Querella o lucha de las investiduras

Historia Edad Media. Autoridad papal. Papado. Guerra religiosa. Alemania. Normandía

  • Enviado por: Shebus
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 14 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


UNIVERSIDAD ACADEMIA

DE HUMANISMO CRISTIANO

Facultad de Derecho

Nombre: Sebastián

Ramo: “Historia del Derecho”

1° Año de Derecho

Introducción

El Sacro Imperio Germánico pretendió restaurar un Occidente Cristiano unificado tal como había existido-al menos en teoría-en los últimos años el Imperio Romano. Se intitulaba “Sacro” porque se fundamentaba en la teoría de que el Papa era la máxima autoridad en los asuntos eclesiásticos, en tanto que el Emperador constituía el brazo secular y defensor de la Iglesia; y era “Romano” porque, a pesar de que sus Emperadores fueron germanos, la tradición relacionaba la idea imperial con Roma, que había sido el centro del mundo.

La teoría de que el papa representaba la autoridad espiritual de dios en la tierra y el emperador el poder temporal rara vez fue una realidad. En la practica emperadores y papas se disputaron la primacía, y el poder de ambos fluctuó. Desde mediados del siglo VIII, y para protegerse de los lombardos, el papado recurrió repetidamente a los francos. Esta dependencia culmino en el año 800 cuando León III corono a Carlomagno emperador en Roma. Aunque el termino no se empleo hasta el siglo XII, el reconocimiento papal de Carlomagno señaló el comienzo del sacro imperio romano-germánico.

El siglo X estuvo marcado por el éxito político de los Otónidas (962-1024) emperadores de la casa real sajona. Los Otónidas reinaron en una época de extrema debilidad del papado: los emperadores eligieron directamente a unos papas y depusieron a otros. Oton I el grande fue entronizado rey de los germanos en Aquisgrán en el 936 y coronado emperador Romano en el 962.

La dinastía de los Salios (1024-1025), la casa imperial de Franconia, lleno un periodo de apogeo del poder imperial en un tiempo en el que también el papado era poderoso. Durante el reinado de Conrado II (990-1039) el imperio comprendía Borgoña, Germania y el norte de Italia.

La Lucha De Las Investiduras

Un nuevo espíritu de reforma de la Iglesia cristalizo , en el seno del papado en el problema de los Obispos: ¿Quien debería nombrarlos , el papa o el emperador? ,Los emperadores no querían renunciar a la designación de dignatarios que disponían de un considerable poder en asuntos temporales

El rey de Alemania, y por lo tanto candidato al imperio al que correspondió el enfrentamiento con Gregorio VII1 fue Enrique IV2 (1056 - 1106.) El motivo principal, fue una disputa entre dos candidatos a la cede episcopal de Milán. El papa no reconoció al obispo nombrado por el emperador, este replicó convocando un sínodo de obispos alemanes en “Worms” que acusó a Gregorio de sinomía (venta de cargos eclesiásticos) y le instó a abdicar de su sede.

En 1076, Gregorio VII excomulgó y destituyó a Enrique. El efecto fue fulminante, todos los descontentos en Alemania e Italia, vieron la ocasión para sublevarse, los nobles alemanes, escogieron incluso nuevo rey. Gregorio VII, demostraba así, que ningún poder político europeo, ni siquiera el mas alto, podía sentirse seguro si no contaba con el respaldo eclesiástico.

Enrique IV se apresuró a retorcer los argumentos del papa, que podía excomulgarlo, pero no rechazar a un penitente arrepentido, y como tal se presentó ante el en Canossa, castillo de Toscana y recibió el perdón en Enero de 1077.

En los años siguientes, el rey derrotó a los rebeldes alemanes y preparó sus defensas de tal forma que cuando reanudó las hostilidades hacia el pontífice, y este hubo de excomulgarle y deponerle de nuevo, nadie se movido contra el y pudo reunir una asamblea eclesiástica en Alemania, donde se destituyó a Gregorio VII y se nombró un antipapa, Clemente III3, a quien Enrique IV instaló por la fuerza de las armas en Roma el año 1084, siendo coronado emperador por el a continuación. Gregorio VII, sitiado en el

1-Gregorio VII. Papa (1073-1085), uno de los grandes reformadores de la Iglesia medieval. Impuso la prioridad de la Iglesia sobre los poderes seculares y formó la facción papal en la primera fase del conflicto con el Sacro Imperio Romano Germánico.

2-Enrique IV. (1050-1106), emperador del Sacro Imperio Romano (1056-1106), hijo del emperador EnriqueIII.

3-Clemente III. Guiberto de Ravena arzobispo italiano

castillo de Saint Angelo, fue rescatado por los Normandos, que ya dominaban el Sur de Italia. Murió en Salermo en mayo de 1085, desterrado pero firma en sus convicciones.

Fuera del Imperio, nadie reconoció a Clemente III que debió incluso incorporar elementos reformistas a su política,para evitar deserciones en Italia y Alemania, y, tras el breve pontificado de Víctor III4 (1085 - 1087), los gregorianos contaron con un nuevo jefe, dotado de gran habilidad:

Urbano II, capaz de manifestar la autoridad espiritual del papado al promover el movimiento de la cruzada. Murió en Roma en 1099 y todavía le sobrevivieron algunos años Clemente III y Enrique IV, pero el triunfo pontificio estaba ya asegurado y no era posible restablecer el antiguo predominio de los emperadores ni detener la aplicación de las reformas en contra de la investidura Laica.

Poco a poco, la centralización del mando de la iglesia Europea en Roma, va siendo un hecho. Algunos reinos aceptan el auge del poderío pontificio, hasta el extremo que sus monarcas se hacen vasallos de la Santa Sede para prevenir las apetencias expansivas de sus vecinos o, simplemente, para sentirse mas seguros en su trono. Tal será el caso del reino de las Dos Sicilias, de Portugal, Aragón y Navarra, ya en el siglo XII.

En aquellas circunstancias, todos los poderes políticos aceptaron de una u otra manera suprimir las investiduras laicas, al menos en sus aspectos más reprobables desde el punto de vista eclesiástico. En Francia, el rey y los señores renunciaron a ellas, pero se les reconoció el derecho de exigir a los prelados un juramento de vasallaje o fidelidad política antes de otorgarles los bienes temporales, En Inglaterra, el rey conservó prerrogativas todavía mayores pues debería recibir la fidelidad del electo antes de que fuese consagrado como obispo.

El conflicto más agudo, continuo teniendo como protagonistas a los reyes de Alemania; tanto Enrique IV como su hijo y sucesor Enrique V se negaron a aceptar una reforma que les parecía injusta hacia sus intereses. Enrique V lo demostró astutamente en el año 1111: aceptó renunciar a todo derecho de investidura, si los eclesiástico nombrados renunciaban a la potestad política y a los bienes temporales que la corona había unido a sus cargos.

4-Víctor III, Papa (1027-1087) Dauferius, nombre con el que fue bautizado, Uno de los pocos hechos que lo caracteriza, se produjo en 1087, cuando fomentó la creación de un ejército que derrotó a los sarracenos en Túnez. Este acontecimiento ha sido considerado uno de los episodios precursores de las Cruzadas.

El Papa Pascual II5, que tenía una visión demasiado simple del problema, acepto la solución y le corono emperador. Pero los obispos alemanes no. Sin una base política, ni siquiera podían resolver los asuntos eclesiásticos de sus diócesis.

Si Gregorio VII había demostrado la viabilidad de un poder político sin soporte religioso, Enrique V mostraba ahora que también los poderes eclesiásticos necesitaban apoyo político. La alianza entre trono y altar era indispensable, dada la organización de Europa en esa época. Enrique V no pudo imponer sus criterios a causa de las dificultades internas con que tropezaba en Alemania, llegó a un acuerdo con el nuevo papa Calixto II6, que tenía gran semejanza con lo que se practicaba en Francia. Este compromiso se conoce como el “Concordato de Worms" (22 de septiembre de 1122) y estipulaba que las elecciones episcopales o abaciales, se celebrarían libremente por los correspondientes cabildos eclesiásticos, aunque en presencia del emperador o de su representante; el elegido, dotado ya de poderes canónicos, sería investido a continuación por el emperador con los bienes y poderes temporales anejos a su cargo. Y así fue como terminó la violencia desatada con motivo de la querella de las investiduras.

Entre 1125 y 1135 ocupó el trono alemán Lotario III7 de Supplinburg. El concordato se aplicó en condiciones muy favorables para el pontificado, por que el rey se enfrentó con nuevas crisis de autoridad en Alemania y prefirió respetar la autonomía de los clérigos, aún a costa de perder el control sobre los grandes señoríos eclesiásticos. Además Lotario, fue un rey muy respetuoso de la iglesia.Su principal apoyo, radicaba en el duque de Baviera. Enrique el Soberbio, jefe del linaje Welfen. Por el contrario, el duque de Suabia, Conrado de Staufen, cabeza de los Weiblingen, sería su principal oponente actuando con ideas mucho mas pro imperiales que favorables a los criterios pontificados, aquellos dos nombres, italianizados en “Güelfos y Gibelinos” servirían para designar sendas oposiciones

5-Pascual II . Papa, (c. 1050-1118), En 1107 resolvió una disputa sobre las investiduras entre el rey Enrique I de Inglaterra y el arzobispo de Canterbury, san Anselmo. También reconcilió al rey Felipe I de Francia con la Iglesia y promovió la primera Cruzada con éxito.

6-Calixto II, papa (1119-1124), contribuyó a dar fin a la Querella de las Investiduras con el santo emperador romano Enrique V y a poner en práctica el programa de reforma eclesiástica emprendida por el papa Gregorio VII.

7-Lotario II (1075-1137), llamado en ocasiones Lotario III. Rey de Germania (1125-1137) y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (1133-1137).

ideológicas en el futuro, las de los partidarios del Papa, y las de los que seguían al emperador a grandes rasgos.

La lucha se extendió tanto por Alemania como por Italia desde 1127 y diez años mas tarde, cuando murió Lotario, Conrado fue electo emperador, a pesar de la oposición de Enrique el Soberbio8, que continuó en los años siguientes. Conrado III inicia la nueva dinastía de los “Staufen o Hohenstaufen”, que protagonizaran la gran lucha política contra el pontificado. El mismo sin embargo, aún que participo en la segunda cruzada, nunca pudo viajar ni al reino de Borgoña, ni tampoco a Italia para intervenir en los asuntos de aquel país, aunque varios papas le requirieron para ello invocando el papel de defensor supremo de la iglesia que le correspondía como emperador. Las grandes cuestiones entre pontificado e imperio seguían vigentes a pesar de aquel parénesis de aparente tranquilidad y volverían a provocar una luche encarnizada en tiempos de Federico I.

Federico I era sobrino del emperador Conrado. Su extenso reinado entre 1152 y 1190, representa el ápice del imperio medieval, por muchos conceptos, la subida al trono, fue seguida por un reparto de poderes y una concordia con los Welf, antiguos rivales de su linaje. Federico I confirmó a Enrique el León Baviera y prometió Sajonia; desde entonces y por muchos años el nuevo emperador pudo tener las manos libres en cuestiones de política externa, a cambio de compensar con poder en el interior de Alemania y en la colonización de la frontera este a Enrique el León y otros destacados nobles. La personalidad de Federico I se avenía bien al reparto de funciones porque le interesaba sobre todo restaurar el prestigio y el honor del título imperial, en especial en las zonas donde más sujeto a ataques había estado anteriormente, es decir en Italia.

En su época, la idea imperial, ha llegado ya a su madurez. Se resalta su continuidad en Europa desde época romana, a través del eslabón Carolingio: a Carlomagno, precisamente, se refería Federico como modelo de emperadores y lo hará canonizar en 1165 sin los debidos requisitos. También se utilizan ha favor de las ideas imperiales las tesis sobre la sabiduría publica contenidas en el derecho

8-Enrique el Soberbio, yerno de Lotario II, duque de Baviera y Sajonia, quien rehusó someterse a la autoridad de Conrado.

romano, que se volvió a descubrir por los juristas y políticos europeos en el siglo XII: de ellas se deducía la unicidad y el carácter universal del imperio, considerado como un proyecto de dominio del mundo. Dadas estas premisas, se pensaba también en la corte de Federico I que el imperio, establecido directamente por la voluntad divina como forma de organización política de la humanidad, era sagrado; la excreción "Sacrum Imperium" aparece por primera vez en efecto, en un documento del año 1157,

Mientras tanto en el resto de Europa se estaban reconstruyendo los estados monárquicos, esta reconstrucción también iba en contra del proyectado "Dominum Mundi", tanto Federico I como su sucesor Enrique VI9 intentaron conciliar ambos hechos imaginando un imperio temporal universal, a cuyo frente habría un emperador con autoridad suprema, superior al poder de los reyes llamados "régulos" o "reyes locales". Aquella autoridad, era aparentemente necesaria, pues se pensaba en el Imperio como una forma de mantener unida a la cristiandad, en espera del final de los tiempos.

El objetivo principal del emperador, era Italia pues esta era un punto indispensable para reafirmar su autoridad en la península y lograr que el Papa aceptara sus criterios sobre el dominio del mundo.

La ocasión parecía muy propicia pues desde 1143 los romanos vivían sublevados contra el papa, por obra de Arnaldo de Brecia; habían constituido una comuna similar a las que surgieron en muchas partes de Europa, y pretendían gobernarse al margen de la autoridad papal, oponiéndose a la intervención papal en los asuntos seculares.

Federico I consideró más prudente prestar su apoyo al pontífice Eugenio III10, (excomulgó a Arnaldo de Brescia) Marchó a Italia, donde recibió la antigua corona de hierro de los reyes lombardos en Pavia (1154) y después al año siguiente acabó con la comuna romana e hizo ejecutar a su lider, fue coronado emperador por un nuevo Papa de origen ingles, Adriano IV.

A su regreso a Italia, el emperador convocó una dieta en Besancon con objeto de reformar el estatuto político de su reino de Arles. En aquella dieta se produjeron las primeras diferencias serias entre los altos funcionarios del emperador, en especial el

9-Enrique VI, (1165-1197), emperador del Sacro Imperio Romano (1191-1197) y rey de Sicilia (1194-1197), Cuando su padre, el emperador Federico I Barbarroja marchó en 1189 a la tercera Cruzada, Enrique asumió la regencia en su nombre. En 1190 reprimió la sublevación de los nobles dirigida por Enrique el León, duque de Sajonia. Al año siguiente, tras la muerte de su padre, fue coronado en Roma.

10-EugenioIII, Papa (1145-1153), el primero perteneciente a la orden monástica cisterciense, orden monástica católica fundada en 1098 en Citeaux , Francia, por un grupo de monjes benedictinos de la abadía de Molesme, También se les llamaba monjes blancos, por el hábito blanco o gris que usaban bajo sus escapularios negros.

canciller “Raynaldo de Dassel", y el legado pontificio y futuro Papa “Ronaldo Brandinelli”, al pretexto era la interpretación de un documento papal en que se decía que el papa otorgaba al emperador beneficios, en aquellos tiempos eran los vasallos quienes recibían beneficios de sus señores, por lo que para Ronaldo Brandinelli el emperador recibía el imperio como un beneficio de manos del Papa. Adriano IV11 aclaro posteriormente que la palabra tenía un sentido más general: el Papa otorgaba beneficios espirituales, no feudos, pero la querella se había avivado y cuando Ronaldo Brandinelli suba a la sede pontificia, se mostrara como verdadero renovador de las teorías teocráticas. En 1158 se produjo el segundo viaje imperial a Italia. Poco después, la muerte de AdrianoII abrió una crisis sucesoria en Roma lo que propició el primer enfrentamiento fuerte entre el emperador y el papa, mas tarde Adriano corono como nuevo emperador del Sacro Imperio Romano a Federico.

FedericoI, pretendía sojuzgar a las ciudades lombardas, cuyo poder había crecido enormemente a costa de las prerrogativas imperiales desde finales del siglo XI. Milán se alzaba a la cabeza de estas.

A su regreso a Italia, el emperador convocó una dieta en Besancon con objeto de reformar el estatuto político de su reino de Arles. En aquella dieta se produjeron las primeras diferencias serias entre los altos funcionarios del emperador, en especial el

El emperador la asedio y la obligó a capitular, conservó su autonomía interna, pero hubo de aceptar plenamente de nuevo la autoridad imperial. En un principio, pareció lograr el emperador, restaurar su poderío en Italia, pero la resistencia contra sus medidas levantaría nuevamente a las ciudades apoyadas por el pontífice, para el que la constitución de un poder imperial fuerte en el centro y norte de Italia era el peligro inmediato más grave contra su independencia política.

Cuando murió Adriano IV, los veinticuatro cardenales partidarios de oponerse al dominio de Federico I en Italia, eligieron papa a “Ronaldo Bandinelli”, que tomó el nombre de Alejandro III, mientras los tres que apoyaban al emperador, daban su voto al cardenal “Octaviano” que se nombro Víctor IV. Le separación causó que Federico I interviniera reuniendo un concilio en Pavia en Enero de 1160 donde reconoció como papa a Víctor IV, mientras Alejandro III buscaba apoyo en el reino Normando del Sur de Italia, cuyos reyes eran vasallos de la Santa Sede, y en otros países europeos, causando el descontento de los reyes lombardos contra el Emperador.

11-Adriano IV, papa (1154-1159), único inglés en alcanzar el pontificado. Fue nombrado abad del monasterio (1137), cardenal obispo de Albano (1150) y legado pontificio para Escandinava (1152-1154), donde reorganizó la jerarquía eclesiástica.

Milán vuelve a sublevarse en 1161, pero es rápidamente dominado y arrasado: poco después el papa Alejandro III tiene que huir de Roma hacia Francia, FedericoI vencía,

pero el papa Alejandro era el reconocido por toda Europa mientras Víctor IV solo por el imperio.

La muerte de Víctor IV, privo a Federico I de un verdadero apoyo, pues los antipapas que hizo nombrar después Pascual III y Calixto III no tenían justificación posible ni eran reconocidos de buen grado por el clero Alemán ya que el emperador los utilizaba para inmiscuirse en los asuntos del clero como en los peores momentos de la querella de las investiduras,

La seudo canonización de “Carlomagno” en 1165 fue la culminación del intervencionismo Imperial.

Así las cosas, Alejandro III consigue regresar a Roma en 1165 lo que provocó un nuevo viaje imperial a Italia, en el ejercito de Federico había mercenarios por primera vez, el papa huyo de la Ciudad Eterna, donde entraron las tropas Alemanas en julio de 1167 y con ellas el antipapa Pascual III. Victoria efímera, lo que las tropas romanas no pudieron evitar, lo evitaron las epidemias, el ejercito imperial enfermo apenas logró cruzar los Alpes hacia el norte, al mismo tiempo las ciudades lombardas se volvían a levantar en armas precididas por Milán, fundaron una liga de ciudades lombardas, y crearon la simbólica ciudad de Alejandría. No pasaron muchos meses antes de que se les unieran las urbes del viejo valle del Po.

Las condiciones generales de la lucha se modificaron a favor de Alejandro III en los años siguientes al reiterar su apoyo al obispo de Becket en Inglaterra, el papa obtuvo el apoyo de Enrique II.

Dentro de Alemania a Federico I, tan solo le preocupaba asegurar la sucesión de la corona en un heredero de su Linaje para lo que hace elegir rey de los romanos a su hijo Enrique en 1169. El peligro de aquella política, consistía en dejar al emperador sin un apoyo militar fuerte en Alemania, en efecto en sus siguientes visitas a Italia en 1174, tuvo que firmar un armisticio y cuando volvió en 1176 es derrotado en batalla campal por la liga, la batalla de Legnano, marcó un cambió radical en la política iniciada casi veinte años antes. Federico I negoció la paz de Venecia en Julio de 1177, en esta reconoció a Alejandro III y renunció a toda soberanía sobre los estados pontificios, acordando un armisticio de seis años con las ciudades lombardas, en el que naufragaba todo su intento de reorganizar Italia, proclamado en la asamblea de 1159.Tras la derrota, Federico I dio un cambio decisivo a su política.Al tiempo que Alejandro III consolidaba su victoria moral convocando el concilio de “Letrán12” el 1179, en el que se estableció el procedimiento para la elección del nuevo papa (que exigía el voto favorable de dos terceras partes de los cardenales reunidos en cónclave.

Enrique de León era procesado y desterrado a Inglaterra por no haber prestado tropas a Federico I, la colonización en la frontera oriental sufría con eso, pero la autoridad de Federico I creía mas que nunca.

La gran asamblea de “Maguncia” en 1184 a la que acudieron cuarenta mil personas, señala el apogeo del reinado de Alemania. Federico parecía a punto de lograr la primera parte del programa político. " Una Alemania vigorosamente organizada en un reino fuerte, conciliando el estatismo del derecho romano con el cuadro feudal, dueña del Imperio y respetada por la Iglesia”.

Faltaba la segunda. El dominio del imperio obligaba a mirar hacia Italia antes que a otros países mas alejados de su órbita de influencia. El respeto de la Iglesia, pasaba por la vía del acuerdo o de la sumisión del Papa.

A partir de 1183, Federico I plantea sobre nuevas bases su política Italiana,

-Primero:

Paz con los lombardos, a través de un tratado que reconocía la autonomía de las ciudades, pero a cambio estas reconocían el poder del emperador, así sería imposible que volviera a producirse su peligrosa alianza con el Papa.

-Segundo:

Concordia con el papa pero apoyo solapado al descontento de los romanos.

-Tercero:

Alianza con los reyes normandos, mediante el matrimonio del heredero “Enrique con Constanza”, tía del rey Normando.

Los papas percibieron el peligro que se cernía sobre sus intereses Italianos en los mismos años en que la Autoridad moral de la Santa Sede se expandía por toda Europa, no era difícil preever un nuevo conflicto, cuando la caída de Jerusalén en la batalla de “Hattin” cambiaron el curso de los acontecimientos. El papa Gregorio VII predicó la cruzada, y el emperador como protector de la cristiandad no dudó en salir al frente de una expedición muriendo el 10 de Julio de 1190 ahogado en un río en el Asia Menor.

12-Concilios de Letrán, denominación que reciben los cinco concilios ecuménicos celebrados por la Iglesia católica.

Entre 1190 y 1197 su hijo Enrique VI intentó llevar a termino los ideales de su padre. A la muerte del ultimo rey normando a pesar de la oposición del papa y de su propia esposa Constanza, se hace coronar rey de las dos Sicilias.

Con ambos países en su mano y teniendo en cuenta la Germanización que se daba en los puestos de mando Sicilianos, el emperador dispondría de una fuerza inmensa frente al pontífice. Bien lo sabía este y no dejó de promover revueltas hasta que en 1197 Enrique VI muere combatiendo una de estas en Sicilia. Su muerte rompía la continuidad de un gran proyecto puesto que el presunto heredero, era un niño de tres años.

Gran proyecto, en efecto, pues el emperador había tratado de llevar a la práctica la idea de “Dominium Mundi” mediante la asociación “Vasallática” de otros reinos el Imperio, al mismo tiempo que consolidaba su poder en Alemania e Italia: el rey de Inglaterra Ricardo I13 , preso a su vuelta de tierra santa, ya había aceptado prestar vasallaje al emperador; Los reyes de Polonia y Bohemia ya lo eran y había tratos para conseguirlo de Aragón y Castilla ¿Hasta donde hubiera podido llegar el intento? Lo cierto es que la muerte de Enrique VI impidió su desarrollo. Siguieron además casi veinte años dominados por la fuerte personalidad de uno de los grandes pontífice medievales Inocencio III que pudo actuar sin la réplica de un coprotagonista Imperial.

13-Ricardo I Corazón de León, rey de Inglaterra (1189-1199), tercer hijo del rey Enrique II y de Leonor da Aquitania.

Conclusión

-Enrique IV pretendía todas las tierras ocupadas por los Normandos, sobre todo Sicilia, y soñaba conquistar Túnez y Constantinopla. Organizo una flota imperial y derroto a una coalición formada por Alemania del Norte e Inglaterra, haciendo prisionero a Ricardo Corazón de León. Su hijo Federico II se educo en Sicilia y era mas mediterráneo que germano. Ambicioso pero escéptico, fue enemigo del papado y logro la máxima expansión imperial.

-Bajo los Hohenstaufen Sicilia y el sur de Italia recibieron influencias italianas, árabes, griegas, normandas y germánicas y formaron parte de un área cultural que se extendía de Mesopotamia hasta la España musulmana. Federico consideraba la política como un arte y el gobierno como una habilidad burocrática. Protector de las artes y las ciencias fundo la Universidad de Nápoles , que rivalizo con la de Bolonia. Bajo su reinado el imperio evoluciono hacia una federación de estados. En 1231 reconoció las pretensiones territoriales de los príncipes y en 1235 publico la Landfrieden de Maguncia, primer documento legal escrito en alemán, que definió el imperio como una alianza de príncipes sellada por la suprema autoridad del soberano.

-Sus negocios con los musulmanes escandalizaron al Occidente cristiano pero le permitieron ser coronado rey de Jerusalén en una cruzada sin lucha. En el concilio de Lyon (1245) Inocencio IV excomulgo y depuso a Federico II. A su muerte el papado arruino el poder de su familia y el sueño de un imperio mundial se malogro.

El Sacro Imperio Romano Germánico sobrevivió, aunque como una organización esencialmente simbólica, hasta la llegada de los ejércitos de Napoleón a Alemania en 1806.

-Las realidades económicas, sociales, políticas e intelectuales europeas iban construyendo la respuesta verdadera y, al llegar los decenios finales del siglo XIII, la lucha reducida a palabras y argumentos se esfumo en el devenir de los tiempos. Pero entre tanto fue el eje central de la historia política europea, y tuvo gran importancia para el futuro de tres aspectos al menos: la posterior evolución política de Alemania, Italia, y las supuestas zonas fronterizas de Francia, incorporadas entonces al imperio. La teoría política de la civilización europea en la que campearía en lo sucesivo la ilusión del imperio, y se plantearía como problema central de las relaciones entre iglesia y estado y la forma de estructuración eclesiástica de Europa.

Bibliografía

  • Enciclopedia Visual Salvat. Tomo V. Historia y cultura I

  • Enciclopedia Microsoft Encarta 2000.

  • Pagina webhttp://netcall.com.mx/milenio/la_guerra_de_las_investiduras.htm.

  • Historia Universal Dr. Christopher Hill Tomo III.

  • Ensayos de Joan Enric Solá y Ramon Soria -1983-

  • Pagina webNetcall.com.mx/milenio/ el_sacro_imperio_romano_germanic.htm - 11k

Vídeos relacionados