron su oficio. Su abuela, Maria de Encio, había matado a su esposo y era experta en sortilegios y en pactos diabólicos. Su madre había sido acusada de haber tratado de matar al gobernador Rivera y matar a una hijastra a azotazos.

Su Vida Adulta:

Al crecer, Catalina se había convertido en una mujer cruel y despiadada. Su lascivia y ferocidad no tenia frenos, por lo que su abuela, Águeda Flores, resolvió casarla con don Alonso Campo Frió Carbajal. Don Alonso acepto a este trato a cambio de 45.349 pesos. Doña Catalina no había encontrado un marido, sino un cómplice.

Doña Catalina vivió su matrimonio con don Alonso en la hacienda la Ligua. Ahí tuvieron un hijo al que llamaron Gonzalo, como su abuelo. Pero éste murió en la infancia  a pesar de todos los esfuerzos científicos, religiosos, mágicos e incluso el pacto diabólico de doña Catalina. Luego, en 1650 muere su marido. En la hacienda de la Ligua, según se cuenta, ocurrían los hechos más horribles. A pesar de continuas denuncias por maltrato a esclavos y criados y actos no

católicos, doña Catalina no recibió castigo alguno porque tenia mucho dinero, siendo prodiga entre jueces y letrados.

Su crueldad llego a tal extremo que produjo una dispersión general entre la Ligua, los cuales se fugaron hacia los cerros y comarcas vecinas. Aun así, doña Catalina consiguió por medio de la Real Audiencia una provisión para recogerlos. Al llegar a la hacienda, los indígenas eran castigados por su dueña brutalmente. En 1660, ante la gran cantidad de denuncias, la Real Audiencia investigo estas denuncias, encontrando culpable a la acusada, por lo que se le apresó y se le condujo a Santiago.

En el juicio se le acusó de asesinatosy matanza cruel y lenta a su servidumbre. Éste duro mucho tiempo, ya que el dinero y las relaciones de doña Catalina eran una gran influencia para la decisión de los jueces. Finalmente la Quintrala queda libre gracias al gobernador Meneses, el cual recibía dinero de ésta.

El Amor de doña Catalina:

Después de la muerte de su marido, doña Catalina se enamora e el padre Pedro Figueroa, el cual la casó con su difunto esposo. Esté aprovechaba la situación para calmar su instinto asesino y mantener su fe, pero no todo fue tranquilo ya que Catalina intento matarlo en venganza por su matrimonio no deseado. Para tener el amor del sacerdote, hizo un segundo pacto diabólico, pero este se azotaba así mismo para evitar la tentación. Viendo que seria capaz de resistir, el padre Pedro huye hacia Perú. Por consecuencia de esto, doña Catalina se aleja completamente de la fe cristiana y comete un gran atentado contra sus esclavos, provocando la famosa huida de estos y obligando al padre considerar su vuelta.

Pero este logra llegar después del arresto, cuando doña Catalina había muerto enferma.

Los Crímenes de doña Catalina

Los crímenes “conocidos” de doña Catalina son 13:

1. Su primer delito fue el envenenamiento de su padre con veneno que le dio en un pollo en 1622.

2. Su segundo delito lo cometió en 1624. Invito a un encumbrado feudatario de Santiago a comer a su alcoba y cuando lo tuvo en sus brazos lo acuchilloculpando luego a una empleada que fue ahorcada en la Plaza de Armas.

3. En esta ocasión, el sacerdote Juan de la Fuente Loarte fue asesinado portratar de impedir que doña Catalina siguiera viviendo de esa manera.

4. En 1633 doña Catalina junto con su marido mandaron a un fraile agustino y a un negro esclavo de ellos a matar al cura y vicario Luis Venegas, el cual resulto herido. Este cura adoctrinaba en la hacienda la Ligua y seguramente fue un estorbo para doña Catalina.

5. Torturar y azotar a sus servidores y a los indios de su encomienda sin

piedad.

6. Matar con sus propias manos a niños, ancianos doncellas, capataces, a sus mujeres y  sus pastores sin recibir castigo alguno.

7. Cortar la oreja izquierda de Martín de Ensenada, uno de sus amantes

8. Matar a un galán, después de una amorosa cita.

9. Perseguir con un puñal a don Juan de la Fuente por decirle que llevaba una mala vida.

10. Ordenar palizas contra civiles eclesiásticos que se oponían a sus designios.

11. Luego de su 2º pacto diabólico, ansiosa de matar, manda a llamar Enrique Enríquez, un antiguo amante, el cual es asesinado por desafiar a doña Catalina.

12. El asesinato de un niño negro a palos en un arranque de ira repentina.

13. Mientras sé hacia el juicio contra ella, doña Catalina mata a una mulata, esclava ajena.

La Leyenda:

Hay una leyenda que cuenta que doña Catalina tenia un crucifijo, el cual en el terremoto de 1662, se le callo la corona de espinas al cuello. Otra leyenda cuenta que al no poder tener su amor imposible con el padre Pedro, se desquitaba azotando a su Cristo y que un día mientras lo hacia, el giro su cabeza hacia ella.

Tiempo después, doña Catalina le jura al Cristo que si la salvaba de ir a

prisión, ella le pondría todos los día y para siempre dos velas de una libra. El Cristo la salvo y aun se le ponen dos velas al Cristo.Ahora éste se llama Cristo de mayo, porque para el terremoto de mayo de 1662, todo se derrumbo en Santigo, excepto el Cristo con las dos velas encendidas y la corona de espina en el cuello.

Conclusión:

La Quintrala era una mujer que estuvo muy involucrada en pactos diabólicos, hechicería, etc., lo cual para esa época era un castigo incluso con la muerte. Pero al proceder de una familia rica, importante en la Colonia y con mucho prestigio, no se le aplico ningún castigo. Con esto se puede demostrar que por mucha que fuera la influencia religiosa en la Colonia, el dinero y el prestigio eran igual de importantes o incluso en algunos casos más importantes que lo religioso, ya que la religiosidad generalmente era externa y no interna.

Ademas hay que agregar que doña Catalina fue ensñada desde pequeña en el oficio de homicida, por lo que podriamos decir que los asesinos no nacen, se hacen.